Issuu on Google+

Pedir Autorizaci贸n para publicar o duplicar al autor: Kevin Hadintong


Jornada Lúdica del Dpto. De Accidentes Mágicos y Catástrofes (3º Planta Ministerial)

¡Fiesta! Parque de las Lamentaciones – Ottery

Sagitas E. Potter Blue El Departamento de Transportes había dispuesto un traslador que llevaba desde la Taberna "El Caldero Chorreante" hacia el Parque de Las Lamentaciones, un discreto parque con muchas especies de árboles que bordeaba un claro en el centro. A lo lejos, el azul de un lago en forma de ocho daba el agua suficiente para conseguir el verdor que caracterizaba aquel lugar, no muy conocido y por tanto algo solitario. Era el lugar idóneo para hacer la fiesta. En aquel claro habían dispuesto los diferentes espacios para el disfrute de las personalidades y ciudadanos que habían sido invitados. Diferentes stands de negocios surgían a lo largo del perímetro, comerciantes que habían abierto un lugar publicitario de sus locales del Callejón Diagon. Los stands eran todos iguales en el exterior, cuando estaban cerrados. El interior, sin embargo, había sido decorado por cada dueño a su gusto, siempre manteniendo las mesas y sillas en las que se podía descansar, tomar algo y ver el ambiente exterior. En ese ambiente se reunían los diferentes juegos que habían previsto los funcionarios de Accidentes mágicos y Catástrofes. El más visitado era la piscina, tal vez porque el día estaba siendo más caluroso de lo que Londres acostumbraba en estas fechas. También llamaban la atención los diferentes artefactos muggles que habían sido trasladados de parques temáticos de las afueras y situados en el centro mismo del espacio. Sólo los miembros del Departamento estaban autorizados para hacerlos funcionar. Muchos ciudadanos miraban con curiosidad aquellos autochoques preguntándose si sería peligroso montarse en alguno de ellos. ¡Iban a electricidad! ¡No se movían por magia! Otros se sentían atraído por la noria, aunque más de uno proclamara que era más útil usar la Aparición para subir a las alturas, pero todos acababan cayendo en la tentación de subir a uno de aquellos vagones y contemplar el paisaje de Ottery desde allá arriba.

2


Sin embargo, el artefacto que más llamaba la atención era el Tio Vivo Adaptado; cinco hipogrifos y cinco dragones vivos, traídos desde el Circ dels Joglars, permitían ser montados por el público, siempre vigilados por el Enano Gruñón, responsable de los animales. Por último, había varios puestos pequeños de Venta de Palomitas de colores, atendido por Babila, el Recepcionista de color del departamento, y un Stand de Besos, en los que se vendían souvenirs, como tazas, esculturas, pins, sombreros, así como valesdescuentos para compras en el Callejón, cedidos por los negocios patrocinadores. Todo estaba listo para la entrada del público. La apertura de la fiesta era inminente.

Cye Lockhart

Había llegado el día y Cye estaba muy emocionada, hoy se daría comienzo al evento organizado por el Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes y del cual cuatro de sus negocios fungían como patrocinadores. Pero la preparación para dicho evento había sido ardua por parte de los organizadores y desde que se hizo el anuncio, aquella oficina había colmado de buena atención, profesionalismo y detalles bonitos a los negocios participantes. Por eso la Lockhart no acudiría con las manos vacías, claro que no. -¿Me veo bien?- pregunto a Corroló al apersonarse en “Magic Tea” lugar donde había un

3


exclusivo traslador para llegar sin contratiempos al evento. -Oh ama, claro que se ve bien, por cierto aquí esta lo que preparamos, creo que todos querrán- dijo el elfo alagando a la propietaria por el vestido y sintiéndose orgulloso por presentes que entregaba a la dueña, el elfo acudiria mas tarde para ayudarle. -Ama no se olvide de llevarse el prendedor y coso de aprobado- decia mientras la rubia blanqueaba los ojos por el olvido, si mal no recordaba, en todos los negocios habían insistido en que llevaran la ficha aprobatoria, primero se colgó su bonito prendedor en la tira derecha del vestido tipo romano que llevaba y luego metió el papel en la bolsa que colgaba de su brazo con el logo de Magic Tea.

-Bien Corroló nos vemos luego- añadió y toco las estatuilla que fungía como traslador, de inmediato se vio envuelta en un torbellino por lo que cerró los ojos y cuando por fin sus pies tocaron suelo solido los abrió, ahora estaba en el Parque de las Lamentaciones, bonita y fresca locación para la fiesta. Camino despacito, no tenia afán, pues había decidido que todo el día lo pasaría allí, y se enfilo hasta donde vio a Babila el recepcionista del departamento que vendía palomitas y le pregunto por los stanes y le mostró su certificado aprobatorio, también se entero de la fiesta con atracciones muggles. -¿Ya se podre entrar?- pregunto y Babila contesto afirmativamente, por lo que se despidió cargando su bolsita que estaba hechizada para meter dentro un gran, gran numero de cosas y fue hasta donde estaban los lugares para los stanes, colgo el aviso en uno de ellos y abrió las cortinas blancas cuando lo tubo organizado.

4


Al principio del están como en todos, estaban mesas y sillas vestidas de blanco y beige, como la cortina externa que servían de marco a la exhibición, las dos mesas estaban ubicadas a cada lado dejando el centro libre para que los visitantes pudieran pasar hasta la improvisada barra vestida con la misma mantelería y donde se exhibían los distintos mostrarios de Té en una,dos, tres, cuatro, cinco,y seis presentaciones, tras la barra había una suerte de mesa larga sobre la que estaban de un lado varias teteras de tamaño pequeño colocados sobre una hornilla con velas mágica que calentaba la bebida hasta el punto requerida y listo para el consumo, del otro lado algunas teteras y tazas a juego, también algunos bocadillos y vasos de cartón aunque Cye se había negado a usarlos a menos que quisieran sacar la bebida fuera del stand, decía que eso disminuía la calidad y el disfrute. Con todo en su lugar y habiendo llegado su elfina Feixac para atender a los primeros visitantes, Cye salio a dar una vuelta por los otros stanes.

5


Sagitas E. Potter Blue Llegué en el traslador desde el "Caldero chorreante", algo preocupada por el comentario último de Tom, en el que me decía que habían pasado dos chicos antes que yo, que por un momento le habían parecido muy muggles hasta que mencionaron la fiesta. No sé por qué le daba vueltas a eso. En cierta manera, todos pasaríamos por muggles si ocultáramos nuestra ropa. Yo, por ejemplo, con aquel traje chaqueta gris, para mantener el decoro que se presupone en una Directora de Departamento, y con aquel chaleco salvavidas por si algún gracioso me tiraba a la piscina, pasaría seguramente por un muggle. HAbía traído otro igual para mi hermana Amya, ya que de todos era sabido la alergia que le daba sólo de ver tal masa acuosa cerca de su cuerpecito. Pronto me olvidé del tema, lo aparté de la cabeza para hablarlo con Cissy o alguno de sus agentes de seguridad, los encargados de mantener la calma durante el evento. Hice una seña a Babila, quien llegaba con su remolque de palomitas, muy feliz, con esa sonrisa de oreja a oreja que le daba un cierto aire simplón. -- Xell está a punto de llegar. ¿Está todo preparado? Asintió con la cabeza sin deshacer su sonrisa y sacó un hermoso pastel de cumpleaños. -- Avisa a todos los del departamento., que me han dicho que está merodeando por el stand de Reversiones. Le he mandado llamar y estoy segura que aparecerá de un momento a otro. Sentí pasos y me giré para recibirla. Se le veía tan inocente... Le dije:

-Babila comenzó a aplaudir.

6


Eledhwen Hufflepuff Al llegar al Parque, Eledhwen se había separado de Xell, con la excusa de que debía ir a supervisar que todo estuviese correcto en el stand del Cuartel General de Desmemorizadores. Ciertamente, cuando llegó allí, se cambió su ropa, por el disfraz de bruja muggle, que había comprado en una tienda muggle de Londres. Salió muy confundida de aquella tienda, ya que el dependiente le dijo que sólo le quedaba el modelo Maléfica, y la Hufflepuff pensó que se suponía que todas las brujas eran maléficas para los muggles, ¿no? Una vez se hubo colocado el disfraz, se miró en un espejo: - Estos muggles extraños - dijo viendo su reflejo - ¿desde cuándo las brujas tenemos estos cuernos? Pero como no tenía tiempo de ir a cambiarlo, se quedó así vestida. Hizo una última vuelta de reconocimiento, y aplicó un encantamiento para que, cada vez que un visitante entrase en el local, ella fuese avisada, y así poder estar presente, por si el visitante quería borrar algún recuerdo desagradable. Finalmente, tomó lo que tenía que tomar, y con ello, se dirigió a la zona de la Fiesta. Al llegar, vió que su prima Sagitas había desplegado una bella pancarta para recibir a Xell, y Babila aplaudía emocionado a su lado. Eled lanzó al aire el paquetito que llevaba, y con la varita, lo elevó por el aire, para luego rasgarlo, y que su contenido cayese sobre la cumpleañera y los allí reunidos.

- ¡Feliz Cumpleaños Xell! - exclamó Eledhwen.

7


Bobby y Becky (Muggles) Los dos muchachos gritaron, abrazados el uno al otro, gritando sin parar hasta que cayeron al suelo. No se soltaron, miraron a su alrededor y notaron que estaban sentados sobre hierba, en un parque. Había un tramo de árboles a lo lejos, pero a su lado había stands cerrados con cortinillas blancas y beiges. - ¿Dónde estamos, Bob? - Creo que... creo que es la fiesta. - ¿Y cómo hemos llegado? - Pues... ¡Es la leche! Seguro que es un truco de esos de cine. ¡Fíjate! Antes por allá, nos han metido en una especie de tobogán o algo así y ahora estamos en este lugar. - Yo quiero irme a casa. - Vamos, Becky, que va a ser divertido. Fíjate que lugar más alucinante. Vamos, vamos, tengo algo de hambre, entremos en ese stand, Magic Tea, a ver si además de té dan pastitas. Y después de cabeza a la piscina, ¿qué te parece? Pero la chica tiraba de él y le señalaba algo. - ¿Qué pasa? Celebran un cumpleaños. Mejor, tal vez inviten a pastel. Venga, vamos, me muero de hambre-. Y ambos muggles entraron en aquel stand.

8


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen, que seguía moviendo la varita para repartir serpentinas y confetis, observó que dos desconocidos se acercaban. - ¡Visitantes! - exclamó alegre. Visitantes que no eran ni compañeros de trabajo, ni amigos o familiares. ¡Bien!, aquello se ponía en marcha. Decidió acercarse, y espolvorear un poco de confeti sobre sus cabezas. - ¡Bienvenidos, bienvenidos al Evento de Accidentes! - dijo alegre, moviendo la varita una y otra vez. La joven pareja miraba su varita como hipnotizados, y seguidamente alzaban la cabeza hacia el confeti que parecía brotar de la nada. Después, observaron a Eled, que, preocupada, dejó de mover la varita, y el confeti dejó de aparecer. Quizás no les guste el confeti, pensó extrañada. Pensó en intentar entablar de nuevo conversación, pero añadió unas palabras de cortesía. - Pasead por todo el recinto; tenemos, comida, bebida, atracciones muggles, y actividades interactivas, todo muy interesante. Decidió retirarse, y acercarse de nuevo a sus amigos, ya que los recién llegados seguían mirándola extraño. Cuando se alejó unos metros, pensó: - Seguro que es por el disfraz...

DEIWAN RAMBALDI M EREDITH Y CORDELIA, BIBLIOTECARIA Y ELFINA DEL CC. -DIGA LO QUE DIGA LA CASCARRABIAS ESA, YO ME PIENSO MONTAR EN EL TIOVIVO- SUSURRÓ LA ELFINA CORDELIA MIENTRAS TIRABA DEL BRAZO DE M EREDITH. P ARECÍAN MADRE E HIJA, LA BIBLIOTECARIA SE SENTÍA FELIZ EN ESE LUGAR , ERA COMO UNA GRAN FERIA MUGGLE. LA NORIA LE ENCANTABA, ERA UN LUGAR SUPER ROMÁNTICO AUNQUE OBVIAMENTE, SI ENCONTRABA A UN JOVEN APUESTO QUE MOSTRARA INTERÉS POR ELLA. -NO ESTÉS TRISTE, M EREDITH, YO ME SUBO A LA NORIA SI HACE FALTA, PERO ES QUE TENGO MIEDO A LAS ALTURAS CONFESÓ LA EXTROVERTIDA ELFINA AL VERLA PENSATIVA. LE ACARICIÓ LA CABEZA MIENTRAS LE RASCABA LAS OREJITAS Y LANZÓ UN SUSPIRO DE RESIGNACIÓN. -¡N O HEMOS VISTO LOS SOUVENIRS DEL CENTRO, CORRE, VAMOS DONDE ESTÁ B ABILA!-COMENTÓ MIENTRAS TIRABA DE LA BRUJA. -Y A, PERO YO QUIERO

PALOMITAS DE COLORES Y ALGODÓN DE AZUCAR , ¿ CREES QUE TENGA?- PREGUNTÓ EN MODO CAPRICHOSA Y SACANDO LA NIÑA INOCENTE QUE LLEVABA DENTRO .

-CON MAGIA TODO ES POSIBLE...

9


Amya_An La bruja ésta y de sus entradas raras. Al pasar por el traslador del Caldero Chorreante, Amya_An encogió un poco el cuerpo como si anduviese media estreñida (¿?), apretando la fila de dientes superiores (en su boca por supuesto!) con fuerza sobre el labio inferior doblado sobre la hilera de "muelas" de la mandíbula de abajo (!). Cerró mas fuerte aún los ojos casi al punto de que media cara se le arrugó. Contuvo la respiración, a ver si para cuando ya no la aguantase y requiriera de exhalar, estuviera (Ella) en cuerpo presente, completa y con todo en su debido lugar, en el tan mentado Parque de Las Lamentaciones. Lamentaciones fue lo que resultó. Fracción de segundos antes de "llegar" la Adler sintió un "algo" ... inexplicable para ponerlo con palabras tecleadas, tan solo se dio cuenta que se le desataba uno de sus paquetes que previamente se había amarrado al cuerpo para No extraviarlos durante la trasladada. A duras penas si logró agarrar de la puntita de la asita liberada al ceder el nudito. - ¡Mis Donas! Exclamó sin pensar mas que en que casi perdía una docena de tales, recién calentitas y de sus favoritas (aunque ToDoS son sus "favoritas"). Groso error. Perdió algo así como el equilibrio y cayó sobre el Toldo de uno de los carritos de chuches por ahí dispuestos. Como personaje caricaturesco (muggle) rebotó y cayó de cara al suelo con las piernas flacuchas hacia arriba que de cuando en cuando pegaban como un brinquito, tal como si un choque electrico pequeñitito le recorriese. - Estoy bien, estoy ... no se alarmen ... no se me rompió nada ¬¬ nada mas que el orgullo propio *Ains* Lo primero que fue a ver fue las letritas verdecitas del Stand del Tea Magic.

10


- ... Me vendría bien un "tesito" ... Murmuró a fuerza de que su lóbulo derecho y el izquierdo aún no lograban inter-conectarse (¿?) después del golpe. - Santos Hipopótamos tuertos Jefa Amya, pero cómo es que se cayó de ésa forma de los Cielos ... fue como ver caer en picada un buitre carroñero tras de su presa, solo que a Ud. se le olvidó como planear para amortiguar la caida libre. - Babila? - preguntó aún con el seso remecido, - ... Babila, eres Tú? o.O cómo llegaste antes que yop? - mejor No ahondamos en esos detalles (!) - ... estás vendiendo confites Babila? ¬¬ no me ofreces unos??? Dijo descaradamente la bruja al ver el apetitoso surtidito que el morocho habría ya dispuesto para sus 2 primeras clientas (Meredith y Cordelia, bibliotecaria y elfina del CC.). - La Jefa Amya no sabe lo que dice, Babila la llevará hasta donde está la directora Sagitas y la srta. Eledhwen y la srta. Xell ... ya están esperándola por allá ... Babila lo llevará con gusto, vamos, vamos ... Aseguró el secretario general, invitando también a ambas (Meredith y Cordelia, bibliotecaria y elfina del CC.) a ir con Ellos. - Babila irá a ver a la srta. de las pócimas mágicas (=Cye y el Stand del Magic Tea) y le traerá a la Jefa Amya una buena infusión de hierbas re-establecedoras. - ^^ Siempre tan atento mi Babi ... - la bruja actuaba como si estuviese en estado etílico de moderado (que aún puede caminar y hablar con cierta coherencia ... aunque ni sobria la Adler lo es, es decir, coherente) a estado Zombi. El morocho junto a la Adler volvió a entrar al lugar donde aún se evidenciaban las serpentinas ¬¬ y ojalá que también hubiera AUN torta! - Ay qué Bonito ... "brillitos" - tal vez la bruja necesitaría de un segundo golpe en la cabeza para reacomodarle las ideas (!). Vio a la parejita Muggle y de inmediato se les fue encima acusándoles ; "Pero cómo han hecho para Sacarse Éso (la ropa) de mi Stand!!!"

11


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen no estaba muy alejada de los muggles, cuando escuchó un grito: - Pero cómo han hecho para Sacarse Éso (la ropa) de mi Stand!!! La Hufflepuff se giró, y vió a Amya, que se tambaleaba un poco, y Babila detrás de ella, con los brazos extendidos, como esperando a que la Adler se cayese hacia tras para recogerla. La jefa de Reversiones apuntaba con un dedo acusador a la pareja de recién llegados. Eled se acercó corriendo hacia Amya, sonriendo a la pareja, e intentó apaciguar un poco los ánimos: - Amya, querida, ¿te encuentras bien? - dijo Eled tomándola del brazo, y de paso aprovechó para tomarle el pulso en la muñeca. Después hizo referencia a los visitantes - acaban de llegar al Evento, les deseamos que pasen un día agradable, y les felicitamos por haber sabido vestirse a lo muggle tan bien, realmente van conjuntados... La Hufflepuff mostró una sonrisa exagerada, y guió a Amya hacia el lugar donde Sagitas había desplegado la gran pancarta de Felicitaciones para Xell. - ¿Sabes que hoy es el cumpleaños de tu empleada? - le dijo a Amya, que seguía algo mareada.

Xell Vladimir Llegué al lugar agarrada de mi prima Eledhwen. No me gustaban los trasladores, esa sensación de gancho en el estómago siempre me daban ganas de vomitar. Por ello, había soltado su manga en cuanto tocamos el suelo y respiré un par de veces seguido. La abandoné, literalmente, y me dirigí hacia la zona de los stands, con la excusa que debía abrir el de la Librería de la Hermana Quisquillosa. Esperaba que mi prima se lo hubiera creído. Lo que hice fue meterme de cabeza en la tienda de especias de mi tía Cye. Le rogué una tacita de algún té revitalizante. Tenia que recordar no comer nada a la vuelta, para no acabar vomitando en el pub, delante del viejo Tom. Estaba muy dulce y el azúcar me subió los ánimos y calmó mi estómago.

12


- Muy bueno, tía, me ha ayudado a recuperar fuerzas - le dije a Cye. - ¿Qué te debo? Por si acaso no me cobraba por ser familiar, le dejé un galeón encima de la mesa y salí al exterior. Hacía calor, me sentía reconfortada y en calma. Ahora ya podía enfrentarme al duro día que se nos esperaba a los miembros del Departamento. Me fijé en Babila y su puesto de palomitas. Me sentí feliz. Ahora no, porque acababa de tomar un té delicioso con especias, pero más tarde perseguiría al recepcionista para tomar un buen cono de ellas. Me acerqué a él, también se acercaban tía Sagitas y la prima Eledhwen, disfrazada de bruja. Tal vez la reunión previa a abrir de forma oficial sería allá, delante de la noriam, junto al carrito de Babila. Pero después, cuando vi lo que gritaban y los confettis, me sacaron los colores. - Pero, pero... ¿Cómo lo sabéis? Era un gran detalle que supieran que era mi cumpleaños. Lo habia escondido por vergüenza a que hicieran una fiesta o así. Pero a la familia no se le puede esconder nada. Seguro que mi elfo Montmeló se había chivado. - ¡Ay, chicas, muchas gracias! - no sabía qué decir. Era todo muy emotivo. No dejaba de llover confetti. Seguí a Eledhwen, que iba a recibir a dos chicos que se acercaban. ¡Nuestros primeros visitantes! ¿Habría un premio para ellos? Pero enseguida volvió con cara de frustración. - ¿Qué pasó? Parece que los asustaste. Tal vez el disfraz de bruja no les gustó, aunque los entiendo. ¡Tienes cuernos! Me puse a reír, pero tal vez no era lo correcto - Perdón - musité. - Mira, allá hay dos personas más. ¡Qué bien! Tenemos asistentes. Y yo que pensé que acabaríamos las palomitas nosotras solas. ¡Ooohh! Babila apareció con un pastelito mientras mi familia aplaudía. Era un paisaje del mar. Casi me saltaron las lágrimas. - Platos para todos, Babila... Repartí trocitos de playa y de mar en varios platos y lo probé. Estaba tan delicioso que no pude hablar en un ratito, saboreando el pastel del cumpleaños. Babila se fue hacia... ¡Por la Diosa Fortuna! Vaya batacazo se había dado Amya. Seguro que se había hecho daño.

13


Tomé dos platos con pastel y corrí a salvar a aquellos dos muchachos, que no tenían culpa del golpe que la había dejado turulata. Llegué un momento después que mi prima, quien la retenía para que no agrediera a los chicos. Encima que eran los primeros visitantes... - Vamos, tía, vamos... Mira, que allá hay un enorme pastel que te está esperando - esperaba que Eledhwen pudiera echarle un vistazo entre bocado y bocado, antes sería imposible pillarla para un examen médico. Después dejé los dos platos con pastel en la mesa de los dos chicos. Me miraban, aterrorizados. - No la tengan, miedo, de verdad. Es inofensiva. Sólo que... Tomen, están invitados. Es mi cumpleaños. Espero que les guste la tarta. Es gratis, paga la casa. Les saludé, aunque no estaba segura si esa genuflexión se usaba con todos o sólo con la realeza. Después corrí hacia el grupito que atendía a mi jefa. - ¿Se ha roto algo? - pregunté.

Eledhwen Hufflepuff Xell, para compensar las molestias a los visitantes, les llevó un plato con un trocito de tarta a cada uno. De mientras, Eledhwen, intentaba examinar de forma inadvertida a Amya, porque la Hufflepuff estaba segura de que a la Adler no le gustaban los médicos. - Amya, ¿cuántos trozos de tarta ves en este plato, uno o dos? - preguntó Eledhwen, intentando dar a su voz un tono de indiferencia. Xell volvió al grupito de gente que rodeaba a su jefa, y preguntó: - ¿Se ha roto algo? Eled le susurró: - Exteriormente, parece que está bien, aunque seguro le saldrá algún que otro moretón, con el tortazo que se ha pegado - y continuó susurrando - internamente, estoy intentando hacerle un examen mental - miró a la Adler, y le preguntó en voz alta -Amya, si hoy es el cumpleaños de Xell, ¿puedes decirme qué día exactamente es hoy?

14


Bobby y Becky (Muggles) - No me encuentro bien, Bobby - dijo la chica, con voz melosa. - Aquí la gente es rara. El muchacho parecía a punto de perder los nervios. - Es un lugar como cualquier otro y es una fiesta gratis. ¿Quieres disfrutar todo esto? Es una fiesta temática, nada más. Acompañó sus palabras con un besito cariñoso para calmar sus nervios. Había de reconocer que su novia tenía razón. Aquel lugar era algo... extraño. Pero la comida y la bebida era gratis, así que aguantarían y se hartarían. Después desaparecían. Todo parque tiene una puerta, sólo había que bordear las rejas hasta encontrar con la salida. - ¿Notaste que esa mujer disfrazada de bruja nos tiraba confetti? - Sí, ¿qué tiene de extraño? Están celebrando un cumpleaños. ¿No viste el cartel? - Pero Bobby, salía de la punta del palo... - Trucos de cinematografía. Yo también he hecho cortos en el instituto y sé mucho de efectos especiales. Estos eran muy buenos - aunque su voz no estaba del todo convencida. No veía cámaras ni director, ni... ¿Sería una película de cámara oculta? Pues él no iba a picar. - Y has visto a... eso... ¿Qué se supone que es? La muchacha señaló hacia la elfina que paseaba con una mujer. Parecían interesadas en la Noria. Le dio una par de palmadas en la cabellera negra, para darle ánimos.

15


- Es un Mediano, de los del Señor de los Anillos. Vamos... ¿Es que no lo ves? Están rodando una película. Fíjate, la bruja con cuernos, el mediano como Meriador Brandigamo. Ya sabes, hobbies y eso... Seguro que por algún lugar aparecerá alguien con un disfraz de Gadalf. La chica sonrió y apoyó la cabeza en su pecho. Un rodaje... Con lo que le gustaba el cine... Lanzó un grito al ver venir a aquella bruja de pelo oscuro hacia ellos. - Nosotros no hemos sustraído nada de su... lo que sea, señora - protestó Bobby, dispuesto a dar la cara. Nadie les llamaba ladrones. La mujer disfrazada de bruja intentó disculparse. El negrito que venía detrás movía las manos hciendo aspavientos. - Bueno... Si está... - no quiso añadir que parecía beoda - Si está algo enferma... Le perdonamos - se atrevió a decir. Apretó la mano a Becky, para quitarle el susto. - ¿Y ahora qué? La rubita de ojos claros parecía ser la actriz que hiciera de hada, aunque no con esa ropas. - Será inofensiva, pero chilla - protestó débilmente la muchacha. Bobby apretó a su novia por los hombros y miró los platos de pastel. ¿Estarían envenenados? Soltó a Becky y tomó una cuchara. Estaba buenísimo. Levantó la vista y vio que aquellos chicos en el fondo eran simpáticos, les observaban como si notaran que ellos no eran miembros del equipo de grabación. - ¡Felicidades! - le gritó a la rubia, para ser cortés. Después bajó la voz. - Come rápido, Becky, y nos vamos antes de que se den cuenta que no somos compañeros de filmacion.

Artemis Macnair Malfoy Una vez agarró el traslador en habían dejado en el club, apareció en el lugar de aquella fiesta. Llevaba un vestido de liviana tela negra con lentejuelas doradas que asemejaban el cielo nocturno cubierto de estrellas. Se estrechaba en el fino cuello femenino, enmarcándolo. Luego caía ceñido, cubriendo pecho y espalda y dejando los brazos desnudos. Se ceñía a la cintura para caer en una larga falda hasta el suelo, sin dejar ver las sandalias de tiras negras que calzaba. El cabello castaño estaba recogido en una larga cola de caballo, dejando suelto el flequillo liso que llegaba hasta las cejas. Se podían notar muy bien los reflejos rojizos y dorados de su sedosa cabellera. En los párpados superiores había una sutil sombra de ojos violeta para destacar la tonalidad verdosa de sus irises avellana. Había agregado un iluminador bajo las cejas y en la

16


zona del ojo más próxima a la nariz, dándole un toque angelical. Las largas y rizadas pestañas le conferían sensualidad a su mirada. Sus carnosos labios habían sido pintados con un rosa muy suave. En los lóbulos de las orejas llevaba unos pequeños pendientes de oro en forma de estrella de cinco puntas. En las uñas se había dado un esmalte transparente y otro más, únicamente en el extremo de estas, que parecía tener purpurina dorada para ir conjuntada con las joyas y el vestido. Daba la impresión de que se tomaba en serio su línea de sangre por la frase de “el demonio está en los detalles”. Miró el stand del Pandora’s aún cerrado. Prefirió esperar a Cissy para abrirlo, por si tenía alguna idea para aquella fiesta que aún no le hubiera compartido. También buscó con la mirada a un par de cainitas que deberían de estar en el equipo de seguridad, pero ellos tampoco habían llegado.

Sagitas E. Potter Blue Por supuesto, todos nos acercamos a celebrar el cumpleaños de Xell. El recepcionista volvía a bailar con esos gestos tribales tan típicos de su país. Después trajo el pastel que le habíamos preparado a mi sobrina. Como le gustaba el azul… Aunque no sabía bien qué significaba aquella playa. -- ¿Otra vez descalzo, Babila? Ponte zapatos, hombre, que te vas a clavar alguna cosa. Eledwen llegó con un disfraz de bruja. Vaya, ella sí que se metía en su papel de muggle que se disfraza de hechicera, aunque más bien…, con sus cuernos… Pero no dije nada, lo que contaba era la intención y ésta era buena. Tiraba confetis al aire, me encantaban esos puntitos de colores. Los contemplaba, divertida, pensando que de un momento a otro iba a ponerme a saltar en el aire a atraparlos; por eso me sorprendió que Elehwen hablara de visitantes y corriera a recibirlas. -- ¡Visitantes! Eso es genial. Mira, allá más. Me froté las manos. Nuestros primeros clientes, esperaba que se divirtieran muchísimo. -- Babila, tú detrás de ellos, regálale palomitas y consigue que se diviertan. ¡Ooh! ¿Qué son esos gritos? Amya parecía… ida… ¿Qué le había pasado? Le estaba gritando a los visitantes. Los chicos pusieron una cara de miedo… Menos mal que Eledhwen y Xell fueron rápidas y les ofrecieron pastel de cumpleaños.

17


-- Con un poco de suerte, se creen que la fiesta hace tiempo que está y va un poquito bebida – me dije. Decidí acercarme a ellas y ver qué podía hacer por mi hermana. Casi esperaba que Eledhwen le dijera que se había roto algo porque le iba a caer un rapapolvo por increpar a los chicos… -- Vamos, vamos, un examen mental a Amya a estas alturas es inútil. Ya lleva años así – bromeé, aunque estaba preocupada porque no había contratado un seguro y no sabía si el Ministerio podría hacerse cargo de ello. Era algo que se me había olvidado. Vi llegar a Artemis, muy elegante, como siempre. -- Eledhwen, por favor, hazte cargo de Amya y si crees que debamos llevarla a la Clínica Santos Mangos, me lo dices. Voy a atender a mi amiga. Me acerqué a ella y me di cuenta que tal vez mi atuendo no fuera muy usual, con aquel traje chaqueta gris, para mantener el decoro que se presupone en una Directora de Departamento, y con aquel chaleco salvavidas por si algún gracioso me tiraba a la piscina. -- Hola, Artemis, veo que vienes como dueña del Pandora. ¿Ya lo has abierto, el stand? Os lo preparamos aquí.

Cissy Amitha Macnair

El rubio había tomado la orden de Atalanta de buen grado. Ir a esa fiesta en la cual tendría que ejercer de seguridad seguro que le valía no sólo para dar buena impresión de la Agencia y de su jefa, Cissy, sino también para volver a ver a pelivioleta llamada Sagitas Potter Blue. La muchacha de alocado cabello rojizo que lo acompañaba lo miró casi adorándolo, pues él había convencido a Atalanta de llevarla a la fiesta.

18


-¡Será genial!- solto Aidé, sin poder contener la alegría. -Quédate a mi lado...- le espetó Michael. La jovencita caminaba deprisa delante de él, oliendo el aroma de las palomitas, soltando largos "ohhhh" cuando veía el confeti y otros "ahhhh" cuando notaba a los magos y brujas a su alrededor, como si fuera la primera vez que iba a una feria, aunque seguro que lo era. -Aidé...- la llamó Michael, viendo que se alejaba hacia un grupo de globos que flotaban solos en el aire, a escasos centímetros del suelo. La joven se dio la vuelta y corrió hacia él. -¿Qué? -Ten, tu distintivo. Y colocó en las manos de la joven una tarjeta identificatoria como la suya

La joven soltó un gritito de emoción. -Oh, ¡es genial!- dijo. -Es nueva, creo que las mandaron a hacer hace una semana- explicó-. No la pierdas como la última. Aidé negó con la cabeza. -No lo haré, lo prometo. Y la colocó en su pechera con un brochecito mágico.

19


Ambos caminaron hacia donde estaban los stands, recorriendo el perímetro para saber el alcance del espacio abarcado por la feria. Cuando habían tomado el traslador desde el Caldero Chorreante, les habían dicho que debían colocar los hechizos de protección, además llevaban una copia del memo mandado al Escuadrón, por lo que sabían lo que los de Accidentes querían. -Vamos hacia el confetti y la torta- apremió Aidé, entusiasmada por ver de qué se trataba-. Quizá allí encontremos a la señorita Potter Blue- se encogió de hombros. Cerca del stand del Pandora's Box, un destello de lentejuelas les indicó la presencia de Artemis, a quien Michael ya conocía. -Venga, Aidé, allí está la señorita Macnair prima de Cissy.

Artemis Macnair Malfoy Estaba mirando a su alrededor, no sabiendo por dónde empezar, cuando Sagitas se acercó a ella con un sofisticado y profesional traje gris. Ladeó la mirada, sin pasársele desapercibido el chaleco salvavidas. ¿Entonces la otra humana no sabía nadar? Todo indicaba que ese era el problema. -Hola, Sagitas, ¿cómo estás? –saludó de vuelta-. Ahm… bueno… iba a esperar a Cissy para abrirlo… -dijo dubitativa-. Genial, gracias por prepararlo. Las dos apenas teníamos tiempo para hacerlo –le agradeció con una amplia sonrisa. Un par de cabezas, una de cabello rubio y otra de cabello pelirrojo, llamaron su atención cerca de su posición. Reconoció al chico, uno de los agentes del negocio de la vampiresa. Entonces, llegaron hasta sus oídos dos voces masculinas que discutían. James y Henry -No quería venir. Esto parece una feria para niños –protestó James, tirando de la parte frontal de la camisa azul de manga corta. -Qué pena por ti que seas tan aburrido –replicó Henry-. Deja de tirar de la ropa, la vas a romper – agregó, dándole una colleja en la nuca a su chiquillo. -Hey, eso es maltrato. -Demándame –soltó el Fitzroy. Los dos llevaban un uniforme de policía azul marino. Las camisas eran de manga corta y los pantalones largos se ajustaban deliciosamente a sus cuerpos trabajados, logrando que varias

20


personas se girasen a mirarlos, sobre todo sus traseros masculinos perfectamente cincelados en la prenda. Además llevaban un cinto negro con una porra, una pistola reglamentaria de 9 mm y una identificación. -No me queda bien este maldito traje –protestó de nuevo James-. Lo único bueno es mi hermosa firma y por supuesto mi imagen–agregó, enseñando su identificación a su Sire con una enorme sonrisa que le hacía parecer tan feliz como un niño por Navidad.

-Sólo tiene más florituras. Mi letra es simple, sin adornos, legible. No necesito llamar la atención poniéndole dibujitos –respondió Henry con toda maldad, logrando un puchero fingido de su chiquillo-. Hola, gente –saludó en cuanto llegó al stand del Pandora’s-. Creo que ya todos nos conocemos… -murmuró después, viendo que no eran necesarias presentaciones-. Ah, gatita, aquí tienes tu identificación –agregó, dándosela a A

21


Sagitas E. Potter Blue Sonreí a Artemis porque pareció dudar cuando contestó que iba a esperar a Cissy. -- Por supuesto, perdona, abrirlo cuando queráis. De momento sólo he visto a esa pareja de jovencitos y a la mujer a la que le acompaña la elfina, así que tenéis tiempo. Sí, Accidentes se ha encargado de todos aunque, ya sabes, el toque personal es vuestro, así que eso os lo dejamos a vosotros. Se acercaba gente que parecía discutir y me giré a ver quienes eran, ya que lucían unos uniformes muy similares. -- ¡Oh! Son… No tenía por qué callarme, ya que Artemis había estado presente cuando contraté los servicios de la compañía de segurida de Cissy. Aquello me gustaba, llegaban temprano. -- Vaya… Conozco a … Dudé, alguno había pasado por mis negocios, el rubio sobre todo… Pero ahora mismo, con el mismo traje no los reconocía.

22


-- Caray, cinco miembros contigo, Artemis. Genial. Soy Sagitas E. Potter Blue, la Directora ministerial encargada de este evento. ¿Esas son vuestras identificaciones? Excelente, porque empieza a llegar gente y hay que poner aún las protecciones. Supongo que … que las sabéis poner, ¿verdad? Pensé que podía resultar insultante mi pregunta pero estaba tan nerviosa que tenía que preguntarlo. -- Como veis, el perímetro del parque está rodeado por una verja. Nosotros sólo ocupamos el claro central, este lugar donde estamos ahora mismo. Los stands bordean el lugar, por lo que son una barrera artificial que mantiene dentro a los visitantes. La única entrada o salida es por donde habéis aparecido. No sabía si estaba dando bien las indicaciones a los agentes, ni siquiera sabía si me harían caso o sólo obedecerían a Cissy o Artemis. Al fin y al cabo, yo no entendía nada de seguridad de eventos. --Ah, sí, en breve levantaremos allá, a la derecha de la explanada, el edifico a destruir. Sí, a destruir. Somos el departamento de Accidentes y Catástrofes y ahí montaremos un simulacro. Me gustaría que cualquier cosa me la comunicarais. Soy fácil de identificar. Y les señalé mi chaleco salvavidas. -- No sé si os puedo ayudar en algo más…

Hermioneluna Hermioneluna había sido invitada a la fiesta (por así decirlo) al evento que organizaba DAMYC así que en cuanto se desocupo de sus labores en la mansión Diggory la chica se apresuro a arreglarse para ir inmediatamente a la fiesta que tanto le interesaba asistir. Claramente las y los organizadores de ese evento harían un gran trabajo por lo cual la rubia no quería perderse de esa oportunidad de ir a la fiesta y a hacer unos cuantos pendientes personales. Con un bello vestido blanco y unas zapatillas negras altas que la hacían ver un poco más alta de lo que era naturalmente, la chica se apresuro a salir de su mansión mientras que su elfina domestica la acompañaba a la puerta corriendo tras ella diciéndole algo que la chica no lograba escuchar bien por lo rápido que iba. -Ama su bolso, no se le vaya a olvidar- Iba diciendo la pequeña Tory a Hermione que iba ya un poco tarde y que se le había olvidado en la habitación su bolso, tal como la elfina le decía.

23


-No te preocupes Tory, no se me olvidaba- Contesto la rubia como disimulando un poco lo que era obvio. -Regreso pronto- Dijo la matriarca Diggory a la elfina después de recibir su bolso y despedirse de ella. La chica comenzó a caminar por la calle un poco rápido mientras que recordaba donde tenia que tomar el traslador que la llevaría al lugar donde tenia que ir, en cuanto recordó que tenia que ir primero al Callejón Diagón, en medio de la calle la chica se desapareció rápidamente. ++++++ Después de aparecer en el Diagón e ir al Caldero Chorreante a tomar el traslador, aunque no le agradara mucho ese medio de transporte, la chica apareció un poco mareada al parque de las lamentaciones y un poco desubicada comenzó a caminar viendo todo lo que le rodeaba. Vio muy emocionada la piscina y los diferentes juegos mecánicos que estaban en el lugar, esas cosas le gustaban mucho a la rubia ya que al vivir toda su infancia con su familia muggle ya extrañaba mucho ese tipo de diversión en el mundo mágico. -Que maravilla- Dijo la chica al ver tantos espacios para negocios y que seguramente un poco más tarde estaría lleno de personas el lugar, quizás a algunos conocidos los podría ver ahí y eso le alegraba mucho. Al ver que un grupo de personas estaba reunida, Hermione se acerco inmediatamente a ver de que se trataba ese asunto pero al ver que felicitaban a Xell se dio cuenta que además celebraban un cumpleaños pero primero quería llegar a saludar a las personas que ahí se encontraban. -Hola, me da mucho gusto estar aquí- Dijo la chica en cuanto se acerco al grupo de personas -Oh, perdón por no presentarme... soy Hermioneluna Granger Diggory, es un gusto conocerlos- Dijo sonriendo la rubia. La chica pudo observar rápidamente a varias de las personas que se encontraban ahí, algunas eran conocidas y otras no tanto pero especialmente un chico y una chica, que no lograba recordar quienes eran o por lo menos creía nunca antes verlos, parecían ¿muggles? Bueno seguramente eran solo figuraciones de la chica por lo que solamente sonrió y siguió escuchando la charla esperando un momento para felicitar a Xell por su cumpleaños y ver a Sagitas que la había invitado a ese evento.

Xell Vladimir Estaba preocupada por la tía Amya_An. Además de ser la jefa y quien pagaba mi sueldo, también era de la familia y si ella se rompía algo, tocaba ir a San Mungo, a llevarle flores. Ahora con el evento no teníamos tiempo de eso. - Creo que estamos llamando la atención. Esos chicos nos miran como si estuviéramos locos. ¡Eh,

24


gracias, sí, gracias...! Volví la vista hacia Amya, me habían pillado observándoles y le habían felicitado el cumpleaños, qué falta de educación la mía. Sagitas decía que la salud mental de Amya_An estaba así desde hacía tiempo y me hizo sonreír. ¡Qué brutos éramos en la familia...! Noté que llegaba más gente y Sagis fue a recibirlos. Les conocía. - ¿Serán clientes o negociantes? ¡Oh...! Pero si llevan uniforme de policía mágica... Qué bonito, tía Sagis ha conseguido guardia de protección, menos mal... Supuse que Eledhwen sabía que los de Aplicación Mágica no habían contestado nuestra petición de vigilancia y que habíamos recurrido a una empresa privada. - Cinco guardias para proteger el evento. ¿Crees que serán suficientes? No tiene que pasar nada, pero... - y dirigí su mirada hacia Babila, quien parecía danzar alrededor de la máquina de palomitas. - Creo que nosotros causaremos más revuelo que los que vengan de fuera. Me entraron ganas de reír. Entonces me pareció ver pasar algo morado hacia la zona de la noria. Fruncí el ceño y le di un codazo a mi prima. - Oye, Eledhwen, ¿has visto eso? Juraría que era una oveja... Antes de que mi prima me hiciera un examen mental a mí, sentí los pasos y la voz conocida de una compañera de bando. - Hermioneluna, ¡has podido venir! ¡Cuánto me alegra! Tía Sagis nos dijo que vendrías y que te atendiéramos. ¿Tienes hambre? Hay pastel. Llamé al recepcionista, quien dejó de bailar junto a su carrito y vino hacia nosotros. - ¿Le puedes dar un plato con pastel a mi amiga Hermioneluna? Es que es mi cumpleaños.

Eledhwen Hufflepuff Amya pasaba olímpicamente de Eledhwen, y no era de extrañar, ya que las preguntas que le estaba haciendo la Hufflepuff para comprobar si había daño cerebral por el trompazo, eran de traca: - En serio Amya, dime qué día de la semana es hoy, es que estoy fatal, ya ni me acuerdo... Sagitas le había pedido a Eled que vigilase a Amya, y que si fuese preciso, la llevase a Santos

25


Mangos. Eledhwen asintió, pero sabía que eso no sucedería, a no ser que la Adler se quedara inconsciente. La Potter Blue se había alejado a hablar con una bruja muy elegante, y la Hufflepuff se sintió ridícula con el disfraz, aparte que se estaba asfixiando como pollo en el horno. Al ver que Eled miraba a las dos mujeres, Xell le explicó que eran guardias de seguridad. La Vladimir temía que no fuesen suficientes. - Tranquila, seguro que no pasa nada, y si pasa algo, yo les borro la memoria a todos - rió fuertemente. Los desconocidos vestidos a lo muggle, la miraron raro (otra vez). La Hufflepuff empezaba a estar algo molesta con esa actitud, y le preguntó a Xell con disimulo: - ¿Sabes quiénes son esos? Son un poco raros, ¿no? Una cosa peluda y lila pasó por la zona donde estaban comiendo la tarta, y Xell le preguntó a Eled. La Hufflepuff se pusó roja roja, y murmuró: - Sí, era una oveja, algún torpe ha debido de soltarla... Ya la buscaremos después... Intentó cambiar de tema, pero no tuvo que hacerlo, ya que en ese momento llegó una joven a la que Xell dió una calurosa bienvenida. La chica se llamaba Hermioneluna, según dijo, y Eled se acercó a presentarse: - Hola, soy Eledhwen Hufflepuff, bienvenida, espero que pases un feliz día con nosotros. Miró de reojo la oveja, que se alejaba hacia la zona de los stands de los negocios.

26


Cissy Amitha Macnair

Michael y Aidé - Agentes del ASPN Se acercó al grupo que se había formado y saludó con un asentimiento de cabeza a Artemis y luego con un apretón de manos a James y Henry. Dejó a Sagitas para el final, a quien le dedicó una encantadora sonrisa. -Señorita Potter Blue- dijo, sonriente-. Encantado de volver a verla- y tomó una mano de la pelivioleta y le depositó un beso en el dorso-. Quizá no me recuerde, pero nos hemos visto antes, muchas veces, soy Michael, a quien su elfo confundió con una mujer- agregó, divertido. -Señores, señoritas, encantada- saludó una alucinada Aidé, que no dejaba de mirar para todos lados, emocionada y sorprendida por el evento. Michael rodó los ojos. -Justamente nos estábamos preguntando por el perímetro que debíamos encantar. ¿Así que las carpas lo delimitan? ¿Y ese terreno de allí es para el edificio? Ok- tomó nota mental, señalando los diferentes puntos, totalmente profesional a la hora de hacer su trabajo-. Por supuesto que sabemos colocar los hechizos, mi señora- respondió a la duda anterior de la Potter Blue-.No os preocupéis, tenemos todo bajo control.

Cissy De la Agencia al Caldero, del Caldero a la fiesta. Si alguien me hubiese avisado que debía ir vestida con ese uniforme ridículo antes de tomar el traslador le hubiera dicho que ni de loca pisaba la celebración de Accidentes. Pero Atalanta había insistido en que toda la Agencia debía ir igual, aún cuando debía abrir también el Pandora's y la Botica, lo que quería decir que iba a estar como ridícula en ambos lugares.

27


-Espero que Artemis al menos no esté vestida como yo- murmuré, lo que sacó algún que otro bufido de los labios de Attie. Dimos algunas volteretas y aterrizamos de pie en medio de la fiesta. El otro agente que había ido conmigo además de Atalanta, era Anwar, el moreno y sensual árabe. Él permanecía con su semblante serio y no parecía importarle tener puesto el uniforme azul. -Anwar, deja de sonreír- dije a modo de broma, ya que el moreno ni por asomo emitía una sonrisa. Vamos, para ya, las chicas no dejan de mirarte- seguí con la broma, aunque la parte de las chicas era real. -¿Debemos ir al Pandora's primero?- me interrumpió Atalanta, que no le estaba prestando atención a mi jueguito. -Creo que primero debemos encontrar a Michael y Aidé, son los otros dos agentes encargados de la seguridad- le respondí. -Ah, ok. Entonces vamos al Pandora's- continuó, señalando al grupo de personas que se habían reunido frente a una hermosa carpa en donde se podían distinguir unas letras luminosas como las del negocio y que rezaban "Pandora's Box Night Club". Rodé los ojos. Si hubiera comenzado por ahí, entonces no me hubiera hecho perder saliba, pero como no tenía ganas de ponerme a discutir con Atalanta, emprendimos el camino hacia el lugar en donde, además de Michael y Aidé, también estaban Artemis, James, Henry y Sagitas. -Buenas- saludé-. ¿Cómo estás amiga?- me dirigí primero a Sagitas-. Te dije que iba a hacerme cargo, ¿verdad? -¿Tú?- soltó molesta Attie. -Yo te pago- le susurré por lo bajo y desistió de seguir la discusión sobre quién había organizado la seguridad-. Volviendo al tema, ¿cómo está todo? -Excelente- suspiró Aidé. -Bastante bien- agregó Michael-. Sagitas nos estaba diciendo cuál era el perímetro que debíamos encantar. -Mhm... Bien, entonces, manos a la obra- dije con una amplia sonrisa. Me giré hacia Atalanta y Anwar y extendí dos tarjetas hacia ellos.

28


-Tengan, sus identificaciones.

Yo misma ya llevaba la mia colocada en la pechera, por si alguien necesitaba saber quién estaba a cargo de todo el despliegue de seguridad, aunque de todos modos Sagitas ya sabía que yo era la que me hacía cargo. Lo de las tarjetas era pura formalidad para el resto de los invitados y miembros del Departamento.

-Bueno, manos a la obra. Colocar hechizos anti-aparición, antimuggle y silenciador, no queremos que se escuche la fiesta desde fuera- dije. Michael, Aidé, Anwar y Atalanta se marcharon a recorrer el perímetro. Como James y Henry no poseían varita, no eran capaces de colocar las defensas mágicas, aunque sí servirían para intimidar y perseguir a alguien en caso de ser necesario. -Si me disculpan, iré con ellos un momento- agregué. Seguí al grupo de agentes y me coloqué a sus lados. -Aidé, Oeste. Anwar, Norte. Michael, Este y Attie, Sur- los coloqué en diferentes posiciones orientadas a los puntos cardinales-.Recuerden que el perímetro corresponde a las carpas y dejen espacio suficiente para lo que sea que hagan...

