Page 1

EDICIÓN 1.036 domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012 Manizales - Colombia

creación y vida

Una radiografía delcine colombiano a todo color Producción

Ana María Arce López Luisa Fernanda Ramírez Naranjo

Siete poetas y su obra Muestra de poesía quindiana Ángel Castaño Guzmán

Sindéresis SEIAJ

Luis Enrique García Restrepo

Galería de espejos Una revisión a la poesía contemporánea

Juan Carlos Acevedo Ramos

Foto|Juan Carlos Acevedo R.|Papel Salmón

Juan Manuel Roca


2 | A LT O C ON T R A S T E|

domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012

domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012

Producción Una radiografía del cine colombiano a todo color

El productor tiene que creer en la magia que se da cuando las imágenes se juntan con el sonido y con la música. Las películas tienen una responsabilidad en la formación de público. Vinculación.

que no basta con tener una idea, saberla contar y hacerla bonita; para hacer cine se necesitan equipos técnicos, (cámaras, luces, micrófonos...), locaciones (alquileres, contratos, convenios...), equipo humano (sueldos, alimentación, transporte...), y muchos más elementos de arte, distribución, etc. Son tantos los factores que atraviesan una película, que se requiere de una figura que lo soluciona todo: el productor y su grupo de trabajo.

Ana María Arce López Luisa Fernanda Ramírez Naranjo* Papel Salmón

C

uando uno quiere hacer una película, o le gusta el cine, piensa que su idea va a ser suficiente para que de repente esté viéndose en una sala de cine. Muchas veces un combo de amigos logra ponerse de acuerdo y mal o bien lo hace. El caso es

Carolina Barrera Estudió mercadeo y Publicidad en el Politécnico Grancolombiano de Bogotá. Cuenta con amplia trayectoria en cine, televisión, comerciales y videoclips. Ha participado en largometrajes como La pena máxima, Te busco, El carro, Perro come perro, La sangre y la lluvia, El man y Locos. Actualmente es productora

ejecutiva de Cinecolor Colombia y de dos largometrajes de animación que han sido ganadores de la etapa de desarrollo del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico -FDC-. Ha sido productora ejecutiva de las dos versiones del Mercado Audiovisual de Bogotá (BAM). El productor que más admira es Dago

¿Cómo ve el cine un productor? Diego Ramírez -DRUn productor tiene que creer que hay una magia que se produce cuando las imágenes se juntan con el sonido y con la música. Si no cree en esa magia, realmente se pierde mucho de lo que significa el sacrificio y la apuesta en hacer cine. Hay que pensar en que hay algo más allá que simplemente contar una historia, es el efecto que contar esa historia produce. Carolina Barrera -CBYo veo el cine como un producto de marketing. Lo comparo con una crema dental, que requiere de una gente para fabricarla, de diferentes elementos para hacerla, etc. Todo eso también se mezcla a través de un tiempo, de una cantidad de conocimiento, gente y trabajo en equipo. ¿Qué hace un productor en una película? DR Un productor es el responsable final del producto ante los inversionistas, las entidades estatales que regulan el negocio y la audiencia. Debe conseguir los recursos y hacer la mejor administración para obtener un excelente resultado en pantalla. Una vez la película esté rodada, es el encargado de llevarla a los posibles escenarios de distribución, tanto

García, porque “mientras todos estamos pensando en cómo hacer industria, él ya la está haciendo”. Además le enseñó al público a pagar una boleta por una película colombiana. “Es el productor que más ha aportado al FDC y nunca se ha ganado ninguna convocatoria de éste. Eso es bastante admirable”, dice Carolina.

en Colombia como en el exterior, a través de festivales y de ventas internacionales para que tenga la mayor posibilidad de distribución y difusión. CB Es un gerente de empresa, es administrador, financiero, psicólogo, papá, mamá. Es quien soluciona problemas, pero también es un motivador para llevar a cabo las cosas. Es una columna vertebral muy importante de donde se desprenden todos los departamentos, la gente, los artistas, cada uno con sus pasiones y sus ganas de hacer las cosas. Como productor, hay que ser una persona tan integral que tiene que entender desde el inversionista hasta la señora de la cafetería.

Criterio y compromiso

¿Cuáles son los criterios para escoger historias para producir? DR Me dejo guiar por la capacidad que tenga para entender el proyecto y de que me haga click. Yo asocio las películas a los hijos, en la medida de que uno entienda cuál es el niño que tiene, cómo lo quiere criar y a qué escuela hay que mandarlo, uno es el papá correcto para ese niño. No creo que existan películas malas o buenas, sino una que entiendo y sé qué hacer con ella; si no, entonces no debo ser

su productor. Pienso que los proyectos que tienen la valentía de hacerse y de llegar a una sala de cine son valiosos y contribuyen en el desarrollo del cine. Lo necesitamos ahora, son horas de vuelo y entre más películas se hagan, todos vamos a madurar más. CB Me tiene que gustar mucho la historia, tengo que sentirla. No sería honesto y tampoco me podría comprometer como productora si la historia no me gusta o no la siento. Todas, se pueden vender, lo importante es saberle dar su enfoque y ser pertinente con lo que uno quiere lograr. Desde un comienzo hay que saber a dónde quiere llegar, a quién le quiere llegar y ser coherente con cuánto quiero ganar y cuánto quiero recuperar. Cuando un productor cree que está haciendo un producto para las familias colombianas de todos los estratos, empiezan a fallar las etapas que tiene que cumplir un producto para satisfacer las expectativas de ventas. ¿Cuál es el compromiso social, político y/o artístico de los productores de cine? DR Me parece que es obvio que las películas tienen una responsabilidad en la formación de públicos, sin embargo

| A LT O C ON T R A S T E | 3

Diego Ramírez Estudió Producción de Cine en The New School University en Nueva York y es Ingeniero Industrial de la Universidad del Valle con una especialización en Gerencia de proyectos de la Universidad Externado de Colombia. En cine ha sido Productor y Productor ejecutivo de Perro come

