Page 1

SUPLEMENTO CULTURAL

No. 163 - 1 DE SEPTIEMBRE DE 2014 - AÑO 4

DIR. JÁNEA ESTRADA LAZARÍN

Fotografías: Carlos Segura. Técnica: Goma bicromatada.

De acuerdo al Cronista del Estado de Zacatecas, Manuel González Ramírez, “fue hace precisamente 190 años, en 1824, cuando se funda en Zacatecas la Hermandad de San Juan Bautista; que diez años después se convierte en La Cofradía de San Juan Bautista. El nombramiento en aquel entonces obedeció a la intención de garantizar la continuidad de la celebración de las Morismas de Bracho”. El pasado fin de semana se llevó a cabo esta fiesta de carácter primordialmente religioso en la que participan cerca de 12,000 actores. Las Morismas de Bracho: una fiesta de religiosidad, devoción y tradición, orgullo de los zacatecanos.


2

. 163

LA GUALDRA NO. 163 / 1 DE SEPTIEMBRE DE 2014 / AÑO 4

El pasado fin de semana se llevaron a cabo Las Morismas de Bracho, una fiesta de religiosidad, devoción y tradición, en honor a San Juan Bautista, a quien los cofrades participantes en esta representación teatral multitudinaria, llaman también El Patrón. Desde el siglo XIX, esta fiesta popular se constituye formalmente en nuestra ciudad; tiene sus antecedentes en el teatro evangelizador que los españoles trajeron a estas tierras en la época de la Conquista y en el que quedaba patente el poder omnipotente de Dios sobre cualquier manifestación del mal que afectara a los seres humanos sobre la tierra. El viernes pasado tuvimos la oportunidad de charlar acerca de esto con el Cronista del Estado de Zacatecas, Manuel González Ramírez, quien al preguntarle sobre el origen de esta tradición religiosa, nos comentó que se tiene el registro de que a la llegada de los españoles a Zacatecas, se llevaba a cabo otro tipo de celebraciones que tal vez hayan influenciado lo que hoy conocemos como Morismas. Desde el siglo XVI se celebra el día 8 de septiembre, día en el que tienen lugar dos fiestas, una de carácter civil: el descubrimiento de las minas de Zacatecas; y la otra de carácter religioso: la fiesta de la natividad de la virgen María, a quien adoptan como santa patrona en mayo de 1559 y por consiguiente se le da a la ciudad el nombre de Las Minas de Nuestra Señora de los Remedios de los Zacatecas. En aquel entonces se llevaba a cabo una celebración llamada “Juegos de Cañas”, una especie de simulacro de batallas entre dos bandos antagonistas: los buenos y los malos (lo que hoy serían los cristianos y los moros). Por otra parte, Solange Alberro documenta que en la época inquisitorial, se llevaba a cabo otro tipo de enfrentamientos violentos y reales -entre los trabajadores de las minas- llamados “sasemes”. Alberro, en su artículo “Zacatecas, zona frontera, según los documentos inquisitoriales, siglos XVI y XVII”, incluido en el Vol. 8 de Estudios de Historia Novohispana, afirma que: “Estas riñas mortíferas que oponen, alrededor de los años 1620 a los trabajadores indígenas de las minas, vecinos de los barrios de Tonalán y Tlacuitalpan: estas verdaderas

batallas […] sirven de entretenimiento, y se ven casi promovidas por los mercaderes, pulqueros y vinateros del lugar que aprovechan gozosos la oportunidad de vender pólvora, cohetes, armas, vino y tabaco”. Los sasemes se llevaban a cabo los domingos en el Cerro de la Bufa, y a propósito de esto, Manuel González nos comentó también que conoce documentos en los que “los jesuitas que habitaban nuestra ciudad decían a manera de informe en sus crónicas del año de 1593, que esto se debía a que el diablo había llegado a Zacatecas y que vivía en el Cerro de la Bufa”. La primera vez que aparece en este tipo de celebraciones populares el nombre de los “moros” como protagonistas, es en el siglo XVIII y este dato se tiene, de acuerdo a lo comentado por el Cronista del Estado, gracias a la prohibición que se hace de manera escrita por parte del gobierno, de una celebración llamada “Corridas de Moros”, que consistía en una persecución entre personajes caracterizados con ropajes llamativos, que se hacía por las calles de la ciudad y que se convertía en un verdadero desorden. Las Corridas de Moros se volvieron a prohibir en el siglo XIX, por lo que se intuye que los participantes no hacían mucho caso que digamos. De acuerdo al Cronista del Estado de Zacatecas, “fue hace precisamente 190 años, en 1824, cuando se funda en Zacatecas la Hermandad de San Juan Bautista; que diez años después se convierte en la Cofradía de San Juan Bautista. El nombramiento en aquel entonces obedeció a la intención de garantizar la continuidad de la celebración de las Morismas”. Desde entonces, las Morismas de Bracho se han constituido como una fiesta popular de carácter religioso en la que cada año durante cuatro días, el último fin de semana de agosto, 12 mil actores escenifican tres coloquios diferentes que confluyen en un solo objetivo: manifestar la devoción a San Juan Bautista, el Patrón. Agradecemos las finas atenciones del Mtro. Manuel González Ramírez, quien nos dio la información que hoy compartimos con ustedes. Que disfrute su lectura. Jánea Estrada Lazarín lagualdra@hotmail.com

Príncipe en la tierra 3. Baobabs (I) Por Gabriel Luévano Gurrola

3

El libro de los reyes Por Adso Eduardo Gutiérrez Espinoza Susana y los Viejos: Pliegue y despliegue del cuerpo y el deseo en voz de Yamilet Fajardo Por Esther Consuegra Margo Glantz Yo también me acuerdo Por Mauricio Flores

Las Morismas de Bracho Foto-galería: Carlos Segura

Diario de Mateo Por Mateo Estrada Gaviria Herramienta básica para la vida Por Eduardo Campech Miranda Rumbo al De eFe* Por Edgar Khonde Desayuno en Tiffany’s, mon ku Por Carlos Belmonte Grey

8 9

El Templo de las Musas Por Violeta Tavizón* El Picaporte Por Simitrio Quezada Naufrago Por Alberto Huerta El concierto de una vida Pr Roberto Galaviz Alán Por Pilar Alba

Carmen Lira Saade Dir. General Raymundo Cárdenas Vargas Dir. La Jornada de Zacatecas direccion.zac@infodem.com.mx

Jánea Estrada Lazarín Dir. La Gualdra lagualdra@hotmail.com Roberto Castruita y Enrique Martínez Diseño Editorial

La Gualdra es una coproducción de Ediciones Culturales y La Jornada Zacatecas. Publicación semanal, distribuída e impresa por Información para la Democracia S.A. de C.V. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación, por cualquier medio sin permiso de los editores.

