Page 1

30 CANTOS POR EL AMOR REDIVIVO (1998-2002)

Leopoldo Cervantes-Ortiz


2


Para Rocío, como siempre, único cuerpo del amor redivivo

me gusta mi cuerpo cuando está con tu cuerpo. Es algo tan nuevo. Músculos mejores y más nervios. me gusta tu cuerpo. me gusta lo que hace, me gustan sus maneras. me gusta sentir la espina dorsal de tu cuerpo y sus huesos,y su trémula -firme-suavidad y lo que una y otra vez besaré, me gusta besar esta y esa parte de ti, me gusta,acariciar lentamente,el sorprendente vello de tu eléctrica piel,y sea-lo-que-fuere lo que acontece a la carne que se separa....Y los ojos grandes migajas de amor, y me gusta quizá el estremecimiento debajo de mí tú tan perfectamente nueva E. E. CUMMINGS

Ni tiene la vida nada mejor Que esta hora de clara frescura, La hora de despertar juntos. E. POUND

3


4


Contenido I.

VII.

EL AMOR ES UN DESGASTE MUTUO… CON ESTE CUERPO TE AMO… CUERPO ENAMORADO… PALPO TU AMOR… EN EL SENDERO DE LA LUZ… CUERPO NAVEGABLE… NAVEGO ENTRE TUS BRAZOS…

VIII .

LA NOCHE LLEGA CON SUS PROMESAS…

IX.

ME DESPIERTA…

X.

DESNUDA…

XI.

CEREMONIAS DE LA CARNE NOCTURNA…

XII.

MI MANO ADORMECIDA…

XIII.

LA RISA DE UNA MUJER PUEDE SALVAR…

XIV.

ESTALLA MI SER…

XV.

CORONAS DE MIEL…

XVI.

TETAS

XVII.

AMO TUS INIMAGINABLES FRONTERAS…

II. III. IV. V. VI.

XVIII. TU CUERPO ES MI ÚNICA PUERTA DE ACCESO… XIX.

LAS MANOS SABIAS…

XX.

TUS PIERNAS SE SEPARAN LENTAMENTE…

XXI.

EL INGREDIENTE MUJER TODO LO CAMBIA…

XXII.

PORQUE EL AMOR, LLEVA YA CONSTITUTIVAMENTE UNA DISTANCIA…

XXIII. DUERMO CON UNA MUJER CUYO NOMBRE NO CONOCÍA … XXIV. QUÉ CONTUNDENCIA DE ANCAS LA DE ESA MUJER… XXV.

NO ME ALCANZAN LAS MANOS PARA AMARLA…

XXVI. QUIÉN NO ES FETICHISTA EN ESTA VIDA… XXVII. DESNUDA POR EL PASILLO… XXVIII. LA CURVA DE TUS NALGAS INUNDA MI SUEÑO Y MI VIGILIA… XXIX. EL ESPACIO QUE HAY ENTRE TUS PECHOS… XXX.

CUANDO LAS MANOS DESPIERTAN CON NALGAS…

5


6


i EL AMOR ES UN DESGASTE MUTUO

de los cuerpos y las almas para encontrar al ser la humanidad profunda que yace en los abismos de la vida cotidiana

7


ii CON ESTE CUERPO TE AMO

cada día cuerpo que nace que se desprende del árbol del día de la raíz de la noche cómplice que nos acuerpa que nos reúne que nos recibe sin chistar sin balbucir más que un gesto de perenne sorpresa con este cuerpo digo decía te amo en la locura permanente que me asalta que me arrincona sin saber qué fue la vida antes de ti

8


antes de la suprema convicción que hoy me domina con este cuerpo soy seré el caminante de tu vida el caminante de tus pasos de tus sentidos el guardián de tus noches el que se parapeta en la mirada para saberte mía encantadora mente mía sin objeción ni negativa con este cuerpo por tus senderos voy como la noche que carcome a la luz como la luz que resucita en la mañana para aliviar nuestras nostalgias para salvar nuestra mirada que nuevamente