ésta no va más allá de hacer una película bien hecha. El propósito fundamental del cine es el entretenimiento, que si logra educar o fortalecer otras cosas mucho mejor. El cine colombiano tampoco debe convertirse en una postal turística que convenza a mucha gente en el mundo a que venga al país. Si eso sucede está muy bien, pero el propósito del cine para mí es muy sencillo, es entretener a través de una historia muy bien contada. CB Desde el marketing, el cine es entretenimiento, no es educación. Pero el entretenimiento también tiene que ser hecho con responsabilidad. En un producto audiovisual el público se refleja de alguna forma. Hay mucho compromiso detrás de cada historia que uno cuenta, pero no creo que sea con el objetivo educativo. Si se hace una película con ese objetivo pues bien, pero pienso que detrás de cada película no tiene que haber una moraleja, puede haberla, pero no tiene que haber un objetivo educativo para poderla hacer.

Relación con la Ley de cine

¿Cómo ha cambiado la forma de hacer cine desde Focine hasta la Ley de cine? DR Al haber mayor acceso a recursos, no solamente los económicos con la ley 814, sino también gente y equipos, hay un proceso de profesionalización del oficio. Cada vez más gente sabe hacer mejor lo que en teoría debe hacer y esto nos ha conducido a realizar mejores películas y a ser visibles en el mundo. En este momento tenemos una cinematografía que es y seguirá siendo emergente, pero que ya está en el mapa de las cinematografías mundiales. CB Antes al cine no le daban tanta importancia, no entendían que hace parte del producto interno bruto y de la generación de empleos. En Focine no hubo un grupo de gente como el que estuvo detrás de la Ley de cine 814. Cuando empezó la Ley, creo que el primer año se hicieron ocho películas, después ya subió a 10, ahora se están estrenando 17 al año. Además ha ganado visibilidad a nivel internacional, porque nuestro cine ha venido sonando, ganado reconocimientos, y todo eso es gracias a la ley de cine.

perro, Todos tus muertos, 180 segundos, En coma, Dr. Alemán, Uno la historia de un gol. En TV es Productor ejecutivo de la serie Escobar, el patrón del mal de Caracol Televisión. Es fundador y primer vicepresidente de la Academia colombiana de artes y ciencias cinematográficas, y fundador y vicepresidente

¿Considera que la forma como está diseñada la Ley de cine es conveniente para el gremio de los productores? ¿Con qué problemáticas se han encontrado? ¿Qué se puede mejorar? DR La Ley de cine arrancó muy bien, sin embargo fue diseñada solo para el arranque. Si bien se proyectó en el 2003, no se implementó sino hasta el 2004 -2005, y han pasado casi diez años. En esta década la cinematografía colombiana se ha transformado lo suficiente. Si la Ley de cine puso un punto adelante, la cinematografía ya lo alcanzó y lo sobrepasó y por eso la Ley tiene que reacomodarse a esa nueva situación. Un grupo de productores venimos trabajando con el Ministerio de Cultura de una manera muy abierta con el fin de hacer unos ajustes a la resolución que reglamenta la Ley en algunos elementos que son necesarios cambiar. CB La base está, pero hay que hacerle cambios a unos decretos. Empezamos a darnos cuenta de que existían fallas, entonces toca sancionarlas de otra forma. Por ejemplo, en el tema de la titularización, los inversionistas y la exención de impuestos que tienen los exhibidores por los seis cortos que tienen que presentar. De pronto es mucha la plata que está dejando de recibir el FDC por seis cortos anuales. Hacerle ajustes, seguirla cambiando, porque ahora con la nueva ley debemos mirar que no vaya a haber conflictos y que todo sea en beneficio del cine.

Proyección internacional

¿Cuál es la proyección internacional que el cine colombiano debe tener? DR Nosotros necesitamos que haya una industria, aunque sea micro, pero que exista. Eso significa que haya un tejido de empresas y profesionales cuyo sustento proviene de un oficio, que es el cine.

de la Asociación colombiana de productores independientes. Su película favorita es La estrategia del Caracol de Sergio Cabrera ya que según él fue la primera vez que vio al público colombiano reaccionando de una manera tan íntima.

