Page 1

No. 10 / 25 DE MAYO DE 2013

ESPECIAL DE LA GUALDRA EN CANNES

DIR. JÁNEA ESTRADA LAZARÍN

Foto: James Gray / Cortesía del Festival de Cannes

Tras The Yards (2000), We own the night (2007) y Two lovers (2008), el director estadounidense, James Gray (1969, Nueva York), vuelve a Cannes en competición por la Palma de Oro con The Immigrant. Película de gran belleza visual, uso de colores sepia, alternancia de escenas espectaculares e intimistas, cuidado escrupuloso de los decorados para darle más veracidad histórica y muy buena actuación de los protagonistas. Esta película se perfila como una de las más fuertes contendientes para obtener la Palma de Oro.


La Gualdra en Cannes

ESPECIAL DE LA GUALDRA EN CANNES No. 10 / 25 DE MAYO DE 2013

Estamos a dos días de conocer los premios definitivos de esta edición del Festival de Cannes, y nosotros, a la distancia, y conociendo de primera mano la información que nos mandan nuestros corresponsales gualdreños, estamos muy emocionados y con el deseo de ver muchas de las películas reseñadas en este espacio. En este número les ofrecemos una entrevista en exclusiva para la Gualdra con el presidente del jurado de la Queer

Palm, el director portugués João Pedro Rodrigues y con el creador del certamen, Franck FinanceMadureira. Hoy se dieron a conocer los ganadores de Cinéfondation, y muy pronto les tendremos la información de cuáles películas resultarán ganadoras en las demás categorías de este festival. Que disfrute su lectura. Jánea Estrada Lazarín lagualdra@hotmail.com

Crónica 23 de mayo Por Carlos Belmonte y Lluna Llecha

A pesar de que hemos dormido poco porque anoche hubo la fiesta organizada por el Festival Internacional de Cine de Morelia y no podíamos faltar, la jornada estuvo llena de agradables noticias. Por una parte, la cinta estelar del día, The immigrant, de James Gray, estelarizado por la actriz francesa Marion Cotillard parece haber cumplido con las expectativas fílmicas. Luego, otra vez encadenadas las funciones, asistimos a la última sesión de cortometrajes seleccionados por Cinéfondation en donde aparece el mexicano Contrafábula de una niña disecada, realizado por Alejandro Iglesias Mendizábal, con quien tuvimos la oportunidad de platicar acompañado de la actriz Meraqui Rodríguez al final de la proyección. De buen humor a pesar de que presentían no salir ganadores, los jóvenes artistas nos comentaron cómo fue el largo proceso de realización y algunos sangrientos detalles. Terminamos para irnos a comer en un simpá-

tico restaurante italiano que ofrece como menú del día calamares con ensalada. Parecía que por fin tendríamos tiempo de comer tranquilamente, cuando a las dos de la tarde recibimos una llamada de Christopher, el encargado de prensa de la Queer Palm, que nos confirma la entrevista en exclusiva con el presidente del jurado y también director, el portugués, João Pedro Rodrigues y el creador del certamen, Franck Finance-Madureira. Y a correr, porque tenemos apenas una hora para comer e irnos al Café Nespresso localizado sobre la Croisette y preparar la entrevista. Afortunadamente salió bien. Aunque el portugués habla poco, es más bien reservado, su colega Franck tiene tema para todo el día. Casi al mismo tiempo en la Sala Buñuel se dan a conocer los cortometrajes premiados por la Cinéfondation entre los cuales no estaba el mexicano. Y ya nos quedan sólo dos días para conocer el Palmarés completo.

Ensangrentada y bella quinceañera en Contrafábula de una niña disecada Por Carlos Belmonte y Lluna Llecha Una planta que crece de la boca de una quinceañera, una cabeza de caballo cruda como platillo principal en una cena burguesa, un unicornio de cerámica con una espina al cuello, o borbotones de sangre, son algunos de los elementos aparecidos en el cortometraje Contrafábula de una niña disecada. En la Selección de la Cinéfondation del Festival de Cannes, el cortometraje realizado por Alejandro Iglesias Mendizábal cerró la programación y la competencia por el Premio del Jurado concedido a los tres mejores, entre los que lamentablemente no estuvo el mexicano. Estelarizada por Meraqui Rodríguez, José Carlos Rodríguez y Virginia Araujo, el cortometraje es la tesis de licenciatura de dirección sostenida en julio del 2012 en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) de la Ciudad de México por Iglesias Mendizábal. Su trabajo fue largo, comenzó en el año 2009 con la escritura del guión; para el 2010 hizo la filmación de las escenas, un año y medio después terminó el montaje y postproducción, es decir, un proyecto de tres años que estuvo apoyado por el CCC, con 150 mil pesos, más las facilidades del equipo técnico. La idea nació de una serie de sueños y experiencias sufridas durante una etapa especial en la vida del director mexicano pero que prefirió no revelar públicamente. Es, pues, una cinta que construye un mundo surrealista, muy cercano a Buñuel, pero sin la sensualidad característica del director español y sí, sin embargo, con chorros de sangre y dientes ensangrentados, “y yo quería más sangre”, dice y sonríe Iglesias.