Juan Carlos Villegas Ilustraciones jvampiro71@hotmail.com


3

1 de septiembre DE 2014

Príncipe en la tierra 3. Baobabs (I) Por Gabriel Luévano Gurrola

Literatura

La mujer recuerda. Piensa en tantas veces que oyó decir: “Vive intensamente. La vida es una sola” y con miedo, repulsión e injusticia, en la respuesta infatigable y cotidiana que esgrimía, a veces para sus adentros, otras reciamente, como escupiendo: “Pues ya con ésa es demasiado”. Supone que esa soterrada y agria invocación a la muerte ha aglutinado cada minuto, hora y día gastados en una felicidad genuina, hasta precipitarlos en la debacle que estaba viviendo. Creía que sin saberlo, con ese odio a la vida en lugar de vengarse de su carácter taciturno y aprensivo lo que logró fue disponer la energía oculta de la existencia hasta el grado de desparramarla ensuciando no sólo los reductos de su alma y su cuerpo, sino también los de su padre, a quien estaba a punto de perder. “Yo debo morir, no él, no él, no él. ¿Así es la justicia de Dios, quitarle a los muertos en vida lo único porque valió la pena nacer y aguantar?”. Piensa éstas y otras cosas en torno a la muerte, pero también recorren (como una antorcha en un pasadizo lleno de juguetes viejos, libros, periódicos, prendas viejas y demás artilugios con que el pasado nos hiere) en los aspectos irreales de ciertos jardines, en viejos jefes y conocidos, en una mujer muy pequeña y hermosa viendo con indiferencia desde una fotografía a blanco y negro, en que no ha comido nada desde el accidente, en novios escasos, y sobre todo, en el sueño que volvió la noche precedente. No le cabe la menor duda. Efectivamente es una premonición, pues ya con ésta van tres veces y siente igual que en las anteriores una piedrita que le camina por el cuerpo, acariciándole fruiciosamente las venas, las paredes vaginales, la garganta, el relleno huesudo y cartilaginoso de los dedos, los reductos de la cabeza, reblandecidos por la impresión y la migraña. Esta sensación la llenaba de presentimientos que se cumplían en pocas horas. Todos tenían que ver con la muerte. La pesadilla, muy corta, era la siguiente: hay una colina rodeada de nada, como si su altura fuera exorbitante y dejará abajo las ciudades, los desiertos y los campos. Acaso algunos remedos de nubes (quizá las zonas vacías del sueño a las que ya despierta la mujer trató de dar una forma, cruzan lejanas). En la cima se encuentra un árbol enorme, de tronco lleno de nudos y tumores, ramificándose en techos infinitos que no alcanzan a ser abarcados por la vista. Así lo siente ella, siempre la cabeza inclinada hacia arriba, que va subiendo la empinada hasta quedar al pie del gigante. Entonces se sienta, recargando la espalda en la madera y empieza a llorar. Sostiene el rostro con las manos, por cuyos intersticios

Silvestro Lega. Mazzini moribundo (1873). Óleo/tela. Museum of Art Providence. Rhode Island.

se escurren las lágrimas. Deja de llorar. No hay rastros de dolor en sus facciones, un poco desdibujadas. Se para y tiene de pronto un par de alas negras que se extienden encima de su cabello, alborotándolo, en una circunferencia que choca con la luminosidad que rodea la colina. Las alas ensombrecen su cuerpo que empieza a elevarse. Se pierde, volando, en busca de la cúspide del testigo vegetal. Luego todo se oscurece. En medio de las tinieblas viene caminando una figurita. Es un pajarraco enano, feo, con una cachucha. Antes, de niña, lo identificó con Piolín, el personaje de las caricaturas. Ahora que su memoria es más fuerte y trabajada identifica que el ave tiene una cara humanoide, pesadillesca, y carece de ternura. Trae, eso, sí, como siempre, un silbato que hace sonar poderosamente. Le sigue entonces un estruendo terrible, desesperante, y una serie de imágenes atropelladas, como rocas que se despeñan en un cataclismo colosal. Es el derrumbe del mundo y la vida. Todo se viene abajo y el derrumbe, para volverse peor aún, es permeado por los desgarrados compases de un grito largo, extendido. Y despierta. La mujer ha tenido ese sueño anteriormente. En dos ocasiones, y ambas fueron sucedidas de una muerte: la de su madre y su abuela paterna. De niña sólo le pareció una coincidencia. Esta noche no. Su padre va a morir, le queda claro. Se frota las manos en el suéter beige que la acalora. Siente deseos de

fumar. Se para de la silla incómoda y enrumba a la salida. El guardia, gordito, le sonríe. Ella contesta apenas con un breve movimiento de la boca. Empuja la puerta de vidrio y sale a la intemperie para ser recibida por un golpe de viento helado. Le sienta bien. Han de ser las dos o tres de la mañana. Empieza a buscar en su bolsa, recargada en el pasamanos de cemento que bordea la rampa para sillas de ruedas, la cajetilla. Cuando la encuentra saca un cigarrillo, lo pone en la boca (éste se clava, firme, sin conato de temblor que delate nerviosismo) y duda, repentinamente, de que tenga un encendedor. De todos modos lo busca, mirando dentro de la bolsa, luego con la cara hacia el frente, perdida toda esperanza. Mira el gran patio del hospital, los árboles que tras las rejas forman una pared sobre la cual se asoman las letras blancas y estetizadas de la fábrica: Coca-Cola. Muchos años antes, en tiempos de Navidad, su padre la llevaba ahí y los dos admiraban el gran nacimiento que montaban los trabajadores, con figuras de yeso de tamaño natural y abundantes kilos de heno y musgo. Junto había también un pino natural decorado con esferas y rodeado de los monitos que la empresa americana lanzaba como regalos que se canjeaban por taparroscas: renos, hombres de nieve, osos polares (padres e hijos), pingüinos, Papá Noel y señora. Desea que fuera diciembre y poder ir allá,

despejarse, extasiarse con las lucecitas que se apagaban y prendían dando la idea de un renacimiento constante, un paréntesis de cariño entre realidades oscuras y nostálgicas. Pero no, es pleno junio, el mes más aburrido del año y no trae ni una mísera cajita de cerillos. En eso siente una presencia y gira el cuerpo, inquieta. Es el guardia que le sigue sonriendo con su cara rechoncha y noble. Le ofrece la llamita de su encendedor. Ella acerca el pitillo, da un copazo y las brasitas iluminan la sombra que la cubre, como un nacimiento propio, como si fuera una virgen que ha dado a luz no un hijo, sino las ganas de llorar. El hombre, que no es mayor de treinta años, trata de entablar una conversación. Le gusta, seguramente, por su cuerpo maravilloso que se insinúa tras la ropa gruesa, por su rostro gentil, sus ojos tristes y porque es raro para él ver a una mujer fumando. Ella contesta con monosílabos y esta vez puede agradecerle abiertamente, poniendo una sonrisa que le hace hoyitos en los cachetes. Termina el cigarro y se disculpa. “Tengo que volver”, dice y entra al hospital, atraviesa el pasillo solitario, halla sin problemas la zona de graves y da con el cuarto. Entra. Ahí está el viejo, inmóvil, en coma. Recuerda que esa mañana, tras el sueño, espetó, pensando en el árbol, “es un baobab”, horas antes de que el doctor le dijera, “es un caso grave, no hay muchas esperanzas”.