En este momento no existe, porque los que hacemos cine también tenemos que hacer otro tipo de cosas, como televisión, publicidad o dictar clase. Para que haya industria se necesita plata, la industria es producto de un proceso económico y en Colombia ya no hay más dinero para eso. Por eso la nueva ley de cine es muy importante, porque permitirá el ingreso de dineros que vienen de afuera, que logrará el fortalecimiento de la industria colombiana. Esta ley es para todos porque va a ver más plata para las empresas productoras de cine para desarrollar sus propios proyectos. Esa ley se dio porque demostramos que podíamos hacer cine con estándares internacionales. CB Es fundamental ser creativo como productor y como distribuidor. Ahora viene todo el tema de crossmedia y transmedia, estamos como locos pensando en cómo hacer películas en transmedia y crossmedia, y creo que ahí está la inteligencia de la producción, usar todo lo más que se pueda. Entre menos gente esté involucrada en derechos o dueños de películas de uno, se puede entrar con mayor libertad. Entre más gente metas en una producción más problemas tienes. Ahora, para un festival europeo lo más atractivo es lo que no tienen que es nuestra violencia, el narcotráfico, el desplazamiento. Pero por ejemplo para otro tipo de mercados, están películas como El Paseo. Disney quiere comprar los derechos del guión para adaptarlo a Argentina. Entonces depende de para donde quiera uno ir o para donde uno vaya y ahí están las ventanas y las plataformas *Cinéfilas de profesión Realizado por: Luisa Fernanda Ramírez Naranjo y Ana María Arce López Registro visual: Mónica Barrera y Yeni Díaz Holguín Registro sonoro: Jhonan Cardona

Conclusiones Un productor debe estar muy vinculado tanto emocional como profesionalmente a su película, y esto sólo se logra si se engancha con la historia, la gente y si tiene la capacidad de pensar en el cine en términos financieros, administrativos y de mercado. Las labores de producción inician desde la etapa de desarrollo y no terminan hasta la distribución y ventas, pero la mayor parte se juega durante la preproducción, donde se concibe el proceso de rodaje y posproducción. Todas las películas se pueden hacer y vender, pero deben encontrar el productor que le corresponda a cada cual.


4 | EN T R E V ISTA|

domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012

La poesía colombiana no es pobre es más bien pobre la mirada sobre ella. El epicentro de la tradición poética nacional es José Asunción Silva. En el Magazine Dominical de El Espectador se dio un espacio para los poetas. Retrovisor. Juan Carlos Acevedo Ramos* Papel Salmón

E

l poeta Juan Manuel Roca, amplio conocedor de la literatura colombiana y más de su poesía, publicó Galería de espejos, un texto que puede ir de lo analítico literario a los aportes personales y extraliterarios de uno de los autores más importantes de nuestro país. Al conocer su trabajo alrededor de la crítica desde el ensayo sobre la poesía colombiana (Roca había hecho un libro previo donde teorizaba sobre autores y textos) se puede decir que libro apunta - entre líneas- a descubrir por medio de los poetas nacionales del siglo XX, la historia política, social, religiosa y cultural de los colombianos, aconteceres a los que no han sido ajenos los creadores de versos en el país. Papel Salmón sostuvo un diálogo con el escritor antioqueño sobre Galería de espejos.

Estamos en el amanecer del siglo XXI, ¿es hora de hacer una retrospectiva sobre la poesía colombiana en el siglo XX? Creo que sí, no tanto por un criterio cronológico, ni por esos criterios que aglutinan generacionalmente a la lírica de algún país, sino porque ahora sí hay obras cerradas sobre las cuales se puede pasar un juicio crítico sustentado sobre las argumentaciones de tipo personal, como lo es la poesía, y sin un rango privativamente académico. Me parece que es bueno mirar por un retrovisor, el camino de la poesía que siempre ha sido o muy vapuleada, o muy ‘n i n g u n e a d a ’

domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012

| EN T R E V ISTA | 5

Galería de espejos

Una revisión a la poesía contemporánea (como dicen los mexicanos) por conservadora, o porque no hubo vanguardias, o es excesivamente ensalzada como una lírica de America Latina. Se habla de la tradi-

ción de la pobreza y creo que la poesía colombiana no es pobre es más bien pobre la mirada que se ha tendido sobre ella, pero notando que no se puede magnificar frente a la lírica continental que ha producido poetas en Perú, Argentina o Chile. Así que intenté hacer una guía de lecturas en la cual no desapareciera para nada lo pasional, porque la poesía es pasión, y va matizado por la idea, en lo posible, de ser objetivo. Al leer Galería de espejos surge otra pregunta ¿existe una verdadera tradición poética en Colombia? Pienso que sí, que al ver por el espejo, que llamo retrovisor, ese camino de la poesía colombiana se encuentra con que ningún arte literaria o escrita en el país tiene el cuerpo y el carácter orgánico de ella. Este libro no podría hacerse fácilmente con la narrativa porque ésta es de cumbres, pero

