Issuu on Google+

C OM TE, DE

EDUCACION


n =r o d u c c on Desde los aos 1941-42 con la llegada de las fuerzas militares a la Isla de V+/-eques, se ha venido desarrellando en la Isla el reclame justo de un pueblo a vivir en paz. Estos reclames se han efectuadc desde el punto de vista polftico-partidista, individual y colectivo m4todos usados siempre ban side los ms pacfficos de un pueblo. y los ms razonableso

os

Los hechos hist6ricos acontecidos nos sefialan que estas protestas en muy pocas ocasiones han side escuchadas. Para acallar la voz de reclamo justo, se ha implementado y desarrollado m4todos y sistemaso E1 abuse del poder, el chantaje y el cambio de chinas per botones, en el lenguaje jbaro nuestro, se ha hecho prevalecer sobre la raz6n y los dereches humanos envueltos.

En la d4cada del sesenta, sale precipitadamente la voz del pueblo a trav4s del lazo estrangulador de la fuerza invasora. Aunque el pueblo cree haber tenido una victoria, realmente rue manejado cSmodamente mediante acuerdos tras bastidores que detienen el vicio mgmentneo de la expropiacin, pero no remedia la situaci6n.

E1 dilogo, la desesperaci6n, la ingratitud, el desasosiego, la incertidumbre, el desvanecimiento de la socidad viequense, son muestras de rode lo que puede resistir una sociedad que se niega a merit.

Para el ao 1977, nuevos intentos de estrangulamiento se llevan a cabo en un cuarto obscure. Se firma un documento entre el Gobierno de Puerto Rico y la Marina, otorgando a 4sta una servidumbre de paso sobre el literal sur de la Isla. Este acuerdo, a espaldas de un pueblo y con grandes reveses a la paz, salud y economfa, estremeceal liderato moderno y surge lo que podemos considerar la ms candente lucha de todas las 4pocas. La ciudad de Isabel II y toda la isla se niegan a merit.


Unidos y luego los pescadore y nuestra Cruzada abren la brecha que elev los s justos reclamos Vieques demuestisrra, hues%to mar, nuesto aire y nuestro orllo. tambin ira que no s61o los peces tenen agllas, los viequenses

E1 movlmicnto

de Viequenss

tienen.

Pero todav:a hay malestar en nuestra sociedad. ] ignorancia de algunos y la falta moral de otros, que doblan sus rodillas a cambio de algunos favores personales, hace necesario que se reafirme ms al viequense en el un mensaje de orientacidnâ&#x20AC;&#x2122;A n,[er g<t.

....

de s%e 6omi%4 do aduoaci6n es ]..d llevar macihsobr6la historia"d6 la isla, su preente y su fuurO e laoi6n con la presencla de la Mar!ha, Comrimos con los vlequens4s s aSplraclones de esZe movimiento de restate pot un Vieques hejor, animndolos y ofrecigndole la oportunidad a cada uno de en la soluci6n del s grande y grave prblema en nuestra

.tlcir sla,

Desarrollando nuevos mtodos y tcnicas de cdmo bregar

conca

indlvlduoBn particmlar y colectivamente logaremos reafirmar,pos" CiS. sf-ambl,n, otros-asumlran nuevas poslclones en relation â&#x20AC;&#x2122; la hausa. Esta os la nica forma Sque ete DfSblema, que es 4e

(todos,

serl tambi4n compartldo

pot todos.


:L DOMINIu PEOL Vieques

pasa

a ser una posesi6n

espaoa

aesde $493, pero no

se coloniz6 de inmealao aebio a la falta de pobladores en uerto Rico. Aprovecando esta

situaci6n

franceses intentaron establecerse jaaos.

A pesar de

sto, Dinamarca

ngAeses, daneses y

en Vieque,, pero fueron desa+/-oe

Inglaterra, especialmene,

reclamaro a Vieqmes como parte Ge sus dominJ.os. cia,

+/-a

epaomes

Como

consecuen-

coAonlzacn de Vieques se atras ya que ningdn pais querfa

que el otro se estableciera aqul.

Mientras tanta la isla se convirti$

en un esconGite para fi+/-ibusteros, piraas, aesertores, malhechores, ladrones, corsarios y contrabanstas.

