Issuu on Google+


Santiago en Metamorfosis. Vol 02 Colección Luces de Modernidad/ Archivo Fotográfico Chilectra/ 1a Edición, Santiago de Chile, año 2007/ 140 p.:principalmente il.; 30 x 24 cm / 1000 ejemplares/ Registro de Propiedad Intelectual: Inscripción Nº 166878, año 2007. Santiago, Chile. I.S.B.N 956-8615-00-8 (Obra Completa), 978-956-8615-02-4 (Volumen 2)


Santiagometamorfosis en archivo fotogrĂĄďŹ co chilectra


ÍNDICE 5

Carta de presentación

6

Capítulo 1, Transformación de una ciudad tradicional a una moderna

28

Capítulo 2, Modelo de Urbanización

56

Capítulo 3, Electricidad, el despertar de la ciudad

96

Capítulo 4, Actores de la modernidad, la cara oculta del progreso

138

Bibliografía


Estimados lectores, Es un orgullo poder presentarles el segundo volumen de la colección Bicentenario Chilectra denominada Luces de Modernidad, mediante la cual queremos aportar a la celebración de los 200 años de vida independiente y republicana de Chile. Las características de nuestra identidad, las trazas de nuestra cultura, las interrogantes que aún permanecen abiertas sobre nuestra historia política y económica, las metas y logros que hemos alcanzado como país, así como los desafíos que aún tenemos pendientes, figuran entre los muchos temas que hoy se debaten al respecto. Estos debates nos parecen necesarios. Chilectra entiende que su labor va mucho más allá de distribuir energía. Hoy somos más que una empresa que presta servicios de distribución eléctrica. Hoy somos un ciudadano más de Santiago, con los mismos derechos y más obligaciones que el resto de sus habitantes. Es esta la manera con la que entendemos la forma de ejercer nuestra responsabilidad social empresarial. Responsabilidad que no estaría completa si el fomento a la cultura no jugara un papel destacado en ella. Este segundo volumen, titulado Santiago en Metamorfosis, recoge los distintos cambios, en los más diversos ámbitos, que ha vivido la capital de Chile a lo largo de los últimos 100 años. Quizás no existan espacios que reflejen de manera más evidente las transformaciones en las vidas cotidianas, en la cultura, en la economía y en la política que las ciudades y asentamientos urbanos. Ellos nos muestran las alturas a las que el espíritu humano es capaz de llegar, pero también sus contradicciones y desigualdades. No cabe duda alguna de que en las ciudades se forja buena parte de la identidad de los pueblos y, en este sentido, Santiago ha sido y seguirá siendo un elemento central de ella. A lo largo del libro, ustedes podrán ver, entre otros temas, cómo nuestra capital pasó de ser una asentamiento tradicional a la moderna urbe que es hoy día; el papel decisivo que ha jugado la electricidad en este proceso; los aportes de miles de ciudadanos y trabajadores anónimos en esta historia de engrandecimiento. Junto con los ensayos que componen esta reconstrucción del camino histórico que han seguido los santiaguinos, el libro recoge toda la riqueza del archivo fotográfico de Chilectra. No podía ser de otra forma, ya que hemos estado ligados a esta ciudad por más de 80 años. Somos un ciudadano más y tenemos el orgullo de haber participado en sus desarrollos más importantes. Esperamos que este segundo volumen de Luces de Modernidad sea de su interés y que sea una contribución a los debates que se están abriendo de cara al Bicentenario.

Jorge Rosenblut R. Presidente

Rafael López R. Gerente General

5


SANTIAGO SE RENUEVA,

Chilectra es protagonista de sus cambios

6


1

7


1

Para comprender la conformación actual de Santiago es necesario revisar los hitos generadores de cambio que, de manera más evidente, han plasmado un nuevo tiempo en el rostro de la capital. En este capítulo profundizaremos en los primeros cuatro hechos que dan pie al continuo proceso de transformación de la urbe, como son: la fundación de la ciudad y la impronta de su patrono, las primeras obras de infraestructura y la labor de Vicuña Mackenna, y la conmemoración del Centenario e institucionalización de la belleza.

CONQUISTAR, FUNDAR Y NOMBRAR “Después que Valdivia llegó al llano de Mapocho, visitó el sitio y buena apariencia de la tierra y fertilidad del campo (…), mejor que en otra parte alguna, pobló una ciudad y (…) púsole por nombre Santiago, tomándolo por abogado como a patrón d’España para en los casos de guerra que contra los indios esperaba tener de cada día”. (Alonso de Góngora y Marmolejo, primer historiador de Chile) En esta decisión de Valdivia (1541) se encuentra el primer hecho transformador de la capital: la fundación de la ciudad y su bautizo como Santiago. La elección del nombre es un homenaje implícito al patrono de su España natal y, al mismo tiempo, una petición de resguardo frente a las dificultades del proceso de conquista. Santiago (Apóstol) -como dice la leyenda- guió a las tropas del Rey Ramiro I en la Batalla de Clavijo, donde se dio un paso importante en la reconquista del territorio hispano que había sido tomado por emires árabes. Este hecho lo transformó en la fuerza moral del conquistador español. Por ello, no es casualidad que la empresa colonialista haya fundado en cada Finis Terrae una ciudad en su nombre. En el caso de Chile (Terra Australis) será Santiago del Nuevo Extremo el territorio elegido para levantar una nueva urbe. Desde ese momento, comenzará a forjarse el carácter de una ciudad que ha crecido agitadamente y cambiado su cara una y otra vez, producto de las influencias culturales extranjeras, de los fenómenos sociales de las que será testigo y del progreso económico.

PRIMERAS OBRAS DE INFRAESTRUCTURA Y LA LABOR DE VICUÑA MACKENNA Desde la fundación de la ciudad hasta finales del siglo XIX, la mayor parte de la estructura urbana de la capital mantenía un espíritu colonial caracterizado por el trazado de damero y manzanas cuadradas. Los límites

8

territoriales seguían intactos: 6.000 metros medidos de norte a sur (desde el Cementerio General hasta el Matadero Público) y 4.500 metros de oeste a este (desde la Quinta Normal de Agricultura hasta el Seminario Conciliar, en la actual calle del mismo nombre). En su interior había cuatro sectores, claramente reconocibles: un núcleo central, en donde se ubicaban los servicios públicos; el comercio y las oficinas, además de residencias de buena categoría; el sector poniente o barrio Yungay; el sector sur de la Alameda; y el antiguo barrio La Chimba -hoy Bellavista y Recoleta- separado por el río Mapocho. Para esa época, la ciudad contó con obras que conformaron -según Armando de Ramón - la primera intervención urbanística sobre la traza fundacional; y, al mismo tiempo, reflejaron la preocupación por organizar el territorio, manejar la geografía, mejorar las condiciones de vida e impulsar nuevos avances. Ente ellas, destacan: los Tajamares del río Mapocho y el Puente Cal y Canto (1779), el Camino a Valparaíso (1791), el Canal San Carlos (1820), el Cementerio General (1821), los primeros canales de tratamiento de aguas servidas (1858), redes de gas y agua potable (1850), alumbrado público (1856) y telégrafo (1872). Un nuevo impulso de desarrollo se produce producto de la reforma urbana concebida por Benjamín Vicuña Mackenna, en su Plan de Transformación de la Capital , puesto en marcha tras su breve y fecundo paso por la Intendencia de Santiago (1872-1875). Gracias a su empuje y gestión, la ciudad adquiere un orden administrativo fundado en la idea de ofrecer una imagen de futuro capaz de impulsar un polo de progreso que inspirara a todo el país a la luz de las imágenes de las ciudades europeas más avanzadas. Sus mayores aportes quedaron plasmados en la construcción de obras destinadas a embellecer la capital entorno a las áreas urbanizables, favorecer los paseos y sanear la ciudad. Entre ellas, destacan: el Camino de Cintura -actuales Avenida Vicuña Mackenna y Avenida Matta-, una serie de parques y plazas, la transformación del Cerro Santa Lucía en un vergel arbolado, la canalización del río Mapocho y la modernización del sistema