29


-Destruir un edificio- informó Michael. -¿Que qué?- solté, anonadada, con los ojos como platos. -Pues eso, luego te enteras- dijo. Suspiré. ¿Qué planeaba Sagitas? Mejor preguntarle luego a ella. -Bueno, a la cuenta de tres, comenzamos. 1....2....3! PROTEGO MUGGLETUM. PROTEGO TOTALLUM. MUFFLIATO Los tres hechizos salieron consecutivamente de cada una de las varitas de los agentes y formaron una especie de burbuja que se fue uniendo por encima de nuestras cabezas hasta cerrarse y dejarnos como dentro de un domo. Con eso iba a bastar, o eso esperaba al menos.

Hermioneluna Hermioneluna asintió al ofrecimiento de pastel que Xell le hacia ya que ahora que lo pensaba no había ingerido algún alimento las ultimas horas así que decidió aprovechar y asentir con una sonrisa a la chica del cumpleaños. -Muchas gracias Xell, ya le había dicho a Sagitas que vendría así que no podía faltar- Comento con una sonrisa la rubia. -Por cierto, que bien guardado tenias que era tu cumpleaños, si me hubiera dado cuenta antes te hubiera traído algún regalo, pero ahora mejor cuando nos volvamos a ver me tendrás que recibir el regalo- Dijo en voz baja a Xell mientras que recibía el pedazo de pastel que le ofrecía la recepcionista y le daba las gracias. -Mucho gusto Eledhwen, gracias por el recibimiento- Dijo con una sonrisa la matriarca Diggory mientras le estrechaba la mano gustosamente. Hermione tenia una duda pendiente que preguntarle a las chicas pero decidió mejor esperar un poco más para hacerla ya que por lo pronto quería probar el pastel que tenia un aspecto muy bueno, seguramente seria muy deliciosos pero aun seguía un poco apenada por andar desubicada y no saber que además festejaban el cumpleaños de Xell, es más, estaba segura que su hermana Jessi tampoco lo sabia porque no se lo había comentado o solo que fuera algún secreto, cosas que no creía. Con un pequeño bocado de pastel la rubia comprobó que no estaba en lo incorrecto sobre el buen sabor del pastel y se formo una sonrisa en su rostro satisfecha por aquel sabor. -Muy rico el pastel- Comento la chica mientras que seguía comiendo lentamente pero observaba disimuladamente a la pareja de personas que estaban también en el lugar por lo que quiso mejor

30


preguntarles a las chicas quienes eran esas personas. -Chicas, ¿Quienes son ese chico y la chica que nos están viendo un poco raro?- Pregunto la rubia a las chicas con la voz muy baja para que solamente ellas la escuchara, esas personas parecían muy extrañadas en el lugar por lo que comprendió que eran extranjeros o algo parecido, nunca los había visto en el mundo mágico en el tiempo en el que ella estaba ahí.

Sagitas E. Potter Blue Esperaba la respuesta de los guardianes contratados del ASPN cuando noté que algo de color violeta corría por detrás de nosotros, hacia la zona donde estaban los juegos muggles. Fruncí el ceño y aspiré el aire poco a poco, para tranquilizarme. ¡Por Merlín! Qué ganas de que todo se acabara. Tendría que decirles que la localizaran y… -- ¿Qué…? – contesté, confundida por el beso en la mano que me estaba dando uno de los guardianes. -- ¿Quién…? Oh, sí, Michael, sí… ¿Mi elfo le había confundido con una mujer? Piensa, Sagitas, piensa… ¿Cuándo fue eso? Ah, en la Tintorería… Sí, en la… ¿O fue en el Bufete? No, había sido en la tintorería… Le sonreí. -- Precisamente ese negocio es uno de los representados en los stands… Noté que una de las guardianas estaba muy impresionada por lo que veía, esperaba que positivamente. -- Ejem, ejem… No lo dudaba, yo… -- contesté a Michael, enrojecida. – Sólo lo decía porque… porque estoy tan nerviosa con todo esto que… Puff… Menos mal que llegó Cissy, con más vigilantes, y me sacó momentáneamente del apuro de reconocer mi histerismo. Demostraron gran profesionalidad, disponiendo hechizos camufladores y de silencio. Mira, en ese no había pensado yo, seguro que el ruido de la fiesta podía oírse en kilómetros a la redonda. -- Ah, Cissy, cuando vuelvas… Tengo dos detallitos que comentarte, sobre la seguridad… La dejé hacer. En breve, noté como los hechizos ya hacían efecto y se cerraba el espacio que nos rodeaba en una cúpula trasparente. -- Genial – pensé. – No sé por qué dudabas de nada, cabezota – me insulté.

31


Xell Vladimir ¿Eledhwen sería capaz de desmemorizar a todos si pasaba algo? Por supuesto, era su trabajo, pero... Esperaba que sólo fuera una broma y que no hicieran falta desmemorizaciones de urgencia. - No, prima. No sé quienes son, pero... Yo también creo que son raros. Soy nueva, ¿recuerdas? Si no es "Ojo Loco", Vladimir, Hufflepuff o Potter Black, no conozco a ninguna otra familia, así que a saber de qué familia son. ¿Quieres que se lo pregunte? -- murmuré. Pero ambas estábamos ocupadas y acercarnos a ellos de nuevo, sin una excusa, implicaba dejar de lado a Hermioneluna, y no quería hacerlo. Seguro que estábamos exagerando con esos muchachos que lo único que pretendían era divertirse. - ¡Eh, mirar! Esos guardias están poniendo las defensas - les dije a Hermioneluna y Eledhwen. Eso me tranquilizó, por fin... Ahora ya podíamos estar más relajados. Sagitas lo necesitaba. Sonreí, feliz y contesté a mi compañera de bando. - Ay, Hermioneluna. No se lo dije a nadie. Es... Era un secreto. Sólo mi madre Reena lo sabía y está de vacaciones, así que no me esperaba que supieran que era mi cumpleaños. Estoy tan sorprendida... Pero había sido una sorpresa genial, estaba muy orgullosa de mi familia y de mi departamento. - Eso le decía a mi prima Eledhwen. No sabemos quienes son, serán estudiantes de la Academia. Repartimos muchos panfletos por allá.

Anastasia Malfoy T. Ya estaba toda lista para ir a la fiesta que había organizado mi amiga y sister de toda la vida, con una sonrisa me vestí con un vestido corto pero muy ligero para poder moverme y que dejara ver mi traje de baño abajo de aquel atuendo algo atrevido. Desaparecí en un abrir y cerrar de ojos para luego aparecer en el lugar de la fiesta donde Sagitas estaba, mire a mi alrededor habían personas que no conocía para nada y eso me daba algo de incertidumbre por el hecho que la relaciones interpersonales no se me daban en aquellos días mas por ser demonio y por ser la viuda negra que otra cosa. Suspire y camine por todo el sitio con cuidado de que mis tacones no se vieran implicados en

32


una torcedura de tobillo o algo peor que se fueran a romper y votar a la basura algunos cuantos muchos galeones que me había gastado para comprar toda la última linea de ropa mas costosa de todo oterry para los eventos sociales de todos mis conocidos. Tras caminar un poco mire a una cabellera de color violeta la cual reconocí de inmediato, así que seguí mi camino hasta encontrarme con Sagitas la cual estaba como algo agotada. --Sister, ¿estas bien? ¿necesitas una ayuda de última hora?-Con mi sonrisa tranquilizadora abrace a mi hermana del alma y mire a los que estaban con ella a los cuales por mi memoria algo corta no pude reconocer de primeras.

Amya_An - Xell? cumpleaños? U.U ahhhh, ahora entiendo ... - entendía? ¬¬ seguro que a duras penas reconoció a Eled, - ... entonces ... no se es (la ropa) de mi Stan? OwO Mil disculpas jovencitos ^^ repararé mi error, ¬¬ en realidad ofrezco personalmente "repararles" lo que se les antoje, - U.U es solo un decir, ¿eh? - ahora mismo les haré un "vale" para Una Reparada Gratis, para que lo usen cuando quieran ^^ ! Aún el orden de las cosas o.O no las tenía claras (¿?) ... respondía según su seso reproducía (para Ella) de las palabras tanto de Eledhwen, Xell y ^^ todos los demás presentes! Caminaba como ancianita senil con ¿indicios? de Parkinson (!). - Xeeeeell!!! *O* Feliz Cumpleaños Sobrina-Revertora! - exclamó de pronto como borrachina que despierta por momentos del ¿coma etílico? Trató de abrazarla pero No lograba atinarle ... Ella (Xell) y sus 2 mellizas (?), no paraban de estar quietas .-. Por suerte tanto Eled como Babila estuvieron ahí para que en vez de abrazar uno de los espejismos de Xell y terminar estrellada sobre la Hermosa Torta Cumpleañera (!), la Adler U.U no hiciera mas desastres ... 0.0 cuando recién Empezaba el Festejo. - ¿Se ha roto algo? - trató de indagar la rubia (cuál? ^^ Xell). - ¬¬ A mí nadie me la rompe ... - murmuró enseguida la bruja OwO aunque quizás su cerebro No se supo expresar correctamente. Entonces un especie de Eco mental en su cabeza trajo consigo la pregunta anterior de Eled ;

33


"Amya, ¿cuántos trozos de tarta ves en este plato, uno o dos?" - U.U El plato va vacío ... - aseguró Ella ... 0.0 pero cuando se había engullido el pedazo de torta que Eled traía servido??? Solo le faltó a la sinvergüenza de Amya_An eruptar la culpa (!). - Amya, si hoy es el cumpleaños de Xell, ¿puedes decirme qué día exactamente es hoy? - +.+ Ahhhhh, es el Cumpleaños de Xell! ¡¿¡Feliz Cumpleaños!?! - Gritó a todo pulmón como si se tratara de echarle vivas en pleno estadio repleto! Pero eso No fue todo ... U.U tuvo las intensiones de echarse el "Sapo Verde" a la cumpleañera ^^ ! (Nooooooooo!!! qué llueve .-.) Entonces le pegaron las palabras en la inconfundible musical voz de su mana-jefa. - Vamos, vamos, un examen mental a Amya a estas alturas es inútil. Ya lleva años así ... - >.< Nada de Sanadores! Nadie me va a auscultar ni toquetear xDDD, ¬¬ para éso me consigo marido (!). Se quejó Ella que para ciertas ¿cosas? tiene oído de tísico (=muy agudos) y siempre lleva a la defensiva, asuntos como o.O su estado mental? xDDD. - En serio Amya, dime qué día de la semana es hoy, es que estoy fatal, ya ni me acuerdo ... Volvió a retumbarle ecos en la cabeza. La tenía distraida (la cabeza, SU cabeza) ... ¬¬ aún No se comía aquello de que aquella parejita No se hubiera sustraído de sus trajes muggles. Mas aún DIVAGÓ al ver un par de cuerpos uniformados OwO bien entalladitos por todos lados *BaBaS*. Se le escapó un *YAMI*, pero casi inmediatamente se le nublo el seso .-. ahora que volvía a recordar al "otro" uniformado que suplicaba (U.U igualito habría que hacerlo aparecer!) No tener que Volver a Verlo ^^ ! - ... Eled cariño (cariño???), quien podría "sentirse" a gusto OwO con ese par de *EJEM*, o.O adornos? - y señaló un poco apenada la bruja a la cabeza de la rubia desmemorizadora. No quería ofenderla, pero Amya_An ... U.U lo que tenía de bruta, ^^ lo tenía!

34


Todavía estaba desenfocada (!). No por el Golpe, como personaje cartoonesco era como si su cabeza fuera de hule, pero la batida (tipo licuadora) en el transporte mágico, todavía tenía efectos en su concentración (la tenía?). Agachó un poco la cabeza a ver si meneándola así (hacia abajo) hacía que se le despertara el cucú de allí arribita (!). Quizás lo que conjuró con aquella acción fue ... - La Oveja! Gritó Levantándose de golpe. o.O Se le había desamarrado del Ático cerrado mágicamente!!! - ... 0.0 Pero como se coló ... Murmuró desfasada. Pero cayó de 4 letras de nuevo sobre donde la habían sentado. Duro trabajo (¿?) recomponerse del tortazo inicial. Por el momento, como niña buena ¿y bien portada? se quedó allí quietecita y suspiró. Sagitas estaba atendiendo a aquellos <.< buenos mozos papuches *EJEM* y srtas. por supuesto también esculturales dado al negocio que tenían (¿?). Eledhwen y Xell estaban junto a una tercera jovencita, y hasta Babila como todo Secretario carismáticoa ... U.U pos y ahora qué sería lo que estaría tratando de vender por lo bajo! La bruja No queriendo interrumpir a ninguno y mas que nada, OwO queriendo comerse una Porción Enorme de la Torta de Xell ... .-. sacó la varita e hizo levitar hacia Ella su Objetivo +.+ ! U.U Gracias a los cielos No se le ocurrió darle un Acción y hacer que el resto de la torta se le viniera a estrellar en toda la cara ... ^^ hasta la Adler tiene un límite, ¬¬ en el nivel de desastre capaz de producir ... 0.0 *Ains*

35


Artemis Macnair Malfoy Artemis/Joanna Puso cara rara cuando Henry le dio la identificación. ¿Agente especial? ¿Ella? La voz de Sagitas logró que apartase la mirada de esa cosa rectangular plastificada para posarla en la otra humana, recordando que no había contestado a lo anterior que había dicho. -Es sólo que quiero ponerme de acuerdo con ella antes de hacer nada –respondió, irguiéndose de hombros. Aún cuando su reencarnación actual era socia del Pandora’s, no se sentía como de las dueñas, pero eso no podía decírselo a Sagitas o tendría que explicarle un montón de cosas-. Ha quedado genial, muy armonioso, me gusta –alabó respecto al aspecto de los stands-.Sí, acabo de enterarme que soy una de las agentes especiales –dijo medio en broma medio en serio-. Hey, Sagitas, todo va a estar bien –intentó tranquilizarla justo antes de que llegase Cissy. Saludó con un movimiento de la cabeza, silenciosa. Se dio cuenta de que todos llevaban uniformes menos ella. Tendría que contactar con Fussy para que le trajese ropa para cambiarse. Mientras tanto, era el momento de abrir el Pandora’s, lo cual hizo. Luego subió a una oficina exacta a la privada que tenían en el local original. Su elfo personal ya estaba allí con dos uniformes. Fussy le pasó el primero, más informal, sólo con una chaqueta y falda de color azul marino y una camisa femenina de color blanco. -Fussy cree que parece una de esas ejecutivas en vez de una agente especial de campo –comentó la criatura. -Yo creo que estás mejor en silencio –replicó Joanna. -Fussy cree que es mejor hablar sin tapujos y que es preferible el otro traje. El ama debería probárselo –insistió el elfo, sin que pudiese saberse si lo hacía por ayudar o por fastidiar. Joanna chasqueó la lengua y se cambió, poniéndose el otro uniforme azul oscuro de chaqueta y falda, con una camisa grisácea que se cerraba en la base del cuello con un lazo negro en forma de cruz. Se recogió más la coleta, transformándola en un moño que le daba un aire totalmente formal y profesional. Se colgó la identificación en la parte izquierda de la chaqueta, por encima del pecho. -¿Y bien? –preguntó, girándose a mirar al elfo. -Fussy quiere ver al ama saludar al estilo militar. -Fussy puede irse a… está bien –finalmente aceptó la humana, haciendo el saludo con la mano derecha totalmente abierta tocando con el borde del dedo índice la frente.

36


-Fussy da el visto bueno al traje. El ama parece una militar gruñona, justo como es –soltó el elfo antes de escapar. Joanna ni siquiera se molestó en girarse para intentar agarrarlo, ya era tarde. Así que se miró en el espejo. La chaqueta era ceñida y entallada en la cintura, muy femenina. La falda se ajustaba a su espléndida silueta, cubriendo las rodillas. Al menos no parecía un marimacho con aquel uniforme. Tenía que admitir que Fussy había hecho una buena elección de ropa. Henry y James -Sí, nos conocemos. Nos encontramos en la Agencia de Seguridad para Neutrales –contestó James a Sagitas. Henry evitó añadir que conocía a aquella humana también de Rumanía, porque parecía que ella lo había olvidado. Así que optó por la omisión. Cuando vio a Cissy, iba a saludarla, pero rápidamente ella se fue a poner las barreras y lo único que pudo hacer fue mirar cómo se alejaba y deleitarse con las formas que dejaba ver el uniforme. -¿Necesitas un babero? -la voz de su chiquillo le llamó la atención. -¿Qué? ¿Para qué? -Porque babeas mirando su cuerpo. Zas. La colleja llegó rápida a la nuca de James, quien comenzó a quejarse de que aquello era maltrato.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen comía un trozo de pastel junto a Xell y Hermioneluna; a la joven Diggory también le llamó la atención la pareja de chicos, que degustaban la tarta de cumpleaños, aunque más bien parecían devorarla, como si tuvieran prisa... - No sé, son raros... Eso sí, como coman a esa velocidad, se van a atragantar... Quizás es que quieren ir a las atracciones... Aunque después de haber comido tarta, no sé yo si sería buena idea montar en la noria... La Hufflepuff seguía vigilando a Amya, aunque se había separado, un poco ofendida, ya que Amya se había metido con los cuernitos de su disfraz. Aunque verdaderamente, aquel disfraz era un

37


fastidio, no entendía cómo los muggles lo soportaban. En cuanto tuviese un ratito, iría a vestirse normal. Y de repente se alarmó; la tarta comenzó a levitar por los aires, en dirección a la Adler, que movía su varita, acercándose la tarta. - ¡Amya! - exclamó la Hufflepuff - ¡habernos pedido un trozo! Como se caiga la tarta, menuda gracia..

Hermioneluna Hermione escucho un poco extrañada que tampoco aquellas chicas sabían de quien se trataban esos extraños o por lo menos eso eran para las presentes por lo que la rubia seguía viéndolos de manera disimulada, no se podrían confiar mucho de desconocidos y menos al ver que se comportaban de una manera muy extraña. -Quizás sean alumnos nuevos de la academia- Dijo Hermione a Xell y a Eled afirmando un poco lo que la primera había dicho -Por lo menos esa es la respuesta más lógica de que ninguna de las tres los conozcamos- Continuo con una pequeña sonrisa la chica que después comió un pequeño bocado de pastel. -Yo creo que tendrán prisa, por eso es que se comen así el pastel... de esa forma tan desesperadaDijo la chica volviendo nuevamente su atención a los desconocidos que quizás se dieron cuenta de que la matriarca Diggory los estaba observando ya que ahora Hermione lo observo sin disimulo mostrandoles una sonrisa. Pronto algo más llamo su atención, la voz de Eled llamándole a una chica llamada Amya, por lo que la chica regreso su vista inmediatamente a donde la mujer se dirigía y se sorprendió mucho al ver que el pastel iba levitando en los aires. La Granger Diggory se quedo sin palabra de la impresión por lo que solamente se quedo observando que es lo que pasaba con aquel pastel volador.

Amya_An 0.0 Pillada con las Manos ^^ en la Torta ... <.< aunque pensándolo bien, quizás Ella querría poner sus manos en Otros Mágicos*EJEM* U.U después por qué la Mal-Interpretan con esas cosas (!). Eled ya la había visto tratando de sustraerse o.O sigilosamente? el resto del pastel de Xel OwO pero si Ella lo hacía con las mejores de las Intensiones U.U mucho POSTRE es malo para la Salud ^^ excepto la de Ella misma ¬¬

38


- Yo no *EJEM*, solo trataba de ver si me salían de los Malabares que Sagitas una vez me trató de enseñar ¬¬ Culpen a la Mana-Jefa! o.O En serio lo decía? U.U peor que criatura se estaba mostrando ^^ y disque Ella llevaba los Asuntos Revertores .-. Ay Mi Má! Se levantó después de que hiciera llegar hasta sus propias manos la ya mencionada torta cumpleañera (o lo que quedaba de ésta) levitándola. OwO como niña buena, o.O le devolvió el pastel a Xell? T-T haciendo pucheritos T-T - Tá Güeno ... la devuelvo, - dijo pero No ^^ se reprimió ¬¬ una pasadita de dedo por unos de los laterales .-. - ... Mas pastel? Preguntó todo sinvergüenzona a la joven que acompañaba a ambas rubias (Hermioneluna) pero lo que aún atormentaba la duda con aquella parejita, así que se propueso haacerles la mona (¿?). - Ey, Uds. 2 ... les gusta los juegos de naipes? ^^ nuestro Gran Babila hace unos Trucos fenomenales con sus manos, no les agradaría ver unos cuantos? Pero aquellos 2 estaban comportándose muuuy esquivos. - Vamos! vamos! que aquí nadie muerde bueno, en realidad de cuando en cuando Nos Estrellamos cosas ^^ pero éso es ¿cariño familiar? *Glups* Literalmente se metió entre ambos jovencitos (la chica y el chico muggle) y como ¿experta embaucadora? se colgó de sus brazos (respectivos) y haló de ambos con dirección a los Stand de los Patrocinadores ... ¬¬ seguro que una "Visita Guiada" los pondría mas o.O cómodos? ^^ y así desembuchaban mas rápido .-. *Ains* No sin antes! U.U no sin antes ... OwO volverse hacia Xell y asegurarle que ^^ aunque le debía el regalo ¬¬ pos ... +.+ contara con una Sorpresita! U.U No, no, no ... No habría Regalo T-T hasta que le ayudara a Desmemorizar al Guarda del Atrio bajo cualquier excusa ... 0.0 con que firmara el concentimiento sin leerlo por supuesto y se sometiera al proceso sin estar consciente en realidad en lo que se estaría metiendo, .-. la Bruja Adler estaría ^^ mas que satisfecha! (*Jo Jo Jo*)

39


DEIWAN RAMBALDI

Meredith Blumes y elfina Cordelia empleadas del CC "George Gordon Byron" La bibliotecaria comía su nube de azúcar mientras la elfina devoraba las palomitas, buscaban algun puestecillo donde comprar pulseras, colgante o bolsos. Meredith pensaba que podría haber alguno, al menos en la ferias muggles siempre encontraban. -¿Subimos a la noria?-preguntó la elfina. -Drusi, amor, dijiste que tienes vértigo-le contestó la rubia ante su petición. Estaba claro que quería animar a su ama tras el bajón anímico que tenía por culpa de la tonta de Angelica Carrasposa, trabajar con ella era todo un suplicio. -Oye, ¿y si subimos al tiovivo?-preguntó al escuchar de fondo la musiquita de tal atracción-. Te haré un encantamiento y simularás ser una niña ante los muggles. La elfina sonrió y sus pupilas brillaron de alegría, sin recibir ayuda ninguna, chasqueó los dedos y apareció con atuendo de niña de seis años. Meredith arqueó una ceja, era demasiado mayor para esa atracción, pero la feria era un lugar para sacar la niña que llevaba dentro. Corrieron para ocupar los unicornios, y se dejaron llevar, el viaje era atrayante y relajante, aunque la música fuera muy monótona. El balanceo se confundía con los ascensos y descensos... procuraban no marearse. La rubia se sentía como permaneciera en una eterna caja de música cuya melodía le hacía flotar y flotar en un mundo de fantasía constante. Aunque viajaran en círcu.los, el estrés parecían desprenderse de su piel y las risas se apoderaron de ambas, estaban ahí trabajando en teoría pero disfrutaban en sus momentos de descanso.

Amya_An 0.0 Aquellos 2 muchachillos muggles (cosa que a nadie la constaba hasta ese momento) se vieron empujados por la Bruja hacia fuera. ¬¬ Ella estaba segura de que podría "obligarlos" U.U muy sutilmente por supuesto a comprarle

40


al menos una caja de una docena de rosas de luxe ... 0.0 aunque pensándolo bien, como que el muchachillo no paracía de aquellos que traen muchos galeones en las bolsas .-. << De acuerdo, de acuerdo ... con que me compre una rosita para su novia o al menos un ramito de margaritas silvestres, ^^ no será mal negocio! >> Pensó mientras los guiaba hacia la Zona de Stand´s, sin embargo, la muchacha era de las que No se dejan ¿empujar? sin ^^ objetar. - Creo que podríamos subirnos primero a la Noria, ¿verdad? - le dijo a su peor es nada (¿?), a ver si escapaban de la empujona bruja (!). - Claro, claro - pareció responder de inmediato el fulanito para malas de la Adler que ya veía salirle alas a sus galeones mentales, o mejor dicho, las moneditas que se alucinaba en su imaginación poder sacarles al par de enamoraditos ^^ ! U.U Obviamente, hasta Amya_An tenía sus límites de metete ... 0.0 imposible que se montara a la cápsulilla de la Noria con ambos ¬¬ no le gustaba andar en roles de "violinista" xDDD Pero mentalmente se "prometió" no desesperar, la Feria aún tenía tiempo por delante y siendo así ^^ aún habría momento para pillarles unos knut´s. Se subieron apresuradamente al Jueguito dejando a la bruja ahí abajo (mientras ascendían) haciendo pucheritos. Suspiró (la Adler) y se encogió finalmente de hombros diciéndose a sí misma. - ... Ya habrá a quien enganchar ... o.O o la palabra correcta sería "timar"? (embaucar? ¬¬). La bruja, antes de pasar por los Stand´s de los Negocios, se fue hacia la cabina de sonido ... 0.0 como toda feria, OwO tendría alto parlantes por toda el área, tanto ^^ para musiquilla como para cualquier anuncio especial. - U.U Ojalá los de la Radio vengan a écharnos la manito con ésas cosas de las que ellos saben ... 0.0 y si le pregunto a Wolfy? seguro que sabrá algo del manejo de esas cosillas después de atender tanto allá en Diagon ^^ ! Se dijo (hablando sola como siempre!) mientras caminaba un poco U.U había que matar unas cuantas calorías de la Torta de Xell ^^ !.

41


Le pidió al/ los encargados que se echaran algo de música alegra para mantener "contentos" tanto a los visitantes como los patrocinadores, además de a Ellos mismos como ¿anfitriones?

Para Escuchar lo que Suena en ese Momento ^^ !

Xell Vladimir Amya pareció recordar de repente todo lo sucedido, aunque a trozos. Se disculpó ante los muchachos raros que no conocíamos y les dio un vale de ... ¿reparación gratis? Pero si ya reparábamos gratis... - Ejem... Gracias, tía Amya, por las felicitaciones. Estoy muy ... contenta... O eso se suponía, aunque con la tía no estaba segura, parecía estar más rara de lo normal. Repetía mis palabras como un eco pero parecía mirar a un lado, como si estuviera desenfocada. ¿Y si le daba un golpe en la cabeza? Tal vez se equiparara. - ¿Oveja? ¿Qué oveja? ¿Estaría viendo una oveja por su desliz mental o es que realmente había una oveja por ahí cerca? ¿Sería la oveja que buscaba la tía Sagitas? Cuando volvió la atención a la jefa, vi acercarse un pastel y me temí lo peor. - ¡Que no se caiga, que no se caiga...! - murmuré y me atreví a tomar de la mano a Hermione, por si tenía que estirar de ella y evitar que se manchara la ropa. - ¿Malabares? Tía... Iba a protestar de forma más fuerte por intentar hacer malabares con mi pastel azul, pero preferí callarme y agradecer que el pastel no parecía sufrir daño alguno (de momento, como no alejara a la Jefa de Reversiones de allá). - Gracias por devolvérmelo - le dije, aunque no añadí: sin darle un mordisquito y dejar la huella de la dentadura. Aunque se dio cuenta de una mancha azul en el dedo índice. Los muchachos se levantaron casi a hurtadillas mientras ella miraba el pastel y al dedo de Amya. Cuando volvió la mirada hacia allá, ya no estaban. Y cuando volvió la mirada hacia Amya, ella tampoco. Al menos se había quedado el pastel. Lo puso en las manos de Babila y, con la mano cogida aún a Hermione, señalé la noria.

42


- ¿Vienes a probarla, Amya? Ya han puesto la música y después tendré que trabajar y no podré atenderte. Soy la Locutora oficial del evento porque la Radio Del Renacer del Fénix es promotora. Y a lo lejos vio a gente que se subía al tío Vivo. ¡Ya habían traído los animales del Circo! Saludó a los que estaban montados, divertida. Cuando saliera de la noria subiría al Tío Vívo.

Amya_An Pasó muy cerquita ¬¬ demasiado cerquita para su gusto ^^ de la piscina con balones gigantescos. - Ni de chiflada me meto a una de ésas ¬¬ - aseguró al ver que aquel divertimento involucraba líquido elemento (!). Aunque, con el calor que hacía pos ... 0.0 una nunca se sabe! Nunca digas Nunca porque éso es tentar a los Destinos U.U

‘’La calidez de tu presencia….acompaña mi soledad’’ Y para qué "invocó" a los Destinos con el pensamiento!!! Desde el otro extremo (extremo mas o menos opuesto desde su persepctiva), venía caminando ... 0.0 el Terror de la Adler (^^ para ésos momentos!).

43


- Cómeme Tierra! - exclamó sin poder reprimirse. Era el Guarda de Varitas, iba como distraido ¬¬ quizás No la hubiera visto ^^ mejor si se iba zigzageando tras otros mágicos transeúntes! - Con permisito, con permis ... - dijo aceleradamente sin siquiera esperar que "los permisos" se le concedieran .-. *Ains* Apoyó toda su espalda tras un puestecito en medio del camino. Sudaba frío, la presencia de aquel solo confirmaba lo que la adivina (nah! había sido Eled disfrazada ^^ gastándole una humorada U.U pero la bruja es re-que-te zopenca). Ahora sí OwO huiría hacia ... *O* hacia cualquier Zona ^^ Bien lejos! - No me ha visto, no me ha visto ... - se repetía avanzando sigilosamente sin haber sido "detectada". Toda su atención estaba en eso que No vio con que se tropezó .-. ¬¬ Apenas y escuchó un indudable << Beeeee >>, pero en lo que se recomponía del tortazo (porque cayó de panza al suelo), No había nada OwO - Me habré equivocado? - se auto-preguntó la Adler, sin embargo ^^ no había tiempo que perder ¬¬ había que "huir" ...

Sagitas E. Potter Blue Pues claro que conocía a aquel agente. Como podía haber olvidado la Agencia de Neutrales... Allá había hablado con él antes. Aún así, algo le parecía decir que el conocimiento era más antiguo. Se fijó bien en la cara, en aquellos ojos, las cejas... Tal vez... Hum... No, se le escapaba aquel recuerdo... Fuera lo que fuera, le dejó una sensación de déjà-vu que le desconcertaba. Para evitar el silencio incómodo, busqué a las chicas con la mirada. Allá estaban, por delante de mí, comiéndose el pastel de cumpleaños... Desde allá saludé a la familia, que parecían mirarme. Ah, no, miraban a los guardias, claro... Chismosas... Seguro que estaban admirando los uniformes. Anda, ¿quién era la chica que estaba con ellas? Si era Hermioneluna. La saludé con la mano y dudé si acercarme a ella y agradecerle que se hubiera pasado por el evento.

44


Pero las tres miraban a unos chicos y seguí su mirada. ¿Quienes eran? Eso me hizo recordar lo que me había dicho Tom en El Caldero Chorreante. Bueno... Tendría que averiguar quienes eran, con alguna excusa tonta. Caminé hacia ellos. -- Hola, chicos. ¿Se divierten? ¿Qué tal lo están pasando en el evento? Estamos jugando a... ejem... a buscar a una oveja díscola. Si la veis, avisáis a uno de los guardias que ejem... están disfrazados para el evento, claro... y si sois los primeros ganaréis un premio. Me rasqué disimuladamente la melena, como cuando estaba nerviosa. -- Pero no vale usar la varita con ella, hay que cazarla con las manos. Les sonreí pero parecían pasmados. ¿Eran algo lerdos? Tal vez fueran aprendices de la Academia y todo les parecía algo nuevo. Intenté animarles. -- No pasa nada si no la veis, igualmente podéis disfrutar de los juegos. ¿Veis? O de los stands. Mirar, allá está el Carrito del Sabor. La dueña regala helados a todos los que se acerquen. ¿Noté una chispa de interés? Estos eran como Amya, en cuanto oía comida gratis, le rugían las tripas. -- Bueno, os dejo que veo gente en el Tío Vivo y voy a accionarlo. Si queréis montar en dragones o hipogrifos, lo podéis hacer con total seguridad. Son los animales de mi Circo y son salvajes, pero le tengo prohibido que coman humanos. Al menos delante de mí. En verdad eran raros. Pero ya había gente esperando en el tío vivo y corrí a ponerlo en marcha. Enseguida, los que esperaran parecían disfrutar de los animales. Traer a los animales había sido un acierto. ¿Quién quería sentarse en caballitos de cartón?

Reena Solté el baúl y comencé a temblar, tan violentamente que tuve que dejarme caer sobre él. Las arcadas me hacían sentir mal y el embotamiento mental que sentía era ya agotador cuando pude al fin respirar un poco mejor, odiaba viajar en trasladador y mi tía lo sabía. -Esta, esta me la pagas Sagitas... -Murmuré cuando por fin dejé de sacudirme como una hoja. Recogí mi pelo sobre el hombro derecho y me froté la frente, necesitaba serenarme un poco mas antes de abrir los ojos y ver lo que me rodeaba porque a saber qué había construido en su locura festiva de sorprender al Mundo Mundial. (XD) Me sorprendí al fijarme en lo que me rodeaba, a lo lejos se veía una rueda, era alta como los

45


palos de tanto del quidditch y mas cerca de mi, con una melodía insufrible, había algo parecido a un redil con animales atravesados por una barra, parecían extrañamente pequeños además de que estaban petrificados en posiciones imposibles... Aquello me dio autentico pavor. -¿Donde has ido a parar Reena? Con lo tranquila que estaban en la selva india... Resoplé con resignación y haciendo un esfuerzo me levanté de mi cómodo asiento-baúl. Esta vez levitando mis pertenencias comencé a pasear, descubriendo que había una especie de sucursales de los propios locales de Diagón, me sorprendió eso, tanta logística para que luego la gente se subiera a esa rueda de colores. -Calabazas rosas! si encima la cosa esa gira!! Me tapé la boca alarmada, no podía creer cómo la gente quería meterse en las jaulas que tenían para luego girar y girar, con lo lúdico que era montar en escoba, yo no me metería en una de esas prisiones con barrotes, por nada del mundo. -Malditos muggles y sus inventos recreativos... Nunca entendería la fascinacinación que sentía mi tía por ellos y las cosas raras que fabricaban.

Cissy Amitha Macnair

Cissy Terminamos de colocar las protecciones con los agentes y todos quedaron satisfechos con el trabajo. -¿Qué era lo que me decías antes sobre el simulacro?- pregunté a Michael, recordando lo de

46


"destruir un edificio". El rubio, que en ese momento hablaba con Aidé, se giró hacia mi. -Oh, ehm... Sagitas me dijo que iban a realizar un simulacro destruyendo un edifico o algo así y que iban a mostrar algo sobre la prevención de accidentes o lo de catástrofes... bueno, me perdí mientras hablaba- sonrió como tonto. Rodé los ojos y miré hacia el cielo. ¿Por qué no prestaban atención? -Vale, iré a hablar con ella. Ustedes manténganse alerta, no quiero que pase nada que burle nuestra seguridad. Tenemos suerte de tener un trabajo importante como este en nuestras manos- les dije a todos ahora, ya que se habían acercado para saber qué hablaba con Michael. -No te preocupes, Cissy, yo veré que todo se haga como es debido- acotó Atalanta. El resto de agentes la miraron, sorprendidos y divertidos. Si alguno de esos le llegaba a ser caso a Atalanta me iba a morir de la risa. -Vale, pues. Pueden irse a dar una vuelta. Los agentes asintieron y se marcharon y yo me fui en busca de Sagitas, pasando la mirada un momento por Henry y James, vestidos tan graciosamente. ¿Dónde estaba Artemis? Había desaparecido en cuanto ella se había girado para colocar las protecciones. Bueno, quizá la encontrara luego en el Pandora's, aunque todavía debía ir a abrir la Botica y pedirle a alguien que abriera la Agencia... iba a ser un día complicado...

Reena Fui acercándome a esa rueda de colores y en cuanto encontré un banco en el que dejarme caer, lo hice. Levanté la mirada al cielo y me hipnoticé a mi misma con los colorines y el girar de aquella absurda máquina. Me quedé totalmente en OFF. ... Mi mente viajó a otro momento y otro lugar, donde todo era mejor, donde la expresión era libre, donde todo era escuchado y debatido, sin tener opiniones infundadas. Pero eran tiempos mejores, mucho mas felices y menos complicados, pero la naturaleza humana no les dejaba valorar lo que tienen, siempre intentando fastidiar al prógimo... ··· Suspiré sacudiendo la cabeza y miré a otro lado, mirar la notia o nuria o como se llamase me

47


mareaba y como el sol aun estaba alto además de eso me daba sueño y mucho mucho calor. Me agobiaba una gota de sudor que me bajaba por el cuello, pero no había donde resguardarse y refrescarse. -Estaría genial, Sagitas, que aparecieras y me contaras el sentido de todo esto... Y si me traes un helado entonces genial. Humedecí mis labios y luego me los mordí, de verdad me apetecía mucho ese helado.

Sagitas E. Potter Blue Llegué a la caja de instrumentos y miré tanto botoncito. Me rasqué la cabeza con la punta de la varita, indecisa. ¿No había una palanquita que dijera "Noria ON"? - Babilaaaa... ¿Has visto el libro de instrucciones? Pero el negrito estaba ocupado persiguiendo a alguien con su carrito de palomitas. Fruncí el ceño, había gente esperando en los cestitos de la noria y no sabía cómo podía ponerla en marcha. Así que hay que buscar ayuda especializada cuando no sabes qué hacer. Miré a los lados y al ver que nadie se fijaba en mí, le arreé una patada a la caja. Al instante saltaron varias chispas pero la noria se puso a girar. Aplaudí, feliz. Para esto me había sacado un Diploma en el Departamento de Juegos, para hacerme cargo de todo. - ¡¡Yupiiii!! Quedan inaugurados los Juegos Olímpicos... Y me puse a saltar al lado de la noria, que giraba y giraba...

La gente parecía atraída por aquel armatoste que giraba. Yo no paraba de aplaudir pero me fijé que había una persona allá que lo miraba con recelo. Me parecía que estaba algo perdida en sus pensamientos, allá sentada en el banco. -- ¡¡Reenaaa!! ¿A qué es genial? Anda, ven, en la próxima vuelta nos subimos juntas. Pero antes deja que le doy un poco más de velocidad al cacharro éste. Y le arreé otra patadita para que funcionara.

48


Reena Me sobresaltó escuchar mi nombre gritado y tardé un rato en localizar de donde venía, al final vi a mi tía subida a la plataforma en la que giraba la rueda de colores. La saludé con la mano sin saber muy bien si aceptar su oferta o si salir huyendo de aquella locura. Al final opté por acercarme, la negativa a subirme a ese trasto podía esperar un poco. -Ho, hola tía. ¿Cómo va la fiesta? Le dije cuando la tuve al alcance y mientras la abrazaba y le daba el beso de rigor. De verdad la maquinaria muggle me daba miedo y no tardé demasiado en intentar alejarme de aquello que giraba por encima de mi cabeza. -¿Podemos alejarnos un poco tía? Hice gestos seguros para alejarla de allí, iba a intentar no dejarle ver a mi tía que sentía miedo.

Sagitas E. Potter Blue -- ¿Alejarnos? Miré hacia la noria, miré hacia mi sobrina, volví a mirar la noria... Parpadeé. -- Sí, sí, claro... Le iba a decir que la noria no daba problemas, que todo estaba bajo control y que estaba al cuidado de manos especializadas. Pero... Tal vez me había visto darle una patada a la caja de mandos. -- ¿Te apetece ir a... a comer un helado? No estaba segura de qué era lo que le pasaba a mi sobrina, pero estaba contenta de verla por allá, así que le sonreí y le señalé el stand de Cye, El Carrito del Sabor. -- Tiene un montón de sabores. Vamos, aún quedan unas cuantas vueltas en la noria y puedo dedicarte un ratito, y me explicas por qué tienes la cara tan larga. Hoy es un día de fiesta. Y le puse la mano en la espalda, para animarla un poco. -- Y si quieres, puedes ir al stand de tu... ejem... marido.

49


Reena Miré a mi tía con renovado interés, me apetecía ese helado mas que cualquier otra cosa, aunque las ganas de alejarme de la noria también era algo que quería mas que cualquier otra cosa. -¿Tendrá helado de fresa y de arándanos? La ultima vez que había probado uno de los preparados de Cye había quedado muy satisfecha, además como eran artesanos llenaban mucho y despues de comerlos no te quedabas con hambre ni nada. -No es cara larga mujer, es porque los muggles no me gustan tanto como a ti. En verdad no me gustaban nada, como los elfos demesticos, pero yo no era tan radical como otros sangre limpia que buscaban su exterminio, yo prefería desconfiar y mantener las distancias. -¿El stand de la radio?- pregunté con inocencia -ya, ya estuve por allí, movisteis todos los equipos, lo llenasteis todo de lucecitas, botones y barras, yo que me iba a hacer cargo de la retransmisión mientras vosotros trabajabais pues ya... ya no puedo. Tendría que explicarle a mi tía que cuando había demasiadas cosas que controlar a la vez yo tenía problemas, la radio no esta hecha para mi, había demasiadas cosas de las que depender y cuidar.

Sagitas E. Potter Blue Puse cara de exasperación a mi sobrina. ¿Qué tenían que ver allá los muggles? -- Pero si aquí no hay muggles, mujer... Estos juegos son... mugglecitos, pero con toda la calidad que las manos profesionales de funcionarios mágicos te pueden ofrecer. Pero creo que mi comentario no le convencía, porque ella no parecía dispuesta a montarse allá para nada. Y también era reacia a poner la radio en marcha. -- Joooo, Reenaaaa, que son de pega para que quede bonito, todo se hace con la magia. Anda, atrévete... Pero como vi que no iba a torcer su voluntad, claudiqué. -- Vale, un par de heladitos de mil sabores. Claro que tiene de fresa y arándanos. Aunque yo me voy a ir a por las variedades raras y pienso mezclar tres o cuatro bolas -- le contesté, con cara pícara.

50


Nos alejamos de la noria y tuve una idea. -- Tengo la idea genial para desestresarte, sobrina. Vamos al simulacro. Vamos a romper todo lo que se nos ponga por delante, vamos a destrozar ese castillo hasta que no quede piedra sobre piedra. Estoy segura que cuando acabes de mover la varita, quemará y te sentirás más satisfecha.

Reena Si, claro, eran juguetes mugglecitos que funcionaban con magia... por eso había visto darle una patada al panel de mandos, ni mas ni menos. No iba a dar el brazo a torcer con eso. En cuanto cambió de tema con los helados me alegré y solo me faltó dar palmaditas y saltos de alegría, eso de mezclar cuatro bolas de sabores nunca me lo habían permitido. -Mezclar bolas!! pues yo quiero, de chocolate, de fresa, de turron y deArandanos... nono, mejor de nata o de vainilla. aiiiis que dificil escoger. Ya sé! De carameloooo. Se me caía la bada de solo pensar en una bola de helado de caramelo cuando cambió de parecer ya no me gustó como la otra vez. Dejé de andar y puse los brazos en jarras, primero, luego los crucé sobre el pecho haciendo pucheros con la boca. -Quién Está Estresada Segn Tu!! Yo Quiero Mi Helado!! Di una patada en el suelo sin intención de moverme hasta que me dijera que ibamos a ir a por el helado de cuatro bolas que me había ofrecido, para destruir cosas a habría tiempo, pero los helados se derretían.

Sagitas E. Potter Blue

Retrocedí un par de pasos y puse las manos por delante, como escudo. -- Tranquila, Reena, tranquila... Cye nos proporcionará los helados que necesites sin que tengas que matar a nadie por ellos.

No pensaba interponerme entre ella y un helado de cuatro bolas. ¡Cómo si se ponía diez y hacía equilibrios hasta llegar al lugar del simulacro!

51


Le señalé el stand de El Carrito del Sabor para que dirigiera sus pasos hacia allá, pero temblé. Se veía un cuerpo animal encima del carrito, moviendo la cola, con dos patitas arriba y el resto metido dentro de la zona de los helados.

-- ¡Por Merlín, no!

Me temía que, tal como estaba Reena en aquel momento, Amya se iba a quedar sin oveja.

-- ¡¡Babilaaa!! ¡¡La ovejaaaa!! ¡¡Sácala de ahí!! -- le grité.

El recepcionista estaba cerca, con el carrito de las palomitas. Con un poco de suerte, llegaría antes de Reena y la atraparía. Si no era así... Bueno, siempre podía regalarle un micropuff violeta a la familia Adler, con una nota de condolencia.

Reena

Bueno, parecía ser que mi tía al final me iba a llevar a por ese helado, pero una ¿Oveja?

-Por la luz es una oveja! Se comerá los helados!

Me agarré a mi tía como si tuviera miedo, pero lo que quería era que hiciera algo, que apartase a esa cosa lanuda de las cosas de comer, pero empujar a la pelivioleta era complicado cuando ella no colaboraba, pero era su mascota y debía hacer algo, no fuera que le hicieran una inspección a Cye y le cerraran el negocio por encontrar fibras de lana.

-Aiiiis tía por favor, que va a estropear toda la mercancía!

52


Le di unos tirones a la manga de su ropa y luego comencé a mirar alrededor en busca del conserje al que mi tía llamaba. Al final me tapé la cara para no ver que era lo que el animal terminaba por hacer, no quería saber nada al respecto. Esperaba que mi hermana de sacerdocio no nos responsabilizase a nosotras de sus posibles pérdidas o al menos que fueran realmente pocas.

Xell Vladimir Había llegado a la fiesta con Heliké, muy contenta porque así no tenía que ir a la oficina, tal como había conseguido diblar a Sagitas. Mi prima era nueva en el pueblo, así que iba a presentarle a gente. Pero al instante chillé un poco y agarré fuerte el brazo de mi prima. - ¡La Diosa Fortuna me protega! Es el guardián de las varitas... Miré a los lados y pensé que si me subía a la noria o al tío vivo, seguro que nos pillaba. Y no quería que dijera que había cometido una incorrección y me pusiera la tercera multa. Por ser una fiesta del departamento, ¿contaría como multa para despedirme del Ministerio? Mejor no arriesgarme. - Corre, Heliké, te lo explico ahora... Pasamos por delante de varios stands pero no me paré en ninguno, tirando de mi prima, con miedo. Cuando por fin me paré en el toldo de uno, respiré. - Ese Guardián de las varitas está enamorada de mi jefa Amya_An; para llamarle la atención, me toma como mensajero. Me pone multas por tonterías y después va a que ella me salve y pida que me las quite. Pufff... Me tiene harta, pero con tres multas, me quedo dos meses fuera de empleo y sueldo, y ya me ha puesto dos. Por un momento pensé que estaría bien que el Guardián se subiera a la noria y esta se cayera y fuera rodando y... No, mejor no, tendríamos aún más problemas. - Anda, mira, estamos en la zona del simulacro. Podemos entrar cuando quieras a destrozar el lugar. Y le señalé el lugar que habíamos adaptado para el simulacro de mi oficina.

53


Heliké Rambaldi Vladimir

Por fin habíamos llegado al lugar de la fiesta, y sobre todo a lo que a mí me gustaba al tema del destrucción del edificio. Pero antes de poder hablar Xell me agarra del brazo y echa un grito.. y me lleva casi a rastras y mi prima diciendo algo del Guardián de las varitas cuando terminamos de correr yo le digo: -pero si no hicimos nada ilegal, usamos un traslador del Caldero Chorreante -poniendo una cara confundida hacia mi prima. Pasamos por varios stands hasta que nos paramos a la altura de uno, y me comenta lo que pasaba con el mago. Yo me río con una pequeña carcajada y le comento: -pues puedes hacerle un hechizo confundus, así no se acordará, además no creo que en el ministerio se den cuenta de lo ocurrido sonrío con otra carcajada sonora. Ella después me comenta: - Anda, mira, estamos en la zona del simulacro. Podemos entrar cuando quieras a destrozar el lugar. -Mi prima me enseña el sitio dónde su departamento había habilitado una construcción para deshacerla y nos dirigimos hacia allí.

¡¡Gracias a todos por su participación, de parte del DAMyC!!

54


Podía leerse por fuera, en el Gran Cartelón de la Entrada. Mientras tanto ... Roncando al Fondo del Stand, por la zona en donde se acumularon las cajas vacias (y otras aún con material) de aquella especie de mudanza temporal, podían hallar (mas que nada escuchar) a la Adler. No la culpen U.U a la pobre, había quedado exhausta con los Preparativos y aún quedaba Toda la Jornada en sí .-. De buena fé hubiera dispuesto de sus maniacos elfos-domésticos familiares, pero aquellos eran mas una plaga de la cual cuidarse que ayuda (!). Incluso, hubo que "amarrar" a la oveja de lanas violetas ... pero aquella mascotita suya, bien podía comerse las ataduras (tal cual se come TODO lo florido en su Jardín) y llegar de improviso a armar revuelta (^^ pos si era una Adleriana al final de cuentas!). Amya_An aprovechaba unos minutitos que la tranquilidad del lugar se lo permitía, para echarse la tan ansiada siestita que desde la Tercera Planta traía pendiente. Además, debía aprovechar que Xell no estaba cerca. Adoraba a su sobri-revertora, pero desde lo de las multas y mas último, lo de la cita a regañadientes con el guarda del Atrio pos ... ya empezaba a estar segura de que el Tercer Papelillo Amarelo que le trajera, vendría hasta con cura casamentero (xDDD). En pocas palabras ... ya le estaba entrando miedo la rubiecita. Dejando de lado a la Jefa de los Revertores, el lugar había sido dispuesto de forma tan peculiar como lo era Ella. Entrando, a la mano derecha se halla un estrecho nicho, todo oscuro. Mas profundo de lo que la vista podría imaginarse. Por supuesto, se trata de un espacio hechizado, y así lo dice una pequeña placa por delante, colgado entre un par de postes acordonados de los que se usan en exhibiciones para separar un espacio determinado.