4

LA GUALDRA NO. 163

El libro de los reyes

Libros

Por Adso Eduardo Gutiérrez Espinoza* Con el tiempo, vine creyendo que la recorrido por las enseñanzas del literatura es un vasto universo que zoroastrismo. También se nutre no conoceré totalmente, incluso si de mitos persas clásicos, como tuviera la oportunidad de vivir varias la introducción de las ciencias y veces. El primer acercamiento de la las artes que pudiera recordar el inmensidad literaria fue al estudiar fuego prometeico. Diálogo estoico entre Cacole y un CoEs una serie de ciclos que cole bachiller durante mi licenciatura. comprende el relato fundacional Es un texto literario poco conocido hasta la influencia humana sobre y estudiado, data del siglo XVIII y el destino del país. En el prisu crítica social, de carácter satírico, mer ciclo, el relato fundacional se enfoca en la sociedad poblana de o edad mítica, se presenta un dicho siglo. Agradezco enormemente mundo que está siendo creado a la Dra. Isabel Terán Elizondo y la y la maldad queda representada Dra. Carmen Montemayor quienes con el demonio. El segundo cime permitieron conocer tal obra liclo, la edad heroica, es el traslado teraria. Mi segundo encuentro con de la maldad demoniaca hacia la inmensidad literaria fue durante la naturaleza humana. En este Ferdowsi [figura de la extrema izquierda] se encuentra con los poetas de la Corte de Gbazna. ca. 1532. mi estancia en Canadá. En la biblioapartado, se relatan traiciones, teca de la Universidad de Victoria, conspiraciones y crisis familiaen la isla de Vancouver, encontré heroínas que desfilan en ella, res que cambian la naturaleza una sección de obras completamente nuevas relacionadas con la cultura árabe. Al sino la historia de Irán, desde primitiva del Imperio Persa. Dotándole así de ajenas a mi cultura. Obras de distintas parazar tomé un libro llamado Shahnameh o El su fundación hasta su conquista por el ejérun carácter más humano y circunstancial a los tes del mundo: Japón, Rusia, Turquía, Irán, libro persa de los reyes, escrito por Abolqasim cito islámico en el siglo VII. Además, es un primeros cambios del imperio. El tercer ciclo, Iraq, China y Filipinas. Desde siempre, sin Ferdowsi. Tal libro es una épica de corte natrabajo exquisito que recoge los valores éticos, la edad histórica, es una cronología de cómo los embargo, he tenido una fascinación por la cionalista, un relato fundacional del Imperio estéticos y morales iraníes, como también un árabes conquistaron el imperio en el siglo VII. literatura del cercano y Medio Oriente. Por tal Persa, a la manera de Orlando Furioso. * (Zacatecas, México, 1988). Licenciado en Letras, por la UAZ. razón, me enfoqué en la búsqueda de lecturas Esta obra no es la historia de los héroes y

Susana y los Viejos: Pliegue y despliegue del cuerpo y el deseo en voz de Yamilet Fajardo Por Esther Consuegra “En Susana y los Viejos, encontramos la encrucijada de la carne y la mirada establecida desde el epígrafe extraído del bíblico libro de Daniel; es el símbolo de la niña-mujer que es deseada cuando aún no desea”, fueron las palabras del poeta Javier Acosta en la presentación del primer libro de Yamilet Fajardo Veyna (Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2013), ofrecido a los lectores en la XIV Feria Nacional del Libro Zacatecas, acompañado de los comentarios de su autora y de Magdalena Okhuysen. Acosta, se refirió a la primera entrega de la poeta publicada por Texere Editores, como el fruto de una decisión por la poesía, “una determinación y un arrojo singular que no abunda, una decisión por las letras que pone y hace todo lo necesario por la literatura y en la de Yamilet encontramos ese arrojo, dedicación, disciplina y talento”. En la mesa moderada por Claudia Liliana González, Javier Acosta evocó la creación artística y literaria en que

la poesía “es no un camino, camino sin dirección en el cual nadie sabe por dónde se llega, en que el pie izquierdo sigue el rumbo del derecho y el izquierdo el rumbo del derecho, no hay mas dirección”, esto luego de citar uno de los versos del libro: “dirigiste mis pies pero me negaste los pasos”. El académico señaló que las necesarias referencias bíblicas en los pasajes del libro de Daniel, van de la mano de las lamentaciones testamentarias así como del nuevo testamento en que los poetas reciben órdenes de acercar la palabra y al mismo tiempo un Jehová irónico da y desposee algo que hace a los hombres torcer su camino, “por ello Susana y los Viejos repliega y despliega las necesidades de una voz femenina determinada por el cuerpo y liberada por él, una voz que ha sido condenada a cantar y quedarse callada y es que toda palabra calla algo cuando quiere callar, toda canción es un silencio, voz replegada”. La Feria del Libro que culminó el 31 de este mes, recibió a la autora, quien

realizó lecturas pausadas de su libro, al que Javier Acosta se refirió como el que “explora sin pudor, pero con tacto, el cuerpo y el deseo, se adentra en la palabra y en lo silencioso. Pliegue y despliegue de la sensibilidad – a veces sórdida, a veces mística, siempre arrojada- que impera en su poema”. Esto en referencia -acotó- a que Susana es otra, una segunda persona que aparece para verla y contar la metamorfosis de la niña en amante dispuesta, verso que Yamilet Fajardo imprime en uno de sus textos: “Susana despide un pubis a cebolla /se rasura con bruma /y tiene las piernas de nailon /Los pájaros anidan su ojeras /me recargo en el cristal /La veré cuando regrese”. Para concluir, Javier Acosta aportó: “El libro nos ofrece también una meditación de la carne que extiende su mano hacia el verso. Prepárese el lector para esa encrucijada, trazada por la autora con la inocencia de una niña que dibuja en el suelo un bebeleche o como quien escribe un improperio en la desnuda piel de una diosa dormida”.


5

1 de septiembre DE 2014

Margo Glantz Yo también me acuerdo Por Mauricio Flores *

Libros

No sabemos bien cuántos han sido. El caso es que escritores de todos los tiempos han volcado su ejercicio a contar la vida propia. Así sea utilizando alguno de los géneros de la literatura, o de manera fragmentaria. En esta última recordamos a Passolini, Abirached y, más cercano, Perec. Ahora lo hace la mexicana Margo Glantz (1930).