de alcantarillado, y el mejoramiento de barrios miserables. El plan de Vicuña Mackenna, además, constituye el antecedente más directo para las obras del Centenario. La idea de construir una ciudad republicana, capaz de poner de manifiesto los atributos de una auténtica capital, será el eje ordenador vigente para las décadas siguientes. CENTENARIO, INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA BELLEZA En los años previos al Centenario, Santiago permaneció segmentado social y espacialmente. Existían sectores consolidados próximos al centro fundacional, y otros, aislados, contiguos a éste. Los barrios aristocráticos tradicionales en calles como Dieciocho y República, entre la Alameda de las Delicias y el parque Cousiño, imprimían una nueva impronta y se distanciaban de aquellos en que conventillos y cités eran centros de hacinamiento- como era el caso de Avenida Matta, San Diego, San Francisco y La Chimba. Los Conventillos, primeras “soluciones” habitacionales masivas, marcan un hito en el diseño arquitectónico. Bajo el concepto de viviendas colectivas, eran espacios que se arrendaban en forma separada y eran habitados por varias familias. En un principio, se levantaron en las antiguas casas coloniales. Después, se edificaron en forma de pasaje, con dos hileras de habitaciones y un corredor en el centro. Y dada su condición de habitaciones obreras, formando verdaderos barrios, eran comunes en las zonas aledañas a industrias, en sectores como San Pablo, Estación Central, La Chimba, Quinta Normal, Matadero y Avenida Matta. La población de Santiago crecía aceleradamente de 256 mil habitantes en 1890 a más de 332 mil en 1907 . Para esa fecha, 75 mil personas habitan los 1.600 conventillos que existían en la capital. Como consecuencia del hacinamiento y falta de higiene, estas residencias eran un verdadero caldo de cultivo de enfermedades mortales, como viruela y tuberculosis. La expectativa de vida tan sólo alcanzaba a los 31,5 años, por ello el lograr una ciudad higiénica será un desafió presente en las obras de desarrollo impulsadas para conmemorar el Centenario.

Mediante un esfuerzo conjunto, entre el sector público y privado, nacen dos instancias que permitirán ir alcanzando estas metas: El Plan Maestro para el Centenario y Plan de Transformación de la Capital, ambos de 1909. El primero responde al deseo de embellecer la ciudad y, al mismo tiempo, levantar obras que reflejen de la madurez del país, construyendo una urbe equilibrada y conectada al mundo. A su vez, el segundo, se transforma en el primer instrumento legal sobre regulación urbana que cuestiona el antiguo plano de damero y pone en agenda las dificultades del sector popular. Por medio de estas iniciativas se concretan obras que avivaron el entusiasmo del Estado y de financistas privados. Entre ellas, las más importantes serán: los Tribunales de Justicia (1905), el ex Congreso Nacional (1901), la Estación Mapocho (1913), el Palacio de Bellas Artes (1910), la Plaza Italia (1910), la construcción del Parque Forestal (1910), las Poblaciones Huemul y León XIII, la extensión de los ramales de ferrocarril y la finalización de un moderno sistema de alcantarillado. Al contemplar la dimensión del embellecimiento de las transformaciones urbanas ocurridas entorno a las celebraciones de 1910, se puede apreciar la conexión que muchas de ellas tienen con operaciones de infraestructura, cuyo más potente impulsor fue lograr una ciudad higiénica. Las nuevas construcciones preparan el terreno para un amplio desarrollo metropolitano y posibilitan transformaciones radicales en los usos de la ciudad. La organización del sistema de corredores para los servicios de alcantarillado resulta clave en la nueva conformación urbana y condiciona su proceso de crecimiento y desarrollo inmobiliario . Más allá de las grandes críticas y polémicas que surgieron en la opinión pública por el alto costo de las obras, la zona central del país logró conseguir un nuevo rostro que impresionó al extranjero: quien desembarcaba en Valparaíso, podía tomar un tren hacia Santiago, cuyo recorrido terminaba en la impresionante Estación Mapocho. Si el viajero quería comunicar su llegada, telégrafo y más de 150 teléfonos públicos empotrados en los muros de la ciudad estaban a su disposición.

9


LA ETERNA ESTACIÓN MAPOCHO Y SU ENTORNO ACTUAL 3 de Mayo 1920 y año 2007

Diseño: Emil Jecquier (1904-1913); T. Fernández, M. Palmer, R. Pérez de Arce y R. López (1992-1994, Remodelación) Estilo: Neoclásico influenciado por el Beaux Arts de París. Forma: Estructura de 20 mil m2, compuesta por una planta de dos pisos en forma de U, cuerpo de cabecera y dos naves laterales. Estructura metálica, fachada centrada en tres arcos de doble altura, antetecho de hierro y plano posterior vidriado. Datos: Construida entre 1904 y 1913, esta obra clave del centenario permitió conectar la ciudad de Santiago con Mendoza, Valparaíso y otras localidades del norte. Tras 83 años de funcionamiento (1987), los servicios son suspendidos y la estación queda en completo abandono. Mediante su restauración (1992-1994) se recuperan los espacios originales y se construye una plaza, transformando al lugar en el centro cultural más importante del país.

10


ANTIGUA GARITA MAPOCHO Vista desde los altos de la Estaci贸n Mapocho, hacia el oriente. Marzo 1919

11


EL ANTES Y DESPUÉS DE LA CALLE INDEPENDENCIA Década de 1920 y año 2007

Nombre: “Camino de Chile”, “Camino Real”, “Cañadilla”, “Independencia”. Datos: Es una de las vías más antiguas del país (1540), formaba parte del Camino del Inca y era el principal acceso norte de la ciudad, y paso obligado para el comercio procedente de Buenos Aires. Experimenta grandes mutaciones gracias a las obras construidas en su entorno inmediato, entre las que destacan: el Puente Cal y Canto (1772), que conectó la Cañadilla con el centro de la capital; la transformación en una avenida con paseos (1790) y la construcción de casas quintas; la edificación de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen (1808) y el Cementerio General (1882); la proliferación del comercio textil (1920); y el desarrollo de iniciativas de repoblamiento (1990) e impulso inmobiliario.