55


<< Diviértete con Ntro. peculiar muñeco porfiado. Lánzale un REPARO y ve si consigues que se re-ensamble. Pero, ¡cuidado! no intentes utilizar magia diferente, o él te hechizará por atrevid@. >>

Al aproximarse el curioso incauto, la oscuridad cede y bajo un punto de luz focal aparece una ruma de Huesos humanos apilados coronado por un cráneo, también humano, que parece como que desafiar a quien lo observe.

- INSTRUCCIONES Objetivo del Juego .- Reconstruir a Huesitos con un simple pero correcto REPARO. Indicaciones .- Solo puede Invocarse un REPARO. O te atienes a las consecuencias. Valoración ; APESTAS -> Huesitos te contra-hechizará. Pero No temas, será solo "algo" temporal y leve. MEDIOCRE -> Se burlará de Tí, quizás solo haciéndote una mueca o un baile de ésos. BRAVO!!! -> Después de Re-Armarse, explotará para el siguiente Jugador.

56


Avanzando un par de pasos mas allá, en la pared opuesta pero dispuesto en similar forma, se encuentra la Escoba Temperamental. Sin embargo, esta especie de cavidad muestra mas que un espacio vacio. Está ambientado y se asemeja mucho a la escenografía de una taberna de esas con aires medios pueblerinos. Todo en Madera con algunos elementos de latón y algunos vidrios. Nada fino en realidad, sin mantelería. Parece que acaban de darse un festín allí dentro porque hay restos de comida, manchas de salsa por doquier y bebida desparramada

<< Si Crees saber conjurar un FREGOTEGO, intenta con Ntra. amigüita, quien como toda Damita fina, solo Accederá a Obedecer si Tú se lo Ordenas correctamente. ¡Cuidado! si Intentas hacer Trampa, Ella se enfadará y te lo demostrará. >> - INSTRUCCIONES Objetivo del Juego .- Hacer que la Dulce Escoba asee con un simple pero correcto FREGOTEGO. Indicaciones .- Solo puede Invocarse un FREGOTEGO. O te atienes a las consecuencias. Valoración ; APESTAS -> La Pondrás de muy Mal-Humor y podría terminar persiguiéndote a escobazo limpio Tienda fuera. MEDIOCRE -> La Enfadarás y en vez de Asear, ensuciará mas. Incluso te lanzará escenografía por Inepto. BRAVO!!! -> Limpiará y después de Hacerlo te hará un Bailecito Coquetón.

57


Mas allá, casi céntrico, en una mesita bastante menuda, descansa una cabeza parlante. No, no es la cabeza de nadie en especial, mas bien es la cabeza de un especie de maniquí y tiene toda la pinta de un "Maestro de Ceremonias cirquense" ... hasta el mostacho de Mister Pringles tiene! Delante suyo y a su alrededor, están cuidadósamente dispuestos como naipes en abanico, Folletines de Cortesía para los Visitantes. Este ¿Simpático? elemento decorativo tiene la peculiaridad de ser demasiado parlanchín. Es toda una "peste" y aunque intentes Darle con un Incendio o un Bombarda Máxima ... me Temo que No podrías deshacerte de él. U.U De acuerdo, es una Calaca, No hubo Tiempo para Dar con lo Descrito, xDDD.

Ven, Acércate. ¿Quieres una Reparada Mágica? ¬¬ Acude a Nosotros. Tenemos Descuentos de 3x1 ; con UN DESASTRE te atendemos el SEGUNDO GRATIS y de Regalo, te hacemos un TERCER DESASTRE nosotros. No te Agrada pagar con Galeones? eres Tacaño o de plano, Pobre? No Importa!!! con un Par de Galletas Rancias acudimos a Tí al instante. ¬¬ Toma un Folleto Informativo no seas Descortés ... y si lo tiras, al menos HAZLO en un tacho de Reciclaje para Papel ¡Sucio!

58


^^ Así está dispuesto el Stand de los Revertores Mágicos del Ministerio Magia Londinense por dentro. Si el visitante logra sobrevivir la Entrada, puede llegar a los demás Espacios, como pequeños "cubículos" donde se puede Consultar, en privado y con total discreción. Además de ello, si lo que le Interesa al visitante es Jugar a Verse como un Muggle, los Revertores-Excusadores, ponen a su entera disposición de su Gran Variedad de trajes de los No Mágicos en un área que parece el sueño dorado de la mayoría de chicas (y por qué no, también, chicos) ... Vestidores con varios Probadores, Enormes Espejos y Puf´s para estar comodines. ATENCIÓN .No Intentar Hurtar nada del Stand del ERM & CEM puesto que contamos con un Hechizo especial contra los Amantes de lo Ajeno. U.U Por Favor, 0.0 No ser "suci@"! ... si van a probarse trajes, hacerlo mínimo sobre la Ropa Interior propia puesta. Gracias ^^ ! Se Ruega por cortesía mínima, al menos, haberse pasado un Paño Húmedo previamente. Caso contrario, puede solicitarse que Uno de los Revertores lo lleve a la "tras-tienda" y lo asista para Solucionar el pequeño inconveniente ¿sanitario? Para finalizar, en una pantalla bastante amplia, puede apreciarse una selección de Imágenes Animadas musicalizadas que ambientan el área general. Un especie de Video Publicitario (en términos muggles) en donde se trata de evidenciar un poco el Tema de Accidentes Mágicos y Catástrofes con la Labor Revertora. Visualización del Video

59


OFF .¡Bienvenidos al Espacio de las Reversiadas Mágicas!y bla-bla-blá... xDDD. Al ingresar a este Lugar, asegurarse de llevar la cartilla de vacunas contra el Mal-Humor al día. U.U Dejen en paz a mi Revertora. Y por favor, ^^ Diviértanse! ¬¬ que para éso Nos Inventamos TODO ésto .-.

Y PARA QUE SE ENTEREN DE LO QUE HACEMOS MINISTERIALMENTE : 1. 2. Equipo de Reversión de Accidentes Mágicos y Comité de Excusas para los Muggles. Equipo encargado de reconstruir calles, mansiones, castillos o palacios dañados por hechizos explosivos, ataques de criaturas mágicas o mortifagos. Las consecuencias de cualquier catástrofe o Accidente Mágico puede ser revertidas acudiendo a esta oficina. El Comité de Excusas para los muggles es el encargado de inventar excusas a las autoridades Muggles para explicar desastres mágicos.

60


Xell Vladimir Si no hubiera visto el gran letrero que indicaba el stand de Reversiones, seguro que el sonido de los ronquidos de Amya_An, la jefa de la Oficina, me hubiera guiado. Me aventuré a entrar, sin saber a ciencia cierta si eso no iría en detrimento de mi salud física. La jefa, por muy tía que fuera, me debía una charla "civilizada" sobre las invitaciones a terceros, sobre todo cuando querían salir con ella. Pero era mi jefa, así que no me quedó más remedio que resistir el miedo y enfrentarme a lo que fuera. Así que mientras oyera ronquidos, poco tenía que preocuparme. - ¡Huy, qué oscuro! No había ayudado en el montaje y posterior decoracion. Amya debía pensar que mi ayuda no era muy apetecible en aquel momento y prefirió darme la tarde libre, con la esperanza de que no volviera con una tercera multa amarilla desde el Atrio del Ministerio. Como si a mí no me diera miedo aquel guardián que me las tenía jurada. - ¡La diosa Fortuna nos acompañe! ¡Un esqueleto! ¿A quién ha matado la Jefa? ¿Será el cráneo del Guardián de las Varitas? Casi chillo cuando se movió. Le apunté con la varita. - Esqueleto del demonio... ¡Aaahhh! - acabé exclamando, al leer el letrerito. Le saqué la lengua cuando me dio la puntuación: un Mediocre. Avancé para ver qué más sorpresas había preparado mi tía. ¡Era una taberna, aunque algo sucia para mi gusto! Aunque después de pasar por el Caldero chorreante y ver los vasos de Tom, ésto era una maravilla. - ¡Ahh, limpieza y aseo! Odio hacer las tareas de la casa. ¿Pero qué había hecho? Aparecieron un montón de escobas y me barrieron del stand.

- ¿Será posible? Y encima de puntuación saco un APESTAS. Puse morritos. Pues me iba a otro stand a ver qué tal les había quedado a ellos.

61


Amya_An La bruja durmió la mona ^^ a purísimo placer ... ¬¬ aunque juraba que como simple revertora mágica podía echarse siestas mas largas y mas a menudo (*Ains*). Aún era temprano. El armado del Stand lo había hecho a tanta prisa (por lo histérica que siempre era con esas cosas) que había agotado casi todas sus reservas de azúcar (en sangre) que las deliciosas donuts le proveieran. - Habrá que ver si ya están funcionando las máquinas de manzanas azucaradas o el de algodón de azúcar OwO, - juro que si la Adler seguía así, Xell solita tendría que atender el espacio de los Revertores (*Ja Ja Ja*) Aún le parecía todo ensueño, saber que ya habían montado los juegos (los que ansiaba probar) y poder pasar a ver los productos y/o servicios varios que los diferentes patrocinadores exhibirían en sus stand´s propios ... ¬¬ pero la bruja había ido a trabajar o a pasear??? - Será que Xell ya habrá llegado? Dijo en voz alta, ya habiendose incorporado de ... U.U de donde sea que se le hubiera ocurrido hacer la tutu-memé! - Y por qué me lo preguntas a mí!?! - Gruñó desde su mesita la cabeza parlanchina. - Y ¬¬ a Tí quien te pregunta? - Contestó Ella en el mismo tono de voz desafiante. - Pues si no era que hablabas conmigo, es que estás muy mal de la cabeza! 0.0 Pos qué clase de cabeza parlante se había conseguido??? Iba a responderle aún con mas pero desistió (la bruja). Era un lindo día ... T-T aunque caluroso!, para disfrutar de la Feria. Le hubiera pegado mágicamente la bocota (a la cabeza) pero peor que nada era tenerlo de "anfitrión". Cruzó la zona de los Juegos y la "puerta" de ingreso general, ahora quería ir a ver un poco por fuera ^^ !

62


Sagitas E. Potter Blue -- ¡Eh, tú, chiquilla! -- protesté al ver pasar a Xell, escabulléndose del stand en el que se suponía tenía que estar vigilando. Pero Xell pasó sin darse cuenta que le había llamado. Así que entré en el lugar y me asusté. ¡Había un esqueleto! -- ¡Eh, tú! ¿Tú también te largas? No podéis dejar sólo el stand. ¿Y si entran a robar y...? Oye, de quién es ese esqueleto? ¿Has ido a robar a la morgue de San Mungo? Esperaba que no, el Departamento no podía asumir más multas por temas burocráticos. Suspiré. Aquel montón de huesos daba algo de yu-yu. -- Bueno, a lo que venía. ¿Has pensado en qué le darás a los visitantes que vengan a interesarse por tu oficina? Porque no creo que le vayas a dejar llevarse algún huesecito de regalo, ¿verdad? - le pregunté, algo asustada por la respuesta que iba a darme.

Amya_An OwO Ya sabía Ella que como Jefa ¬¬ ya no podría escaparse y ^^ hacer Feria a sus Anchas! - U.U de qué hablas mana ... Yo no le robaría a San Mungo 0.0 ni una bandita (=curita) ¬¬ los Sanadores OwO dan mello. Contestaba la Adler con cara de crio a que le insinúan alguna visita médica por el estilo (!). - Robarse algo? U.U como No sean mis calzones *EJEM* digo, No creo mana ^^ ... ¬¬ he puesto Magia Anti-robos, como la que se usan con los Libros de Hogwarts - casi y murmuró aquello último ... 0.0 como si alguien mas estuviese ahí para escucharlas (xDDD). Se le colgó del brazo a Sagitas y la hizo adentrarse en el Stand ... ¬¬ por mucho que la pelivioleta se le resistió a "pasar" aquel esquelon y la escoba mas allá. Y al llegar hasta la cabeza parlanchina ... - Ey! Una Incauta! Bienvenida Ilusa ... vienes a que te reparemos "algo"? algún objeto de ésos de gran valor sentimental? ¬¬ aunque sería mejor que probaras "otro" lugar que aquí la bruja de cabellos oscuros Rompe mas cosas de las que Repara ... - *EJEM* - carraspeó la Adler coloreándose la cara, - ... no le hagas caso mana, solo es una cabeza ¿bromistas? solo un detallito para curosear ^^ !

63


Y haló a su mana en distinta dirección. Mientras le decía a Sagitas aquello, volteó mili-segundos hacia el Parlanchín y le hizo un gesto de "Ya nos las arreglaremos después", sin embargo, la cabeza ésa No se intimidaba con nada ni con nadie (!). - Mira, que si tenemos probadores mana ^^ con todos los trajes del armario para casos muggles ¬¬ me harás un descuento en la Tintorería para lavarlos, ¿no? Pero la peli-violeta estaba mas interesada en ... sobornos? - U.U y yo que pensaba que los visitantes vendrían solo por o.O mi linda cara? *EJEM*, ordené unos "botones" de ésos que se usan en las campañas políticas pero aún No han llegado ... ¬¬ como tampoco de las Flores que empaqué para el Stand. Añadió un poco ¿desconsolada? - Mas allá de Reparaciones a cosos pequeños, medianos y menos que gigantescos (aquí) ... OwO pos qué mas podemos hacer? cualquier reparada EN propiedad Nos demandaría salir del Stand y claro que puede hacerse ^^ ! ... pero creo que con el Simulacro de Desastre (¿era sorpresa?) los entretenderemos bastante ^^ , ¿no lo crees? 0.0 Ojalá se lo creyera su mana-jefa o la pondría a barrer el suelo por todo el Parque (!) como "castigo", cómo si no fuera suficiente con lo que le esperaba ; oveja parlante e indiscretona, muggles trasgresores ¿con varitas?, simulacro ya no tan simulacro porque se preveía muuuchísimos incidentes de último momento que le añadirían un EXTRA muy realista a tal show OwO ... U.U y éso, solo entre "otras cosas" ... xDDD!!!

Sagitas E. Potter Blue ¡Gracias a Merlín! Amya había pensado en el regalo a los visitantes… Sería bonito un botoncito, aunque… esperaba a verlo, antes de no asustarme por lo que ella habría pensado. Me imaginé por un momento algo escabroso. -- ¿Habrás dejado de lado la idea del calendario de miembros del departamento enseñando partes pudendas, verdad? Y alguien nos interpeló, llamándome “incauta”. Busqué al autor de tal insulto y comprobé que no había nadie cerca. Sólo cuando dijo que Amya rompía más que reparaba, noté la calavera que hablaba encima de una mesa. -- ¡Me ha llamado incauta!

64


Sabía que debía preocuparme porque todo estuviera bien. Si tampoco le habían llegado las flores, tal vez estuvieran en otro stand. Podría ir a preguntar en ellos si tenían una o dos cajas que no les pertenecieran y… -- ¡¡Me ha llamado incauta!! ¡Ah, sí, el simulacro! Tendría que pensar en qué lugar levantaríamos el edificio que íbamos a destruir y… -- ¿Por qué me ha llamado incauta? – pregunté, enfadada. Me gustaba la decoración que usaba, pero todos los de allá eran mis empleados, así que me merecía un respeto. Y si la calavera estaba allá, se podía considerar en cierta manera como empleado temporal del departamento. -- Yo no soy incauta, ¿verdad, Amya? -- y puse morros de enfado.

Amya_An - o.O Incauta? ¬¬ por supuesto que OwO no lo eres, - 0.0 o lo era? - ... ése es el problema con esta cabeza parlante mana. - No la escuches! ¬¬ solo quiere que te vayas "tranquila" y la dejes dormir la siesta ¡Otra vez! con las cajas de atrás!!! Alegó desde sus espaldas la cabeza pero la Adler hizo como si No la escuchaba (!). - ... U.U siempre encuentra la forma de "meterte" Ideas en el seso me temo. ^^ Ése era su trabajo, sembrar dudas, causar reacción ... .-. quizás tendría mejor lugar en el Stand de Indebidos, ¬¬ junto a los demás Objetos a guardar bajo llave en aquel Cuarto Blanco ^^ !!! - ... Pero No le hagas caso Sagitas ... el otro día me dijo que El verde Lima-Limón se me vería mejor que la cabellera Negra, U.U pero todos saben que los Colores no cuadran con mi cara ... - ¿? o.O Y ahora de qué hablaba la bruja??? - ¡Deberían considerar Hacer algo con la forma de sus piernas! desde aquí detrás parecen ; mango de "alicate" !!!

65


>.< Ahora sí que la Adler le sacaría la varita y le lanzaría una Bombarda Máxima ... U.U aunque ya sabía que éso no funcionaba, 0.0 porque ya lo había intentado un par de veces .-. antes. Aguantó el insulto a sus piernas chuecas y trató de contestarle a su mana-jefa sin caer en las provocaciones de la cabeza ésa. - ^^ El Calendario (me temo) No saldrá hasta pasado Halloween mana ... disque porque hay que retocar demasiado nuestras ¿hermosas fotos? U.U bueno, la verdad es que hay un dilema con las fotos que he conseguido mana 0.0 no hay ninguna en donde no haya explosión, alguien estrellado o similar desastre (!) pero podremos Sacarlo (el Calendario) para Fin de Año ^^ ! ¬¬ si me dejan hacerles una "sesión de fotos mágica" xDDD ^^ Aunque quizás también podrían aprovechar a algún fotógrafo de "El Profeta" que quisiera "donarle" algunas tomas (¬¬ si es que alguno se dignaba a darles cobertura!) o tal vez, Ella misma IMPROVISARÍA tomarle instantáneas a todos los del DAMyC durante el Evento en sí y luego con Ello, armar un Calendario posterior (?). En fin, habían muchísimas cosas aún pendientes ... 0.0 entre Ellas levantar su propio Stand de Negocios y ¬¬ ver del Show de Accidentes, ^^ que debía de estar en marcha muy prontito! - Pero, ¿por qué me ha llamado incauta? Volvió a preguntar la peli-violeta y la Adler no pudo disimular lanzarle una miradita asesinadora a la cabeza. - Déjalo, déjalo Sagitas ... ¬¬ o tendré que llevarte con Eledhwen para que te Desmemorice tal recuerdo xDDD! Murmuró la última parte bastante rapidito. - ¿Crees que si pongo una cestita de cup-cakes en una mesita de pie por fuera del Stand OwO pescaré mas Ilusos *EJEM*, ^^ visitantes? ... U.U prometo que serán comprados (los cup-cakes), no pretendo enviar "clientes" a San Mungo o a los Santos Mangos .-. *Ains*

66


Xell Vladimir Había visitado el stand de la Tía Cye, de los pocos que ya estaban abiertos, y traía una bandejita con dos tisanas de frutas, con galletas de mantequillas y unas cuantas oreo de muestra que le había cogido de una bandeja. Iba con cuidado para no derramar las tisanas. Como no me fiaba de que algo me distrajera y las tirase, no había utilizado la varita. Llegué a la puerta y oí voces. ¿Con quién hablaba la Jefa? - Seguro que esa calavera parlanchina le está dando coba - me dije. Así que entré de forma descuidada, de espaldas para abrir la entrada sin molestias y sin que se me cayera ni una gota de líquido. - Amya, mira, te traigo algo suave para beber. No encontré nada abierto que tuviera algo más fuerte, como Whisky de fuego o Zumo de Odgen. Pero en cuanto abran el bar me acerco a buscar cerveza de mantequilla para mí y lo que tú quieras. Aprovecharemos que Sagitas está con los juegos y no se entera. Por fin me di la vuelta, orgullosa porque las tisanas no se habían derramado ni una sola gota. - Tí... tía Sagitas... ¿Desde cuándo estás aquí?

Amya_An - Ahhhh! si es la Rubia desastrosa a la que las escobas barrieron para afuera hace poco! - chilló la cabeza de la mesa, - ... Uhmmm, tesitos ... Pero como Xell le haría saber que Ninguno era para éste (la cabeza parlanchina), volvió a la carga. - Bah! ni se me apetece ¬¬ segurito remojaste los pieces en esa agua ... Acusó descaradamente la cabeza llegando al tope de resistencia de la Adler quien No le aguantó mas y sacanda la varita (cuerpoooooo a tierra!!!) ... nop, nop ... éso ya es demasiado contradecirse, la bruja prefiere métodos No Mágicos .-. Sosteniéndose del hombro de Sagitas, levantó su pie (dejando el zapato apoyado en el piso) y OwO se sacó la calceta sudada!!! La hizo bolita y certeramente se la metió entre las mandíbulas calavéricas del adorno ése.

67


^^ Aunque protestara, no tenía manos como retirarse ¬¬ aquel parche provisorio para sus ¿deslenguados comentarios? queda corta la expresión. Balbuceaba con el coso atorado en su boca. La Adler quedó así satisfecha por el momento. - Pasa Xell, pasa ... qué nos traes ¬¬ y por qué solo 2 sobri? - llamó a la rubia para que se acercara a ambas, - ... ahhhhh! OwO Oreos muggles ... T-T Soooooy taaaan *O* FEEEELIZZZZZ No pudo resistirse a ¿decir? mejor dicho, casi gritar. En seguida agarró una con cada mano y al meter a su boca una de estas, no desaprovechó para tomar una tercera (*MUAHAHAHAHAHAHAHAHA*).

Sagitas E. Potter Blue Mi cara fue pasando de la sorpresa al pasmo y de éste al enfado. ¡Bendita chiquilla! ¿En qué estaba pensando, en beber alcohol estando de servicio? Estaba digiriendo que la calavera fuera de tan mal talante como mi hermana Amya, aunque al menos ésta me insultaba por lo bajini y yo no me enteraba, y la huesuda esa (la calavera) era una deslenguada y lo hacía por delante y sin inmutarse. -- No soy incauta -- contesté por fin a lo que decía Amya. -- ¿Verde limón? Ni siquiera entiende de moda, ese color te quedaría muy poco Chic y harías el ridícule más aún. No le hagamos caso. Y estaba decidida a no conceder ninguna importancia a lo que dijera la calavera. Ahora me preocupaba más lo que decía Amya sobre el calendario. Negué, muy cansada con el tema. -- Nada de fotos, hermanita. No quiero ver ningún calendario del DAMC pululando por el pueblo. Además, sólo lo comprarían si en portada estuviera Babila, que es mayor pero creo que supera la fotogenia de todos los miembros del departamento. Y fue aquí cuando fuimos interrumpidas por Xell y su afán de bebida. Le señalé con un dedo: -- Jovencita, espero que sea una broma de mal gusto, porque no están permitidas las bebidas que no contengan agua en su contenido. Y aproveché su azoro para tomar la otra taza libre, ya que Amya se había pedido la primera de forma actual y yo quería tomarme algo.

68


-- ¡No puede ser! ¿No pasaste el primer ejercicio de tu propia oficina y fuiste barrida por las escobas? -- ahora mi voz era de incredulidad. -- Huy, huy, si quieres seguir como revertora tendrás que superar todas esas pruebas antes de que acabe el evento. Eso me dio una idea, pondría un examen de aptitud a todos los funcionarios a mi cargo para comprobar que fuesen aptos para el cargo que ocupaban. Era mejor darles yo el rapapolvo y apretar en lo que fallaban antes de que llegaran los del departamento de Calidad de la oficina del Primer Ministro y las expulsaran. La calavera dijo algo, pero con aquello en la boca, no le entendía. ¡Por Merlín! ¿Qué le había puesto en la boca mi hermana Amya? Nótese que estaba de espaldas a ella riñendo a Xell y no me había percatado. Olía a rayos. Se lo quité. -- ¡Pésimo! Sacó un Pésimo -- dijo la calavera. Le volví a colocar aquello tan parecido a un calcetín sucio entre las mandíbulas. -- Gracias por tu aporte, pero es mejor que te quedes callada. ¡Eh, Amya! Déjame una oreo para mí.

Amya_An ¿Babila en la Portada? <.< pos No era mala idea alucinarse al morocho en uno de esos trajecitos tipo Tarzán de la selva (muggle) *BaBaS* *EJEM*, en definitiva el Secretario Departamental por muy entradito en años que fuera, poseía un cuerpote que la mayoría de "occidentales" envidiarían (¿?). Pero dejando de lado los Asuntos perver´s ... - Xell, no te asustes de la regañada de tiita Sagis sobri U.U Ella sabe perfectamente que Tú no andas por esos malos pasos ¬¬ o como ¿buena conocedora? yo me las olería a leguas .-. *Ains* Aseguró la bruja haciendo de "compas" a la rubiecita. - ¬¬ Aunque "juro" que aún tenemos que conversar un par de cosas respecto a esa faceta de casamentera que te haz propuesto para conmigo sobrina OwO mira que ... Murmuró bajito y rapidín a Xell, disque procurando que los finos oídos de su mana-jefa no la oyeran ^^ !

69


- ... Sacarme una Cita media a ciegas con el del Atrio??? U.U No sabes que soy experta desquiciando Hombres Xell OwO para cuando se le pase el efecto "Enamoramiento" ¬¬ me perseguirá con todo su ¿odio? T-T No quiero terminar clavándole la punta de mi varita en las narices!!! 0.0 Quien sabe por qué pero a la mente de la Adler de prisa se le vino la escena de HP1, en el baño de chicas y el troll enfurecido *O* Sin darse cuenta, con las manos (ambas) aún medias embarradas con el negro de las galletas y parte del blanco del relleno dulce (*Yami*) dejó sobre el hombre *EJEM* (ya vuelven los pensamientos subconscientes pervers) el HOMBRO de su sobrina ^^ una impresión muy ¿bonita? de sus dedos .-. - U.U Tendrás que ayudarme con "ese contra-tiempo" sobri, - refiriéndose al guarda, - ... un paajarito me dijo, no, ¡me aseguró! OwO que No desistiría!!! ¬¬ échale zancadillas, hazle levitar por encima de la cabeza una torta de crema doble De Plano, que en el Show misteriosamente le caiga toda una pared encima???, será mejor que le encontremos "a alguien mas" <.< la hija de Babila vino hoy??? Ya sus maquinaciones maquiavélicas volvían al ataque (!), capaz era (Ella) hasta de darle Amormentia (al guarda) para que ♥.♥ se enamorara de la Oveja de lanas Violáceas .-. *Ains* - Sagitas! - se volvió de pronto algo encolerizada, OwO su hermana tenía la última Oreo entre sus manos ¬¬ y Ella No le permitiría éso o.O le pelearía la galleta tipo lucha libre muggle?

Xell Vladimir "Chivata, te vas a enterar en cuanto nadie mire", pensé para mis adentros cuando la calavera dijo que me habían barrido. - No meto los pies en las tisanas, calavera engreída, reza para que no juegue a los bolos contigo no pude evitar el decir en voz alta. Y por eso me alegré tanto cuando la Jefa de Reversiones le puso un calcetín en la boca, ahora dejaría de mentir a la Directora, que bastante tenía con la bronca de la bebida que se me había escapado. - No, tía, bromeaba. Sabía a ciencia cierta que estabas detrás de mí - intenté disimular. - Y eso de... No es cierto, esa calavera es una malhablada, que sí, ejem, sí pasé la prueba.

70


Si ni recordaba qué prueba era esa ni por qué me habían barrido fuera del stand. Amya tomó otra galleta. Me alucinaba que la tía estuviera tan contenta con las oreo. ¿Eso significaba que si traía galletas a la oficina tendría carta blanca con ella? - Toma más, tía... ¿Un calendario de Accidentes? Pues es una buena idea, poner imágenes del evento, con fotos nuestras... Vestidas, tía, vestidas, en plena acción de nuestro trabajo, para que vean. Y me imaginé las fotos: en la piscina, jugueteando con el perrito que me había regalado mi padre Kevin, comiendo pastel, Eledhwen disfrazada de bruja y lanzando serpentinas... Sería un calendario excelente. Pero sentí la mano de Amya encima de mi hombro a la vez que me hablaba de cierto suceso con el guardián del Atrio. - Yoooo... Juro que fue él quien lo dijo. Soy una mera mensajera, no soy... ¡Yo te ayudo en lo que precises, tía! - acabé la frase con algo de miedo. Menos mal que se lanzó a por la última oreo y dejó de agobiarme con aquel tema. Retrocedí hacia la calavera. Por lo que había notado, era la única capaz de parar a ambas. La puse delante de mí, a punto para quitarle la mordaza del calcetín si alguna de las dos me decía algo.

Sagitas E. Potter Blue Amya defendía a su sobrina sobre el tema de la bebida. Fruncí el ceño, ¿pensaba que se iba a creer que era una broma porque sabía que estaba allá? Pero como ya había dejado claro que no se podía beber en horario de servicio, no insistí, aunque lancé una mirada de advertencia a ambas. Para el caso que me iban a hacer... -- ¿De qué habláis? -- pregunté, al ver que ambas murmuraban y no me incluían en sus cavilaciones. Era era casi más peligroso que bebieran en público estando como Revertoras. Cuando ambas se confabulaban, daban miedo. Miré alrededor, el stand estaba muy bien arreglado, y eso sí que era una gran noticia. Amya tenía buen gusto cuando se ponía, claro. -- ¡Ay! ¿Qué hice ya? -- pregunté al sentir mi nombre de los labios de Amya y con un tono encolerizado que daba miedo. --¿Qué...? ¡Ah, no! Esta galleta es mía. Vete a por más pero ésta me la quedo.

71


Empujé hacia atrás, le puse el codo en las costillas, me puse de espaldas forcejeando por la oreo, pero al final, lo que conseguimos fue una gran manchada de negro terroso y blanco cremoso que se espachurró en el suelo. Una escoba apareció de no sé donde y recogió los restos y se los llevó en una pala. Cuando desapareció, puse los brazos en jarras. -- ¿Serás golosa? Ahora ninguna de las dos se las ha comido. ¿A que te tiro el té al vestido, bruja? -le dije, toda enfadada. Y lo hubiera hecho si no me hubiera dado cuenta que la calavera, en los brazos de Xell, miraba de una a otra, dispuesta a echar una fresca a ambas.

Amya_An - Aaaaaaaaaarg - gruñó la bruja Adler al entender que Sagitas No soltaría la presa con tanta facilidad. La ponía las espaldas, le ponía el trastero (=pompis) y de no ser porque ocupaba la mano con la último oreo, OwO de segurito el lector presenciaría ^^ "Lucha Libre" femenina .-. - Huesudo codo mana T-T, - gemió apenas si evitando aquella articulación de su adversaria ¬¬ cuando se trata de chuches ^^ por supuesto que lo son. Pero Ama_An tenía de sus mañas de "pelea". Bajó la cabeza y torso hasta la altura de la cintura de su hermana y la pescó por la cintura a Abrazo del Oso Limpio ^^ ! - Sagitas, dame la Oreo, dámela! o con una maniobra Heimlich te la hago escupir ¬¬ - amenazó ridículamente Ella ... porque ... o.O quien le gustaría comerse luego una oreo ya babeada? U.U por muy hermanas quee fuesen 0.0 xDDD!!! Poco le importó la cabeza de Xell, es decir, la cabeza tras la cual se ¿refugiaba? su sobri ^^ ... ¬¬ aquella última oreo era de vida o muerte ... ¿? - Xell, Xell ... ven y ayúdame, - claro que la audiencia No podría esperarse que la rubia se inclinara a favor de ninguna de sus tiitas. 0.0 Estaba en un predicamento! (Xell) ¬¬ entre la espada y la pared mejor dicho, OwO podría decirse que la elección que hiciera, U.U le costaría ir a limpiar el sótano ministerial (o.O existía? o solo era otra "leyenda urbana"???).

72


- Agárrale una pierna (a Xell), no, mejor muérdele la canilla T-T ... Sagitas OwO quiero ésa Oreo ... Pero la lucha fue vana ... .-. murió la Oreo! OwO la Adler se pondría a chillar. Soltó de inmediato a la peli-violeta y calló de rodillas al suelo. Estaba abatida. Los colores le huyeron de la cara y hasta hipito le dio (¿?). Miró "el cadáver" y con una gran grito de ; "nooooooooo!" , casi se deja calva. o.O Y todo éso por una Oreo? xDDD. Vio auto conjurarse una de las escobas hechizadas y barrer con el "cuerpo". Sollozaba (.-. la Adler está grave!). Pasó todo el largo de su brazo (mejor dicho, la manga) bajo sus narices mocudas y sorbió con gran ruido. Y mientras Sagitas la retaba, Ella se le fue a echar al cuello a Xell. o.O Querría estrangularla por No acudir con presteza a su ayuda??? - Xeeeeeeell, la hemos perdido ... T-T la hemos perdido para SIEMPREEEEEEE ... - lloriquió U.U como si se tratase de la Gran Cosa ...

73


Sagitas E. Potter Blue Estaba muy enfadada, ya no era por la galleta en sí, sino porque mi hermana era tan... tan... tan... tan impulsiva... tan golosa... tan luchadora a muerte por los dulces... como yo... que nos habíamos quedado las dos sin las galletas. -- Bruta, so bruta, ahora no tenemos más galletas. Y tú te hinchaste los carrillos de galletas, glotona... Pateé el suelo con rabia, troceando aún más los restos de la galleta caída. -- Y encima intentas que Xell tome partido hacia ti. ¿No lo habrías hecho, verdad, sobrina? Pero veía las dudas en su cara y eso me enfureció más. No me inmutaron los llantos de mi hermana, cuando yo me enfado, me enfado y mucho. Saqué la varita y rompí la pata de la mesa en la que momentos antes estaba la calavera. Con un "pum" enorme se quedó coja y cayó al suelo, con todo lo que había encima. -- A ver, Reversiones -- dije, en tono de Directora de Departamento. -- Tenéis trabajo. Reversionar eso y tardar siglos, porque como os vea rondando por los stands de comida o bebida, os mando a los sótanos del Ministerio a buscar fichas antiguas de reversiones de hace cien años. Y di media vuelta, sabiendo que mi venganza era pueril y tonta, no apta para una persona adulta. Pero me había roto mi galleta, me iba a llorar a otro lado donde no me vieran.

Amya_An - OwO Xeeeeell, T-T tenemos que hacerle las honras fúnebres sobrinaaaaaa ... - prosiguió con el lloriqueo absurdo, ¬¬ seguro que en caso de una verdadera situación de sentimientos 0.0 la Adler ni pestañearía .-. xDDD !!! Sagitas aún pataleaba por la Oreo perdida o.O pataleó tanto que ... ¬¬ le rompió la pata ... U.U no, no a su mana ni a su sobri (no xDDD quiéralo los Cielos que Nop). Amenazó con o.O convicción? a las brujas revertoras. Eh? Bueno, así quedó el narrador al leer mas arriba (¿?).

74


Sin embargo, con la Licencia de que entre Familia se "hacen" de estas cosas ... Amya_An ni caso TT estaba demasiado triste por su galleta muerta en acción! - Xeeeeeeell, - le dijo sin descolgársele del cuello, - ... hay que contactar con la "familia", habrá que reunirlos a todos T-T De qué hablaba la bruja o.O? La peli-violeta ya habría salido del Stand y la rubia de seguro aún estaba como en shock por el Espactá.cu.lo tan ... taaaaaaaaan ... ¿peculiar? de sus tiitas ^^ ! La Adler pareció callar sus sollozos. Levantó la cabeza. Miró de izquierda a derecha y viceversa y luego miró de frente a Xell. - <.< Hablo en serio sobri ... tienes que "reunir" Tooooodas las Oreos "familiares" y traértelas aquí, a tu jefa-revertora OwO que Yo les daré "Las debidas Condolencias" ... *MUAHAHAHAHAHAHAHA* U.U Ahora sí que Xell saldría huyendo al notar que su tiita Amya_An 0.0 estaba mas loca que una cabra .-. xDDD.

Xell Vladimir Me pegué contra la pared, con la calavera en las manos, poniéndola de escudo ante mis dos tías. Estaban a punto de matarse entre ellas por una galleta. ¿Por qué se me había ocurrido traer oreos? Para la próxima vez traigo neulas. La calavera decía "mmm mmm" pero no podía decir nada más con aquella mordaza puesta en la boca. Yo tampoco me atrevía a decir nada, capaz que me comían a mí, parecían hambrientas. - Yo no ayudo a nadie - exclamé, al ver que me pedía ayuda una de ella. ¡Ni loca! Las dos eran demasiado fuertes en sus convicciones.

75


Amya_An lloraba como una posesa cuando la galleta se cayó al suelo. Y juraría que Sagis también lloraba, aunque era algo más orgullosa y disimulaba cuando salió, tras rompee la mesa con rabia. Dejé la calavera en el suelo y me acerqué, con miedo, a mi tía llorosa. ¿Pero bueno...? Si la tía se me tiró al cuello. ¿Quería asesinarme por el asuntillo del guardián del Atrio? Ah, no... Realmente estaba triste por las galletas Oreo que no había podido comerse. - Amya_An... Tía... Jefa... Yo... yo le traigo todas las galleta que encuentre en la fiesta. Rondaré por todos los stands. Se lo prometo. Yo... Le acapararé todas las galletas que encuentre en el Stand de la tía Cye. Y salí corriendo hacia allá, a donde fuera, antes de que la Tía Amya se suicidara de dolor por la muerte de la Oreo.

Amya_An Tras o.O la huida? del Xell, la bruja se quedó como hipando y haciendo sonar sus narices de cuando en cuando al aspirar de la mucosidad allí alojada ¬¬ aunque la verdad quizás no era la cosa, U.U lo mas probable era que el interior de las fosas nasales se le hubiesen dilatado y estuviera sintiendo de esas molestias .-.

Por ratito se quedó ahí en silencia ^^ aprovechando que la cabeza parlante estaba amordazada con una de sus calcetas usadas OwO secó sus lagrimitas de "cocodrilo" recién recordó que Sagitas le había roto la pata. 0.0 La Pata de la mesita! ¬¬ aún No se llevan as�� de feyo xDDD Se pasó el puño de la blusa (ligera xDDD que en Ing. debe de estar chamuscando!!!) ^^ por la parte menos "visible" nuevamente por las narices y solo entonces se dispuso a hacer el Arreglito de la mesa

ya mencionada ¬¬ aunque la cabeza podría ir mejor dentro de una caja sellada, emplasticada ^^ con mucho TAPE!!! (=cinta de embalaje) Ahora que "volvía a la calma" el Stand de los Revertores, U.U solo quedaba o.O aguardar??? Amya_An pasó hacia la zona de atrás a revisar el contenido del resto de cajas que aún tenía cosas dentro ... y por supuesto que la cabeza volvió a la mesa (ya Reparada mágicamente) ¬¬ pero aún amordazada (*MUAHAHAHAHAHA*)

¡¡Gracias a todos por su participación, de parte del DAMyC!!

76


Suplemento de:

77


Simulacro del Departamento de Accidentes

HACIA LA DERECHA DE LA EXPLANADA???

Ahí donde se había dispuesto un cerco de seguridad, temporalmente, se hallaba la Zona próxima a la Demostración un Simulacro del DAMyC. Actualmente, Restringida debido a los preparativos (aún) de último momento.

De las Catástrofes y las Reparaciones. El escenario construido a propósito estaba dotado de gran realismo (como debía de ser para calar en la consciencia de la comunidad mágica general), sin embargo, las medidas protectoras para que los espectadores no resultasen bajo niguna circunstancia heridos durante la realización del Show en sí, eran poco mas que ¿severas? Lo que menos necesitaban a esas alturas era un Sin Fin de demandas por lesiones y demás, xDDD.

*****

78


Una Edificación en Ruinas, de estilo medieval. Piedra y madera con pequeños detalles en metal. Por dentro, Iluminado pobremente. Algo lúgubre. Con corredores en donde resuenan ecos misteriosos y por donde el viento silba a través de cada cavidad. Por algunas zonas, la Humedad persiste debido a la presencia de extensos mantos de vegetación silvestre que invaden despiadadamente, aprovechando cada apertura, cada grieta, cada minús.cu.lo terreno de promesa fértil donde prosperar. Aroma a Desolación. Desgastado. Derruido. Así se mostraba el Espacio de Simulacro del DAMyC. Una Zona de Desastre (pero mas o menos segura) en donde ^^ siempre cabía la Posibilidad de Imprevistos (¬¬ Controlados por supuesto) que dieran muestra de lo Verdaderamente Delicado que eran los Asuntos de la Tercera Planta Ministerial. *****

79


Al Ingresar a la Ante-Sala de este espacio, mágicamente y sin excepciones, un especie de casquete de color blanco era situado en la cabeza del visitante-espectador. Igualmente, los miembros del DAMyC estarían Identificados ... bueno, sería poco probable No Identificarlos con solo verlos. Éstos, les pedirían cordialmente que se pusiera suma atención a todas sus pertenencias personales, en especial sus varitas mágicas, desde un inicio, por si habría algún chistoso que provocase un verdadero Accidente "allí dentro". Desde fuera, a pesar de su Precario aspecto, la construcción no podía dejar de admirarse. Sus Altos aún en pie conmovían el corazón de cualquiera, quien no podría mas que concederles la benevolencia de la admiración aunque sea a su testarudez de mantenerse erguidos hasta el final.

***** Sobre la Magia Indebida y los Recuerdos.

El Verdadero Trasfondo del llamado Simulacro No sería revelado ... porque de dejarlo TODO por escrito desde un principio, sería Evidenciar de Todos los Estropicios Accidentales que se sucedería a lo largo de esta ¿travesía catastrófica? Así como en un Teatro Muggle, en la espera del Inicio del Espectá.cu.lo y para causar cierta expectativa, música de fondo y ambientación fantástica procuraban estimular la Imaginación de los presentes.

80


OFF .-

¡¿¡Bienvenidos ^^ !?!

... Al Espacio de los Desastres (controlados) .-. , aquí podrán Disfrutar de Diversas ¿Travesuras? entre-mezcladas y o.O Alborotadas?

Amya_An - Ey! mocosillos ¬¬ a jugar por la zona de los juegos que U.U por aquí es aún peligroso ... - Advirtió la bruja viendo que un par de peques traviesos intentaban chusmear por dentro cuando esta área aún no estaba del todo Abierta al Público. Solo el Espacio tipo Ante-sala estaba dispuesto con algunas banquitas para los que requiriesen de resguardarse del terrible calor de la estación. El especie de Portón (enorme) que dividía interior y exterior se mantenía aún cerrado. El DAMyC no podía permirtir el paseo a voluntad sin supervisión, no, por muy preparada la cosa 0.0 aún había el peligro que un pedazo de muro o una viga se desprendiese así de la nada. ^^ Además ¬¬ no podían dejar que los visitantes (de casualidad) accesaran a ciertas áreas en donde estaban puestos los "efectos especiales" ^^ mágicos! ¬¬ mataría el show ... Amya_An Adler, encargada de las Reparadas debía hacer la última ¿inspección previa? ^^ antes de la apertura definitiva. U.U y a ver *O* qué imprevistos .-. se suceden *Ains*

81


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen observaba desde fuera la zona que Amya estaba inspeccionando; cuando el espectáculo comenzase, por allí volarían cascotes, y parecería que hubiese pasado un tornado. Ella no intervendría (aunque le gustaría que le dejaran destrozar alguna pared), aunque estaría atenta, por si alguien sufriese algún percance, y necesitase de sus cuidados (tanto sanatorios, como de borrado de memoria si fuese necesario...). Aquel espectáculo sería el colofón final a la Jornada que se estaba desarrollando, seguro que los invitados disfrutarían un montón con todo aquello. - Cuidado... - les pidió a unos niños que salieron corriendo de la zona acotada, al parecer la Adler les había pillado jugando por allí.

Reena Tras caminar y abandonar en cualquier lado mi baúl, salí de la zona de los stands y me fui acercando una zona encintada. Vi que tenía un cartel informativo, o al menos lo supuse y terminé de acercarme. -Simulacro -leí y me quedé como estaba. -¿Con eso se supone que debo saberlo todo? Miré a mi alrededor por si era una broma y había alguien por allí riéndose a mandíbula batiente de esta pelirroja despistada y cansada.

Al final me froté la cabeza y busqué con la mirada una sombra en la que resguardarme, si la encontraba podría tumbarme un rato y descansar antes de averiguar porqué aquellas construcciones tan lúgubres estaban cercadas y llamadas "simulacro"

82


"Y ahora qué será ésto???", se preguntó la oveja en lengua ovejuna (completamente) desde un lado del "camino" que conducía hacia la "entrada". Estaba ahí media escondida porque ya para esas horas ¬¬ medio DAMyC (incluidos los furiosos Patrocinadores que hubieran sufrido de sus estropicios ^^ después de una o.O apresurada visita inesperada suya? U.U instantes previos ...) la buscaban para despellejarla semi-viva. - Yo no se U.U por qué OwO si yo soy una linda ovejita ... - pronunció en correcto "humano" ... 0.0 ni la lanuda terminaba de acostumbrarse de "oírse" hablar así. Escuchó de los gritos de la ¿dulce voz? de su ama por dentro de aquella "casa humana" que se veía peor que la mansión de su amita. Se le erizaron las lanas violáceas con ese timbre de voz chillón pero nada la causó mas miedo (en el ahora) que ver a la humana rubia (una de las 2 rubias ^^ !, aquella que llamaban Eledhwen ... U.U a Ella también deberían darle un Nombre Oficial, OwO protestó para sus adentros). Corrió a escondarse para que No la viera y mas que nada T-T para que No la llevaran con aquel macho humano grandote que quería meterla al caldero tal cual los elfos Adlerianos procuraban cada noche para con Ella (!). << Beeeee >>, se le escapó un balido ... sin interpretación disponible (quizás si el lector lo Googlea pueda tener suerte ... ¿?) Pero No tuvo tiempo para o.O recomponerse de la vista de la desmemorizadora "rondando" por ahí cerquita a Ella (la oveja). Una humana de cabellos rojos pasó muy cerca de donde la oveja se agazapaba (no porque se creyera cazadora U.U no es su rol el de depredadora, iba oculta para OwO seguir con Vida). La vio adentrarse al lugar y vio como un lindo ¿Bacín? blanco se le materializaba en la cabeza cubriendo parte de aquella cabellera rojiza que no le agradaba mucho a la oveja

83


porque le recordaba de las lenguas de fuego que se escapaban por debajo y alrededor del ya mencionado Enorme Caldero en donde siempre se la pretendía meter de cabeza .-. - Mejor no tentar a la Madre Tierra, Gran Proveedora Ovejuna de Buena Hierbita fresca ^^ ! Dijo ... U.U si, ¬¬ DiJo! ^^ metiéndose DENTRO de las Ruinas através de una grita a un lado del paredón (en el exterior hacia el interior) ... 0.0 aunque No le gustara mucho pasar por ahí ¬¬ muchos Bichos podrían metérsele entre las lanas (xDDD).

Eledhwen Hufflepuff Beeee... Eled se giró sobresaltada; ya no sabía si realmente había escuchado un balido, o su imaginación le estaba jugando malas pasadas. Sacó la varita; esta vez no se achantaría, si tuviese que lanzar un Petrificus a la oveja lanuda de la Adler. Si la oveja rondaba por allí, debían detenerla. Si quedase suelta, podría armar tal desastre que el simulacro dejaría de ser un simulacro para acabar siendo una catástrofe en toda regla. Decidió meterse entre las ruinas, tras mirar el reloj. - Todavía queda un rato para que empiece el espectáculo, me dará tiempo a dar una vuelta de reconocimiento... - murmuró para sí, y luego comenzó a decir - oveja, oveja linda, ven con Eledhwen..

84


Kevin Hadintong

Se me había ocurrido la idea de recorrer un poco más de los demás sectores que conformaban el Evento y caminando me encuentro con aquel espectacular montaje de lo que debería ser el Simulacro de el Departamento de Accidentes. Entre algunas de las ruinas que se encontraban dentro del perímetro encintado me había parecido haber visto escabullirse una pequeña figura violácea -¡Tal vez sea la oveja pero hasta no estar seguro mejor no hacer nada!-, aunque instintivamente hago deslizar mi varita hasta mi mano. Por mera costumbre mis nervios se tensaron preparándome por las dudas. Recorriendo con la mirada localizo a Eled que también estaba haciendo una especie de Revisión ante cualquier imprevisto por dentro del perímetro perdiéndose entre aquel escenario caótico.