Particular fiesta de quince años La historia cuenta la cena de 15 años de una chica del medio burgués con padres severos y observadores de las “buenas conductas”. Obligada a tenerse correctamente, a mantenerse en la mesa y hacer un discurso frente a los comensales, el ambiente se vuelve casi lúgubre. Pero repentinamente, a causa de un pinchazo con una espina que cuelga del cuello de una figura de unicornio, comienza a crecerle una planta de la boca, lo que la obliga a levantarse en un par de ocasiones de la mesa para ir: en la primera, al baño, en donde hará un recorrido por el bosque para encontrar a un caballo blanco; y en la segunda, ya con la planta más crecida, a su cuarto para intentar cortarla con tijeras o arrancarla de tajo. Pero la planta no se irá sola, se llevará toda la sangre de la festejada. El final, no es ni la muerte ni la vida, es un estado de sonambulismo de una niña que se mantiene sentada obedeciendo las encorsetadas reglas de la buena sociedad. Llena de símbolos, principalmente, con significación personal, el corto puede provocar: tristeza, compasión y horror; o mucha molestia, según nos expresó la actriz, nacida en Saltillo, Meraqui Rodríguez. Si bien no serviría de nada intentar encontrar en cada imagen un significado o una interpretación, porque hay cosas puestas en escena por el simple gusto de hacerlo, sí hay, en cambio, otras colocadas racionalmente y que buscan comunicar algo, de lo contrario sería una obra que más valdría hacerla para el consumo personal, confesó Iglesias. Aunque no ganó ningún premio en Cannes, dejó un buen sabor de boca en los espectadores y otra prueba más del trabajo cinematográfico cada vez más reconocido en el festival de cine.

Delfina Pena y Oscar Righini

Fotograma de la película Contrafábula de una niña disecada. Carmen Lira Saade / Dir. General Raymundo Cárdenas Vargas / Dir. La Jornada de Zacatecas direccion.zac@infodem.com.mx

Jánea Estrada Lazarín / Dir. La Gualdra lagualdra@hotmail.com Sandra Andrade Trinidad / Diseño Editorial

La Gualdra es una coproducción de Ediciones Culturales y La Jornada Zacatecas. Publicación semanal, distribuída e impresa por Información para la Democracia S.A. de C.V. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación, por cualquier medio sin permiso de los editores.

Juan Carlos Villegas / Ilustraciones jvampiro71@hotmail.com


Edición especial de la Gualdra en Cannes No. 10 / 25 de mayo DE 2013

João Rodrigues y Franck Finance-Madureira preparan La Queer Palm Colaboración especial de Geoffroy Huard presidente del jurado, ésta es la primera vez que un director ocupa este sitio. Su cine va en esta línea, como una expresión personal a través de un arte que es el cine y que tiene por peculiaridad hablar sobre ciertas temáticas que son motivo de disputas y reacciones controversiales, pero que están cada vez más rezagadas para ser tratadas en un plano más de la creación. Y es que gran parte de su objetivo es hacer del certamen un lugar de exhibición de películas bien hechas, que no se centren forzosamente en la homosexualidad o en imágenes explícitas de sexo. Ejemplo de ello es la selección de cintas que compiten por la Queer Palm en Cannes en su apenas cuarta edición. En esta ocasión hay algunas que no muestran escenas de sexo –implícito o explícito- ni siquiera eróticas, sino imágenes con referencia a una sensualidad homosexual, ver el ejemplo de la cinta de Chloé Robichaud. El certamen y su selección Sin embargo, Franck Finance-Madureira, creador del certamen, también presente en la entrevista, señaló que a pesar de su reciente aparición, espera que en pocos años la Queer obtenga el suficiente reconocimiento y legitimidad para poder

