Issuu on Google+

>> CINE. Amor,

sexo e intimidad gay.

>> 8

>> BITÁCORA.

Un ecuatoriano en el otro lado del mundo. >> 4

Ecuador, domingo 06 de abril de 2014

Nº 861

www.lahora.com.ec

Telarañas de ideas Teatro e instalación se unen en la obra ‘Caída’ (Hemisferio Cero).

OTO: DANIELA MERINO

5


2

novedades

Ecuador, domingo 06 de abril de 2014

Cronistas: ‘tres tomos para inventar la realidad’ ANTOLOGÍA

Las minuciosidades, aquellos pequeños detalles que se insertan en la redacción –para después cautivar al lector–, son parte del anzuelo de la crónica, género que gana terreno en el país, aunque todavía se vea superado –en cantidad de espacio, no en calidad de contenidos–, por el reportaje, los análisis, las notas informativas, las entrevistas, dentro de los medios. Por supuesto, en las revistas las crónicas son más visibles, pero tampoco aparecen pese al ‘boom’ que parecería advertirse en los últimos años en Ecuador. Por otra parte, las plataformas virtuales han permitido que esta manera de abordar los hechos aflore cada vez más. Y, al parecer, ha aflorado de tal manera que llegó la hora de seleccionar algunos textos y reunirlos dentro de una antología que, al ensancharse, se extiende a tres tomos. Ésta es la nueva apuesta de La Caracola Editores. Se trata de ‘La invención de la realidad’, colección que reúne dos crónicas de cada uno de los antologados (con excepción de Eduardo Varas que presenta un trabajo). Criterios

Para Jorge Imbaquingo, periodista, quien está presente en el tomo dos con los textos ‘Solo, hasta el final’ y ‘A Taisha todo llega en avión’, esta publicación resulta novedosa. “Si revisas la ‘Antología de crónica latinoamericana actual’, editada por Darío Jaramillo, causa una tremenda sorpresa que no haya ningún autor ecuatoriano, dentro de los 48 seleccionados”, expresa Imbaquingo, sin ocultar su desazón, agre-

gando –con cierto alivio– que “de alguna manera La Caracola está visibilizando a la crónica que se realiza en el país”. Para el periodista, quien actualmente se desempeña como Jefe de Información de Diario LA HORA, uno de los atractivos de los textos es el de combinar aquellos relatos que pueden elaborarse durante algún lapso de tiempo, así como aquellas que surgen de la inmediatez: “el contar un hecho de manera rápida para que aparezca publicado al día siguiente, en un periódico”. La escritora Solange Rodríguez es parte de los 16 antologados. Ella participa con ‘La reina de las artes’ y ‘Cangrejos del Golfo de Guayaquil: un oficio que se agota’. Rodríguez, una de las plumas más sobresalientes del cuento y el microrrelato, opina que con la antología se puede arribar a muchos más lectores, considerando que “la mayoría de crónicas aparecen en revistas Mundo Diners o Soho”, que llevarían a preguntar: “¿Cuántas personas tiene acceso a estos espacios?” Otra de las reflexiones de la escritora guayaquileña, quien se declara como una “narradora de corazón”, es acerca de

Antología

Cronistas y textos participantes Fernanda Ampuero, ‘El bus de las solteras’ y ‘Youfest. Les diré que vengo de un mundo raro’. ° María Escobar Páez, ‘Albert Pla: por el lado más bestia de la vida’ y ‘El Hollywood’. ° Fernando Manuel Granja, ‘Babel en ascensor’ y ‘Vilcabamba: agua milagrosa y psicodelia’. ° Juan Noriega, ‘La cárcel de Velasco Mackenzie’ y ‘Chunchi, el pueblo de los niños suicidas’. ° Marcela Rodríguez Pappe, ‘La reina de las artes’ y ‘Cangrejos del Golfo de Guayaquil: un oficio que se agota’. ° Solange Edwin Alcarás, ‘Promesas incumplidas o tres maneras de ser negro en Cartagena’ y ‘Mercedes juega su destino ° en el ecuavóley’. Fernando Andrade, ‘Yo también soy El Cantante’ e ‘Historias de los tramoyanos’. ° Juan Jorge Imbaquingo, ‘Solo, hasta el final’ y ‘A Taisha todo llega en avión’. ° Marcela ‘La escritora porno que se sonroja cuando habla de sexo’ y ‘Solo quien tiene padrino se bautiza’. ° FranciscoRibadeneira, ‘El gran y feroz viaje’ y ‘Luis Rueda: el rock nunca va a perecer’. ° Francisco Santana, Estrella, ‘Cómo vive una estrella de la tecnocumbia’ y ‘Atrapados en Caracas’. ° Iván FloresX.Poveda, ‘La guerra que el país ignora’ y ‘Los frutos de una pasión’. ° Xavier Gómez Muñoz, ‘Glorias de un ídolo indígena’ y ‘Fabián Zurita, el educador de los Andes’. ° Juan Carlos Moya, La tormenta sobre una taza de café’ y ‘Tan triste como Ana Inés’. ° Elías Urdánigo, ‘La vida en Las Colectivas’ ° Eduardo Varas, ‘La FIL a través del espejo’.y ‘Apostando en una pelea de gallos’. °

quiénes se dedican a la crónica: “Resulta que los autores antologados, en su mayoría, están dentro de la literatura”. Esto, permite reflexionar sobre cuánto espacio hay para la crónica dentro de los periódicos, además de plantearse sobre las actividades que realizan los escritores para ‘redondear el bolsillo’. Propuesta