En eso mi vista localiza a una figura conocida de cabellera roja como el fuego -¿Reena ya ha vuelto?-, aquella frase se me escapa en un susurro inprevsto pero lleno de alegría y lentamente me acerco a donde se encontraba, a cierta distancia le digo suavemente ya que sabía que solia reaccionar en forma vastante Fogosa si se la tomaba por sorpresa -¡Bienvenida Amore; no sabes como te he extrañado!- y esperando que se diece vuelta para poder abrazarla con ternura.

Reena Yo que buscaba la forma de que alguien me explicase que era lo que iba a ser aquello, cuando escuché una voz conocida a mi espalda. Sonreí con alegría antes de girarme y ver a mi marido.

85


-Kevkev también te he extrañado. Me acerqué despacio y lo abracé antes de darle un beso. Me recreé un poco con la muestra de cariño, pero lo cierto era que sus lechuzas me habían parecido un sueño, en otro momento tendré que explicarle eso... Coloqué con un gesto suave un mechón de pelo tras la oreja, como gesto tímido de mi incomodidad y terminé por preguntar. -Me acechabas? Pensé que sabías que regresaba hoy. Si me acechaba entonces es que no me quería, al menos como yo pensaba, pues el acecho, significaba caza, presa, comida y yo gracias al cielo no era ninguna de ellas. Tiré delicadamente de su ropa en espera de que me contestara, intentando que mi atención no se desviase hacia algún otro artilugio muggle de todos los que allí había.

Kevin Hadintong

Luego de abrazarnos y besarnos tiernamente ella me contaba que también me había extrañado tanto o más que yo. Aquel movimiento sensual de quitarse su rebelde mechón rojizo siempre me hacía vibrar de cariño, me enloquecía cada vez que lo hacía. Mientras nos observábamos ella preocupada me preguntaba si la estaba asechando.

-¡Bueno tenia una vaga idea de que regresarías el día de hoy, pero no sabía si te habían contado de nuestro Evento aun se encontraba en funciones!, pero me alegro de que hallas llegado a tiempo y no nunca te asecharía, solo si eso formara parte de alguno de nuestros ''jugueteos amorosos''-

Le sonreía mientras acariciaba su rostro de Ángel-Demonio que me gustaba tanto, acerque mi rostro al de ella para robarle un dulce beso de sus apetitoso labios carmesí para luego acomodarla a mi lado y colocándole mi brazo sobre sus hombros hago que recueste levemente su cabeza sobre mi cuerpo.

86


Así los dos quedamos frente a aquel excepcional escenario y mientras la semi-abrazaba con el, con el otro en cuya mano aun tenia mi varita, con este le señalo semejante Montaje a ver si podría hacerle entender algo de lo que allí sucedería.

-¡Toda esta ''Escenificación'' fue preparada por Nuestra Princecita Xell, bajo estrictas indicaciones de una de tus Alocadas pero divertidas Cuñadas Amya_An que además es su Jefa. La intención de todo este Montaje es por medio de lo que ellas llaman ''Simulacro'', demostrar como se desempeñan en su Oficina para que todos vean lo que hacen y conociéndolas será algo Imperdible. Pero no solo tienen esto además hay un Stand donde prepararon unos divertimento bastante interesantes al igual que Los Desmemorizadores y Mi Oficina misma, que si nos da el tiempo lo llegaremos a disfrutar, sino será para otra oportunidad de seguro guardaremos algo de lo que hicimos para recrearnos y recordar lo que hemos vivido aquí-

Esperando que me hubiese entendido con un delicado beso en su cuello inclinado sobre mi pecho, para luego seguir unidos frente a aquel Especial Montaje a la espera de lo que seguramente sería de lo más Educativo y entretenido.

Sagitas E. Potter Blue Por fin entré en el lugar del simulacro. Entraba con miedo, había dejado toda la responsabilidad en Amya y... ¡A saber por donde me salía! Así que tenía un total desconocimiento sobre lo que iba a encontrarme por allá. De momento, lo que veía era bueno, bastante bueno. Hasta habían pensado en las medidas de seguridad. Me puse las gafas, un chaleco reflectante sobre el que ya llevaba, guantes de protección y me asomé al espacio. Me apoyé en la barrera (como la de los toros) que había delante y saqué mi varita. En aquel momento sólo veía a Kevin y a Reena, hablando entre ellos. Bah, empezaría sola.

87


-- Espero que no haya nadie. ¿Estará debidamente protegido para que nadie entre en el lugar? Pues claro que sí, estaba segura que Amya y Xell habrían cuidado de que nadie se metiera en el lugar a restaurar y que no habría problemas. -- Vale, pues... Lanzo... Apunté con la varita y pensé en un hechizo... -- Hummm... Repa... Ese no, ay, la fuerza de la costumbre. ¡Cofringo! Una pared estalló y miles de esquirlas saltaron. No me dio ninguna, la protección funcionaba. Aunque, ay de quien estuviera allá debajo. Si hubiera un conejito, hoy comeríamos costillitas a la brasa.

Eledhwen Hufflepuff - Ovejita, ovejita, ovejita... - canturreaba Eledhwen - misi misi misi... La Hufflepuff paseaba algo inquieta; no pensaba que el escenario fuese tan grande y tuviese tantos recovecos. Miró su reloj, no sabía exactamente cuánto tiempo llevaba allí dentro, pero tenía que salir, porque estaba segura de que enseguida comenzaría el espectáculo, que en este caso era destruir el espectáculo montado. - Seguro que la maldita oveja está pastando en algún sitio... - murmuró Eled, y se giró. Nada por delante, nada por detrás. Nada reconocible - creo que me he perdido. Tomó su varita, y la puso sobre su mano, para utilizar un encantamiento Brújula, aunque después pensó que como tampoco sabía si la salida estaba hacia el norte o hacia el sur, no le serviría de nada. De repente, agudizó el oído. Le había parecído oír una voz. - ¿Hola? - preguntó hacia la pared que tenía a su lado, juraría que había alguien al otro lado.

88


Sí, alguien murmuraba. Eled intentó entender lo que decía la voz, el problema fue que para cuando desentrañó la palabra Confringo, la pared de piedra volada en mil pedazos ya caía sobre ella...

Kevin Hadintong

Nos encontrábamos allí a la espera de lo que vendría junto con mi Amore, pero no me imaginaba que iba a pasar lo que ocurrió a continuación Cerca de donde nos encontrábamos con Reena siento de repente la pronunciación de un Hechizo y pense -que bueno ya comienza la representación. Pero al fijarme de donde venía aquel conjuro, localizo a mi mana con todo un equipo de proteccón y habiendo lanzado aquel con su varita en dirección a...... -¡Para Sagi que por allí se encuentra Eled...!-, pero no me había dado tiempo de completar el aviso, al ver como aquella pared estallaba en mil pedazos actué en forma Instintiva, apunte con mi varita a la zona donde se supone estaba nuestra Prima y grite... -¡Protego!Ya los pedazos de aquella destrozada pared estaban a punto de caerle sobre el cuerpo a Eled que ahora era visible, pero mi rayo cruzo velozmente la distancia que nos separaba de ella para cubrirla justo unos segundos antes de ser aplastada por aquella lluvia de cascotes, cubriéndola con un campo protector salvandola de ser aplastada por un pelo -Amore acompáñame a ver si se encuentra bien-, le dije a mi Bombón de fuego y mientras corramos hasta donde ella se encontraba le dije a mi mana

89


-¡Procura que por el momento nadie más nos lance nada hasta estar seguros con Eled detrás de la valla, ¿de acuerdo hermanita?Le suplique con la mirada mientras corríamos a socorrer a nuestra prima que al parecer yo había conseguido salvarla de ser apisonada.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen ya caminaba hacia la luz, ¿o era la luz que venía hacia ella a toda velocidad? No, no, no me alcances, no me quiero ir todavía... pensó para sí. Pero la luz fue buena, y detuvo las piedras a un palmo de su cuerpo. - ¡Un Protego! - exclamó Eled, y de pronto respiró, porque había dejado de hacerlo, asustada como estaba al haber notado la explosión. Se apartó del montoncito de escombros, y miró hacia la dirección de donde había salido el rayo protector. Distinguió a Reena y a Kevin, que se acercaban hacia ella. Todavía con el susto en el cuerpo, caminó hacia ellos. - Ey, ¿habeís sido vosotros, verdad? Mil gracias - les dijo, y saludó a Reena - me alegro de verte, ¿qué tal las vacaciones? Miró hacia su espalda, y les explicó: - Me perdí mientras buscaba a la oveja, y se conoce que el espectáculo ha empezado ya... Gotitas de sudor perlaban su frente, se había librado por muy poco...

Reena Sonreí con cariño pues no sabía si él tenía presente que los permisos para realizar esa fiesta los había tramitado yo, y luego le presté atención a la explicación que me daba. -Por los stands ya estuve, ya vi que lo llenaste todo de aparatos, luces y botones.

90


Le guiñé un ojo de forma complice y asentí ante el resto de palabras, puesto que había visto los stand a mi llegada y a parte de la rueda de colores no había visto mas cosas, aunque me preocupaba la destrucción de la que hablaba mi marido. Llegué a preguntarme si teníamos permiso para eso y si las autoridades sanitarias estarían al tanto de posibles accidentes en la reconstrucción. Gracias a los reflejos entrenados de Kevin fue que pudo lanzar un protego que le salvó la vida a Eledhwen, yo solo pude lanzar un grito de sorpresa y taparme la boca para no parecer muy boba. -Oh nonono, yo ahí no me acerco, lo siento, no. Y ya podía dar gracias, el hombre de que no le prohibiera a él acercarse. Pero cuando vi salir a mi amiga de entre los escombros, me acerqué lo suficiente como para poder abrazarla y mirarla para asegurarme de que estaba bien. -¿Pero el espectáculo no consiste en la reparación? Eso no tenía sentido para mi, aunque poco podía hacer para entenderlo. Me quedé con el ceño fruncido mirando la pared que se había caído, estremeciéndome y recordando la ultima vez que se había derruido algo cerca de mi, tan cerca de mi que me había sido victima de la caída.

Kevin Hadintong

Viendo que Eled se encontraba, por suerte, en buenas condiciones ya que nos agradecía el haberla ayudado y se saludaban con Reena -¡Hagamos una cosa, salgamos fuera del vallado para que nadie más atente contra nuestras vidas y allí conversemos más tranquilos!Les decía a las dos, las cuales después de asentir a lo dicho por mi, juntos nos dirigimos

91


fuera de la zona de peligro. En cuanto estábamos allí nos acercamos donde se encontraba Sagi -Disculpa mana pero me gustaría saber ¿de que va este Simulacro?, yo pensaba que se trataría de una especie de Teatralización de lo que a Rverciones se refiere, no de que se podía hacer estallar todo lo que se encontraba pasando las vallas o de eso se trata para que después de.....digamos divertirnos haciéndolo el Equipo de Reverciones o sea Amya y Xell, realicen su tarea para que al tiempo de desahogarnos nosotros veamos luego como ellas trabajan??????Le preguntaba a mi hermana junto a mi Amore y mi prima, por lo menos si aquella era la función de lo que habían preparado nos enteremos mejor y asi por lo menos lo disfrutaríamos más en vez de tener que salir corriendo a San Mungo o a Santos Mungos

Reena

Mientras Kevin le pedía explicaciones a su hermana, mi tía, sobre lo que iban a hacer, pero yo tenía la mirada fija en las ruinas. Recordando, dando un paso a atrás en mi vida, llevándome a un estado oscuro y doloroso del que había creído huir. Sin embargo allí estaba mirando mi pasado y escuchando el presente, pero no lo escuchaba tal y como era.

-Me perdí mientras buscaba a...- Escuché y en mi cabeza se prendió una bombilla. -¡Aun está dentro!

Mi mano buscó mi varita en la parte de atrás de mi cinturón y mi cuerpo se volvió casi un borrón, perdiendo el control sobre él, me impulsó hacia las ruinas y sin frenar en lo mas minimo, escalé la montaña de escombros que casi mataba a mi amiga. Una vez arriba miré a mi alrededor, ella estaba por allí, entre los escombros, podía escuchar sus lamentos, aunque solo estuvieran en mi cabeza.

92


Bajé la montaña por el otro lado y apartando con las manos desnudas algunas rocas, fui mirando en busca de mi hermana, Mad la había sepultado para apartarla de mi. Por allí no la encontré y me adentré un poco mas en la construcción que con el eco de mis pasos y mi voz gritanda, llamando a mi gemela, hacía que cayera polvo del techo y algunos de los cristales temblaran.

-NELYY! ¿DONDE ESTAS?

Al seguir andando por las piedras, una de las que pisé se movió y me llevó con ella, tras de mi, otra pared se cayó y muchas rocas pasaron por encima de mi. Me dolía un tobillo y emocionalmente estaba reviviendo el pasado. Cuando escuché un balido me quedé sin respiración. -¿Qué era eso?- Mi mente preguntó.

Me moví muy despacio hacia ese sonido que volvió a escucharse, me dolía el pie y mis manos no tenían buena pinta. Jadeaba y ahora me sentía perdida, tenía la sensación de que buscaba algo que no era mi hermana... Necesitaba salir de allí, necesita... Necesitaba... Rompí a llorar desconsolada, necesitaba volver a salir de mi oscuridad, necesitaba mi luz.

Amya_An - *O* TERREMOTOOOOOOOOOOOOOO!! ! Gritó desde las alturas la Adler al sentir el remozón del confringo de su mana (U.U claro que Ella no lo sabía) sobre una de las laterales de las Ruinas. Tuvo que apoyarse en una pared mas o menos aún en pie, pero el corredor alto donde se hallaba se movía como ¬¬ cuando se va con la borrachera encima .-. Trató de mantener el equilibrio, quizás sus piernachas nerviosonas le hacían la tarea de no caer poco menos que difícil. Aunque la duración fue corta, la intensidad se sintió fuerte (!), lo que menos esperaba la bruja era que la edificación en sí se desplomara tan de repente T-T con Ella dentro.

93


Ahora solo se sentía el temblor de su propio cuerpo (Ahhh ^^ que Ella es muy asustadiza) en sus pasos, y cuando se le re-animó el alma escuchó un especie de chillido mezcla entre llamado de auxilio y llanto que la alarmó notablemente. La voz aguda y poco clara llevaron sus pensamientos aquellos mocosillos del inicio. En su corazón lo que mas temió fue que se tratara de alguno de éstos peques, así que emprendió el corre-corre varita en mano (por si habría que usar magia de emergencia) guiándose por sus oídos. Increíblemente adquirió gran velocidad en poca distancia pero los ecos en el interior eran tan confusos que le era imposible seguir atinadamente el origen de aquella vocecilla chillona imcomprensible. Un par de veces llamó (Ella) en voz alta sin dejar de buscar algo frenética. Cuando creía que debía tomar (por un corredor o una puerta) hacia la derecha, le pegaba otro eco por la izquierda. Aquello empezaba a sentirse frustrante. Ya había recorrido la ubicación en los preparativos pero alterada, aquello ya le parecía un laberinto "inexpugnable". Ya iba a patear el suelo (de piedra) y emitir un enorme "Ahhhhhhhhhhh" rabiosa cuando al darle la vuelta total a su cuerpo, volvió a pasarle lo de antes ... OwO se tropezó con "algo" y cayó de jeta al piso.

(perspectiva ovejuna)

- Beeeeee-nditos Beeeeee-chos (=bichos) - se quejaba la lanuda mientras se colaba pa´ entro por la ya mencionada grieta.

94


Y era de esperarse de que al menos unas arañitas (de las muggles, no acromántulas bebés) u hormiguitas, anidaran por aquellas rajas. Una vez dentro, al principio se sintió intimidada y no dijo ni "Beee". El chiflido del viento y el mismo especie de taconeo de sus pezuñitas sobre la piedra hacía que la pobre oveja adleriana se alucinara Lobos por doquier. - Huuuuuuu-manos, U.U quién los compreeeeeende ... - dijo pero con el "dejo" ovejuno (=entonación, acento). Dentro de su comprensión, la lanuda creía que su amita pretendía mudarse allí y aunque el BlattGold Klee no era 5 estrellas, a la mansión no le faltaba trozos de paredes y/o techos ... pero sí le sobraba infinidad de agujeros (0.0 de conejo). La oveja también fue sorprendida por el estruendo del hechizo de Sagitas, y como animalito, sus instintos naturales de echar a correr no se hicieron esperar. - Maaaaalditos Humaaaaaaanos estaaaaaan todooooooos locoooooos - aseguró en su fuga intempestiva ... y seguro que No fueron sus únicas ¿declaraciones? con respecto al tema de los humanos. Así sin parar de correr ni de chillar, saturó las orejas de la Adler mas "por allacito", hasta que ... *KATA-PLUM* Ama y mascota terminaron o.O encontrándose en la intersección de algún lado U.U Ahora los "fuegos artificiales" de clausura se daban imaginariamente en sus cabezas ^^ con estrellitas y pajaritos sobre-volándoselas (sus cabezas) al estilo cartoonesco !!!

95


Eledhwen Hufflepuff

Eledhwen comenzó a explicarle a Reena: - Sí, el simulacro mostrará las reparaciones, pero claro, para reparar algo, antes hay que destrozarlo... Dejó de hablar, porque notó que Reena no la escuchaba. La Rosier observaba con la mirada fija los escombros, y parecía sumida en sus pensamientos. Eled miró a Kevin con mirada interrogante, pero el Hadintong había visto a Sagitas, y se dirigía hacia ella. De repente, Reena salió disparada hacia los escombros, trepando por ellos mientras llamaba a gritos a Nelly. Eled se quedó paralizada unos segundos por la sorpresa, y después reaccionó, alertando a los otros: - ¡Kevin! ¡Sagitas! ¡Es Reena! - dijo, y salió corriendo por el camino que había tomado la pelirroja. Eledhwen caminaba con cuidado, con la varita en una mano. La zona estaba muy inestable. Y metros más alante, se escuchó un derrumbe. - ¡Reena! ¿Estás bien? - gritó Eledhwen. Pero su voz no fue la única que se escuchó; una voz de mujer, y otra algo extraña que parecía alargar las palabras, se mezclaron con la de la Hufflepuff.

¡¡Gracias a todos por su participación, de parte del DAMyC!!

96


Eledhwen Hufflepuff miró a su alrededor, repasando mentalmente todos los detalles que había pensado poner en el stand de Desmemorización, y eliminándolos de la lista de cosas pendientes: un jarrón de porcelana china roto, la foto de una pareja rasgada en dos, una escoba voladora chafada tras una caída...

97


Esos ejemplos de malos recuerdos, recuerdos nefastos que a todas las personas les gustaría poder olvidar... Y que los magos podían hacer olvidar. Eso era parte de su trabajo: hacer olvidar malos recuerdos. Aunque solamente en casos determinados. No se podía borrar todos los recuerdos desagradables. - Ja, entonces mi vida amorosa no tendría ningún fracaso – dijo en voz alta, y rió con voz nerviosa. De repente calló, y miró alrededor, temerosa de que alguien le hubiese escuchado. No quería que alguien pensase que estaba pasada de vueltas. Después, miró hacia otra zona de exposición, que mostraba representaciones graciosas de posibles situaciones de interacciones mundo mágico – mundo muggle: un muggle excursionista descubriendo boquiabierto a un mago volando en el bosque sobre su hipogrifo; críos muggles llorando porque un bowtruckle les muerde tras haberle tomado por una inofensiva ramita de árbol; una abuelita muggle frotándose los ojos, incrédula, mientras ve un Ford Anglia volador surcando el cielo de Londres...

Y en un rinconcito más apartado, protegido con un hechizo repelente, por si algún curioso intentaba traspasar la cuerda de terciopelo que lo acotaba, descansaba un Pensadero, rodeado de pequeñas botellitas de cristal, cuyo contenido, algo nebuloso y plateado, se mecía al son de una danza invisible. Evidentemente, no eran recuerdos reales, no ocurriese que algún gamberro, aún superando las medidas de seguridad, comenzase a verter pensamientos en el Pensadero, y viese los recuerdos de otras personas. Sobre el Pensadero, se visionaban, gracias a un encantamiento partido de la idea de los hologramas muggles, diferentes recuerdos: recuerdos gratos, que merecía la pena guardar, para poder recordarlos una y otra vez, sin perder un solo detalle. Un casamiento, un bautizo, el nacimiento de un hijo, el reencuentro ansiado entre dos personas que se aman..

98


La Hufflepuff había intentado mostrar la parte amable de los posibles usos de la Desmemorización; aquel Evento tenía la intención de mostrar a todos los magos que visitasen las instalaciones, el trabajo del Cuartel General de Desmemorizadores, y los visitantes podían ser desde adultos responsables, hasta niños de corta edad. Pero su trabajo también abarcaba otras desmemorizaciones menos simpáticas: personas que habían sido sometidas a crueldades inimaginables, que habían vivido sucesos horribles, o que habían sido testigos de actos horrendos. Su rostro se ensombreció durante unos segundos. Afortunadamente, todavía no había tenido que presenciar algo así. Pero sabía que debería estar preparada para ello. Agitó la cabeza para desechar aquel pensamiento. En esos momentos, debía de actuar para contentar a la gente, y mostrarles el trabajo del Equipo de Desmemorización. - Anda qué... Tú que no has desmemorizado a casi nadie, y organizando esta zona del Evento – se dijo a sí misma, y siguió repasando toda la decoración. Sacó su varita, y amplió más aún los ojos desorbitados de la viejecita que observaba el Ford Anglia volador... Finalmente, y tras repasar otras dos veces todos los detalles del recinto, no le quedó otra que afrontar lo que tanta vergüenza le producía... - Venga Eled - se dijo - hay que hacer de esto algo interactivo...

99


Se dirigió al último rincón; una mesa pequeña, y dos sillas, cada una en un extremo. La mesa estaba decorada con un vistoso mantel, que recordaba a las típicas mesas de las videntes que, por unos sickles, decían leer el futuro en una bola de cristal. Se sentó en una de las sillas, y, tras suspirar, se apuntó a sí misma con su varita. Murmuró unas palabras, y quedó convertida en una fea bruja, en total referencia al aspecto que los muggles otorgaban a las brujas feas y verrugosas. En la pared, en el mismo rincón, un letrero anunciaba lo que allí sucedería: Que no hay, para olvidar amor, remedio como otro nuevo amor, o tierra en medio Pero si no tienes ni amor, ni ganas de viajar, aquí te podemos ayudar

100


Sobre la mesa, unas fichas en las que los magos y brujas desearan olvidar algún recuerdo, firmasen la autorización pertinente, eximiendo a la desmemorizadora de cualquier reclamación. - No vaya a ser que alguno me denuncie... - dijo mientras ordenaba las fichas. Sólo quedaba esperar a que iniciase el Evento..

OFF: Hola, ¡bienvenidas y bienvenidos a la zona del Cuartel General de Desmemorizadores! Como indicamos en el rol, aquí presenciaréis la parte amable de lo que puede hacer un Desmemorizador: borrar esos recuerdos desagradables, y ahorrarnos algún disgusto o quebradero de cabeza. Pero hay que recordar que el Desmemorizador a veces debe actuar en situaciones desagradables, cosas que nunca deberían haber sucedido, y que pueden provocar un trauma, o una situación peligrosa. Afortunadamente, somos magos, y con un hechizo, podemos cambiar nuestra memoria. Los muggles no pueden hacer eso. Pero... ¿realmente somos afortunados por poder borrar los malos recuerdos, o, quizás, como los muggles, deberíamos ser capaces de afrontar las adversidades, y los recuerdos que éstas nos crean? Funciones del Cuartel General de Desmemorizadores: - Cuartel encargado de neutralizar la memoria de muggles o magos con recuerdos dolorosos (como el haber presenciado una tortura). - Deben poner especial cuidado en no provocar daños irreversibles en el cerebro de los desmemorizados. - En caso necesario (cuando los recuerdos a borrar sean importantes para el mundo mágico), conservarán los recuerdos objeto de desmemorización, en recipientes debidamente catalogados.

101


Amya_An El cuartel de Desmemorizadores siempre le había dado cierto grado de curiosidad a la bruja. U.U sobretodo porque la mayoría (por no decir todos) los desmemorizadores del pasado habían sido un total enigma para Ella (y hablaba de sus métodos de trabajo). Al pasar delante del Stand de Eledhwen, ^^ se animó a curiosear ... U.U aunque no estaba muy segura si igualito no mas, sería capaz (Eled) de lanzarle un Obliviate si para desgracia suya (de la Adler) pescaba a ver, no lo sé, de sus bombachos colgados en la "tras-tienda" o quizás si por ahí estuviera haciéndose mimitos cariñositos con alguien mas (!). Que cosa muy a parte, pos 0.0 no le incumbiría, ¿no? - Heeeelloooooow ... - ¿Aulló? mientras se adentraba mas y mas en el interior. Le encantaban aquellos afiches, +.+ pos si era como relatar de sus propias aventuras personales (U.U todas juntas) ... ¬¬ las habría sacado (las Imágenes) de su album familiar??? Estuvo tentada a traspasar aquel cordón del pensadero. Recordaba de aquella experiencia con un mini-pensadero durante una clase en la Academia (siglos atrás?), y aunque la sensación le fue tan agradable como la de un Traslador o de plano como meterse dentro del ascensor dorado del MM, pos ... la curiosidad siempre andaba latente en Ella (!). - Nop, no ... contrólate, - se dijo a sí misma a media voz mientras retrocedía sus pasos y fue entonces que se dio contra ... - Ay mama! Exclamó la bruja descortémente sin proponérselo T-T. Pero si aquellos cuentos de Brujas Verdes y Berrugosas eran solo cuentos muggles ... aún que algunos mágicos igualito que Ellos (los muggles), se espantaban (como Ella) con aquella descripción ficticia (ficticia U.U a menos que hubiera magia indebida de por medio!!!). - Bu-ue-ena-asss, lee la fortuna? - inició media tartamuda pero luego se le soltó la lengua, ^^ había muchas cosas interesantes que preguntarle a una adivina, - ... oiga, acierta a la primera? mire que me he comprado unas rifitas (=sorteo) de aquí mismo, de la feria ... ^^ será que me saco algún premio? Pos la bruja ni se imaginaba que estaba conversando con la misma Eledhwen en persona solo que ¿mutada? magicamente. o.O Le tomaría el pelo con aquello de las Adivinadas???

102


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen estaba en el reservado del stand de Desmemorizadores, leyendo los apuntes que Kevin le había pasado sobre el Arte de Desmemorización. La infeliz creía que cuantas más veces se los leyese, menos riesgo correrían los pobres que pasaran a olvidar sus recuerdos. Escuchó pasos en la parte pública del stand, y salió a recibir a los visitantes. Sintió un pelín de tristeza al ver que la visitante era Amya, todavía no había entrado nadie en el stand, que no fuese ella, o parte del personal de Accidentes. Iba a saludarla, cuando se percató que la Adler no la había reconocido bajo su disfraz muggle. Intentó mantenerse seria, y mantuvo la mirada de reconocimiento de la Adler. - ¿Algún problema? - dijo con voz de bruja de cuento, cuando notó a Amya observando su verruga. La Adler reaccionó, y preguntó si leía la fortuna. Eledhwen señaló el rótulo sobre la mesa de trabajo, el que decía: Que no hay, para olvidar amor, remedio como otro nuevo amor, o tierra en medio Pero vió la bola de cristal sobre la mesa, y pensó: ¡qué demonios, porqué no...! - Hoy desmemorizamos gratis, aunque... usted tiene aspecto de ser una persona importante, quizás podría leerle el futuro, como favor personal, claro está... E indicó a la Adler que se sentara en la mesa. Eledhwen empezó a agitar los brazos y las manos sobre la bola de cristal, como había visto hacer a Babila en la oficina, y con su voz postiza, comenzó a dar indicaciones a Amya: - Ahora quiero que mire fijamente la bola de cristal, que concentre sus energías en ella... No sé si acertaremos el número de la rifa, pero quizás salga de aquí acompañada al finalizar el día, ya que ese agente de seguridad del Ministerio... Veo que viene hacia aquí... Y aunque usted no le haga ni caso, él no se dará por vencido... La Hufflepuff se aguantó la risa, mientras veía cómo cambiaba el rostro de Amya reflejado en la superficie de cristal de la bola...

103


Sagitas E. Potter Blue *Babila* Babila dudó al entrar en aquel lugar, le daba algo de miedo, pero después se rehízo. Alguien que ha vivido con chamanes imploradores a los dioses del cielo en su tribu, no puede temer a alguien que conoce de su mismo departamento. O aquí estaba el problema, porque al resto del personal los conocía a todos, pero a la Señorita Eledhwen Hufflepuff no, no la conocía, era la más nueva adquisición del Departamento y aún no había tenido oportunidad de compartir con ella ningún secretillo, como la compra "ilegal" de frasquitos de perfume. Ahora iba a ofrecerle alguno, seguro que estaba sudando por ser ésta su primera misión ministerial y le gustaría oler a flores y perfumar su stand. Sólo cuando atravesó varios posters que no entendía muy bien, recordó que la mayoría de los frascos en los que guardaba sus potingues naturales habían sido "sustraídos", mejor dicho, aprovechados, de los frasquitos que no se usaban de aquella oficina de desmemorización. Pero la Señá Hufflepuff era nueva. Seguro que no los reconocería. ¿O sí lo haría? Por si acaso, mejor dar media vuelta y.... -- Babila está sorprendido. Babila no había visto una bruja adivinadora. Babila estaba algo inquieto porque delante de él estaba la bruja más encantadora, y no era la adivina al lado de la bola de cristal, sino a la Gran Hechicera Amya_An, quien la había ayudado de forma muy desinteresada en liberar a su hija Morena, a quien la tenía viva gracias a la colaboración de todos los del departamento. Decidió quedarse. Aquella bruja verrugosa parecía entender de qué iba, estaba haciendo un baile manual con el que ellos pedían la gracia de una buena lluvia en el pueblo. Y con el calor que hacía, seguro que todos necesitaban de una buena mojadita, que él no se iba a meter en esa piscina de agua azul, con esos objetos flotando. Le daba miedo.

104


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen observó una gran sombra entrando por la puerta; cuando el nuevo visitante se mostró ante ellas, la Hufflepuff descubrió que era Babila. Un resquemor la invadió; ¿Babila la reconocería? El recepcionista observó su baile de manos, y pareció asentir con la cabeza. Espero que estos movimientos no hagan abrirse la tierra en dos, porque sino, estamos apañados, pensó Eled, y decidió dejar de mover las manos, y concentrarse en la bola de cristal. Amya seguía sin decir una palabra; ¿aquellos movimientos no serían para paralizar a una persona? La desmemorizadora se estaba metiendo en aguas peligrosas, y comenzó a sudar profusamente. Por Merlín, que no se me despegue la verruga...

Amya_An << Por Dios!, así que el "tío" resultó ser masoquista después de todo .-. *Ains* >> Pensaba a todo vapor y lo peor de todo era que pensaba si preguntarle (a la ¿adivina?) si era posible desmemorizar a "alguien" sin su consentimiento firmado ... ¬¬ posiblemente haría que el Guarda se sentara con los ojitos bien cerrados en esa silla u otro rincón apartado con la falsa promesa de un o.O beshito? y ahí aprovecharía para que le hechizaran el seso mientras andara como distraido. ¿Sería factible tal? - ¡Tendré que comprar mas Perfume de Babila! Exclamó de pronto levantando su trastero (=cuatro letras, pompis, nacha, etc) y cuasi tumbando su asiento para atrás. Nota Mental .- ^^ No era que la bruja quisiera perfumarse para el susodicho, no, no ¬¬ pretendía Apestarse como Zorrino a ver si así lo hacía desistir. Con las yemas de los 10 dedos (de la mano) apoyados aun en el filo de la mesita de Eled transmutada, miró su berruga*EJEM*, a la supuesta adivinadora a la cara (U.U sorry pero la mayoría de gentes ... aún muggles, hacen hasta lo indecible para retirarse cualquier imperfección por el

105


estilo, así que siempre era como ¿asombroso? que una mágica no usara de alguna poción, ungüento? magia en general para "atender" tale). - OwO Retirará la segunda multa? - le preguntó seguidamente creyéndose absolutamente que aquella (bruja berrugosa) lo sabía tooodo. U.U Si no fuese tan inocente ... 0.0 Babila no podría timarla a cada rato!!! Y hablando de Babila ... - Babila! el cielo te trae en buena hora ¬¬ necesito de aquel "tratamiento" embellecedor ultra mega especial de 5 pasos (= 5 menjunges) que hacen que se te tape las narices y la enrojecen, además de ponerte la cara de un precioso color ambar como el color de la hierba de la sabana (Tú me entiendes, ¿verdad?) Se dirigió al morocho sin moverse de donde estaba. Luego volvió a la bruja adivinadora (supuestamente ¬¬). - OwO tendré que comerme unos bulbos de ésos que hace que apeste el aliento peor que Dragón con problemas digestivos, para que .-. ni se me acerque!!! Se espantó recordando en su mente las palabras últimas de Eled (qué Ella no reconocía aún ^^ !). En su cabeza (media hueca) resonaban con eco incluído "Él no se dará por Vencido", "¬¬ No se dará por Vencido", "mejor y te acostumbras a la Idea" ... bueno, el último eco era su propia ¿consciencia? 0.0 tenía una??? Finalmente se volvió hacia "su adivinadora improvisada" y ... - ^^ Acepta Pagaré ´s? - preguntó fresca como una lechuga (=mas o menos sin vergüenza) - ¬¬ si trata de mal-decirme OwO llamaré a mi mano Kevin que es Jefe de los Indebidos, ¿eh? OwO pero Si será ... ^^ la bruja. - Ey! se le movió la verruga? Sin embargo estaba preocupada aún por aquello de los bulbos comestibles. o.O Dónde habría ido a parar sus especímenes Floristeros? U.U pos no había "encontrado" la caja que destinara a Reversiones.

106


- ... Tendré que ir al Stand de la Floristería a ver si tengo suerte - suerte? - ... Gracias ^^ por ¬¬ la Advertencia, OwO estaré muy pendiente ... - aseguró convencida (xDDD) - ... Babila, ^^ te veré por tu puestecito OwO me urge ver de tus novedades ... U.U pero primero (creo) debo ir a levantar el Cartel de "Las Tres Hermanas" al otro lado .-. o no tendremos ventas *Ains* Se despidió Ella (temporalmente) ... porque ¬¬ de todas formas haría la consultita aquella de la desmemorizada sin papeles firmados ... U.U de preferencia 0.0 sin recuerdo guardado!!!

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen observaba a Amya, que estaba concentrada en sus pensamientos. La Hufflepuff no podía adivinar (qué ironía) lo que pensaba, pero se sorprendió, cuando de repente, exclamó sobre comprar perfumes a Babila. Se levantó de golpe, y pusó más nerviosa aún a Eledhwen. Ya me ha reconocido, pensó temerosa, pero no, Amya seguía a lo suyo, y comenzó a mirar de nuevo a Eled, que, cuando parecía haber controlado su sudoración, notó que nuevas gotas de sudor empezaban a caer entre la peluca. - Retirará la segunda multa? - preguntó Amya. La falsa adivinadora se inclinó sobre la bola de cristal, e hizo como que leía en su interior. - Uhmmm... podría retirarla, pero no a cambio de dinero, ni de algo material... Acaso... Una muestra de cariño, de amor... - pensó durante unos segundos - ¿quizás un tierno beso? No supo si Amya había escuchado las últimas palabras, porque en ese momento fue cuando se dió cuenta de que Babila estaba a su espalda, y comenzó a hacerle un pedido urgente de potingues. ¿Acaso Babila es agente de "Avon"?, pensó Eledhwen extrañada. Después Amya le dijo a Eled que debería hacer algo para espantar con su aliento al guarda. Eled hizo un mohín: - Vaya, ¿acaso no te gusta el muchacho? Yo creo que en el fondo, te hace tilín... Cuando la Adler hizo referencia al pago por el servicio, y recordó sutilmente que su hermano era el jefe de los Indebidos, Eled agitó las manos en señal de negación:

107


- No, no, este servicio ha sido gratis, por favor, no mencione nada a su hermano, ya le he dicho que yo me dedico a borrar recuerdos, lo de la lectura del futuro, ha sido un favor personal... Si Kevin aparecía por allí, seguramente reconocería a Eledhwen. Y Amya advirtió un movimiento sospechoso: - Ey! se le movió la verruga? Eled se puso roja como un tomate: - Ehh, no, es que es tan grande que a veces da la sensación de que se mueve... Buff, como Amya no se fuese enseguida, se descubriría todo el pastel, pero la Adler volvió a sumirse en sus pensamientos. Agradeció a la bruja verrugosa los servicios prestados, y se despidió de Babila. Después, abandonó el stand de Desmemorizadores. - Que la suerte la acompañe, jovencita - dijo Eled. Suspiró aliviada, e iba a quitarse la peluca y la verruga, cuando notó que Babila seguía por allí, quieto quieto.

Xell Vladimir Esperé tras las cortinas hasta que vi que Amya salía del lugar. No quería que me pillara y me preguntara el motivo por dejar a solas nuestro stand. Pero quería convencer a Eledhwen de que probara conmigo el desmemorizar a alguien, para que adquiriera confianza. Después entré, con cuidado. El lugar parecía una exposición. Eledhwen había tenido muy buen gusto en la decoración, aquellos cuadros eras atractivos y mostraban casos concretos que merecían desmemorización. - Si en vez de un coche, llega a poner un autobús y es clavadito a un suceso con Sagitas. Ella nunca se acuerda de disimular - murmuré. En el stand estaba Babila y una bruja fea. Disimulé para ver a mi prima, pero no la encontraba y eso me preocupaba. ¿A quién había puesto mientras ella estaba fuera? Eso de no tener un jefe con quien contar... En cierta manera su prima le daba algo de pena, ya que le había caído el marrón a ella por no tener un jefe. Y lo malo era que sí lo tenía, pero había desaparecido. Y ella ahora a apechugar con todo siendo sólo una empleada. Se merecía un aumento de sueldo.

108


- Perdón por interrumpir - le dije a Babila y a la bruja. - Busco a mi prima Eledhwen. ¿Sabes dónde está y si tardará mucho en volver?

Eledhwen Hufflepuff Se rascaba sutilmente bajo la peluca, ya que la nuca le picaba horrores, entre el cabello falso y el sudor... Estaba deseando quitarse el disfraz, pero Babila no terminaba de marcharse. ¡Y tampoco decía nada! Deberías haberte cambiado tu cabello, para eso eres metamorfomaga, Eled, se riñó a sí misma. Iba a entablar conversación con Babila, cuando una voz irrumpió en el stand. - Perdón por interrumpir - dijo Xell - Busco a mi prima Eledhwen. ¿Sabes dónde está y si tardará mucho en volver? Eledhwen sonrió bajo su disfraz, y asintió: - Sí, sí, la señorita Eledhwen vendrá... enseguida... Es más, voy a mirar en la zona trasera si está por allí, me dijo que vendría a relevarme... La bruja verrugosa se levantó de la mesa, y se escaqueó hacia la parte trasera. Protegida de la vista de todos, la Hufflepuff sacó la varita, y se tocó a sí misma. El disfraz de bruja desapareció, y dejó a la joven con su aspecto normal, sin verrugas y pelucas. Tras comprobar que no se hubiese dejado nada fuera de lugar, guardó la varita y apareció en el stand. Saludó alegre a Babila y a Xell: - ¡Xell! ¡Babila! ¿Qué tal? ¿Os gusta el stand? - estaba todavía algo nerviosa, y su voz sonaba demasiado aguda.

Sagitas E. Potter Blue *Babila* Babila elevó las manos al cielo y empezó a murmurar en kiswahili, el idioma de su tribu de Uganda, acompañando con las manos al a bruja que les había recibido. Pero después ella paró y se apartó un poco mientras la bruja verrugosa atendía a la jefa de Reversiones.

109


Se dio un susto cuando ella le habló de un "tratamiento" embellecedor ultra mega especial de 5 pasos. Se le abrieron los ojos y, por supuesto, no desperdició la ocasión de endosar sus productos. -- La Bella Hechicera es como la diosa Adeola, la que brilla como corona en el cielo despejado, no le hace falta nada que realce su belleza, oh, nono, no lo necesita. Pero si aún quiere algo, Babila tiene muchos perfumes y cremas nutritivas avaladas por el chamán de la tribu de Babila en el carrito de las palomitas. Oh, sí, Babila le da las que necesite. Y tiene una para la señora bruja que le hará caer la verruga sólo con mencionarlo, oh, sí, caerá sola. Babila casi saltó sobre sus pies descalzos cuando sintió la voz de la señorita rubia. -- La dama Kamaria, tiene un pelo bonito como la luna, yo le puedo garantizar que esos mechones permanezcan brillantes, oh, sí, con una loción de rayos celestes recogidos en la penumbra del invierno. Oh, sí, Babila sabe como cuidar su pelo, seorita Xell. A ella parecía más interesante encontrar a la nueva adquisición del departamento, la otra rubia aunque no tan inexperta. Seguro que no podía venderle ni un frasquito, además que corría el riesgo de que reconociera de dónde había salido su provisión de envases durante el caos del departamento de Desmemorizaciones. -- No, no, sí... Pero la bruja de la verruga desapareció y casi al instante, Eledhwen hizo su aparición en el lugar. Babila suspiró, había perdido una venta, tendría que volver en otro momento a ver si la pillaba. -- Stand muy bonito, sí, señorita Elegüín, pero Babila prefería a la bruja verrugosa. No, no, no malinterprete a Babila. La diosa de los truenos atormente a Babila por darle la impresión de que no le quiere, nono, es que Babila quería vend... preguntarle por su hija Morena, su linda hija Morena. Está en edad casadera y prefiere la música occidental y las motos antes que los rituales de adoración a los dioses. Babila quiere encontrarle novio.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen observaba a Babila, que la hablaba apresuradamente; en un momento le dirigió más palabras de las que le había dirigido en el mes que llevaba trabajando. Sonrió agradecida, parecía que ya caía mejor al recepcionista. Y sonrió también al ver que el grandullón quería encasquetarle sus productos a la vieja verrugosa. Pues no ha triunfado ni nada la bruja falsa, pensó divertida. Y después contestó a Babila:

110


- La señora Sorgina volverá en un rato, no te preocupes, Babila, aunque se supone que la contraté para que borre recuerdos, no para que lea la mano. Así que tienes una hija, no sabía, y se llama Morena, ¿tienes alguna foto? Podías invitarla a venir, seguro que vienen un montón de jóvenes guapos, y le podemos encontrar un pretendiente... Si tuviese que depender de Sorgina lo de buscarle novio, Morena quedaría soltera para el resto de su vida..

Xell Vladimir Aquella bruja parecía nerviosa y dijo que mi prima volvería enseguida. Acepté su palabra, aunque dijo que estaba en la parte trasera y yo no había escuchado nada en aquel lugar. Al instante apareció Eledhwen, con voz algo aguda. Le sonreí, me gustaba hablar con mi prima, me sentía bien con ella. - Hola, Eledhwen. El stand es precioso. ¿De dónde sacaste la foto de la vieja muggle? Vaya cara de boba que tiene mirando el coche. Aguanté la risa, Babila parecía hablar raro. Siempre hablaba raro pero hoy además decía más cosas sin sentido. ¿Dama Kamaria era un insulto o era mi nombre en el lenguaje que él hablaba? - ¿Cuidar mi pelo? - me volví hacia Eledhwen. - ¿Es que se ve estropajoso? Si lo lavo cada día con champú de camomilla. Lo cepillo todas las noches, cien veces con mi mano derecha y otras cien con la izquierda? ¿Está encrespado? Puse las manos en la cabeza, para notar lo que decía Babila . Y no las bajé hasta que mencionaron a Morena. - Sí, si, Babila, trae a Morena, que desde el viaje a Uganda no la he visto y seguro que se lo pasa genial. Anda, Babila, dí que sí, dí que sí.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen se relajó al notar que Xell tampoco sospechaba nada sobre la bruja verrugosa. Le comentó que le gustaba la decoración del stand, e hizo una referencia a la cara de la viejita muggle que observaba el coche volador. Eled sonrió: - Pues igual no te lo crees, pero saqué la imagen de un periódico muggle, al parecer, sucedió de verdad que un Ford Anglia volador atravesó el cielo de Londres. ¿Y a que no sabes quién dicen que lo conducía? ¡El famoso Harry Potter!

111


Eled no sabía si aquello era cierto, pero debía de haber sido un escándalo muy grande, si el Ministerio no pudo evitar que los muggles olvidasen aquel incidente... - Eso sí, le agrandé un poco los ojos desorbitados con la varita... - confesó después de reír. Xell respondió a Babila, que le aconsejaba unos productos para el cabello. La joven Vladimir explicó que cuidaba mucho su pelo, y Eled murmuró: - ¿Lo cepillas 200 veces?? Madre mía, yo a veces ni me peino... - y añadió por lo bajinis, para que Babila no le escuchase - yo creo que no necesitas ningún producto, tu cabello está precioso. Después, hablaron sobre Morena, la hija de Babila. Al parecer, Xell ya conocía a la muchacha. - ¿Entonces sólo falto yo por conocerla? - preguntó Eledhwen.

Sagitas E. Potter Blue *Babila* Babila tuvo que resignarse a que la bruja verrugosa no estuviera. Además, en cuanto Elehdwen dijo que la había contratado para desmemorizar, el viejo temor a esa oficina renació y con más fuerza. Levantó las manos y puso los dos dedos índices cruzados, como si quisiera espantar el mismo nombre que ella había mencionado. -- Babila tiene una hija, sí, sí, la hija de Babila. Le pusimos Majumba Tenité Amarimiacasí lenianté Nena. Pero Babila sabe que magos son tontos, Babila ve como se traba la lengua. Babila cambió el nombre en cuanto pisaron tierras occidentales. Ahora hija de Babila se llama Morena. Pareció retroceder con miedo cuando mencionó las fotos. -- Babila no quiere fotos, no, no, Babila ama a sus dioses. Si Babila hace fotos, su espíritu muere y no reunirse con dioses cuando muera. ¡No! Babila no tiene fotos. Aunque... El recepcionista parecía triste. -- Morena no quiere oír tradiciones tribales de tribu de ancestros de Babila. Morena muy occidental, Babila riñe a hija, pero Morena va en moto, bebe cerveza y viste ropa de rodillas al aire. Babila disgustado... Babila negó con la cabeza ante la petición de Xell. Le encantaría satisfacer a la seorita, pero es

112


que su hija se había vuelto intratable. -- Morena no quiere a padre Babila, Morena vive historia con mozuelo de estudios, un blanco tan pálido que sus dientes brillan en la noche. Por un instante, Babila entrevió una solución a su problema, aunque... -- Si Babila regala perfume de gaviotas puras y flores revueltas, ¿la seorita Elegüín desmemorizaría a Morena para que olvide costrumbres occidentales?

<< Beeee >>, por aquel lugar olia "interesante". Oveja de lanas violáceas ahora andaba con cuidado porque la última vez que anduiera entre tantos "seres" en 2 patas, la habría tratado de lazar como res cualquiera. "No saben tratar a una fina oveja como yo", se dijo la lanuda aunque de su hociquito lo único que salió fue otro << Beee >> agudo. Aquel lugar era el Paraíso para cualquier oveja cacera como Ella (existen tales?), siempre (por el piso) podía encontrarse un par de palomitas de maíz o un cono volteado de helado. Lo único que No le gustaba a la oveja era de esas cosas chiclosas que se le pegisteaba por todo el hocico y si tenía mala suerte, se le enredaba entre las lanitas recién lavadas (al seco) haciendo un pegoste horripilantoso (!). << Beee >>, le dijo a una pequeña mágica que al voltearse hacia la oveja, descuidó su paleta acaramelada de colores y para su desgracia, la sinvergüenza lanuda fue a darle tremenda antihigénica lamida olímpica. << Beeee >>, agradeció en su lengua ovejil para luego marchanse meneando la motita de lana que tenía por colita. De pronto estaba delante de un Enorme (para su perspectiva de oveja) Coso Humano (es una Oveja, no entiende casi nada de las cosas Humanas) con el figurín femenino que mezclaba muchas cosas esas de las que los bípedos decían que se llamaban "letras".

113


"Qué rayos es éso?", diría la oveja, es decir, mas Beeeee´s ... curiosa hasta las lanas, asomó su cabeza ovejuna hacia dentro del Stand de los Desmemorizadores. << Beeeee >> igual a "Hay alguien en casa?"

