Issuu on Google+

Pedir Autorización para publicar o duplicar al autor: Kevin Hadintong

Ya había llegado el Día, todos esperábamos ansiosos de que aquel Evento tuviera el éxito deseado ~ el que supiesen más de las Actividades de las cuales se encargaban en las distintas Oficinas del Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes o DAMyC como le decíamos nosotros ~.

Yo recorría el predio donde se desarrollaría dicho Evento con bastantes nervios y muchas expectativas; no dudaba de que todo iría bien además de Divertido, pero era sabido de que la gran mayoría conocía de gran parte de cómo se trabajaba en las Oficinas de Los Revertores y Desmemorizadores; pero de la Oficina a mi cargo era poco o casi nada lo que allí hacíamos en verdad. Así que había puesto mucho en juego para que el resto de la Comunidad Mágica se interesara en las posibilidades y recursos con los que contaba para que pudiesen llevar con éxito sus tareas diarias.

Mientras me dirigía a donde se emplazaba mi sector designado observaba como tanto su Hermana como su compañera se habían esmerado en mostrarles a todos de que trataba la función que cumplían sus distintas Oficinas en el DAMyC y se Admiraba de la Exquisita Presentación de estas.


La suya era más digamos….humilde pero no menos espectacular. Dicha Sección, en la cual solo se destacaba un Letrero Luminoso en el cual se podía leer:

Flotaba sobre la entrada de una tienda de campaña en la cual el solo verla nadie se imaginaría que tuviese la capacidad para poder albergar las distintas Exhibiciones de las tareas que desempeñaba dicha Oficina, pero ni bien se entraba en ella uno se daba cuenta de por qué uno quería con tanto fervor lo que era capaz de conseguirse con La Magia Bien Usada; ya que por medio de un Hechizo de Ampliación yo había conseguido incluir dentro de la Aparente pequeña tienda varias secciones bien diferenciadas.

Apenas uno entraba podía recorrer un Gran Salón que daba la bienvenida a los concurrentes para poder desplazarse por el mismo con total comodidad, este se encontraba iluminado cálidamente por varias antorchas encendidas flotantes, las cuales permitían a los visitantes ver con detalle todo lo que allí se encontraba.

Si se observaba a la derecha podía encontrarse con dos grandes puertas cerradas, donde se encontraban grabadas sobre ellas figuras de todos los animales conocidos mágicos y no. Ante estas se encontraba un letrero con letras doradas, enclavado en un pequeño mástil que decía:

Detrás de estas puertas y solo dentro de este cuarto, ya que al volver a salir por las mismas volverás a ser lo que eras, podrás explorar tu Animal Interno aquel que podrás o desearas ser si llegas a conseguir tener las Habilidades; el Rango y Conocimientos requeridos para tener lo necesario para ser un Animago Registrado. Prepárate para lo que serías capaz de Hacer siéndolo. Me enorgullecía de aquellas palabras escritas por mí para luego de ver que todo estaba en orden continuar recorriendo el Gran Salón. Al frente y al fondo una gran arcada daba paso a lo que en otro Letrero indicaba:

2


‘'Exhibición de Objetos a los cuales se les aplico la Magia para que todos nos beneficiemos sin que abusemos.''

Al entrar por aquella Gran Arcada la cual se encontraba con variadas Runas; piedras preciosas y diferentes inscripciones antiguas, incrustadas y talladas en la misma, las cuales aseguraban de que nadie pudiese digamos…..llevarse algún Suvenir, ya que cumplían la función de proteger los objetos que en el interior de dicha Exhibición se encontraban al alcance de todos. Y a la Izquierda pero no menos importante, sobre una gran pared al mejor estilo de Gran Pantalla de Video Muggle, aparecían y desaparecían la Explicación en palabras de todo lo que nos encargábamos de Hacer en la..... Oficina Contra el Uso Indebido de la Magia.

#Oficina encargada del castigo para las personas que usen hechizos prohibidos (hechizos fuera de rango o bando), inventen hechizos o experimenten con criaturas mágicas sin permiso del ministerio. #También se ocupa del uso indebido de la magia en presencia de muggles o con muggles o la magia realizada por los menores de edad. El Estatuto para el Secreto de la Magia debe ser respetado y los empleados de esta oficina no dudarán en vigilar y perseguir este tipo de acciones. El Comité de Excusas para los muggles y la Oficina de Desmemorizadores, ayudarán a resolver las implicaciones que la magia realizada en presencia de muggles o con muggles haya podido generar. Además y no menos Importante: #Se debe encargar del REGISTRO MINISTERIAL DE ANIMAGOS y de velar por que los magos que posean ésta habilidad no la usen de modo Indebido Si bien el ser animago no implica ningún accidente y no resulta catastrófico… a menos que en su forma animal no se comporten como es debido como por ejemplo: Que….. se les ocurra levantar la pata sobre el nuevo sillón del dueño de casa… es nuestro Departamento y en especial La Oficina contra el Uso Indebido de la Magia la encargada de llevar adelante el Registro de Animagos según lo previsto en su estatuto arriba mencionado.

3


La ficha a completar para el registro de Animagos es la siguiente: Registro de Animagos

• Nombre Completo: • Link a Ficha de Personaje: • Animal en el que se transforma: • Rasgos específicos del animal en el que se transforma: • Otros Antecedentes que quiera aportar:

*Se recuerda a los postulantes a la licencia de animagos que antes de obtener el permiso Ministerial, deberán realizar una prueba de transformación ante el Jefe de la Oficina contra el Uso Indebido de la Magia, alguna otra persona por él designada en la misma oficina o el Director/a del Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes. La misma deberá ser efectuada en la citada Oficina. *También deben saber que todos aquellos magos y brujas de la comunidad que posean la ''Habilidad de Animagia'', que su no registro como animago implica una indebida utilización de sus habilidades mágicas, las cuales podrían ser sancionadas por este Ministerio. Dichas sanciones consistirán en: Trabajos comunitarios dentro de los distintos Departamentos o Dependencias del Ministerio (incluyendo trabajos en San Mungo, colaboraciones con los reporteros de El Profeta o alimentar a los Dragones de Gringgotts, etc.). *Además ningún mago o bruja que no cuente en su ficha de registro con la Habilidad de Animagia podrá transformarse en ningún tipo de criatura o especie de animal. Los animagos registrados no podrán tomar la forma de otro animago por lo que al momento de registrarse debe tenerse en cuenta el listado oficial de animagos, el cual podrá ser consultado en la Oficina Contra el Uso Indebido de la Magia por todos los Autorizados para poder tener Dicha Habilidad. Luego de ver como había quedado todo con orgullo suspire

-¡Adoro la Magia!-

4


Y cuando me retiraba para volver al exterior note que faltaba algo, tomo mi varita y con una filigrana al aire en dirección a la parte superior de la Salida hago aparecer un ultimo cratel flotante que decía:

~La Magia es algo Maravilloso, para beneficio y entretenimiento de todos si en realidad le das Un Buen Uso~ Después de un breve momento de observar aquel cartel de despedida a los visitantes guardando mi varita en su agarre automático en mi antebrazo derecho, solo quedaba el acomodar mi Impecable Traje Blanco, con zapatos y medias al tono; mis gafas anque mis mechas entrecanas. Para luego con un suspiro de satisfacción volver al exterior y asi prepararme para recibir a la concurrencia que esperaba se interesase por lo que realizaban en el Departamento y en la Oficina de la cual era el Jefe. OFF. ¡¡Sean Bienvenidos a conocer nuestra Oficina, tal vez no sea la más entretenida pero para aquellos que les gusta lo Increíble aquí lo podrá encontrar entre los Artefactos Encantados bajo nuestra Estricta Custodia pero....siempre es más divertidi todo si Actuamos en conjunto con las Oficinas de Revertores y Desmemorizadores para formar un Gran Equipo....El de el Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes. Espero que se diviertan investigando y Roleando en los recovecos de nuestra Exposición ¿¿Que esperan??....entren en la Magia de los Animagos; Objetos Hechizados y tal vez algo más

5


Oveja violeta que oculta en una caja de Reversiones se coló, oveja traviesa que con su genio no puede siempre en apuros se ve, a su ama nunca obedece y en un lio tras otro se mete siempre! ... ^^ pos Adleriana es, ¿no? Efectivamente, sin invitación expresa la lanudita se las había ingeniado para introducirse en uno de los cosos que Amya_An llevara hasta su mansión y que ahí acumulara (previamente) hasta el día del Evento, cuando finalmente serían (entre cajas y cajones y demás) llevados y entregados al Stand en donde Ella ¿atendería? Pero los de la "mudanza" habían errado con uno de los paquetes. Se habían equivocado y en vez de Reversiones, lo habían ido a entregar a Indebidos. Para aquellos, le era igualito ... de todas formas quedaba en la dirección de entrega. La mediana caja de madera con unas enormes letrotas rojas FRÁGIL, así como una flechota apuntando hacia arriba que indicaba que el coso aquel no debía de voltearse por ningún motivo. T-T Eran algunos especímenes florales que la Adler habría dispuesto para la decoración de su espacio. Para hacerlo visualmente un poco mas ¿cálido? y para aromatizar también ... ¬¬ claro que la condenada ovejita se habría desayunado todo aquello ya! Ahí en el rinconcillo que la había dejado, la caja se meneaba tantito. Apenas si se escuchaba de cuando en cuando un "beeee" muy suavecito desde el interior y suavecito también como una rascadita de pezuñita en la madera. o.O Alguien la escucharía antes de que terminara asfixiada allí dentro? U.U Bueno, pos si nadie llegaba a Tiempo, éste narrador se vería en la obligación de hacer balancear la caja peligrosamente para que al estrellarse contra el suelo duro, la madera se aflojara lo suficiente como para dejar libre a la ovejuna (¬¬ o de plano reventaría la caja???).

6


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen soltó un silbido de admiración al entrar en el stand del Departamento contra el Uso Indebido de la Magia. - Vaya, Kevin debe de tener enchufe con Sagitas, su local es mucho más grande que el de Desmemorizadores - dijo la chica. Atravesó el Gran Salón, que invitaba a sentarse y relajarse, al compas del reflejo titilante de las llamas de las antorchas. Y se fijó en una gran puerta, en cuya superficie había multitud de animales grabados. En la zona superior, una placa informaba que al atravesar aquella puerta, uno podría transformarse durante unos minutos en el animal que lleva dentro, el animal cuyo aspecto adoptaría, de poder ser un animago. - Vaya, qué interesante - dijo Eledhwen - ¿qué animal sería yo? Beeee... Eled enarcó una ceja, y se preguntó: ¿esta puerta tiene poderes? Beeee... Ya la Hufflepuff puso los brazos en jarras sobre la cintura, y exclamó enfadada: - No, para nada, ¡¡yo no sería una oveja!! Beeeeeeeeee.... La Hufflepuff estuvo a punto de dar una patada a la puerta: - No, no, y no, no quiero ser ovej... Ras, ras, ras... Dejó la pierna suspendida en el aire, a pocos centímetros de la puerta. Aquel ruidito había sonado como pezuñas frotando madera. Se giró buscando el origen del ruido. Beee... - Esa caja bala - se dijo a sí misma, y, precavida, se acercó con cuidado. La caja se movía de vez en

7


cuando. - ¿Hola? - preguntó Eled tocando con los nudillos sobre la superficie de madera. Fue contestada: - Beee La Hufflepuff miró alrededor, buscando ayuda, pero no había nadie. Tras unos segundos pensativa, y volver a escuchar un Beeemás débil que los anteriores, se decidió a abrir la tapa de la caja...

Sagitas E. Potter Blue No sabía nada de este Stand. Kevin había sido tan enigmático con su zona que no había soltado prenda sobre lo que había planeado, dejándonos a todos muy interesados. Bueno, al menos yo estaba interesada. Ya había estado en algunos stands de los negocios, saludando a los dueños y agradeciéndoles como directora que hubieran depositado su confianza en nosotros. Y ahora tocaba que me pasara por los stands de los negocios. Así que el primero que visité fue el de mi hermano Kevin, Uso Indebido de la Magia, ya que era el que desconocía por completo. Abrí la puerta y murmuré su nombre. -- ¿Kevin? No había ruido. ¿Es que no había nadie? ¿Pasaba y chafardeaba todo lo que había allá, metiendo mis narices donde no debía, excepto como directora, exhibiendo mi rango delante de mi hermano? ¿O mejor confiaba en su criterio y esperaba a que él llegara y amablemente me lo enseñara? O cabía otra posibilidad, que era esperar que algún despistado entrara y yo me uniera a su grupo. Sonreí. Sólo fue un momento. Al instante algo me atacó el pecho y me tumbó contra el suelo. Me di un golpe en la cabeza, seguro, ya que me pareció ver una oveja de lana violácea que saltaba a cuatro patas y huía del stand. -- ¿Esta era la sorpresa? -- protesté, algo enfadada. Y sin embargo, aquella oveja... Vi movimiento delante de mí y me incoporé un poco, sentándome en el suelo.

8


-- Eledhwen, ¿qué era eso? ¿Es que Kevin ha puesto un zoológico de...? ¡¡Ohhh!! Vi la caja tumbada, con restos roídos de flores y adiviné que venían de la Floristería. Y por tanto, eso me llevaba a la culpable de que mis posaderas estuvieran muy doloridas. -- ¡Amyaaaaa! -- grité. -- ¿Te has traído la mascota oveja desde la Adler? Ahora tendríamos que montar una brigada de caza, no, mejor de captura. Seguro que mi hermana se sentiria mal si la mandábamos al otro barrio. Pero no podíamos dejar que se comiera nada de los stands de los patrocinadores...