“El mundo editorial no es un gran espacio en el Ecuador y, lo poco que existe, suele concentrarse en la novela y el cuento”, enfatiza Andrés Cadena, uno de los integrantes de La Caracola, quien junto a Yanko Molina y Juan Carlos Arteaga seleccionaron los textos. Él sostiene que la propuesta editorial que manejan busca “dar espacio a esos géneros como el ensayo, el teatro y la crónica”, que suelen ser la mayoría de ocasiones relegados. “Lo interesante es que se den espacios a todas las clases de escritos. Lo importante para editar y poner en circulación a una obra es que ésta tenga calidad: nada más”. Sobre el proceso selectivo, “en el cual se

consultó a críticos, periodistas, escritores y amigos lectores”, Cadena explica que “no se miró algo cronológico pues, sin importar la edad, unos pueden publicar antes que otros autores; tampoco se delimitó un periodo de tiempo delimitando determinada época; lo que queda claro es que sí no centramos en lo contemporáneo”. En breves líneas

Las crónicas arrancan con ‘El bus de las solteras’, de María Fernanda Ampuero, quien en sus líneas transporta al lector a un pueblo español escaso de mujeres: un automotor provocativo lleno de mujeres de varios países, una sensual Torre de Babel sobre ruedas. Y, hablando de Babel, está el texto ‘Babel en ascensor’, de Juan Manuel Granja, quien encierra al lector en los 30 pisos que hospedan a los 300 participantes del Festival Internacional de Teatro en Bogotá: un sube y baja lleno de sonidos. Por supuesto, este encierro no es tan sobrecogedor como el que presenta Marcela Noriega al mostrar ‘La cárcel de Velasco Mackenzie’ o como ‘El gran y feroz viaje’, de Francisco Santana, quien estremece en el primer párrafo al escribir: “Danielle está internada en la Clínica UCA (Unidad de Conductas Adictivas) de Guayaquil, tiene 21 años y es adicta a la heroína”. (pág.137, Tomo 2). (DVD) ddelatorre@lahora.com.ec


Ecuador, domingo 06 de abril de 2014

Patrimonio, ese gran desconocido Riobambeña de ascendencia otavaleña es una ferviente defensora del patrimonio de los ecuatorianos que tiene una larga historia de 15 mil años. Dice que “afortunadamente” es antropóloga, porque desde su origen étnico de la nacionalidad quichua, por principio, no debería desacralizar las tumbas de sus antepasados, labor que prefiere dejar a los arqueólogos. A la cita de esta entrevista llegó con puntualidad ‘inglesa’, vestida y ataviada de la forma típica otavaleña. El tono de su voz es seguro y su español, aunque dice que piensa mucho en quichua, es fluido y preciso. Pese a su modestia, su currículo y su forma de expresarse no dejan lugar a dudas de su idoneidad para la responsabilidad que hoy desempeña al frente de la Subsecretaría de Memoria Social del Ministerio de Cultura y Patrimonio de Ecuador. Estelina Quinatoa Cotacachi conversa con revista ARTES sobre realizaciones, problemas y aspiraciones en su compleja tarea como custodio de un enorme e importante legado prehispánico.

¿Cuáles son los problemas a los que se está enfrentando en la Subsecretaría de Memoria Social del Ministerio de Cultura y Patrimonio?

Estamos a cargo de todo el patrimonio de los ecuatorianos en 14 museos, 11 bibliotecas y 10 archivos. En primera instancia, mantener el patrimonio es costoso. El Estado debe tener un presupuesto alto. Tenemos los grandes repositorios y los museos donde están los bienes originales que los ecuatorianos reconocen como el sol de oro, las máscaras de platino, las obras de arte colonial, las obras contemporáneas, donde esperamos que el ecuatoriano encuentre, conozca su historia y se sienta orgulloso de ella. Tenemos presencia en las provincias de Manabí, Santa Elena, Guayas, Loja, Cuenca, Chimborazo, Pichincha, Imbabura y Esmeraldas. Nos falta el repositorio en la Amazonía. Tenemos municipios disímiles, Quito ha desarrollado sus museos, pero un municipio pequeño no tiene esa capacidad, ni el personal adecuado, ni el patrimonio desarrollado por lo que nuestra misión es capacitar.

3

diálogo ESTELINA QUINATOA

¿A su juicio, qué necesitan los ciudadanos para que valoren justamente su legado, sus raíces?

Los ecuatorianos, que somos los herederos de todo este gran patrimonio, lamentablemente no lo conocemos, no lo valoramos, no lo difundimos. Hace falta un programa que propicie la discusión, el conocimiento, la concienciación desde las etapas estudiantiles hasta los adultos. Lamentablemente, hemos vivido décadas de desconocimiento y, aunque ahora tenemos mejores condiciones, como una estructura ministerial, nos hace falta conocer ese patrimonio. Vivimos sobre esta riqueza y no la conocemos. Se ha destacado el valor económico y no el valor cultural para el reforzamiento de los referentes de las identidades de todos los grupos humanos que vivimos en el Ecuador. ¿Cómo podemos visibilizar más los museos?

