Page 1

P   x  Jorge VELASCO ZAMORA et al. Estudio original descriptivo cuali -cuantitativo erpectiva de sujetos en ensayos clínicos

1  AR

Perspectiva de pacientes con artritis reumatoidea participantes en ensayos clínicos prolongados Jorge VELASCO ZAMORA*, Yamila CHICHOTKY*,†, María Julia PAPAGNO*, José Luis VELASCO ZAMORA*. *Servicio

de Reumatología, Instituto médico CER. Quilmes, Argentina. Investigadora y miembro del Comité de ética CECIC. †

Autor para correspondencia Jorge Velasco Zamora. Instituto Médico CER, Vicente López 1441 e/ Ramón Franco y San Martín. B1878DVB, Quilmes, Pcia. de Buenos Aires, Argentina. jorge.velasco@institutocer.com Recibido: 01/08/2010 Aceptado: 04/08/2010

Resumen  Objetivos: La perspectiva del sujeto que participa en un ensayo clínico ha sido ampliamente evaluada en estudios experimentales de corta duración y en los países desarrollados. El propósito de este estudio fue explorar las percepciones de los sujetos con artritis reumatoidea (AR) respecto de la participación en ensayos clínicos de larga duración. Métodos: encuesta cuali-cuantitativa, se llevó a cabo en 43 pacientes con diagnóstico de artritis reumatoidea que participaron en los ensayos clínicos de un fármaco inductor de respuesta biológica. El cuestionario desarrollado fue respondido de forma anónima. Se trataba de diversos aspectos relacionados con la investigación clínica: actitudes hacia la investigación, motivación a participar y experiencias de participación en el estudio, opinión de la investigación y los investigadores. Resultados: El tiempo medio de participación en el ensayo fue de 30 meses (DE: 9,95). Actitudes hacia la investigación clínica fueron positivas en el 94,4% de los encuestados. El método científico se consideró siempre necesario en el 76,7%, incluyendo la aleatorización (79,1%) y el cegamiento (76,7%). Las razones más importantes que justificaban su participación en un ensayo clínico fueron: un control estricto de su enfermedad y motivos altruistas. Conclusiones: Hemos encontrado en nuestra población de pacientes con AR una actitud positiva en una franca mayoría de los participantes encuestados con una fuerte tendencia, tanto en el altruismo y razones personales, en estudios experimentales de largo plazo.

P alabras clave : percepción, ensayos clínicos, artritis reumatoidea, sujetos investigados.

Perspective of patients with Rheumatoid Arthritis participating in long extension clinical trials A bstract   Objectives:

AR Artritis Reumatoidea ISSN 1853-1709 Buenos Aires Vol 1 | Núm 1 Ago 2010 Pág 1-6

The perspective of the subject who participates in a clinical trial has been extensively evaluated in experimental studies of short duration and developed countries. The purpose of this study was to explore the perceptions of subjects with rheumatoid arthritis involving in clinical trials of long duration, in relation to their participation in the studies  Methods: Quali-quantitative survey was conducted in 43 patients diagnosed with Rheumatoid Arthritis who were participating in clinical trials of a drug inducing biological response. The questionnaire was developed and responded anonymously. It involved various aspects related to clinical research: Attitudes towards research, Reasons for participating, Experiences of participation in the study, Overview of research and researchers. Results: The median time to participate in the trial was 30 months (SD: 9.95). Attitudes toward clinical research were positive in 94.4% of respondents. The scientific method was always considered necessary in 76.7%, including randomization (79.1%) and blinding (76.7%). The most important reasons that justified their participation in an clinical trial were: strict control of their disease and altruistic reasons. Conclusions: We found a positive attitude in most of the participants with a strong tendency, on both the altruism and personal reasons to participate in a long term experimental studies.

Keywords: attitude, perspective, clinical trials, Rheumatoid Arthritis.


