Page 1

Balance del conflicto social durante el año 2008

Luís Salazar DINAMICA DE LAS LUCHAS SOCIALES DURANTE EL PERIODO Distribución geográfica de los conflictos sociales Durante el año 2008 se registraron 282 casos de movilización social; este registro esta muy por encima de los correspondientes a los años 2007 (236) y 2006 (129). El promedio de registros por mes fue de 23,5 acciones; también, muy por encima de los 19,6 del 2007 y de los 10,75 del 2006. Por otro lado, se produjo un aumento considerable de las acciones de tipo nacional en relación a los dos años pasados: 9 (2006), 6 (2007), y 12 (2008). Estos procesos de lucha de alcance nacionales son protagonizados por los sectores de mayor nivel organizativo y capacidad de convocatoria (médicos, enfermeras, transportistas, etc.). La distribución regional de los conflictos sociales mantiene la misma proporción de años anteriores. La Región Norte con 132 casos (46,8%); dentro de la región, las provincias de Santiago, Monseñor Nouel, Espaillat, Duarte y Puerto Plata ocupan los primeros lugares por la cantidad de registros. Le sigue el Gran Santo Domingo (el Distrito Nacional y la provincia santo Domingo) con 95 registros. Sigue la Región Suroeste con 30 casos registrados; en este caso la provincia de Barahona supera a las demás con mucha ventaja. Por último, el menor registro de acciones corresponde a la Región Sureste con 12 casos. A nivel provincial, el registro de movilizaciones populares de Santiago (81) está muy por encima de los del Distrito Nacional (60) y de la provincia Santo Domingo (35). Las tres reúnen el 62% del total de registros por provincias. Período: Enero-Diciembre 2008 REGIONES Total % Región Norte 132 46.8 Gran Santo Domingo 95 33.6 Región Sureste 13 4.6 Región Suroeste 30 10.6 12 4.4 Nacionales∗ Total 282 100 Período: Enero-Diciembre 2008 

1


REGIONES TOTAL Región Norte 132 Santiago 81 Espaillat 10 Puerto Plata 8 La Vega 3 Sánchez Ramírez 2 Monseñor Nouel 12 Valverde 1 Dajabón 3 Monte Cristy 2 Duarte 7 María Trinidad Sánchez 1 Gran Santo Domingo D.N. Santo Domingo

95 60 35

Región Sureste La Romana San Pedro de Macorís Hato Mayor El Seibo La Altagracia Monte Plata

13 2 4 1 1 2 3

Región Suroeste San Juan de la Maguana Barahona Bahoruco Pedernales San Cristóbal Peravia San José de Ocoa

30 4 15 5 1 1 3 1

La movilización por sectores sociales Los sectores que más se movilizaron durante el año fueron: los pobladores (107 registros); las coordinaciones multisectoriales (72); los médicos (21); los maestros (18); transportistas (13); obreros (10); enfermeras (9); y estudiantes y jóvenes, en sentido general, (8). Como en los casos anteriores, se destacan los sectores que hacen del territorio el escenario fundamental de las luchas.

2


SECTORES SOCIALES

TOTAL 13 10 3 107 8 18 21 2 Multisectoriales 72 Desalojados 3 Empleados aeroportuarios 2 Damnificados 3 Motoconchistas 1 Enfermeras 9 Buhoneros 1 Transportistas Obreros Campesinos Pobladores Estudiantes/Jóvenes Maestros Médicos Mujeres

Los métodos de lucha más usados En relación a los métodos de luchas más usados, se destacan las marchas y movilizaciones con 143 registros; las vigilias y piquetes con 52; los paros barriales o comunitarios con 33; los bloqueos de calles y carreteras con 32; y las paralizaciones en el lugar de trabajo (huelgas) con 28 registros. Hay que aclarar que muchos de estos métodos de luchas son usados simultáneamente en un mismo proceso, por ej., una marcha puede incluir bloqueos de caminos y calles, o puede concluir en un piquete frente a alguna institución estatal o privada. También, es conocido que los paros barriales van, generalmente, acompañados de movilizaciones y otros métodos de lucha. Durante el período en cuestión, se destaca la aparición de la huelga de hambre como método de lucha de diversos sectores. MÉTODOS DE LUCHA Huelgas1 28 2 Paros barriales 33 Marchas 143 Vigilias/piquetes 52 Paros del transporte 6 Bloqueos 32 Huelga de hambre 6 Ocupaciones 1 Encendido de velas 3

1 2

Huelga: paralización de labores en el centro de trabajo. Paro: paralización de actividades en los barrios y comunidades.