Estamos trabajando para que el museo no sólo sea un espacio donde se guardan bienes, sino un sitio de encuentro, de discusión, de polémica, y en una visita turística no se va del todo a aprender y a valorar. Se necesitan programas más sostenidos, educativos, en los que a través de la muestra se puedan tratar múltiples temas, hacer talleres y encuentros que tengan un largo aliento. ¿Qué deficiencias ve en los programas de historia en la educación primaria, media y superior?

De acuerdo con la malla curricular hay una necesidad y ya hemos tenido un primer encuentro para trabajar conjuntamente con el Ministerio de Educación para que, como bien usted dice, los museos sean los espacios idóneos y los estudiantes reciban sus clases. Entonces estamos en un primer acercamiento para tener esta injerencia con la educación formal. Pero sí, ya ha sido una preocupación personal, en la educación básica, media y universitaria debía haber materias como Patrimonio, Cultura, Identidad. ¿En qué estado se encuentran los museos de Ecuador?

Necesitan el apoyo del Estado que desde 2007 se ha dado de mejor manera y

ANTROPÓLOGA. Se encuentra al frente de la Subsecretaría de Memoria Social del Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador.

se ha logrado por primera vez hacer un inventario, un listado de estos bienes que están en todo el país, no solo arqueológico, sino artístico, etnográfico. Con esta visión se busca que se entienda a un museo no como un espacio cerrado y listo para la recreación de ciertos personajes y grupos sociales –como nació el museo en Europa–, sino como un espacio que lo puedan visitar todos, los vecinos del barrio, el sastre, el zapatero, los estudiantes, para recrearse con el legado anterior y contemporáneo. ¿Qué mecanismos utiliza la subsecretaría de Memoria Social para cumplir su misión de acercar el patrimonio a los ecuatorianos?

Los museos desde 2009 por decreto presidencial son gratuitos, pero también enfrentamos otra situación y es que hay sitios como los centros comerciales, los grandes ‘malls’ en la costa, los parques, una competencia que tenemos que enfrentar. Entonces hay la obligación de ser motivadores y llamativos a los visitantes, es un esfuerzo actual. Hacemos varias actividades como en el caso de los archivos, un lugar donde están la historia y memoria del país, por lo que tienen que ser conocidos pero no podemos abrirlos a todo al público y hay que hacerlo a través de programas, de proyectos de acercamiento. Por ejemplo, en el Archivo histórico que estamos manejando tenemos

el testamento del hijo de Atahualpa y ¿cómo hacer que se socialice si ahí sólo entran algunos privilegiados?, pues hay que hacer facsímiles para que se conozca la historia de esa descendencia. También tenemos una dirección para recordar y celebrar eventos históricos de trascendencia para los ecuatorianos. Hay un trabajo en el caso de la Hoguera bárbara para que se conozca la historia de Eloy Alfaro, una memoria dinámica y que no sea olvidada sobre el feriado bancario o la Gloriosa que se trabaja este año a través de concursos y otras iniciativas. ¿Cómo ven los especialistas extranjeros los museos y el patrimonio ecuatoriano?

No tenemos los grandes monumentos sobre la superficie como en Perú, no tenemos un Machu Picchu, tenemos un Ingapirca apenas, pero en cuanto a la cantidad de bienes ese patrimonio material es muy rico por lo que Norteamérica, Colombia, Chile y Perú valoran lo que tenemos aquí y Ecuador es un referente en cuanto a museos. Estamos cuidando el patrimonio, hay un esfuerzo muy grande que ahora es del Estado, esto es importante pero también hay que exigir el cuidado, el conocimiento, la valoración y la difusión de ese patrimonio, un proceso largo que inició en 2007. (AGC) agusting@lahora.com.ec


4

bitácora

Ecuador, domingo 06 de abril de 2014

Un súbito viaje a ‘Nusantara’

MIRADA. Un impresionante paisaje: una única visión Langit di Yogja del ‘mundo al revés’.

Desde hace algunos años mi afán ha sido conocer las tierras orientales. En mi mente estaba la India, me atraían la música, la danza Bharatanatyam o Chhou y el teatro Kathakali. Soñaba con estar en el desierto o en esa fantástica Rajastán. Mis pies se hicieron para recorrer grandes distancias: de niño trataba de imitar los largos y rápidos pasos de mi padre; de joven en la selva o la montaña practicaba el ‘paso de biólogo’ constante, firme y rápido, sin importar las distancias o el cansancio; y a esto se suma que por influencia paterna traté siempre de ser un peatón en Quito. Pies y corazón se conectan, sus músculos trabajan al mismo ritmo. Pero no serían mis pies quienes me conducirían a tierras lejanas. En mi búsqueda de buena fortuna apliqué para una beca a Indonesia. No sabía nada de ella pero me bastaba que estuviera en el Lejano Oriente. No obtuve respuesta rápida, más bien sorpresivamente cuando ya hasta había olvidado el hecho, me llegó el ‘chisme’ de que había sido elegido y que tenía unos días para la confirmación. En pocos meses ya estaba preparado para el viaje. “Indonesia, ¿qué es?, ¿dónde está?”, me preguntaba, pero me abstuve de informarme de todo acerca de ese país para tener la oportunidad de