Xell Vladimir ¡Era una foto de la época histórica de Harry Potter! Me puse de puntillas para volver a mirar aquella foto, ahora con otros ojos, con los de la emoción por ver parte de una leyenda. ¡El famoso Harry Potter! - Mi abuela decía que estuvo con él en la Gran Batalla de Hogwarts - repliqué, emocionadísima. Aunque no aclaré que todos la llamaban Lunática y que ya no sabíamos si era verdad o mentira, o tal vez una exageración que disfrazaba alguna verdad chiquitita. - Jajaja, te prometo que yo habría puesto de verdad esos ojos saltones. Toqueteé mi pelo, aquella hermosa mata de cabello rubio era una herencia de mi abuela materna y yo lo cuidaba muchísimo. Asentí ante la sorpresa de Eledhwen. - Sí, sí, y a veces lo cepillo por la mañana, antes de peinarme, aunque no siempre. Sólo si tengo tiempo. Es la única manera de que quede brillante. Yo también creo que está precioso, pero Babila... ¿Me estaría mintiendo? - Morena es una chica divertida, ya lo verás. Cierto, que tú no la conoces, que no viniste a Uganda. Te perdiste un viaje de lo más inusual con Sagitas conduciendo el Bus Turístico. Fue hor... Original... Menos mal que cambié la palabra. Últimamente me encontraba a la tía Sagis por todas partes y me pillaba hablando mal de ella. Intenté recordar el nombre largo de la muchacha y sí, me sentí algo tonta por no recordar nada de lo que había dicho. - ¿Y ese nombre tan largo, Babila, tiene un significado especial en tu lengua? - pregunté por ser cortés. Era mejor seguir por ese camino antes de decirle que era bobo por creer que las fotos recortaban parte del ánima de una persona. - Pues a mí, Morena me parece una chica muy maja, la verdad.

114


Ahora se complicaba la situación. Morena estaba en su derecho de vivir la vida occidental como quisiera, Babila no podía pedir desmemorizarla, pero... ¿Eledhwen se arriesgaría a que el secretario le pusiera sanguijuelas en la oficina de Desmemorizadores? Huy, no quisiera estar en su piel en estos momentos. Y para disimular, miró a los lados y puso cara de pasmo. - ¿No habéis sentido balar a la oveja? A ver si se mete por aquí y devora los frasquitos de las desmemorizaciones...

La Oveja se emocionó re-harto (=bastante) al divisar a las 2 rubias. A una le recordaba de ¿hace poquito? ^^ Era su Gran Salvadora! su heroína! ... ovejita siempre le movería la colita al verla (¿eh?). A la Otra Humana, le parecia recordarla de aquel banquete de flores junto aquel otro humano. El aroma de esos humanos le eran inconfundibles (recuérdese que es un animalito y su memoria depende mucho de lo que huela). "Ey! qué se traen ^^ ? <.< por aquí también sirven hierbita fresca?", disque dijo la lanudita aunque en realidad Eledhwen, Xell y Babila solo oyesen de sus << Beee >> Caramelosa, se fue como ¿gatito? a hacerle arrumacos con el lomito lanudo a Xell ... OwO a ver si aquella humana le daba algo fresquito de algún florero ^^ ! << Beeee >>, traducción ; "No habrán visto a mi ama, ¿verdad? ... no le digan que por aquí ando OwO porque a la ama Adler no le gusta sacarme a pasear ... U.U y eso que soy una oveja bien portada ..." ¿Conversaba? el animalito con los 3 humanos.

115


Eledhwen Hufflepuff A Eledhwen le apenaba la situación de Babila, pero se negó en rotundo a desmemorizar a la muchacha, y así se lo dijo a Babila: - No, Babila, no puedo desmemorizarla, no sería ético; pero tienes que estar tranquilo, esta situación pasará... ¡Es la edad del pavo! En un par de años, tu hija Morena se tranquilizará, y seguro que estará más receptiva con las costumbres de tu familia... Eled se quedó pensativa, ¿Babila entendería lo de la edad del pavo? Igual se pensaba que a su hija le saldría papada... En ese momento, Xell les preguntó si habían escuchado algún balido, y de repente la oveja lanudita que Eled había rescatado por accidente de la caja en la que estaba atrapada, estaba con los tres, allí plantada, como si estuviese hablando con ellos tan tranquila. - ¿Qué hacemos? ¿La lanzamos un Petrificus? ¿O como la atrapamos? Yo es que esto de atrapar ovejas, no lo hago a menudo... - susurró a Babila y a Xell

Xell Vladimir Babila parecía triste con la negativa de Eledhwen, a mí mi prima me parecía tan valiente, enfrentándose al negrito sin temer sus perfumes... A saber de qué mezcla le regalaba el próximo pote en venganza. - Tranquilo, Babila, que todas hemos pasado por lo mismo - ¿me incluía en el término cuando yo no había tenido ni un novio en mi vida? Carraspeé intentando cambiar de tema y entonces volvió a sentirse el balido que había dicho antes. ¡Claro que había una oveja! Y muy zalamera, por cierto, que se frotó contra mis piernas y por poco me hace caer. - ¡Ohh! ¡Es preciosa! Es una oveja... ¡Ay! ¿Esta no es la oveja que...? ¿Habría más de una oveja? Pero si aquella era la oveja de la boda de mi mami y mi papi. - Vamos, vamos, deja de balar, preciosa, que te están buscando... Le rasqué la cabecita, con cuidado, intentando ganarme su confianza. Era ella, estaba segura, la que se había comido el ramo de flores de novia de mi madre Reena. Me dieron ganas de tirarle de las orejas por haberme dejado sin ramo. Pero ahora no podía, no quería asustarla.

116


- Anda, Babila, tú que eres... ¿En tu tribu no sois ganaderos? Sabrás como cazar ovejas. ¿Cazar? ¿Tal vez la intentaría cazar con un arco y una flecha?

Sagitas E. Potter Blue *Babila* ¡Pobre Babila! Nadie entendía sus preocupaciones paternas. Casi hubiera preferido no salvar a la niña de sus ojos en aquel viaje a Uganda si hubiera sabido que Morena le iba a pagar conduciendo motos y escuchando Ipad, con su móvil por todas partes. -- Fue un viaje muy bonito, Babila dice sí, sí, fue bonito. Y Babila aprecia en su medida el esfuerzo de todos, oh, sí, de todo el departamento, para salvar a la niña de mis ojos, oh, sí, Babila está agradecido. Pero Babila no está contento con Morena, no, no. Y en sus ojos se notaba que aún esperaba la respuesta de la nueva desmemorizadora sobre la situación física de su hija. Cuando fue negativa un gran pesar inundó su corazón. -- El nombre Majumba Tenité Amarimiacasí lenianté Nena significa “La nacida en noche de tormenta y con la riada en la puerta”. Fue una noche espectacular, oh, sí, mujer de Babila dio a luz bebé hermoso mientras Babila tiraba agua de la puerta. Los ojitos del Recepionista parecieron brillar de emoción al recordar aquel momento, pero después de volvieron duros al recordar el presente, en el que Morena se había enamorado de un inglés de pelo rubio. Y entonces llegó... ¡La salvación en forma de oveja! Sus dioses le habían escuchado. Le mandaban aquel cuadrúpedo de pelo lanudo del color del pelo de la Directora del Departamento. ¡Era una señal, seguro! -- ¿Oveja que entra frotarse contra las piernas de la rubita? ¡Eso es! He de hacer un sacrificio. ¿Pero de la rubia o de la oveja? -- preguntó en voz alta. Los dioses a veces son tan insondables en sus decisiones. Babila decidió que era de ésta última y la persiguió. -- ¡Eh, tú! Violeta-baluda… Vuelve, que te necesito para hacer un sacrificio a los dioses LumpaLumpa y conseguir que hija de Babila vuelva a las tradiciones tribales.

117


<< Meeeeeee >>, digo ^^ << Beeeeeeeeeeee >> De pronto aquellos humanos ¬¬ al menos 2 de ellos, daban firmes muestras de querer ir tras de sus lanas OwO !!!

<< Beeeeeeeeeeeee >> Advirtió la oveja, en una traducción U.U nooo, mejor dicho, una interpretación al lenguaje humano mas o menos así ; "Alto Uds. 2 0.0 no me miren de esa manera porque me echan el mal de ojo!", retrocedió agachando un poquito el cráneo 0.0 una de las rubias había dicho la palabra humana CAZA, ésa palabra le era demasiado familiar ¬¬ pos si los elfos y hasta la misma amita la usaban muy a menudo en su presencia .-. "Qué se los coma Belzebú!", baló la oveja pegando la huida inmediata OwO aunque como eran 3 contra 1, sortear los 3 pares de piernas y de brazos .-. no era tarea fácil ... << Beeeeee beeeeeeee >>, se quejó dando un salto sobre la mesita de la "adivinadora" U.U haciendo rodar la bola de cristal por un lado, patinando al "bajarse" de ésta y al girar intempestivamente, cruzó por debajo de la misma mesita. "Por qué Me Persigueeeeee", preguntó extrañada la lanudita ya que a su parecer Ella no había hecho nada T-T, además OwO por qué su heroína quería comérsela ahora??? ¬¬ Seguro que ahora que había llenado pancita con ^^ muchos chuches .-. era presa mas apetitosa *Ains* Ése hombrote de piel mas oscura 0.0 sí que le daba mello!, los ojitos le brillaban como le brillaban al elfo cocinero cada vez que le abría la puerta del horno o.O calientito? << Beeeeeee BeeeeeeIeeeeee >> , pidió "ayuda" U.U lástima que nadie entendía la lengua ovejuna T-T

118


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen se abalanzó sobre la oveja, pero el animal era más ágil, y con un salto logró esquivar la mesa de la adivinación (y borrado de recuerdos), y la bola de cristal comenzó a rodar por la mesa, hasta finalmente caer al suelo. - ¡Ay! La bola - miró a la oveja, que brincaba por el stand - ¡que no se escape! Pero nada de sacrificios.... Aquello del sacrificio que había comentado Babila, no le gustaba nada. No conocía los métodos de los Lumpa-Lumpa (aunque imágenes de ríos de chocolate venían a su cabeza), pero si aquella oveja era de Amya, Eled no creía que a una de sus jefas le hiciese mucha gracia que sus empleados se cargaran a su mascota. La oveja balaba lastimera, acorralada contra la pared. Eled la miró, y sonrió: - Ven ovejita guapa, no te queremos hacer daño, sólo llevarte con tu ama...

Sagitas E. Potter Blue *Babila* Babila avanzó hacia la oveja, con intenciones dignas. Dignas porque no hay nada más digno que ser una víctima de sacrificio para los dioses tribales. Allá, cualquiera hubiera dado su vida para servir a los dioses, así que el fin del animal de pelo violeta era claramente digno. Pero algo en su actitud parecía no querer disfrutar de esa dignidad. Hay mascotas que se lo toman todo a la brava, con lo digno que era ser sacrificada por una causa justa. ¿Y qué hay más justo que hacer que una mujer tribal que ha perdido su origen lo recupere y vuelva con los suyos? -- Oveja lanuda, venir. Babila quiere retorcer orejas, con cuello incluido. No doler, Babila jura. ¿Por qué saltaba la oveja por encima de aquella mesa? Dejó que la muchacha nueva rubia recogiera la bola y él se tiró hacia las piernas de la oveja. -- ¡Por fin! Babilla pillar oveja. ¡Oh, vaya! Oveja es esquiva, Babila agarrar las patas de la mesa. El recepcionista se levantó y golpeó la mesa con la cabeza, gateó por debajo y buscó la sacrificada. Pero no había manera. Saltaba, balaba y se movía tan rápido, más que las liebre del poblado. Pero él estaba acostumbrado a cazar liebres para la cena. -- Por ahí, no la deje escapar, seorita Xell, que oveja corre hacia usted.

119


<< Meeeeee >>, digo << Muuuuuu >> ... o.O Miau? ^^ La Agitación en la oveja resultaba tal que ya hasta balar le era difícil .-. Aquellos humanos Carnívoros!!! ¬¬ Acaso No sabían aquellos "seres" disque tan Inteligentes que una Dieta Vegetariana es mucho mas saludable??? ¿? << Beeee-E-eeeeee BEEEEEEE >>, ahora le hacía la competencia a los chanchos (=cerdos, puerquitos, marranitos), es decir, su chillido era tan agudo que rompía los tímpanos como cuando los otros animalitos chillan cuando los arrean al matadero (!). De seguir así OwO todos los cristales del Stand de los Desmemorizadores se quebrarían. En una "finta" (movimiento de engaño ¿en lo deportivo?), evadió ¿el dulce abrazo de Edelhwen? ... U.U incluso esquivó casi de milagro al "macho" humano que así al acecho era (para la oveja) como sentirse ante la mirada del León o el Lobo agazapado listo para brincarle encima e hincarle dientes, zarpas y tooooodo!!! La otra humana humana rubia parecía mas fácil de o.O tantear? La oveja que por muy oveja ^^ también se "picaba" (=encolerizar, embravecer, enfadarse con reacción hacia la otra parte mas que nada), así que le dio la vuelta olímpica a la mencionada bruja y le fue U.U muy descaradamente 0.0 a morder Una Pompis! Acto seguido, después de sacudir su hocico y toda la cabeza para sacarse algún pedazo de tela (y sintética xDDD, como si la lana natural no fuese la mejor 0.0 ay Nop! mejor corro OwO ... la oveja) que se le trabara entre los dientecitos ^^ ... ¬¬ Salió huyendo del Stand con un muuuuuuy Largo << Beeeeeeee Beeee-E-eeeee >>

Eledhwen Hufflepuff - ¡Pero bueno! - exclamó Eledhwen al ver la actitud de la oveja - ¿en serio es una mascota? Está peor educada que el tejón de la Hufflepuff... La oveja seguía esquivando tanto a Babila como Eledhwen. La pobre Xell, que no se movía, se convirtió en el siguiente objetivo de la lanuda. La oveja se abalanzó sobre la Vladimir:

120


- ¡Cuidado! Pero ya era tarde; la oveja mordió en las posaderas a Xell, y después huyó como una cobarde. Eled se acercó hasta la rubia, para interesarse por su estado: - ¿Te encuentras bien?? - se giró hacia Babila - he cambiado de opinión, no tengo ningún inconveniente en que te cargues a la oveja...

Xell Vladimir ¡Ehhh! ¿Qué había dicho? Aquello se convirtió en un caos y todos corríamos contra la oveja. Pero el animal parecía mucho más lista que nosotros. Quién más miedo me daba era Babila, que parecía querer entregarla en un sacrificio. Me dio pena el animalito, pues eso de servir como víctima de un sacrificio no debía de ser nada agradable. Y ella se defendía, se lanzó a la mesa, tiró la bola de adivinación al suelo... Cuando volviera aquella bruja que adivinaba el futuro le iba a dar un ataque. - Pobrecita ovejita - dije en voz alta. No quería que le pasara nada a aquella mascota, me caía bien, porque era tan traviesa como yo. La acorralamos contra la pared. Babila me avisó que corría hacia mi, cosa que era algo que ya veía. - Vamos, linda, prometo que no te pasará nada - le dije. Y pasó entre mis piernas y me reí. Bueno, al menos hasta que sentí el mordisco. Grité y me agarré las posaderas. - ¡¡Ayyy!! ¡Me había mordido! Y yo no estaba vacunada... - Quiero su pelo... Digo su lana... ¡Se va a enterar ese animalejo! Mira que atacarme por detrás. ¿Me ha arrancado algo, prima? ¿Me quedará huella?

Sagitas E. Potter Blue *Babila* Babila se lanzó sobre la oveja en un último intento de atraparla. -- Mi sacrificio. Se escapa... Babila no puede perder a Morenita, Babila no puede quedarse sin tradiciones. Babila necesita la oveja...

121


El pobre recepcionista se lanzó contra ella pero tropezó con la chica rubia que se agarraba el trozo de atrás de su cuerpo y saltaba sobre los pies. -- Babila pide perdón. Babila no la vio. Babila sólo veía las patas traseras de la oveja. Intentó calmarla. -- Tengo un par de ungüentos en el mostrador que puede ayudar a la Dulce Luz De Luna. Babila puede arreglarle el susodicho ese que sujeta y no le quedará marca. Babila promete. Pero no parecían dispuestas a dejarle tratar la zona. Sin embargo, las dos mujeres dijeron algo en lo que sí podía ayudar. -- Babila se carga la oveja, oh sí, Babila se la carga. Babila le trae la lana a la joven Seorita Xell. Babila la sacrifica a sus dioses. Babila cumple los tres deseos. Y salió corriendo en busca de la pobre víctima ovejuna que tenía que dejarse cazar para atender las tres peticiones sobre su persona.

Eledhwen Hufflepuff Xell se agarraba el trasero, mientras blasfemaba contra la oveja. Y Babila que perseguía a la oveja, se chocó contra Xell, y no se cayeron los dos al suelo por muy poco. Eledhwen intentaba evaluar la zona dañada por el mordisco. - Sangre no se ve... - dijo arrugando el ceño - no sabía que las ovejas tuviesen dientes, ¿seguro que es una oveja? A ver si va a ser alguna criatura extraña, tipo Colmillín, y la tienen en la Adler de extrangis... El recepcionista ofreció a la Vladimir unos ungüentos, y Eled, cuyo rostro Babila no veía, puso un poco cara de asco. - Yo creo que un Episkey será suficiente... - murmuró la desmemorizadora, que no estaba muy a favor de curaciones raras. Finalmente, el recepcionista salió en busca de la oveja. Si Amya apreciaba al animal, sería mejor que se fuera despidiendo de ella...

122


Elfo domestico de Kevin Hadintong Luego de atender algunos pedidos de mi Amo Kevin me encontraba dando unas vueltas por los Stands y al ver aquel en el cual decía que se ocuparían de que si algún recuerdo le podría causar inconvenientes ellos se encargarían de que lo olvidaras.

Cuando estaba por ingresar una oveja salia de allí a todo trote y al rato detrás de la misma lo hacia alguien muy parecido a..... el Sr. Babila???, trate de no meterme en lo que no me incumbía y decidido entro al Stand.

Allí dentro se encontraban la Amita Xell al parecer con alguna especie de herida la cual la Srta. Eledhwen la trataba de asistir. Desde mi sitio trate de llamarles la atención sin ser irrespetuoso

-¡Disculpen Amitas pero tal vez no sea el momento oportuno pero necesitaría de los Servicios de esta Oficina!-

Y ante el asombro de las dos luego de hacerles una reverencia me acerco a las jóvenes con respeto

-¿podría pedirles que me ayudasen a olvidar un recuerdo que tuve de un Ataque hace mucho tiempo en el Negocio del Amo Kevin, *El Renacer del Fénix*?, es que a pesar de que mi Amo logro sacar la mayor parte del mismo aun viene a mi mente algunos recuerdos que me erizan la

123


piel. Pero si se encuentran ocupadas lo entenderé y veré de que lo hagan en otro momento, solo que les pido que sea en absoluto secreto nadie debe enterarse de lo que paso en aquella ocasión se lo prometí a mi Amo y a sus Hermanas de que nadie se enteraría por mis labios-

Esperando la respuesta de las Jóvenes me quedo próximo a ellas aun con mi cabeza inclinada con algo de vergüenza pero con el intimo deseo de que ellas me pudiesen ayudar a cumplir mi promesa, si lograban extraer aquel recuerdo para siempre podría hacerlo con más confianza de que nadie se enteraría

Eledhwen Hufflepuff - Episkey - dijo Eledhwen apuntando a Xell, en la zona donde le había mordido la oveja - ya está... Sintió que alguien entraba en el stand, y pensó que sería Babila. Pues sí que ha atrapado rápido a la oveja, pensó. Pero no era Babila. Era alguien algo más pequeño. Eledhwen reconoció al elfo doméstico de Kevin. Se llamaba Wolfring, o eso creía. - Hola Wolfring, dime qué necesitas - le dijo curiosa la Hufflepuff, tras escuchar que el elfo necesitaba de sus servicios. Escuchó atentamente las palabras del elfo, y después, la desmemorizadora miró a Xell. - Al fin voy a desmemorizar a alguien... - murmuró, más para sí que para el resto, y le dijo al elfo - bien Wolfring, supongo que no querrás conservar ese recuerdo, por lo que desecharemos la idea de guardarlo en un frasco de tapón verde... Sacó de nuevo su varita, y se agachó, para ponerse a la altura del elfo. Eledhwen le miró directamente a los ojos, e intentó quedarse lo más relajada posible. Debía dedicar toda su concentración a lo que iba a hacer. Visualizó en su mente el recuerdo que Wolfring le había explicado, y le preguntó, por si acaso: - ¿Estás seguro? - esperó a la confirmación del elfo, y murmuró, apuntando con la varita ¡Obliviate! El rostro del elfo se relajó, y tomó un rictus despreocupado. Eled miró sonriendo a Xell, y dijo alegre:

124


- Creo que ha funcionado, por fin he desmemorizado. Miró a su alrededor; aunque sólo hubiese sido para un ser, aquel stand había sido útil. O incluso para dos seres... Eled acababa de recordar el episodio de la bruja Sorgiña y Amya_An... No pudo evitar reírse...

Elfo domestico de Kevin Hadintong

Primero la joven bruja rubia se encargo de sanar a la Srta. Xell y luego con delicadeza se dirigio a mi y apuntando con su varita a mi cabeza pronuncio aquellas milagrosas palabras. Al instante todos aquellos malos recuerdos que lo atormentaban desaparecieron definitivamente de su dminuto y torturado cerebro -¡Gracias Srta. Eledhwen me ha sacado aquellos malos pensamientos y ahora podre seguir haciendo alegremente lo que me ha mandado mi Amo, de seguro cuando le cuente lo que usted ha hecho por mí se lo agradecerá eternamente al igual que este humilde Sirviente!Y sin controlarme la abrazo tiernamente, luego al darme cuenta de lo atrevido que había sido mojándome me separo de ella y con una reverencia me despido de las dos y sin voltearme salgo corriendo, debía cerrar el Stand del Renacer para poder retirarme así volver con mi Amo que me esperaba en el Ministerio.

125


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen se sorprendió al ver que el elfo se abalanzaba y la abrazaba. Al parecer el elfo también se sorprendió por su impulsividad, y se separó rápidamente. Tras hacer una reverencia, se despidió de las dos brujas. - Una se siente muy bien al ayudar a la gente - murmuró Eledhwen; había visto agradecimiento en los ojos del elfo. Realmente tenía que ser agradable poder olvidar para siempre los malos recuerdos. Se giró y vió las paredes decoradas, y los diferentes rincones del stand. Si todas las desmemorizaciones que hiciese en el futuro, la hiciesen sentir así de bien... Sí, aquel trabajo merecía la pena. La Hufflepuff se dirigió a Xell, y le explicó: - Voy a cerrar el stand, ¿nos vemos en el departamento? La Vladimir abandonó el local, y Eledhwen se quedó sola. Tomó su varita, y tras varios movimientos, los objetos y adornos comenzaron a desaparecer. ¿Su destino? Unas cajas de cartón, que reposarían hasta otra ocasión en los sótanos del Castillo Hufflepuff. El local quedó vacío, a excepción de un cartel:

Que no hay, para olvidar amor, remedio como otro nuevo amor, o tierra en medio Pero si no tienes ni amor, ni ganas de viajar, aquí te podemos ayudar

Eledhwen bajó la persiana. - Hasta el año que viene... - murmuró. Estaba segura de que el año que viene repitirían Evento. Caminó en dirección a los stands de negocios. Seguro que le daba tiempo a hacer un par de compras y comer algunas chuches...

¡¡Gracias a todos por su participación, de parte del DAMyC!!

126


Ya había llegado el Día, todos esperábamos ansiosos de que aquel Evento tuviera el éxito deseado ~ el que supiesen más de las Actividades de las cuales se encargaban en las distintas Oficinas del Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes o DAMyC como le decíamos nosotros ~.

Yo recorría el predio donde se desarrollaría dicho Evento con bastantes nervios y muchas expectativas; no dudaba de que todo iría bien además de Divertido, pero era sabido de que la gran mayoría conocía de gran parte de cómo se trabajaba en las Oficinas de Los Revertores y Desmemorizadores; pero de la Oficina a mi cargo era poco o casi nada lo que allí hacíamos en verdad. Así que había puesto mucho en juego para que el resto de la Comunidad Mágica se interesara en las posibilidades y recursos con los que contaba para que pudiesen llevar con éxito sus tareas diarias.

Mientras me dirigía a donde se emplazaba mi sector designado observaba como tanto su Hermana como su compañera se habían esmerado en mostrarles a todos de que trataba la función que cumplían sus distintas Oficinas en el DAMyC y se Admiraba de la Exquisita Presentación de estas.

127


La suya era más digamos….humilde pero no menos espectacular. Dicha Sección, en la cual solo se destacaba un Letrero Luminoso en el cual se podía leer:

Flotaba sobre la entrada de una tienda de campaña en la cual el solo verla nadie se imaginaría que tuviese la capacidad para poder albergar las distintas Exhibiciones de las tareas que desempeñaba dicha Oficina, pero ni bien se entraba en ella uno se daba cuenta de por qué uno quería con tanto fervor lo que era capaz de conseguirse con La Magia Bien Usada; ya que por medio de un Hechizo de Ampliación yo había conseguido incluir dentro de la Aparente pequeña tienda varias secciones bien diferenciadas.

Apenas uno entraba podía recorrer un Gran Salón que daba la bienvenida a los concurrentes para poder desplazarse por el mismo con total comodidad, este se encontraba iluminado cálidamente por varias antorchas encendidas flotantes, las cuales permitían a los visitantes ver con detalle todo lo que allí se encontraba.

Si se observaba a la derecha podía encontrarse con dos grandes puertas cerradas, donde se encontraban grabadas sobre ellas figuras de todos los animales conocidos mágicos y no. Ante estas se encontraba un letrero con letras doradas, enclavado en un pequeño mástil que decía:

Detrás de estas puertas y solo dentro de este cuarto, ya que al volver a salir por las mismas volverás a ser lo que eras, podrás explorar tu Animal Interno aquel que podrás o desearas ser si llegas a conseguir tener las Habilidades; el Rango y Conocimientos requeridos para tener lo necesario para ser un Animago Registrado. Prepárate para lo que serías capaz de Hacer siéndolo. Me enorgullecía de aquellas palabras escritas por mí para luego de ver que todo estaba en orden continuar recorriendo el Gran Salón. Al frente y al fondo una gran arcada daba paso a lo que en otro Letrero indicaba:

128


‘'Exhibición de Objetos a los cuales se les aplico la Magia para que todos nos beneficiemos sin que abusemos.''

Al entrar por aquella Gran Arcada la cual se encontraba con variadas Runas; piedras preciosas y diferentes inscripciones antiguas, incrustadas y talladas en la misma, las cuales aseguraban de que nadie pudiese digamos…..llevarse algún Suvenir, ya que cumplían la función de proteger los objetos que en el interior de dicha Exhibición se encontraban al alcance de todos. Y a la Izquierda pero no menos importante, sobre una gran pared al mejor estilo de Gran Pantalla de Video Muggle, aparecían y desaparecían la Explicación en palabras de todo lo que nos encargábamos de Hacer en la..... Oficina Contra el Uso Indebido de la Magia.

#Oficina encargada del castigo para las personas que usen hechizos prohibidos (hechizos fuera de rango o bando), inventen hechizos o experimenten con criaturas mágicas sin permiso del ministerio. #También se ocupa del uso indebido de la magia en presencia de muggles o con muggles o la magia realizada por los menores de edad. El Estatuto para el Secreto de la Magia debe ser respetado y los empleados de esta oficina no dudarán en vigilar y perseguir este tipo de acciones. El Comité de Excusas para los muggles y la Oficina de Desmemorizadores, ayudarán a resolver las implicaciones que la magia realizada en presencia de muggles o con muggles haya podido generar. Además y no menos Importante: #Se debe encargar del REGISTRO MINISTERIAL DE ANIMAGOS y de velar por que los magos que posean ésta habilidad no la usen de modo Indebido Si bien el ser animago no implica ningún accidente y no resulta catastrófico… a menos que en su forma animal no se comporten como es debido como por ejemplo: Que….. se les ocurra levantar la pata sobre el nuevo sillón del dueño de casa… es nuestro Departamento y en especial La Oficina contra el Uso Indebido de la Magia la encargada de llevar adelante el Registro de Animagos según lo previsto en su estatuto arriba mencionado.

129


La ficha a completar para el registro de Animagos es la siguiente: Registro de Animagos

• Nombre Completo: • Link a Ficha de Personaje: • Animal en el que se transforma: • Rasgos específicos del animal en el que se transforma: • Otros Antecedentes que quiera aportar:

*Se recuerda a los postulantes a la licencia de animagos que antes de obtener el permiso Ministerial, deberán realizar una prueba de transformación ante el Jefe de la Oficina contra el Uso Indebido de la Magia, alguna otra persona por él designada en la misma oficina o el Director/a del Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes. La misma deberá ser efectuada en la citada Oficina. *También deben saber que todos aquellos magos y brujas de la comunidad que posean la ''Habilidad de Animagia'', que su no registro como animago implica una indebida utilización de sus habilidades mágicas, las cuales podrían ser sancionadas por este Ministerio. Dichas sanciones consistirán en: Trabajos comunitarios dentro de los distintos Departamentos o Dependencias del Ministerio (incluyendo trabajos en San Mungo, colaboraciones con los reporteros de El Profeta o alimentar a los Dragones de Gringgotts, etc.). *Además ningún mago o bruja que no cuente en su ficha de registro con la Habilidad de Animagia podrá transformarse en ningún tipo de criatura o especie de animal. Los animagos registrados no podrán tomar la forma de otro animago por lo que al momento de registrarse debe tenerse en cuenta el listado oficial de animagos, el cual podrá ser consultado en la Oficina Contra el Uso Indebido de la Magia por todos los Autorizados para poder tener Dicha Habilidad. Luego de ver como había quedado todo con orgullo suspire

-¡Adoro la Magia!-

130


Y cuando me retiraba para volver al exterior note que faltaba algo, tomo mi varita y con una filigrana al aire en dirección a la parte superior de la Salida hago aparecer un ultimo cratel flotante que decía:

~La Magia es algo Maravilloso, para beneficio y entretenimiento de todos si en realidad le das Un Buen Uso~ Después de un breve momento de observar aquel cartel de despedida a los visitantes guardando mi varita en su agarre automático en mi antebrazo derecho, solo quedaba el acomodar mi Impecable Traje Blanco, con zapatos y medias al tono; mis gafas anque mis mechas entrecanas. Para luego con un suspiro de satisfacción volver al exterior y asi prepararme para recibir a la concurrencia que esperaba se interesase por lo que realizaban en el Departamento y en la Oficina de la cual era el Jefe. OFF. ¡¡Sean Bienvenidos a conocer nuestra Oficina, tal vez no sea la más entretenida pero para aquellos que les gusta lo Increíble aquí lo podrá encontrar entre los Artefactos Encantados bajo nuestra Estricta Custodia pero....siempre es más divertidi todo si Actuamos en conjunto con las Oficinas de Revertores y Desmemorizadores para formar un Gran Equipo....El de el Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes. Espero que se diviertan investigando y Roleando en los recovecos de nuestra Exposición ¿¿Que esperan??....entren en la Magia de los Animagos; Objetos Hechizados y tal vez algo más

131


Oveja violeta que oculta en una caja de Reversiones se coló, oveja traviesa que con su genio no puede siempre en apuros se ve, a su ama nunca obedece y en un lio tras otro se mete siempre! ... ^^ pos Adleriana es, ¿no? Efectivamente, sin invitación expresa la lanudita se las había ingeniado para introducirse en uno de los cosos que Amya_An llevara hasta su mansión y que ahí acumulara (previamente) hasta el día del Evento, cuando finalmente serían (entre cajas y cajones y demás) llevados y entregados al Stand en donde Ella ¿atendería? Pero los de la "mudanza" habían errado con uno de los paquetes. Se habían equivocado y en vez de Reversiones, lo habían ido a entregar a Indebidos. Para aquellos, le era igualito ... de todas formas quedaba en la dirección de entrega. La mediana caja de madera con unas enormes letrotas rojas FRÁGIL, así como una flechota apuntando hacia arriba que indicaba que el coso aquel no debía de voltearse por ningún motivo. T-T Eran algunos especímenes florales que la Adler habría dispuesto para la decoración de su espacio. Para hacerlo visualmente un poco mas ¿cálido? y para aromatizar también ... ¬¬ claro que la condenada ovejita se habría desayunado todo aquello ya! Ahí en el rinconcillo que la había dejado, la caja se meneaba tantito. Apenas si se escuchaba de cuando en cuando un "beeee" muy suavecito desde el interior y suavecito también como una rascadita de pezuñita en la madera. o.O Alguien la escucharía antes de que terminara asfixiada allí dentro? U.U Bueno, pos si nadie llegaba a Tiempo, éste narrador se vería en la obligación de hacer balancear la caja peligrosamente para que al estrellarse contra el suelo duro, la madera se aflojara lo suficiente como para dejar libre a la ovejuna (¬¬ o de plano reventaría la caja???).

132


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen soltó un silbido de admiración al entrar en el stand del Departamento contra el Uso Indebido de la Magia. - Vaya, Kevin debe de tener enchufe con Sagitas, su local es mucho más grande que el de Desmemorizadores - dijo la chica. Atravesó el Gran Salón, que invitaba a sentarse y relajarse, al compas del reflejo titilante de las llamas de las antorchas. Y se fijó en una gran puerta, en cuya superficie había multitud de animales grabados. En la zona superior, una placa informaba que al atravesar aquella puerta, uno podría transformarse durante unos minutos en el animal que lleva dentro, el animal cuyo aspecto adoptaría, de poder ser un animago. - Vaya, qué interesante - dijo Eledhwen - ¿qué animal sería yo? Beeee... Eled enarcó una ceja, y se preguntó: ¿esta puerta tiene poderes? Beeee... Ya la Hufflepuff puso los brazos en jarras sobre la cintura, y exclamó enfadada: - No, para nada, ¡¡yo no sería una oveja!! Beeeeeeeeee.... La Hufflepuff estuvo a punto de dar una patada a la puerta: - No, no, y no, no quiero ser ovej... Ras, ras, ras... Dejó la pierna suspendida en el aire, a pocos centímetros de la puerta. Aquel ruidito había sonado como pezuñas frotando madera. Se giró buscando el origen del ruido. Beee... - Esa caja bala - se dijo a sí misma, y, precavida, se acercó con cuidado. La caja se movía de vez en

133


cuando. - ¿Hola? - preguntó Eled tocando con los nudillos sobre la superficie de madera. Fue contestada: - Beee La Hufflepuff miró alrededor, buscando ayuda, pero no había nadie. Tras unos segundos pensativa, y volver a escuchar un Beeemás débil que los anteriores, se decidió a abrir la tapa de la caja...

Sagitas E. Potter Blue No sabía nada de este Stand. Kevin había sido tan enigmático con su zona que no había soltado prenda sobre lo que había planeado, dejándonos a todos muy interesados. Bueno, al menos yo estaba interesada. Ya había estado en algunos stands de los negocios, saludando a los dueños y agradeciéndoles como directora que hubieran depositado su confianza en nosotros. Y ahora tocaba que me pasara por los stands de los negocios. Así que el primero que visité fue el de mi hermano Kevin, Uso Indebido de la Magia, ya que era el que desconocía por completo. Abrí la puerta y murmuré su nombre. -- ¿Kevin? No había ruido. ¿Es que no había nadie? ¿Pasaba y chafardeaba todo lo que había allá, metiendo mis narices donde no debía, excepto como directora, exhibiendo mi rango delante de mi hermano? ¿O mejor confiaba en su criterio y esperaba a que él llegara y amablemente me lo enseñara? O cabía otra posibilidad, que era esperar que algún despistado entrara y yo me uniera a su grupo. Sonreí. Sólo fue un momento. Al instante algo me atacó el pecho y me tumbó contra el suelo. Me di un golpe en la cabeza, seguro, ya que me pareció ver una oveja de lana violácea que saltaba a cuatro patas y huía del stand. -- ¿Esta era la sorpresa? -- protesté, algo enfadada. Y sin embargo, aquella oveja... Vi movimiento delante de mí y me incoporé un poco, sentándome en el suelo.

134


-- Eledhwen, ¿qué era eso? ¿Es que Kevin ha puesto un zoológico de...? ¡¡Ohhh!! Vi la caja tumbada, con restos roídos de flores y adiviné que venían de la Floristería. Y por tanto, eso me llevaba a la culpable de que mis posaderas estuvieran muy doloridas. -- ¡Amyaaaaa! -- grité. -- ¿Te has traído la mascota oveja desde la Adler? Ahora tendríamos que montar una brigada de caza, no, mejor de captura. Seguro que mi hermana se sentiria mal si la mandábamos al otro barrio. Pero no podíamos dejar que se comiera nada de los stands de los patrocinadores...

"Linda Humana de cabellos dorados" dijo la oveja pero lo único que se le oyó fue su acostumbrado << Beeeeeeeeee >>. Mas que agradecida, lanitas violáceas brincó por fuera de su prisión maderesca hacia los brazos de su salvadora. Quiso demostrarle TODO su agradecimiento con una pasadita laaaarga de su lengüita ovejuna por toda su suavecita mejilla. << Beeeeee >>, volvió a ¿pronunciar antes de saltarse hacia un lado y ¬¬ ver qué mas o.O comerse??? "Aquí huele raro", se dijo la oveja OwO aunque todos escucharan mas y mas << Beeeee >> solamente. Aquella humana buena onda que la había salvado de una inminente muerte por inanición (U.U pos sí, aquella oveja devoraba hartas flores ... 0.0 si si ama No se acordaba de darle de comer!) le hacía unos mimitos preciosos ... le estaría tratando de hacer trencitas sus lanas violetas? << Beeeee >> y mas << Beeeeee >>. OwO o lo que en realidad procuraba Eledhwen era atrapar a la oveja y devolverla a la caja por si era una de esas "cosillas" que se guardaban (¬¬ por peligrosa) dentro del Cuarto Blanco???

135


Pero la Oveja también era una excelente brincadora (oveja o cordero?) ; "Ahhhh, mi salvadora quiere jugar a Atrápame si puedes ^^ !", baló otra vez. Pobre Jefe de los Indebidos que ahora encontraría un revuelo en su Stand tan mono .-. , culpen a la oveja rebotadora (que tendría genes cangurescos?) que deslizándose por entre las piernas de la rubia (Eled) y zigzagueando entre varios cosos ahí dispuestos (OwO algunos pudieron haberse volteado y vaciado parte de su contenido) logró escaparse temporalmente. << Beeeee >>, dijo una penúltima vez cuando encontró algo "interesante" que olisquear (OwO se lo habría comido???) para luego salir disparada hacia ... "Lindo color de cabellos", dijo en su lengua ovejuna a Sagitas entrante. Le simpatizaba aquella otra humana, aunque Ella (la oveja) pensaba que a Ella le quedaba mejor el nombre Sagitas (¿?). << Beeee >>, se echó correr hacia afuera porque ya olía el aroma de chuches de feria ... además, sabía (la oveja) que la ama Amya_An tenía mas cajas con flores por alguna parte (!).

Eledhwen Hufflepuff Al abrir la caja, en un principio sólo vió un montón de lana morada. Temerosa, la tocó con suavidad, pero a los pocos centímetros notó algo sólido. La lana se movió, y la Hufflepuff comprobó que la lana iba unida a una oveja, que baló contenta, y salió de la caja. Se quedó mirando a Eled y le soltó un lametón (Eled supuso que de agradecimiento) en toda la cara. - De nada - musitó estupefacta. Dió brinquitos y balidos por el stand, recorriéndolo en una vuelta de reconocimiento. A la Hufflepuff le costó reaccionar, pero después pensó que aquella oveja podía ser un claro ejemplo de Uso Indebido de la Magia, y que si estaba suelta por su culpa, podría cargársela (la bronca, no la oveja. Así que comenzó a perseguir e intentar atrapar a la oveja, pero el animal parecía tomárselo como un juego. - ¿Acaso te crees que esto es un pilla-pilla? - dijo Eled, con la lengua fuera del cansancio. La bruja se paró para tomar aliento, y vió a la oveja dirigirse hacia ella: - Eso es, muy bien, ven aquí - murmuró Eledhwen. Pero la oveja no paró al llegar, se coló bajo las piernas de Eled, e hizo que ésta cayese al suelo de

136


frente. - Maldita oveja del demonio... - murmuró. Escuchó el trote de la oveja, un impacto, y un golpe: pum. Después, unas palabras, de voz conocida: - ¿Esta era la sorpresa? Eled se levantó del suelo frotándose la nariz, y vió a Sagitas tirada en el suelo. - He liberado una oveja peligrosa... - dijo Eled ofreciéndole una mano a su prima para ayudarla a levantar - Kevin me va a matar... La pelivioleta seguía sentada en el suelo, preguntando por aquella oveja, pero entonces fijó la mirada en la caja de la que había salido, y pareció unir cabos. Pegó un alarido preguntando a Amya si había traído a la mascota de la Adler. - ¿Esa oveja es la mascota de la familia Adler? Y luego yo me quejo de Mel el Glotón... - murmuró Eled, que seguía frotándose la nariz. Estaba adquiriendo un tamaño con el que no tendría que agrandarla falsamente para cuando volviese al stand de Desmemorizadores, y se disfrazase de bruja verrugosa.

Xell Vladimir Los gritos se sentían desde fuera. Algo violáceo me llamó la atención y vi a mi tía a cuatro patas, corretear por la zona de la fiesta. - ¿Qué te pasa, tía? Pero no me contestó y se metió en la zona de los stands. Como de la tienda de mi papi salían voces airadas que llamaban por la tía Amya, me acerqué. - ¿Qué son esos chillidos? Estáis asustando a los visitantes. Al fijarme en quien estaba por allá me extrañó ver a mi prima Eledhwen y a la Tía Sagitas en el suelo. - ¿Qué te pasó? ¿Te has caído? ¿Y por qué corres a cuatro patas por los stands, como si fueras un animalito?

137


A veces, Sagitas hacia cosas muy raras. - Deberías comportarte con propiedad, tía, como una Directora de Departamento. Si llega a venir alguien importante y te ve corriendo así... ¿Qué hubiera pensado de ti? Eché un vistazo alrededor. Todo el stand echo un desastre, con cajas rotas por el suelo, restos de flores mordisqueadas. - ¿Por qué no arregláis esto antes de que llegue Kevin y os riña por estropear su trabajo? Y comer palomitas de las que vende Babila, están más buenas, creo. Yo no pienso comer flores por mucha hambre que tenga.

Sagitas E. Potter Blue Eledhwen me ayudó a incorporarme y dijo que había liberado a una oveja peligrosa. -- No lo sabes tú bien. Esa oveja es... ¡El terror de Ottery! ¿Estuviste en la boda de Reena y Kevin? No, no había estado. Era cuando aún estaba en España, seguramente no le habrían llegado las noticias. -- ¿Nadie te ha hablado de la boda? Fue un puro desastre desde el principio -- le dije. Miré a los lados, esperando que Kevin no estuviera cerca. Bajé la voz. -- La sacerdotisa, o seasé, yo, perdí la memoria y no recordaba ni un salmo de los ritos. El novio perdió el traje y ... Solté una risotada pero recuperé el tono de nuevo. -- ... y mi hijo Matt tuvo que improvisar, no sé de donde sacó una disfraz de hamburguesa del Macdonalds y se lo puso, pero estaba tan "ido" -- y le hice un gesto de beber, con el dedo pulgar e índice que esperaba que entendiera -- que creo que fue Amya quien le dio una poción multijugos a Babila, nuestro recepcionista para casarse. Durante unos minutos, Reena se estuvo casando con nuestro negrito. Espera, espera, que hay más. Me sacudí el polvo de las posaderas y después me miré el pecho, a ver si la oveja me había dejado marcadas las pezuñas. En aquel momento entró Xell y empezó a reñirnos por el ruido que hacíamos. Le iba a contestar pero después me puse a reír de nuevo. -- Aquí, la dama de honor, puso una alfombra de flores que justo cuando la novia iba a pisarla estaba llena de gusanos de esos asquerosos con pelos, y reptaban por todas partes. Las decoraciones no llegaban a tiempo y los fantasmas del coro iban de un lado al otro , sin saber qué

138


hacer. Los niños juguetearon con las arras y los anillos y las enterraron, porque querían jugar a piratas. Y la oveja... Por fin llegaba a esa oveja dichosa. -- Se coló en la fiesta vete a saber cómo. Yo creo que se huele las fiestas, como la de hoy, fíjate como se ha colado. Pues se dedicó a mordisquear todas las flores que vio, incluido el ramo de la novia. ¿Quién te crees que saltó a por el ramo cuando Reena lo tiró al aire? Pues desapareció, y eso que Reena quería regalarlo a alguien... No pude reprimir la risa de nuevo. -- Así que cuídate de la oveja, debe de estar tramando algo, y me temo que la encontraremos en algún momento balando encima de la noria, como si lo viera. Anda, ayudarme a buscarla antes de que haga algún estropicio que tengamos que pagar. Os recuerdo que las arcas del departamento están a cero gracias a ciertas multas de alguien en el Atrio. Y me puse a silbar.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen negó con la cabeza cuando Sagitas le preguntó si no había estado en la Boda de Reena y Kevin. - No, estaba fuera, en España, fue una lástima no poder asistir - contestó con voz triste. Pero se animó al ver que Sagitas comenzaba a explicarle todo lo que sucedió durante la boda. Al principio Eled abrió los ojos pasmada, después la boca, hasta tal punto que parecía que iba a desencajarse la mandíbula, y al final, sólo podía murmurar: - Ay, pero... ¡no puede ser! ¿Y también pasó eso? Sonrió, ya que no podía evitarlo. La boda había sido un desatre, pero estaba segura de que todos se lo habían pasado fenomenal. Después, se puso seria, con los brazos en jarras: - Hay que detener a esa oveja, antes de que sea demasiado tarde...

139


Kevin Hadintong

Luego de haberle indicado a Matt donde se encontraban los Atractivos Juegos de ~ valga la redundancia :3 ~ Atracción o Divertimento, se me ocurrió darme una vueltecita por mi Sección. En el camino me cruzo con la divertida lanuda Adler violácea que a la disparada se escabulle rápidamente de mi vista antes de que le pudiese decir algo?????. Le reste importancia ya que ella también tenía derecho a juguetear por allí, al fin y al cabo era parte de la familia a pesar de sus comoquicimos líos revoltosicos, para seguir en dirección a la tienda de campaña.

Al entrar en esta me encuentro con mi mana-Directora; a Eled y a mi querida hija -¡Al parecer no han podido con la curiosidad y eso me gusta!-, les digo con una sonrisa mientras me acerco a ellas, pero entonces se desvía mi vista por la zona de Exhibición de Objetos y noto un cierto desparramo

-Ahora se porque la oveja no se detuvo cuando se cruzo con migo- y meintras pensaba un ''que le vamos a hacer'' con una sonrisa llame a mi Elfo

-¡Wolfi..... te nececito!- y con un rapido ¡Plop!, este se hace presente -¡Dga usted amo!-¿Podrías acomodar nuevamente la Exhibición y luego necesito que vallas a buscar esto de la Habitación Blanca en el Departamento de Accidentes que me lo he olvidado?-, primero indicándole que arreglase el pequeño estropicio que había dejado la traviesa oveja para luego con mi pequeña lista de Artefactos y Objetos que debería traerme ya que me los había olvidado en el semi-apurado traslado -¡Cuente con ello amo!-, para rápidamente luego de tomare mi nota drigirce a la sala, seguramente para acomodarla y desaparecerse luego.

140


-Y diganme...¿como les ha ido hasta el momento en el Evento?-, para con disimulo, por detrás mio hago flotar una pequeña cajita que al encontrarse con mi hija explota como caja de sorpresa

Y junto con el cachorrito las palabras:

~¡Feliz Cumpleaños Hija del Alma!~ , que se escucha con mi voz tiernamente.

Xell Vladimir

Pensé que Sagitas me iba a decir algo cuando dije que estaban haciendo mucho ruido. Sin embargo, se puso a reír y me señaló. Después se puso a contar anécdotas de la boda de mi mami y mi papi. Me sonrojé cuando dijo lo de los gusanos. - Eh, espera, cuéntalo bien. La alfombra de flores quedó cubierta de gusanos asquerosos y viscosos; cuando sonaron las campanas de la iglesia, los gusanos metamorfosearon en mariposas de mil colores que recibieron a Reena. No quedo tan mal, al final. Recordaba lo de las arras, cuando se las dieron a Reena, aún estaban recubiertas de la tierra del huerto de los monjes. Y el ramo desapareció y no se encontraron ni las hojas. Así que fue la ovejita... - Hay que detener a la oveja - repetí. Si era tan peligrosa... - No quiero que se coma los marcadores de los libros que he traído para regalar a los clientes. Papi entró en ese momento. Él fue más práctico. Nosotras criticando al animal, él limpiando lo desparramado en el suelo por la ovejita glotona. - Hola, papi. A mi me gusta mucho lo que estoy viendo. Y me han dado una sorpresa al celebra mi cumpleaños. ¡¡Ohh!! Kevn había hecho aparecer una caja sorpresa a mi espalda, que explotó y asomó un perrito

141


adorable. - ¡¡ooooohhhhhh!! ¡¡Papaaaaaaá! Me has regalado una mascota... ¡Se llamará Turbo! Muchas gracias , muchísimas gracias! Con el animal lamiéndome la cara, me olvidé de stands y de ovejas. Sólo quería tener a mi cachorrito en brazos.