12


13


LA ANTIGUA PLAZA ARGENTINA, ACTUALMENTE, UN LUGAR DE PILETAS E INTENSA ACTIVIDAD SOCIAL 27 de Abril de 1920 y año 2007

Diseño: Sociedad Empresa de Ferrocarril del Sur (1860); Gustav Eiffel (Remodelación,1885). Estilo: Neoclásico francés. Forma: Estructura de hierro revestida con paños vidriados que posee dos naves laterales, y compuesta por 16 arcos que forman una bóveda y sostienen un reloj flanqueado por dos grifos. Datos: Estación construida para cobijar la primera línea férrea del país (1860). Estaba compuesta por dos torres de ladrillos separadas por un arco de madera. Con la marcha del Ferrocarril del Maule (1865) se agregan techumbres para cubrir los andenes. La Empresa de Ferrocarriles del Estado (1884) antepone dos bóvedas hacia la Alameda (1885), reemplaza las techumbres y la torre intermedia por una estructura metálica (1897) e inaugura la Plaza Argentina (primeros estacionamientos y paraderos de tranvías, 1903). Finalmente, se crea un patio central (2003), una sala cultural, estacionamientos y se ilumina la fachada.

14


Vista del lugar en que estaba la Estación Pirque.

LA DESAPARECIDA ESTACIÓN PIRQUE: UN SITIO VACÍO EN EL PARQUE BUSTAMANTE 29 de Abril de 1920 y año 2007

Diseño: Emil Jecquier. Estilo: Neoclásico influenciado por el Beaux Arts de París. Forma: Estructura de hierro revestida con paños vidriados. Datos: Esta estación formaba parte de las obras oficiales del centenario y era la punta de rieles de los ferrocarriles del Llano de Maipo y de Circunvalación de Santiago. Construida entre 1905 y 1912, su vida fue corta; el desmantelamiento de los recorridos ferroviarios (1940) precipitó su cierre y generó su demolición (1950).

15


LA CALLE NUEVA YORK: SÍMBOLO DEL RESPETO POR EL PATRIMONIO 17 de mayo de 1925 y año 2007

Diseño: Alberto Cruz Montt. Estilo: Art Decó influenciado por la Escuela de Chicago. Forma: Edificio de 13 pisos, dos subterr��neos y una torre de doble altura. Datos: Inaugurado en 1921, este edificio de oficinas es considerado el primer rascacielos de Santiago y la primera obra que contó con ascensor. Su planta triangular responde al diseño de las calles oblicuas, resultantes del loteo del convento de las Monjas Agustinas (1913), lo que convierte a esta sección (calles Nueva York y La Bolsa) en el único sector del centro de Santiago que rompe con la cuadrícula tradicional del damero. Actualmente, forma parte de las zonas típicas de la capital (1989) y cuenta con paseos que conectan las vías adyacentes (remodelados en el año 2003: instalación de rejas en los accesos, reemplazo de pavimentos por adoquines, restauración de piletas, instalación de luminarias ornamentales y red de sumideros).

16


EL HOTEL MUNDIAL Y EL EDIFICIO DE LA BOLSA: UN ENTORNO SIEMPRE BIEN MANTENIDO 17 de mayo de 1925 y año 2007

EDIFICIO DE LA BOLSA Diseño: Emil Jecquier (1913); Arquitecto R. Marzolo (Remodelación, 1985). Estilo: Esteticismo influenciado por el Beaux Arts de París. Forma: Planta en forma de trapecio rectangular que posee cuatro pisos y un subterráneo. Datos: Construido en 1913 e inaugurado en 1917, este edificio es uno de los ejemplares más representativos de la arquitectura del centenario. Forma parte de las obras edificadas en los terrenos resultantes del loteo del convento de las Monjas Agustinas (1913) y es considerado uno de los monumentos nacionales (1981) más emblemáticos del país.

EX HOTEL MUNDIAL Diseño: Arquitectos Alberto Schade y Rodolfo Phillipi (1920). Estilo: Influencias del Beaux Arts de París. Forma: Volumen triangular de seis pisos, dos subterráneos y zócalo. Datos: Este monumento nacional(1981) es considerado uno de los primeros edificios de oficina construidos en Chile. Desde su levantamiento (1920) ha sido propiedad de diversas entidades aseguradoras y bancarias (C. S. La Mundial, 1920; C.S. La Unión Nacional, 1935; C.S. Chilena Consolidada, 1936; Banco de Santiago, 1978; Banco Bhiff- BBVA, 1990), las que han instalado allí sus casas matrices. Entre 1936 y 1978 (bajo la administración de la C.S. Chilena Consolidada) el edificio sirvió de hospedaje para visitas relacionadas con el mundo comercial y bursátil, bajo el nombre de Hotel Mundial.

17


BIBLIOTECA NACIONAL: UN LUGAR DE INTENSAS TRANSFORMACIONES 15 de Noviembre de 1926 y año 2007

Diseño: Gustavo García Postigo (1813. Estilo: Academicismo influenciado por el Beaux Arts de París. Forma: Edificio de fachadas con columnas de doble altura y un eje central coronado por una cúpula. Posee un ingreso magnificado por arcos de medio punto y tres puertas de fierro. Sus interiores están decorados con pinturas murales, ornamentaciones de yeso y tallados en madera. Tiene pisos de mármol y cuenta con escaleras de balaustras de fierro y bronce. Datos: Es el principal centro bibliográfico del país y una de las primeras instituciones republicanas (1810). Nace tras la publicación de “El Monitor Araucano”, documento que proclama su fundación. Se instala y en el palacio de la Real Aduana y tras la demolición del monasterio de las Monjas Claras (1813), se construye el palacio que alberga a la Biblioteca Nacional (1827), el Museo Histórico (actual Archivo Nacional) y el pabellón Moneda (1963).

18


19


ANTIGUAMENTE, HABÍA MICROS Y AUTOS ESTACIONADOS EN EL CLUB LA UNIÓN 16 de Abril de 1928 y año 2007

Diseño: Alberto Cruz Montt (1916). Estilo: Fusión de elementos renacentistas y neoclásicos. Forma: Edificio de cuatro pisos, una terraza y zócalo. Datos: Este monumento nacional (1981) está emplazado en uno de los terrenos loteados por las Monjas Agustinas (1916) y forma parte de las zonas típicas de la capital (1989). Considerado como el primer espacio de discusión en tolerancia y entendimiento entre hombres de diferentes corrientes (1867), actualmente, experimenta un periodo de apertura (2006) y permite la afiliación de mujeres (Cecilia García Huidobro, primera integrante activa).

20


SEÑALÉTICA DE LA ANTIGUA ALAMEDA DE LAS DELICIAS

21


GRANDES CAMBIOS ENTORNO AL CERRO SANTA LUCÍA 12 de Enero de 1928 y año 2007

Diseño: Benjamín Vicuña Mackenna (1872); Víctor Villeneuve (1902). Estilo: Gótico, renacentista, neoclásico. Datos: Este monumento histórico (1983), bautizado por Pedro de Valdivia como cerro Santa Lucía (1541) fue el principal puesto de vigilancia de la ciudad. Se transforma en un imponente paseo peatonal, gracias a la labor de Benjamín Vicuña Mackenna (1872-75), quien lo foresta, construye un camino de circunvalación, capilla, jardines y plazoletas, instala estatuas y fuentes, alumbrado a gas y sistema de regadío, además de reemplazar las baterías de defensa por imponentes terrazas. Nuevas remodelaciones se agregaron un salón de cristal en el segundo piso del Fuerte Hidalgo (1886), un ferrocarril eléctrico y un teatro de variedades (1887), acceso hacia la Alameda (1902), observatorio sismológico (1907), e iluminación en la cara norte (2000).