ÉDGAR FREIRE GARCÍA •

la sorpresa: sin expectativas, sin preconceptos, sin dinero, me subí al avión. Era la primera vez que lo hacía, y ¡vaya a dónde!, podría haber hecho prácticas dentro del país o en Sudamérica, mas no había vuelta atrás: el avión había despegado. Sé que muchos habrán vivido esta experiencia y para cada uno un cúmulo distinto de sensaciones se esparcirán en el cuerpo, y la imaginación vuela junto con el avión. Atravesé el Atlántico y llegué a la Madre Patria en una breve escala; aún estaba en terreno seguro, aún era territorio conocido. Desde allí partí a Estambul y en su aeropuerto tuve mi primer shock: al entrar en la gran sala de espera cientos de personas de diferentes nacionalidades con sus vestuarios típicos y sus variados colores, lenguas diversas que llegaban a mis oídos; pieles negras, blancas, oscuras en diversos matices, amarillas; religiones, monedas, destinos… todo me hizo parecer que estaba en una torre de Babel. Todos los cuentos e historias de viajes vinieron a mi mente, la sorpresa humana se hacía latente, la sorpresa de Marco Polo o de Cristóbal Colón, la sorpresa del viajero que mira algo nunca antes visto y, en medio de tanta diversidad y multitud, la inmensa soledad que acompaña al individuo.

PERFIL ° Teatrero ecuatoriano (Quito, 30 de enero de 1982). Realizó estudios en el Cronopio,

Teatro Malayerba, Teatro Símurgh, Compañía Nacional de Danza y con Kléver Viera. Actualmente reside en Indonesia, debido a una beca (concedida por dicho país) para estudiar danza. Esto, con el objetivo de “aprender de las artes orientales en un país donde la tradición sigue siendo fuerte, especialmente bajo la influencia de la cultura de Java”.

Caminé con la sorpresa del niño y los pies del adulto, mis ojos lo atrapaban todo y, por primera vez, sentí la lejanía”. Entonces, un miedo sutil empezó a abrazarme y mis ojos se llenaron de lágrimas, mi corazón solo me decía “tranquilo, en cualquier lugar donde estemos estará el centro”, palabras sabias de M. Cunningham. Caminé con la sorpresa del niño y los pies del adulto, mis ojos lo atrapaban todo y, por primera vez, sentí la lejanía: mi tierra estaba lejos ahora. Aún faltaba un trecho, de Estambul viajé a Singapur, y al fin pude sentir un aire dis-

tinto, el aire de Oriente Lejano. Está en los ojos de la gente, en su postura, en el sol y en el extraño idioma que ya no me era familiar en absoluto. De Singapur partí a ‘Nusantara’, Indonesia. En dos horas de viaje ya había llegado a Yakarta. Treinta y dos horas de viaje y me encontraba al otro lado del mundo, del ‘mundo al revés’. Y aquí empiezan mis relatos, pero como en la música clásica de Java, en el Gamelan, es necesaria una pequeña introducción hasta que el ‘kendang’ (tambor) anuncie que la canción va a empezar. No es mi intención dar explicaciones antropológicas, más bien quisiera que mi experiencia propia sea la que relate lo que poco a poco he ido aprendiendo de esta ‘Tierra entre islas”, Nusantara, con sus sabores fuertes, su danza ‘exótica’ y su tradición javanesa. He venido acá porque la ‘curiosidad’ me ha traído y mi excusa ha sido el estudio de la danza, un arte que como todas las demás requiere de paciencia, concentración y manah, corazón. Merasa es una palabra clave, ‘sentir’, el artista aquí debe aprender a sentir y ésta es quizá la lección más grande que estoy aprendiendo. Así empieza este camino. ecoedgar@hotmail.com


Ecuador, domingo 06 de abril de 2014

5

visiones

Teatro, música e instalación en el Hemisferio Cero ‘CAÍDA’

La memoria pende de un hilo. Quizás, no particular puesta en escena, que reúne a sólo de uno, de muchos. Parece desga- una serie de manifestaciones artísticas. La obra es ‘Caída (Hemisferio Cero)’, rrarse para caer en la luz de la conciencia o en el vacío del olvido. No importa. Las que se presentó a finales de marzo: una imágenes se tejen como telarañas: vale la conexión neuronal y emocional (virtual pena limpiarlas o, mejor, dejarse comer y física) de cuatro mujeres: Leni Méndez, Gabriela Ponce, María Josefina Vicomo un insecto kafkiano. No hay telón. La escenografía es TOME NOTA teri y Mariana Pizarro. Ellas, hace más de un mes, se una extensión de la mente femeniinternaron por completo en dicho na, de la protagonista de la histovisitar la pabellón del Antiguo Hospital Miria: una mujer que reconstruye su Puede instalación de litar. Allí también internaron a su memoria pero que le cuesta expre- ‘Caída (Hemisferio sarla. Su experiencia se bambolea Cero)’ de martes Mujer (personaje), quien se desaCAC rrolla en el silencio de sus sombras, en dos problemáticas que la cons- adedomingo, Quito, de tituyen: hemisferio A y B, amor y 09:00 a 17:30, la familia: papá, mamá e hija. hasta finales de Por ahora, hasta finales de abril, violencia, el lenguaje y la familia. abril. la instalación, es decir, la atrapante Todo es una evocación del paescenografía, aquella metáfora de las sado: un cofre lleno de muñecas olvidadas, calvas, vetustas y tuertas; fo- conexiones neuronales (telarañas de ideas), tografías que simulan a moscas pegadas se puede apreciar en el CAC. en las redes de su depredadora; vestidos de todos los tamaños que demuestran Proceso el paso del tiempo de la mujer (sus gus- “Hace dos años venimos trabajando. tos o imposturas del cómo verse); libros, Fue un intercambio vía mail. Empecé amarillentos y polvorientos, guardianes a hacer un video donde se concebían de la palabra que, de manera constante, los espacios de la obra, y fuimos genepareciera no tener cabida en el Pabellón rando un pasaje de información con No.1 del Centro de Arte Contemporáneo Gabriela (Ponce), quien se dedicó a la de Quito (CAC), donde se desarrolló esta dramaturgia. Yo enviaba secuencias