AR 

2

AR Artritis Reumatoidea  x  ISSN 1853-1709  x  Buenos Aires  x  Vol 1  x  Núm 1  x  Ago 2010 x  Pág 1-6

Introducción

Método

El universo de los ensayos clínicos se mueve entre las necesidades médicas de la población y los intereses económicos de la industria farmacéutica. Ambas demandas (necesidades e intereses) no forzosamente deberían colisionar. Más aún, progresivamente pareciera establecerse una suerte de equilibrio entre la comunidad y sus representantes (sujeto investigado, agencia regulatoria, comités de bioética, equipo de investigación) y la industria farmacéutica.

Con aprobación previa del protocolo y de su consentimiento informado, por el Comité de Ética Institucional, todos los pacientes firmaron un ejemplar del mismo antes de responder el cuestionario. Las encuestas fueron autoadministradas respetando el anonimato y evitando recibir ayuda o comentarios por parte del personal del sitio a fin de obviar el sesgo de cortesía o influir sobre sus respuestas. Se evaluaron:

Sin embargo, la percepción pública aparenta no coincidir con esta idea, lo que sería esperable considerando la tortuosa relación entre los medios de comunicación y la investigación farmacoclínica, en especial cuando es patrocinada por empresas privadas. A pesar de ello, la percepción acerca de los ensayos clínicos cambia significativamente cuando son los sujetos investigados quienes opinan al respecto (1, 2, 3). El carácter globalizador de los ensayos clínicos involucra cada año más pacientes e investigadores en Latinoamérica (4, 5, 6). Sin embargo, no resulta posible transferir los resultados obtenidos en las encuestas de sujetos de investigación de países centrales a nuestra región teniendo presente los múltiples factores que influirían en la transculturalización de los resultados. Ocasionalmente accedemos a alguna publicación respecto de la perspectiva del sujeto investigado en países con recursos limitados (7) o con AR (8, 9). Considerando el carácter crónico de esta patología nos enfrentamos a la necesidad de evaluar su percepción de la participación de protocolos de largo plazo y en nuestro medio.

Racionalidad y justificación a La evaluación del desarrollo de nuevos fármacos involucra necesariamente la participación de seres humanos. b La ciudadanía se halla expuesta a información confusa y contradictoria por los medios masivos de difusión. c Los estudios exploratorios sobre la actitud de los pacientes frente a ensayos clínicos se realizan, en su enorme mayoría, en países desarrollados. e No se halló bibliografía en los buscadores habituales que nos muestre la perspectiva de los sujetos investigados en protocolos de largo plazo.

Población y muestra Se encuestó a un grupo de 43 pacientes con artritis reu matoidea (AR). Estos participaban en tres ensayos clínicos (uno fase II y dos fases III) con la misma molécula, un agente modificador de la respuesta biológica de la actividad de la enfermedad.

1 Participación previa en ensayos clínicos. 2 Opinión frente a los ensayos clínicos. 3 Ceguera y randomización. 4 Razones por las que decidió participar. 5 Influencia en la decisión de participar. 6 Evaluación de su participación. 7 Motivaciones del investigador.

En todos los casos se emplearon opción de respuestas múltiples (escalas de intervalos o intervalares) Las opciones de afirmación fueron del tipo de: 3 Muy importante. 3 Importante. 3 Menos importante. 3 No importante.

Diseño: no experimental y transversal o transeccional, no existen ni manipulación intencional ni asignación al azar, pues los sujetos investigados ya pertenecían a un grupo determinado (pacientes participantes de un ensayo clínico) y se investigan datos en un solo momento y en un tiempo único, con el objetivo de describir variables y analizar su incidencia o interrelación en un momento dado. Si bien, no se utilizó el método de entrevistas personales con el objeto de mantener el anonimato, sí se permitió el empleo de free text expresado como: “si lo desea amplíe su respuesta”. Se intentó con ello incluir algún elemento de evaluación cualitativa de las respuestas.