Fue Andrea, la hija del gran escritor José Revueltas, y encargada de preparar las Obras Completas del duranguense, la que decidió nombrar al correspondiente volumen de recuerdos y memorias las evocaciones requeridas. Un término acertado, sin duda, que amalgama dos aspectos olvidados en el viejo oficio de escribir. Recordar, por un lado; necesitar, por el otro. Recurro ahora ese título…, y es que en Yo también me acuerdo, el más reciente libro de Glantz y del que ofrecemos a continuación apenas unas pinceladas del gran mural que al final de su lectura observamos, se entretejen los recuerdos y las preferencias más vívidas de su autora. Aparentes sutilezas, muchas en la medida exacta de los modernos tuits, pero las que al reunirse desde el entendimiento de su rol memorioso, dan como resultado la mejor de las autobiografías posible. Con ustedes, la escritora mexicana Margo Glantz: *** Me acuerdo que se habla de darle el Nobel de la Paz a Edward Snowden. ¿Por qué no también a Julian Assange? Me acuerdo también de un día en París, frente a un quiosco, leía yo los periódicos donde se daba la noticia de la invasión soviética a Hungría. Una dama produjo un aterrador y único comentario: Zut, plus de beurre! Me acuerdo que cuando se tuitea nos sentimos obligados a ser ingeniosos y narcisos. Me acuerdo que hoy vinieron de nuevo a visitarme una mariposa amarilla y un colibrí. Me acuerdo que ya apresaron al Chapo Guzmán. Me acuerdo que me deprimo los domingos. Me acuerdo que a Conrad no le gustaba Melville. Me acuerdo cuando podíamos pasear por cualquier calle a altas horas de la noche. Me acuerdo que de niña me lavaba los dientes con los residuos de una tortilla carbonizada. Me acuerdo que la vida es cabrona, como decía mi mamá, o yo lo decía y ella lo pensaba. Me acuerdo que el olor a pasto recién cortado me produce optimismo. Me acuerdo que cada vez que releo El gato de Edgar Allan Poe me vuelve a dar miedo, sobre todo si estoy sola en mi casa. Me acuerdo que Borges es mi Virgen de Guadalupe, pero muchos de mis amigos se sienten ellos mismos la Virgen de Guadalupe. Me acuerdo que Duchamp elegía un objeto industrial y lo transformaba en arte, un paradigma, el eslabón que separa o une el arte moderno con el premoderno. Me acuerdo que el tuit se vuelve dialógico, conversacional, elocuente, policiaco. Me acuerdo que campechaneo entre Perec, Magris, Simenon, Agamben. Connan Doyle, Raymond Chandler y Agatha Christie. Me acuerdo que no sé por qué se trata con desdén a quien de nosotros de enamora. Me acuerdo que a veces me juega malas jugadas el corazón. Me acuerdo de una bella frase: La vida es una herida absurda, proviene de un tango muy conocido llamado La última curda. Me acuerdo que Sebald dice que Descartes estuvo presente en la lección de anatomía que hizo célebre la pintura de Rembrandt. Me acuerdo que para mirar un retrato es necesario colocar los ojos del que mira sobre los ojos del retrato, sólo así se aquilata el recuerdo y se fija como los productos químicos fijaban antes la película que había de conservar la imagen fotografiada. Me acuerdo de Coyoacán, oscuro, sucio, animado, lleno de baches… Me acuerdo que Sherlock Homes fumaba opio y se inyectaba cocaína. Me acuerdo que Georges Bataille veía e ciertas plantas algo equivoco: las orquídeas grasas, a las cuales atribuía las más turbias perversiones humanas. Pensaba además que las flores más bellas se deslucen en su centro por la mancha aterciopelada de sus órganos sexuales. Me acuerdo que me encanta pronunciar los nombres de esas especias originales por las que Colón emprendió su viaje a América, que se venden en los bazares de la India: la cúrcuma, la pimienta, la alcaravea, el anís estrellado, la nuez moscada, el cardamomo, el azafrán, el té verde, negro o el jengibre.

Me acuerdo que a Juan José Arreola le hubiera gustado confeccionar zapatos. Me acuerdo que Walter Benjamin se suicidó y que ya lo había reseñado aquí; no importa, es bueno, recordar que se suicidó porque lo perseguían los nazis y no pudo conseguir a tiempo un pasaporte para emigrar a los Estados Unidos, como lo pudieron hacer sus amigos Hannah Arendt y Theodor Adorno. Me acuerdo que es divertido tuitear, tratar de reducir al máximo la frase y decir algo sin embargo. Me acuerdo de París, es una gloria, a pesar de que como en todo el mundo los objetos de cultura se han vuelto productos culturales. Me acuerdo que Borges dice que en Ohio un profesor fue acusado de enseñar un baile inmoral. Aunque después de desplegar su arte ante el jurado, el tango fue declarado inocente. Me acuerdo que Myriam Moscona y yo viajamos tres semanas juntas por la India y seguimos siendo amigas entrañables. Me acuerdo que ya lo he dicho varias veces, pero lo repito: el tiempo avanza de manera vertiginosa a medida que envejezco, resultado: una irremediable y profunda melancolía… Me acuerdo que es más barato comprar genéricos. Me acuerdo que un capital golondrino no hace verano. Me acuerdo que mi padre murió un sábado en la madrugada, imposible enterrarlo en un cementerio judío: lo trasladaron a la morgue. Me acuerdo de la bufanda que causó la muerte a Isadora Duncan: era roja. Me acuerdo que mi madre murió a los noventa y cinco años. Me acuerdo que a lo mejor este libro puede hacer oficio de obituario. Me acuerdo, me acuerdo, yo también me acuerdo. ***

La autora Escritora y viajera. Ha escrito más de 25 libros de ensayo y narrativa. Recibió la beca de la Fundación Guggenheim en 1996 y la Rockefeller, dos años después. De 2008 a 2014, el Fondo de Cultura Económica publicó cuatro volúmenes de sus Obras reunidas. Ha traducido a Georges Bataille, Tennesse Williams y Michel de Ghelderode, entre otros. Entre los múltiples galardones que ha recibido por su trayectoria se encuentran los premios Nacional de Ciencias y Artes 2004 y el FIL 2010. Es también, desde la aparición del maravilloso medio de comunicación del pajarito, una activa tuitera. * mauflos@gmail.com Margo Glantz, Yo también me acuerdo, Sexto Piso, México, 2014, 384 pp.


6

LA GUALDRA NO. 163

Las Morismas de Bracho Tradiciones

Foto-galería: Carlos Segura

De acuerdo al Cronista del Estado de Zacatecas, Manuel González Ramírez, “fue hace precisamente 190 años, en 1824, cuando se funda en Zacatecas la Hermandad de San Juan Bautista; que diez años después se convierte en La Cofradía de San Juan Bautista. El nombramiento en aquel entonces obedeció a la intención de garantizar la continuidad de la celebración de las Morismas de Bracho”. El pasado fin de semana se llevó a cabo esta fiesta de carácter primordialmente religioso en la que participan cerca de 12,000 actores. Las Morismas de Bracho: una fiesta de religiosidad, devoción y tradición, orgullo de los zacatecanos.


1 de SEPTIEMBRE DE 2014

7

Tradiciones


8

LA GUALDRA NO. 163

Diario de Mateo

Por Mateo Estrada Gaviria Martes [Sala-comedor. Un incienso con lavanda aromatiza. Las ventanas están cerradas. Michael Bublé desde Youtube. Concluye a las 20:18.] Tengo, quiero, ideo un bebé. Quiero tener un hijo. Esto se manifestó al ver en el hipermercado a una pareja joven con un bebé hermoso. El padre me atrajo. Él cargaba (llevaba en brazos) al niño, mientras la chica revisaba detenidamente los precios de los frascos de café. Escribí por WhatsApp a Elena. Pese al horario respondió con su clásico: “Joder…”. Por cierto, está embarazada. ¿Para qué quiero un hijo?