no se dan esa suerte de oleadas o de movimientos generacionales tan poderosos en la poesía. Se puede hablar, por ejemplo, de la poética Piedra y Cielo, Mito, Los Nuevos o Generación del Centenario, porque sí hay vertientes poéticas muy nítidas, unas más poderosas que otras, unas más atractivas que otras, pero todas son visibles. Al intentar verlas de una manera orgánica, encontré que sí hay una tradición, como decía Fernando Charry Lara, de tono menor, porque en un momento nos preocupaba que no hubiera vanguardias. Ahora veo que ese tono menor, de pronto es nuestra tradición y tiene que ver con que Aurelio Arturo no es un poeta vanguardista y sin embargo si uno lo pone en el mismo rango de los vanguardistas latinoamericanos anteriores a él, dudosamente haya otros tan buenos. Es aceptar que la poesía no es vanguardista, cuando lo es. Es vernos tal como somos, con nuestros aportes a la poesía continental y con nuestras ausencias de momentos importantes por ese grado de anacronismo en esa época que se confundía la poesía con la oratoria. Si se llega a la conclusión de que existe una tradición poética en el país, ¿dónde se funda esa tradición? El epicentro para mí, sigue siendo José Asunción Silva, no solo por ser el primer poeta de la modernidad sino porque hay dos vertientes que son muy importantes en la construcción de esa poética: una es el lirismo decantado de Silva, el musical que produce una línea de la que hacen parte Aurelio Arturo y Charry Lara hasta Giovanny Quessep. La otra es a través de Gotas Amargas que es la ironía, como un filón que le quita rigidez a la solemnidad de la poesía colombiana y que es anterior a lo que el poeta chileno Nicanor Parra llama ‘Antipoesía’. Algo que ya estaba en José Asunción Silva y que vemos en Luis Carlos López, Luis Vidales y en algunos de los poetas de mi generación, es que no hay temas ni palabras preconcebidamente poéticas. Además, que se puede acudir a la ironía desde lo cotidiano y exaltar el humor a un plano y a unos temas a los que éramos refractarios: la cotidianidad.

El papel de los medios literarios

Fotos|Juan Carlos Acevedo R.|Papel Salmón

Juan Manuel Roca se declara cada vez más escéptico con los festivales de poesía, pero piensa que permiten que los poetas se conozcan entre sí.

¿Cuál es la importancia de las revistas de poesía en el país, cómo ha sido su apoyo a los poetas jóvenes del siglo XX? Digamos que aquí no hemos tenido la gran revista de poesía que hay en otros países, pero sumados todos los esfuerzos

uno ve que ha existido una preocupación por poner al día tanto a los poetas como a los lectores de poesía. Ha habido revistas de diferentes connotaciones como Eco y Mito, y otras, como Golpe de Dados y Puesto de combate. Me disculpan si soy juez y parte, pero la función alrededor de la poesía en El Magazín Dominical de El Espectador, fue extraordinaria desde el momento en que lo funda Fidel Cano y que aglutinaba poetas como Ciro Mendía, León de Greiff, o intelectuales como Tomas Carrasquilla y Fernando González. Y, por supuesto, lo que hace Luna Nueva, que dirige el poeta Omar Ortiz desde Tulúa, no solo con la publicación de poetas y de Once miradas a la poesía colombiana, sino con los eventos. ¿Cuál era la tendencia del Magazín al introducir al país las nuevas voces de Latinoamérica y cómo fue ese enriquecimiento? Una de las ideas que tuvimos para mantener un espacio amplio y permanente para la poesía, tuvo que ver con la balcanización cultural que vive América Latina, porque muchas veces sabemos más lo que pasa en Madrid o en París que en nuestro vecindario geográfico. Es triste que eso pase en un tiempo en donde hay tanta tecnología, que en realidad informa pero no comunica. En la época de Rubén Darío, Alfonso Reyes decía que el Modernismo fue un devolverle las carabelas a España cargadas de un nuevo sentido de la Lengua. La poesía en español no volvió a ser la misma y ahí estaban, como punta de lanza, Rubén Darío y José Asunción Silva. Rubén Darío publicó su libro Azul en Chile, y al poco tiempo, sin los medios de comunicación actuales, ya era conocido en Latinoamérica y España. Si eso pasaba en su tiempo, ahora con todo a

nuestro favor, nos dimos cuenta cómo nos desconocíamos e intentamos crear vasos comunicantes para publicar poetas latinomericanos. Por supuesto, los entreverábamos con lo que se escribía en Colombia, sin una idea distinta a su rango estético. A veces decían que había eclecticismo porque un domingo se publicaba a René Char o a Juan Gelman y en otro, a ‘Perito Perez’. ¿Cómo se explica que haya público para los festivales de poesía pero que las editoriales y los medios no le den espacio? Es bastante paradójico. Los sellos editoriales en Colombia, desdibujaron tres géneros, el ensayo, el cuento y la poesía, y se privilegia sólo la narrativa. Sin embargo, creo en una frase de Manuel Borrás, el editor de Pretextos, que dice: la poesía no se vende pero se lee. Diría que en oposición a eso, la novela sí se compra pero no sé, si se lee. Hay muchas novelas que hacen un tránsito casi de inmediato de la edición al olvido, lo que no pasa con la poesía pues ésta es de más lenta digestión y no se escribe para publicarse de inmediato, siendo más reflexiva, reposada y elaborada. Creo que la poesía bien proyectada podría ser atendida por muchos lectores. Pero los editores no siempre son buenos lectores.