"Linda Humana de cabellos dorados" dijo la oveja pero lo único que se le oyó fue su acostumbrado << Beeeeeeeeee >>. Mas que agradecida, lanitas violáceas brincó por fuera de su prisión maderesca hacia los brazos de su salvadora. Quiso demostrarle TODO su agradecimiento con una pasadita laaaarga de su lengüita ovejuna por toda su suavecita mejilla. << Beeeeee >>, volvió a ¿pronunciar antes de saltarse hacia un lado y ¬¬ ver qué mas o.O comerse??? "Aquí huele raro", se dijo la oveja OwO aunque todos escucharan mas y mas << Beeeee >> solamente. Aquella humana buena onda que la había salvado de una inminente muerte por inanición (U.U pos sí, aquella oveja devoraba hartas flores ... 0.0 si si ama No se acordaba de darle de comer!) le hacía unos mimitos preciosos ... le estaría tratando de hacer trencitas sus lanas violetas? << Beeeee >> y mas << Beeeeee >>. OwO o lo que en realidad procuraba Eledhwen era atrapar a la oveja y devolverla a la caja por si era una de esas "cosillas" que se guardaban (¬¬ por peligrosa) dentro del Cuarto Blanco???

9


Pero la Oveja también era una excelente brincadora (oveja o cordero?) ; "Ahhhh, mi salvadora quiere jugar a Atrápame si puedes ^^ !", baló otra vez. Pobre Jefe de los Indebidos que ahora encontraría un revuelo en su Stand tan mono .-. , culpen a la oveja rebotadora (que tendría genes cangurescos?) que deslizándose por entre las piernas de la rubia (Eled) y zigzagueando entre varios cosos ahí dispuestos (OwO algunos pudieron haberse volteado y vaciado parte de su contenido) logró escaparse temporalmente. << Beeeee >>, dijo una penúltima vez cuando encontró algo "interesante" que olisquear (OwO se lo habría comido???) para luego salir disparada hacia ... "Lindo color de cabellos", dijo en su lengua ovejuna a Sagitas entrante. Le simpatizaba aquella otra humana, aunque Ella (la oveja) pensaba que a Ella le quedaba mejor el nombre Sagitas (¿?). << Beeee >>, se echó correr hacia afuera porque ya olía el aroma de chuches de feria ... además, sabía (la oveja) que la ama Amya_An tenía mas cajas con flores por alguna parte (!).

Eledhwen Hufflepuff Al abrir la caja, en un principio sólo vió un montón de lana morada. Temerosa, la tocó con suavidad, pero a los pocos centímetros notó algo sólido. La lana se movió, y la Hufflepuff comprobó que la lana iba unida a una oveja, que baló contenta, y salió de la caja. Se quedó mirando a Eled y le soltó un lametón (Eled supuso que de agradecimiento) en toda la cara. - De nada - musitó estupefacta. Dió brinquitos y balidos por el stand, recorriéndolo en una vuelta de reconocimiento. A la Hufflepuff le costó reaccionar, pero después pensó que aquella oveja podía ser un claro ejemplo de Uso Indebido de la Magia, y que si estaba suelta por su culpa, podría cargársela (la bronca, no la oveja. Así que comenzó a perseguir e intentar atrapar a la oveja, pero el animal parecía tomárselo como un juego. - ¿Acaso te crees que esto es un pilla-pilla? - dijo Eled, con la lengua fuera del cansancio. La bruja se paró para tomar aliento, y vió a la oveja dirigirse hacia ella: - Eso es, muy bien, ven aquí - murmuró Eledhwen. Pero la oveja no paró al llegar, se coló bajo las piernas de Eled, e hizo que ésta cayese al suelo de

10


frente. - Maldita oveja del demonio... - murmuró. Escuchó el trote de la oveja, un impacto, y un golpe: pum. Después, unas palabras, de voz conocida: - ¿Esta era la sorpresa? Eled se levantó del suelo frotándose la nariz, y vió a Sagitas tirada en el suelo. - He liberado una oveja peligrosa... - dijo Eled ofreciéndole una mano a su prima para ayudarla a levantar - Kevin me va a matar... La pelivioleta seguía sentada en el suelo, preguntando por aquella oveja, pero entonces fijó la mirada en la caja de la que había salido, y pareció unir cabos. Pegó un alarido preguntando a Amya si había traído a la mascota de la Adler. - ¿Esa oveja es la mascota de la familia Adler? Y luego yo me quejo de Mel el Glotón... - murmuró Eled, que seguía frotándose la nariz. Estaba adquiriendo un tamaño con el que no tendría que agrandarla falsamente para cuando volviese al stand de Desmemorizadores, y se disfrazase de bruja verrugosa.

Xell Vladimir Los gritos se sentían desde fuera. Algo violáceo me llamó la atención y vi a mi tía a cuatro patas, corretear por la zona de la fiesta. - ¿Qué te pasa, tía? Pero no me contestó y se metió en la zona de los stands. Como de la tienda de mi papi salían voces airadas que llamaban por la tía Amya, me acerqué. - ¿Qué son esos chillidos? Estáis asustando a los visitantes. Al fijarme en quien estaba por allá me extrañó ver a mi prima Eledhwen y a la Tía Sagitas en el suelo. - ¿Qué te pasó? ¿Te has caído? ¿Y por qué corres a cuatro patas por los stands, como si fueras un animalito?

11


A veces, Sagitas hacia cosas muy raras. - Deberías comportarte con propiedad, tía, como una Directora de Departamento. Si llega a venir alguien importante y te ve corriendo así... ¿Qué hubiera pensado de ti? Eché un vistazo alrededor. Todo el stand echo un desastre, con cajas rotas por el suelo, restos de flores mordisqueadas. - ¿Por qué no arregláis esto antes de que llegue Kevin y os riña por estropear su trabajo? Y comer palomitas de las que vende Babila, están más buenas, creo. Yo no pienso comer flores por mucha hambre que tenga.

Sagitas E. Potter Blue Eledhwen me ayudó a incorporarme y dijo que había liberado a una oveja peligrosa. -- No lo sabes tú bien. Esa oveja es... ¡El terror de Ottery! ¿Estuviste en la boda de Reena y Kevin? No, no había estado. Era cuando aún estaba en España, seguramente no le habrían llegado las noticias. -- ¿Nadie te ha hablado de la boda? Fue un puro desastre desde el principio -- le dije. Miré a los lados, esperando que Kevin no estuviera cerca. Bajé la voz. -- La sacerdotisa, o seasé, yo, perdí la memoria y no recordaba ni un salmo de los ritos. El novio perdió el traje y ... Solté una risotada pero recuperé el tono de nuevo. -- ... y mi hijo Matt tuvo que improvisar, no sé de donde sacó una disfraz de hamburguesa del Macdonalds y se lo puso, pero estaba tan "ido" -- y le hice un gesto de beber, con el dedo pulgar e índice que esperaba que entendiera -- que creo que fue Amya quien le dio una poción multijugos a Babila, nuestro recepcionista para casarse. Durante unos minutos, Reena se estuvo casando con nuestro negrito. Espera, espera, que hay más. Me sacudí el polvo de las posaderas y después me miré el pecho, a ver si la oveja me había dejado marcadas las pezuñas. En aquel momento entró Xell y empezó a reñirnos por el ruido que hacíamos. Le iba a contestar pero después me puse a reír de nuevo. -- Aquí, la dama de honor, puso una alfombra de flores que justo cuando la novia iba a pisarla estaba llena de gusanos de esos asquerosos con pelos, y reptaban por todas partes. Las decoraciones no llegaban a tiempo y los fantasmas del coro iban de un lado al otro , sin saber qué