ser incluido en el programa oficial del Festival de Cannes. Hasta el momento la relación que tienen con el Festival se limita a la parte logística: preselección de las cintas que el jurado hace y después recomienda a los organizadores de la Queer para su inclusión; acceso al visionado de las cintas en las salas del palacio; y el contacto con los directores de los films. Para este año la cifra de cintas, que se pensaba quedaría en seis, creció a ocho: Behind the Candelabra: my Life with Liberace, de Steven Soderbergh; La vie d'Adèle, de Abdellatif Kechiche; Bombay Talkies, de Anurag Kashyap, Djbakar Banerjee, Zoya Akhtar y Karan Johar; L’inconnu du lac, de Alain Guiraudie; Sarah préfère la course, de Chloé Robichaud; Les rencontres d’après minuit, de Yann Gonzales; Les garçons, et Guillaume, de Guillaume Galienne; y, Opium, de Arielle Dombasle. Anoche los miembros del jurado -João Pedro Rodrigues, Daniel Dreifuss (productor de No), la agente de prensa Annie Maurette, el crítico de cine Nicolas Gilson y el director Michel Reilhac- se reunieron para deliberar por última vez. Aunque en secreto Franck nos dijo quiénes son sus preferidos y posibles ganadores, lo mismo que la cinta menos apreciada. La premiación será esta noche en la Terrazza Martini de la Croisette, y ahí estaremos.

Palmarés en Cinéfondation Por Carlos Belmonte y Lluna Llecha Ayer se celebró en la Sala Buñuel del Palais des Festival la ceremonia oficial de la entrega de premios para los tres mejores cortos y mediometrajes que competían en la sección Cinéfondation, seguida de la proyección de los films ganadores. Inaugurada en 1998 para respaldar la creación cinematográfica en el mundo entero y preparar el relevo de una nueva generación de cineastas, la Cinéfondation –que constituye una de las facetas de la sección oficial del Festival de Cannes– no ha dejado de crecer desde esa fecha. La Cinéfondation selecciona anualmente entre quince y veinte corto y mediometrajes –de ficción o de animación– presentados por escuelas de cine de todo el mundo, y premia a la mejor cinta con 15000 euros, a la segunda con 11.250 y a la tercera con 7500. Los criterios de selección son: haber sido realizados en el transcurso de los 18 meses anteriores al festival; no haber sido presentados en los principales festivales internacionales y no sobrepasar los 60 minutos de duración. Este año se presentaban dieciocho cintas de nacionalidades diversas (Chile, Irán, Reino-Unido, Corea del Sur, Francia, Rumania,

República Checa, Estados Unidos, Israel, Argentina, Bélgica, Polonia, Rusia y México; este último con Contrafábula de una niña disecada, de Alejandro Iglesias Mendizábal). En una ceremonia sobria y no muy abarrotada, el jurado –presidido por Jane Campion y compuesto por Maji-da Abdi, Nicoletta Braschi, Nandita Das y Semih Kaplanoglu– hizo pública su decisión. Así, el tercer premio ex aequo fue para la cinta de animación Pandy, de Matus Vizar (República Checa) y la de ficción In acvariu, de Tudor Cristian Jurgiu (Rumania). El segundo premio se lo llevó En attendant le dégel, de Sarah Hirtt (Bélgica); y el primer premio fue para Needle, de Anahita Ghazvinizadeh (Estados Unidos). Los miembros del jurado destacaron de En attendant le dégel su voz cinematográfica extremadamente madura y el excelente trabajo de fotografía. Para Needle, que ganó por unanimidad, no faltaron tampoco los elogios y recalcaron su voz y precisión únicas, así como el excelente trabajo de todo el casting. Los realizadores, muy emocionados, agradecieron la decisión del jurado y, sobre todo, el excelente trabajo de su equipo técnico.

Festival de Cannes

“Estoy muy impresionado por lo que ha sucedido en Francia, no me lo esperaba, es verdaderamente vergonzoso que pase esto en el 2013, en Europa, da miedo… todas estas manifestaciones contra el matrimonio gay, me han sorprendido mucho porque ni en Portugal pasó algo así, y Francia se tiene por uno de los países mmmm… cómo decirlo, más avanzados”. Fueron las palabras del realizador portugués João Pedro Rodrigues, presidente del jurado en la Queer Palm de Cannes, en entrevista concedida en exclusiva para La Gualdra. Al realizador de O fantasma (2000) lo entrevistamos para conocer, entre otros temas, su opinión sobre el impacto que el premio podría tener como parte del movimiento reivindicativo por la igualdad de los derechos realizado ante las manifestaciones públicas aparecidas en Francia a causa de la legalización del matrimonio gay. Nunca se esperó una reacción pública adversa tan activa como la sucedida en Francia, y es verdad que la Queer Palm podría formar parte de las manifestaciones de apoyo a la legalización, pero es ante todo, recalcó Rodrigues, un reconocimiento artístico cinematográfico que va más allá de la mera temática homosexual. Precisamente fue por eso –el apoyo al movimiento gay– y para impulsar el premio Queer, que él aceptó ser el