Nombres a revisar

Al hablar de poetas, algunos de ellos tienen mucho valor en su libro, como Carlos Obregón. Carlos Obregón es, para decirlo en una frase muy utilizada y que en este caso me parece válida, es el mejor secreto guardado de la poesía colombiana. Ahí no se podría hablar de indolencia de parte del país hacia él, se fue muy joven y se dedi-

El deseo de Juan Manuel Roca es que su libro Galería de espejos sea leído por profesores y estudiantes porque encierra diferentes reflexiones sobre la poesía.

có a una vida errabunda, absolutamente delirante. Cultivó algodón y fue un místico. Se suicidó temprano. Nunca publicó en Colombia, su libro Estuario que sí lo fue por Camilo José Cela en la revista literaria Papeles de Son Armadans, mínimamente conocida en España y totalmente desconocida en Colombia. Su obra es de un lirismo extraordinario, llena de sombras, ni fácil ni cotidiana pero de grandes atmósferas y de una preocupación mística auténtica en medio del delirio. Es un poeta que hace poco recuperó mi generación para el rompecabezas de la poesía colombiana. Hay dos voces que esa llamada peste del olvido quiere cubrir. Son ellos Héctor Rojas Herazo y Fernando Charry Lara. ¿Por qué el olvido los quiere dejar atrás? Son dos voces diferentes pero con un mismo denominador. Dos poetas que nunca estuvieron en un escenario muy visible. Charry Lara, desde su discreción, parecía pedir perdón por escribir. Su poesía es intimista, contenida, no hace ninguna concesión. Una poesía lírica que produce el poema más estremecedor y doloroso sobre la violencia que se haya escrito, “Llanura de Tulúa. Rojas Herazo era de una independencia que lo ha dejado en la trastienda, inclusive en la narrativa. Influenció a Gabriel García Márquez y está casi olvidado. Recordemos que Cedrón, el pueblo de Respirando el verano, está antes que Macondo y es de un rango estético tan alto como el de García Márquez. Entre las mujeres, ¿cuáles se destacan en esta retrospectiva de la poesía colombiana? La que más me gusta, y aunque no es del siglo XX, es la madre Josefa del Castillo. Me parece realmente inquietante y

maravilloso su trabajo y es algo curioso que los inicios de la poesía colombiana este hecha por un cura y una monja y no por las grandes figuras de esa época. Emilia Ayarza es una mujer valiosa. Su poema de la violencia “A Cali ha llegado la muerte”, tiene un acento a veces cercano a Poeta en Nueva York de Federico García Lorca, con unas imágenes fuertes. Realmente es curioso que Colombia no haya producido mujeres poetas (me gusta más la palabra poetisa, porque la expresión la poeta me parece un barbarismo. Uno dice la sacerdotisa, no la sacerdota). Es curioso que Uruguay, México y Argentina hayan sido un país de extraordinarias poetisas, y que en nuestro país no tengamos ese número de escritoras tan evidentemente buenas. En este libro están María Mercedes Carranza y Piedad Bonnett. Diría que fundamentalmente esas son las que han de inquietar. Hablemos ahora de la hechura del libro Es un libro que está atravesado por varias secuencias, una de tipo histórico aunque no es un libro de historia de la poesía, otra de tipo crítico sin ser uno de crítica, una con carácter antológico y por supuesto con una visión muy personal. Quise que estuviera tamizado por un tono antiacadémico, por eso empleé recursos gráficos y extraliterarios, para darle un cuerpo al libro que lo hiciera agradable sin dejar de ser una mirada cuidada de nuestras poesía actual. *** Galería de espejos permite revisar la poesía colombiana del siglo XX para ajustar las piezas del rompecabezas que descubra la tradición poética del país *Escritor.


6 | POESÍA|

domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012

domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012

Siete poetas y una muestra de su obra

Juan Aurelio García Giraldo

Muestra de poesía quindiana Los siguientes poetas quindianos han cultivado la expresión artística como elemento gravitacional de sus vidas. Romper el silencio. Ángel Castaño Guzmán* Papel Salmón

A

excepción de la poesía de Luis Vidales -concretamente el deslumbrante lenguaje de Suenan timbres- y, quizá, la cuentística de Adel López Gómez, la producción literaria de los nacidos en el Quindío no ha recibido las palmas de la academia ni el espaldara-

Gustavo Rubio Guerrero Armenia. (1952). Poeta y narrador. Los muros y la rosa (1997), El amor esa bestia un tanto sola (2003), Te das cuenta que no hay nada que amar (2007), Poemas del cuarto, segunda parte (2007). CACIQUE Aprendió trucos de robar color al cielo A la noche perfume de sombra Sin recato administró la luz municipal El cacique llegó de Pereira un día cuya memoria Extraña es al pasado de la lengua Trajo varios conejos y consejos para sobrevivir Una vez la casa cayera en deshora Aprendió de mentira a decir sí a cuanto se moviera Brindó favores a marrulleros obsesos Y condecoró poetas de medio pelo Cacique bailador de sones en desuso Movía el cinismo como bambuco en zorra Puso a bailar abogaditos y putas Y con él toda la región cantó Cambalache Inventó otros caciquitos mientras reía su madre Cacique de mala muerte nefasto fue su paso Quién detiene el desierto de sus días Quién a sus muros de niebla les pone una bombilla Es éste apenas el comienzo de su ausencia Una tarde la rosa vendrá por él Desmadrado ladrón de primaveras y alegrías EL DESIERTO CRECE Llegamos esto era monte Mi padre dijo derriben árboles Lo hicimos Dijo construyan una ciudad La construimos con lágrimas y reproches Se conmovió mi padre En vez de ciudad dijo ustedes Han sembrado de arena y viento la tierra La gente mendigaba en estas calles El resto se enriquece de café y corbata Murió mi padre derriben los muros dijo El desierto lo entregan a Hölderlin No le hicimos caso Construimos muros altos y atroces Una ciudad con rosa al centro.