22


23


EL EX CONGRESO NACIONAL Y SUS JARDINES YA CONSOLIDADOS 15 de Noviembre de 1926 y año 2007

Diseño: Lucién Hènault (1857); Guillermo Renner (1876, jardines). Estilo: Neoclásico francés. Forma: Edificio de planta cuadrada, sostenida por cuatro estructuras de doble altura y compuesto de dos pisos. Posee fachadas moduladas por pilastras y vanos enmarcados por arcos de medio punto. Cuenta con un acceso principal formado por un pórtico de seis columnas corintias y frontón recto. Datos: Este monumento nacional (1981) forma parte de la zona típica de Santiago (1986) y fue construido (1857-76) para ser la sede oficial del Congreso Nacional. Posee hermosos jardines y esculturas (1876), entre las que destaca la estatua de mármol de la Virgen María, que recuerda el incendio de la iglesia de la Compañía (1863). Ha experimentado varias remodelaciones, entre ellas: la instalación de rejas (1889), reconstrucción parcial tras un incendio (1895), instalación de dependencias del Ministerio de Justicia (1973) y del Ministerio de Relaciones Exteriores (1990).

24


DIRIGIENDO EL TRÁNSITO EN EL PALACIO DE TRIBUNALES 18 de julio de 1932 y año 2007

Diseño: Arquitecto Emilio Doyère (1912), asistido por A. Schade y E. Jecquier; Ricardo Larraín Bravo (1928). Estilo: Neoclásico. Forma: Planta de tres pisos, hall de acceso monumental compuesto por una escala de mármol custodiada por dos cariátides (columnas de forma femenina que representan la justicia). Datos: Es una de las primeras obras de arquitectura civil-fiscal construida en hormigón armado. Debido a ello, el trabajo fue realizado en dos etapas: la primera (1912), levantó el ala poniente y el acceso central; y la segunda (1928), erigió el ala oriente del palacio.

25


PLAZA LA PAZ: DE LOS SECOS MURALLONES A LAS GALERÍAS DE ESCULTURAS MONUMENTALES 25 de Octubre de 1928 y año 2007

Diseño: Diversos autores. Estilo: Principalmente gótico, griego y neoclásico. Forma: 86 hectáreas divididas en patios, galerías y panteones. Datos: Es el primer cementerio oficial del país, y corresponde a una iniciativa generada tras el triunfo de los Patriotas y la instauración del Estado Chileno (1810). Está emplazado en los antiguos terrenos de los monjes Dominicos y fue inaugurado por Bernardo O`Higgins (1821). Sus dependencias incluyen una entrada monumental (hacia la avenida La Paz) y una plaza compuesta por columnatas y esculturas (1830; 2000, remodelación). Dada su impronta histórica, en él descansan la mayoría de los forjadores de la patria, políticos, artistas, escritores y músicos destacados de la nación.

26


TRANSFORMACIONES DE LA PLAZA DE ARMAS 28 de Septiembre de 1939 y año 2007

Diseño: Pedro de Gamboa (1541); José de Cavareda (1836); Guillermo Renner (1896). Estilo: Colonial. Datos: La Plaza de Armas es la cuadrícula base de la conformación urbana de la ciudad. Fue diseñada como Plaza Mayor (1541), bajo una dimensión agreste. Su imagen actual se debe, principalmente, a cuatro grandes remodelaciones: la primera (1836), cambió el carácter colonial por uno recreacional, instaló el monumento a la Libertad de América y luminarias a gas; la segunda (1860), creó un jardín circular en el centro e instaló cuatro fuentes simétricas en los costados; la tercera (1896) incorporó luminarias eléctricas y trazó un jardín moderno e irregular con cedros, encinas, araucarias y palmeras; y la cuarta (1998), creó explanadas para actividades culturales, instaló una pérgola central para la ejecución musical de la banda municipal e incorporó hileras de escaños de madera.

27


SANTIAGO DESPIERTA Chilectra lo ilumina

56


3 57


3

ELECTRICIDAD, DESPERTAR LA CIUDAD

LA CREACIÓN DE LA EMPRESA QUE ILUMINA

La fundación de Santiago, las obras arquitectónicas de los siglos XVIII y XIX, la reforma urbana de Vicuña Mackenna, la construcción del alcantarillado, el Centenario, y la expansión de la ciudad en el siglo XX como consecuencia del explosivo crecimiento poblacional, han sido fenómenos de gran influencia en su transformación. Junto con ellos, existe otro de suma importancia que generó cambios en el comercio, la vida diaria de los santiaguinos e introdujo el concepto de transporte público masivo: la electricidad.

Para mantener el servicio eléctrico en el tiempo, la Municipalidad de Santiago encargó la instalación y mantención del alumbrado y la administración del transporte eléctrico a la compañía británica Alfred Parrish & Co., que fundó la Chilian Electric Tramway & Light Company (CETLC) en 1898. Es en esta firma donde se encuentra el germen de lo que es actualmente Chilectra.

En 1856 nuestra capital era iluminada, principalmente, por velas. En el centro, en cambio, algunos faroles de gas y parafina de propiedad de la Compañía de Gas de Santiago se mantenían encendidos hasta las 23 horas. Después, literalmente, caía la noche. Luego de tres años desde la invención de la electricidad (21 de octubre de 1879), particulares realizan los primeros ensayos de iluminación eléctrica en los portales aledaños a la Plaza de Armas y en algunas tiendas del sector. Dicho experimento despertó gran interés entre los comerciantes, quienes, paulatinamente, solicitaron la colocación de luces en las vitrinas de sus negocios. La gran revolución eléctrica se vivió a las 21.30 horas del 5 de febrero de 1896. La cuadra de Huérfanos, comprendida entre las calles Mac Iver y San Antonio, se convirtió en la primera con alumbrado público incandescente (eléctrico) en todo Chile. La inauguración de este gran avance contó con la presencia del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Videla, y el intendente de Santiago, Joaquín Fernández Blanco. Esta nueva energía cambió los hábitos domésticos y laborales, y se transformó en un símbolo de modernidad de la vida urbana. La magia de la luz deslumbró a los chilenos, y contemplar la ciudad de noche fue un espectáculo; la fuerza de la electricidad encendió las maquinarias, y los obreros sintieron como el trabajo físico se hizo más liviano; el poder de la energía trajo consigo nuevos inventos, y las dueñas de casa equiparon sus cocinas con nuevos aparatos.