Kevin Hadintong

-¡Aunque tu ya lo sabes, para tu mami y para mi seras siempre nuestra ''Princecita''- , acercandome a ella para darle un abrazo, con cachorrito incluido En eso otro.....¡Plop! en el aire me hace notar de que Wolfi había regresado y de seguro estará acomodando las cosas que le pedí traer. Solo paso unos minutos para ver que venia a nuestro encuentro cargado con otra caja -¿debo suponer que lo que te llevas allí no será que se han roto algunas cosas y tendremos que arreglarlas no?-¡¡Tranquilo Señor Hadintong, en la Exhibición esta todo como se encontraba desde un principio: acomodado; en su sitio e impecablemente limpio, en esta caja solo llevo algunas cosas para acomodar en el Stand del Renacer del Fénix y si me lo permite seguiré con mi tarea!!- para con su caja dirigirse a donde se encontraban los negocios. Entonces me encogí de hombros como pensando ''¿si el lo dice?'', para luego ver a mi hija jugando con su cachorro Turbo y drigiendome nuevamente a ella; a Sagi y Eled -¿Habeis conseguido a algún servicio de Seguridad verdad?, porque a pesar de tener todo aquí resguardado con algunos conjuros siempre es bueno que algunos Guardias se diesen una vuelta de ves en cuando para ver que todo esta en orden-, lo dje como para saber si habían conseguido aquella ayuda extra para seguridad de todos

142


Sagitas E. Potter Blue Eledhwen parecía completamente anonadada con la noticia de la boda de Reena y Kevin. Por suerte, todo había acabado bien. Pero la oveja era un animal muy escurridizo. Iba a organizar un equipo de búsqueda cuando entró Kevin. -- ¿Viste a la oveja? ¿Sabes por dónde se fue? – pregunté rápidamente. ¿Pero por qué no me hacían caso? Entreví que algo se elevaba delante de nosotras y explosionó. -- ¿Qué demonios…? Y me contestó un ladrido. Fruncí el ceño. -- ¡Por Merlín, Kevin! No podemos tener animales sin legalizar en el evento. De un momento a otro llegarán los de Criaturas, y si nos pillan con un animal sin registro, nos pueden cerrar el evento. Empecé a estressarme de nuevo. Nadie me hacía caso. Todos alababan aquella criatura preciosa, eso sí, hasta le habían puesto nombre: Turbo. -- Vale, está bien, pero procurar que si hay algún funcionario cerca, no se entere de que tienes un perro. Y que no ronde por los stands de alimentación, que está prohibido por normativa. Bastante tenemos con la oveja… “Princesita, princesita”, murmuré, algo malhumorada. Aunque no era por ellos, era porque odiaba los imprevistos y, por supuesto, la oveja lo era. -- ¿Vas a abrir el Renacer? Estupendo, hermanito, así me dedico a otra cosa, que ahora tengo tantas en la cabeza… Xell ni caso, ella jugueteando con el perrito. Suspiré y contesté a Kevin. -- Sí, conseguí ayuda externa para las guardias, precisamente de uno de los negocios que eran patrocinadores. Son los de ASPN y ya los he visto entrar. Hay un montón… Creo que van a hacer un trabajo genial. Y suspiré, viendo al perrito de Xell. -- Oye, Kevin. ¿Qué objetos has sacado de la Habitación Blanca? ¿Has hecho un recibo? No quiero que se pierda ninguno cuando la fiesta acabe. Lleva un control, ¿vale?

143


Xell Vladimir Papi también me llamaba Princesita, como me había puesto mami el primer día que pisé la Vladimir. Estaba tan contenta... Le abracé muy fuerte, feliz por su abrazo y por el regalo de cumpleaños. Era una chica afortunada teniendo unos padres como ellos y una familia como la que tenía. - ¿Tendré que ir a registrar a Turbo? - pregunté, al ver tan preocupada a tía Sagitas. No habría problema, lo haría en Criaturas en cuanto acabara la fiesta. Era tan bonito... - No te enfades, tía, prometo que nadie se dará cuenta que el perrito está por aquí. Si tengo algún problema, le pediré ayuda a Eledhwen. Seguro que me deja que lo lleve a su mansión a juguetear con Gora. Dejé de prestar atención, saqué el perrito de la caja y le llamé, para que corriera por el suelo. ¡Era genial tener una mascota! - Tía, papi, ¿puedo llevarlo a la piscina? Seguro que tiene calor y yo no quiero que se deshidrate

Eledhwen Hufflepuff Kevin Hadintong hizo aparición por el stand que tan magníficamente había preparado, y Eled se puso colorada, por si el hombre se enfadaba por el estropicio que había montado la oveja. Pero rápidamente llamó a su elfo para que reparase los desperfectos, y Eled suspiró aliviada. Además, Hadintong traía un regalo para su hija Xell, un lindo cachorro llamado Turbo. La Hufflepuff sonrió; le encantaban los perros. - Es una preciosidad - y asintió ante las palabras de Xell - sí, cuando quieras, Gora es muy sociable, y también tengo algún libro sobre cómo educar a los perros... - pensó en su bulldog, algo asilvestrado últimamente, y añadió - aunque para lo que me han servido..

Sagitas E. Potter Blue -- Sí, Xell, has de registrar el animalito o tendrás problemas con el Ministerio. Y sabes que tu madre es directora de un departamento, no puede permitir tener animales sin registro en su mansión, en la que ella es matriarca. Para evitar problemas, sobre todo con los que aspiran a su puesto y la acusarían de irregularidades, en cuanto puedas ve al Ministerio a legalizarlo. ¿Por qué gastaba mis palabras en mi sobrina? No me estaba haciendo caso, sólo pensaba en juguetear con su perrito nuevo. Y encima ahora implicaba a Eledhwen.

144


-- Pues como tu perro salga igual que Gora, tendremos un par de golfillos merodeando por la mansión y arrastrando las zapatillas de la cama y escarbando en los jardines. Lo dicho, para qué gastar saliva cuando ella sólo pensaba en corretear por todas partes. Suspiré. No iba a hacer de mala en esta fiesta. -- Anda, lárgate a la piscina de… hummm… vigilancia. Si ves una oveja violeta, nos llamas. Era mejor que desapareciera rumbo a donde le llevara su perrito antes de que se distrajera con la noria u otro de los juegos y ocurriera una desgracia. -- Pero procura no dejar todo el trabajo para Amya, que después ella también querrá tomarse un respiro. Menos mal que no es en la piscina, que ella odia el agua…

Xell Vladimir Eledhwen pensaba como yo, que el perrito era una preciosidad. Me ofreció ayuda, incluso me dijo que me me dejaría un libro sobre cómo cuidar a los perros. - Está bien, tía. Te prometo que lo registraré, que no será una mascota ilegal. Solté una risita ante las palabras de Sagis y después miré de reojo a Eledhwen. La tía era tan impulsiva, a veces... - No seas mala, ni Gora ni Turbo arrastrarán las zapatillas de la cama. Si tú no tienes, siempre vas descalza por casa... - o al menos no la había visto nunca con ellas cuando estaba en la mansión Vladimir. - Aunque podíamos encantar las zapatillas de manera que no se dejen pillar. Eso sería... un uso debido, no indebido, de la magia, ¿no? Sólo faltaba que ahora me acusara de querer embrujar las zapatillas de toda la casa. Entonces cedió y lancé una gran exclamación. Turbo también saltó en mis brazos e hizo además de lamer la cara a Sagitas. Lo alejé, por si acaso... No quería que cambiara de intención. - Sí, tía, si veo a la oveja, te llamo, te lo prometo. Tal vez le diga a Turbo que te venga a buscar. Y salí corriendo del lugar antes de que dijera nada, entre risas.

145


Sagitas E. Potter Blue -- ¡Por Merlín! Si consigue que Turbo venga a avisarnos de algo le daré un empleo fijo en el Circo como la domadora principal. A pesar de mi tono, sabía que Xell era joven, demasiado, para tomarse las cosas en serio, y en el fondo me recordaba tanto a mí cuando no tenía responsabilidades... -- Bueno, prima, tendremos que sobrevivir sin su presencia... Cosa que casi agradezco -- acabé, con una sonrisa. Hice una seña a Kevin para que se acercara. Lo que iba a decir era de su incumbencia, de ambos en realidad. -- Mano, ya sabes que tu oficina se encarga del registro de los animagos. Cuando todo acabe y volvamos a la tercera planta, quiero un estudio detallado del tema de los Animagos registrados en el MM. Ya sabes, nombre, localización, características, cómo o truco para conseguir la transformación... Es muy importante tener esto al día. Con tanto ataques que está sufriendo el pueblo no quiero que alguien denuncie que ha sido un animago y la prensa, o lo que es peor, el Equipo del Primer Ministro, se nos tire encima y nos exijan pruebas de eso. Así que todas las fichas al día. Posé la mano en el hombro de Kevin, para darle ánimos. -- Es muchísimo trabajo, tendremos que acceder a los archivos del Ministerio, de todos los magos inscritos y comprobar si tienen esa capacidad y si están inscritos. No te preocupes, todos los miembros del departamento te ayudaremos, yo también, te lo prometo. Miré de reojo al exterior y sonreí: -- Bueno, mejor a Babila no le metemos, ¿no crees? Ahora hay otra cosa que tengo que deciros. He mandando una instancia a los altos cargos ministeriales sobre los metamorfomagos. Mi mirada recayó sobre Eledhwen. Sabía que ella era una de los que tenían esa capacidad. -- Creo que tu departamento, Kevin, debería hacerse cargo de registrar este colectivo. No creas que desconfío de ti, prima. Pero últimamente están sucediendo cosas raras, como que se producen ataques con gentes que han distorsionado sus características y... Es preferible que si se nos echan encima por este tema lo tengamos también aclarado. De momento sólo me han contestado que analizarán mi propuesta, pero si la aprueban, también tendremos que hacer ese estudio. Así que en cuanto lleguemos al departamento, sugiero una reunión para el primer tema y para aprovechar el esfuerzo para analizar lo segundo.

146


Sentía ruido en el exterior, la fiesta estaba siendo muy numerosa y todos estaban disfrutando. Y todos nos merecíamos disfrutar también. -- Bueno, pero eso en otro momento. Ahora yo quiero... Quiero saber qué animal sería si fuera animaga. ¿Cómo funciona este trasto? ¿Tú lo has probado ya, Eledhwen?

Eledhwen Hufflepuff Siguieron bromeando sobre el cachorro de Xell, para después ponerse serios; Sagitas habló sobre las próximas tareas que realizarían en el departamento. Una de ellas sería actualizar un registro de animagos activos en el pueblo, y otro, de metamorfomagos. Eledhwen asintió ante las palabras de Sagitas: - No tengo ningún problema, es lógico que debamos estar correctamente registrados y localizados, la seguridad es lo primero, y no queremos que ningún rapapolvo caiga sobre Accidentes. Después, más relajados hablaron sobre qué animal serían, si tuviesen la capacidad de ser animagos. Eled negó con la cabeza ante la pregunta de Sagitas: - No, justo iba a atravesar la puerta, cuando comencé a escuchar a la oveja. En un principio pensé que la puerta me decía que sería una oveja, y me enfadé... - se azoró un poco y se explicó - es que, no sé, ser animago, para convertirse en oveja... la verdad, no es un animal muy activo que digamos, excepto esta oveja, claro, que parece que se ha tomado una Poción Herbovitalizante!

Kevin Hadintong

Wolfi ya se habá retirado dejando en orden todo como estaba y solo vastaba esperara su retorno además de si se encargo del puesto del Renacer. Me puse muy feliz de que le gustara el cachorrito tanto a mi hija que lo bautizo al momento, entre tantas mujeres solo asentía y sonreia estando de acuerdo con todo lo dicho por ellas además de ver como se alejaba Xell en dirección a la picina con Turbo. -No te preocupes mana llevo todo estrictamente contabilizado y regresare todos los artefactos sin

147


faltar ninguno, a parte como lo veras las Runas; Piedras y conjuros escritos en el arco de entrada no dejaran que nada salga de allí como si de una cortina invisible se tratase además de que allí nadie se podrá Aparecer o Desaparecer por las misma causaEscuchándola luego referirse a la Actualización de los Animagos y la posibilidad de que Usos se encargase de Registrar a los Metamorfomagos -En cuanto al Listado ya hace rato que me estoy encargando de ver como Actualizar su Base de Datos y me pondre de lleno cunado finalicemos aquí asi que no me tomara mucho trabajo. En cuanto a lo Otro lo aprueben ya veremos de como nos encargamos de la organizaciónEntonces escucho que se preguntaban del Funcionamiento del Cuarto de Animagia -Es muy sencillo: golpeas las puertas tres veces y entras; adentro te encontraras con un ambiente digamos selvatico entonces lo recorrerás hasta encontrarte con tu yo-Animal, de el aprenderás todas sus capacidades para que lentamente te vallas transformando en una copia casi idéntica, ya que tendrás algún rasgo que te identifique, algún lunar; color de pelo; etc. uno se dará cuenta cuando pase. Luego de sentirte seguro de que sos aquel animal en todo, te dirigirás a las puertas de salida y en cuanto las vuelvas a cruzar te transformaras nuevamente en tu yo-humano tal y como resa en el cartel de entrada-, señalándolo

Detrás de estas puertas y solo dentro de este cuarto, ya que al volver a salir por las mismas volverás a ser lo que eras, podrás explorar tu Animal Interno aquel que podrás o desearas ser si llegas a conseguir tener las Habilidades; el Rango y Conocimientos requeridos para tener lo necesario para ser un Animago Registrado. Prepárate para lo que serías capaz de Hacer siéndolo.

-¿Se entendió verdad? y si asi lo es animensen a ver que descubren de ustedes mismas-, alentándolas a que lo prueben.

148


Sagitas E. Potter Blue Eledhwen parecía aceptar bien lo del registro de Metamorfomagos, si nos aprobaban el control de ese colectivo de personas. Le sonreí, orgullosa de que pensara igual que yo. Después dijo lo del espejo y me sorprendí. -- ¿Eras una oveja? ¡Ahhh! Perdona, te entendí mal. Claro, esa oveja se mete en todas partes. Pues yo voy a probar, nunca pensé qué puedo ser si fuera Animaga, pero ... Me pica la curiosidad. Solté una risotada y después volví a pedir perdón. Yo también me enfadaría si me transformara en oveja lanuda. Después presté atención a Kevin, quien decía que tenía un estricto control sobre los objetos que había sacado de la habitación blanca. También estaba orgullosa de él, había resultado un gran jefe de departamento. -- Pues parece fácil, golpear tres veces la puerta y entrar. Bueno, allá voy. Los demás no lo veis, ¿verdad? Es algo privado. Y tome aire. Me dirigí el lugar y contemplé el anuncio. Golpeé tres veces. -- Con permiso -- susurré. Entré en el lugar y ... Había una especie de selva a mi alrededor. Sentí el viento en mi pelo e intenté tocarlo. -- Esto es una broma -- dije, enfadada. Tenía una uña de caballo. Me contemplé y pegué un grito. -- ¡¡Keviiiin!! Esto está rotooooo -- dije, ahora muuuy enfadada por lo que veía. Era imposible que yo fuera una cebra afro con pelo de payasa. Retrocedí hacia la puerta pero no podía salir, ya que se salía por el otro lado. Me cabreé, me puse de cuatro patas y lancé una coz al marco interior de la puerta. Noté un movimiento brusco y después todo pareció bribar como si estuviera dentro de una tele estropeada. Duró unos instantes y después volvió todo de nuevo. Suspiré. Sólo me faltaba quedar atrapada ahí dentro y que no pudieran sacarme. Me quedaría con esas pintas para siempre. Me daba miedo mirarme pero después me ojeé. -- Ah, vale, esto está mejor -- suspiré al verme como un potrillo de cebra. Y troté feliz hasta la salida. Cuando atravesé la puerta volvía a ser Sagitas, sonriendo de oreja a oreja. Levanté mi pulgar hacia ellos dos, para que vieran que todo había ido bien.

149


Kevin Hadintong

Luego de explicarles como debían actuar ante y dentro de la Cámara observe junto a Eled como Sagi se animaba a ser la 1º en intentarlo. Apenas mi mana entra se cierran las puertas tras ella no permitiéndonos ver lo que allí adentro sucedería pero entonces el arco que conformaba el marco de aquellas puertas comienza a girar al tiempo que los animales en movimiento por el este entraba parte de el por un lado para salir por el otro; claro se trataba de un Arco Circular en realidad ya que su otra mitad se escondía debajo del piso. Tras un rato de movible giro en la parte mas alta de este se detiene en la figura de una Cebra que con brillantes titilanciones se transforma en una mujer por breves instantes, los mismos en que tardaría mi hermana en salir de aquel Cuarto. Miro a Eled y sonrio -Al parecer ya a elegido en que se transformaría si fuese Animaga, en cuanto salga me gustaría saber lo que a sentido allí dentro durante los momentos de su TransformaciónEn eso se escucha un golpe sonoro sobre las puertas y estas comienzan a vibrar como si de ondas marinas se tratasen junto a un sonido algo agudo que dura un breve instante. Los minutos corren y en breve se abren aquellas compuertas al tiempo que la figura de la cebra vuelve a su forma original y entonces vemos como Sagitas sale por ellas; alegre; con algo alborotado su cabellera violeta pero con una sonrisa y sus pulgares en alto. -¡Cuenta mana por favor!, ¿te a gustado la experiencia y que sentiste cuando descubriste en lo que serías si fueses Animaga?Acercándome a ella para que me contase todo con detalles. Y antes de que lo haga miro a Eled

-¡Ahora es tu turno prima y espero que lo disfrutes!-, le indico en dirección a las puertas mientras sacando una libreta de uno de los bolsillos de mi pantalón y una pluma recargable para anotando todo lo que me dijese mi Mana-Directora pudiese servir luego a mi tarea de Profesor del Conocimiento de Transformaciones en la Academia.

150


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen escuchó atenta las explicaciones de Kevin. Un nerviosismo empezó a crearse en su interior; seguro que sería una experiencia fascinante. Su prima Sagitas se ofreció voluntaria para ir en primer lugar, y mientras tocaba la puerta, y la atravesaba, Eled se quedó junto a Kevin esperando. En la puerta en la que estaban grabados miles de animales, el lugar en el que se dibujaba la cebra cambió, y apareció una figura de mujer. - ¿Entonces Sagitas se transformaría en una cebra? - musitó Eledhwen con curiosidad y admiración. Tras unos minutos, la Potter Blue apareció de nuevo junto a ellos, sonriente y feliz. Kevin animó a Eled para que atravesase la puerta. - Allá voy - dijo la Hufflepuff, algo temerosa todavía. Tras tocar tres veces sobre la puerta, y después de echar una última mirada ansiosa al grabado de la oveja, Eled atravesó la puerta, y como bien había dicho Kevin, apareció en una selva. El olor a hierba, y a humedad, llegó hasta su nariz. Observó atenta hacia los árboles, esperando que algún animal apareciese entre ellos. Notaba un zumbido acercándose, y cuando estuvo más cerca, diferenció un aleteo. Al girarse, observó un pequeño pájaro, que aleteaba sobre ella. Eled miró hacia arriba, distinguiendo el plumaje marronáceo, exceptuando la pechera del ave, de un rojo brillante. Estaba tan concentrada mirando al petirrojo, que ni cuenta se dió, de que había ido poniéndose a la altura del animal. Ella también flotaba, ella también movía sus alas en el aire, volando. Un subidón de adrenalina la invadió, y se lanzó hacia el cielo azul, aleteando con fuerza, sintiendo el viento en su cara. Sobrevoló la selva un par de veces, y volvió hacia el suelo, cayendo en picado para luego refrenase, y posarse con suavidad. Poco a poco, notó cómo sus alas desaparecían, para dar paso a sus brazos, y las piernas recuperaban su tamaño. Caminó, con algo de tristeza, hacia la puerta de salida. Antes de abandonar la selva, pudo escuchar el trino del petirrojo. Al volver a aparecer en el stand, y observar a Sagitas y a Kevin, sólo pudo murmurar: - Alucinante...

151


Sagitas E. Potter Blue Me acerqué a ellos, muy feliz porque era una linda cebra. Les enseñé las manos. -- Mirar. Eran cascos. Y me puse a hacer la mímica y el ruidito "cataclok, cataclok, cataclok" y me puse a reír. Me sentía genial. -- Kevin, lo mejor que he probado hoy, mejor incluso que los helados de Cye. Había merecido la pena montar todo aquel tinglado del evento sólo por estar un minuto en aquel lugar y comprobar qué animal sería si yo fuera Animaga. Había sido una experiencia inolvidable. La verdad, como no tuviera a buen recaudo aquel artefacto, lo iba a usar muy a menudo cuando nadie me viera en la Tercera Planta. Esperé a que Eledhwen saliera y comprobé ansiosa el movimiento de la puerta. Ésta giró hasta ponerse en un ave. Eso me picó la curiosidad. Tenía que ser un pájaro bonito, no creía que fuera un buitre o algo así, aunque había una belleza en ese animal. Esperé a que saliera para interpelarle. -- Cuenta, cuenta, ¿a qué es genial estar ahí dentro? Tienes una pluma, jajajaj... Después me asaltó una duda que seguro que mi hermano Kevin me aclararía. -- Si volviera a entrar, ¿sería lo mismo o cambiaría de animal?

Eledhwen Hufflepuff Sagitas le retiró una pluma del cabello, y Eled la tomó con las manos. La miró con una sonrisa en el rostro, y comentó: - Es genial, he volado, ¡volado! Nada que ver con volar en escoba, es una sensación totalmente diferente... Se quedó callada, recordando esos segundos de libertad. Ojalá pudiese ser animaga alguna vez, sólo para sentir esa sensación de nuevo. Después, atendió a Sagitas, que preguntaba a Kevin que, si de volver a entrar, volverían a ser el mismo animal.

152


- Sí, eso, porque si eso, yo repito... - dijo Eled, estaría genial convertirse en otras criaturas - aunque claro - pensó - supongo que el animal que eres por primera vez, ¿lo eres para siempre?

Kevin Hadintong

Mi mana comenzó a contar lo feliz que lo había pasado allí dentro y así le dio ánimos a Eled; luego de que esta cruzace las puertas y comenzara a girar nuevamente aquella Arcada Mágica-Rúnica hasta que en su parte superior se detiene en la figura de un ave, la cual por bastante tiempo cambio a forma humana y al igual que paso con Sagi las dos eran Féminas ~ o sea del Sexo Femenino ~, para antes de que las puertas se abriesen volviese a ser la figura del ave.

A ella también se la vio salir entusiasmada además de parecer interesada tanto como mi hermana en un detalle importante y las dos me preguntaron lo mismo.

-¡Bueno les quiero contar el Secreto de esta Sala!-, no sin antes de guardar el anotador en el bolsillo de mi pantalón junto con la pluma, de seguro mas tarde los necesitare, indicándoles que se acercara más a mí para que solo ellas escuchacen ya que fueron las 1º's en disfrutar de ella

-¡Esta esta compuesta por lo siguientes tres Objetos que descubrí un día que hacia inventario en el Cuarto Blanco: 1º- * Las puertas solo son mágicas y decorativas, funcionan con el solo ''conjuro'' de golpearlas tres veces. 2º- * La sala es del tipo ''Cambiante'' ~ como la Sala de los Menesteres o la Habitación Perdida que se rumorea existe en el Ministerio, pero según cuentan solo los Empleados tienen la suerte de desentrañar sus secretos [-"si lo sabre yo"-, pensé para mis adentros], ya que cuando a uno lo ascienden a Jefe parece que algo le afecta a uno, valla a saber que ~. Pero disculpen me fui un poco del tema.- retomando aquella explicación.

-....como les decía la Sala cambia a un ambiente similar al habitado por el Animal: sea Selva; Bozque; Desierto o donde sea Pero aquí viene lo Interesante-, dándole un toque de suspenso a mi explicación

153


3º- * La Arcada de Entrada Mágica-Druida; la cual en realidad es una especie de... a ver esperen- y tomando mi varita con una leve floritura les hago una representación Visual-Aproximada de como es

-..la cual solo vemos la mitad y descubrí que combinando los tres, la que realmente define todo es la Entrada. En cuanto cruzas por esta toma parte de tus deseos más íntimos animales y organiza todo lo demás para que cuando encuentra lo deseado por ti o sea aquel animal interno Deseado; lo busca y emite una energía enfocada sobre el que la cruzo haciendo realidad aquel deseo Animal, pero solo dentro de la Sala, en cuanto sales vuelve a tomar aquella ''Energía prestada'' digamos, junto con un Energisante: el Placer del deseo cumplido.

Al terminar veo sus caras y no estaba seguro de que lo hubiesen entendido asi que les dije -¡Si...!, pueden entrar cuantas veces quieran que serán el Animal que ustedes deseen, sirve para experimentar y poder elegir el que más nos gustaría ser........ y aquí viene un pedido mío manita...Bajando un poco apenado la cabeza

-Me interesaría poder llevar toda esta ''Sala como esta'' en algún lugar del Departamento de Accidentes ya que sería de gran ayuda al momento de Examinar a los Futuros Animagos, ¿que dices, la podemos llevar despues que se clausure el Evento?, te prometo que solo será usada

154


como.....para Investigación Académica y como herramienta esencial de mi Oficina en la sección de Animagia

Con cara de perrito perdido al cual le están por sacar su hueso preferido.

Eledhwen Hufflepuff Eledhwen escuchó con atención la explicación de Kevin sobre cómo había creado aquella maravillosa habitación. En algún momento dejó la boca abierta, pero a los pocos segundos recordó cerrarla. - Entonces, podríamos volver a entrar... - musitó para sí, mientras Kevin le solicitaba a Sagitas permiso para poder instalar la habitación en algún lugar del Ministerio. Eso sería genial, pensó Eledhwen, podríamos utilizarla los empleados de vez en cuando... Pero la Hufflepuff se había quedado con otro detalle de la explicación del Hadintong; al parecer, existía una "Habitación Perdida" en las instalaciones del Ministerio. Uhm, cuando volvamos al trabajo, tendré que investigar, se dijo para sí, pensando en aquella misteriosa Habitación.

Sagitas E. Potter Blue

Anonadada.

¿Todo eso teníamos en Accidentes y no lo sabía? Vaya, para ser la Directora del Departamento, tenía poca información de los objetos que guardábamos en aquella sala. Tendría que meterme en ella a la vuelta y chafardear toooooodos los objetos. Sonreí, satisfecha con la idea de meterme en aquella sala, la última vez apenas pude estar porque no era la Jefa de Indebidos, pero ahora... Era la directora, no me iban a cerrar la puerta.

-- Así que puedo entrar un montón de veces y ser otra coas, como un león, un hipogrifo, un dinosaurio...

155


¡Qué perspectiva tan agradable, ser una bestia enorme y pisotona! Casi salté sobre mis pies, feliz con ello.

-- Tienes mi bendición, Kevin. Que este aparato sirva para el examen de certificación de Animagia. Estoy de acuerdo, cuando llegue, habilitaremos una sala exclusivamente para eso.

Me pregunté si tendría que pedir permiso en el Ministerio. Baahhh, naaa, o capaces que se lo quedaban ellos o lo llevaban a la sala de los Inefables. Eledhwen parecía perdida en algún pensamiento interno. Le di un codazo.

-- ¿Tú no crees que será genial tener este artefacto en la planta tres?

Eledhwen Hufflepuff Notó un codazo de Sagitas que la trajo de vuelta al mundo real. - ¿Ehh? - dijo despistada, y luego procesó las palabas de la Potter Blue - eehhh, sí, sí, claro, sería estupendo... Su prima pareció conformarse con su respuesta, por lo que Eled suspiró aliviada. Se había quedado tan concentrada en la idea de buscar esa misteriosa Habitación Perdida que casi ni la había escuchado. Después, comenzó a repasar las palabras de Kevin y Sagitas y rió sola al de un rato. - ¡Un dinosario! Eso sí que sería alucinante...

156


Kevin Hadintong

Luego de sentirme contento por que el Resultado de lo Ideado por mis Manas había tenido Éxito solo me quedaba hacer unas cosas para dar por concluida la Exhibición, por lo menos de mi Oficina y .... -¡Ya que la idea es bastante buena!Tomo mi varita y acercándome al cuarto Animagico lo apunto con ella para mientras realizo unas florituras digo susurrando un Antiguo Hechizo Rúnico de Re-dirección, mientras ondas mágicas brotan de la punta de mi varita cubriendo la totalidad de aquel Cuarto para que en cuanto se Clausure la Jornada, todo el se traslade tal cual se encuentra al Cuarto Blanco de la 3º Planta hasta que le demos luego su Lugar definitivo en esta. Al terminar de realizar dicho Hechizo

-¡Listo!; ahora en cuanto cierre el Evento la Cámara de Animagia se trasladara completa al Departamento de Accidentes y al Cuarto Blanco hasta que le demos su ubicación definitiva y en cuanto a los Artefactos que se encuentran en la Exhibición....

Dirigiéndome a la Misma realizo el mismo Hechizo, para que siga el mismo destino de la Cámara para que ninguno se extravíe para una evaluación pendiente de los mismos ya que aun algunos faltaban saber que efectos tenían y no me quedaría con aquella espina clavada hasta averiguarlo, pensé con una sonrisa tras la tarea que me esperaría más adelante .

¡¡Gracias a todos por su participación, de parte del DAMyC!!

157


Stand de Patrocinadores

158


Quedan todos invitados a la Jornada Pública del Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes (Tercera Planta del Ministerio de Magia) Celebramos una jornada de puertas abiertas para que todos puedan disfrutar de un día de fiesta, en la que demostraremos lo que este departamento puede ofrecer al pueblo de Ottery, tanto a sus ciudadanos como a los comerciantes que lo forman. Nuestras tres oficinas ofrecerán sus servicios de forma confidencial y altruista. Es un excelente momento para divertirse y conocer a los Funcionarios de Accidentes Mágicos y Catástrofes que trabajamos para ayudarles: Si quieres borrar algún recuerdo enojoso o tal vez acusador en ti o un familiar o elfo, Si tienes un objeto hechizado y no sabes ya qué hacer con él, Si quieres ver la calidad de acabado en nuestras Restauraciones mágicas para futuros usos particulares. Si quieres probar y participar en juegos mágicos y muggles (sí, sí, tendremos juegos muggles), ¡No te lo puedes perder! Ven a nuestra Fiesta y disfruta de un día mágico con nosotros.

Del 13 al 26 de Agosto os esperamos en el Parque de las Lamentaciones, Ottery ** Agradecemos la colaboración de los siguientes Departamentos Ministeriales: *Gabinete de Prensa y Protocolo* *Transportes* *Criaturas Mágicas* *Juegos* *Gringotts* *Academia de Magia y Hechicería*

159


Evento patrocinado por los siguientes Negocios del Callejón Diagón:

Nombre del Negocio: ♠ Centro Cultural "George Gordon Byron" ♠ Rubro al que se dedicará: Museo, Galería de Arte y Biblioteca Descripción: En su exterior, el Centro Cultural "George Gordon Byron" se presenta como un edificio de Vanguardia del siglo XX, constituido por formas curvilíneas y retorcidas, recubiertas de piedra caliza, cortinas de cristal y planchas de titanio. Sin embargo, en su interior vemos una valiosa arquitectura antigua bien conservada. Las paredes son blancas y relucientes, cubiertas de mármol así como las pequeñas escaleras que hay desde el callejón hasta la entrada principal. Desde su inauguración, el Centro Cultural recibió una media superior al millón de visitantes anuales e impactó extraordinariamente en la economía y la sociedad londinense, impulsando el turismo en la región y promoviendo la revitalización de múltiples espacios públicos y privados en el Callejón Diagón.

Al entrar a la recepción se puede leer un letrero de bienvenida. Es una placa de oro tallada incrustada en un pedazo de ébano. Pasando un hermoso pasillo bien iluminado esta el mapa del lugar justo enfrente de los elevadores para que pudieran ir al piso de su preferencia; así mismo un par de escaleras a cada lado de los ascensores para los que preferían caminar. Al fondo, pasando las escaleras, se encuentra un área de descanso donde un elfo doméstico puede atender a las visitas para hacer las ventas de los objetos ahí ofrecidos (libros, pinturas, esculturas, etc.) así como para ofrecerles té a cualquier mago o bruja que así lo deseara.

160


En la primera planta podemos encontrar una hermosa galería de arte donde hay esculturas y pinturas de los más famosos artistas contemporáneos alrededor del mundo tanto mágicos como muggles. Contando con una sala lo suficientemente espaciosa para cada una de las artes: escultura, pintura y fotografía. Los fantasmas que más aparecen en este piso son los de Dante Alighieri y Jane Austen dmirando todas las obras de arte que ahi se encuentran y saludando a los visitantes, aunque también se cuenta que William Shakespeare baja de vez en cuando pero no todo el tiempo.

La enorme biblioteca cuenta con la mayor colección de libros de toda Inglaterra, incluidas las primeras ediciones. Todos están disponibles al público para leerse dentro del edificio, en préstamo o la venta. No obstante, cuenta con valiosos incunables de valor incalculable en vitrinas de cristal, para preservar su seguridad cuentan con cuidadosos hechizos de protección. Obviamente se encuentran a todos los fantasmas aquí todo el tiempo, sobre todo a William Shakespeare ya que casi siempre está al lado de los elevadores (en las escaleras) esperando a que las nuevas visitas vayan a la sección donde están sus obras.

El Museo es una Sala de Menesteres especial para cada visitante. Si quieren saber de antropología se convierte todo el piso en el mejor de ese tema según los deseos únicos de los visitantes. No hay problema con que alguien haya querido estar en uno diferente ya que se puede tener tres diferentes museos al mismo tiempo y sin interrumpir el de los otros. Virginia Woolf y Edgar Allan Poe visitan muy seguido el museo ya que su curiosidad por saber lo que los magos y brujas buscan es enorme, aunque claro, si no los encuentran a primera vista los pueden llamar por su nombre y con gusto irán a este piso. Tanto la Galeria de Arte, administrada por la alegre elfina Cordelia así como el Museo, a cargo de la severa Drusilla, ofrecen diversas exposiciones al año, procedentes de otros centros hermanados con éste mismo aunque goza de estar en posesión de muchas obras de arte propias como legítimo propietario

161


Al llegar al cuarto piso nos damos cuenta que el techo del mismo es usado como terraza; se ha modificado para que estuviese techado con cristal y poder ver el cielo a todas horas sin tener que sufrir con los cambios del clima. La terraza se puede rentar para eventos sociales exclusivos ya que su tamaño es idóneo y se cuenta con el servicio de elfos domésticos para cuando se requiera. Afiliados Adrian Wild (William Shakespeare) Bel Evans McGonagall (Jane Austen) Black Eyed Peas (Julio Verne) frng (Edgar Allan Poe) Lili Luna Black Linzey Lawrence Meg Tonks Diggory (Emily Brontë) Tuno Violette Petrova (Óscar Wilde) Elfos: -Drusilla, (hembra) aprobada por el MM. -Cordelia, (hembra) aprobada por el MM. -Ahma, (macho) elfo aprobado por el MM. -Yamta, (macho) elfo aprobado por el MM. Fantasmas: - Agatha Christie - Virginia Woolf - Jane Austen - Emily Brontë - William Shakespeare - Edgar Allan Poe - Francesco Petrarca - Dante Alighieri

162


Nombre del Negocio: Botica Macnair Nombre de los propietarios: Cissy Amitha Macnair Rubro al que se dedicará: Creación y venta de pociones y/o hierbas e ingredientes para pociones. Descripción: Ubicada en una esquina del Callejón Diagon, la Botica es un negocio que consta de un solo piso además de la planta baja. Con su fachada recubierta en mármol negro, un desvencijado letrero de madera cuelga en el frente con las palabras "Botica Macnair, creans concoctionum a MCCCXVI" grabadas en el cartel. Una doble puerta de vidrio permite el ingreso al lugar, que en primera instancia se ve con un mostrador en el que hay una balanza, una caja para cobrar a los clientes y un libro para anotar lo vendido. Detrás del mismo, unos estantes que llegan hasta el techo y que recorren los lados del negocio pegados a las paredes se encuentran repletos de distintos frascos con pociones. El suelo del lugar es de mármol negro y hay un enorme candelabro colgando del techo. A la derecha, al entrar, una escalera de caracol lleva a la parte de arriba del negocio, aunque normalmente está deshabilitada para los clientes. Allí, un escritorio y unos cuantos estantes recubiertos de libros y frascos son el lugar especial en el que la boticaria hace las pociones que luego vende. Desde la primera planta, sólo una baranda negra de metal impide que alguien caiga al suelo y al mismo tiempo permite ver quién ingresa en la tienda. En el único trozo de pared no cubierto por pociones, el cuadro de una bruja destapando una poción se puede ver. Es la famosa Sacharissa Tugwood, pionera en pociones para embellecerse.

163


Nombre del Negocio : Tienda P.B. de Material Escolar. Nombre de los Propietarios : Jessestabolito, Matt Blackner y Sagitas Potter Blue. Rubro : Venta de material y trajes escolares. Cualquier material disponible para los estudios, incluyendo libros, calderos y pociones, trajes y mascotas. Descripción : Local grande, de cinco plantas en las que se vende cualquier cosa que se necesite para los estudios en la Academia. La distribución queda así : 1ª planta : Mascotas. 2ª planta : Uniformes del colegio. 3ª planta : Varitas. 4ª planta : Libros y material diversos para pociones (incluye calderos). 5ª planta : Material escolar variado y Comida Envasada (incluye golosinas). Entrada con cristalera corredera, a las cinco plantas a las que se accede con escaleras mecánicas. Cada Planta tiene su propio dependiente aunque se pueden alternar según las necesidades del momento. Afiliados : (1) 1.- Sunar Potter Black T.

164


Nombre del Negocio: Pandora's Box Night Club Propietarios del Local:

Latil Triviani Tonks

Cissy Amitha Macnair

Artemis Macnair Malfoy

165


Rubro al que se dedicará: Club Nocturno, Bar, Disco. Descripción: Es un lugar amplio y llamativo que se puede ver con facilidad desde la calle. Tiene unas enormes puertas de vidrio que permiten la vista hacia su interior y un cartel de neón con el nombre. Al ingresar, te encuentras con un espacio de sillas y mesas, muy relajante. Delante, sobre el lado izquierdo, te puedes encontrar con la barra de tragos, mientras que a la derecha, bordeando la pared, hay una larga hilera de sillones que flaquean un pequeño paso para las personas. La barra es de forma semi-circular, por lo que, si se sigue su trayectoria, se puede llegar hasta la pista de baile. Allí, el piso está iluminado con paneles en tonos azules, tarimas a los lados para que la gente se suba y baile, y un pequeño escenario en dónde normalmente esta el DJ. y eventualmente se pueden hacer presentaciones de bandas musicales. Más allá de la pista, se extiende otro espacio con sillones y mesas ratonas. Detrás de éstos, a la derecha, una escalera de caracol lleva al V.I.P., exclusivo para miembros honorarios del local. Allí arriba también se encuentra la oficina del Dueño y Administrativos. Las luces de colores y las bolas de espejos abundan. Todo en su interior está decorado en colores llamativos, con paneles luminosos. Afiliados: Hades Ragnarok: Courtney Adams: Elfos:: Blimey Fiery Cozy Thorny Tatty

166


Nombre del Negocio: Stilos Nombre de la propietaria: Cye Lockhart Rubro al que se dedicará: Venta artículos de decoración y antigüedades Descripcion del Local: Planta Baja: A simple vista era una oficina muy lujosa con varios ambientes, justo lo necesario para atender las necesidades de la gente que fuera a pedir consejos sobre cómo decorar sus mansiones o negocios, al lado derecho de la puerta de entrada había una pequeña Salita de espera, con revistas y periódicos mágicos, del otro lado dos escritorios para los decoradores de interiores que Cye aun no contrataba y que asesorarían a los clientes. Al fondo una escalera en espiral que conducía al piso superior. Piso Superior: habían infinidad de objetos: muebles, sillones, mesas, sillas, retratos, adornos, bustos, alfombras, vasijas, cristalería, vajillas de todo para decorar cualquier tipo de propiedad, estos objetos eran de diferentes estilos, algunos clásicos, otros modernos, irreverentes, para cualquier gusto, y si no lo tenían, bajo encargo lo buscaban. Afiliados: .- Sunar Potter Black T. Atendido por: -Lee Min Nana, Decoradora Extravagante -Cye Lockhart, propietaria

167


Nombre del Negocio : Especias y Algo más. Nombre de los Propietarios : Cye Lockhart. Rubro : Venta de Especias y sus derivados. Descripción : Todo lo que la mente y el ojo de un mago podía imaginar se encontraba en aquella tienda, que sin ser pretenciosa, era muy bonita, los aromas de las especias se mezclaban entre sí, y solo la dueña podía decir a ciencia cierta, sin ver los pequeños letreros identificativos que era cada cosa y para que servía. Las paredes, excepto la del frente de la tienda que eran de cristal, estaban cubiertas de repisas de madera en las que frascos de todos los tamaños, colores y modelo exhibían la variedad de productos que estaban a la venta. En el centro una cajoneras de ocho compartimentos y luego ocho mas, contenían especias que no perdían sus propiedades al contacto con el aire corriente o el ir y venir de los clientes. Al fondo tras un mostrador también de madera estaba una puerta apenas cubierta con una cortina de bambú que producía sonidos armónicos, tras esta la llamada la trastienda, un espacio destinado a la preparación de las especias y productos finales. Afiliados : (1) 1.- Valentine Drycar.

168


Nombre del Negocio: El Oasis de Cye Nombre de la propietaria: Cye Lockhart Rubro al que se dedicará: Alojamiento, venta de bebidas y bocadillos. Descripción: En medio del Callejón, en ese pedazo de tierra en el que solo había mala hierba, hoy se levantaba un bonito lugar, a simple vista parecía un curioso sitio para a dos Elfos enfundados en ropas blancas y turbantes, uno a cada lado del arco que formaba una cortina de arena, tras ellos, un oasis con sus palmera, rodeado de alfombras voladora de todos los tamaños y colores, en las que estaban dispuestos cojines para dos, cuatro, seis y hasta más personas, allí en ese pedazo de paraíso siempre hacia sol, pero disparatadamente también corría una agradable brisa que disipaba el calor. Mágicamente al ocupar una alfombra un menú aparecía sobre el regazo de los clientes , con un cuenco de cuentas de piedras preciosas para que estos pudiesen marcar en el menú lo que deseaban ordenar en cuanto a bebidas y bocadillos, una vez hacían su elección solo tenían que hacer sonar la campanilla que parecía suspendida por una cuerda invisible en el centro de la alfombra, pero debían tener cuidado de cuantas veces la tocaran, una vez significaba que querían ordenar y tanto la carta como las cuentas desaparecían, dos veces la alfombra se acercaba mas al oasis y flotaba sobre él, tres veces el vehíc*** volador se sumergía en el medio del oasis bañando a sus tripulantes con el agua fresca para llevarlos a otra parte de aquel paraíso. Si eran osados y se sumergían, bajo el agua, que era bastante profunda, se deleitarían observando infinidad de piedras y reliquias del mundo musulmán que estaban esparcidas a lo largo del breve recorrido en el que no les hacía falta el oxigeno para respirar pues sin que lo notaran ya llevaban puesto un casco burbuja, pronto traspasaban un pedrusco en forma de cueva y salían a flote , allí podían bajar de las alfombras y caminar sobre el agua que se extendía por unos veinte metros al frente, si, si, el cristalino oasis estaba encantado para que no se hundieran.

169


Al lado derecho habían dos tiendas para cambiarse y a unos cuantos pasos de ellas gente bañándose a sus anchas, del lado izquierdo palmeras bajas, mesitas adornadas con flores y frutas, y alfombras sobre la superficie de arena dorada, y también un tarantín que vendía alhajas y objetos curiosas para llevar como recuerdo de su estancia allí. En el centro estilo las mil y una noche, un pequeño edificio blanco de donde salían los elfos, y donde se encontraba la recepción para las 8 cómodas y lujosas habitaciones que contenían tantas camas como personas la fueran a ocupar, es decir, se transformaba según las necesidades, esa era una experiencia única y dependía en algunos sentidos de la imaginación del cliente. Carta Bebidas/ Bocadillos/ Postres y Adicionales Afiliados: Sunar Potter Black T. Elfos: Rus y Anyu

170


Nombre del Negocio: El carrito del Sabor Nombre de la propietaria: Cye Lockhart Rubro al que se dedicará: Venta de Helados Descripción: Cye estaba cansada de estar estacionada en un sitio, sobre todo en aquellos días donde la brisa era fresca, el sol esplendido y la necesidad de tomar algo frio era latente a cada paso del mundo mágico, por eso se le había ocurrido una idea, brillante o no, la llevaría a cabo. Luego de chacharear con martillos, clavos, cinceles, vidrio, brochas y pintura, estaba listo, el viejo camión del abuelo Gilderoy Lockhart lo había convertido en una verdadera belleza. La parte delantera solo tenía un asiento corrido de color verde limón, para el chofer y el copiloto y el resto del camión era muy bonito, en ambos lados se levantaba la carrocería como si se tratara de un toldito del mismo color del asiento, dejando ver dos heladeras de vidrio, de un lado la que contenía las paletas de todos los sabores imaginables y en el otro las cremas para los barquillos. Junto a la heladera estaba una mesita con las lluvias, y los tarros para los baños, también las servilletitas y las paletitas. Del otro lado un viejo megáfono en el que se hacía sonar una bonita música acompañada de alguna voz que anunciara los helados con sus sabores. El camión por fuera era de color amarillo y en el techo del camión tenía un barquillo gigante de tres sabores como si se estuviese derritiendo, en la parte delantera contigua al techo estaba pintado en letras de colores algo que decia “El Carrito del Sabor” Además de ser muy mono tenia la particularidad de que podía volar, así que lo mismo podía ir a ofrecer sus helados en el parque de los misterios o posarse al lado de una de las tribunas del campo de Quidditch durante los partidos y cuando no, lo estacionaria en el callejón Diagon al lado del circo mágico donde los pequeños podrían comprarse un barquillo antes de entrar a la función, aunque claro tendría que negociarlo con la bruja de cabellos violeta. Afiliados Meissa de Orión

171


Nombre del Negocio : Tintorería-Lavandería Sentaku Shinai. Nombre de los Propietarios : Sagitas Potter Blue. Rubro : Servicios de Limpieza de ropa (Miscelánea). Descripción : Local grande, se entra por una cristalera que se abre automáticamente y que lleva hacia un gran mostrador, donde amablemente uno de los dueños atenderá al cliente de forma personalizada. A la derecha de la entrada una puerta abierta lleva a un autoservicio llena de lavadoras mágicas que por un galeón te lava todo lo que entre dentro (Atención al letrero de restricción: si se muere, la Dirección no se hace cargo de la Resurrección ni paga el entierro). Al otro lado de las lavadoras hay bancos en los que esperar mientras se lava lo que hayan metido dentro [repetimos que no nos hacemos cargo de lo que suceda con la ropa o con lo que haya dentro]. También hay una mesa con un florero y con ejemplares de "El Profeta" y "El Quisquilloso". Esta zona tiene una gran cristalera que muestra la calle principal de Ottery. Afiliados : (1) 1.- Eledhwen.

172


Nombre del negocio: Agencia de Seguridad Privada para Neutrales (A.S.P.N.) Rubro al que se dedicará: Seguridad Mágica a la Población Neutral Descripción: Aquella Agencia había sido creada mediante una sociedad entre Sybilla Macnair y Felias Snape, dando como resultado aquello que ahora se encontraba en Diagon. Una Agencia para defender los derechos de los neutrales, sus intereses y los bienes mobiliarios o inmobiliarios que pudieran poseer. Asimismo, podrían dar préstamos con fines lucrativos o no los cuales podrían ser pagados a plazo en cómodas cuotas. La Agencia de Seguridad para Neutrales ofrece la más amplia gama de beneficios para todos aquellos neutrales afiliados que quieran sumarse al grupo de Defensa contra el Mago Neutral. Prestan seguridad personalizada las 24hs en el hogar de residencia del neutral, un seguimiento por Ottery, Londres, el Ministerio de Magia o la zona del pais que el mago desee (dependiendo del Plan de Pago). También, para cada uno de los inscriptos se ofrecen diferentes beneficios, como entradas gratuitas a diferentes eventos públicos, sorteos eventuales de grandes premios como escobas voladoras, criaturas voladores entre otros. La Agencia tiene como fin cuidar a los magos neutrales que se asocien y prestarle todos los servicios que estén al alcance de su mano. Y recuerde; si alguien ayuda a un neutral, todos somos más fuertes. Afiliados: Sagitas E. Potter Blue, Ishaya, Andromeda Ryddleturn

173


Agentes Son sólo de uso rolístico, ninguno es un personaje del foro. Hombres: Anwar: alto (1,80) y fornido, de cabello corto y oscuro al igual que sus ojos. Tiene la piel morena y un acento árabe notable, aunque habla bien el inglés. Adrien: 1,90, flacucho y apuesto. Cabello rubio y ojos azules. Tiene tex clara y es de nacionalidad francesa. Alexander: hombre bajito (1,70), de gran complexión muscular. Tiene el cabello colorado, corto y ojos color verde. Es escocés. Michael: cabello lasrgo hasta los hombros, castaño y piel bronceada. Ojos color azul-verdozo. Contextura media y 1,75 de altura, aproximadamente. Es de nacionalidad inglesa. Hector: Hombre adulto, de buena contextura física e inteligente. Su único defecto es que la visión y la memoria le juegan malas pasadas por la edad; por ello, siempre anda con su elfo Pipe. De cabello negro, piel broncínea y ojos negro. Mujeres: Acacia: mujer morena, bajita, de cabello oscuro. Tiene los ojos de color miel. Es inglesa. Bryony: mujer alta y esbelta. Cabello rubio ondulado y largo hasta la cadera. Ojos oscuros y piel clara. Es holandesa. Lorna: alta y de piel blanca, casi transparente. Tiene el cabello colorado y ojos verdes, con tonalidades marrones. Es inglesa. Anaya: de estatura media y piel negra. Tiene una contextura atlética, es muy diplomática pero a la vez le gusta la guerra, aunque es reservada con respecto a ese tema. Peruana y con necesidad de admiración. Aidé: adolescente de dieciocho años, recién graduada de la Academia y con muy buena mano para el duelo. Tiene el cabello desprolijo, de color rosa fuerte y ojos de colores cambiantes (aunque suelen verse pardos). Es de estatura media y flaca. Viste colores oscuros. Miss Berg Amm: una mujer de unos treinta años, de nacionalidad rusa. Es algo estrambótica y gusta de pasear y conocer. Kala: mujer de cincuenta y tantos años, cabello castaño entre cano. Es muy jovial, aunque suele ser seria. Viste extravagantes anteojos de montura cuadrada y túnicas de colores chillones. Va siempre con su gata siamesa Piki.