4

Edición especial de la Gualdra en Cannes No. 10 / 25 de mayo de 2013

The Immigrant:

Una ópera transpuesta al cine Por Carlos Belmonte y Lluna Llecha

Festival de Cannes

Tras The Yards (2000), We own the night (2007) y Two lovers (2008), el director estadounidense, James Gray, vuelve a Cannes en competición por la Palma de Oro con The Immigrant. Una película que transcurre en Nueva York, en 1921, y narra la llegada de dos hermanas polacas católicas, Ewa y Magda, a Ellis Island, pasaje obligatorio para los inmigrantes que entraban a Estados Unidos. Magda, afectada de tuberculosis es retenida e internada en la isla. Ewa, sola y sin la ayuda de ningún familiar, tendrá que prostituirse para salvar a su hermana. Para construir su film, que habla de emociones y de problemáticas que le son cercanas, Gray se inspiró de cuadros –pinturas de Everett Shinn y lienzos de George Bellows, célebre por sus vistas realistas de Nueva York de principios del siglo XX–, fotos del arquitecto italiano Carlo Mollino, y películas –principalmente la obra cinematográfica de Robert Bresson, Journal d’un Curé de Campagne; sin que falten ecos a América, América, de Eliza Kazan, Érase una vez América, de Sergio Leone y El Padrino II, de Francis Ford Coppola. Pero de The Immigrant se inscribe también en la tradición de la ópera y del melodrama en el que se busca alcanzar una verdad superior a través de emociones desmesuradas y de situaciones dramáticas que tocan directamente al espectador. De ahí la presencia de Puccini, du Gounod, Wagner o Caruso en la banda sonora. Un trío sobresaliente: Marion Cotillard, Joaquin Phoenix y Jeremy Renner Es un melodrama en que la mujer tiene un papel central, con respecto a los hombres –inaprensibles por necesidad del guión–, y que reúne a un sobresaliente casting: Marion Cotillard, Joaquin Phoenix y Jeremy Renner, capaces de darle una gran profundidad psicológica a sus personajes. “Escribí el papel de Ewa pensando en Marion Cotillard. Esta mujer

no necesita hablar. Es tan expresiva que podría ser una actriz de cine mudo”, comentaba James Gray en la posterior rueda de prensa. No le faltaron tampoco elogios para Joaquin Phoenix –el gran ausente de esta jornada debido a sus obligaciones en otro rodaje–: “Sabe dar una auténtica vida interior a sus personajes. Tenía que interpretar a un manipulador complejo y misterioso, un personaje bastante atroz pero que busca ante todo sobrevivir y que es capaz de experimentar amor”. Por su parte, Marion Cotillard destacó la dificultad que había tenido para pronunciar correctamente en polaco veinte páginas del script: “En polaco no hay una sola palabra que se parezca al inglés o al francés. Pero no tenía opción, tenía que hacer lo imposible para hablar en polaco sin acento”. El rodaje, que duró 34 días, tuvo lugar en exteriores de Nueva York y en los estudios Kaufman Astoria. Para reconstruir con más exactitud el momento histórico, Gray optó por rodar también en Ellis Island, lugar en que desembarcaron millones de inmigrantes entre 1892 y 1924. El rodaje en la isla –que tuvo que realizarse en dos noches por ser actualmente un lugar turístico– fue complicado: transporte en ferry de un equipo de 200 personas y un millar de figurantes, más los actores y el material técnico. The Immigrant se convierte así en el primer film en haber utilizado Ellis Island en cuanto a lugar de entrada de los inmigrantes a Estados Unidos. Película de gran belleza visual, uso de colores sepia, alternancia de escenas espectaculares e intimistas, cuidado escrupuloso de los decorados para darle más veracidad histórica y muy buena actuación de los protagonistas. Tras la rueda de prensa, algunos periodistas la destacaron ya como posible candidata a la Palma de Oro. ¡Habrá que esperar a domingo para conocer el veredicto del jurado!

Fotogramas de la película The immigrant

No se pierda todos los días las cápsulas informativas de Carlos Belmonte y Lluna Llecha desde el Festival de Cannes. Sólo en el 91.5 FM

la jornada zacatecas, sábado 25 de m,ayo del 2013  

sábado 25 de m,ayo del 2013