Ayer le acompañé al rancho. Lunes [Localía. Saint Germain, área de fumar. Algarabía callejera. Concluye a las 18:30.] Pues heme aquí. En la cafetería de la Bice. Ya estoy en el carril de la investigación sobre Francisco Goitia. Lupita me entregó cedés con la información básica. Me gusta el plan: colaboro para definir el escenario local de Goitia. Un módulo será para el padrino de Goitia, Federico Carranza. Éste es bisabuelo o tío bisabuelo de don Antonio. Carranza publicó poemas en la prensa.** Goitia era parte de las redes sociales de la región.

Miércoles [Mesa cuatro de 9 Vidas Coffee Art. Dionne Warwick desde una playlist de Spotify. Concluye a las 18:43.] Acepté trabajar lo de Francisco Goitia. Iré el lunes a Localía. Colaboraré con las cuestiones históricas. No niego: quiero ver a Antonio. Sigo con la tesis: reviso, escribo y leo. Más reviso y leo.

** Poema en la repartición de premios de la escuela de adultos número 1 De mi lira las débiles canciones quizá con entusiasmo no repitan, las sublimes y nobles emociones que en mi cansado corazón se agitan; mas mi palabra aunque desnuda y sola forma de mi alma el eco más sencillo; pues los pétalos forman la corola aun sin matices, sin color ni brillo. Hubo en mi patria un tiempo en que la noche cubriendo con su mano la existencia, sujetaba en su inmenso y negro broche a la fuente de luz: la inteligencia. Entonces nuestra patria sucumbía bajo el yugo letal del fanatismo, y en la noche del tiempo se perdía cual átomo invisible en el abismo…

Domingo [Mesa uno de 9 Vidas Coffee Art. Concluye a las 20:30.] Estuve con A. el viernes y ayer. Dormí en su cama. Él me invitó. Fue al depa por mí. Merced a la portera su piso está limpio y algo ordenado. No es tan raspa. Platicamos de West Wing [Aaron Sorkin, USA, 1999-2006] y de Scandal [Shonda Rhimes, USA, 20122014]. El edificio es uno de sus hermanos. Confesó que mantiene una relación casi a punto del matrimonio con una chica que nació en Juanchorrey y vive en California. Ella sí quiere casarse. Él no sabe. Le interrogué de tener hijos. Tampoco tiene una respuesta.

Bitácora de gastos: Martes: 508.70 hipermercado. Miércoles: 150 periódicos y envío. Jueves: 80 9 vidas Coffee art. Viernes: 300 cerveza y condones. Sábado: 200 cerveza y desayuno en mercado. Domingo: 80 9 vidas Coffee art. Lunes: 580 libros y viaje. Resto: 8503.

Pablo Picasso. Dos jóvenes leyendo. 1934. Óleo sobre lienzo.

Promoción de la lectura Herramienta básica para la vida Por Eduardo Campech Miranda El mundo contemporáneo demanda un dominio más sofisticado de la lectura, de la escritura y la cultura escrita. Por ello democratizar el acceso a la lectura y al libro propicia la equidad y disminuye las desigualdades. Luz María Chapela

Mucha de la aversión hacia la lectura tiene su origen en los momentos traumáticos que de ella se derivaron. La máxima de “la letra con sangre entra” fue puesta en práctica a pie juntillas en el aula y en el hogar. La adquisición de la escritura no fue tan distinta: planas y planas de “mi mamá me mima”, “ese oso se asea”, llenaron nuestras horas de tareas. Seguramente nos preguntábamos, ¿para eso sirve escribir?, ¿por qué mis papás o mis maestros no hacen planas? La concepción del acto lector, en todos sus ámbitos (ya lo hemos dicho antes) impacta de manera directa en la forma como se acerca la cultura escrita a las personas. Si leer no es necesario en la vida cotidiana, en la escuela es sólo un trámite para aprobar. Si escribir consiste en dejar recados, transcribir, repetir oraciones, ideas sin sentido, entonces es más práctico hablar, y en su defecto, escribir komo me benga en gana (“¿me entendiste, no?”). La lectura y la escritura (o si se prefiere la escritura y la lectura) deben ser actos significativos desde sus primeros contactos. Ambos actos, sus procesos, deben generar eco, vibrar

en la mente –y el corazón- de quien se alfabetiza. Si esto comienza en el hogar el tránsito hacia la obligatoriedad que estipula la escuela, será más terso. Desafortunadamente la estructura del sistema educativo, pese a lo que estipula la normatividad, ahonda las brechas entre “los que saben” y “los que no saben”. Es decir, el alumno que no logra alcanzar a desarrollar las llamadas, pomposamente, competencias en un tiempo determinado, se va rezagando del resto del grupo. Rezago que ha sido documentado por un estudio serio, el cual indica que a este tipo de alumnos se les dedica menos tiempo para su integración y adquisición de nuevos conocimientos. En otras palabras: “el que entendió entendió”. Las causas de tal situación son diversas. Van desde las relaciones al interior del núcleo familiar (si no hay respeto al interior del hogar, es complicado compartir la lectura y la escritura como una manifestación de afecto) hasta la metodología implementada en el aula. La angustia y la desvalorización abrazan al incipiente lector. He sido testigo de ello. Discriminar, ignorar, no apoyar a este tipo de personas, es negarles (o en el mejor de los casos, aplazarles) la posibilidad de un desarrollo personal, y profesional, más halagüeño, más equitativo, más incluyente. Acercarlos a la lectura, a la escritura de su propia concepción del mundo, es otorgarles una herramienta básica para la vida.


9

1 de septiembre DE 2014

Rumbo al De eFe* Por Edgar Khonde el que escribe los epitafios que aparecen en todos los panteones, el que escribe todas las cartas de amor para entrar a los corazones, incluso el que escribe libros que se vuelven Best Sellers, aunque bajo el nombre de otros. Quiero guajolotas de afuera de la UAM Iztapalapa y tacos de guisado de Salto del Agua. Quiero el Agua de Tinaco que ofrecen en Regina y el agua azul pitufo del oriente defequense. Escribo este texto desde el aire, el piloto vuela de modo que adivino su origen de taxista chilango. Huelo el aroma del metro, repleto de hedores.