El Comandante General Joseph Roch de I Pefia Almirante de 1 Armada de Barlovento en ! aflo 1718 aprtsionb los glees que se habian apoderado y etablecio vn Isla de tBiek) V|eque,


TUMBA DE

I,EGUILIA}U

CEN’I’RAL SANTA MARIA,


Hab[;

d .m]arct, de martscos, especi.a]mente eacaeoles y

co-ncha abundaba en ].as ]aglmas,

flab

ayes

en g,an nmerâ&#x20AC;&#x2122;o,

prineipaliente al ]echG,

Real., Rnsenada Honda. (;vande era de

menos

I)e

Ade e i.aban F]I titaba.jo era l:an

Bn 1840

]a I.vavesla de

abundante que habfa

equ-,s a la Js]a

de tma hoFa con vint:o

En 1843 se :fund6 el pueblo, Isabel ecmscrucctdn del lPoFc[?, tngeni.os

azucaveros

ancta de la tsla l)ontngo

y

Durantze esta 6poca, Vteques coned con 8 de vapor y ]a Cecnol.og[a

rue

tal que

Fâ&#x20AC;&#x2122;raneka,

Est;a(Ios Urddos esl;ab].ectevon cterpos consulares.

?1 Fuerte de Vieqes


Ya en el 185]. se considera como buena la postcidn econ6mica de Vieques.

Ten[a puerto l[bre, Io que facilitaba el

islas adyacentes.

comerco

con las

Pot Io menos un barco entraba y salfa diariamente

la mayor parte era de San Thomas y Santa Cruz.

Otro factor clue ayudd al desarrollo econ6mico de la Isla Nena fueron exenciones contrbutivas que cicrtos impuestos.

]ibraron

a los pobladores de

Pero en 1869 se decreta un impuesto municipal

que afecta adversamente ]a economfa viequense

se reducen

haciendas de algoddn, hay necesidad de importar frutos menores

poque los obreros de

otras [slas

comenzaron a irse y faltaron

brazos para Io$ cmpos.

En 1873 Vieques deJ tirse en un Municipo.

de se

Dipntaci6n Provincial para conver-

Su primer alcalde Io fue Manuel E

Benftez.

Del 1898 al 1940

En

el 1898 Vieques fue vfctima i.nocente de la guerra entre

Estados Undos y Espaa.

La isla Nena sufri6 cuatro meses de bloqueo0

Un barco de la Marina de Estados Unidos patxllaba las aguas y no deaba a barco algNno entrar o salir de nuestros puertos. Nucstro pueblo pas6 hambre, angustias y necesidades.

Para combatir el

hambe se cortaban pltanos en Playa Grande y se desparramaban en la plaza de la central para que el pueblo los cogiera.

consegu[a caf,

No se

medicina ni enlatados.

Luego de tomar posesi6n de Vieques, bajo el Tratado de Par[s el goberno de Estados Unidos

inlci6 estudios mlitares.


eafia

8e

deot, aFtot

o13

ht,ie].,a

er’ ]

9t

.

E un eonfrontamt.ent:o con

po]icifa mui+ierori 4 oblTerozj y ValTios ?es{zlt;aFor}

huelga co+e].uy6, obt:eliendo ctjales

lucharon.

]:;l’+tos.

Pot otra

]os traLajadores ’]as mejopa s pop la8


"El. Mundo" lms Para el afio 1926 se publican en el peri6dico Marina para estmblecer en prlmerms notlclas sobre los planes de la

nuestra isla una base naval.

Vista parcial Central La Espranz o PuerW Real

Si blen

a tara, durante

siElo, hau[a alcanzado un

las

Nrmeras

dos

dcadas

aue sn precedentes en

de Vieques, proveyendo empleo para la

zayora

la

de su

del

historia

poblaci6n

de la y basra para obreros me la isla randel para comienzos ya tan a6cada mel 30 las perspectivas de ia empresa so eran el Distintos fa ctores adversos popiciaron

halaamoras. ciee de

quemando Fam[lia

tres

de las

soiamente Bentez

cuatro centrales con que contsba Vieques

la Piaya Grade, an%or

y adquirida en el

1939

posesi6n e

pot los T16.

la


VlEOUES

.+,

|i]xprop t.ac|,ones

Entre noviembre de 1941 y septi.mbre de 1943 la Martr de gstados [*hi-dos

us

explmpi6

de

21,000 acres

de

hl.erra en Vteques.

Grandes terratenlentes y decenas de pequefios propletarios perdierod

sus terrenos.

Centenares de

familas

agregadas fueron despla-

zadas y amontonadas en 798 acres de Eierra exproplada en Santa

Marfa y Monte De 1947

prop6sito

Sallto, a

1950 se rea]Izarol nuevas expropiaciones con el

de preparar un

bras para los

pa.ses

Grad Bretaa,

l|olanda,

Portugal y Canadâ&#x20AC;&#x2122;). en el eSteo

rea

de

de la OTAN

eDtreamiento anfiblo y

de manio-

(E.U., B61glca, Dnamarca, Francla,

Islanda Itala, Luxemburgo, Noruega,

gn esta ocasg6n se apoderaroD de 4,340 acres

Decenas de familias agregadas fueron relocalizadas

y apiadas en Tortug.uero.