Resultados Los 43 pacientes accedieron a contestar el cuestionario, todos en forma completa con excepción de uno quien lo realizó parcialmente. La edad promedio de los participantes fue de 58 años (DS 10,44, rango: 34-76 años). El 86% fueron mujeres. Al momento de ingresar al protocolo el tiempo de evolución promedio de la AR era de 124 meses (mediana 88 meses, rango 31–420), el tiempo promedio en el que se hallaban participando al momento de encuestarlos fue de 30,35 meses


P erpectiva

de sujetos en ensayos clínicos  

(mediana de 27 meses, DS 9,95, rango 22–50) y están en período “abierto”, es decir sólo con la medicación de estudio desde 18,33 meses en promedio (mediana 15 meses, DS 9,95, rango 10–38). En cuanto a su condición física, sólo se tomó en cuenta el recuento de articulaciones inflamadas y doloridas. Al momento del ingreso al estudio clínico los pacientes presentaron un promedio de 19,33 articulaciones doloridas y 13,21 inflamadas. Cuando se realizó la encuesta, el promedio del recuento articular correspondiente a esa visita fue 2,09 articulaciones doloridas y 1,47 inflamadas. El número de articulaciones doloridas e inflamadas al inicio del protocolo se ven reflejada, probablemente, en las respuestas cuando se exploró la salud previa en el cuestionario. La mayoría (81,4%) referían poseer una mal estado de salud al ingreso del ensayo clínico (Tabla 1). T abla 1 En términos generales ¿cómo calificaría su salud antes de ingresar al ensayo clínico? n

%

Mala

35

81,4

Regular

5

11,6

Buena

1

2,3

Muy Buena

2

4,7

hallen a disposición del público en general. Se otorgaba la posibilidad de elegir entre cuatro opciones. Esto es: siempre, la mayoría de las veces, sólo en ocasiones y nunca. Treinta y tres de los encuestados (76,7%) se inclinó a opinar que siempre es necesario, la mayoría de las veces: 5 (11,6%), sólo en ocasiones: 4 (9,3%) y, finalmente un paciente optó por la opción nunca (2,3%) (Tabla 3). T abla 3 ¿Considera necesario evaluar los nuevos medicamentos, utilizando métodos científicos, antes de estar a disposición de las personas? n

%

Siempre

33

76,7

Mayoría de las veces

5

11,6

Sólo en ocasiones

4

9,3

Nunca

1

2,3

El último de los ítems evaluados acerca de la opinión frente a la investigación con fármacos fue su actitud frente a un allegado que desee participar. En este caso también fueron enfrentados a tres posibilidades: Positiva, dudosa, negativa. El 97,7% (42/43) se decidió por la respuesta positiva, en tanto el 2,3% (1/43) lo hizo por la dudosa (Tabla 4). T abla 4 ¿Cuál sería su actitud frente a un familiar o un amigo cercano que desee participar de una investigación clínica?

1. Participación previa El 90,7% (39 sujetos) era la primera vez que participaba en un ensayo clínico. Sólo un paciente utilizó la opción de ampliar la respuesta: “es la primera vez que participo y estoy contenta de haber llegado a tiempo”, escribió. De los 4 pacientes que habían participado previamente uno refirió que su opinión cambió desfavorablemente, otro que no cambió en tanto que dos respondieron que su opinión había cambiado favorablemente.

2. Opinión frente a los ensayos clínicos Al encuestarse acerca de su opinión frente a la investigación con medicamentos se les presentaban cinco opciones: muy positiva, positiva, positiva con reservas, negativa y sin opinión; 26 sujetos optaron por considerarla muy positiva (60,5%), positiva 15 sujetos (34,9%), positiva con reservas 1 (2,3%) y sin opinión 1 (2,3%). No se observaron opiniones negativas (Tabla 2). T abla 2 ¿Cuál es su opinión frente a la investigación con medicamentos? n