* Escribo este texto sobre la carretera, o sea que, en el camino. Cada palabra tiene un kilómetro de fuelle. Es decir, que expele distintos significados por tramo recorrido, para supuestos fines. O sea que este texto, goza de una extensión de 700 kilómetros de letras, eso queridos lectores, se llama: Paraliteratura. El contexto

El ruido demencial de los lunes y los martes y los jueves. Los claxonazos y las mentadas de madre, y la marejada de personas que cruza por Juárez hacia Madero. Quiero los licuados de nombres sonoros en la Glorieta de Insurgentes, quiero las hamburguesas gigantes de Avenida 7, quiero caminar por Av. Chapultepec hasta alcanzar Cuauhtémoc y esa panadería de la Doctores donde venden esas galletas deliciosas. Quiero, y voy de regreso al DF, a Mixcoac, que es donde nacen los poetas -Paz, Papasquiaro-.

dentro del que cabe la literatura. Mi contexto, por otra parte, el contexto mío, donde he crecido y me he formado escritor y lector y hombre, es la Ciudad de México, a donde me dirijo en estos instantes. Usted lee, cuando lea ya no, pero haga un esfuerzo, mientras usted lee, yo viajo.

Desayuno en Tiffany’s, mon ku Por Carlos Belmonte Grey

Cine

Boyhood: los doce años de unas vidas Boyhood comienza con la canción “Yellow” de Coldplay y se termina con “Deep Blue” de Arcade Fire, curiosa mezcla musical. Dirigida por Richard Linklater, la historia cuenta la vida infantil y juvenil de Mason –interpretado por Ellar Coltrane- desde sus 6 hasta sus 18 años. La madre de Mason -Patricia Arquette- es soltera y a lo largo de todo ese tiempo encadena fracasos sentimentales con hombres alcohólicos y agresivos que, no obstante, no impedirán que consiga titularse como profesora de psicología. El padre de Mason -Ethan Hawke- es un hombre sin estudios, músico medio fracasado y buscador de aventuras lo mismo amorosas que laborales, sin embargo, se mantiene atento al crecimiento de sus dos hijos. Samantha -Lorelei Linklater- es la hermana de Mason, dos años mayor que él. De las peleas infantiles por la cama y el asiento delantero del carro, se convierte en su cómplice de aventuras y primeros amores juveniles. Doce años de las vidas contados en una película de 165 minutos. Quizás el lector haya notado que sólo hemos mencionado a un actor por personaje. Y claro, lo más simple hubiera sido maquillar las edades en los actores para mostrar las evoluciones del cuerpo. Pero no, Richard Linklater decidió seguir a sus actores en tiempo real. El director ideó un proyecto que sabía sería difícil de producir. Consiguió a actores que se dejaran filmar durante 12 años, entre ellos a su propia hija quien a los tres años quería abandonarlo. Escribió un guión esqueleto que se fue adaptando a las fisonomías naturales de

Río de Palabras

Nada, el piloto hace base como microbusero chilango y los vendedores aprovechan para ofrecer paletas de hielo y duros. Yo me saboreo los tacos de suadero de Rosas Moreno, en la San Rata y de los de cabeza en la Roma. Ya siento el cosquilleo del esmog y el rumor cándido de las manifestaciones sobre el Eje Central. No recibí la beca del FONCA, pero me siento feliz de volver al DF. Otros siempre son los premiados, aunque uno sea el que escribe, el que escribe en todos los periódicos y revistas, el que escribe las tarjetas de felicitación de Sanborns,

sus actores, por ejemplo, si Coltrane hubiera crecido robusto quizás hubiera sido un jugador de fútbol americano en lugar de un artista en la película. El equipo se reunió tres semanas por año para definir las líneas de la historia. Luego filmaban durante tres o cuatro días unos 10 minutos en cada uno. Y el proyecto se detuvo como se había planeado, a los 12 años de haber comenzado. Así, el envejecimiento es paulatino y mostrado por movimientos de cámara

encabalgados en los mismos objetos. El producto expone los avatares del American way of life moderno. El juego de actores es una deliciosa muestra de la mímica gestual y del acento americano; el acné, los brackets, los rostros rechonchos y grasientos, las bocas torcidas y el andar desganado; las canas y arrugas, el cuerpo ensanchado y más flácido, el traje y la corbata, y la cerveza o whiskies para los momentos sociales; los trabajos temporales, los dormitorios y pasillos escolares, los anfiteatros

universitarios, los bares y los campamentos; y por supuesto, el toque religioso y salvador del aspecto norteamericano conservador. En fin, es la cotidianidad ficcionada en tiempo real. Es tanto un documental como un experimento de narrativa. Una historia que segrega la tensión de la vida pero que termina por seducir en un recital de tranquilidad. Ganadora del Oso de Plata en la Berlinale 2014, es definitivamente una de las cintas a no pasar por alto.


10

LA GUALDRA NO. 163

AGENDA CULTURAL SEPTIEMBRE 2014 MARTES 2, 19:00 Hrs. Guitarra clásica Eduardo Rodríguez

Patio Principal del Museo Toma de Zacatecas Entrada libre MIÉRCOLES 3, 10, 17 y 24 18:00 Hrs.

Todos al Centro Histórico Miércoles de Danzón Plazuela Miguel Auza Coordina: Casa Municipal de Cultura de Zacatecas JUEVES 4, 11, 18 y 25 19:00 Hrs. Tradicional Concierto Banda Sinfónica del Estado Dir. Salvador García y Ortega Plazuela Goitia

La proyección de las películas se realiza de manera gratuita con fines culturales y educativos. Excepto estrenos: 34 FORO INTERNACIONAL DE LA CINETECA. Entrada general $30.00 Estudiantes con credencial y personas 3ª edad $20.00

Lunes 1º de septiembre 17:00, 18:30 y 20:00 Hrs. 34 Foro Internacional de la Cineteca Entrada general $30.00 Estudiantes con credencial y personas 3ª edad $20.00 EL MUDO Dir. Daniel Vega Vidal y Diego Vega Vidal. Perú-Francia-México / 2013/ 87 min. Premios 2013 Premio a la Mejor Música original (Óscar Camacho). Festival

nando Bacilio). Festival de Cine de Cartagena de Indias. Colombia. | Premio a la Mejor Dirección y al Mejor Actor (Fernando Bacilio). Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI). Argentina.   Martes 2 de septiembre 17:00, 18:30 y 20:00 Hrs. 34 Foro Internacional de la Cineteca Entrada general $30.00 Estudiantes con credencial y personas 3ª edad $20.00 CIENCIAS NATURALES Dir. Matías Lucchesi. Argentina/ 2014/ 71 min. Premios 2013  Premio Primer Corte. Festival Ventana Sur. Buenos Aires, Argentina. 2014 Gran Premio del Jurado Internacional de la sección Generation Kplus. Festival Internacional de

Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. Cuba. | Premio al Mejor Actor (Fernando Bacilio). Festival Internacional de Cine de Locarno. Suiza. 2014 Premio al Mejor Actor (Fer-

Cine de Berlín. Alemania. | Premio Mezcal a Mejor Película Iberoamericana, Mejor Guión y Mejor Actriz (Paula Hertzog). Festival Internacional de Cine de Guadalajara. México.