12


hacer. Los niños juguetearon con las arras y los anillos y las enterraron, porque querían jugar a piratas. Y la oveja... Por fin llegaba a esa oveja dichosa. -- Se coló en la fiesta vete a saber cómo. Yo creo que se huele las fiestas, como la de hoy, fíjate como se ha colado. Pues se dedicó a mordisquear todas las flores que vio, incluido el ramo de la novia. ¿Quién te crees que saltó a por el ramo cuando Reena lo tiró al aire? Pues desapareció, y eso que Reena quería regalarlo a alguien... No pude reprimir la risa de nuevo. -- Así que cuídate de la oveja, debe de estar tramando algo, y me temo que la encontraremos en algún momento balando encima de la noria, como si lo viera. Anda, ayudarme a buscarla antes de que haga algún estropicio que tengamos que pagar. Os recuerdo que las arcas del departamento están a cero gracias a ciertas multas de alguien en el Atrio. Y me puse a silbar.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen negó con la cabeza cuando Sagitas le preguntó si no había estado en la Boda de Reena y Kevin. - No, estaba fuera, en España, fue una lástima no poder asistir - contestó con voz triste. Pero se animó al ver que Sagitas comenzaba a explicarle todo lo que sucedió durante la boda. Al principio Eled abrió los ojos pasmada, después la boca, hasta tal punto que parecía que iba a desencajarse la mandíbula, y al final, sólo podía murmurar: - Ay, pero... ¡no puede ser! ¿Y también pasó eso? Sonrió, ya que no podía evitarlo. La boda había sido un desatre, pero estaba segura de que todos se lo habían pasado fenomenal. Después, se puso seria, con los brazos en jarras: - Hay que detener a esa oveja, antes de que sea demasiado tarde...

13


Kevin Hadintong

Luego de haberle indicado a Matt donde se encontraban los Atractivos Juegos de ~ valga la redundancia :3 ~ Atracción o Divertimento, se me ocurrió darme una vueltecita por mi Sección. En el camino me cruzo con la divertida lanuda Adler violácea que a la disparada se escabulle rápidamente de mi vista antes de que le pudiese decir algo?????. Le reste importancia ya que ella también tenía derecho a juguetear por allí, al fin y al cabo era parte de la familia a pesar de sus comoquicimos líos revoltosicos, para seguir en dirección a la tienda de campaña.

Al entrar en esta me encuentro con mi mana-Directora; a Eled y a mi querida hija -¡Al parecer no han podido con la curiosidad y eso me gusta!-, les digo con una sonrisa mientras me acerco a ellas, pero entonces se desvía mi vista por la zona de Exhibición de Objetos y noto un cierto desparramo

-Ahora se porque la oveja no se detuvo cuando se cruzo con migo- y meintras pensaba un ''que le vamos a hacer'' con una sonrisa llame a mi Elfo

-¡Wolfi..... te nececito!- y con un rapido ¡Plop!, este se hace presente -¡Dga usted amo!-¿Podrías acomodar nuevamente la Exhibición y luego necesito que vallas a buscar esto de la Habitación Blanca en el Departamento de Accidentes que me lo he olvidado?-, primero indicándole que arreglase el pequeño estropicio que había dejado la traviesa oveja para luego con mi pequeña lista de Artefactos y Objetos que debería traerme ya que me los había olvidado en el semi-apurado traslado -¡Cuente con ello amo!-, para rápidamente luego de tomare mi nota drigirce a la sala, seguramente para acomodarla y desaparecerse luego.

14


-Y diganme...¿como les ha ido hasta el momento en el Evento?-, para con disimulo, por detrás mio hago flotar una pequeña cajita que al encontrarse con mi hija explota como caja de sorpresa

Y junto con el cachorrito las palabras:

~¡Feliz Cumpleaños Hija del Alma!~ , que se escucha con mi voz tiernamente.

Xell Vladimir

Pensé que Sagitas me iba a decir algo cuando dije que estaban haciendo mucho ruido. Sin embargo, se puso a reír y me señaló. Después se puso a contar anécdotas de la boda de mi mami y mi papi. Me sonrojé cuando dijo lo de los gusanos. - Eh, espera, cuéntalo bien. La alfombra de flores quedó cubierta de gusanos asquerosos y viscosos; cuando sonaron las campanas de la iglesia, los gusanos metamorfosearon en mariposas de mil colores que recibieron a Reena. No quedo tan mal, al final. Recordaba lo de las arras, cuando se las dieron a Reena, aún estaban recubiertas de la tierra del huerto de los monjes. Y el ramo desapareció y no se encontraron ni las hojas. Así que fue la ovejita... - Hay que detener a la oveja - repetí. Si era tan peligrosa... - No quiero que se coma los marcadores de los libros que he traído para regalar a los clientes. Papi entró en ese momento. Él fue más práctico. Nosotras criticando al animal, él limpiando lo desparramado en el suelo por la ovejita glotona. - Hola, papi. A mi me gusta mucho lo que estoy viendo. Y me han dado una sorpresa al celebra mi cumpleaños. ¡¡Ohh!! Kevn había hecho aparecer una caja sorpresa a mi espalda, que explotó y asomó un perrito

15


adorable. - ¡¡ooooohhhhhh!! ¡¡Papaaaaaaá! Me has regalado una mascota... ¡Se llamará Turbo! Muchas gracias , muchísimas gracias! Con el animal lamiéndome la cara, me olvidé de stands y de ovejas. Sólo quería tener a mi cachorrito en brazos.

Kevin Hadintong

-¡Aunque tu ya lo sabes, para tu mami y para mi seras siempre nuestra ''Princecita''- , acercandome a ella para darle un abrazo, con cachorrito incluido En eso otro.....¡Plop! en el aire me hace notar de que Wolfi había regresado y de seguro estará acomodando las cosas que le pedí traer. Solo paso unos minutos para ver que venia a nuestro encuentro cargado con otra caja -¿debo suponer que lo que te llevas allí no será que se han roto algunas cosas y tendremos que arreglarlas no?-¡¡Tranquilo Señor Hadintong, en la Exhibición esta todo como se encontraba desde un principio: acomodado; en su sitio e impecablemente limpio, en esta caja solo llevo algunas cosas para acomodar en el Stand del Renacer del Fénix y si me lo permite seguiré con mi tarea!!- para con su caja dirigirse a donde se encontraban los negocios. Entonces me encogí de hombros como pensando ''¿si el lo dice?'', para luego ver a mi hija jugando con su cachorro Turbo y drigiendome nuevamente a ella; a Sagi y Eled -¿Habeis conseguido a algún servicio de Seguridad verdad?, porque a pesar de tener todo aquí resguardado con algunos conjuros siempre es bueno que algunos Guardias se diesen una vuelta de ves en cuando para ver que todo esta en orden-, lo dje como para saber si habían conseguido aquella ayuda extra para seguridad de todos