zo de los lectores. Tal fenómeno corresponde, desde luego, a diversos factores que van de la escasa circulación de las obras al, para algunos, inexistente menosprecio de los círculos mediáticos de las grandes capitales, al trabajo hecho en las regiones. No es el momento ni el espacio para dilucidar el porqué ciertos escritores del Gran Caldas, con propuestas calificadas en algunos casos merecedoras de galardones, son desconocidos por el grueso del público lector. Sí es oportuno, por el contrario, aludir a la consensuada urgencia de activar un circuito de distribución para que las fronteras administrativas no se marquen en los mapas culturales y mentales de los habitantes del

Carlos Alberto Villegas Uribe Calarcá. (1961). Ph. D. en La lengua, la literatura y su relación con los medios de comunicación, Universidad Complutense de Madrid, con la tesis Psicogénesis de la risa, la risa como construcción de cultura S.C.L. Actualmente es T.A. (Teaching Assistantship) of the Maestry Creative Writing of the University of Texas, El Paso. Poeta quizás, escritor, talvez, inédito, sin duda. CONFESIÓN DE HOMERO Alguien me habita como a un vetusto caserón sin límites. Me recorre lentamente. En los pasillos de mis venas musita cábalas antiguas y teje poemas y leyendas. Sus anhelos de mar se asoman a las gastadas ventanas de mis ojos. Es el otro que a veces me supera emerge por mis poros me sigue presuroso por los dédalos infinitos de una ciudad sin destino se ríe de mi triste condición de burócrata sabe que al final de la jornada tendremos los dos idéntica estatura. PARADOJA DE DIOFANTO (a Zarca de Alejandría) Alguien dirá, alguna vez, que me oyó repetir a Homero. Por ese que me recuerda ya no seré más sólo un instante de fuego. Tomados de Bitácora de Ulises.

Eje Cafetero. Los siguientes poetas quindianos han cultivado la expresión artística como elemento gravitacional de sus vidas por lo cual es fácil encontrar en sus versos el dolorcillo en las costillas que según Jaime Jaramillo Escobar es la marca de los artistas. Probablemente para caldenses y risaraldenses, incluso para quindianos, los nombres y rostros sean por completo desconocidos. Ya es hora de romper el cerco de silencio levantado por motivos diferentes a la calidad alrededor de estos y otros poetas. A fin de cuentas no sólo en los pabellones de la Feria del Libro de Bogotá o en los cócteles del Hay Festival la poesía habita

*cortazar_73@hotmail.com

Carlos A. Castrillón Armenia. (1962). Ensayista, poeta y traductor. El rostro de los objetos (1990), Compendio de virtudes y alabanza (2003), Libro de las abluciones (2010). Burlemas e infortunios en la ironía de Les Luthiers (2011). PROBLEMAS DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO Si intentas vencer, ya está vencido. Manual de Aikido, IIa. Todas las mañanas lo despierta el mismo deseo. Tratar de encontrar una salida decorosa para su vida: un fuego de amor, alguna voz silenciosa, un verso salvador que traiga el aire, un destello del aire en su respiración pausada. Todos los días el mismo deseo. Desaparecer sin que nadie lo note, como quien dobla un esquina, pero sin que lo encuentren luego tirado por ahí con algunos gusanos en el cuerpo; sin quedar haciendo falta en un dormitorio, en la silla que mece su fantasma, o en la luz que abre zanjas por los corredores. Con un alma estéril para los abrazos, desea vivir sin edad, como los viejos y como los niños, con ese pudor que solo es propio de los ciegos. No sabe qué hacer con el tiempo. Tantea los minutos como monedas en el bolsillo, Los lanza al aire como quien regala dulces a las colegialas. (Siempre hay un límite para la mano, un pedazo de piel que no se toca).

Armenia. (1964). Docente, poeta y ensayista. Mi poema es más hermoso que el tuyo (1998), Diccionario de humana anatomía (1998) y Oh Rossi/Los poemas de La Sierra (2000).

Ilustraciones|Tomadas de internet|Papel Salmon

Omar García Ramírez Armenia. (1960). Poeta y artista plástico. La dama de los cabellos ardientes (1994), Sobre el jardín de las delicias y otros textos terrenales (1994) y Urbana geografía fraterna (1997), entre otros. Premio Nacional de Novela Ciudad Pereira (2001). Blog: http://griffosdenneonn2.blogspot. com HOMBRE LOBO El hombre lobo sale de su guarida a buscar ninfas de níveos cuellos y esculturales formas… El hombre lobo sale de la obscuridad de sus pensamientos a la claridad de sus actos sangrientos. ¿Qué será del hombre lobo cuando una noche cualquiera de luna llena los guardias de la perrera municipal lo encierren en una celda junto a un furioso dóberman que acaba de morder a un policía y una perrita rubia de la vida alegre? ¿Cómo explicarles que él no es un vil can, sino un hombre que lleva una vida de perros. MUÑECAS En el estanque pantanoso la muñeca de caucho flotaba desarticulada, los niños del barrio le arrancaron los ojos, y cercenaron sus dedos… ahora el verde lamo inunda las cuencas de sus ojos. Los renacuajos del verano agonizante cruzan el agua muerta entre sus piernitas rosadas, y las ranas de lenguas largas anidan y desovan sobre su cabellera de cristal.