9


viva se recupera y se funda a sĂ­ misma cuando volvemos a nacer juntos a otra vida a otro dĂ­a de amor

10


iii CUERPO ENAMORADO

que transita en el ocĂŠano de tu ser en el espejo de tu alma que se entrega sin pensar cuerpo enamorado que suscita que inventa la luz en medio de la noche silenciosa poblada de esperanzas secretas cuerpo feliz que se esconde en tus concavidades en tus ondulaciones amadas en la turgencia militante de tu cuerpo cuerpo que viaja que llega siempre

11


de noche en noche hasta la consumaci贸n de la vida

12


iv PALPO TU AMOR

con el cuerpo mientras transito en el mar de tu ser con una sed interminable que renace cuando me voy de ti palpo tu luz cuando consigo decirte corporalmente que el ansia que me anima que me habita trasciende los linderos de la vida palpo tu ser en el abrazo de la piel que suda que reverbera lentamente cuando mis manos y las tuyas

13


se encuentran en una doble desnudez que resucita nuestros sue帽os palpo lo impalpable cuando te habito cuando penetro hasta el rinc贸n de tu ser que me recibe en silencio

14


v EN EL SENDERO DE LA LUZ

tu ser me invita a hacer morar la vida a aposentar la mirada mientras pr贸diga en reflejos y luminosidades te apareces diariamente para acostumbrar al ojo a reconocer su raz贸n de ser en el sendero de la luz nocturna que traes hasta m铆 camino ciego sin saber si vengo o voy

15


vi CUERPO NAVEGABLE

noche extendida interminable al alcance de las manos de los sentidos inquietos voy por tus sueĂąos con la mente galopante intrĂŠpida acosada por un deseo transparente pesado sĂłlido te asalto en la vigilia difusa del tiempo detenido te visito en la epidermis con una sed con un calor impregnado en las paredes de la noche cuando amanece te palpo siempre cerca siempre tendida anhelante y pronuncio tu nombre la luz se hace 16


vii NAVEGO ENTRE TUS BRAZOS

con un vigor nocturno asombroso hambriento penetro en tu perfume atisbando el sabor de tu beso con una sed fantasma que se ahoga en tus axilas blancas voy

vengo

y vuelvo a irme al paĂ­s silencioso del deseo con tu cuerpo como guĂ­a

17


viii LA NOCHE LLEGA CON SUS PROMESAS

y se colude con la carne mĂĄs tarde se hace a un lado para ser el escenario del cuerpo a cuerpo glorioso de la experiencia fundadora del ser por el amor que nos acoge y nos enseĂąa las razones del ser todo se cumple

18


ix ME DESPIERTA

me interroga tu cuerpo ansioso pletórico de vida de sed de amor epidérmico me despierta tu ser a la vida magnética la que atrae esperanzas me despierta tu amor incandescente de duermevela constante al alcance de mis sueños

19


x DESNUDA

con la grupa enhiesta y los ojos cerrados me invitaste al amor atendí al instante lo insinuado en silencio y solícito acudí al feliz encuentro de la carne de nuestra carne unificada en el calor y el éxtasis

20


xi CEREMONIAS DE LA CARNE NOCTURNA

nuestros reencuentros son refundaciones del asombro del encuentro originario de la locura siempre inĂŠdita ese abismo sudoroso que nos recibe siempre feliz alegre de ser el receptĂĄculo de nuestros cuerpos fundidos en una sola luz

21


xii MI MANO ADORMECIDA

impenitente pasea por tus pliegues impunemente a las seis de la ma単ana el deseo se filtra por las paredes del sue単o la ma単ana crece y as鱈 tan temprano puedo despertar dentro de ti