16


Sagitas E. Potter Blue Eledhwen parecía completamente anonadada con la noticia de la boda de Reena y Kevin. Por suerte, todo había acabado bien. Pero la oveja era un animal muy escurridizo. Iba a organizar un equipo de búsqueda cuando entró Kevin. -- ¿Viste a la oveja? ¿Sabes por dónde se fue? – pregunté rápidamente. ¿Pero por qué no me hacían caso? Entreví que algo se elevaba delante de nosotras y explosionó. -- ¿Qué demonios…? Y me contestó un ladrido. Fruncí el ceño. -- ¡Por Merlín, Kevin! No podemos tener animales sin legalizar en el evento. De un momento a otro llegarán los de Criaturas, y si nos pillan con un animal sin registro, nos pueden cerrar el evento. Empecé a estressarme de nuevo. Nadie me hacía caso. Todos alababan aquella criatura preciosa, eso sí, hasta le habían puesto nombre: Turbo. -- Vale, está bien, pero procurar que si hay algún funcionario cerca, no se entere de que tienes un perro. Y que no ronde por los stands de alimentación, que está prohibido por normativa. Bastante tenemos con la oveja… “Princesita, princesita”, murmuré, algo malhumorada. Aunque no era por ellos, era porque odiaba los imprevistos y, por supuesto, la oveja lo era. -- ¿Vas a abrir el Renacer? Estupendo, hermanito, así me dedico a otra cosa, que ahora tengo tantas en la cabeza… Xell ni caso, ella jugueteando con el perrito. Suspiré y contesté a Kevin. -- Sí, conseguí ayuda externa para las guardias, precisamente de uno de los negocios que eran patrocinadores. Son los de ASPN y ya los he visto entrar. Hay un montón… Creo que van a hacer un trabajo genial. Y suspiré, viendo al perrito de Xell. -- Oye, Kevin. ¿Qué objetos has sacado de la Habitación Blanca? ¿Has hecho un recibo? No quiero que se pierda ninguno cuando la fiesta acabe. Lleva un control, ¿vale?

17


Xell Vladimir Papi también me llamaba Princesita, como me había puesto mami el primer día que pisé la Vladimir. Estaba tan contenta... Le abracé muy fuerte, feliz por su abrazo y por el regalo de cumpleaños. Era una chica afortunada teniendo unos padres como ellos y una familia como la que tenía. - ¿Tendré que ir a registrar a Turbo? - pregunté, al ver tan preocupada a tía Sagitas. No habría problema, lo haría en Criaturas en cuanto acabara la fiesta. Era tan bonito... - No te enfades, tía, prometo que nadie se dará cuenta que el perrito está por aquí. Si tengo algún problema, le pediré ayuda a Eledhwen. Seguro que me deja que lo lleve a su mansión a juguetear con Gora. Dejé de prestar atención, saqué el perrito de la caja y le llamé, para que corriera por el suelo. ¡Era genial tener una mascota! - Tía, papi, ¿puedo llevarlo a la piscina? Seguro que tiene calor y yo no quiero que se deshidrate

Eledhwen Hufflepuff Kevin Hadintong hizo aparición por el stand que tan magníficamente había preparado, y Eled se puso colorada, por si el hombre se enfadaba por el estropicio que había montado la oveja. Pero rápidamente llamó a su elfo para que reparase los desperfectos, y Eled suspiró aliviada. Además, Hadintong traía un regalo para su hija Xell, un lindo cachorro llamado Turbo. La Hufflepuff sonrió; le encantaban los perros. - Es una preciosidad - y asintió ante las palabras de Xell - sí, cuando quieras, Gora es muy sociable, y también tengo algún libro sobre cómo educar a los perros... - pensó en su bulldog, algo asilvestrado últimamente, y añadió - aunque para lo que me han servido..

Sagitas E. Potter Blue -- Sí, Xell, has de registrar el animalito o tendrás problemas con el Ministerio. Y sabes que tu madre es directora de un departamento, no puede permitir tener animales sin registro en su mansión, en la que ella es matriarca. Para evitar problemas, sobre todo con los que aspiran a su puesto y la acusarían de irregularidades, en cuanto puedas ve al Ministerio a legalizarlo. ¿Por qué gastaba mis palabras en mi sobrina? No me estaba haciendo caso, sólo pensaba en juguetear con su perrito nuevo. Y encima ahora implicaba a Eledhwen.

18


-- Pues como tu perro salga igual que Gora, tendremos un par de golfillos merodeando por la mansión y arrastrando las zapatillas de la cama y escarbando en los jardines. Lo dicho, para qué gastar saliva cuando ella sólo pensaba en corretear por todas partes. Suspiré. No iba a hacer de mala en esta fiesta. -- Anda, lárgate a la piscina de… hummm… vigilancia. Si ves una oveja violeta, nos llamas. Era mejor que desapareciera rumbo a donde le llevara su perrito antes de que se distrajera con la noria u otro de los juegos y ocurriera una desgracia. -- Pero procura no dejar todo el trabajo para Amya, que después ella también querrá tomarse un respiro. Menos mal que no es en la piscina, que ella odia el agua…

Xell Vladimir Eledhwen pensaba como yo, que el perrito era una preciosidad. Me ofreció ayuda, incluso me dijo que me me dejaría un libro sobre cómo cuidar a los perros. - Está bien, tía. Te prometo que lo registraré, que no será una mascota ilegal. Solté una risita ante las palabras de Sagis y después miré de reojo a Eledhwen. La tía era tan impulsiva, a veces... - No seas mala, ni Gora ni Turbo arrastrarán las zapatillas de la cama. Si tú no tienes, siempre vas descalza por casa... - o al menos no la había visto nunca con ellas cuando estaba en la mansión Vladimir. - Aunque podíamos encantar las zapatillas de manera que no se dejen pillar. Eso sería... un uso debido, no indebido, de la magia, ¿no? Sólo faltaba que ahora me acusara de querer embrujar las zapatillas de toda la casa. Entonces cedió y lancé una gran exclamación. Turbo también saltó en mis brazos e hizo además de lamer la cara a Sagitas. Lo alejé, por si acaso... No quería que cambiara de intención. - Sí, tía, si veo a la oveja, te llamo, te lo prometo. Tal vez le diga a Turbo que te venga a buscar. Y salí corriendo del lugar antes de que dijera nada, entre risas.

