Issuu on Google+

Ambrosía

En la vida el tiempo es un privilegio, Una sonrisa un talento, Una lagrima un sentimiento, De corazón no te miento, Aunque mi alma sufra destierro, Mi espíritu, en su lejanía, te recordaría, Tú eres mi ambrosía, Tú eres la luz que me guía, Tú eres la inspiración que me da vida.

A mi alma reprimida das sosiego, Cuando mi ambrosía me falta, Cuando en el desierto deambulo, Mis ojos se marchitan, Mi caballo intenta seguir, Pero el menester más de antaño recordado, El menester que más nuestro cuerpo ansía, Esel que vuesa merced puede otorgarnos.

Ambrosía del día, Que luces en tinieblas, En un desierto que en el tiempo abrasa, Y en el tiempo hiela, Eres esperanza abrazada.

Pero mis ojos se fijan:


Nubes en el cielo, Fuego en la tierra, Un muro inexpugnable de antigua esencia, Un viento que tira de mí…

¡Un barco veo! ¿Estaré cuerdo? ¡Una locura contemplo! El aire es tan poderoso que se siente el Siniestro, Pero a timón de madera diestro, Fuera está del fuerte móvil el que temo.

Pasael tiempo, Sequebranta el silencio, Seescucha el sonido, Esla mar en la arena transformada, Esla montaña en agua deformada, Esla exhalación de una nube trastocada.

Llega mi ambrosía, Mis ojos del espacio se han salido, Seha creado un agujero en el tormento. El único sol caliente, Esperanza y Ambrosía han tornado Mi alma se ha aliviado, La fantasía ha sonado, Y el espejo se ha formado.


La ilusi贸n ha retornado, Sin descuidarla, Ha madurado y se ha transformado.


Ambrosía