22


xiii LA RISA DE UNA MUJER PUEDE SALVAR

porque socava los falsos cimientos de la tristeza reconcilia con el mundo al coraz贸n atribulado con su campanilleo subversivo y si nos ama su frescura es capaz de ahuyentar a los fantasmas pasados

presentes y futuros

como preludio del amor carnal no existe melod铆a que la iguale

23


xiv ESTALLA MI SER ENTRE TUS PIERNAS AMABLES

que se separan para acoger la vida que te entrego se oye el rumor de la marea benigna que viene desde el centro y se expande hasta la orilla remota donde nos encontramos todo te nombra con entusiasmo todo te acerca al coraz贸n incendiado en expansi贸n as铆 me fundo contigo en el calor nocturno

24


xv CORONAS DE MIEL

tus pezones aguardan el furor de mi boca

25


xvi Tetas EN REALIDAD Esas dos S贸lo pueden ser sustituidas Por ellas mismas

26


xvii AMO TUS INIMAGINABLES FRONTERAS

donde habita mi sed donde se sacia mi hambre รกvida de sumergirse en el mar de tu noche desnuda

27


xviii TU CUERPO ES MI ÚNICA PUERTA DE ACCESO

hacia la intensidad de la carne/ hacia la rotunda —y fundadora— consumación del milagro/ tu piel es el depósito y el camino de mis sueños origen y fin

28


xix LAS MANOS SABIAS

ocupan la noche al nombrarte al asir tus poros al beber tu tiempo Las manos no saben nada del sue単o pero te inventan y te revelan sobre la piel nocturna ignorante Las manos te exploran sin descanso te aman para hacerte real

29


xx TUS PIERNAS SE SEPARAN LENTAMENTE

con la velocidad de la respiración y el centro de tu ser me acoge con una intensidad recién nacida en el momento mismo del deseo que nos une cada vez más

30


xxi EL INGREDIENTE MUJER TODO LO CAMBIA

todo lo nutre lo alimenta lo aromatiza el ingrediente mujer nos acompa単a para te単ir todo de blanco de los colores queridos por la mirada quejumbrosa el ingrediente mujer todo lo ba単a de perfume todo lo invade con su aroma y lo rescata de la muerte

31


xxii PORQUE EL AMOR, LLEVA YA CONSTITUTIVAMENTE UNA

distancia (m. zambrano) porque se consume en sí mismo mientras no la piel no toca la piel amada mientras la vista no se posa en las redondeces deseadas en la querencia que se añora el mismo día en la persona que concentra toda la pasión y en la distancia las proporciones corporales se ahíncan se prolongan invaden a la noche con su universo inagotable de promesas de caricias y de goces completos ay, porque si el amor lleva ya constitutivamente esa distancia la lleva por el aire ardoroso impaciente deseoso de agotarla en una cercanía que la niegue que la abata y la coloque en el lugar del olvido

32


xxiii DUERMO CON UNA MUJER CUYO NOMBRE NO CONOCÍA

hace quince años era una mujer remota sumida en las sombras de la lejanía paradójicamente un tanto cercana después viví con ella cerca de su casa de la infancia donde creció donde aprendió a mirar a pesar de sus padres cuando por fin la encontré nuestras soledades se juntaron lentamente para no separarse hasta hoy duermo feliz con ella hago el amor con ella frecuentemente y frecuentemente también recordamos aquellos momentos los iniciales cuando nuestras bocas se juntaron por primera vez cuando nuestros cuerpos se juntaron las primeras veces cuando comenzamos a entendernos

33


la vida con ella es una fiesta interminable una luna de miel inagotable cuando llegaron los hijos el amor adquirió nuevos rostros y la sigo amando con fuerza con ternura con pasión como acostumbro amar como a la poesía que llena mis días todos los días