19


Sagitas E. Potter Blue -- ¡Por Merlín! Si consigue que Turbo venga a avisarnos de algo le daré un empleo fijo en el Circo como la domadora principal. A pesar de mi tono, sabía que Xell era joven, demasiado, para tomarse las cosas en serio, y en el fondo me recordaba tanto a mí cuando no tenía responsabilidades... -- Bueno, prima, tendremos que sobrevivir sin su presencia... Cosa que casi agradezco -- acabé, con una sonrisa. Hice una seña a Kevin para que se acercara. Lo que iba a decir era de su incumbencia, de ambos en realidad. -- Mano, ya sabes que tu oficina se encarga del registro de los animagos. Cuando todo acabe y volvamos a la tercera planta, quiero un estudio detallado del tema de los Animagos registrados en el MM. Ya sabes, nombre, localización, características, cómo o truco para conseguir la transformación... Es muy importante tener esto al día. Con tanto ataques que está sufriendo el pueblo no quiero que alguien denuncie que ha sido un animago y la prensa, o lo que es peor, el Equipo del Primer Ministro, se nos tire encima y nos exijan pruebas de eso. Así que todas las fichas al día. Posé la mano en el hombro de Kevin, para darle ánimos. -- Es muchísimo trabajo, tendremos que acceder a los archivos del Ministerio, de todos los magos inscritos y comprobar si tienen esa capacidad y si están inscritos. No te preocupes, todos los miembros del departamento te ayudaremos, yo también, te lo prometo. Miré de reojo al exterior y sonreí: -- Bueno, mejor a Babila no le metemos, ¿no crees? Ahora hay otra cosa que tengo que deciros. He mandando una instancia a los altos cargos ministeriales sobre los metamorfomagos. Mi mirada recayó sobre Eledhwen. Sabía que ella era una de los que tenían esa capacidad. -- Creo que tu departamento, Kevin, debería hacerse cargo de registrar este colectivo. No creas que desconfío de ti, prima. Pero últimamente están sucediendo cosas raras, como que se producen ataques con gentes que han distorsionado sus características y... Es preferible que si se nos echan encima por este tema lo tengamos también aclarado. De momento sólo me han contestado que analizarán mi propuesta, pero si la aprueban, también tendremos que hacer ese estudio. Así que en cuanto lleguemos al departamento, sugiero una reunión para el primer tema y para aprovechar el esfuerzo para analizar lo segundo.

20


Sentía ruido en el exterior, la fiesta estaba siendo muy numerosa y todos estaban disfrutando. Y todos nos merecíamos disfrutar también. -- Bueno, pero eso en otro momento. Ahora yo quiero... Quiero saber qué animal sería si fuera animaga. ¿Cómo funciona este trasto? ¿Tú lo has probado ya, Eledhwen?

Eledhwen Hufflepuff Siguieron bromeando sobre el cachorro de Xell, para después ponerse serios; Sagitas habló sobre las próximas tareas que realizarían en el departamento. Una de ellas sería actualizar un registro de animagos activos en el pueblo, y otro, de metamorfomagos. Eledhwen asintió ante las palabras de Sagitas: - No tengo ningún problema, es lógico que debamos estar correctamente registrados y localizados, la seguridad es lo primero, y no queremos que ningún rapapolvo caiga sobre Accidentes. Después, más relajados hablaron sobre qué animal serían, si tuviesen la capacidad de ser animagos. Eled negó con la cabeza ante la pregunta de Sagitas: - No, justo iba a atravesar la puerta, cuando comencé a escuchar a la oveja. En un principio pensé que la puerta me decía que sería una oveja, y me enfadé... - se azoró un poco y se explicó - es que, no sé, ser animago, para convertirse en oveja... la verdad, no es un animal muy activo que digamos, excepto esta oveja, claro, que parece que se ha tomado una Poción Herbovitalizante!

Kevin Hadintong

Wolfi ya se habá retirado dejando en orden todo como estaba y solo vastaba esperara su retorno además de si se encargo del puesto del Renacer. Me puse muy feliz de que le gustara el cachorrito tanto a mi hija que lo bautizo al momento, entre tantas mujeres solo asentía y sonreia estando de acuerdo con todo lo dicho por ellas además de ver como se alejaba Xell en dirección a la picina con Turbo. -No te preocupes mana llevo todo estrictamente contabilizado y regresare todos los artefactos sin

21


faltar ninguno, a parte como lo veras las Runas; Piedras y conjuros escritos en el arco de entrada no dejaran que nada salga de allí como si de una cortina invisible se tratase además de que allí nadie se podrá Aparecer o Desaparecer por las misma causaEscuchándola luego referirse a la Actualización de los Animagos y la posibilidad de que Usos se encargase de Registrar a los Metamorfomagos -En cuanto al Listado ya hace rato que me estoy encargando de ver como Actualizar su Base de Datos y me pondre de lleno cunado finalicemos aquí asi que no me tomara mucho trabajo. En cuanto a lo Otro lo aprueben ya veremos de como nos encargamos de la organizaciónEntonces escucho que se preguntaban del Funcionamiento del Cuarto de Animagia -Es muy sencillo: golpeas las puertas tres veces y entras; adentro te encontraras con un ambiente digamos selvatico entonces lo recorrerás hasta encontrarte con tu yo-Animal, de el aprenderás todas sus capacidades para que lentamente te vallas transformando en una copia casi idéntica, ya que tendrás algún rasgo que te identifique, algún lunar; color de pelo; etc. uno se dará cuenta cuando pase. Luego de sentirte seguro de que sos aquel animal en todo, te dirigirás a las puertas de salida y en cuanto las vuelvas a cruzar te transformaras nuevamente en tu yo-humano tal y como resa en el cartel de entrada-, señalándolo

Detrás de estas puertas y solo dentro de este cuarto, ya que al volver a salir por las mismas volverás a ser lo que eras, podrás explorar tu Animal Interno aquel que podrás o desearas ser si llegas a conseguir tener las Habilidades; el Rango y Conocimientos requeridos para tener lo necesario para ser un Animago Registrado. Prepárate para lo que serías capaz de Hacer siéndolo.

-¿Se entendió verdad? y si asi lo es animensen a ver que descubren de ustedes mismas-, alentándolas a que lo prueben.

22


Sagitas E. Potter Blue Eledhwen parecía aceptar bien lo del registro de Metamorfomagos, si nos aprobaban el control de ese colectivo de personas. Le sonreí, orgullosa de que pensara igual que yo. Después dijo lo del espejo y me sorprendí. -- ¿Eras una oveja? ¡Ahhh! Perdona, te entendí mal. Claro, esa oveja se mete en todas partes. Pues yo voy a probar, nunca pensé qué puedo ser si fuera Animaga, pero ... Me pica la curiosidad. Solté una risotada y después volví a pedir perdón. Yo también me enfadaría si me transformara en oveja lanuda. Después presté atención a Kevin, quien decía que tenía un estricto control sobre los objetos que había sacado de la habitación blanca. También estaba orgullosa de él, había resultado un gran jefe de departamento. -- Pues parece fácil, golpear tres veces la puerta y entrar. Bueno, allá voy. Los demás no lo veis, ¿verdad? Es algo privado. Y tome aire. Me dirigí el lugar y contemplé el anuncio. Golpeé tres veces. -- Con permiso -- susurré. Entré en el lugar y ... Había una especie de selva a mi alrededor. Sentí el viento en mi pelo e intenté tocarlo. -- Esto es una broma -- dije, enfadada. Tenía una uña de caballo. Me contemplé y pegué un grito. -- ¡¡Keviiiin!! Esto está rotooooo -- dije, ahora muuuy enfadada por lo que veía. Era imposible que yo fuera una cebra afro con pelo de payasa. Retrocedí hacia la puerta pero no podía salir, ya que se salía por el otro lado. Me cabreé, me puse de cuatro patas y lancé una coz al marco interior de la puerta. Noté un movimiento brusco y después todo pareció bribar como si estuviera dentro de una tele estropeada. Duró unos instantes y después volvió todo de nuevo. Suspiré. Sólo me faltaba quedar atrapada ahí dentro y que no pudieran sacarme. Me quedaría con esas pintas para siempre. Me daba miedo mirarme pero después me ojeé. -- Ah, vale, esto está mejor -- suspiré al verme como un potrillo de cebra. Y troté feliz hasta la salida. Cuando atravesé la puerta volvía a ser Sagitas, sonriendo de oreja a oreja. Levanté mi pulgar hacia ellos dos, para que vieran que todo había ido bien.

