Page 1


Cuando Berta   salió   de   casa   ya   era   noche   cerrada   y   el   frío   se   hacía   patente   en   las   nubecillas  de  vaho  que  se  formaban  al  respirar.   Una  multitud  de  personas  se  encaminaba  en  la   misma   dirección   que   ella   pensaba   tomar.   Caras   de   alegría,   ilusión,   y   ciertas   reservas.   Pero   la   marea  humana  era  incontenible.  Un  hombre  pasó  a  su  lado   y  la  besó  en  la  mejilla  entre  grandes   muestras   de   júbilo.  


Al llegar   al   punto   en   el   que   toda   la   ciudad   se   estaba   reuniendo,   no   pudo   dejar  de  observar  a  la  policía.  Se  preocupó,  pero  la  energía  que  allí   se  acumulaba  era  tal  que  no   había  nada  que  ya  pudieran  hacer.  


La primera  persona  que  vio  al  cruzar  la  valla  y  entrar  en  Berlín  Oeste   fue  una  mujer  alta,  rubia,   con   la   piel   clara   y   los   ojos   azules.   Exactamente   igual   que   ella.   La   genética   había   podido   sobreponerse   al   paso   de   casi   treinta   años   en   condiciones   de   vida   muy   diferentes.   Incluso   vestían   ropa   parecida.   Berta   se   acercó   a   su   hermana   gemela   y   se   fundieron   en   un   abrazo,   riendo  y  llorando  al  mismo   tiempo.     AJFL


La noche de la alegría  

Noche de la alegria

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you