58

La concesión no estuvo exenta de polémicas, se decía que el nuevo sistema podría atentar contra la seguridad ciudadana, que provocaría incendios y la cesantía de los 300 empleados de Ferrocarril Urbano, compañía que hasta entonces ofrecía el servicio de tranvías tirados por caballos, en una red que cubría cerca de 100 kilómetros urbanos. Entrado el siglo XX se puso en marcha la planta térmica Mapocho (1900), la primera de una serie de obras que permitieron masificar la electricidad, entre las que destacan las plantas hidroeléctricas de La Florida (1901) y los Maitenes (1923), varias subestaciones y la línea de transmisión San Cristóbal (1927). La Compañía Chilena de Electricidad conocida también como Chilectra, nació (1921) producto de la fusión de la Chilean Electric Tramway & Light Co. y la Compañía Nacional de Fuerza Eléctrica. Para regular la expansión del sistema el Estado promulgó el Decreto Ley N.º 252 (1925) y entró en vigencia la primera ley General de Servicios Eléctricos. Esta iniciativa permitió el mejoramiento del alumbrado público y privado, el comienzo de la oferta y venta de artículos eléctricos para el hogar, la iluminación de letreros y vitrinas comerciales, y la electrificación del ferrocarril de Santiago a Valparaíso. La electricidad prosperó y la South American Power Co. compró la Compañía Chilena de Electricidad y la fusionó (1929-1931) con varias entidades de la zona central y costera, llegando a cubrir toda la V Región y el área Metropolitana, lo que representó casi la mitad de los habitantes del país. La década de los `70 trajo consigo la nacionalización de la compañía


mediante la ley N.º 17.323 (14 de agosto de 1970) que autorizó a la Corfo a adquirir todas las acciones y bienes de la compañía. Y la de los `80 inició un proceso de privatización, que culminó con la totalidad del capital accionario en el sector privado. Producto de ello, se creó la primera filial de la compañía bajo el nombre de Distribuidora Chilectra Metropolitana S.A., que en mayo de 1994 se constituyó como Chilectra S.A. La empresa se transformó en el principal exponente del mercado de la energía eléctrica nacional, abarcando más de 2.118 km2 de concesión. Gracias a ello, Chilectra se consolidó como la principal empresa de energía de Chile, siendo capaz de proveer energía a 33 comunas de la Región Metropolitana y contando con más de 1.500.000 clientes (2007). ELECTRICIDAD EN MOVIMIENTO Tal como hemos enunciado, la puesta en marcha de la electricidad generó transformaciones profundas en la forma de vida de los santiaguinos. La vida familiar nocturna cambió y fue posible, entre otras cosas: mantenerse despierto hasta más tarde, salir a dar un paseo por avenidas iluminadas, leer un libro, tejer, moler maíz, mantener los alimentos refrigerados, y jugar a hacer sombras. El comercio y la industria contaron con recursos nunca antes vistos, la mecanización de los procesos fabriles y las nuevas formas de hacer publicidad causaron gran impacto. Lo mismo sucedió con el transporte, en el que la electricidad impulsó un nuevo concepto que desplazó gradualmente a los tranvías de tracción animal. La idea de tranvía eléctrico surgió en 1881, en el marco de una exposición desarrollada en París. Tres años más tarde, la alemana Schuckert & Co. exhibió una locomotora eléctrica en Santiago e instaló el primer ferrocarril eléctrico en una mina de Lota (1896). La licitación adjudicada a la Chilean Electric Tramway & Co. respondía a la necesidad de ofrecer un servicio de mayor rapidez y seguridad en los traslados generando, además, vías más aseadas e higiénicas. Para poner en

marcha el sistema fue necesario invertir alrededor de 18 millones de pesos de la época, lo que incluía rieles, equipo rodante, tendido de cables, postes y salarios para el personal. El primer domingo de septiembre de 1900, bajo el sonido de la banda del Orfeón Policial y decorado con flores, banderas y escudos entrelazados de Alemania, Chile e Inglaterra fue inaugurado el primer convoy. Compuesto por cinco flamantes góndolas, el tranvía eléctrico realizó un recorrido por la calle Mapocho, transitando por las calles Brasil, Rosas, Bandera, Alameda y Padura (actual Almirante Latorre), a la ida y por Alameda, San Antonio, Mapocho, 21 de Mayo y San Pablo, de regreso. Tras la algarabía comenzaron a surgir las críticas por la irregularidad del servicio de transporte. Después del primer año de funcionamiento, se reprochaba el enorme tiempo de espera y las filas que debían hacer los usuarios frente al retraso y la falta de máquinas. Con todo, para 1910 la ciudad contaba con 97 kilómetros de líneas férreas, carros de sangre en la periferia, 275 tranvías eléctricos en el centro y algunos vehículos a gasolina llamados “taguas” y “góndolas”. El sistema de transportes vivió una segunda etapa con la electrificación de los ferrocarriles de vapor. La línea Santiago-Valparaíso, el ferrocarril Trasandino, el del Llano de Maipo -que salía desde la desaparecida Estación Pirque o Providencia, frente a la Plaza Italia o Baquedano- y el funicular del Cerro San Cristóbal, fueron los más importantes. En 1945 los tranvías de Santiago y Valparaíso fueron nacionalizados y absorbidos por la Empresa de Transporte Colectivo del Estado (ETC). Esta impulsó la modernización del transporte de Santiago e importó los primeros trolebuses y nuevos autobuses, poniendo fin a los tranvías en 1959. Por un breve lapso, la electricidad dejó de ser el principal motor del transporte y las micros pasaron a formar parte del paisaje urbano. Luego, la construcción de la línea 1 del Metro (1975) trajo de regreso la fuerza propulsora de la energía eléctrica y se inició una nueva era en el transporte urbano.

59


PLAZA ITALIA: ESPACIO CONSERVADO EN UN ENTORNO CAMBIANTE 19 de Julio de 1930 y año 2007

Forma: Rotonda ovalada donde convergen: hacia el norte, el acceso subterráneo a la autopista Costanera Norte; en el sur, la avenida Vicuña Mackenna; al oeste, la avenida Alameda Libertador Bernardo O`Higgins; y, hacia el este, la avenida Providencia. Datos: Durante el siglo XX, esta plaza experimentó dos grandes transformaciones. La primera (1928), amplió el radio de la circunferencia, instaló el monumento al general Baquedano y trasladó la figura de bronce, obsequiada por la colonia italiana, al parque Balmaceda. Y la segunda (1950- 1990), tuvo relación con los cambios de entorno: por el desmantelamiento de los recorridos ferroviarios, la demolición de la estación Providencia (o Pirque), la construcción del parque Bustamante (1950), y la edificación de rascacielos (1990).

60

LA PRIMERA PLAZA ITALIA Y LA ESCULTURA QUE LE DIO SU NOMBRE. 11 de Enero de 1926


61


62


63


QUIETUD Y MOVIMENTO EN LA UNIVERSIDAD DE CHILE. 23 de marzo de 1927 y año 2007 Diseño: Lucien Ambroise Hènault. Estilo: Neoclásico de influencias francesas. Forma: Volumen de dos pisos, modulado por un juego de pilastras y ventanas con arcos de medio punto en el primer nivel, y rectangulares en el segundo. Datos: Este monumento histórico(1974) es el principal emblema de una de las instituciones republicanas que más ha aportado al país. Pertenece a la Universidad de Chile (1842) y fue construido para albergar a la incipiente masa estudiantil de finales del siglo XIX. Sus principales modificaciones están dadas por el cambio de aspecto de sus patios, en un principio descubiertos y de piso de huevillo (1881), que fueron embaldosados y techados con vidrio (1907); y la instalación de obras como la escultura de Andrés Bello, la pintura de Ernesto Courtois (“Universidad de Chile, protectora de las ciencias y artes”, (1910-1931)) y la instalación, en el salón de honor, de un mural de Mario Toral (2001).