174


Nombre del Negocio: Ollivander's Nombre de los propietarios: Selene Ariane Dumbledore y Joacoo Lestrange Rubro al que se dedicará: fabricación, venta y diseño de varitas mágicas y accesorios para ella. Descripción: El negocio Ollivander's se dedicara a fabricar mágicas, a venderlas y a hacer diseños innovadores en ellas, con respecto a las maderas y los núcleos utilizados en ellas. Este negocio pretende rescatar el antiguo arte de la fabricación de varitas, pues el negocio fue iniciado desde el 382 a.c. y tras la desaparición de la familia, se cerró temporalmente. La familia Dumbledore y en especial Selene Ariane quien fue enseñada en el arte de la fabricación de este artefacto mágico, por su tía adoptiva Magenta Ollivander, pretende rescatar el arte por el que Ollivander hizo famoso. Elfos: Killian Y Nana, elfos registrados pertenecientes a Selene Ariane Dumbledore Lever

175


Nombre del Negocio : Confesionario de Las Lamentaciones. Nombre de los Propietarios : Sagitas Potter Blue. Rubro : Pseudoreligioso-psicoló gico. Descripción : En medio de Ottery y al lado de la Clínica Santos Mangos se levanta una pequeña torrecita, humilde y sencilla, guardando en su interior un confesionario de madera, muy bellamente adornado, pero sencillo en su misma construcción. El piso era de cemento alisado, haciendo que la superficie pareciese de una piedra espejada y habia algunos cojines aquí y allá, para que las personas se pudiesen sentar; un sencillo letrerito blanco, con bellas letras antiguas y doradas, se encontraba sostenido de un pequeño poste, enfrente de aquella casita de madera: El ambiente es sencillo y relajado y hay bancos como si se tratara de una ermita. Permite reflexionar y hablar con el encargado que puede dar buenos o malos consejos, pero al menos te escuchará. En el subsuelo hay una cripta donde está enterrada la familia y donde ahora descansa la anterior dueña, Hayame. Afiliados : (2) 1.- Reena. 1.- Xell.

176


Nombre del Negocio: Magic Tea Nombre de los propietarios: Cye Lockhart Rubro al que se dedicará: Venta de Té en todas sus formas Descripción: El sitio era perfecto, allí nada estaba al azar, y es que el Té era un ritual que los ingleses consideraban parte de sí mismos. A través de los años aquella costumbre y el gusto por el aromático arbusto se extendió a la comunidad mágica en general, tanto, que Cye Lockhart se dedico a cultivar dicho arbusto y ponían el producto final de forma fácil al alcance de todos en el callejón Diagon. Magic Tea era un establecimiento en el que los clientes podían ir a tomar el preciado líquido a cualquier hora, pero también a comprar la materia prima para prepararlo en sus hogares. El local no era muy grande, las paredes, pisos y mobiliario estaban elaborados en madera oscura y cristal, la mantelería y demás decorado eran en tono beige, lo que hacía de aquello un lugar acogedor y tranquilo, en el que desde que se abría la puerta principal se respiraba el aroma a Té. Al entrar encontraban un mostrador pequeño de cristal sobre el que estaba la caja registradora, siete pasos más allá se encontraban cuatro estantes de madera, sobre cuyas repisas estaban diversos envases de cristal que contenían el Té en todas sus presentaciones y mezclas. El resto del espacio lo ocupaban ocho mesitas con sus sillas y apoyado en la pared lateral derecha se encontraba un gran sofá ovalado color beige con su respectiva mesa. A lo largo de la pared del fondo estaban dos puertas, la primera que fungía como almacén y oficina y la segunda era la pequeña pero bien provista cocina. Elfos: Teamy (elfina) y Xenocá (elfo) Afiliados: - Claudia Malfoy - Mayita m - Looney Black

177


Nombre del Negocio: El Palacio de Dobby Nombre de los propietarios: Mirshka Dupont (Ishaya) Rubro al que se dedicará: Misceláneo Descripción: Un pequeño lugar al principio del callejón, imperceptible para los magos ya que es un lugar exclusivo para los elfos domésticos. Cubre todo el nivel subterráneo de "El Caldero Chorreante" (cuenta con los permisos para ello) dividido en diferentes sub niveles todos con la misma decoración o similar. Entras apareciéndote en el lugar ya que el único indicio de su existencia es una vieja placa en el callejón Diagón con el nombre de nuestro amado Dobby. En la recepción encontrarás una foto de Dobby y Harry Potter, nuestros más fieles amigos, así mismo en todo el lugar encontrarás fotos y retratos de ellos con el de Hermione Granger, fundadora del PEDDO con la cual estamos siempre a sus órdenes. Afiliado a la PEDDO, vende todo tipo de artículos para estas criaturas ya que todos sus visitantes son elfos libres que pasean por el mundo con un salario por su trabajo y no son esclavos de nadie. Venta de artículos para vestir (contamos con un amplio departamento de calcetines que no hacen par), un departamento de comida élfica (con los platillos más selectos de los mejores elfinos del país y del mundo), un apartado de regalos apra sus amigos magos (porque sabemos que muchos de esos extraños seres son lindos con nosotros) y lo mejor, un espacio apra poder pasar sus vacaciones (sin ningún tipo de restricción).

178


Afiliados: - Ayden, elfina de Rosalie Potter - Isis y Pallas, elfos de Lillian Potter Evans - Klaticus y Dorina, elfos de Ethiane Black "Tita Black" - Bipa, elfina de Jessestabolito - Passepartout, elfo de Lucrezia Di MĂŠdici - Heyda, elfina de Cye Lockhart Elfos: - Mobby - Tobb - Saddy - Manddy

179


Nombre del Negocio: Floristería Las Tres Hermanas Nombre de los propietarios: Amya_An, Sagitas E. Potter Blue Rubro al que se dedicará: Venta de Flores Tamaño de Negocio: Mediano Descripción: La puerta de entrada nos lleva al espacio pequeño todo lleno de flores, en estantes desde el suelo hasta el techo, ordenadas por pasillos. Batallando entre las plantas volátiles pueden lograr acercarse a un mostrador lleno de papeles de regalos, tarjetas de felicitación y lazos de colores. En una silla hay dos o tres globos parlanchines que atormentan a sus dueñas con sus pláticas continuadas. Hay una pequeña trastienda donde hay abono y simiente (ahí Amya hace sus experimentos pensando que nadie la ve). En ésta, una insípida chimenea que conecta (a través de la Red Flú) a la Mansión BlattGold Klee, residencia Oficial de la Familia Adler en el Ottery St. CatchPole. Allá hay dos puertas, la del baño y la que lleva a los invernaderos. Es un espacio mediano en el que se cultivan los pedidos exclusivos para clientes selectos. A través de ellos se llega hasta una callejuela lateral del Callejón Diagon y puedes salir por allá sin ser visto por nadie.

180


Nombre del Negocio: Disco-Pub-Karaoke ~ El Pájaro Cantor Nombre de los propietarios: Ueki Rubro al que se dedicará: Hostelería/Ocio Descripción: Un local de mediano tamaño, con una barra en la parte izquierda del mismo, varias mesas colocadas por la parte central del local, y un escenario ocupando el fondo de la sala. Además, posee dos cuartos de baño separados, y un pequeño sótano que se utiliza como despensa.

181


Nombre del Negocio: * Renacer del Fénix * Nombre de los propietarios: Kevin Hadintong, Reena Rosier, Sagitas Potter Blue, Amya_An Rubro al que se dedicará: Bar-Café y Radio Tipo de Local: Mediano Descripción: Cartel sobre la Fachada Interiores Bar-Café y Radio Su construcción es mezcla del Renacentismo y el Post-Modernismo, en su interior varias arcadas abovedadas se mezclan con lo moderno de su barra; mesas y sillas, sus paredes acristaladas permiten que el agradable paisaje exterior comulgue con los asistentes con aquel particular contacto del ''Entorno Mágico del Callejón Diagón'', que degusten nuestras exquisiteces culinarias; bebidas y brebajes Cafeteriles. A continuación de las mesas el local se encuentra separado del resto por unas grandes puertas de vidrio del tipo va-y-ven; que solo pueden ser abiertas cuando el pequeño cartel que se encuentra en su parte superior de ''En el Aire'' se encuentra apagado; ya que detrás de estas se encuentra en funcionamiento..... La Nueva Radio. Por un cambio de medio-rubro, se realizo esta renovación en el Local.

182


Al pasar por dichas puertas se encontraran con un pequeño Estudio con su respectiva Cabina de Operación Técnica Mágica, donde se llevaran a cabo distintos Programas; por ahora Semanales, donde se difundirán variadas Noticias; Publicidades de Negocios o Eventos y muchas cosas que serán del interés de los que deseen disfrutar de dichos Programas, que serán efectuados sin Banderias o inclinaciones. Todos son invitados a participar, mientras sea con respeto, los audios que manden seran recibidos en la Lechucería (MP) de Kevin Haghton, responsable de revisarlos antes de emitirlos. También serán bien recibidos a todos aquellos que deseen participar de Dicha Radio con su Trabajo o información, que pueda ayudar a que sigamos en funcionamiento para todos los Magos y Brujas que quieran enterarse de lo que llegue a nuestros oídos o de importancia para todos. La ganancia entrará por el servicio de Bar-Café, además de la que dé como resultado: clientes satisfechos por el servicio que les brindamos mis Socias, yo y algun empleado, en un futuro proximo. Afiliados: - Xell Lovegood

183


Nombre del Negocio: Librería Las Dos Hermanas Quisquillosas Nombre de los propietarios: Xell Vladimir, Reena y Sagitas E. Potter Blue Rubro al que se dedicará: venta de libros de toda clase y de las revistas del mundo mágico Descripción: Se trata de un local mediano, de dos plantas y un sótano. Es un edificio blanco que da a una esquina y del balcón del piso superior sale una ola de libros, siendo nuestra escultura particular, homenaje al Libro. La entrada tiene un enorme cartel con el nombre del negocio, flanqueado por dos plumas, una a cada lado. Tiene un aparador de cristal donde se encuentran los Best Sellers del mes para atraer la atención de los posibles clientes que pasean por el Callejón Diagon. En el interior, en la planta baja está el lugar de venta, donde el público accede para la compra de los libros y revistas o periódicos del Mundo Mágico, como Corazón de Bruja, Diario El Profeta, El mundo de la Escoba, El Quisquilloso y demás revistas. Traemos extranjeras por petición expresa. Se ven pilas de libros de diferentes grosores y colores, en precario equilibrio y que sin embargo no llegan a caerse, aunque se mueven, asustando a los que están cerca. Al final hay un escritorio a la derecha para magos famosos invitados que firmarán ejemplares;. y aún hay otro escritorio, a la izquierda, con una hermosa y antigua caja registradora, donde se encuentran las dueñas, que atenderán amablemente al cliente.

184


Al fondo hay una escalera que accede a la planta superior, donde hay un almacén y donde recibimos a los clientes que desean crear folletos en la imprenta para sus negocios o para publicaciones propias. Allá se guardan los libros extraños y peligrosos. No tenemos libros de magia oscura. Una gran urna de madera donde se guardaban los libros con vida propia y tendencia salvaje, libros de bromas que cuando abres te derraman tinta o intentan morderte la mano, según la temática que guarden. En el sótano se encuentra la imprenta manual del anterior dueño de "El Quisquilloso", que perteneció al bisabuelo de una de las dueñas. Aún funciona. Se accede por una escalera circular que desciende en forma de caracol. El lugar es espacioso y tiene armarios y muebles antiguos, que pertenecieron también a Xenophilus Lovegood.

Afiliados: Se admiten afiliados al negocio: 0

185


Nombre del Negocio: Parque Acuático Witch Nombre de los propietarios: Jesse Stabolito, Lilian Potter Evans, Sunar Potter Black T., Matt Blackner, M.G. McGonagall Rubro al que se dedicará: Entretenimiento Descripción: Hogar para la recreación familiar, donde podrás disfrutar con toda tu familia de albercas, toboganes, juegos mecánicos, un hotel por si quieres quedarte a pasar la noche y disfrutar de más diversión, restaurantes, cafeterías y tabernas todo a un módico costo, con un ambiente totalmente familiar. Aquí encontraras desde albercas de mas de cinco metros de profundidad donde si eres un buen nadador podrás lanzarte desde la plataforma y empapar a tus amigos. Toboganes circulares o rectos, si disfrutas de la adrenalina ya sabes a donde tienes que ir. Están las montañas rusas para los intrépidos que van a una velocidad de 300 km por hora con subidas y bajas bruscas, al igual que vueltas cerradas. Juegos para los más chicos, como las escobitas, juego mecánico donde montado en una escoba de plásticos subes y bajas mientras das vuelta a 30 km por hora, ideal para los más chicos.

186


En las tabernas podres disfrutar de la más deliciosa cerveza de mantequilla que nunca hubieras probado en tu vida. En los restaurantes podrás degustar desde comida típica inglesa hasta la comida más exótica, como mexica, chica, tailandesa o rusa. En las cafeterías conocerás una nueva forma de beber café, tanto frío como caliente, con o sin espuma, moca, alemán, americano o como más te guste. En el único hotel del lugar, el cual es de cinco pisos podrás quedarte a pasar la noche y seguir disfrutando de toda la diversión que el parque acuático te ofrece. Al igual que los otros servicios de este como de una noche de confort en nuestras instalaciones. Afiliados: - Sagitas E. Potter Blue Elfos: - Pikomi - Nuba - Leo

187


Nombre del Negocio: El Hipogrifo Asustado - Guardería Infantil Propietarios del Local: Sagitas Potter Blue, Reena Rubro al que se dedicará: Educación y cuidado infantil Descripción: En un local bajo, grande, con fachada de colores en la entrada y verja de madera también muy colorida, se abre la entrada hacia la guardería. El vestíbulo inicial es amplio, donde los padres pueden despedirse de sus hijos. Serán acogidos por una cuidadora que les llevará a los diferentes espacios según edades. Cada franja de edad tiene su propio espacio individualizado, con decoración en las paredes según el animal que les representa: De 0 a 1 año, la Sala de los Micropuffs acoge a los niños que aún no andan y necesitan cuidados continuados. Se les ofrece estimulación continuada para favorecer su aprendizaje cognitivo. Cunas individualizadas. De 2 a 4 años, la Sala de los Mooncalf, los niños ya son independientes y están preparados para compartir experiencias en grupo. Se les enseña a convivir y los primeros conocimientos básicos del lenguaje escrito. Conceptos elementales de un idioma a escoger por los padres. Salidas al exterior en contacto con la naturaleza. Aún hacen una hora de siesta durante la jornada. De 4 a 6 años: la Sala de los hipogrifos salvajes, los niños profundizan en el conocimiento del medio, abandonan los hábitos de bebé y se les prepara para la entrada en la Escuela primaria. Conceptos elementales en dos idiomas y hacen excursiones semanales a lugares con animales fantásticos controlados. Afiliados:

188


- jessestabolito Elfos: - Tixmo - Chispi - Copito - Marieta - Abba - Pumba Criaturas: - Nyang-Nyang - Aibatt

Matt Blackner Me había levantado temprano ese día. después de haber hecho la inscripción del parque acuático y de la tienda, Sagitas había estado un tanto estresada con tod la organizacion del negocio. Tanto, que un par de veces la subí a la cama porque e había dormido en el sofá. Pero alli estaba. ME había dicho que tenía que estar en el parque de las lamentaciones, lugar donde se produciría el acto. Iba vestido con una camiseta blanca y vaqueros cortos negros. Aquel día, al menos, me había peinado, mas o menos. Llegué al parque y, aunque parecían estar terminando de montar la última parte, esa zona donde habría juegos muggles de todo tipo y donde pensaba perderme, ya parecía estar listo. Asi que caminé, echando un vistazo a mi alrededor, hasta que encontré el stand de la Tienda PB, donde me quedé mirando. - Estará por aqui alguna de las chicas? - resultaba que, de un modo u otro, era familia de las que trabajaban en el departamento.

189


Kevin Hadintong Se me había ocurrido darme una vuelta por la sección de los Stands de los Patrocinadores para ver si estaba todo en orden o si los dueños necesitaban de alguna asistencia. Alisaba mi Traje Negro y caminando por el lugar me encuentro con mi querido Padrino acercandome a el dándole un abrazo sonriente -¡Matt que alegría el verte por aquí, las chicas están preparando allí cerca el Parque si gustas ya puedes dirigirte allí y espero que disfrutes de los divertimentos que están a disposición de todos y cuando lo decidas te espero por alguna de las Exhibiciones que realizamos de las Oficinas, si gustas puedes acompañarme!Poniéndome a la par de él y colocando una mano amiga sobre su hombro para que juntos nos dirigiéramos al sector de La Fiesta Sagitas E. Potter Blue Decidí darme un paseo por los stands para detectar algún error antes de que la afluencia de público se hiciera desbordante. Me gustaba mucho cómo había quedado todo, siguiendo las normas que habíamos previsto. Todos eran iguales excepto cuando se abrían, donde ahí la imaginación de cada dueño haría desbordar la publicidad de su negocio. Ahora iba a comprobar que los míos estuvieran abiertos, o eso le había pedido a los elfos, para que pudiéramos dar publicidad de lo que hacíamos en cada uno de ellos. El sol apenas había empezado a calentar y ya se esperaba un día duro, tendría que pedirle a los elfos que refrigeraran la zona o nadie querría pasarse por el lugar de stands. Y, al fin y al cabo, queríamos que nuestros patrocinadores salieran contentos de este evento. A lo lejos había alguien conocido, el corazón me dio un vuelco. Era Jack, mi futuro marido. Cerré los ojos, ¿sería tonta? No, no lo era, era Matt, mi hijo. Sonreí, iba a ser curioso estar confundiéndolos todo el rato, menos mal que de cerca eran muy diferenciables, uno era trasparente y mi hijo estaba muy vivo. Le saludé, pero llegó antes Kevin, quien invitaba a Matt a salir a la fiesta. -- Ay, hermanito, espera, que quiero darle un beso y aprovecho para que me diga qué tal el negocio. ¿Lo hemos dispuesto bien? ¿Has comprobado que estuviera todo en orden? Abracé a los dos, con cariño. Ambos me habían soportado con mi histerismo para que todo saliera perfecto y les debía mucho amor por soportarme estos días.

190


-- Yo tengo varios y voy a recoger los pins para llevarlos encima, así siempre haré propaganda. Os dejo, que voy a ver los stands. Y tras un guiño, busqué lo negocios que había metido en el evento. El primero que encontré fue el de la Tienda P.B. de Material Escolar, pero pasé de largo, segura que Matt se encargaría de comprobar que estuviera correcto. Después vi el de la Tintorería-Lavandería Sentaku Shinai. Entré en él y busqué que el certificado de Aprobación estuviera bien visible y me puse el pink en la pechera: Le dejé una nota a Eledhwen, como afiliada, por si se pasaba por allá : "Prima, si vienes, comprueba que haya siempre jabones de regalo encima de la mesa, para repartir entre los que entren." Cuando quedé satisfecha con la decoración, salí y busqué otro negocio. Enseguida encontré El Confesionario de las Lamentaciones. El certificado estaba correcto; también recogí el pin y puse las velitas de recuerdo a los visitantes encima del mostrador de madera. La Floristería de Las Tres Hermanas estaba cerrada; seguro que Amya estaría escogiendo los floreros para dejar de recuerdo. El Renacer estaba cerrado también, pero Kevin se encargaría de ello. La librería supuse que la abrirían Xell o Reena, así que no me preocupé, aunque tenía cierta curiosidad por saber qué regalarían; esperaba que no fuera un libro de los caros o capaz que nos quedábamos sin material para vender. Por último, me paré en el de El Hipogrifo Asustado - Guardería Infantil. Estaba todo en su sitio, menos los regalitos. Sonreí al recordar a los niños creando estas piruletas creativas, que dejé en un alfiletero, clavaditas por allá para que quien quisiera un dulce lo tomara de encima de la mesa de niños en las que recibiríamos a los visitantes. Tomé el pin del negocio y salí, rumbo a la fiesta, a ver si llegaba a tiempo para comer algo de pastel de cumpleaños.

191


Xell Vladimir Me había separado de Eledhwen al salir de la taberna. Quería abrir cuanto antes el stand de la Librería La Hermana Quisquillosa, ya que Sagitas estaba liada con demasiadas cosas y mami estaba de vacaciones. Por ello, me despedí de mi prima y corrí hacia el lugar de los stands. Me alegré al ver a Matt por allá y le saludé con la mano, pero en aquel momento llegaba papi Kevin y se lo llevaba antes de que yo alcanzara a todos. Encima, Sagis también merodeaba por el lugar, seguro que para comprobar que todo estuviera en orden. Me dejé de familia y corrí antes de que llegara a mi stand. Jadeaba pero conseguí descorrer las cortinas antes de que ella pasara. Me puse corriendo el pin en el pecho y le sonreí, a punto de revista. - Hola, tía, ¿quieres un marcapáginas de regalo?

DEIWAN RAMBALDI

192


El día había llegado, la joven y atractiva bibliotecaria: Meredith Blumes y Angelica Carrasposa, la bruja que pasaba la cuarentena y no era demasiado agraciada que digamos aparecieron en el lugar fijado. Los elfos Ahma, Yamta, Drusilla y Cordelia las seguían realizando diversos encantamientos para trasladar todo el material proveniente del Centro Cultural mientras éstas conversaban. Meredith llevaba en su bolso la acreditación de patrocinador, Deiwan y Lisa andaban muy ocupados y para ella habia sido un placer que contaran con ella para representar al negocio. No del todo, porque la aburrida y severa Angelica Carrasposa la acompañaba. -Señorita Carrasposa, ¿ha visto la noria? Me encantaría subir-comentó mientras lanzaba una mirada hacia todo lo que había montado para el evento-. ¿Y a vosotros? Los elfos no tuvieron tiempo de responder. -Señorita Blumes, hemos venido a representar al Centro Cultural, no a un parque de atracciones... deje de comportarse como una niña malcriada y céntrese en cumplir sus responsabilidades, que para eso le pagan-sentenció la gorda y arisca bibliotecaria sin ni siquiera mirarla a la cara. Meredith se quedó algo sonrojada, ya desde temprano su compañera había hecho muestra de su peculiar personalidad. Babila el recepcionista del departamento vendía palomitas, la librera casi le fulmina con la mirada al ver su vestimenta tercermundista y su poca higiene personal. Meredith sacó el certificado y lo ofreció: -¿Podemos pasar ya, verdad? ¿Podemos ocupar cualquiera que esté vacío, no? Espero que sea el sexto, amo ese número-confesó Meredith mientras los elfos empezaban a ir hacia donde ella había dicho y su compañera ladeaba la cabeza resignada. El gran dilema se presentó a la hora de montar todo, tenían constancia de que asistirían muggle. Angélica ordenó que fueran rapidos y cerraran las cortinas mientras sacaban y distribuían todo. Asi se hizo y en menos de cinco minutos, las cortinas esmeraldas se corriendo para mostrar una estanteria y una mesa con pendientes que ofrecía libros de cualquier temática, de actualidad y de antaño, con el precio al lado a los clientes. Al lado derecho había un pequeño pasillo que daba acceso a una sala con diversos incunables y primeras ediciones protegidas por encantamiento antirobo mientras las paredes eran adornadas con diversas pinturas de estilo modernista, tambien puestas a la venta, para que no quedara una sensación de vacío y artificial.

193


Al fondo de la exposición de cuadros, había un kiosko cerrado que sería abierto para mostrar libros infantiles y para representaciones teatrales de guiñoles y marionetas en la tarde para el pequeño público. Eledhwen Hufflepuff Eledhwen dedicó un rato libre a pasear entre los negocios; mientras degustaba unas palomitas de maíz recién hechas, comenzó a visitar los stands que los diferentes comerciantes de Diagon habían montado en el Evento. Ella había visitado algunos de ellos, para entregar las fichas y autorizaciones. Así que, decidió pasar por los que no tenía el gusto de conocer. Aunque antes... Vió a lo lejos el cartel de la Tintorería - Lavandería Shentaku Shinai, y decidió pasar por allí primero. Quizás Sagitas necesitase ayuda para atender a todos los visitantes. Al entrar en el negocio, observó sobre la mesa una nota dirigida a ella " Prima, si vienes, comprueba que haya siempre jabones de regalo encima de la mesa, para repartir entre los que entren." Eledhwen sonrió, y guardó la nota en un bolsillito secreto del disfraz de bruja que llevaba. Se acercó a los cestillos de los jabones, y observó que había algún hueco, indicador de que el stand había recibido visitas. Sacó la varita, y aplicó un encantamiento duplicador, para volver a llenar los cestillos. Antes de salir, se colocó en un cuerno del disfraz el pin publicitario de la tintorería: Así, cada vez que se cruzase con alguien, verían el anuncio.

194


Sagitas E. Potter Blue Caminaba deprisa hacia el exterior cuando me detuvo la voz de mi sobrina. -- ¡¡Xell!! ¡Qué bien verte con el stand de la librería abierto! ¿Marcapáginas? Déjame verlos. Entré en el stand de la Librería La Hermana Quisquillosa. Xell había hecho un buen trabajo y se respiraba un olor a libro viejo, a polvo en las páginas, algo que me encantaba. - Ay, creo que debería pedirle a Babila que me creara un perfume de este tipo. Es el olor que más me gusta, a pergamino viejo. Aunque también me gusta el de la hierba mojada. Los marcapáginas que me enseñó Xell eran realmente bonitos y originales. Se lo dije así. -- ¿Has traído bastantes? Parece que vendrá mucha gente a la fiesta. Y comprar no, pero llevarse todo lo que puedan... Y me puse a reír, feliz. El evento estaba resultando muy bonito. -- ¿Has visto los otros stands, algunos están cerrados, pero he visto que abrían el de Deiwan. Después iré a echarle un vistazo. Creo que él no podía venir pero mandó a la bibliotecaría, así que seguro que podréis hablar entre vosotros. Salimos las dos a la puerta del stand. El día prometía ser caluroso. -- Mira, por allá está Eledhwen. ¡Eh, hola! Ariane Dumbledore Habia tenido algunos contratiempo para llegar a tiempo a la actividad Ludica organizada por parte del departamento de de Accidentes, mi negocio era uno de los patrocinadores, eso me tenía contenta. habia pasado la noche haciendo pequeñas replicas en miniatura de varitas magicas de diferentes tipos de arboles de especies que reflejaban los doce que simulaban los signos zodiacales del oraculos celta, no habia sido nada facil sacar tantas replicas de estas, pero habia tenido la ayuda de mis elfos, mi hija y de una de mis queridas sobrina. Además había pasado por el Castillo a cambiarme, un look bastante casual, un pantalon de mezclilla beige y una blusa negra, unos zapatos destapados estilo zandalias de tacón pequeño de color marron oscuro.

195


LLegue hasta el Stand y sonreí el escudo que Sagitas y su grupo creativo haabia hecho para simbolizar el Negocio de varitas era hermoso, la verdad yo que amaba las varitas no hubiera podido hacerlo mejor. Las bolsas las deje en el suelo, venian delante de mi levitando, las deje en el suelo y respire profundo era ya algo pesado para mi andar y más tan deprisa, mi adorado retoño estaba creciendo aprisa. - Buen Día chicas Dije saludando a las damas que veía allí Eledhwen Hufflepuff Eledhwen salió del stand de la Tintorería, y se puso la mano sobre los ojos a modo de visera, porque el día se presentaba soleado. Escuchó un saludo proveniente de una voz conocida: - ¡Eh, hola! Cuando sus ojos se habituaron a la luz, pudo distinguir a Sagitas y a Xell. Por el otro extremo se acercaba también Ariane, que había salido del stand de su negocio de varitas. - Buenos días a todas, me da que hoy va a hacer calor - dijo, separando el cuello del disfraz, porque se ahogaba - me da que voy a tirar este disfraz a la basura, y me voy a poner el bañador e irme a las piscinas... después de trabajar a tope, claro... - añadió apresuradamente, al notar la mirada reprobatoria de su prima-jefa.

196


Artemis Macnair Malfoy

Ignorando a Henry y a James, que estaban discutiendo esta vez por a quién le quedaba mejor el uniforme de policía, fue hacia el stand del Pandora's Box Night Club. Descorrió las cortinas blancas, encontrándose con numerosas sillas. Las sorteó, internándose en el local recién abierto. Dentro, era una copia exacta del interior del negocio en el Callejón Diagon. Encendió las luces de colores y echó un conjuro de limpieza a todo para estar segura de que ni siquiera quedaba una mancha en ninguna superficie. Luego aumentó la superficie del escenario. Sacó los barriles de cerveza y varias botellas de diferentes bebidas, preparando todo para los posibles clientes. Los músicos llegaron al cabo de pocos minutos, ocupando sus lugares con violines, tin whistles, bodhrán y arpas irlandesas. La vibrante música inundó el stand, pudiéndose escucharse fuera y pareciendo llamar a adentrarse a aquel lugar. Quizá eso fue lo que les pasó a un grupo de leprechauns, quienes no pudieron resistirse a entrar.

197


Sagitas E. Potter Blue

Era completamente cierto lo que había dicho Eledhwen. Hoy iba a ser un día muy caluroso y los visitantes buscarían el fresquito dentro de los stands abiertos. Aunque... eso de ir a la piscina... -- Pues... No sé... Prima... Yo creo que... Al menos que como la única disponible de Primeros Auxilios en este momento en la zona de baños, quieras aprovechar para lucir el bañador de socorrista... Entonces sí puedo autorizar que te vayas a la zona de la piscina. Pero recuerda que para trabajo, no para torrarte al sol. Era clara mi advertencia. Si se iba a poner al sol y dormir encima de una toalla, la mandaba a patrullar en los juegos muggles. Después saludé a Selene. -- Cuñadita... Cuánto me alegra verte por aquí. ¿Qué tal te encuentras desde...? Ya sabes... desde que estalló la puerta de Accidentes. No quise decir más, pero estaba segura que todos los presentes, que estábamos en aquel momento en el departamento. De repente, una música irlandesa empezó a sonar con fuerza en el lugar. Me puse a bailar, sin poder evitarlo. Me encantaba. -- Vamos, chicas. El Pandora ha abierto. Os invito a algo. Dicen que han traído a los leprechauns y éstos bailan de muerte. Matt Blackner Miraba a mi alrededor cuando noté que alguien se acercaba. me giré, y vi a Kevin, vestido con un elegante traje negro. Me alegraba mucho verlo después de la boda no había sabido nada de el. Correspondí a su abrazo, y al separarnos, lo miré de arriba a abajo. - Hola Kevin! lo mismo digo, hace mucho que no sabía de ti. eh, para estar casado no se te ve tan mal - bromeé. Me dijo que las chicas preparaban las cosas para la fiesta, y que más tarde realizarían algunas exhibiciones. Iba a aceptar su propuesta, de todos modos estaba echando un vistazo para ver donde estaba todo y andaba a la busca del stand de la tienda PB Era temprano y ya empezaba a hacer calor, menos mal que me había dado por ponerme algo fresquito. Noté la voz de alguien muy cnocido y sonreí, girandome hacia Sagis.

198


- Hola mamá - la saludé mientras me abrazaba. Ahora parecía más tranquila, hasta parecía alegre, a pesar de los nervios de última hora. - Pues no se, la verdad, ando buscando el stand, aunque no creo que ande muy lejos. Ahora compruebo que todo esté bien, pero seguro que si Ella se alejó, tendría muchos sitios que comprobar. - Kevin, voy a comprobar el negocio y te veo en la fiesta - dije, alejándome un poco en busca del negocio. Por el camino, vi a Xell, a la que saludé de pasada, pues tambi´n estaría trabajando. Encontré el stand de la tienda. Tenía las cortinas echadas, asi que saqué la varita y con un par de movimientos, las cortinas se sujetaron con un lazo a los laterales, dejando abierto el espacio. Entré al cubil, sonriendo con la decoración. Parecía la entrada del negocio, la entrada era amplia. Habían colocado algunas mesas para que la gente se sentara, tal vez a objear alguno de los libros para la academia y los cursos que se impartían. También había pequeñas muestras de algunas de las pociones que vendíamos y en las mesas, plumas azúcar de color blanco, y otras plumas de chocolate de distntos sabores, para que la gente cogiera si se les apetecía. Si, estaba todo en orden, asi que cogí el pin y salí. Escuchaba música no muy lejos, y decidí acercarme, a ver de qu enegocio se trataba. Eledhwen Hufflepuff Eledhwen miró con deseo el bañador de socorrista, y asintió entusiasmada ante las palabras de su prima: - Oh, sí, sí, yo encantada de ir a la piscina... a trabajar, por supuesto, faltaría más - dijo mientras le quitaba de las manos la prenda de vestir, feliz de la vida - voy a cambiarme en la Tintorería, así reviso que no falten jabones, y dejo este disfraz para lavar, que con la sudada que tengo, me da que está empapado... Se despidió de las chicas, diciéndolas: - Nos vemos en las piscinas...

199


Cornelius Wind Haugthon

♛ Nombre del Negocio: Fantasía del Fénix de Agua ♛ Nombre de los propietarios: Magnus Alone ♛Rubro al que se dedicará: Actividades al aire libre. Paseo. Recreación. Biblioteca Pública. ♛ DESCRIPCIÓN: Magnus Alone es el encargado de tomar posesión de la gran biblioteca de Helena Ravenclaw. Una edificación rodeada por un parque de gran belleza, perfecto para descansar en verano y disfrutar en invierno. Para tomar una siesta a la luz del sol, disfrutar de las cristalinas aguas del pequeño río donde castores preparan sus hogares y allí la barca del amor, aquella que cada noche, a la hora de la cena, une a más parejas en eterna pasión. Donde los habitantes pueden socializar, preparando un delicioso picnic, al tiempo que se intentan descubrir los secretos que esconden el lugar ¿A quién pertenecían sus terrenos? Simplemente, gracias a la astucia de un mago, ese espacio verde es ahora uno de los lugares más populares para visitar en el mundo. Modernizado con los últimos golpes de la moda, con el asesoramiento de contactos internacionales del joven, cuenta con: - 10 cómodos bancos de piedra blanca bajo los árboles distribuidos por todo el parque, para descansar los pies y respirar el fresco aire del lugar. Capacidad para cuatro personas c/u y un tacho de residuos a cada lado. -Una fuente con el escudo de armas de la casa de Ravenclaw e inscripciones de un antiguo idioma marcando un lugar conocido como la Sala de los Menesteres. -La estatua de cristal de Helena Ravenclaw, en el medio del parque y rodeada por flores.

200


- Tubos evanescentes, que absorben las hojas caídas durante el otoño y las hacen desaparecer del suelo. Estas se transportan directamente a una imprenta mágica de Londres, donde son recicladas y transformadas en una clase de pergamino muy duro, utilizados en libros didácticos encontrados en la misma biblioteca y los cuales son de diversos temas de interes. -Un puente de cristal que lleva a la Gran biblioteca, adornado con diferentes formas de animales. Las puertas de madera de roble se abren para dar inicio a una pequeña visión de lo que en su interior se encuentra. Donde la propia Helena atiende a los visitantes, aquella fantasma de Hogwarts conocida como la dama gris, aunque se rumorea que aquel apodo no es de su agrado y quienes intente llamarla de esa manera, ella le cerrera las puertas. Para el visitante observara diversos cuadros famosos de grandes magos que se mueven o casi no se encuentran en su marco o como los pasillos que le gusta cambiar de posición. Entre las paredes se encuentra el dibujo de un fénix de agua, mencionando la palabra secreta se abre un pasadizo donde envía a una sala de menesteres. El salón esta contenido como su fundadora lo ideo, listo para entrenar a cualquier mago que lo desee, mismo salón que cambia de apariencia para las necesidades de quien necesite. Su disposición esta siempre dispuesta para quien responda el acertijo en la pared, el cual se encuentra en runas antiguas ¿Quién nace de dolor y renace del amor? La misma respuesta es el Fénix de Agua. Al exterior la estructura de la biblioteca es pequeña y rudimentaria como en la época que ella misma la creo con algunos toques medievales dado por Magnus Alone. Este añadiendo cosas nuevas a la estructura le dio la capacidad según las estaciones, mostrándose en primavera con la forma de una águila que da la oportunidad de ver tres pisos y una terraza superior, donde se puede observar a plenitud el jardín. En otoño la estructura cambia con la forma de un tejón y ahí es de dos pisos con una pequeña tienda de suvenir de bebidas frías, y un nivel subterráneo donde se ve varias estatuas de grandes famosos duelistas. En verano e invierno muestran la forma de la diadema y todos los espacios secretos están sellados. La sala de menesteres solo es accesible en esas temporadas por la estatua de Helena, la cual pregunta a sus habitantes y ellos con sinceridad deberán responder sus intenciones. ♛Empleados : Helena Ravenclaw, encargada de la Biblioteca. Magnus Alone, Guardián de todo los terrenos.

201


♛Beneficios: Un Cargo libre en el local. Un pago según las ganancias del local. Bonos de vacaciones. ♛Requisitos para afiliados y/o empleados: • Realizar 6 post mínimos al mes. • Link a tu ficha de personaje. • Link a tu bóveda personal. · Criaturas: · Objetos: · Elfos: ♛Ficha de Afiliados y empleados. Helena Ravenclaw, fantasma y encargada del local. Andrómeda Perseus y Bóveda (Elfo: Hermes) -Magnus Alone. -Soy Magnus Alone, nuevo dueño de la Fantasía del fénix de Agua. – Realizo reverencia al entrar y se mantuvo con un porte magistral. Aquella mirada destructiva y calmada solo tenía una intención y era de hacer publicidad a su local. En cuanto a su vestimenta era oscura y clásica del medioevo, en cuanto a su forma de pensar era llena de perjuicio, solo espera conocer alguien o comenzar la platica con alguien de negocios.

202


Cye Lockhart

Había llegado el día y Cye estaba muy emocionada, se daría comienzo al evento organizado por el Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes y del cual cuatro de sus negocios fungían como patrocinadores. Pero la preparación para dicho evento había sido ardua por parte de los organizadores y desde que se hizo el anuncio, aquella oficina había colmado de buena atención, profesionalismo y detalles bonitos a los negocios participantes. Por eso la Lockhart no acudiría con las manos vacías, claro que no. -¿Me veo bien?- pregunto a Corroló al apersonarse en “Magic Tea” lugar donde había un exclusivo traslador para llegar sin contratiempos al evento. -Oh ama, claro que se ve bien, por cierto aquí esta lo que preparamos, creo que todos querrán- dijo el elfo alagando a la propietaria por el vestido y sintiéndose orgulloso por presentes que entregaba a la dueña, el elfo acudiria mas tarde para ayudarle. -Ama no se olvide de llevarse el prendedor y coso de aprobado- decia mientras la rubia blanqueaba los ojos por el olvido, si mal no recordaba, en todos los negocios habían insistido en que llevaran la ficha aprobatoria, primero se colgó su bonito prendedor en la tira derecha del vestido tipo romano que llevaba y luego metió el papel en la bolsa que colgaba de su brazo con el logo de Magic Tea.

203


-Bien Corroló nos vemos luego- añadió y toco las estatuilla que fungía como traslador, de inmediato se vio envuelta en un torbellino por lo que cerró los ojos y cuando por fin sus pies tocaron suelo solido los abrió, ahora estaba en el Parque de las Lamentaciones, bonita y fresca locación para la fiesta. Camino despacito, no tenia afán, pues había decidido que todo el día lo pasaría allí, y se enfilo hasta donde vio a Babila el recepcionista del departamento que vendía palomitas y le pregunto por los stanes y le mostró su certificado aprobatorio, también se entero de la fiesta con atracciones muggles. -¿Ya se podre entrar?- pregunto y Babila contesto afirmativamente, por lo que se despidió cargando su bolsita que estaba hechizada para meter dentro un gran, gran numero de cosas y fue hasta donde estaban los lugares para los stanes, colgo el aviso en uno de ellos y abrió las cortinas blancas cuando lo tubo organizado.

Al principio del están como en todos, estaban mesas y sillas vestidas de blanco y beige, como la cortina externa que servían de marco a la exhibición, las dos mesas estaban ubicadas a cada lado dejando el centro libre para que los visitantes pudieran pasar hasta la improvisada barra vestida con la misma mantelería y donde se exhibían los distintos mostrarios de Té en una,dos, tres, cuatro, cinco,y seis presentaciones, tras la barra había una suerte de mesa larga sobre la que estaban de un lado varias teteras de tamaño pequeño colocados sobre una hornilla con velas mágica que calentaba la bebida hasta el punto requerida y listo para el consumo, del otro lado algunas teteras y tazas a juego, también algunos bocadillos y vasos de cartón aunque Cye se había negado a usarlos a menos que quisieran sacar la bebida fuera del stand, decía que eso disminuía la calidad y el disfrute. Con todo en su lugar y habiendo llegado su elfina Feixac para atender a los primeros visitantes, Cye salio a dar una vuelta por los otros stanes, no sin antes asegurarse de que entendiera que no se iba a veder los té sino a obsequiarlos tantos los líquidos como los que estaban en bolsitas, esferas o cajas.

204


Sagitas E. Potter Blue

¡Eledhwen estaba chiflada! Prefería irse a trabajar en la piscina, con el agua fresquita y disfrutando del sol y de los juegos acuáticos antes de ir a escuchar música irlandesa. -- Vale, vale, vete… -- le dije, cuando me quitó el bañador de las manos. – Pero después aunque te arrepientas no te invitaré a bailar y sudar en la pista de baile en el Pandora. Era una buena idea, la de cambiarse en la lavandería, hacía tiempo que no miraba y no sabía si habría bastantes jabones de regalo. -- Procura no usar la lavadora seis. La he traído pero… Me parece que la tapa no cierra bien y tengo miedo de que derrame el agua por el suelo – le dije, bien bajito, para que no se enterara nadie más. Y bueno, nos veríamos en la piscina, aunque no pensaba quitarme el chaleco salvavidas. Vi llegar a Matt y le saludé, apremiándole con la mano para que se acercara a nosotros. -- Es el cumpleaños de tu prima Xell, felicítala. Fue cuando me di cuenta de que había algo raro allá. Aquel negocio… -- Permitirme un momento, ir entrando vosotros al Pandora… Había aparecido un stand que no tenía controlado. Me sabía de memoria los veinte stands que habían contratado espacio en nuestro evento. Y aquel no me sonaba.

205


-- Eh, eh, un momento… Sr… ¿Quién es usted? No está autorizado a instalar un stand de negocios aquí sin el certificado de aprobado… Estaba algo confusa. ¿Sería un negocio de última hora que no conocía? -- Mire, soy la Directora del Departamento de Accidentes, quien ha preparado el evento. ¿Ve aquel negocio, el de Magic Tea de Cye Lockhart? -- y saludé a mi cuñada para decirle que después me pasaría a verla. – Pues ella tiene el certificado y el blinkie que le autoriza a utilizar el espacio. Si quiere, le pongo un PROVISIONAL mientras normaliza su situación, pero si no lo hace tendré que pedirle que abandone el lugar, ya que los otros negocios han contratado nuestros servicios. ¿Necesita ayuda para rellenar los formularios? Me estrujé un poco las manos, nerviosa. No quería llamar a los guardias de seguridad porque se nos había colado un intruso, eso no me lo esperaba. Aunque si rellenaba los papeles necesarios, por mí no había problema en que se quedara. OFF.Cornelius, si quieres participar en el evento, te ruego que postees aquí para dejarnos los datos y prepararte el certificado aprobado y el blinkie de apoyo. http://www.harrylati...pic=98329& st=20 Xell Vladimir Así que a la tía Sagitas le gustaba el olor a hierba mojada. ¡Vaya gustos más raros! Yo no usaba muchos perfumes, pero los prefería a ese. - Creo que he traído bastantes, Directora - repuse, en tono jocoso. - No he visto más stands. ¿Me das permiso para ir a ver los otros? Quiero ver el de Deiwan. Tiene que ser muy bonito, seguro. Saludé a Eledhwen, quien se acercaba a nosotros. Olí algo en sus manos... Seguro que... ¿Jabón oloroso? Sonreí al pensar en conseguir un jabón con olor a hierba mojada. También se acercó a nosotras la cuñada de la tía, Ariane. - Hola, hola. ¿A que es un evento genial? - repliqué a todas. - ¿Piscina? ¡Nadie me había dicho que hubiera piscina! Iba a protestar, pero había llegado tarde. Sagis le había dado el bañador a Eledhwen y ella no había perdido la ocasión para alejarse por si acaso le quitaban la oportunidad de bañarse. ¡Jo, qué suerte! Con el calor

206


que hacía allá dentro. - ¿Bailan los leprechauns? Nunca he visto uno, creo... Al menos que tengas alguno en el circo. Mira, Cye ha abierto su local y hasta aquí llega el olor a las especias. ¿A dónde iba la tía? Iba hacia un hombre que no conocía, parecía el dueño de uno de los stands. No lo reconocí. - ¿Entramos en el local? ¿Aquí fuera hace calorcito - repliqué. Cye Lockhart Salió del stand de al lado que era suyo y se quedo mirando a lo lejos, ¿esa era Sagitas que le agitaba la mano en señal de saludo?, siii, si lo era, ya la había visto y con ella estaba Xell la pudo reconocer por el tono dorado de su cabello, era imperdible así como el violeta del de su cuñada. Se apresuro a meterse entre las cortinas del local contiguo para organizar allí su próximo stand llamo a los elfos que enseguida aparecieron y les pidió que organizaron todo adentro mientras ella prendía el letrero en el frente de la cortina.

Al cabo de unos minutos, en que Cye con su varita hacia que el cartel se sostuviera a la altura justa, los elfos abrían las cortinas para dejar ver un espacio cubierto de arena que a excepción de las sillas era un exacto al que estaba en el callejón solo que más pequeño. Solo tres alfombras flotaban cerca del Oasis y las sillas y mesas dispuestas por la organización habían sido movidas a ambos lados de las cortinas para dejar el resto del espacio libre, seguramente con aquel calorón más de uno iría a meter los pies al agua y también a descansar un rato sobre las alfombras a orillas del agua fresca.

207


Sobre las dos mesas había un sinfín de bebidas con hielito y parte del menú que se ofrecía en el callejón, todo gratis para degustar aquel día. -Ama hemos colgado la permisologia allí para que lo vean, pero ¿Dónde está su pin de este negocio, Corroló no lo ve en su vestido?- decia uno de los elfos, el que se encargaría del stand en ausencia de la propietaria, Cye se llevo las manos instintivamente a la tira del vestido donde se había colgado los otros y recordó. -Es que el pin lo traerá un caballero el que siempre va al negocio del callejón, estén atentos y le atienden bien cuando llegue.-dijo en tono serio, el elfo asintió y se quedo acomodando las bandejas sobre una de las mesas.

Cye con dos stanes ya abiertos iba por el tercero y para gran suerte suya los lugares siguientes estaban vacios, era lo bueno de no haber llegado tan tarde así que de inmediato con la ayuda de sus elfos montaron todo dentro afuera pendía un bonito cartel que decia El Carrito del Sabor Adentro dos heladeras, una llenas de cremas y paletas enmarcadas por una réplica del Carrito en madera que se veían precioso. Como en sus otros locales las dos mesas y las sillas habían sido dispuestas a los lados para dejar el paso libre.

208


La Heladera de las paletas estaba con las puertas hacia los clientes para que estos tomaran las paletas que quisieran con sus propias manos, la otra heladera estaba en sentido contrario para que Jops o Meissan llenaran los barquillos y los ba単aran con los respectivos siropes o lluvias

209


Ya se imaginaba a los críos que asistían pegando sus caritas al vidrio para ver que sabor elegir para su barquillos o vasos.

