Issuu on Google+

HACEMOS EL INVENTARIO DEL RINCÓN DE LA CASA Finalidad social: saber lo que se tiene para poder valorarlo.

No es nueva la idea de que el docente deje su papel de gran protagonista en el proceso de enseñanza-aprendizaje y adquiera el nuevo papel de conductor del mismo. Podemos tener claro que el protagonismo tiene que estar en el alumnado, pero en ocasiones –más de las debidas- somos los que tenemos la “necesidad” de hacer todo, quizás en un falso afán de aprovechar el tiempo. Enmarcada por la idea anterior puede estar el hábito de ordenar nosotras mismas los diversos rincones del aula o de comprobar que no falta ningún material. Tenemos que ser conscientes de que la vida del aula está llena de pequeñas tareas cuya realización ayuda al alumnado a desarrollar sus capacidades y, por tanto, a hacerle alcanzar un mayor grado en el desarrollo de sus competencias. Podemos aprovechar los diversos rincones del aula para que nuestros alumnos hagan periódicamente el inventario del rincón de lectura, el de juegos, construcciones, matemáticas, arte, etc. En nuestro caso, vamos a proponer que hagan el inventario del rincón de juego simbólico, centrándonos concretamente en los objetos que hay en la casita. No se pretende que hagan un inventario de todos los elementos que hay en el rincón, sino de aquellos que consideremos más significativos para la actividad del juego y sean más asequibles cuantitativamente.

Aunque se recomienda una periodicidad semanal,

todo

dependerá

de

las

necesidades de nuestra aula. El equipo responsable ese día del rincón será el encargado de realizar el inventario. Se repartirán por parejas los diversos objetos a inventariar.

1

©Seminario Provincial de Infantil de Zaragoza


PROPUESTA La maestra ante la asamblea coloca sobre el suelo una serie de objetos del rincón de la casa. Hace que los niños cierren los ojos y recoge algunos de los objetos. Una vez con los ojos abiertos, intentarán recordar qué elementos han desaparecido y en qué número. Este pequeño juego servirá de excusa para que la maestra plantee la pregunta de cómo sabemos si las cosas que hay ahora son las mismas que había hace dos o tres días. Para la reflexión les enseñamos imágenes de una biblioteca, unos grandes almacenes, una panadería, etc. Si no consiguieran dar con la solución plantearán la cuestión a sus padres y en la asamblea del día siguiente se resuelve. También podemos pedir a toda la clase que, en parejas, vayan por el aula y contabilicen los objetos dibujados en la ficha que les da la maestra y escriban el número en la casilla correspondiente. Terminado el conteo, y esta vez ante toda la clase, cada pareja comprobará que lo escrito corresponde con el nuevo conteo. Al final de la semana el equipo que esté jugando en el “Rincón de la casa” hará el inventario de los objetos más importantes del mismo. Por parejas rellenarán la fichainventario1 que entregará la maestra. Cuando terminan firman la ficha y la entregan a la tutora. Los alumnos con la ayuda de la maestra lo comentarán en la siguiente asamblea.

COMPETENCIAS BÁSICAS C. Matemática: expresar e interpretar información y datos. C. Aprender a aprender: observar y registrar hechos. C. Autonomía e iniciativa personal: ser perseverante y responsable.

1

Dependiendo de la edad la tabla de registro contendrá dibujos y/o palabras.

2

©Seminario Provincial de Infantil de Zaragoza


El inventario