64


65


GRANDES TRANSFORMACIONES ALREDEDOR DE LA IGLESIA DE SAN FRANCISCO 17 de Abril de 1928 y año 2007

Diseño: Orden Franciscana (Orden de San Francisco u Orden franciscana) (1554); Fermín Vivaceta (1751). Estilo: Colonial. Forma: Edificio de un piso, hecho a base de bloques de piedra, que posee una torre con un reloj. En su interior, se aprecia una nave central decorada en estilo mudéjar, una puerta de ciprés tallado que conecta la sacristía y los claustros, y 42 lienzos de la escuela cuzqueña. Datos: Este monumento (1951) es el único vestigio de la arquitectura del siglo XVI que se conserva en la capital. Originalmente fue edificado en adobe (1554), pero, debió ser reconstruido dos veces (1630 y 1751) tras la destrucción total que generaran violentos sismos (1583, 1643 y 1751). En la actualidad, los antiguos claustros forman parte del Museo Colonial (1969).

66


67


68


69


GRANDES INTERVENCIONES EN EL PALACIO DE LA MONEDA Y LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN 15 de Noviembre de 1926 y año 2007

70


Diseño: Joaquín Toesca (1784); Smith Solar y Smith Miller (1932). Estilo: Neoclásico y Dórico Romano. Forma: Volumen horizontal de albañilería de ladrillo y mortero de cal, compuesto por dos pisos organizados en torno a cuatro patios interiores. Datos: Creada (1805) como Casa de Acuñación de Monedas, es el ejemplar más representativo de la arquitectura neoclásica. Al convertirse en residencia presidencial (1848- 1968)se inicia una serie de reformas: en el interior, por el desarme de la fábrica (1932) y la cimentación del Ministerio de RR.EE., la creación del Patio de los Naranjos (1946), el reemplazo de las estructuras originales de roble por lozas de hormigón y la instalación del techo de cobre (1973); y en el exterior, por la construcción del Barrio Cívico (1930), la transformación de la Plaza de la Constitución en un llano con áreas verdes (1983), la remodelación de la Plaza de la Ciudadanía y edificación del Centro Cultural Palacio de la Moneda (2004).

71


72


73


LA ANTIGUA CASA HOMBO Y LA ACTUAL PANTALLA GIGANTE 4 de mayo de 1920 y año 2007

UN TRANVÍA POR LA CALLE AHUMADA 10 de Enero de 1927

74


Datos: La calle Ahumada es la única vía capitalina que conserva el nombre que le fue dado por Pedro de Valdivia (1580) y que, por más de dos siglos, ha mantenido un marcado carácter comercial. Ejemplo de ello fue la Casa Hombo (1910), fundada por Takayasu Hombo, un inmigrante japonés que llegó a Chile para participar en la Exposición Internacional del Centenario y montó la juguetería más famosa del centro de Santiago. Tras casi 50 años de funcionamiento, un feroz incendio (1954) destruyó dos de sus tres pisos, y obligó a poner en venta el inmueble. La Casa Hombo se transformó en una sucursal bancaria, y en un lugar de encuentro social debido a la pantalla gigante que se instaló sobre la techumbre (1998).

75


PASEO AHUMADA: EL ANTIGUO EDIFICIO DE CHILECTRA Y LA ACTUAL CASA COMERCIAL 15 de Febrero de 1922 y año 2007

CAE UN POSTE DE TELÉFONO SOBRE EL EDIFICIO DE LA COMPAÑÍA CHILENA DE ELECTRICIDAD, CALLE SAN ANTONIO 15 de Febrero de 1922

EX EDIFICIO CHILECTRA EN LA CALLE SANTO DOMINGO 15 de Febrero de 1922

76


Forma: Ambos edificios estaban compuestos por 3 pisos. El de la calle Ahumada, destinado a oficinas comerciales, poseía un amplio hall en el que se exhibían artículos eléctricos y ostentaba un enorme aviso luminoso que destacaba los atributos de la electricidad: luz, fuerza y calor. Por su parte, el edificio de la calle Santo Domingo estaba destinado a oficinas gerenciales. Datos: Hacia 1921, tras la fusión de la Chilian Electric Tramway and Light Co y la Compañía Nacional de Fuerza Eléctrica, nació la Compañía Chilena de Electricidad (Chilectra). Luego, la South American Power Co. la adquirió y agrupó con otras entidades de la zona central del país. La década de los `70 generó su estatización y la de los `80, el traspaso al sector privado y la consolidación como el principal exponente del mercado de la energía eléctrica nacional, que- actualmente- abarca 2.118 Km2 de concesión, provee energía a 33 comunas de la Región Metropolitana y cuenta con 1.353.728 clientes.

77


CATEDRAL DE SANTIAGO Y SU PRESENTE 15 de Noviembre de 1926 y año 2007

Diseño: Matías Vázquez (1755); Joaquín Toesca (1775); Ignacio Cremonesi (1906). Estilo: Toscano. Forma: Planta de albañilería de piedra cubierta de estuco. Posee una nave central y dos laterales, un altar mayor, un coro, y dos torres sobre el frontis en las que se ubican las imágenes de Santiago Apóstol (patrono de la ciudad), la Asunción de la Virgen y Santa Rosa. Datos: Considerada una de las edificaciones más antiguas del país, su imagen actual corresponde a la última gran reconstrucción realizada para reparar los daños causados por terremotos (1647, 1657 y 1730) y un incendio (1769). El edificio de la actual Catedral (1748) fue iniciado por Matías Vázquez (1748), seguido por Joaquín Toesca (1775) y concluido por Ignacio Cremonesi (1898). Entre las reparaciones del siglo XX y XXI, destacan: la remodelación del altar mayor, realizado en Munich (1912); y la iluminación de la fachada, una iniciativa integrada conjunta de Endesa Chile y Chilectra (2003).

78


79


80


81


LA NAVIDAD DEL `30 Y EL INVIERNO DEL 2007 24 de Diciembre de 1930 y año 2007

Datos: La Plaza de Armas ha estado siempre destinada a funciones públicas, ejemplo de ello son los edificios del Correo Central (1882), palacio de la Real Audiencia (1808) y Municipio de Santiago (1891).Este sector siempre ha sido un lugar dedicado a las actividades sociales, tales como las fiestas de navidad de Chilectra (década de 1920) , las muestras artísticas, musicales y plásticas.

82


83


84


85


MARINERITOS EN LA PLAZA DE ARMAS Y VISTA ACTUAL DEL MISMO LUGAR 24 de Diciembre de 1924 y año 2007

Datos: La Plaza de Armas (1541) es la principal plaza de la ciudad. Los edificios que la rodean plasman su carácter de centro de encuentro público (Correos, Real Audiencia y Municipio de Santiago), religioso (Catedral) y comercial (Portal Edwards y Portal Fernández Concha). Comenzó siendo un espacio rústico en donde eran tradicionales las fiestas en honor al Apóstol Santiago (Paseo del Real Estandarte), los juegos de cañas y sortijas, las corridas de toros y las procesiones de Semana Santa. Luego, se remodeló (1800), fue empedrada y se instaló la escultura de mármol llamada “A la libertad de América”, se plantaron olmos, acacias y gomeros (1875), y se trazó un jardín moderno e irregular (1896). Con la llegada del nuevo siglo se crearon dos explanadas, se incorporaron escaños de madera, un quiosco de cobre y palmas chilenas. Todo ello, para mejorar las instalaciones del lugar donde son típicos los desfiles alegóricos y las muestras artísticas.