%

Muy positiva

26

60,5

Positiva

15

34,9

Positiva con reservas

1

2,3

Negativa

0

0

Sin opinión

1

2,3

Se interrogó acerca de su opinión de evaluar nuevos medicamentos, empleando métodos científicos, antes de que se

3  AR

x  Jorge VELASCO ZAMORA et al.

n

%

Positiva

42

97,7

Dudosa

1

2,3

Negativa

0

0

3. Ceguera y randomización Se intentó explorar la opinión frente a la asignación aleatoria de las ramas del estudio permitiendo que el sujeto elija una entre 4 posibilidades: positivo, dudoso, negativo, no entiendo la pregunta. Tenían formada una opinión positiva el 79,1% de los sujetos (34/43), 4,7% (2/43) tenía una opinión negativa, los mismos hallazgos para la respuesta dudosa. El 11,6% (5/43) no entendieron la pregunta (Tabla 5). T abla 5 ¿cuál es su opinión de la asignación al azar de los tratamientos en investigación? n

%

Positivo

34

79,1

Dudoso

2

4,7

Negativo

2

4,7

No entiendo la pregunta

5

11,6

Se exploró la opinión de los sujetos frente a la ceguera del tratamiento a partir de cuatro opciones de respuesta: influencia positiva, sin influencia, influencia negativa, no entiendo la pregunta. La mayoría de los encuestados manifestó una respuesta positiva (73,7%) el resto de las respuesta recibieron similar adhesión (Tabla 6).


AR 

4

AR Artritis Reumatoidea  x  ISSN 1853-1709  x  Buenos Aires  x  Vol 1  x  Núm 1  x  Ago 2010 x  Pág 1-6

ta no sentí presión 17/43 (39,5%), una pequeña cantidad: 3/43 (7%), una cantidad moderada 3/43 (7%) y mucha presión 20/43 (46,5%) (Tabla 8).

T abla 6 ¿cómo influencia en su opinión de la investigación que ni usted ni su médico conocían la medicación que recibía? n

%

Influencia positiva

33

76,7

Sin influencia

3

7

Influencia negativa

3

7

No entiendo la pregunta

4

9,3

T abla 8 ¿Qué tanta presión sintió por su enfermedad?

4. Razones por las que decidió participar Se evaluaron a través de cinco ítems cada uno de los cuales se evaluaba a través de 4 posibilidades de respuesta: muy importante, importante, poco importante, sin importancia (Tabla 7). El primero de los cinco posibilidades que se presentaban para evaluar las razones de participar (deseo mejorar mi salud) todos los sujetos encuestados (100%) afirmaron que era una razón muy importante. El segundo ítem hacía referencia al deseo de acceder a una nueva medicación. La mayoría de los encuestados opinó que esta razón era poco importante (65,1%, 28/43), importante el 32,6% (14/43) y sólo un paciente opinó que era muy importante, en tanto no se observaron respuestas en la opción sin importancia. Estar controlado estrechamente por su artritis como razón para participar fue considerado como muy importante por 38 de los 43 sujetos (88,4%) e importante por 5 (11,6%). El cuarto de la serie hace referencia a la posibilidad de una buena relación con el equipo médico. Una marcada mayoría, el 97,7% (42/43) opinó que era una razón muy importante y el resto (2,3%) que era importante. El último de los puntos considerados en la exploración de las razones por la que participa fue el altruismo. El 81,4% (35/43) lo consideró muy importante, el 16,3% (7/43) importante, un paciente lo consideró sin importancia y ninguno le pareció poco importante. T abla 7 ¿Cual es su razón de participar en un estudio clínico?

n

%

No sentí presión

17

39,5

Pequeña cantidad

3

7

Cantidad moderada

3

7

Mucha presión

20

46,5

La siguiente pregunta estaba dirigida a evaluar la presión que el sujeto percibía por la ausencia de tratamientos efectivos para su artritis reumatoidea. Las opciones eran idénticas al ítem anterior, refería no percibir presión el 44,2% (19/43), mucha presión el 34,9% (15/43), moderada 15% (6/43) , pequeña presión 4,7% (2/43) y un paciente no contestó a la pregunta propuesta (Tabla 9). T abla 9 ¿Qué tanta presión sintió por la falta de tratamientos para su enfermedad? n