Ficha Técnica Equipo Creativo

° DIRECCIÓN GENERAL: Leni Méndez ° DRAMATURGIA: Gabriela Ponce ° ELENCO: María Josefina Viteri (Mujer) y como sombras dentro del monólogo Johana Jara, David Frank y Carolina Cedeño. ° DISEÑO TEXTIL: Mariana Pizarro ° SONIDO E ILUMINACIÓN: Anatol Waschke e Ivis Flies.

CHARLA. Leni Méndez y Mariana Pizarro cuentan su experiencia creativa.

físicas y ella sus textos. Así se concibió la obra”, cuenta Leni Méndez, directora general, quien conoció a Gabriela Ponce en EE. UU. y desde allá acordaron trabajar de manera conjunta, pese a la distancia. Después se sumarían a la propuesta Mariana Pizarro, encargada del diseño textil, y María Josefina Viteri, encargada de encarnar a la Mujer. “Al año de trabajo ya teníamos una cosa fuerte en lo físico –‘soy directora de teatro físico’, aclara Leni– . Después, comenzamos a gestar este concepto visual más fuerte; trascendíamos al plano material, al cómo queríamos que se vea la obra”. Así fue confluyendo el andamiaje entre la instalación, la pieza teatral, el sonido, las luces… Pero, como explica Mariana Pizarro, llegó el momento de plantearse “qué queríamos del público”. Leni comparte la respuesta: “Queríamos que tenga una experiencia, que sea parte de esta sala oscura, que rompa la cuarta pared y vaya tejiendo un juicio, queríamos que se meta en la naturaleza, que tenga la proximidad de las sensaciones”. (DVD) ddelatorre@lahora.com.ec

ESPACIO. Instalación donde se desarrolla esta propuesta teatral.


6

biblioteca

La justicia en entredicho OSWALDO PAZ Y MIÑO J • La novela que re-

señamos en esta fecha tiene lecciones sobre deudas que el Derecho no cobra y sí la vida. Las leyes, como reflejo del poder dominante, tienen vacíos, al final las hacen los que mandan y estos con ellas se benefician y cubren sus salidas cuando dejan el poder o cuando el pueblo, harto, los extirpa de éste a la fuerza. Algunos gobernantes creen que la impunidad será su manta siempre y en ocasiones se equivocan. Los que disponen reprimir a los disidentes a sangre y fuego enfrentarán tarde o temprano situaciones de violencia en su contra, que se pueden entender desde el principio hermético de que “como es arriba es abajo”, dicho de otra manera, el mal que hicieron se les revertirá. Los que con mano de hierro ordenan disparar contra civiles, contra hombres y mujeres que salen a las calles a protestar, por lo mal gobernados que se sienten o por las injusticias de las leyes manipuladas por jueces serviles, están señalados en el libro que hoy presentamos: ‘El caso Collini’. Es la primera novela de Ferdinand von Schirach y la hemos consumido con deleite. Obra intensa, un sólido trabajo literario y un excepcional tomo de contenidos jurídicos, por tanto, un manuscrito recomendable para lectores de fuste, amantes de los buenos libros y sobre todo para los estudiantes de Derecho, para los abogados profesionales que se dediquen al Derecho penal, para los investigadores, para los historiadores del Derecho que encontrarán en ‘El caso Collini’ pistas y datos de gran interés para su oficio. La novela despertó no solo pasiones en Alemania y debates, que tuvieron con-

clusiones en el Poder Legislativo de ese país. El autor, que demuestra su experticia en temas de materia penal, hace gala de un estilo literario simple, envolvente, comprensible, ése que caracteriza a los docentes que dominan la materia y saben cómo exponerla a sus alumnos de tal manera que ellos aguardan con impaciencia la siguiente clase. Eso pasará con el lector que se lleve el dossier Colini a casa, querrá pasar pronto al siguiente capítulo y la novela será siempre corta, que de hecho lo es, pues Salamandra en la presentación que poseemos la ha publicado en 159 folios, que concluidos le serán pocos al lector. El caso Collini es el primero que se asigna a un joven defensor de oficio, Caspar Leinen, quien obligado por la ley se ve en el trance de defender, o no, al asesino brutal, cruel, de un importante hombre de negocios, de un acaudalado, famoso, que resulta ser el abuelo de su primera novia. La deontología jurídica tiene líneas de expresión en la novela, que al lector le producirán conflictos interiores, más si el leyente tiene formación jurídica. ”Sus alegaciones son totalmente comprensibles, pero no estoy seguro de si bastarán. Como bien sabe usted, según la jurisprudencia sólo puede ser exonerado de sus obligaciones si entre usted y su cliente se ve quebrantada la relación de confianza. Y el juez Kohler siempre decide basándose en la jurisprudencia. Me atrevería a decir que es un tecnócrata”.