En

resumeD, entre

1941. y 1950 la Marl.Da exprop[6

acres de tterra vleluense. st,s

Segtn sus proplos

hogares entre 750 a 900 familias.

datos,

ms

de

26,000

desalo6

de

A mucbas de

dl.o tan poco ti6"mpo (24, 48 horas, unos dfas) para abandonar su

lugar de residencla y ni.ngtn medlo para constculr sus casas, que se vleron en la neces$.dad de i.mprovlsarlas con las cafias del carla...

veral, donde fueron deJados, y a]gunos materaâ&#x20AC;&#x2122;l, es de sus casas

destrufdas.

Tampoco se

].es dlo la oportuDidad de

recoger sus

antmales y slembras,: teniendo que de,Jarlos abandonados.


Todo este atropello la arina pretendi6 compensarlo con unos

cuntos dlares

que algunos viequenses se negaron a aeeptar; unos

ms;

porque sus propiedades valfan

Unos cuafitos d61ares trabajo que

sta

otros, porque no

dan para vivir unos dfas, pero la tlerra y el

provee dan para toda la vida.

lloy da, la Narina dice desconocer expropiaciones.

querfan vender.

En su exposici6n

cno

ante el

se llevaron a cabo las

Comit de las Fuerzas

Armadas del Congreso que estudi6 el caso de Vieques en 1980, aleg6 desconocer el m4todo utilizado para desocupar y deshacer las residen-

cias y la naturaleza del envolvimiento de la Marina en este desalojo,

Pot otra parte, la Marina niega que expropiara las tierras de

nuestra isla.

Alega que las compr6.

Hice esta alegaci6n porque

para adquirir la tierra en Vieques utiliz6 el Tftulo VI de la Ley de Asignaciones Navales de 1941 que solo provee para la compra de

Pero viol6 su propia Icy al comprar for-

tierras y no para expropiar.

zosamente, entrando en posesi6n ;nmediata de [as tlerras una vez que

deposit6 en la Corte Federal el precio que ella misma (la Marina) estim6 como su valor.

Nadie se podia negar a vender y solo se

apelar a la corte para demandar

ms

podia

dinero, pero no para recobrar

las tierras.

Los principales terratenientes expropiados, que tenfan medios para pagar abogados, apelaron el precio puesto pot la Marina y ganaton

el caso, obteniendo

ms

dinero pot sus tierras.

Esto Indica que

Io pagado por la Marina al momento de la expropiaein no

rue

Io ra-

zonable y, por Io tanto, todos los que no pudieron llevar sus casos a torte, unos 200

pequeNos

to pot sus tierras.

Peor

terratenientes, no recibieron un

an

pago jus-

es el easo de los agregados a los que

no se les reconoeid derecho consuetudinario alguno a la propiedad

que vivieron por dcadas.


A[ occlr

et colaso abun:o de] tema eeonOmico de bse artcola om.’re un breve auge de ]a consrue.c/n ,n la isla-munlci,lo deb:J.do a la,, obra de contruccJOn de ]as Ins[alaclohes m,].[ares dc ].a Marina. Este perl.odo ,tufa muy poco, SOlo dos aflos de>,s de la erop/.actOn, el desepleo en Vieque8 1].egd a ’oporclone alanantes desatndose una serie de manifes{acJ.ones obreras de anca en el verane de 1943, Se iniela un xodo de r, ob].aci.On sin precedcmtes en la h;stora de VJ.eques, ,,La de opottunidades ,le el,]oo, lc se traduce an un alo nivel de desrQeo. La tas de dese.leo real en Vfeques se calcu] en un 601I,, segOn el e,timado l,’.].:{zado pr el. golq.er municia],

Exlte io ezrerentes

vro factmtes set,ores

de la

que limtan e] desarrollo de

eeonoa

viequense.


el rlncipal En Io que se refire a la .esca, restrici6n de acceso obstAculo que sta confronta ey la AdemAs, las alas Areas depesca que imo -e la Marina. son destrudas con nasas que utillzan los pesc res regularldad nor las rActif s milltares, causando La tos pescadnres ?rdidas signfiativ struyen el ambienUe natural de de tiro y el bombardeo de las Areas de

ayo abundancia

de %eces.

La situaci6n de la agricultura en Vieques es crtzca. La Marina controla la mayora de los terrenos tambin los meJores aeuferos, impldiendo as el pasado ultivo de la tlerra por los viequenses En lael hase la agricultura era floreclente y contitufa econdmica de la isla-munlcipio,



COMITE DE EDUCACION