%

No sentí presión

19

44,2

Pequeña cantidad

2

4,7

Cantidad moderada

6

14

Mucha presión

15

34,9

NS/NC

1

2,3

6. Evaluación de su participación El primero de los ítems intentaba valorar la información suministrada por los médicos investigadores. Así es que el 95,3% (41/43) la consideró altamente satisfactoria, un paciente (2,3%) lo consideró imperfecta, pero aceptable y un paciente no contestó (Tabla 10). T abla 10 ¿Cómo calificaría la información que le dan sus médicos en respuesta a sus dudas? n

%

Altamente satisfactoria, responde a todas mis dudas

41

95,3

Imperfecta, pero aceptable

1

2,3 0

%*

%†

%‡

%ll

Inadecuada

0

100

65,1

88,4

97,7

81,4

Totalmente inadecuada

0

0

Importante

0

32,6

11,6

2,3

16,3

NS/NC

1

2,3

Poco importante

0

2,3

0

0

0

Sin importancia

0

0

0

0

2,3

Muy importante

* Deseo

mejorar mi salud; †Deseo estar tratado con un nuevo medicamento; ‡Deseo estar estrechamente controlado por mi enfermedad; §Deseo tener una buena relación con el equipo médico; llDeseo ayudar a futuros pacientes a través de ensayar nuevos fármacos.

Se exploraron, entonces, la presencia de dudas otorgando tres opciones. El 90,7% contestó que no tenían dudas, una duda el 4,7% (2/43), muchas dudas un paciente (2,3%). Un encuestado no contestó (Tabla 11). T abla 11 ¿tuvo alguna duda que le hubiera gustado preguntar y no lo hizo?

5. Influencia en su decisión de participar El 97,7%, refirió no sentir presiones por participar en el ensayo clínico. Cuando se intentó ser más específico y se inquirió respecto de la presión que podría ejercer la enfermedad los resultados fueron más heterogéneos. Eligieron la respues-

n

%

Sí, muchas dudas

1

2,3

Sí, una duda

2

4,7

No, ninguna duda

39

90,7

NS/NC

1

2,3


P erpectiva

de sujetos en ensayos clínicos  

5  AR

x  Jorge VELASCO ZAMORA et al.

Para evaluar el tiempo empleado en el estudio se brindaron 3 opciones. El 65,1% (28/43) eligió la opción adecuado, refirieron tener más tiempo disponible 13 pacientes (30,2%), un paciente opinó que le insumía demasiado tiempo. Un paciente no contestó (Tabla 12).

El último cuestionario de la serie preguntaba acerca de la inclinación a aconsejar ingresar a un ensayo clínico a un allegado. La respuesta fue prácticamente unánime. Con excepción de un paciente, que no respondió, el resto contestaron que probablemente lo recomendarían (Tabla 16).

T abla 12 ¿Cómo considera la cantidad de tiempo que le lleva participar en el estudio?

T abla 16 Si un familiar o amigo cercano fuera invitado a participar en un estudio ¿usted lo recomendaría?

n

%

Demasiado tiempo

1

2,3

Adecuado

28

65,1

Tengo más tiempo disponible

13

30,2

NS/NC

1

2,3

Las siguientes cuatro preguntas se dirigían a evaluar la sensación general de los sujetos frente a los ensayos clínicos. La primera de esta serie preguntaba directamente la impresión general de participar en un estudio. El 69,8% es decir, 30 de los 43 sujetos evaluados dijeron tener una impresión muy positiva. El 27,9% (12/43) tenían una opinión positiva. Un paciente no contestó (Tabla 13). T abla 13 ¿Cómo es su impresión general de participar en un estudio? n