Ecuador, domingo 06 de aabril de 2014

LOS MÁS VENDIDOS ECUADOR

° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de Tinta). ° Bonil Cartoons, Xavier Bonilla (Aguilar). ° La ladrona de libros, Markus Zusak (DeBolsillo). ° El Juego de Ripper, Isabel Allende (Sudamericana). FUENTE: LIBRI MUNDI

----------------------------------------------° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de Tinta). ° Cincuenta sombras de Grey, E.L. James (Grijalbo). Hush, Becca Fitzpatrick (Ediciones B). °Hush ° El juego de Ripper, Isabel Allende (Random House). FUENTE: MR. BOOKS

ARGENTINA

° El Juego de Ripper, Isabel Allende (Sudamericana). ° Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James (Grijalbo). ° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de tinta). ° Y las montañas hablaron, Khaled Hosseini (Salamandra). FUENTE: GRUPO ILHSA

COLOMBIA

° Bajo la misma estrella, John Green

Datos del autor Ferdinand von Schirach

Nació en Múnich en 1964. Desde 1994 ejerce como abogado defensor penalista en Berlín, donde se ha ocupado de algunos de los casos más notorios de los últimos años en Alemania y que mayor interés han suscitado en la opinión pública. ‘Crímenes’, su primera obra literaria, fue el libro revelación de 2009 (pasó 45 semanas en las listas de los más vendidos), obtuvo el prestigioso Premio Kleist y los derechos de traducción se vendieron a 30 países. Un éxito similar ha obtenido con su segunda obra, ‘Culpa’, cuyos derechos ya se han vendido a 21 países, y con su primera novela, ‘El caso Collini’, que fue un bestseller durante meses. Por otro lado, uno de sus cuentos, ‘Glück’, fue llevado a la gran pantalla por Doris Dörrie, y la ZDF está realizando una serie para televisión a partir de seis de sus relatos.

Sea usted parte de un proceso judicial aleccionador en todos los sentidos, si no ‘El caso Collin’ sería en realidad una infracción imperdonable.

(Random House). ° El juego de Ripper, Isabel Allende (Random House). ° Pa que se acabe la vaina, William Ospina (Planeta). ° La misa ha terminado, Gustavo Álvarez (Lemoine). FUENTE: LIBRERÍA NACIONAL

ESPAÑA

° Adivina quién soy, Megan Maxwell (Planeta). ° La ladrona de libros, Markus Zusak (DeBolsillo). ° El principito, Antoine de Saint-Exupéry (Salamandra). ° Las tres bodas de Manolita, Almudena Grandes (Tusquets). FUENTE: CASA DEL LIBRO

MÉXICO

° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de Tinta). ° Ladrona de libros, Markus Zusak (Debolsillo). ° The Maze Runner 1: Correr o morir, James Dashner (Vergara y Riba Editoras). ° El niño con el pijama de rayas, John Boyne (Salamandra). FUENTE: LIBRERÍA GANdhi

Nota: Listado de libros de ficción de EFE, excepto Ecuador.

VITRINA DE LIBROS PREMIO DE CRÓNICA 2014

Temas ecológicos, policiales, crisis sociales, personaje, costumbres, lugares de ensueño, entre otros, son parte de los 20 mejores trabajos del Primer Concurso de Crónica periodística en Ecuador organizado por Ciespal recogidos en el libro editado por Carlos Iván Yánez. El premio tuvo una gran participación de periodistas de diversos medios con enfoques diversos. Están incluidos, entre otros, trabajos de Gabriela Alemán, Juan Manuel Granja, Huilo Ruales, Alexis Serrano (de diario LA HORA) e Ileana Matamoros. CIESPAL

ROCINANTE

La revista en su número de marzo nos trae un especial sobre ‘La novela del siglo XX y sus grandes renovadores’, de Eliza Hernández, con sus grandes innovadores: James Joyce, Marcel Proust, Franz Kafka, Thomas Mann y otros autores. En la sección Centenario aparece un texto sobre el poeta y ensayista Octavio Paz en ocasión del aniversario de su natalicio. En el apartado Requiem se recuerda al poeta mexicano José Emilio Pacheco, fallecido en enero de este año. CAMPAÑA EUGENIO ESPEJO

Director (e): Francisco Vivanco Riofrío Editor: Agustín Garcells Cordón Redactor: Damián de la Torre Ayora Diseño: Guillermo Sánchez María Fernanda Hidalgo Composición electrónica: Pantone Impresiones Edita: Editorial Minotauro S.A. Correspondencia: Planta Diario La Hora Av. Galo Plaza N62-08 y Nazaret Fax: 247-6085 casilla 17-17-243 CCI cultura@lahora.com.ec Quito, Ecuador