SEPTIEMBRE 2014

VIERNES 5, 12, 19 y 26 19:00 Hrs. Tradicional Concierto Orquesta Típica de Zacatecas Dir. Alfonso Naranjo Mercado J. Jesús González Ortega Entrada libre SÁBADO 6, 19:00 Hrs. Temporada de Conciertos Orquesta de Cámara del Estado de Zacatecas Dir. Arturo García Cuéllar Solista: Alfredo Isaac Aguilar, piano Auditorio del Museo de Arte Abstracto “Manuel Felguérez” Admisión $30.00

SÁBADOS 6 y 20 19:00 Hrs. Sábados en la Cultura Danza, Música y Teatro Escalinatas del Antiguo Templo de San Agustín y Plazuela Miguel Auza Coordina: Instituto Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde” Casa Municipal de Cultura de Zacatecas DOMINGOS 7, 14, 21 y 28 18:00 Hrs. Tradicional Concierto Orquesta Típica de Zacatecas Dir. Alfonso Naranjo Casa Municipal de Cultura de Zacatecas Entrada libre Coordina: Casa Municipal de Cultura de Zacatecas SÁBADO 13 Celebración del IV Aniversario de Sábados en la Cultura Danza, Música y Teatro 12:00 Hrs. Teatro para niños - Mis calcetines de títeres al Teatro 13:00 Hrs. Danza árabe para niños -

PROGRAMA CULTURAL TAURINO FERIA DE ZACATECAS 2014 Septiembre 2014 Jueves 4, 19:30 Hrs. Pregón taurino y entrega de premios a los triunfadores del serial de 2013 Ponente: Genaro Borrego Estrada Moderador: Juan Antonio de Labra Lugar: Auditorio del Museo

Belly Fantasy 17:00 Hrs. Danza árabe - Shahdana 18:00 Hrs. Teatro: Vikingos - Teatro en Movimiento 19:00 Hrs. Trova - Caída Libre 19:40 Hrs. Blues – Luis Díaz y Ensamble Azul 20:20 Hrs. Rock and roll - Formula 1 21:00 Hrs. Rock pop - La Granja Escalinatas del Antiguo Templo de San Agustín y Plazuela Miguel Auza Coordina: Instituto Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde” Casa Municipal de Cultura de Zacatecas MUSEOS Y GALERÍAS MUSEO DE ARTE ABSTRACTO MANUEL FELGUÉREZ La Ruptura y sus antecedentes Curaduría Lelia Driben Sala de Exposiciones Temporales I

de Arte Abstracto Manuel Felguérez Viernes 5, 17:00 Hrs. Clase práctica de rejoneo Ponente: El rejoneador Emiliano Gamero Lugar: Plaza de Toros Monumental Sábado 6, 19:30 Hrs. Conferencia “Vida y obra de Manolo Martínez”

Permanencia: 21 de septiembre Lilia Carrillo: abstraccionismo lírico, su legado a 40 años Sala de Exposiciones Temporales II Permanencia: 21 de septiembre   La Conversación Cualsea Sala de los Zacatecanos Permanencia: 21 de septiembre MUSEO ZACATECANO Como han pasado los años. . . Almanaques que pertenecieron a la familia Pastrana, Colección Humberto Carrasco Permanencia: 31 de octubre Acercamiento Histórico-Numismático a la Batalla de Zacatecas Colección: Dr. Luis M. Gómez Wolschner Permanencia: Enero 2015 FOTOTECA DEL ESTADO PEDRO VALTIERRA 3G46F. 3 generaciones 46 fotógrafos de prensa y documentales Guadalajara 2013 Permanencia: 28 de septiembre

Conferencista: El escritor Jorge F. Hernández Lugar: Casa de Cultura Municipal de Zacatecas, Sala 2 Domingo 7, 16:00 Hrs. Audición de pasodobles de la Banda Municipal de Guadalupe Lugar: Exteriores Plaza de Toros Monumental


11

1 de SEPTIEMBRE DE 2014

El Templo de las Musas Por Violeta Tavizón*

Arte

El Museo que transformó a una ciudad Bilbao es una ciudad vasca ubicada en el norte de España. A esta villa la atraviesa la Ría de Bilbao formada por un sistema de ríos que desembocan en el mar, característica que la convirtió en un enclave estratégico como punto de control de las mercancías que circulaban. Gracias a su riqueza hidrográfica, mucha de la economía bilbaína se ha concentrado en actividades marítimas y portuarias; desde su origen el desarrollo mercantil fue muy basto ya que el puerto se conectaba con Flandes y Gran Bretaña hacia el norte, así como con Museo Guggenheim de Bilbao Francia y Portugal. La tradición mercantil persiste hasta la actualidad ya que es un centro económico importante al ser sede de banco BBVA. a una fundación que cambió a los museos del siglo XX y que A pesar de ser una ciudad que se fundó en 1300, en plena reunió un enorme acervo artístico, la colección Peggy Edad Media, el ayuntamiento de Bilbao ha logrado que haya un Guggenheim. El Museo Guggenheim fue inaugurado en 1959 diálogo visual entre la arquitectura histórica que data de más de en Nueva York, ciudad que en aquel momento era considequinientos años de antigüedad y las propuestas innovadoras y rada un símbolo de la vanguardia. Uno de los objetivos de este atrevidas de la arquitectura contemporánea. Como muchas ciumuseo fue capitalizar el mercado del arte a partir de esa insdades europeas, esto le ha dado a la provincia un valor agregado titución, siendo posiblemente la única que además proponía ya que la cohesión entre la modernidad y la tradición pervive. para su continente (edificio) una arquitectura espectacular. La ciudad vivió varios embates que tuvo que enfrentar Muestra de ello son el Museo Guggenheim en Nueva York o como la depresión económica e industrial tras la Guerra Civil su otra sede en Abu Dhabi. En 1988 el director del Guggeny la dictadura de Francisco Franco en un periodo de 1939 a heim Nueva York, Thomas Krens renovó la sede neoyorkina y 1975; un crecimiento urbano sin planeación en las décadas de propuso a la fundación crear museos por franquicia, dirigidos 1960 y 1970; las lluvias torrenciales que golpearon al puerto y subvencionados desde Nueva York. en la década de 1980; la desanexión de algunos municipios duLa Junta aprobó la propuesta e inició este proyecto. En rante la dictadura franquista, atentados del grupo vasco ETA, febrero de 1991 las Administraciones Vascas y la Fundación entre otros problemas más que enfrentaron. Solomon R. Guggenheim entraron en contacto para plantear La ciudad, tras todos estos problemas que tuvo en los la posibilidad de un museo de arte contemporáneo en el País últimos cincuenta años, la llevaron a reinventarse. La zona Vasco, a finales de aquel año se llegó a un acuerdo y en 1993 industrial que atestiguaba su añejo y pasado auge industrial se colocó la primera piedra del Museo. La planeación museoocurrido a principios del siglo XX, para los noventas sólo eran lógica no sólo impactó en la organización del propio museo, ruinas que le daban un aspecto gris y desolado a distintos sino también se puso en jaque el impacto que dicho museo barrios. tendría en la comunidad vasca. El principal interés de los vasPor otro lado, en 1937 Solomon R. Guggenheim dio inicio cos era la regeneración de su ciudad, la reinvención como ya

