Issuu on Google+

Palhomos


E

specialmente dedicado a Andrea, ya que, sin esos textos tan apropiados, no hubiera sido posible. ยกGRACIAS!


Historias sin alas


H

ubo un tiempo en el que nacimos con alas. Que primero uno y después todos decidieran dejar de utilizarlas es un misterio sin desvelar. Pudo ser casualidad o quizá olvido,o pereza. Las alas se atrofiaron, perdieron las plumas sin que nadie pareciera darse cuenta de ello. Lo cotidiano mientras tanto siguió siéndolo. Nadie echó de menos las posibilidades del volar, la vida se configuró para el suelo. Las alas mientras tanto se desprendían de los cuerpos. Yacían cadavéricas y azules en el asfalto de la urbe. Nadie nunca habló de ellas, se barrieron y quemaron junto a las colillas. Esqueletos desplumados y famélicos que no pertenecían a la cultura del bienestar. Roídas y rotas fueron olvidadas.


P

laceres prohibidos.

El gorjeo, antigua técnica de cortejo, hoy olvidada .Es practicada en círculos exclusivos. Acariciarse las alas mutuamente. Hoy imposible. La práctica sexual peor considerada es frotarse las pequeñas prominencias cercanas al los omóplatos. Es practicada en círculos exclusivos.


E

scena familiar.

Mamá ¿Qué es volar? Respuesta n.1: (65%de los casos) Volar, hijo, eso no existe. Respuesta n.2: (25%de los casos) Volar, hijo, es una flor que crece en otoño. Respuesta n.3: (10%de los casos) Hijo, no digas tonterías.


E

ntrevista a Palhomo nº397

“Prefiere morir a volar” No volamos porque no queremos. Pudimos tener alas, sí. Como todo pudimos tener. Hay poco que ver lejos de lo que nosotros vemos. De eso estoy seguro. Todo queda en su sitio, firme. Sin alas las cosas son como deben ser. Permanentemente, nunca habrá duda. Existimos porque queremos nosotros, decidido. Nosotros no queremos. Yo, lo decido Yo.


M

ujeres pรกjaro: ojos de peces.

debajo del ala, nada.


Laura Salguero Rubio com Valencia 2011

Contacto: lalolesalguero@gmail.


Palhomos