Ecuador, domingo 06 de abril de 2014

memoria

7

Morainville y Tafalla tras la huella de la quina

GERMÁN RODAS CHAVES • En 1736 arribó a Quito la Misión Geodésica Francesa, enviada por la Academia de Ciencias de París, con la finalidad de efectuar estudios que permitieran definir la forma del globo terráqueo. Formando parte de la misión, que estuvo al mando de Luis Godin y de Carlos María de la Condamine, se hallaba el ingeniero J. de Morainville quien, en 1738, acompañó a La Condamine hasta el sitio de Zaraguro, ubicado en la provincia de Loja, con la finalidad de estudiar el árbol de quina o cascarilla, el mismo que se utilizaba para el tratamiento de la malaria. Con esta oportunidad, Morainville efectuó el primer dibujo universal de la cascarilla. El médico ecuatoriano Eduardo Estrella (1941-1996), a propósito de su estancia en España y de sus investigaciones sobre las expediciones científicas enviadas por la Metrópoli a América a finales del siglo XVlll e inicios del XlX, encontró una obra extraordinaria, ‘Flora Huayaquilensis’, la misma que tiene la autoría del botánico navarro Juan José Tafalla Navascués, quien se incorporó a la “expedición botánica del Perú” que, luego, desplazó su interés científico a otras latitudes, entre ellas a Ecuador. Los estudios de Tafalla,

hasta que los descubriera Eduardo Estre- intercambio de libros que solemos tener lla, permanecieron casi 200 años sin ser en su residencia junto a un selecto grupo de lectores– el libro publicado por el difundidos. Tafalla arribó a Loja entre mayo y junio Gobierno de Navarra ‘Juan Tafalla. La exde 1805. Su interés por los estudios de la portación de la flora Huayaquilensis’, de quina lo llevaron a la provincia austral del autoría del médico e historiador Eduardo Ecuador con el mismo ímpetu que en su Estrella, publicado en 2011. Un trabajo de primer nivel de Estrella momento acompañó al francés Morainvique merece ser difundido en nuestro lle. Tafalla recorrió especialmente país con vivo interés, tanto más que el valle de Huilcopamba hasta Yan- EL DATO se trata de un tema, la búsqueda de la gana y conforme a sus observacioquina o de la cascarilla, que preocupó nes científicas pudo describir hasta El médico e a los europeos a propósito de la cer16 especies de quina. investigador Terminado su recorrido científi- ecuatoriano Eduardo Estrella teza que dicha planta lograba curar co el 14 de noviembre de 1805, Ta- fundó el Museo una de las pandemias más extendiNacional de das, por entonces, y que producía la falla volvió a Cuenca desde donde Medicina del enfermedad de la malaria. remitió el informe de sus investi- Ecuador. El género humano debe mucho gaciones a Madrid, que era esperado con impaciencia pues sus resultados a Morainville y a Tafalla debido a sus emtenían la impronta de ser fundamentales peños en nuestro territorio respecto a espara las obras quinológicas que se habían tudiar y conocer sobre las características etnobotánicas de nuestro país para favoemprendido en España. Sobre la actividad de Morainville de- recer el avance de la ciencia y combatir las diqué, en 2003, algunos esfuerzos para enfermedades. Qué duda cabe, además, seguir la huella del estudioso francés. Los que la historia de la medicina le debe al estudios de Tafalla me habían sido esqui- médico ecuatoriano Estrella su extraordivos hasta que el científico ecuatoriano nario aporte en la edificación del mundo Rodrigo Fierro puso en mis manos –en el apasionante de la historia de la salud. german.rodas@uasb.edu.ec encuentro sabatino mensual de lectura e

INVESTIGADOR. El médico ecuatoriano Eduardo Estrella fue quien encontró en España la obra ‘Flora Huayaquilensis’, del botánico navarro Juan José Tafalla Navascués.

Subastarán parte del patrimonio de Orson Welles NUEVA YORK, EFE • Una máquina de escribir,

CINEASTA. Orson Welles pasó a la posteridad con su filme ‘Ciudadano Kane’.

una cámara de 16 milímetros que utilizó en sus años en España, páginas del guion e imágenes de ‘Citizen Kane’ (‘Ciudadano Kane’) e incluso un humidificador personal son algunos de los 70 objetos de Orson Welles (1915-1985) heredados por su hija Beatrice que serán subastados el 26 de abril en Nueva York. Casi 30 años después de su muerte, la figura de Orson Welles sigue siendo una de las más influyentes de la historia del cine desde su excepcional debut, ‘Citizen Kane’, a sus adaptaciones de Shakespeare, como ‘Macbeth’, o a su época más experimental como documentalista. Meses después del sorprendente descubrimiento en Italia de un primer filme suyo inédito titulado ‘Too much Johnson’, los coleccionistas de cine y los admiradores de su figura y su obra podrán acceder a algunos de los objetos que formaban parte de su día a día en esta subasta

de Heritage Auctions, con la que su hija Beatrice ha querido “reconectar con su padre” después de no haber podido mirar esos objetos que le hacían sentir “que se metía en su vida privada”. “Mi padre era una especie de gitano que no creía en conservar nada. Es algo extraordinario que objetos como estos existan”, asegura Beatrice Welles en el comunicado de la casa de subastas. Almacenados en cajas en la antigua casa de su padre y su madre, la actriz Paola Mori, Beatrice los ha llevado consigo en los últimos años y ha decidido compartirlos con los admiradores del cineasta. “Muchas de estas cosas estaban encima de las dos mesas que mi padre usaba como despacho”, asegura. Entre los objetos más destacados está una máquina de escribir eléctrica modelo Smith-Corona 2200 de los años 70’, de la que saldrían algunos de los últimos guiones de su carrera, y una cá-

mara de 16 milímetros Bell & Howard 240 de alrededor de 1957, momento en el que se encontraba en España justo antes de volver al cine estadounidense con ‘Touch of Evil’. Entre los más curiosos, un humidificador de 1960 que le había regalado el director Michael Winner y un álbum de recortes que le sirvieron para preparar la retransmisión radiofónica de ‘La guerra de los mundos’ con la que, en 1938 y con sólo 23 años, conmocionó a los radioyentes, muchos de los cuales pensaron que era una noticia sobre una invasión extraterrestre real y no una dramatización de la obra de H. G. Wells. Y entre los más accesibles para el cinéfilo, imágenes y páginas del guion de ‘Citizen Kane’, habitual cabeza de las listas de las mejores películas de la historia del cine, o de su segunda película, ‘The Magnificent Ambersons’, incomprendida en su momento.