se ha mencionado y el cambio en la imagen que el País Vasco tenía hacia el mundo, sabían que el arte podía ser una buena opción. Gracias a que Bilbao es un estado independiente de España en cuanto a lo económico, eso facilitó que los políticos estuvieran dispuestos a poner en marcha este ambicioso proyecto que iniciaría la renovación urbana de Bilbao. Geográficamente se dispuso construir este museo en los barrios industriales olvidados, a la orilla de la Ría de Bilbao, y el proyecto arquitectónico a cargo del estadounidense Frank Gehry proponía la construcción de una flor de titanio que asemejaba a un buque anclado de 24,000 metros cuadrados de superficie. La colección por su parte cuenta con hitos del arte contemporáneo como Mark Rothko, Antonio Saura, Andy Warhol, el escultor Richard Serra, Jean Michel Basquiat, Eduardo Chillida, entre otros; así como esculturas – instalaciones en exteriores como las de Jeff Koons y Louise Bourgeois. Esta breve crónica es un ejemplo de cómo un proyecto museológico integral aunado a la colaboración gubernamental y a la activa participación de la población, dan por resultado la puesta en escena de un museo que cambió y que convirtió a una ciudad en un punto turístico y cultural en Europa. * Curadora.

El Picaporte Por Simitrio Quezada

Entre sujeto y verbo no se coloca coma ¿Por qué colocar coma entre un sujeto y el verbo que le sigue? No hay razón para reproducir este vicio tan difundido, sobre todo, en la prensa. No es correcto, por ejemplo: El gobernador de Zacatecas, inauguró el encuentro estatal de estudiantes. Le pedimos señor juez, resuelva este caso. Sólo podría existir coma después del sujeto si redactáramos una aposición; esto es, una frase explicativa o vocativa. De este modo, tendríamos: El gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, inauguró el

encuentro estatal de estudiantes. Le pedimos, señor juez, resuelva este caso. Van otros ejemplos: El diputado, tan odiado ahora en la comunidad, fue abucheado. ¡Canta, oh musa, la furia del pelida Aquiles! Anda, desgraciado, que ya empezábamos sin ti. Juré, y créeme que muchas veces, no volver a buscarte. En estos casos, como se ve, escribiremos siempre dos comas: una que abre y otra que cierra la expresión complementaria. * Envíe comentarios y demás inquietudes a: siquezada@hotmail.com


12

LA GUALDRA NO. 163 / 1 DE SEPTIEMBRE 2014

Naufrago Por Alberto Huerta

Río de Palabras

Para Bertha, Irma y Verónica

Sobre una balsa. Tendido sobre una balsa. Cara al sol. Y así, naufrago. En medio del océano. Cantando a todo pulmón, por supuesto que desafinado. Sabiendo que mi fin estaba a la vuelta de la esquina. No. No. Me puse a pensar en ti. ¡Lo juro! De veras, de veritas. Por ésta… Yo estaba segurísimo que la muerte me tiraba navajazos, puñaladas, feroces lances, que al fin me tenía acorralado en aquella inmensidad de agua salada. Indescriptible. El vaivén de las olas. Ese mar azul, a veces verde. A veces oscuro en las noches interminables… arriba, el firmamento cuajado de estrellas. La luna grande, plomiza, brillante. La balsa y yo nos bamboleábamos permanentemente. El rumor que no cesa ni un segundo. Movediza… Asombrosa. InconJean-Michel Basquiat. Dos cabezas. 1982. mensurable y hermosa. En Acrílico y óleo/tela. Colección particular ese momento, te lo juro, para qué mentir, en esas circunstancias no se puede darle la vuelta, sacarle al bulto. En ese mismo momento pensé en que no pensé en ti. Ni en el portento de tus nalgas. Ni en una cerveza bien helada. En una Coca-Cola igualmente tus pechos generosos, ni en tus manos prodigiosas que fría, en un tarro refrescante y fresco de tepache. En fu- acarician sabroso, ni el frondoso e intrincado bosquecillo marme con toda calma un Raleigh sin filtro, en un Duca- púbico que limita la gruta húmeda y cálida, como no pensé dos, en un Del Prado, que ya ni existen. En una rebanada de en tus labios ávidos que besan y chupan, ni en tu saliva sandía. En un vaso bien grande de agua de guanábana con que sabe a heliotropo, ni en tus ojos de venada asustada, tres o cuatro cubos de hielo. No, siento mucho en decirte ni en tu cabellera ondulada y sedosa. No. No te puedo

Alán

El concierto de una vida Pr Roberto Galaviz A Salvador García Ortega, con cariño y admiración. 55 aniversario de vida musical. * Dicen que dios dijo: hágase la luz y la luz existió -con ella todo lo que vemos y lo que soñamosdicen que fue el primer día y que a partir de entonces, todo lo demás es no dicen que para hacer la luz, el cielo, la tierra y el universo entero antes ya existía la música, el sonido y la voz que inventa todo lo que hay algunos ya lo saben, pero se lo guardan, algunos lo saben todo, pero nada dicen. Salvador García y Ortega lo sabe y a cada paso lo dice su vida ha sido una partitura, un destino armónico, una sinfonía maravillosa él sabe que para darle forma a la vida y a la muerte la música es más que necesaria, urgente sabe que de música están hechas las palabras, los amores, las tragedias y los días conoce en qué momento un silencio regala el reposo, la trabe justa y el equilibrio al mundo

Por Pilar Alba Yo de grande no quiero ser nada, no quiero ser nadie, porque ya soy algo, aunque no me lo crean. Para qué quiero llegar a ser alguien como los políticos; o como el maestro de educación física que nos arremeda y se burla de nosotros porque no podemos dar rápido las vueltas a la cancha. Pues que no ve que todavía estamos chiquitos, que nuestros pies son más pequeños y nos cansamos. No, no somos grandes ni tenemos tantas fuerzas como él; o como mi papá que llega a la casa y le pega a mi mamá y ella llora

mentir. Y cuando la sed me abrasaba y el sol ardiente despellejaba mi piel, dejándola como una llaga… y la vida se la estaba llevando patas de hilo, no valía ni un cacahuate. Entonces, no lo vas a creer, desperté sudoroso, en mi cama, en pijama, pronunciando: ¡El relámpago verde de los loros!

y nos dice que nos escondamos en nuestro cuarto o debajo de la cama para que a nosotros no nos agarre y no nos pegue, para que no nos diga de cosas como: inútiles o buenos para nada; para que no nos diga palabrotas de ésas a que a nosotros no nos dejar decir y que nos pega cuando por casualidad alguna se nos escapa. Yo por eso no quiero ser grande no quiero ser como ellos, no quiero ir a la escuela para ser “alguien en la vida” prefiero ser nada, me gusta seguir siendo nadie.

y el cómo una mirada resulta un contrapunto para dos que se habían olvidado se trata de música, todo el tiempo componer de risas y lágrimas una melodía y ofrecer un concierto magnífico al que llamemos vida.

La Gualdra 163  

La Gualdra 163

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you