23


Kevin Hadintong

Luego de explicarles como debían actuar ante y dentro de la Cámara observe junto a Eled como Sagi se animaba a ser la 1º en intentarlo. Apenas mi mana entra se cierran las puertas tras ella no permitiéndonos ver lo que allí adentro sucedería pero entonces el arco que conformaba el marco de aquellas puertas comienza a girar al tiempo que los animales en movimiento por el este entraba parte de el por un lado para salir por el otro; claro se trataba de un Arco Circular en realidad ya que su otra mitad se escondía debajo del piso. Tras un rato de movible giro en la parte mas alta de este se detiene en la figura de una Cebra que con brillantes titilanciones se transforma en una mujer por breves instantes, los mismos en que tardaría mi hermana en salir de aquel Cuarto. Miro a Eled y sonrio -Al parecer ya a elegido en que se transformaría si fuese Animaga, en cuanto salga me gustaría saber lo que a sentido allí dentro durante los momentos de su TransformaciónEn eso se escucha un golpe sonoro sobre las puertas y estas comienzan a vibrar como si de ondas marinas se tratasen junto a un sonido algo agudo que dura un breve instante. Los minutos corren y en breve se abren aquellas compuertas al tiempo que la figura de la cebra vuelve a su forma original y entonces vemos como Sagitas sale por ellas; alegre; con algo alborotado su cabellera violeta pero con una sonrisa y sus pulgares en alto. -¡Cuenta mana por favor!, ¿te a gustado la experiencia y que sentiste cuando descubriste en lo que serías si fueses Animaga?Acercándome a ella para que me contase todo con detalles. Y antes de que lo haga miro a Eled

-¡Ahora es tu turno prima y espero que lo disfrutes!-, le indico en dirección a las puertas mientras sacando una libreta de uno de los bolsillos de mi pantalón y una pluma recargable para anotando todo lo que me dijese mi Mana-Directora pudiese servir luego a mi tarea de Profesor del Conocimiento de Transformaciones en la Academia.

24


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen escuchó atenta las explicaciones de Kevin. Un nerviosismo empezó a crearse en su interior; seguro que sería una experiencia fascinante. Su prima Sagitas se ofreció voluntaria para ir en primer lugar, y mientras tocaba la puerta, y la atravesaba, Eled se quedó junto a Kevin esperando. En la puerta en la que estaban grabados miles de animales, el lugar en el que se dibujaba la cebra cambió, y apareció una figura de mujer. - ¿Entonces Sagitas se transformaría en una cebra? - musitó Eledhwen con curiosidad y admiración. Tras unos minutos, la Potter Blue apareció de nuevo junto a ellos, sonriente y feliz. Kevin animó a Eled para que atravesase la puerta. - Allá voy - dijo la Hufflepuff, algo temerosa todavía. Tras tocar tres veces sobre la puerta, y después de echar una última mirada ansiosa al grabado de la oveja, Eled atravesó la puerta, y como bien había dicho Kevin, apareció en una selva. El olor a hierba, y a humedad, llegó hasta su nariz. Observó atenta hacia los árboles, esperando que algún animal apareciese entre ellos. Notaba un zumbido acercándose, y cuando estuvo más cerca, diferenció un aleteo. Al girarse, observó un pequeño pájaro, que aleteaba sobre ella. Eled miró hacia arriba, distinguiendo el plumaje marronáceo, exceptuando la pechera del ave, de un rojo brillante. Estaba tan concentrada mirando al petirrojo, que ni cuenta se dió, de que había ido poniéndose a la altura del animal. Ella también flotaba, ella también movía sus alas en el aire, volando. Un subidón de adrenalina la invadió, y se lanzó hacia el cielo azul, aleteando con fuerza, sintiendo el viento en su cara. Sobrevoló la selva un par de veces, y volvió hacia el suelo, cayendo en picado para luego refrenase, y posarse con suavidad. Poco a poco, notó cómo sus alas desaparecían, para dar paso a sus brazos, y las piernas recuperaban su tamaño. Caminó, con algo de tristeza, hacia la puerta de salida. Antes de abandonar la selva, pudo escuchar el trino del petirrojo. Al volver a aparecer en el stand, y observar a Sagitas y a Kevin, sólo pudo murmurar: - Alucinante...

25


Sagitas E. Potter Blue Me acerqué a ellos, muy feliz porque era una linda cebra. Les enseñé las manos. -- Mirar. Eran cascos. Y me puse a hacer la mímica y el ruidito "cataclok, cataclok, cataclok" y me puse a reír. Me sentía genial. -- Kevin, lo mejor que he probado hoy, mejor incluso que los helados de Cye. Había merecido la pena montar todo aquel tinglado del evento sólo por estar un minuto en aquel lugar y comprobar qué animal sería si yo fuera Animaga. Había sido una experiencia inolvidable. La verdad, como no tuviera a buen recaudo aquel artefacto, lo iba a usar muy a menudo cuando nadie me viera en la Tercera Planta. Esperé a que Eledhwen saliera y comprobé ansiosa el movimiento de la puerta. Ésta giró hasta ponerse en un ave. Eso me picó la curiosidad. Tenía que ser un pájaro bonito, no creía que fuera un buitre o algo así, aunque había una belleza en ese animal. Esperé a que saliera para interpelarle. -- Cuenta, cuenta, ¿a qué es genial estar ahí dentro? Tienes una pluma, jajajaj... Después me asaltó una duda que seguro que mi hermano Kevin me aclararía. -- Si volviera a entrar, ¿sería lo mismo o cambiaría de animal?

Eledhwen Hufflepuff Sagitas le retiró una pluma del cabello, y Eled la tomó con las manos. La miró con una sonrisa en el rostro, y comentó: - Es genial, he volado, ¡volado! Nada que ver con volar en escoba, es una sensación totalmente diferente... Se quedó callada, recordando esos segundos de libertad. Ojalá pudiese ser animaga alguna vez, sólo para sentir esa sensación de nuevo. Después, atendió a Sagitas, que preguntaba a Kevin que, si de volver a entrar, volverían a ser el mismo animal.

26


- Sí, eso, porque si eso, yo repito... - dijo Eled, estaría genial convertirse en otras criaturas - aunque claro - pensó - supongo que el animal que eres por primera vez, ¿lo eres para siempre?

Kevin Hadintong

Mi mana comenzó a contar lo feliz que lo había pasado allí dentro y así le dio ánimos a Eled; luego de que esta cruzace las puertas y comenzara a girar nuevamente aquella Arcada Mágica-Rúnica hasta que en su parte superior se detiene en la figura de un ave, la cual por bastante tiempo cambio a forma humana y al igual que paso con Sagi las dos eran Féminas ~ o sea del Sexo Femenino ~, para antes de que las puertas se abriesen volviese a ser la figura del ave.