8

bambalinas

La nueva vanguardia del cine gay

Ecuador, domingo 06 de abril de 2014

ÉXITO. ‘La vida de Adele’ obtuvo la Palma de Oro en Cannes y el César a la Mejor actriz revelación.

En las artes y la literatura del último siglo, la homosexualidad ha pasado de ser “el amor que no se atreve a decir su nombre”, como lo describe el amante de Oscar Wilde, al amor que no se queda callado. Como evidencia, este mes en Ecuador se presentarán ‘El desconocido del lago’ y ‘La vida de Adele’, dos películas que provocaron tanta admiración, así como controversia en 2013, con cuestiones sobre la presentación del amor, sexo e intimidad en el cine. Tal vez como una reacción contra siglos de opresión y represión sexual, las dos obras incorporan la presentación de escenas pornográficas en narrativas convencionales, como si fuera un intento desesperado o enojado para justificar las relaciones homosexuales para audiencias heterosexuales. Sin embargo, una película trata de hombres gay, la otra de lesbianas, y las diferentes actitudes de la sociedad hacia los dos grupos se deben tomar en cuenta. ‘La vida de Adele’, cuyas protagonistas son lesbianas, fue dirigida por un hombre heterosexual, Abdellatif Kechiche, y ha sido un éxito comercial con el público. Ha sido elogiada por muchos críticos y jurados de festivales, entre ellos Nicole

RICARDO SEGREDA •

Kidman y Steven Spielberg en el Festival de Cannes de Francia por su realismo psicológico y la calidad de su actuación. Sin embargo, su popularidad también podría ser atribuida al hecho de que los personajes principales son atractivas jóvenes, que son presentadas en muchas escenas explícitas de sexo. Personalmente, no creí que las escenas de sexo sirvieran para revelar nada del alma, sino sólo cuerpos desnudos de los personajes. Sin embargo, no es un secreto que muchos hombres heterosexuales pueden ser homofóbicos, pero con fantasías sobre lesbianas hermosas y jóvenes. De hecho, la película ha sido criticada por lesbianas reales por ser más un espectáculo sobre lesbianas para hombres que una historia honesta acerca de dos mujeres enamoradas. Un problema mucho más grande para mí es la narrativa, que se originó como una novela gráfica de la autora francesa Julie Maroh. La película detalla las experiencias de una joven, Adele, desde la escuela secundaria hasta la edad adulta, en su primera relación con otra mujer. Sin embargo, en cinco años de la historia, Adele no logra mucho conocimiento sobre la vida o de ella misma.

DRAMA. ‘El desconocido del lago’ puede resultar provocadora por sus escenas de sexo homosexual.

Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux han recibido muchos elogios por su actuación, pero el carisma que demuestran existe en un vacío. Tal vez la duración de tres horas de ‘La vida de Adele’ hace aparecer la película más importante de lo que es.

‘La vida de Adele’ PAÍS: Francia AÑO: 2013 DIRECTOR: Abdellatif Kechiche GUION: Abdellatif Kechiche, Ghalia Lacroix, Julie Maroh REPARTO: Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux TIEMPO: 179 minutos CALIFICACIÓN: ****

‘El desconocido del lago’

A diferencia de ‘La vida de Adele’, la pornografía en ‘El desconocido del lago’, de Alain Guiraudie, no parece tener ninguna justificación. Tal como se la presenta, es demasiado gráfica para ser erótica, por cuanto se elimina la psicología del deseo sexual y ofrece en cambio un literalismo biológico que es tan sensual como ver cirugía. Al mismo tiempo la historia es problemática, porque pide que la audiencia se identifique con un joven que se ha enamorado de un asesino. Desafortunadamente, para muchos, el amor mismo no es suficiente para justificar el abandono de la conciencia. Además, Guiraudie no compensa con una comprensión más profunda de los motivos de su protagonista y su antagonista. No obstante, el director es a menudo brillante con su puesta en escena, sobre todo cuando el sonido del viento contra

‘El desconocido del lago’ PAÍS: Francia AÑO: 2013 DIRECTOR Y GUIONISTA: Alain Guiraudie REPARTO: Pierre Deladonchamps, Christophe Paou, Patrick d’Assumçao TIEMPO: 179 minutos CALIFICACIÓN: ****

las hojas y ramas de árboles en un bosque se convierte en un virtual coro griego mientras que el destino de los personajes se vuelve más siniestro. Al igual que ‘La vida de Adele’, ‘El desconocido del lago’ está sobrevalorado, pero eso no niega que Guiraudie demuestra la capacidad de hacer algo mejor en el futuro. rick.segreda@gmail.com


Artes 6 abril 2014