86


STAND DE NAVIDAD DE LA COMPAÑÍA CHILENA DE ELECTRICIDAD 24 de diciembre de 1924

87


88


89


IGLESIA DE LA CALLE 21 DE MAYO Y SU IMAGEN PRESENTE 2 de julio de 1925 y año 2007

Datos: La calle 21 de Mayo (1940) es una vía que se consolidó gracias a la presencia de la iglesia de Santo Domingo (1796) y el Mercado Central (1872). La construcción (1890) de un puente metálico permitió conectarla con la Vega Central y (con) el barrio La Chimba, lo que intensificó la presencia de negocios minoristas y boliches (1925) como “El Jote” y “Venecia”, donde Neruda y sus amigos comían chupe de guatitas. Su orientación comercial, una característica histórica, hizo que el “Plan de Obras para el nuevo centro” de la Municipalidad de Santiago, incluyera dentro del programa de intervenciones urbanas, la construcción de estacionamientos subterráneos en esta arteria.

90


DIVERSAS VISTAS DE LA CALLE 21 DE MAYO. 8 de Marzo de 1927 y a単o 2007

91


EL PALACIO DE BELLAS ARTES: RODEADO DE NUEVAS CONSTRUCCIONES Década de 192o y año 2007

Diseño: Emil Jecquier Estilo: Neoclásico de toques renacentistas. Forma: Planta de 2 pisos formada por 3 volúmenes y un hall central de estructura metálica de cúpula vidriada. Posee un acceso principal destacado por una escalinata, dos pares de columnas y techo cúpula de pabellón; y uno posterior, formado por una terraza de atrio elevado. Datos: Este Monumento Histórico (1976) tiene sus orígenes en el Museo de Pinturas (1880), ubicado en el Partenón de la Quinta Normal, y es considerado un emblema de las edificaciones oficiales del Centenario (1910). Su aspecto original experimentó transformaciones mediante: la construcción de un Anfiteatro griego (1930) y la Sala Matta (1970), la remodelación de la plazoleta de acceso y reinstalación de la escultura de Rebeca Matte (1986), la climatización de las salas de exhibición (1998), la modernización del tendido eléctrico, e instalación de ascensor (2000), y el cambio de la puerta de acceso principal (2003).

92


EL CAMBIO DE LAS EDIFICACIONES EN LA CALLE MONJITAS 4 de Abril de 1928 y año 2007

Datos: La calle Monjitas debe su nombre a la presencia del Templo y Convento de las Monjas Claras de Nuestra Señora de la Victoria, famosas por su repostería y oraciones durante la Guerra de Arauco (1600). Esta vía se inicia en la Plaza de Armas y culmina en el Parque Forestal, un hermoso vergel construido en los terrenos resultantes de la canalización del río Mapocho (1900, iniciativa del Intendente Enrique Cousiño). La construcción de este jardín y el Museo de Bellas Artes (1910), consolidaron el sector y lo transformaron en una exclusiva zona residencial.

93


94


95


4 actores de la

MODERNIDAD

la cara oculta del progreso

98

99


RETRATO DE LOS EMPLEADOS DE LA COMPAÑÍA CHILENA DE ELECTRICIDAD. Década de 1960

100

101


EL GRAN ROLLO DE CABLE PARA LA SUB ESTACIÓN DE INDEPENDENCIA. 23 de Abril de 1928

EQUIPO DE TRABAJO DE LA CALLE OLIVOS. 23 de Abril de 1928

102

DESCARGANDO MATERIAL DE LA BODEGA DE LA CALLE CUETO.

ESPERANDO ENCOMIENDAS EN LA BODEGA DE LA CALLE CUETO.

15 de julio de 1931

9 de julio de 1931

103


REPARANDO LAS VÍAS DEL DEPÓSITO DE LA CALLE BUSTAMANTE.

ARREGLOS EN ALAMEDA CON SAN FRANCISCO.

TRANSFORMACIÓN DE LAS LÍNEAS DE LA CALLE IRARRÁZAVAL.

12 de Abril de 1928

12 de Abril de 1928

25 de Julio de 1922

TRABAJOS DE SOLDADURA. 1922

104

105


106

TRANSPORTANDO MATERIAL EN BURRO HACIA LA CENTRAL ELÉCTRICA MAITENES.

OBREROS EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA CENTRAL ELÉCTRICA MAITENES.

CONECTANDO LAS TUBERÍAS DE LA CENTRAL QUELTEHUES.

OBREROS RECTIFICANDO AMARRES DE DUCTOS PARA LA CENTRAL QUELTEHUES

Década de 1920

1921

Década de 1920

Década de 1920

107


TRANSPORTE ELÉCTRICA.

EN

UNA

CENTRAL

Diciembre de 1927

RETRATO DE EQUIPO AL INTERIOR DE LOS DUCTOS DE LA CENTRAL QUELTEHUES. 3 de Agosto de 1927

UN BUZO SALE A FLOTE. Década de 1920.

108

109


MENSURADORES DE LA CENTRAL QUELTEHUES. 1925

LOS TRANSFORMADORES DE LA CENTRAL FLORIDA. 1927

LEVANTANDO LOS TRANSFORMADORES.

EXCAVACIÓN DEL TÚNEL PARA LA BOCATOMA QUELTEHUES.

Década de 1920 12 de Mayo de 1927

110

111


ORGANIZANDO LOS TABLEROS ELÉCTRICOS. Década de 1920

TRABAJADORES EN LA ESTACIÓN DEL CERRO SAN CRISTÓBAL. 3 de Mayo de 1923

112

DESENROLLANDO CABLES. Década de 1930

113


114

PERSONAL DE TURNO DE LA SUB ESTACIÓN SAN CRISTÓBAL.

PERSONAL DE LA PLANTA HIDROELÉCTRICA LA FLORIDA.

8 de Diciembre de 1923

24 de MArzo de 1924

115


TRABAJADORES USANDO LA GATA PARA LEVANTAR EL ENGRANAJE. 20 de Octubre de 1927

PENSANDO LA MANIOBRA PARA LEVANTAR EL ENGRANAJE. 20 de Octubre de 1927

DESEMBALANDO ENGRANAJES. Octubre de 1927.

RETRATO DE TRABAJADORES JUNTO AL ENGRANAJE. Octubre de 1927

116

117


RETRATOS DE LOS “DOCTORES” DEL CABLEADO SUBTERRÁNEO. Julio de 1925

118

119


REPARANDO EL CABLEADO SUBTERRÁNEO. Julio de 1926

120

121


REPARANDO RIELES DE TRANVÍA.

TRANSFORMACIONES EN LA VÍA ALAMEDA-COCHRANE.

ARREGLOS EN LA CALLE BLANCO ENCALADA.

SOLDADURA DE PUNTAS EN LA CALLE PEDRO DE VALDIVIA .

25 de Agosto de 1925

Década de 1920

15 de Mayo de 1924

Década de 1920

122

123


REPARACIÓN DE RIELES. 3 de Julio de 1922.

TALADRANDO DURMIENTES DE LA ALAMEDA.