No dice mentiras, pero ya se le olvidaron todas las verdades.

Me da pena esa muñeca violada sobre la tarde, y esa niña que empieza a pintarse los labios y a peinar las horas frente al espejo de marco dorado.

Y cuando llega la hora del suicidio, desecha el veneno para ratas por lo que pudieran pensar sus amigos.

Cae la noche y los sapos del pantano se posan sobre su ombligo plástico y cantan en do menor su eterna algarabía.

Tomado de Libro de las abluciones (2010).

Tomados de Urbana geografía fraterna (1997).

Tomados de Los muros y la rosa (2ª edición, 2010).

SE TOPARON DE SUERTE Se toparon de suerte tras largos años de ausencia se pusieron al día de noticias convocaron recuerdos concertaron el cuarto de una vieja pensión se quitaron los trajes de hoy, de ayer, de tantos años su traje de novia, de madre, de maestra su impecable camisa de esposo circunspecto su sonrisa verde de sábado en la tarde –no, por supuesto, el peluquín–. Se quitaron el polvo las láminas del viento hasta exhumar sus sexos entre las carnes fósiles y en contra de poema de ramitas tan secas rehicieron el amor. DE LO QUE SOMOS Somos ese perro sin amo sin amor y lo peor de todo sin valor para irnos con lo primero que pase.

| P O E S Í A |7

Angélica Beltrán Lozano Calarcá. (1983). Licenciada en Español y Literatura. Profesional en Ciencias de la Información de la Universidad del Quindío. Libro inédito Saturday night poetry, prologado por Adalberto Agudelo. VARIACIONES EN TORNO A UNA PUERTA Rememora los placeres del viento, va y viene para sincronizar con los corazones de los árboles del no-olvido. La puerta lucha para no olvidar sus raíces, sus pies de fango a veces delira con muñones y bastones de palo. En los días de invierno estalla contra los marcos para sacudirse la nostalgia cuando ya no puede con tanto hastío se desquita contra los dedos de algún niñito distraído. LAS LECTURAS DE LILITH Cadenas de serpentinos rizos colgaban de su frente en arco. Piernas lucientes, mirada espesa, confundí en sus ojos secretos de diosas. Soy la cacería, ella el verdugo; mis labios, sello de su profano aliento. Ahora me persigno, tiemblo al escribirlo. Jamás olvidaré su voracidad al comerse mi Biblia.

Tomados de Noticias de Suburbia (Inédito). Tomados de Saturday night poetry (Inédito).

Julio Alfonso Cáceres Armenia. (1916-1980). Poeta y periodista. Vértebras (1938), Hélices de angustia (1945), Panoramas del hombre y del estilo (1949), Canciones para Emma (1955), Vaguedad de los días (1963), La soledad reciente (1972). ARQUITECTURA DE TU SILENCIO Un marinero empuja su barco de papel sobre las aguas bruscas de un mar amotinado… las playas de la tarde limitan sus sirenas y una estrella enmudece sobre el dolor de un muelle.

Hay un fragor de vinos desatados, un empuje de dagas y tabernas, una compacta urgencia de cinturas quebradas y de sexos tendidos al afán de la carne.

Más allá un tren suicida rompe colinas grises, pasan desaforadas escuadras de pañuelos, hay lágrimas rondando tiquetes y estaciones y besos retardados contra las ventanillas.

Cállate siempre en linos de sonrisa, en esquemas de yerta primavera; que tu silencio esconde regocijos de níspero para sembrar colmenas entre mi sangre tensa.

Después un soplo aleve consterna el cielo cándido, veloces pavimentos ruedan bajo los astros; mientras cortan las hélices los caminos del ángel al lado de un retrato desfallecen los mapas.

Cállate siempre, siempre… para que el viaje se haga sin salir de tus ojos.

Todo en ti es movimiento sin que tú lo comprendas. Cuando calla la noche pende de tu silencio. Al borde de tus labios de ingenuo terrorismo se asoman los diamantes versátiles del sueño.