3


Las demandas más enarboladas Las demandas mas levantadas durante los procesos de lucha están directamente relacionadas con los problemas mas sentidos para la población y con la capacidad de estos para reaccionar. En este sentido, el orden de las demandas fue el siguiente: normalización del servicio eléctrico (apagones) obtuvo 83 registros; las demandas de obras comunitarias con 70; la demanda de aumento salarial y/o mejores condiciones de trabajo, 59; regularización del servicio de agua, 29; seguridad ciudadana, 15; y reubicación de desalojados, 12.

DEMANDAS Obras Salarios/condiciones de trabajo Salud Educación DDHH Empleo Seg. Ciudadana Cancelaciones Costo de la vida Apagones/tarifa eléctrica

70 59 2 4 6 1 15 1 3 83

Combustibles 3 Agua 29 Reubicación campesinos Los Haitises 1 Reinscripción UASD 1 Contra los indultos 1 Rutas del Metro 7 Medio ambiente 6 Desalojos 3 Subsidio al transporte 2 Tierra/reforma agraria 4 Reclamos relacionados con los efectos sociales de la tormenta Noel y Olga 3 Violencia intrafamiliar 1 Reubicación 12 Sun Land 3 Apoyo a despedidos 3 Agilización de inscripciones 1 Derechos de la niñez 1 Modificación ley hidrocarburos 2 Rebaja precio del pasaje 1 Rebajas precios de combustibles 1 Alto costo de la canasta familiar 1 Alto costo de las multas 1 Represión policial 1 Otros 2 4


Algunas conclusiones Durante el año 2008, los procesos de lucha social se desarrollaron a dos niveles: uno a nivel local y otro a nivel nacional. En el plano local, se produjo un persistente y fragmentado proceso de movilizaciones, en todo el territorio del país, centrado en las demandas de normalización de los servicios de energía eléctrica y de agua, y de realización de diversas obras comunitarias. En estos procesos es donde se destacan los barrios y comunidades de todo el país, especialmente, de la Región del Cibao. Las características principales de estos procesos son su carácter fragmentado, discontinuo, e irregular como puntuales son sus demandas. En el plano nacional, la demanda de aumento salarial fue la predominante a partir de las movilizaciones de los sectores más organizados del movimiento social: médicos, enfermeras, sindicalistas. La debilidad fundamental de estos procesos es la incapacidad de los sectores involucrados para articular sus luchas dispersas en un gran torrente único de lucha por el aumento salarial. Inclusive, dentro del frente de los trabajadores de la salud (médicos, enfermeras, bioanalistas, etc.) estas luchas aparecen dispersas, sin ninguna articulación entre sí. No es casual que ninguno de estos sectores haya podido lograr aumentos salariales después de muchos meses de lucha. La situación del movimiento social dominicano, reiterados cada año en una dinámica que hemos intentado atrapar en esta labor de seguimiento, presenta una serie de limitaciones a superar: •

La separación en dos franjas: una local, mayoritaria, y otra nacional, que, salvo raros casos, nunca se encuentran. Ambas dinámicas no se retroalimentan. Muchas veces lo nacional no es el producto de procesos locales y sectoriales de acumulación previa, sino que se superponen a los procesos locales abortando sus posibilidades, más que alimentándolos. El predominio de lo local expresa la incapacidad para trascender más allá de los ámbitos más limitados y de las demandas más puntuales. En sentido general, el movimiento social presenta serios límites para tender puentes y alianzas entre sectores. Más bien, estamos ante un caso de autismo social que obstaculiza la articulación de diferentes niveles de lucha y la coordinación hacia los planos más amplios.

Otro aspecto es el de la participación directa de la gente en los procesos de lucha alrededor de sus problemas más sentidos. Nuestra tradición es la sustitución de los actores sociales en los procesos que les conciernen. Se hace imprescindible que abramos espacios donde la gente participe directamente en la identificación de sus problemas y necesidades, y de las vías para solucionarlos. El necesario proceso de concientización empieza allí donde los involucrados se involucran directamente, sin intermediarios. 5


Por último, está la cuestión de la despolitización del movimiento social. Despolitización entendida como ausencia de un horizonte de transformación social y política por parte del conjunto de sectores que lo forman. El movimiento social, después de décadas de luchas y sacrificios, no ha sido capaz de generar un proyecto que trascienda la sociedad actual. Por politización no entendemos la yuxtaposición de consignas y propósitos desde fuera de la gente y sus organizaciones, sino la sistematización y generalización de los elementos críticos que surgen en las mismas luchas populares, mediante una metodología que permita su enriquecimiento y profundización.

Estas y otras cuestiones son parte de los inmensos problemas que tienen por delante los y las militantes del movimiento social. El conjunto de retos y tareas que tenemos en este ámbito, puede resumirse en la propuesta que Francisco Antonio Santos ha planteado: reconstrucción del movimiento social. .

6

Balance del Conflicto Social durante el 2008  

Balance del Conflicto Social durante el 2008 en la República Dominicana.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you