“TALADROS HUMANOS” 14 de Abril de 1925

26 de Agosto de 1925

124

125


TRABAJOS EN INDEPENDENCIA. 25 de Agosto de 1925.

PERSONAL DEL ALMACÉN DE EMPLEADOS Y OBRAS. 24 de Mayo de 1924

TRABAJOS EN LA CALLE MERCED. 8 de Marzo de 1927

126

127


UNO DE LOS PRIMEROS CAMIONES CON ESCALERA. Década de 1960

PREPARANDO EL MATERIAL DE SOLDADURA. 3 DE JULIO DE 1922

LEVANTANDO LOS POSTES PARA LA NUEVA VÍA ALAMEDA- COCHRANE.

TRABAJADORES DE LA CENTRAL QUELTEHUES. 1927

25 de Agosto de 1925

128

129


TRASLADANDO EL MATERIAL. Década de 1920

RETRATO GRUPAL DE LOS TRABAJADORES DE QUELTEHUES. 13 de Octubre de 1927

130

HORA DE COLACIÓN EN IRARRÁZAVAL.

ACARREANDO UN FUTRO POSTE.

8 de Enero de 1923

30 de Octubre de 1925

131


LA CAMIONETA DE CHILECTRA. Década de 1960

132

CONSTRUCCIÓN DE RIELES EN LA CHIMBA.

REPARANDO LA “BURRITA” DE LA BODEGA CUETO.

6 de Julio de 1922

2 de Mayo de 1923

133


LOS “MONOS”, TRABAJADORES DE LAS ALTURAS. Década de 1930.

134

CAMBIANDO LA AMPOLLETA.

MANIOBRANDO LA ESCALERA.

Década de 1920

Década de 1920

135


INSTALANDO LA NUEVA LUMINARIA. Década de 1960

136

137


Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de cubierta, puede ser reproducida, almacenada o transmitida de manera alguna ni por ningún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación o fotocopia, sin autorización del autor y los editores.

Material para la elaboración de Textos - Alarcón, Renato: “Las Calles donde vivimos y su historia”. Santiago, Chile. - Claro, José Luis: “El fin del alumbrado a gas”. Santiago, Chile. - Consejo de Monumentos Nacionales, Juan Medina Torres: “Cerro San Cristóbal, el gran balcón de Santiago”, Santiago. Chile. - CORFO: “Plan de electrificación del País”. Santiago, Chile. 1957. - De Ramón, Armando y Gross, Patricio:”Santiago de Chile: características histórico ambientales, 1891-1924”. Londres, Inglaterra. 1985 - De Ramón, Armando: “Santiago de Chile (1541-1991): Historia de una sociedad urbana”, Santiago, Chile. - Domínguez V., Martín (2000), “Parque Cousiño y Parque O’Higgins: imagen pasada, presente y futura de un espacio verde en la metrópoli de Santiago” (Revista Urbanismo, Nº3 ed.), FAU, Universidad de Chile, Santiago, Chile, 2007. - Eliash, Humberto: “Arquitectura y Modernidad en Chile”. Santiago, Chile. 1978. - FAU, Universidad de Chile, Revista de Urbanismo, N°11: “La gestación de los Planes Reguladores Urbanos de Chile en el período 1940-1960. El caso de la ciudad de Osorno”., Santiago, Chile, 2003. - Gámez, Vicente y Navarro, Galit: “La transformación del paisaje metropolitano y la idea de cinturón verde en el Plan Intercomunal de Santiago (1960-1994)”. Universidad Central, Diseño urbano y paisaje. Santiago, Chile. 2003. - Imprenta Chilena: “Memoria del Administrador del Cementerio General”. Santiago, Chile. 1892. - INE: “Chile: Ciudades, Pueblos, Aldeas y Caseríos”. Informe, 2005. - INE: “Proyección de Población 1990-2020. Comunas de la Región Metropolitana de Santiago”. - Laval, Enrique: “La epidemia de sarampión de 1899-1900 en Chile y la creación del primer hospital de niños de Santiago.” (Revista chilena de infectología, edición aniversario), 2003. - Mora, Álvaro: “Monumentos Nacionales”, Santiago, Chile. - Municipalidad de Santiago: “Atlas Comunal”. Santiago, Chile. 2003. - Municipalidad de Santiago: “Programa Oficial del Centenario”. Santiago, Chile. 1910. - Municipalidad de Santiago: “Plan estratégico de Desarrollo Comunal”, Capítulo I: Diagnóstico estratégico. - Pirott, Silvia y Montandón, Roberto: “225 fichas de Monumentos Nacionales”. MOP, Santiago, Chile. 1991. - Santiago Republicano: “Historia en la Ingeniería: Tajamares del Mapocho”. Santiago, Chile, 2005. - Vllalobos, Sergio: “Historia de la Ingeniería en Chile”. Instituto de Ingenieros de Chile. Santiago, Chile. 1990. - Zañartu, Sady: “Santiago Calles Viejas”. Santiago, Chile.

Citas 1

Informe INE, Chile: Ciudades, Pueblos, Aldeas y Caseríos. 2005 Demographia.com: 50 largest World metropolitan areas ranked Ciudades Latinoamericanas en el índice de calidad de vida. 4 Globalization and World Cities: Inventory of World Cities. 5 La reforma urbana de Vicuña Mackenna queda registrada en el texto “La Transformación de Santiago”, publicado en 1872. 6 Cifras Censo 1907 7 Pérez Oyarzún, Fernando; Rosas, José; Valenzuela, Luís: “Las aguas del Centenario”, ponencia presentada por los autores en The 11th International Planning History Conference 2004 / Planning models and the culture of cities. Barcelona, julio de 2004. 8 Laborde, Miguel: “Santiago Región Capital de Chile. Una invitación al conocimiento del espacio propio.”Publicaciones del Bicentenario. 2004. 9 INE. Censo 2002. 2 3

138

Metamorfosis de Santiago, Vol. 2 Colección Luces de Modernidad Archivo fotográfico de Chilectra 1ª Edición, Santiago de Chile 140 p.:principalmente il. ; 30 x 24 cm 1000 ejemplares ©Chilectra S.A. Derechos exclusivos ©Énfasis Soluciones Comunicacionales E.I.R.L (Una empresa de Productora y Comunicaciones Clarissa Mingo Valderrábano E.I.R.L) Hernando de Aguirre 3570- D, Providencia, Santiago. Registro de Propiedad Intelectual Inscripción Nº XXX.XXX, año 2007. Santiago Chile I.S.B.N XXX-XXX-XXX-X Editado por Énfasis Soluciones Comunicacionales E.I.R.L Gerencia de Comunicación Chilectra S.A. Coordinación General y Textos Clarissa Mingo Valderrábano Diseño de portada Clarissa Mingo Valderrábano Diseño gráfico y Diagramación Alejandra Acosta Argomedo Fotografías Archivo Fotográfico Chilectra S.A. Alfredo Oyazún Costa Colaboradores Daniela Mingo Sáenz Carolina Quintana Poblete Carolina Mendoza Álvarez Impresión Fyrma Gráfica Ltda. Este libro corresponde al número 2 de la Colección de Arte de la Biblioteca Bicentenario de Chilectra S.A. Santiago de Chile, Noviembre de 2007.

139


santiago metamorfosis