Detrás de tu silencio de vidrios asombrados, suben liras dementes hasta el barro de mi alma… Tomado de La soledad reciente (1972).


|Director Nicolás Restrepo Escobar | Editora Gloria Luz Ángel Echeverri|Diseño Virgilio López Arce| Circula con LA PATRIA todos los domingos |Cra 20 No.46-35. Tel 878 1700 |Impresión: Editorial LA PATRIA S.A |E-mail: salmon@lapatria.com

8 | P U B L I C A C I O N E S | domingo 16 de SEPTIEMBRE de 2012

SINDÉRESIS

CONVOCATORIA Imagen promocional

SEIAJ

La Corporación Zinema Zombie, entidad responsable de la cuarta versión Zinema Zombie Fest (ZZF), invita a participar en la convocatoria para realizar un filminuto promocional del Festival. El objetivo es que los participantes utilicen medios no profesionales en la realización del filminuto. La fecha lími-

te para la recepción de propuestas es el próximo 12 de octubre. La imagen oficial unifica los contenidos y la temática del Festival, conjugando la inocencia y lo siniestro en la infinita batalla de “El hombre contra la ciencia”. Las bases las pueden encontrar en la página: www.zinemazombie.com

Luis E. García* Papel Salmón

E

s preferible emplear esta sigla porque la expresión equivalente tiene una carga pragmática tan negativa (o sea, la derivada del uso de las palabras) que quien la menciona es tachado de cruel, insensato, inhumano. La novedosa sigla significa: Sueño Eterno Inducido Artificialmente por la Justicia, y se justifica -creo- en las siguientes consideraciones, entre muchas otras: El objetivo fundamental de la ley moderna ha sido conservar la organización social para provecho de todos y el respeto a cada individuo que la sostiene. Ahora bien, las legislaciones deben cambiar como cambia la sociedad, pero por cierta tendencia inercial de la vida y las organizaciones, a menudo las leyes y los principios que la fundamentan no responden a ese objetivo fundamental. Por ejemplo, un noruego ultraderechista acabó con la vida de 77 inocentes y obtuvo como pena escasos 21 años de cárcel (o sea, unos tres meses por cada víctima) ¡y obligatorios serán los primeros 11! En Aurora (USA) otro mata a 12 personas -incluida una niña de seis años- y hiere a 58; y como sucede desde tiempo atrás, intentan establecer por definición que quien mata a muchos es un loco, que el loco no es responsable, en consecuencia no es culpable y por tanto los demás tendrán que mantenerlo y rehabilitarlo. En España, los asesinos etarras reclaman sus derechos humanos. En Colombia alguien arrebata un celular, encima una mortal puñalada, y le dan unos añitos de cárcel, para no hablar de asesinatos y masacres de paras, farc, eln, bacrims. En Bogotá “Conductor borracho que mató a dos personas cerca a El Campín goza de detención domiciliaria” (El Tiempo, 21-08-12)… Casos incuestionables. Hay una aberrante asimetría entre crimen y castigo, victimarios, víctimas y sus deudos. Y seguimos indiferentes, a menos que toquen nuestro círculo afectivo. Mi punto es que los derechos humanos no devienen por poseer cierta anatomía llamada humana, sino que deben merecerse, y debe perderlos quien por un acto de voluntad cercena de manera aleve e injustificada la vida de otro ser humano, y -a fortiorila de otros. Ojalá cada persona en sociedad supiera desde cuando tiene uso de razón que un acto de esos sería el último de su vida, aunque de una forma más dulce que la su víctima, pues tendría el privilegio de una inyeccioncita para el SEIAJ.

*lugares@une.net.co

EN ESTANTERÍA

La estrategia de la ilusión

E

ste libro de estilo directo y narrativo, humor satírico y moralizante, está constituido por una serie de ensayos, muchos de los cuales son artículos periodísticos aparecidos en diferentes medios. A través de ellos, Humberto Eco le ofrece al lector una aproximación a los discursos periodísticos o políticos, a los fenómenos de la moda y la costumbre, desde la perspectiva del estudioso del lenguaje: si lo utilizamos para hablar de las cosas, para silenciarlas o para convencernos de que son cosas cuando por el contrario se trata de ideologías, fantasmas, ilusiones o decepciones. ECO, Humberto. La estrategia de la ilusión. Radom House Mondadori. Debolsillo. Barcelona. 2012. Pp. 368. $32.000.

Despertar el don bipolar Hablar de bipolaridad es, para muchos, sinónimo de sufrimiento. Sin embargo, Eduardo Grecco, un psicólogo argentino ha desafiado a varios invest igadores, afirmando que la bipolaridad no es una enfermedad sino que debe ser vista para desarrollar talentos. Es fruto de un talento no desarrollado, base de la cual parte para considerar que las personas bipolares poseen muchas capacidades que bien enfocadas pueden florecer si se trabaja desde su creatividad. Este descubrimiento lo identifica con cada uno de sus pacientes, quienes cada vez que ellos despertaban a sus habilidades, se sentían mejor y más equilibrados.

GRECCO, Eduardo. Despertar el don bipolar. Editorial Kairos. Barcelona. 2012. Pp. 160. $33.000.

Veladuras Rosa Mamani está sola. Le ha tocado vivir ciertos sucesos dramáticos que la deciden a volver a la tierra de sus orígenes en la provincia de Jujuy, en el noroeste argentino. Para tomar distancia del dolor y la tragedia, busca refugio en una iglesia en donde dedica sus días a hacer pátinas y veladuras. En un intento por reconstruir su identidad astillada, Rosa elige contar su historia de maltrato y padecimientos. Veladuras es un relato denso y conmovedor, una historia de desencuentros familiares con el sello de María Teresa A nd r ue t to,

ganadora de la edición 2012 del Premio Hans Christian Andersen. ANDRUETTO, María Teresa. Veladuras. Editorial Norma. Bogotá. 2012. Pp. 64. $24.400.

PAPEL SALMÓN  

Revista cultural