Y el penúltimo de sus cinco stanes estaba a punto de abrirse, este era una verdadera delicia a los sentidos un Cartelito sostenido con unas lianas de aji verdes, amarillos y rojos lo sujetaba a la cortina para que no cayera.

Adentro todo estaba dispuesto de diferente forma, las mesas habían sido tomadas para colocar el sinfín de especias sobre ellas y ubicadas en el centro del stand, las sillas permanecían pegadas a las paredes para que la gente se sentara, justo al fondo del stand una pequeña vitrina resguardaba los frascos con ingredientes que se combinaban para hacer los preparados de acuerdo a las necesidades.

210


-Canelita ¿lista para esto?- pregunto a su socia que por primera vez había salido de la tienda ubicada en el callejón donde no solo era socia sino la consejera de especias y vivía en la trastienda, era parte de la mística que la envolvía. -Sí, estoy lista para ayudar a la gente, las especias también lo están- dijo canelita señalando las mesas con las maravillas que habían llevado, aunque sus ojos buscaban a su aprendiz Valentine ojala se diera la oportunidad de probar cuanto había aprendido en el tiempo a su lado. El prendedor del stand lo portaba Canelita en su vestido y lo lucia orgullosa como el resto de sus alajas.

El ultimo de sus stanes era el de Stilos pero ese estaba encargada de abrirlo la decoradora de interiores Lee Min Nana que trabajaba con ella, así que esperaría unos minutos a ver si aparecía con los catálogos y todo lo que había conversado que llevarían. Ariane Dumbledore Las salude con un gran abrazo y bese las mejillas a mi cuñada, su sobrina esta con ella y tambien les salude. La invitación al lugar de donde venia la musica, era tentadora, pero debía organizar el stand y dejar las muestras antes de cualquier cosa. - Todo esta mejor, solo fue la tension del momento. No hay que preocuparse por eso y menos un día como hoy...me agrada tu propuesta, pero alistare en stand primero y ñluego las acompañare al pandora... Solte despidiendome con una gran sonrisa para las jovenes, ingrese al stand, comence a dejar las muestras que haboa traido de varitas, centros maderas y toda clase de informacion sobre el arte de las varitas.

211


Sagitas E. Potter Blue

Después de hablar con el nuevo promotor y llegar al acuerdo de arreglar los papeles, decidí salir al exterior. El sol era intenso, demasiado. Tal vez deberíamos limitar la fiesta a los interiores de los stands. No estaba segura de que si usábamos la noria o cualquier otro juego, no se nos muriera la gente de una insolación. -- ¿Habrá abierto Cye su stand de helados? Dirigí mis pasos hacia donde había visto a mi cuñada por última vez, deseando que así fuera porque me apetecía muchísimo un helado fresquito. Ya me acercaba cuando algo me golpeó en las piernas, provocando que tuviera que agarrarme a un toldo de un stand cerrado. Era una mancha violeta que salía corriendo y se perdían entre los stands. -- ¡Eh, tú! ¡Espera! Pero ella era demasiado veloz y hacía mucho calor para perseguirla. Bufé, le pediría a los de Seguridad que jugaran al tiro al blanco con ella. -- Cye, Cye… ¿Tienes abiertos los helados? Me muero por algo fresquito. Cye Lockhart Como todo estaba listo, a Cye solo le quedaba esperar a los visitantes, y también ella misma ir a curiosear los otros stands. Volvió al de Magic Tea y se quedo parada en la puerta preguntándose donde estaría la decoradora de Stilos, en ese instante escucho una voz familiar, al girarse vio a su cuñada que ya estaba a unos cuantos pasos y le preguntaba por los helados. -¡Sagitas! Si, si, ya lo he abierto esta aquí al lado, quieres verlo y de paso pruebas alguno, que la vez pasada ni tiempo tuve de ofrecerte algo- dijo emocionada, fuese del comité organizador o no era la primera visita a su stand y le alegraba mucho. -Ven- dio unos cinco pasitos y ya estaban frente al stand, y ya luego caminaron hacia donde estaban las neveras con los helados, los de paletas se veían tan apetecibles con aquel calor y al lado la nevera de las cremas y frutas aguardaba a que los visitantes se deleitaran con sus manjares. -Ha quedado bonito ¿cierto?- pregunto tomando una paleta de mora y dándole una probadita a la misma, se relamió los labios y dijo.

212


-Anda mujer ¿Qué gustas? ¿Paletas o conos? – pregunto dando un mordisquito a la punta de su paleta y guardando silencio mientras movía el trozo de helado en su boca para que el frio no quemara su lengua. Esperaba tener muchas visitas y sobre todo con aquello de que los helados eran obsequiados aun mas. Amya_An La bruja había tenido Gran Retraso con la Apertura del Stand de la Floristería (U.U sorry mana). Venía desde el Espacio de Reversiones, ^^ aún tratando de Indagar 0.0 a donde había ido a parar una de las muchas cajas que había embalado para el Evento. - ... Seguro que No encontraré ni pista hasta que estemos barriendo después de la Clausura, - aseguró hablando consigo misma (mal que siempre la aqueja). Avanzó bastante tranquila, aprovechando de chequear los Stand´s ya ABIERTOS a su paso hasta su espacio "propio". Miró a un lado y a otro, y divisó el Stand de Sentaku Shinai, el negocio de TintoreríaLavandería. Mas allacito el del Confesionario de Las Lamentaciones y también el de la Guardería Infantil ; El Hipogrifo Asustado. - OwO Seguro que Sagitas estará por aquí y me zapeará por la Tardanza .-. - se dijo algo ¿asustada? Sacó un especie de tablita con una hoja en donde llevaba un listado. Pasándole el dedo, pareció marcar 3 segmentos horizontales amplios en el papel. Lo apoyó contra su pecho (la tablita) y prosiguió su marcha. La Librería de La Hermana Quisquillosa también ya estaba Abierto a los visitantes. La bruja no puso dejar de sonreirse al pensar o tratar de adivinar de los souvenirs que Xell hubiese preparado. - ... Como No sean .-. mas papeletas (=multas) amarillas, - disque se quejó a media voz, aquel asunto todavía le freía el seso a la Adler. Volvió mirar su cosito (0.0 su tablita) y a rayar una vez mas. Ya desde donde transitaba alcanzaba ver a Babila ¬¬ seguro que yendo tras nuevas "presas" *EJEM*, saludó con la mano arriba y continuó. El Stand del Centro Cultural "George Gordon Byron" tenía mucha concurrencia, asentó con la cabeza contenta e hizo igual acción en su tabla.

213


o.O Es que llevaba algún especie de Apuntes? A unos pasos mas allá, el cartel algo así como Iridiscente del Night Club "Pandora´s Box", le llamó mucho la atención, en realidad lo que le llamaba la atención a la bruja, era el rubro que manejaba dicho negocio (^^). Marcó una vez mas en su tablita y reanudó la caminata (0.0 tan lejos quedaba el Stand designado???). - ... De haberlo sabido U.U me hubiese ^^ tomado prestadito ¬¬ las bambas de Sagitas ... - manisfestó la bruja con cierto descaro 0.0 miren que tratar de hacerse de las Bambas adoradas de su mana. La Tienda del P.B. también ya estaba listo para atender. - Será que tengan tinta que varíe su tonalidad según el humor de quien escribe? - en serio la bruja tenía ideas raras en la cabeza. Hizo el Check respectivo y caminó y ^^ caminó. El siguiente Stand resultó ser un tanto ¿enigmático? Se detuvo en seco y hubo que mirar la tabla no una ni dos veces. Incluso le dio la vuelta al papel para constatar de que No tenía el nombre al dorso del pergamino. - Qué raro ... - murmuró levantando una y otra vez la mirada hacia aquel cartel con el Nombre de "La Fantasía del Fénix de Agua". Se rascó la cabeza pensando si habría metido la pata y lo habría omitido durante los preparativos. Era extraño. Apuntó el nombre para consultarlo luego (primero) con la Dirección Departamental, antes de cualquier otra acción. Andaba aún con la duda en la cabeza cuando se dio de lleno con el Stand del Magic Tea. - ^^ Quizás me viniera BIEN unas agüitas de hierbas U.U ya que Sagitas no nos permite Whiskyto ni siquiera un poquito de Agüita Santa (=vinito dulce) ^^ para calmar los nervios. - Sin Comentarios ^^ ! Pero No podía detenerse, debía llegar o U.U no venderían flores. - ^^ Y si visto a los Elfos de "violeteras"??? - *Ains* nop, ya la bruja empezaba con sus maquinaciones maquiavélicas.

214


Tres Stand´s mas estaban ya a disposición de los visitantes (visitantes? ¬¬) ; El Oasis de Cye, El Carrito del Sabor y Especia y Algo mas. Y ahí, en el segundo negocio mencionado ... ^^ divisó a Sagitas y Xell ¬¬ echándoso unos helados? OwO sin Ella? Corrió hacia ambas ¬¬ con el firme propósito de echarles una lamida (0.0 a los Helados xDDD!!!) y notó que con Ellas también estaba Cye U.U a ver si a Ella también le daba un Heladito ♥.♥ Saludó a la Joven del Negocio de Varitas Ollivander´s, OwO la recordó de cierta ¿aventurilla? en la Tercera Planta ... algo con respecto a la Oficina de su manajefa mejor dicho la puerta de su despacho y el pobre escritorio del Buen Babila .-. - Ey! a mí ^^ no me convidan un Helado? - dijo sin vergüenza (¬¬) - ... no me eche de esa mirada manis (a Sagitas) ^^ que voy camino a abrir el Stand de la Floristería ... solo espero que con éste calor, ^^ las flores No se nos hayan hecho abono! Bromeó Ella OwO pero ya se preparaba mentalmente para el zape afectuoso familiar de rigor (¿?). U.U claro que la Adler se "protegería" de tal (Si se sucediese) con la tablilla que traía consigo OwO usándolo como especie de escudo. Y ya que "hablamos" de dicha tabla, ésto era lo que contenía ... Stand´s Instalados por sus respectivos dueños ; Centro Cultural George Gordon Byron -> ABIERTO ; Personajes Meredith Blumes, joven y atractiva bibliotecaria. Angélica Carrasposa, bruja que pasaba la cuarentena y no era demasiado agraciada que digamos. Los elfos Ahma, Yamta, Drusilla y Cordelia. Botica Macnair Pandora´s Box -> ABIERTO ; Artemis Macnair Malfoy. Tienda P.B. -> Matt Magic Tea -> ABIERTO ; Cye. El Oasis de Cye -> ABIERTO ; Cye. Especies y Algo mas -> ABIERTO ; Cye. Stilos El Carrito del Sabor -> ABIERTO ; Cye. Las Dos Hermanas Quisquillosas La Hermana Quisquillosa -> ABIERTO ; Xell. El Palacio de Dobby Floristería

215


Disco-Pub-Karaoke El Pájaro Cantor Renacer del Fénix Parque Acuático Witch Agencia de Seguridad Privada para Neutrales Ollivander´s -> Ariane Dumbledore. Tintorería-Lavandería "Sentaku Shinai" -> ABIERTO ; Sagitas y Eledhwen. Confensionario de Las Lamentaciones -> ABIERTO ; Sagitas. El HipoGrifo Asustado -> ABIERTO ; Sagitas.

** La Fantasía del Fénix del Agua

Artemis Macnair Malfoy Finalmente llegaron los bailarines que animarían más el local. Tres chicos y tres chicas conformaban aquel grupo de profesionales que se dispondrían en diferentes puntos estratégicos del club nocturno. Uno de ellos era castaño, con el cabello corto, barba de candado recortada, ojos avellana y unos labios tentadores. Llevaba pulseras anchas de cuero marrón oscuro en la muñeca izquierda, dándole un aire de rebelde, junto con sus pantalones vaqueros largos desgastados y la camiseta color crema. Otro de los chicos era rubio, con el cabello un poco largo, ojos verde hierba. Vestía pantalones negros, camisa blanca, una corbata burdeos y una bata blanca de médico. El tercero de los varones tenía el cabello negro y ojos de una extraña combinación de colores fríos. Tantos sus pantalones como su camisa eran negros… y la última no tardó en desabotonarla, dejando ver su torso bien trabajado mientras bailaba subido a una tarima. La primera chica era una belleza italiana de largo cabello castaño oscuro y ojos marrones. Tenía unos sensuales labios carnosos y una silueta femenina exquisita, realzada con un vestido ceñido de color champagne. La segunda era baja en comparación con todos sus compañeros. Llevaba el cabello ondulado y de color caoba, hasta acariciar los hombros. Su irresistible figura se acentuaba con el vestido blanco con corset que llevaba. La última era una belleza asiática. Su cabellera era larga, lisa y de color negro. Su atuendo estaba compuesto por un vestido vaquero de manga corto, ceñido, que se abría para mostrar unos jeans cortos. Un cinturón ancho azul claro enmarcaba la fina cintura. Los labios pintados en rojo combinaban con los zapatos del mismo color, cuya tira rodeaba el tobillo, y tenían unos altos tacones de aguja.

216


La sugerente y conocida melodía comenzó a sonar desde el puesto del Dj tras que los bailarines ocupasen sus puestos para comenzar a trabajar. Joanna empezó a preparar tragos varios, moviéndose al compás de la canción y divirtiéndose.

DEIWAN RAMBALDI

-Parece que van abriendose más stand, lo cierto es que me apetece ir a tomar algun heladillo... ahora traeré para los elfos-comentó Meredith. Carrasposa fulminó con la mirada a su compañera y ésta bajó la mirada como avergonzada. Cordelia se acercó a su ama y le pidió que la ignorara, que hiciera lo que le apeteciera, a quien rendía cuentas era a Deiwan y tenía carta blanca, esa vieja amargada y enlutada no tenía por qué aprobar nada. La bibliotecaria de tirabuzones rubios cambió la expresión de su cara en cuanto Ahma y Yamta le avisaron que había cola en el kiosko para la representación de títeres. Una larga fila de niños conversaban excitados y nerviosos por la obra que se iba a representar, Meredith se asomó y no pensó que fueran tantos. -Representaremos Los Tres Cerditos-comentó llena de jubilo-. Es un cuento muggle que les encantará, eso si, id abriendo la puerta y depositad cojines de colores. Que alguno

217


vaya al puesto de Babila y pida palomitas y nubes de algodón... Los elfos obedecieron y se repartieron las tareas. Angelica Carrasposa tosió dos veces adrede mostrando una forma de quejarse, su compañera no cayó en su provocación y la ignoró. -¿Me quedo yo al frente la biblioteca movil y los incunables? ¿No me dejas ningun elfo?preguntó mirandola de soslayo. -Los necesito a todos para la representación, aunque como tu bien dices, ¿para qué los quieres? Te bastas tú sola y ellos no sirven de nada-comentó con sarcasmo recuperando sus frases hirientes de antes. Meredith sabía que su compañera, por culpa de su caracter, no vendería ningun libro... no tenía don de gentes, aunque reconocía que era una profesional en cuanto a bibliotecas. Gracias a Dios que Deiwan la relegó a la librería en vez de echarla, que es donde debería estar por sus modales. El kiosko abrio y los niños corrieron en avalancha a tirarse sobre los cojines y devorar los dulces de feria. Había en el centro del mismo un pequeño puestecillo con telón rojo que simulaba a un miniteatro. Meredith desde un rincón, sacó la varita y atenuó la luz, invocó música de fondo y las cortinas se corrieron...

218


Bobby y Becky (Muggles) - Corre, Becky, corre, que nos están mirando... Los dos muggles habían acabado el pastel y se habían escabullido, antes de que los vieran. Aquello era un lugar fantástico, lleno de stands donde te regalaban cosas. En uno de ellos, un camioncito amarillo lleno de helados, le regalaron helados gratis. Se llamaba El Carrito del Sabor. - Yo quiero ese de menta y limón, Bobby. - Y yo uno de mandarina y frambuesa. La chica que les atendió, una rubia de ojos claros, les dio los helados y les dijo que eran gratis. Becky tironeó de su pareja. - Vamos, vamos... Ahí está la mujer del pelo violeta... La que estaba con los del grupito de chismosos... Creo que es la que dirige todo esto... Vamos a otro sitio... Los dos se unieron por la cintura con los brazos y en la otra mano saboreaban los helados. Estaban muy buenos, tal vez por el calor que hacía, aunque también podía ser que supieran diferente porque eran... ¿más buenos de lo habitual? - Mira, Bobby, mira... Allá hay un stand de palitos. ¿Y si son palos de incienso? Algunos huelen muy bien. Anda, vamos... Y así fue como los dos muggles entraron en la tienda de Ollivander's.

219


Sunar PBT Vidiani Manhino Después de buscar el negocio del cual le habló la mujer en el Oasis, encontró el lindo local con una mezcla de aromas, cada uno era de los diferentes tés que allí se vendían. Pero no planeaba quedarse mucho, solo iba por el traslados. Después recordó que el prendedor era l que le llevaría, si pensaba claramente el destino que quería. - Como se me pudo haber olvidado - se dijo sonrindo y, sacando el bonito pin. Al ojearlo se di cuenta que brillaba de varios colores, aunque no le parecó que fuera eso la forma en que llegaría al negocio de la pelirubia. No obstante, pensó pacientemente, y con mucha desición en el stand del Oasis. sintió como su cuerpo era halado hacia adelante. Al cabo de unos segundos, el mago de cabellos azules se hallaba en la entrada del stand. Todos parecía simples tiendas, pero los que se hallaban a la disposición , poseían un letrero y las cortinas estaban abiertas. - Buenas ... ¿Se en cuentra la señorita Cye Lockhart? - preguntó algo temeroso, - Le traigo su pin publicitario - sonrió algo avergonado de utilizarlo. Lee Min Nana, Decoradora Extravagante – No… no… no.. Deja eso tranquilo, que lo arreglo yo – exclamo la bruja de cabellos verde lima al elfo que intentaba ayudarla. , – De la decoración me encargo, solo coloca los objetos donde te dije – volvió a gritar Mina. – Mejor coloca ese letrero afuera – le ordenó.

220


La decoradora extravagante no era una mujer de estresase por abrir lugares para la vender o simplemente, stands para que las personas para a ver de que se trataba el negocio. Ella prefería estar metida en una casa, negocio, u otro, para decorar. Ese era su pasión. Atender clientes como su jefa, la señorita Lockhart no era lo suyo. No obstante, sabía que quedaría muy presentable. Ya los dos elfos, que se encargaron e acomodar los muebles, lo dispusieron cerca a una de las cortinas que fungía como paredes entre los locales participantes en la jornada creada por le departamento de Accidentes. Ellos ya colocaban a la vista, de los que entraran, algunos de los artículos que se exponían en la tienda. Solo eran muestra de los muebles que se apreciaban en el negocio ubicado en Callejón Diagon. Varios modelos de las sillas o sofás que podían hasta cambiar de color en su tela para el gusto del cliente. silla 1, sillón 1, sillón 2, silla 2. – Recuerda que no quiero que tumbes eso – le decía señalando unas lámparas. lámpara 1, lámpara 2, lámpara 3. Además que la vieja bruja terminaba de mover un poco las pinturas para que no se vieran torcidas. cuadro 1, cuadro 2, cuadro 3. Pero le gustaba más mirar hacia donde se hallaban ya muy bien ubicados, al lado de los sillones y sillas, las camas. Esas eran nuevas, cama 1, cama 2, cama 3. – Yo levanto esos – dijo realizando varias florituras para cada una de las mesitas, mesita 1, mesita 2. Las tres fueron confeccionadas con cristal de roca marina. Fue un proceso bastante estresante, la espera de cada una de las piezas, y así mismo la duplicación de las mismas. Eran tan exclusivas que solo dos de cada una podrían ser parte de la casa o apartamento del mago o bruja que las adquiriera. – Creo que todo se encuentra listo – se dijo colocándose el pin publicitario. La bruja Lee le hacía juego los colores que despedía el objeto con su vestimenta y, en especial con su cabello.

221


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen había pasado unas horitas en la piscina, en el borde, sentada en una silla bajo una sombrilla, vigilando que nadie sufriese ningún percance. Estaba a gusto, con una ligera brisa que hacía que el calor no fuese tan asfixiante. Finalizó su tiempo de vigilancia, y otro vigilante vino a tomarle el relevo. Tras darse una ducha fresquita en los vestuarios, y colocarse ropa cómoda (unos pantalones cortos y una camiseta fresquita), decidió ir a comer algo, ya que tenía hambre. - La piscina me da hambre - se dijo a sí misma. Se encaminó hacia la zona de los stands, y tras hacer un repaso de los negocios que allí había, decidió pasar por el Oasis de Cye, para comprar un bocadillo. Aunque también sería conveniente acercarse hasta la Botica Mcnair, para comprar algún ungüento calmante para las quemaduras solares, ya que tenía los hombros y la naricilla algo enrojecidos. Fue ahí, cuando estaba decidiendo qué ruta tomar, cuando vió a la pareja rara entrar en el stand de varitas de Ollivanders. - ¿Querrán cambiar de varita? - murmuró con curiosidad... Sagitas E. Potter Blue Por supuesto, no podía denegar una invitación de uno de los promotores del evento, aunque significara tener que probar helados de diferentes sabores. ¡Ay, los esfuerzos que hay que hacer por el bien del evento! -- Un cono, por favor, cuñada. Y señalé uno de lima limón. No tardé en tenerlo en la boca y durante un rato no pude hablar, por lo fresquito y bueno que estaba. Y no abrí la boca más que para comer hasta que lo acabé. Después exhalé un suspirito de alegría. -- Jo, Cye, el mejor helado que he comido nunca. Les diré a las chicas que se pasen a probarlos, son geniales. Oye, por cierto... Estamos buscando una oveja. No. No te asustes... Es una oveja... buena. No sé si la recuerdas... Estuvo en la boda de Reena y Kevin. No me daba cuenta que mientras hablaba, esta bailando. Hasta allá llegaba el sonido de la música del Pandora. Ay, ¿por qué tendría tantas cosas que comprobar antes de disfrutar de la fiesta? Le encantaría pasarse por allá a ver bailar (y meterse en medio, si

222


le dejaran) en aquel stand. Pero tenía tantos detalles que cuidar aún... Tal vez más tarde... -- Cye, después vuelvo, que ahora he de comprobar si el resto de stands están abiertos y si necesitan algo de nosotros. Un beso. Salí de allá añorando otro helado, podría haber pedido uno para el camino, pero no quedaría bien, así que mejor volver en otro momento y no ir chuperreteando un helado mientras hablaba con otros dueños. Por delante de mí pasaron varios elfos con un montón de conos de palomitas. Vaya, Babila estaba vendiendo de su carrito. Me sentía curiosa, ¿a dónde irían? Les seguí. -- ¡¡Ooh!! Es en el Centro Cultural de Deiwan. Por poco muero atrapada por una jauría de niños que correteaban hacia el stand. Se estaba haciendo un teatro de marioneta. Ohhhh, qué idea más genial había tenido el director del lugar. Busqué un cojín y me senté, eso no me lo perdía. Rivalicé con un niño que quería quitarme mi asiento pero le vencí (abusica soy). Y aplaudí como boba cuando se abrió el telón y salieron "Los Tres Cerditos". Me entretuve demasiado allá y abandoné un poco la revisión de stands. Pero es que aquel cuento me gustaba... Ariane Dumbledore Habia dejado todo fabuloso, con luces de neon y estantes con varitas que identificaban a cada uno de los arboles del calendario celta y que identificaba a cada persona con las caracteristicas propias de un árbol, era algo asi como un horoscopo pero todo relacionado con la naturaleza, eso me encantaba pues gracias a ello habia conocido mucho de las varitas. Estaba encantada tarareando una cancioncita pegajosa cuando dos personas entraron al stand, no pude evitar notar que eran muggles cuando ella habblo de "palitos de incienso", refiriendose a mis amadas varitas. - Buen día, ¿en que puedo colaborarles? Dije mientras les entregaba unos folletos que explicaban el origen de los árboles y que cada uno de ellos tenía propiedad que traía suerte u otras caracteristicas especiales a quien lo portaba

223


Cissy Amitha Macnair

La agencia no era sólo un negocio que había querido patrocinar la jornada lúdica, era, además, el negocio que la Directora del Derpartamento de Accidentes había escogido para asegurar la seguridad del evento, así que Atalanta, como representante en nombre de Cissy (que andaba muy ocupada con sus otros negocios), se sentía más que orgullosa de poder estar allí, abriendo las cortinas del stand para el público. -¿La señorita Atalanta necesita algo más de Lori?- preguntó la elfina, paseándose delante del mostrador donde estaba la recepcionista y secretaria de la Agencia. -No, Lori, gracias por tu ayuda- dijo Atalanta, acomodándose la insignia que lucía orgullosa en el pecho y que brillaba con luces mágicas de colores. -De acuerdo. Si la señorita Atalanta necesitase algo, no dude en llamar a Lori y ella acudirá a ayudarle gustosa- sonrió contenta la elfina antes de retirarse. El negocio era una réplica exacta del que estaba en el Callejón, con la sala de estar preparada para recibir clientes, el mostrador y la salita privada donde descansaban los

224


agentes luego de una dura jornada de trabajo. Estaba equipada precisamente para no perder el toque señorial y serio de la sede principal y además para que los agentes encargados de la seguridad del evento tuvieran a mano todo lo necesario.

Cissy Luego de asegurarme de que todos los hechizos fueran puestos de manera correcta y ya habiéndose encargado Joanna de abrir el Pandora's, me quedaba nada más abrir las puertas (o cortinas, en este caso) del stand de la Botica. Ya, los dos vampiros que se encontraban allí, lucían en su pecho dos hermosos pin que los señalaba como encargados del stand mientras yo no estuviera. -Esto me queda ridículo- protestó Aidan, mirándose en el vidrio de una vitrina. -Vamos, hermano, te ves adorable- dijo Jared, divertido con la situación y colocándose su pin cerca del corazón. ¡Zas! Un zape llegó a la nuca del más chico de los vampiros del clan Ventrue, que no pudo evitar soltar una palabrota y luego mirarme, como pidiendo intervención. -No lo molestes, Jared. Ya deberías saber a esta altura que Aidan es un amargado- dije, colocándome mi propio pin en pecho, junto a la placa de agente del ASPN. Le dediqué una mirada de complicidad al más joven de mis chiquillos y luego le guiñe un ojo.

225


-Bueno, ya saben. No se coman a nadie y pórtense bien- le di un beso en la mejilla a Jared y una palmada en la nuca a Aidan. Si de verdad lograba que esos dos se comportaran, entonces iba a sacarla más que bien en aquel evento. Ya la Botica había abierto las cortinas.

Había llegado con su caja hasta donde se encontraban los Stand y en cuanto llego a su lugar dejo dicha caja frente a el y con un chasquido coloco todo en su sitio para que pudiese funcionar 1º abriendo las cortinas del stand:

226


Entonces entro por aquellas aceitadas puertas para luego en su interior ver las modificaciones 1º del Bar-Café

Luego de ver que todo estaba en orden continuo caminando hasta llegar a las gruesas puertas de Cristal estilo Vaivén y en cuya parte superior se encontraba un cartelillo que decía: ''En El Aire'', el cual por ahora se encontraba apagado, ya que la Nueva Radio que se encontraba detrás de la acristalada puerta aun no estaba en funcionamiento, pero no faltaba mucho. Empujo con fuerza y su interior era imponente

227


Luego vuelvo a salir para tomar la caja; pero cuando me dirigía al Stand de Usos Indebidos tropiezo cayendo al piso y desparramándose todo lo que dentro de esta se encontraba. Rápidamente junto todo dentro de esta y sigo camino a ver a mi Amo, coloco de nuevo el pin en mi solapa Para luego seguir mi camino, lo que no me di cuenta que con el apuro una bolsita con Caramelos Encantados me había quedado detrás de una de las macetas de entrada off Ahora que la oveja se los coma y empiece a hablar Amya o Sagi

"Por OwO Aquí huele Bien", se dijo la oveja en lengua ovejil mientras que caminaba zigzageando entre las piernas de los transeúntes humanos topándose de cuando en cuando con algunos de esos otros seres bajitos y orejones a los que ellos llamaban Elfos-domésticos. "Paso! paso U.U a esta mona oveja de lanas violetas ... aparte chango (=mono o similar)", le baló a un Elfo que casi tropieza con Ella (la oveja) por andar cargando unos cosos de humanos que ... "Uhmmm, éso se ve (y huele) Interesante ...", se dijo en balido alto U.U ya que como estaba segura que No había otra oveja que le entendiese y siguió al susodicho orejudo sin cuidarse siquiera de verse menos ... o.O sospechosa? OwO Se maravilló de muchos "agujeritos" (=Stand´s de Negocios, es oveja U.U Ella no entiende de cosas humanas, 0.0 menos de humanos como su ama!!!) que aún desde afuera parecían buenos sitios donde olisquear curiosa. "¬¬ después, ^^ después", se dijo balando mientras continuaba el seguimiento. Aquel Elfo, le parecía familiar ... U.U aunque con los "antescedentes" (familiares) no le interesaba mucho conocerlos a fondo, además de que todos le parecían iguales 0.0 casi como con los humanos ... << Beeeeee beeeeee? >>, volvió a decir en su lengua materna cuando vio que aquel ser mágico (seeee estaba persiguiendo a cierta distancia a Wolfy, el elfo del mano de su ama) dejaba caer sin darse cuenta un cosito por la entrada de uno de esas como cuevas. "OwO anidará allí un Lobo", se auto preguntó la oveja balando refiriéndose por supuesto al Stand del Renacer del Fénix que estaría terminando de instalarse.

228


No importó el miedo que le tuviera a sus depredadores naturales (inclúyase a todo el clan Adler xDDD!!!), era demasiado curiosa como para No acercarse a olisquear siquiera. "Eyyyy OwO esto huele delicioso", se dijo abriendo el cosito entre hocico y pezuñita limpio. Aunque la abrió poquitito (al cosito), lo abrió lo suficiente como para meterle la lengüita y con la baba ovejuna, pegar una de las deliciosas bolitas que se refugiaban dentro ... ok, ok ... el cosito en una bolsa, un saquito xDDD U.U para los que se están rompiendo el seso con la o.O descripción? << Beeeeee-hay_que_rico-eeee >> Eh? La oveja levantó la cabeza como lemur avisado de peligro próximo. ¿? o.O Había hablado? le había salido de aquello que los humanos llamaban PALABRAS??? << Meeeee-E-mamáaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!! >>, gritó, mitad balido mitad lengua humano 0.0 saliendo despavorida de la impresión ¬¬ Cuidado Sres. Patrocinadores que ahí va una Oveja parlante que aterrada no medirá 0.0 ni palabras (ahora que podrá hablar) ^^ ni brincoteos ! *MUAHAHAHAHAHAHA*

Bobby y Becky (Muggles) Los dos muggles contemplaron aquel stand muy iluminado por luces de neón. Había muchos palitos de incienso, con nombres de árboles, tal vez de la madera que estaban hechos. - Bobby, ¿el incienso sale de los árboles? - Pues claro, boba - contestó él, sin tener ni idea de dónde salían las barritas de incienso.

229


La dependienta les ofreció ayuda. La muchacha se agarró un poco más a su pareja y después musitó que todo era muy bonito. Ellaq les dio unos folletos sobre las características de los árboles y sus propiedades. Lo ojeó, sin entender ni papa pero vio que era como un horóscopo, que según tu fecha de nacimiento te tocaba un tipo de madera u otro. - Oh, yo soy de agosto, a ver... El ciprés... La mujer soltó un cierto gemido. Ese árbol era de cementerio, esperaba que no fuera un mal presagio. Después buscó el del chico. - El fresno, a ti te toca el fresno. Se rieron como bobos y empezaron a hacerse bromas sobre los cipreses y los fresnos hasta que se dieron cuenta que eran observados por la dependienta. - Perdone... ¿No dan muestras? En otros stands Y salieron del stand con una varita de fresno. Lo que no entendieron fue que la chica dijo que duraría sólo para cinco acciones de magia. - Supongo que quiso decir para cinco veces de incienso - aclaró el muchacho para tranquilizar a su novia. Pasearon con aquel palito en la mano, visitando otros stands pero sin decidirse a entrar. Chocaron con una mujer que hablaba sobre la radio y se disculparon con ella, pero al mover la varita, la mujer les miró mal. - Ay, yo pensé que nos mordía. - ¡Qué rico! Los dos muggles se giraron, sorprendidos. A su lado pasaba correteando una oveja que parecía hablar de algo que estaba rico. ¡¡Pero era una oveja!! Se sorprendieron y se quedaron como estatuas viendo como se alejaba. - Un enano disfrazado - dijo uno. - Sí, debe de ser eso... Aunque, después de todo lo que estaban viendo, ya no estaban seguros.

230


Sagitas E. Potter Blue El cuento en el Centro Cultural me entusiasmó, no me cansé de aplaudir y tuve que implorar para que me dieran palomitas, porque los elfos decían que sólo eran para los niños. Pero al fin me salí con la mía y comí palomitas de colores. Cuando salí del lugar me sorprendí al ver que habían abierto casi todos los stands. -- ¡Está quedando genial! -- grité. Un par de chicos me miraron como loca, pero yo estaba feliz porque todo estaba funcionando a la perfección y que había un lleno casi total. Paseé por la zona y saludé a los del ASPN y los de la Botica McNair. Después vi la Radio abierta y me pregunté si estaría por allá Xell toqueteando botoncitos. Para mi sorpresa, a quien vi fue a Reena y fruncí el ceño. -- Reena... Tú... ¿Vas a... ? ¿Ya sabes cómo funciona? -- le pregunté, y me di cuenta que había sonado algo feo. Esperaba que no se enfadara por mi cara de sorpresa. Miré a los lados pero no había nadie más así que le señalé el locutorio y la animé. -- Pues nada, entra y aprovecha para decir que... Que se me ha perdido una oveja, que pago bien por quien me la traiga viva o... No dije más por no tener la ocasión de decir muerta y que después me arrepintiera.

Reena Quité la mano de la barra de agudos y grabes que estaba apunto de mover, justo al escuchar mi nombre y el botoncito voló hacia arriba produciendo un chirrido muy agudo y molesto que me sobresaltó aun mas. -¡TÍA! que me infartas. Intenté dejar de jadear y mordí mis labios lamentando que me pillaran con las manos en la masa. Salí del stand y miré a mi tía con el ceño fruncido. ¿Cuantas veces había perdido a esa oveja? ¿seria la misma que se comía la flores de mi boda o tendría un rebaño en alguna de las mansiones? -Lo cierto es que esperaba un curso intensivo de instrucciones, o que todo estuviera preparado para que yo solo tuviera que pulsar un botón para hablar y despulsarlo para que se quedase música sonando... Pero no se me iba a lograr, ni Kevin que era el experto, ni Xell que tenía experiencia, estaban por allí, osea que poco iba a conseguir yo, salvo dejar sordo a alguno de nuestros radio oyentes y eso a parte de producir interesantes cartas, no era muy bueno para el negocio.

231


-Si tu sabes como va esto, digo lo que mas quieras, para que todo el mundo lo escuche. Con un poco de suerte ella sabría los pasos básicos y podría comenzar con mi trabajo.

Sagitas E. Potter Blue ¿Tanto susto le había dado a mi sobrina Reena? Vaya, pues no era mi intención. Sólo faltaba que se me muriera de un infarto y que me persiguieran los dos, mi hermano por matarla y el fantasma de Reena por matarla recién casada. -- Las instrucciones son fáciles. Hum... Tocar aquí... Tocar allá... Remenear... Ay... Se oyó un ruido de acoplamiento y se encendió el botoncito de ON AIR y se puso en verde. Sonreí. -- Y después gritas por aquí y dices: ¡Xeeeelll, socorrrooooo! Ven a la radio que esto no funcionaaaaa. ¿Ves? Facilísimo... Me puse a reír a carcajadas. Mi voz se había oído por todo el stand. -- Y ahora aparecerá tu hija y nos salvará, como una heroína. ¿Para qué quieres un manual de instrucciones, Reena? Le puse el micro en la mano, con el color aún verde y le insté a hablar. -- Y ahora para todos los presentes en este día de la fiesta lúdica de Accidentes, quiero daros las gracias a todos por participar y pido a los que estéis aquí dentro que vengáis al stand de la Radio a dejar un mensaje. Empezará Reena Rosier, como propietaria de la Librería La Hermana Quisquillosa. Y le palmeé la espalda.

OFF.Esto se acaba así que os pido a todos los que habéis hecho posible el rol en estos días, que os paséis por aquí a dejar una dedicación. Mi más cordial agradecimiento por seguirme en estas dos semanas sin descanso en la que hemos batido récord de posteos. Mi dedicación quiero que sea la última, pero por si cierran antes de que suceda, os quiero agradecer por seguir las locuras de Sagitas. Creo que ella nunca olvidará este evento ni yo a las personas que han apoyado para que sucediera. Mis más sinceras gracias a todos. Lo llevaré siempre aquí, dentro.

232


Reena No podría creer lo que veía, sabía que mi tía era hábil pero no sabía hasta que punto, las bombillas se encendían a su paso y no hacían cosas raras como cuando las tocaba yo. Era imposible para mi cerrar la boca o mover alguna parte de mi cuerpo de forma voluntaria, no salía de mi asombro y no supe que hacer con el micrófono que me puso en las manos la pelivioleta. -Eehhmmmss... ¿Ho-hola? Intenté devolverle el microfono a mi tía y ella lo afianzó entre mis dedos acercándolo a mi boca para que hablase, supliqué con un silencioso "Noo" y de nada me sirvió. -Ehm bueno... pues... Gracias a todos por venir y ehm... si traéis una invitación del evento, en La hermana quisquillosa os hacemos un cinco por ciento de descuento en cualquier encuadernación. Dicho eso todo rápido y sin pararme a bocalizar mucho, le lancé a las manos de mi tía, el microfono, como si quemase. Además tenía la sensación de que Sagitas me regañaría por intentar hacer un descuento, aunque era culpa de ella, si no le gustaba que no me hubiera dejado el micro. Off: Me hubiera gustado poder participar mas, pero las vacaciones no me dejaron, aunque igualmente me lo pasé muy bien. Es pero que para el año que viene el destrozo sea mayor para que las reparaciones duren mas tiempo y que nos hagáis un cursillo intensivo de primeros auxilios para destrozos, tipo... si la casa tiene escombros, que nos enseñéis a asegurar la estructura, para que no se caiga nada mas mientras vosotros llegáis jajaja Un abrazo a todos y Enhorabuena por este evento tan entretenido :3

Cissy Amitha Macnair Allí estaba, parada en la Botica, intentando que Jared y Aidan no se asesinaran si me iba cuando escuché una estridente voz que parecía provenir de alguna especie de parlante musical muggle, con la única excepción que se escucha terriblemente cerca. -¿Qué es eso?- pregunté, atontada, mirando para todos lados. -Deben haber montado una radio- comentó Jared. Entonces, la voz de Sagitas surgió por la radio, diciendo a todos los patrocinadores que nos pasáramos a dejar una dedicatoria. Me pareció algo realmente lindo, así que le hice una seña a Aidan para informarle que saldría un momento de la Botica y que él debía atender a los clientes (donde presentábamos algunas pociones muy bonitas que hacían diferentes efectos) y fijarse que ninguno se tomara una poción que le pudiera hacer mal.

233


-¿Puedo ir?- preguntó Jared. -No, vigila a Aidan que hará líos- dije, señalándoselo. Ya se encontraba inspeccionando una botellita con Amortentia que probablemente se la quisiera dar a Joanna. -Yo ya regreso, compórtense- los miré seria por un momento, antes de salir del stand. Salí de detrás de las cortinas y me dirigí hacia donde venía la voz. A lo lejos, dentro de otro stand de cortinas blancas, distinguí a Reena y a Sagitas con un enorme equipo de grabación. ¿A quién se le había ocurrido montar una radio en el evento? Era una locura, aunque una muy divertida. Me acerqué casi a las corridas y noté el nerviosismo en Reena, hasta que terminó su dedicatoria y me pasó el micrófono. -¿He de hablar por aquí?- pregunté en un susurro a Sagitas, pues no entendía muy bien algunos aparatos y temía tocar algo equívoco. -Ehmm... ejem ejem...- me aclaré la garganta-. Pues... como dueña de tres de los negocios que patrocinan el evento... quiero darle las gracias a Sagitas Potter Blue y a todo el Departamento de Accidentes por haber sido tan buenos y atentos conmigo y mi personal y también por emplearnos y poner su voto de confianza en cuanto a la seguridad que ofrecimos (si es que la ofrecimos realmente). Y también agregar que me siento muy honrada de poder participar de esto... Y... nada más... chau... Soy Cissy Macnair, por cierto...- agregué. Sonreí, nerviosa y devolví el micrófono a Sagitas. -Que me sudan las manos- dije, nerviosa. ------OFF: Bueno, yo quiero, como bien dijo mi personaje, agradecer por el voto de confianza y porque nos la hemos pasado bien con Artemis roleando por aquí XDD sobre todo poniendo las defensas y todo. Ojalá el evento hubiese durado más. Es una pena que mi ordenador fallara y no pudiese rolear más. En fin, que os felicito por todo lo que han montado. Está genial y ha sido realmente divertido. FELICITACIONES !! Les deseo la mejor de las suerte y ya nos estaremos viendo por el MM.

234


Eledhwen Hufflepuff Eledhwen descansaba en un banquito de la zona de los stands de los patrocinadores. Estaba cansada; tras venir de la piscina, había estado gastando fuerzas (y galeones) en todos los negocios. Volvía a casa con el bolso lleno de objetos, y la cartera vacía de galeones. - Puff, espero que no me vea Sagitas, se supone que teníamos que trabajar... - dijo para sí. Pensó en ir al stand de Desmemorización, para revisar que todo estuviese en orden. Pero podría ir comiéndose un helado por el camino...

OFF: Ha sido un placer compartir estas dos semanas con todos vosotros. Siento que mi despedida sea esta birria-post, pero estaba escribiendo uno enorme, y se me ha borrado porque no sé qué maldita tecla o comando he pulsado sin querer en el portátil, y ha desaparecido el super posteo, y como en breves tengo que ir a ducharme para ir a currar... Vamos, que siento este post tan cortito. Besis, y espero que pronto podamos celebrar otro evento divertido como éste.

Matt Blackner Regresaba a la zona de los stands para echar un nuevo vistazo, después de pasar a mirar por la zona de juegos, cuando escuché un pequeño chirrido, y luego voces. "Estoy loco¿" - me dije. Pero no, era l radio. Sagis había montado una radio en el evento, como no. El caso es que escuché a Reena y me picó la curiosidad, asi que ui hacia allá. Me crucé con Cissy cuando ella salía, asi ue la saludé, sonrojándome levemente, y miré hacia el interior. - Puedo?[7i] - pregunté en voz bajita, acercándome. [i]- Hola, yo, esto...bueno, ha sido genial estar por aqui en todos vosotros, lo he pasado en grande y he de felicitar al departamento de Accidentes y Catástrofes por el trabajo que han tenido para organizar esto, en especial a su jefa. Espero veros en la Tienda Potter Black de material escolar, acabamos de abrir, asi que...nos vemos! Y solté el micro, dejando a cabina libre para el iguiente.

235


pFF: pues eso, me hubiera gustado participar más, pero esto ha triunfado y me alegro mucho de haberos visto aunque sea solo un poco xD sois grandes chicas.

Kevin Hadintong

Estaba dándome una ultima recorrida por donde se encontraban los Patrocinadores y siento por los alto-parlantes que Wolfi había colocado para que la Radio se escuchase por casi todo el Evento, que ya se comenzaba a agradecer la participación de todos aquellos que nos Acompañaron y Apoyaron en esta Loquicima Aventura de darnos a conocer. Por lo tanto apuro el paso y viendo que ya algunos se me habían adelantado aprovecho que el micrófono se encontraba desocupado para ponerme frente a el. -¡Bueno que más que decir.....Gracias a todos por divertirse junto a nosotros y tratar de comprender de las cosas que hacemos en la 3º Planta; como parte integrante de la misma me alegro de que lo hayan pasado tan bien y esperando que en otra oportunidad se pueda volver a repetir. Pero como parte de los muchos que apoyaron este Evento lo he pasado de maravilla con todos aquellos que se aventuraron a darce una vuelta por este Parque.....¿ didáctico?....y congratularme por formar parte de los que vivimos esta Fantástica Locura!Y a pesar de ser un hombre grande me corren algunas lagrimas por la despedida y de felicidad por el trabajo bien hecho.

off: ¡¡Bueno que más puedo agregar que no hayan dicho o diran mis Amigas y colegas que agradecerles de corazón el que hayan compartido estos gratos momentos junto a nosotros con

236


Sagi a la Cabeza Un abrazo a todos y los espero leer en el Ministerio o donde nos crucemos gratamente ¡Y sinceramente Gracias!

Xell Vladimir Dirigí mis pasos hacia el stand del Carrito del Sabor, para tomar un helado e invitar a Heliké a los múltiples sabores que había en el stand de nuestra tía Cye. - Ya verás, prima. La tía Cye tiene unos sabores magníficos. Pienso pedir varios. Siempre me invita. Es una gran tía. Ya llegábamos cuando sentí un chispear en el aire y un ruido metálico que ya sabía qué era: la radio. - ¡Ops! Alguien está toqueteando mis botones - protesté. En ese momento se sintió una voz amplificada que decía mi nombre y pedía socorro. Me puse a reír. Tomé varios helados y le ofrecí uno a mi prima. - Creo que me llaman para trabajar, ¿vienes conmigo? Mientras llegábamos, sentí la voz de mi mami Reena. Después sonó la voz de la dueña del negocio de los guardas de seguridad, la amiga de Sagitas. Vio a Eledhwen y estaba segura que iba a decir algo, pero no prestó atención al sentir la voz de Matt. - Mira, Heliké. Ese es mi primo Matt, hijo de la tía Sagitas. Es tan guaaaaaapoooooo... Pero está enamorado, no podemos cazarlo. Aunque si le miras tierno, se pone rojo. Es un primo genial. Te lo tengo que presentar. Y esa rubia que pasea con un helado es Eledhwen, la prima de la "Ojo Loco". Es la desmemorizadora del Departamento. La voz de Kevin sonó en el aire y palmeé. - Corre, corre, es mi padre, que hace tiempo que no lo veo. Reena y él se casaron hace poco, qué lástima que no fueras a la boda, fue divertidísima... OFF: Han sido dos semanas muy divertidas en las que hemos roleado mucho. No sé de donde salen las locuras, pero estando Sagis a la cabeza de todo ésto pues... ¿Quién va a dudar que la culpa de todo es de ella? Pero todo ha salido bien, así que felicitemos a la Directora y amiga por todo lo que nos ha guiado aqui en rol y en la lechuza común.

237


Mi agradecimiento a Amya_An, ha sido divertidísimo ver lo que pasa por su cabeza, va para ser una Sagis-dos. Y a Kevin, con su habitación mágica para la Animagia. Y a Eledhwen, con la bruja adivinadora del destino. Oh, y a Babila y a los muggles, por ayudarnos. Y a todos los que sin ser de las oficinas están aquí, divertidos co todo lo que hemos escrito. Soy feliz por este rol y ojalá que no lo invisibilicen aún para poder seguir roleando aquí.

Giorgiana G. Era tarde, muy tarde. corría por las calles para alcanzar a mi madre que había acudido a mi para ayudarle con un evento del local, trabajaba hay pero a veces ni aparecía por él. Mi toga negra volaba tras las carrera que mis piernas daban por todo el lugar buscando el local Ollivander´s por todo lado. Hasta que divise a lo lejos un rostro conocido y fui hasta donde estaba. me recargue en la entrada donde estaban unas muestras de varitas (si parecían varitas de incienso) y tome aire, porque en realidad estaba muy cansada de correr. - perdóname madre, pero estuve jugando al quiddicth y olvide la hora, pero ya estoy aquí Dije casi desmayando del cansancio.

238


Al llegar donde se encontraban los Stands de los Negocios Patrocinadores de la Jornada Lúdica del Dpto. De Accidentes Mágicos y Catástrofes, me acerco a donde se encontraba el de *El Renacer del Fénix*, dejando el improvisado escenario con el micrófono y algunos equipos para que si algún Propietario Patrocinante deseaba Agradecer y despedirse. Con un Chasquido de dedos hace que la persiana se baje cerrando el Puesto del Local de su Amo, al realizar dicho acto todo lo que adentro de este se encontraba mágicamente volvería al Negocio de mi Amo en el Callejón Diagón. Antes de retirarme les realizo un hechizo de ''Pronto retorno'' a lo que quedaba para cuando se cerrara el Evento estos también volvieran al Local sin que nada se perdiera por el camino, sino la Amita Xell me haría pagarlo muy caro Pensaba mientras me dirigía a donde se encontraba el Traslador para retirarme al Caldero Chorreante

¡¡Gracias a todos por su participación, de parte del DAMyC!!

239


No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

240


No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

241


No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

No se puede mostrar la imagen. Puede que su equipo no tenga suficiente memoria para abrir la imagen o que ésta esté dañada. Reinicie el equipo y, a continuación, abra el archivo de nuevo. Si sigue apareciendo la x roja, puede que tenga que borrar la imagen e insertarla de nuevo.

242


Jornada Lúdica del Dpto Completa