%

Muy positiva

30

69,8

Positiva

12

27,9

Positiva y negativa

0

0

Negativa

0

0

Muy negativa

0

0

NS/NC

1

2,3

Cuando se los interrogó acerca de si su opinión cambió una vez ingresado al estudio 31 (72,1%) opinaron que cambió positivamente y 11 (25,6%) que no cambió. Un paciente no respondió (Tabla 14). T abla 14 ¿Su experiencia durante el estudio cambió la opinión que tenía antes de iniciarlo? n

%

Sí, en una dirección positiva

31

72,1

Sí, en una dirección negativa

0

0

No cambió

11

25,6

NS/NC

0

0

La tercera cuestión era averiguar si participaría nuevamente en un ensayo clínico. Las opciones eran sencillas: sí, tal vez, no. El 90,7% (39/43) afirmó que volvería a participar, tal vez lo harían el 7% (3/43). Un paciente no contestó (Tabla 15).

n

%

No, de ninguna manera

0

0

Probablemente no

0

0

Tal vez, pero depende de muchas cosas

0

0

Sí probablemente

42

97,7

NS/NC

1

2,3

7. Motivaciones del investigador A través de la pregunta general: ¿qué cree usted que motiva a su médico a conducir una investigación? Fueron explorados cuatro ítems: deseos de hallar nuevos tratamientos, de ayudar a los pacientes, de promover sus propias carreras y de aumentar sus conocimientos. En cada uno se otorgaban cuatro posibilidades (Tabla 17). En el primero de ellos 36/43 pacientes (83,7%) consideraron como importante el deseo de hallar nuevos medicamentos, 5 pacientes (11,6%) lo interpretaron como muy importante, uno (2,3%) menos importante. Dos sujetos no contestaron. Enfrentados a la opción de ayudar a los pacientes el 83,7% (36/43) lo consideró muy importante y el 14% (6/43) importante. Un paciente no contestó. La tercera opción solicitaba definirse por los deseos de los médicos de promover sus propias carreras. Lo consideró muy importante el 69,8% (30/43), importante el 23,3% (10/43), menos importante 4,7% (2/43). Un paciente no contestó. La última de las opciones proponía enfrentarlos a la opción del médico deseoso de aumentar sus conocimientos a partir de la investigación. El 79,1% (34/43) lo consideró muy importante y el 18,6% (8/43) importante. Un paciente no respondió. T abla 17 ¿Qué cree Usted que motiva a su médico a conducir la investigación? %*

%†

%‡

Muy importante

11,6

83,7

69,8

79,1

Importante

83,7

14

23,3

18,6

Menos importante

2,3

0

4,7

0

0

0

0

0

4,6

2,3

2,3

2,3

No importante NS/NC

T abla 15 Si en el futuro fuera nuevamente invitado a participar en el estudio ¿lo haría?

*Deseos

n

%

39

90,7

Tal vez

3

7

No

0

0

NS/NC

0

2,3

de hallar nuevos tratamientos; †Deseos de ayudar a los pacientes; ‡Deseos de promover sus propias carreras; §Deseo de aumentar sus conocimientos.

Conclusiones El presente estudio fue realizado a partir de una población de 43 pacientes con AR, involucrados en ensayos clínicos


AR 

6

AR Artritis Reumatoidea  x  ISSN 1853-1709  x  Buenos Aires  x  Vol 1  x  Núm 1  x  Ago 2010 x  Pág 1-6

durante un tiempo excepcionalmente prolongado (mediana 30 meses) lo que constituiría el primer estudio que considera una población largamente expuesta a los supuestos de la investigación clínica. Del mismo surge: 3 La opinión favorable acerca de la importancia de investigar con fármacos fue elevada (95%), similar a la de otros reportes. 3 La satisfacción por el empleo de elementos del diseño científico tales como randomización y ceguera fue alta, pero un sugestivo 20% no pareció comprender la pregunta. 3 Las principales razones que argumentaron por participar fueron: buena relación con el equipo médico, estar estrechamente controlado, ayudar a otros pacientes y estar tratados con un nuevo medicamento, en este orden. Como en la mayoría de la encuestas el tema del altruismo se halla presente. Sin embargo, llamativamente aparece en primer lugar la relación con el equipo médico, no observado en otras encuestas lo que podría estar relacionado a factores culturales, sanitarios o afectivos. 3 La imagen que los pacientes poseen de la participación de los médicos investigadores estuvo fuertemente relacionada tanto a razones altruistas como de auto-interés señalando cierta con-