34


xxiv QUÉ CONTUNDENCIA DE ANCAS LA DE ESA MUJER

qué concisión de caderas y muslos capaces de obsesionar a la mirada y de enseñarle a las manos la razón de su existencia qué rotundidad de turgencias febriles repartidas en espacio tan estrecho gritando reclamando exigiendo ser tratadas a la altura del arte qué firme afirmación de la bondad de la carne que enerva suscita apasiona y reclama su porción de paraíso cuánta adoración produce ser testigos del milagro de ver esas nalgas como algo real balanceándose ante los ojos incrédulos ante la imaginación incontinente

35


xxv NO ME ALCANZAN LAS MANOS PARA AMARLA

para abarcarla toda para invadirla con mis poros en una noche interminable para encerrar su cuerpo entre mis dedos y medir con el mío sus contornos no me bastan las manos para encenderla en la hoguera feliz de mis besos con la lujuria atónita que me llena y me define en los abrazos lúbricos y feroces con que mi piel quiere apresarla hacen falta otras manos a mis ansias expanderme en el tiempo y el espacio para atraparla más en mis redes sudorosas e impedir que se escape hacia la ausencia hacia cualquier lugar donde mi tacto no la alcance

36


xxvi QUIÉN NO ES FETICHISTA EN ESTA VIDA

quién no abusa de la idolatría corporal el amor es un fetichismo triunfal e inoculto abiertamente producido por las miradas las redondeces los contactos con la persona elegida el fetiche que nace del encuentro entre dos universos que buscan la contigüidad permanente en esta vida y en la otra quién no es fetichista ante tanta humanidad ante tanta venerable humanidad repartida en el espacio de un cuerpo idolatrado de una persona que lo llena todo que lo seduce y le da sentido a la mirada a la caricia contemplativa que busca también su eternidad quién —que ama— no opta por ser un fetichista practicante y loco ajeno a la cordura del neoplatonismo insulso que se conforma sin tocar sin poseer el cuerpo amado quién no pierde la cabeza

37


delante de la blancura impoluta del ser del abismo que llama a perderse y a nacer de nuevo en ĂŠl

38


xxvii DESNUDA POR EL PASILLO

fuiste a buscarme en la noche tus nalgas resplandecían lúcidamente eran un sol en medio de la oscuridad me llamaban elocuentemente hacia el lecho del amor de la fuga de la muerte para escapar juntos en el estrépito del coito lento hacia los brazos de la vida airosa fui tras de ti tras de tu cuerpo enamorado y ansioso para enredarme contigo envueltos por la tiniebla para crear la luz sin más tregua que la del éxtasis compartido luego dormimos en silencio

39


xxviii EL ESPACIO QUE HAY ENTRE TUS PECHOS

me obliga a vivir al filo del abismo ensimismado en la contemplaci贸n bienhechora expectante deseando que ambas turgencias se acerquen a mi boca lentamente el abismo que hay entre tus pechos me ahoga mortalmente me entrega la certeza de la abundancia cuando mis labios van de uno a otro pendularmente llen谩ndome de vida la emoci贸n de vivir entre tus pechos ahonda mi pasi贸n por la vida y sus misterios

40


xxix LA CURVA DE TUS NALGAS INUNDA MI SUEÑO Y MI VIGILIA

como una obsesión perpetua como una fijación que la noche se encarga de agigantar en el tacto en la ansiedad de las manos inquietas insomnes la curva de tu cuerpo espléndido desplegado toda la noche junto a mí me lleva por senderos de fantasía y alucinación la curva de tu ser encarnado y adherido a mi espalda a mi pecho me salvan de la vida y de la muerte

41


xxx CUANDO LAS MANOS DESPIERTAN CON NALGAS

(Sabines dixit) no hay que nada que hacer s贸lo rendirse con estupor ante la carne maciza adyacente

provocadora

rendirles culto con los ojos cerrados obnubilados por la atracci贸n de su volumen sacar fuerzas de flaqueza y en el entresue帽o homenajearlas como se merecen: con amor, pasi贸n y delirio

42

poesia 11  

undecimo volumen

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you