A ella también se la vio salir entusiasmada además de parecer interesada tanto como mi hermana en un detalle importante y las dos me preguntaron lo mismo.

-¡Bueno les quiero contar el Secreto de esta Sala!-, no sin antes de guardar el anotador en el bolsillo de mi pantalón junto con la pluma, de seguro mas tarde los necesitare, indicándoles que se acercara más a mí para que solo ellas escuchacen ya que fueron las 1º's en disfrutar de ella

-¡Esta esta compuesta por lo siguientes tres Objetos que descubrí un día que hacia inventario en el Cuarto Blanco: 1º- * Las puertas solo son mágicas y decorativas, funcionan con el solo ''conjuro'' de golpearlas tres veces. 2º- * La sala es del tipo ''Cambiante'' ~ como la Sala de los Menesteres o la Habitación Perdida que se rumorea existe en el Ministerio, pero según cuentan solo los Empleados tienen la suerte de desentrañar sus secretos [-"si lo sabre yo"-, pensé para mis adentros], ya que cuando a uno lo ascienden a Jefe parece que algo le afecta a uno, valla a saber que ~. Pero disculpen me fui un poco del tema.- retomando aquella explicación.

-....como les decía la Sala cambia a un ambiente similar al habitado por el Animal: sea Selva; Bozque; Desierto o donde sea Pero aquí viene lo Interesante-, dándole un toque de suspenso a mi explicación

27


3º- * La Arcada de Entrada Mágica-Druida; la cual en realidad es una especie de... a ver esperen- y tomando mi varita con una leve floritura les hago una representación Visual-Aproximada de como es

-..la cual solo vemos la mitad y descubrí que combinando los tres, la que realmente define todo es la Entrada. En cuanto cruzas por esta toma parte de tus deseos más íntimos animales y organiza todo lo demás para que cuando encuentra lo deseado por ti o sea aquel animal interno Deseado; lo busca y emite una energía enfocada sobre el que la cruzo haciendo realidad aquel deseo Animal, pero solo dentro de la Sala, en cuanto sales vuelve a tomar aquella ''Energía prestada'' digamos, junto con un Energisante: el Placer del deseo cumplido.

Al terminar veo sus caras y no estaba seguro de que lo hubiesen entendido asi que les dije -¡Si...!, pueden entrar cuantas veces quieran que serán el Animal que ustedes deseen, sirve para experimentar y poder elegir el que más nos gustaría ser........ y aquí viene un pedido mío manita...Bajando un poco apenado la cabeza

-Me interesaría poder llevar toda esta ''Sala como esta'' en algún lugar del Departamento de Accidentes ya que sería de gran ayuda al momento de Examinar a los Futuros Animagos, ¿que dices, la podemos llevar despues que se clausure el Evento?, te prometo que solo será usada

28


como.....para Investigación Académica y como herramienta esencial de mi Oficina en la sección de Animagia

Con cara de perrito perdido al cual le están por sacar su hueso preferido.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen escuchó con atención la explicación de Kevin sobre cómo había creado aquella maravillosa habitación. En algún momento dejó la boca abierta, pero a los pocos segundos recordó cerrarla. - Entonces, podríamos volver a entrar... - musitó para sí, mientras Kevin le solicitaba a Sagitas permiso para poder instalar la habitación en algún lugar del Ministerio. Eso sería genial, pensó Eledhwen, podríamos utilizarla los empleados de vez en cuando... Pero la Hufflepuff se había quedado con otro detalle de la explicación del Hadintong; al parecer, existía una "Habitación Perdida" en las instalaciones del Ministerio. Uhm, cuando volvamos al trabajo, tendré que investigar, se dijo para sí, pensando en aquella misteriosa Habitación.

Sagitas E. Potter Blue

Anonadada.

¿Todo eso teníamos en Accidentes y no lo sabía? Vaya, para ser la Directora del Departamento, tenía poca información de los objetos que guardábamos en aquella sala. Tendría que meterme en ella a la vuelta y chafardear toooooodos los objetos. Sonreí, satisfecha con la idea de meterme en aquella sala, la última vez apenas pude estar porque no era la Jefa de Indebidos, pero ahora... Era la directora, no me iban a cerrar la puerta.

-- Así que puedo entrar un montón de veces y ser otra coas, como un león, un hipogrifo, un dinosaurio...

29


¡Qué perspectiva tan agradable, ser una bestia enorme y pisotona! Casi salté sobre mis pies, feliz con ello.

-- Tienes mi bendición, Kevin. Que este aparato sirva para el examen de certificación de Animagia. Estoy de acuerdo, cuando llegue, habilitaremos una sala exclusivamente para eso.

Me pregunté si tendría que pedir permiso en el Ministerio. Baahhh, naaa, o capaces que se lo quedaban ellos o lo llevaban a la sala de los Inefables. Eledhwen parecía perdida en algún pensamiento interno. Le di un codazo.

-- ¿Tú no crees que será genial tener este artefacto en la planta tres?

Eledhwen Hufflepuff Notó un codazo de Sagitas que la trajo de vuelta al mundo real. - ¿Ehh? - dijo despistada, y luego procesó las palabas de la Potter Blue - eehhh, sí, sí, claro, sería estupendo... Su prima pareció conformarse con su respuesta, por lo que Eled suspiró aliviada. Se había quedado tan concentrada en la idea de buscar esa misteriosa Habitación Perdida que casi ni la había escuchado. Después, comenzó a repasar las palabras de Kevin y Sagitas y rió sola al de un rato. - ¡Un dinosario! Eso sí que sería alucinante...

30


Kevin Hadintong

Luego de sentirme contento por que el Resultado de lo Ideado por mis Manas había tenido Éxito solo me quedaba hacer unas cosas para dar por concluida la Exhibición, por lo menos de mi Oficina y .... -¡Ya que la idea es bastante buena!Tomo mi varita y acercándome al cuarto Animagico lo apunto con ella para mientras realizo unas florituras digo susurrando un Antiguo Hechizo Rúnico de Re-dirección, mientras ondas mágicas brotan de la punta de mi varita cubriendo la totalidad de aquel Cuarto para que en cuanto se Clausure la Jornada, todo el se traslade tal cual se encuentra al Cuarto Blanco de la 3º Planta hasta que le demos luego su Lugar definitivo en esta. Al terminar de realizar dicho Hechizo

-¡Listo!; ahora en cuanto cierre el Evento la Cámara de Animagia se trasladara completa al Departamento de Accidentes y al Cuarto Blanco hasta que le demos su ubicación definitiva y en cuanto a los Artefactos que se encuentran en la Exhibición....

Dirigiéndome a la Misma realizo el mismo Hechizo, para que siga el mismo destino de la Cámara para que ninguno se extravíe para una evaluación pendiente de los mismos ya que aun algunos faltaban saber que efectos tenían y no me quedaría con aquella espina clavada hasta averiguarlo, pensé con una sonrisa tras la tarea que me esperaría más adelante .

¡¡Gracias a todos por su participación, de parte del DAMyC!!

31


Oficina Contra el Uso Indebido de la Magia-Evento