Referencias

tradicción que podría estar vinculada a valores culturalmente relevantes.

La satisfacción general de la participación de los sujetos en estos protocolos para artritis reumatoidea fue francamente alta. Nueve de cada 10 encuestado refirieron poseer mal estado de salud al ingresar al estudio, al momento de realizar el cuestionario. Los resultados terapéuticos de la molécula ensayada en términos de articulaciones doloridas e inflamadas fue dramático lo que podría explicar el alto índice de satisfacción observado. No obstante, la prolongada permanencia en el estudio y el estrecho control de un equipo de investigación experimentado podría contribuir a los resultados obtenidos en términos de percepción. Los resultados obtenidos en el presente estudio están, en general, en línea con los observados en la literatura médica (1, 2, 3, 5, 8, 9, 11, 12, 13). La necesidad de conservar estándares internacionales en poblaciones culturalmente diferentes, en un entorno fuertemente afectado por la influencia mediática, obliga a la exploración sistemática de la perspectiva del sujeto investigado.

7 Bertoli A. et Al Participation in Clinical Trials: Patients´ Understanding Versus Satisfaction. EULAR 2004.

1 Madsen S, et al. Ethical Aspects Of Clinical Trials: The Attitudes Of The Public And Out-Patients. J Int Med 1999; 243:571–579.

8 HarrisInteractive. Healthcare News. Public Awareness of Clinical Trials Increses: New Survey Suggests Those Conducting Trials Are Doing A Better Job of Infoming Potential Participants of Opportunities Vol 4, Issue 10, Jun 11 2004 www.harrisinteractive.com

2 Madsen S, et al. Ethical Aspects Of Clinical Trials: The Attitudes Of Participants In Two Non-Cancer Trials. J Int Med 2000; 248:463–474.

9 Edwards S, et al. The Ethics of Randomized Controlled Trials from the Perspective Of patients, The Public, And Healthcare Professionals. BMJ Vol 317. 31 oct 1998.

3 Madsen S, et al. Attitudes Towards Clinical Research Amongst Participants And Non participants. J Int Med 2002; 251:156–168.

10 Criscione L, et al. Informed Consent in Clinical Trial of Novel Treatment for Rheumatoid Arthritis. Art Rheum 2003; 49(3):361–367.

4 Koski G, et al. Research Involving Human Subjects in Developing Countries. Engl J Med, July 12, 2001; 345(2):136–138..

11 Lee S, et al. Factor Affecting Rheumatoid Arthritis Patients´ Decision to participate in Clinical Trials. J Rheumatol 2005; 32:2317–25.

5 Antunez E. Why Sponsors are Setting Their Sites on Latin America. JCPj, March 2003:10-12.

12 Ferguson PR. Patients´ Perceptions of Information Provided in Clinical Trials. J Med Ethics 2002; 28:45–48.

6 Glanczspigel D. Clinical Trials in Latin America: Meeting the Challenges can reduce time-to-market. May 2003:38-41. Applied Clinical Trials.

13 Featherstone K et al. Random Alocation or Allocation at Random? Patient´ Perspective of Participation in a Randomised Controlled Trial. BMJ Oct 1998; 317(31):1177–1180.

Perspectiva de pacientes con artritis reumatoidea participantes en ensayos clínicos prolongados  

La perspectiva del sujeto que participa en un ensayo clínico ha sido ampliamente evaluada en estudios experimentales de corta duración y en...