Issuu on Google+

Cuéntame un cuento. CEIP “Los Rosales

5º A


Carlota y el universo Había una vez una niña llamada Carlota. A Carlota le daba miedo el espacio pero lo que más le daba miedo eran los astros, los eclipses… Al día siguiente, tocaba en el colegio un nuevo tema de conocimiento del medio era del sistema solar, el espacio... entonces Carlota le dijo a la maestra que ese tema no le gustaba mucho. La maestra le preguntó ¿por qué no te gusta este tema Carlota? Y Carlota dijo:-maestra me da miedo el espacio. La maestra lo comprendió he intentó explicarlo de otra manera más divertida y entonces a Carlota le encantó el nuevo tema de conocimiento. Al llegar a su casa de lo rápida que iba para coger su telescopio tiró el paragüero con todos los paraguas. Fue a su habitación cogió su telescopio y empezó a mirar el sistema solar. A Marte lo vio un poco aburrido, a Mercurio se iría para ponerse morena en verano, Venus lo vio igual que a Mercurio, a Júpiter lo vio tan grande que parecía la ciudad de los niños, porque todo era muy grande y muy “guay”, Saturno le encantaba por su gran aro, Urano lo vio como una piscina y a Neptuno como a un mar con extraterrestres marinos... Al sol lo vio como una galleta enorme dorada, a la luna la vio como un queso. Y faltaba la tierra que era una de las que más que le gustaba porque había agua, el planeta de las nubes, árboles y tierra para jugar. Así es como Carlota se imaginó el espacio y lo entendió genial.

Ana Caro Moreno.


UN VIAJE IMPRESIONANTE En el año 3012, en el planeta Tierra, tenían para viajar por el espacio unas naves muy buenas. Un día el presidente de España mandó una expedición para ver si descubrían nuevos habitantes en la Vía Láctea. Llamaron para hacerlo a Bruno, que era un joven astronauta muy listo, junto con su ayudante María, una chica muy simpática e inteligente. Pasaron por la Luna, que estaba en cuarto menguante, por Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y por planetas enanos como Plutón y Eris. Tuvieron mucho cuidado para no golpearse con los asteroides. También vieron otros planetas de su época como: Zeus, Nyar y Criscéfalo. Fueron al planeta B 612, el planeta del Principito y lo vieron allí que les saludaba con la mano. Cuando llevaban dos días por el espacio, de repente, vieron un ovni con principitos vestidos con capas negras que tenían cara de pocos amigos. Esa nave les disparó un rayo láser y así comenzó una batalla entre las dos: dispararon rayos láser, rayos de agua, de fuego, de hielo... Las dos naves usaron el ataque más fuerte que tenían: el ovni lanzó unos rayos láser de todos los colores que daban giros y vueltas, parecían los movimientos de rotación y traslación. El de la nave de Bruno, era un ataque combinado de agua, fuego y de hielo, hubo una colisión de ataques, las naves estaban muy dañadas. De repente, María, se dió cuenta que la suya tenía un rayo de amistad, Bruno lo usó contra la nave y les dió de lleno, los principitos se desmayaron. María y Bruno recogieron a los principitos y los llevaron al planeta Tierra, allí le dieron a Bruno la medalla como mejor astronauta del mundo y a María la de mejor ayudante. Cuando los principitos se despertaron se hicieron


amigos de todas las personas, contaron que en su planeta no se podía vivir porque no había oxígeno y así fue como los principitos y las personas convivieron juntos. FIN MARIO OJEDA CALDERÓN 5º A

El amigo que vino del espacio Érase una vez una niña llamada Lapao que le gustaba mucho los planetas. Un día decidió coger su telescopio como todos los días. Un lunes por la tarde vio por el telescopio una especie de nave voladora. Al día siguiente vio como la nave se acercaba más y más cerca y cayo en su jardín. La nave se abrió y salió un extraterrestre llamado JLR. JLR preguntó que donde estaba, y Lapao le respondió que en el planeta tierra. JLR se hizo amigo de Lapao y le contó cosas sobre su planeta, llamado Named. Que en los ríos en vez de circular agua circulaba leche, comían chuches y la carne era algodón de azúcar. Su planeta tenía tres lunas, llovían piedras del cielo por que tenían atmósfera muy débil y apenas había gravedad. Jugaban al fútbol con las piedras de la lluvia. JLR vio que había pasado mucho tiempo desde que aterrizó y se tenía que marchar. Le prometió a Lapao que la próxima vez que viniese a la tierra la llevaría con él a su planeta. Autor: José Manuel Vélez Martín. Dedicado: Isaac Asimov y al ZX Spectrum.

UN MISTERIO UNIVERSAL


Érase una vez un grupo de astronautas que buscaban vida diferente a la nuestra, pasaron años y años buscando vida hasta que dijeron. ¿Por qué no buscamos vida en el espacio? Así que se fueron a Marte donde había unos extraños extraterrestres llamados: Yumi, Tayli. Walnix y Leiron. Los astronautas preguntaron: ¿Cómo se llaman los de vuestro planeta? Marteros- respondieron ellos. Entonces hicieron una especie de traje espacial para ir a muchos más planetas. Al cabo de 3 años y medio volvieron a la Tierra donde se invento una nueva raza llamada: swaliens.

José Luis Ramírez Rodríguez 5º A


El científico En un país muy lejos del nuestro, un hombre llamado Dexter que era científico se dedicaba a inventar cosas raras, no tenían sentido y nunca conseguía que nadie le comprara ninguna. Un buen día y aburrido de tanto fracasar, pensó que sería mejor hacer algún experimento en su laboratorio, que pudiese curar una enfermedad importante y así hacerse muy rico. Hacía mucho calor y abrió la ventana para que entrase un poco de aire fresco y se quedó dormido. Entró una paloma y con la sed que tenía bebió de un bote una pócima transparente que parecía agua, la pobre se fue sin saber lo que iba a suceder. Al volar sus alas empezaron a soltar como una especie de polvo que cayó sobre todo el mundo que pasaba por allí, la gente empezó a subir sin control por el aire, flotaban como si fueran globos y no podían bajar al suelo. La paloma asustada de ver gente y animales flotando, más volaba de miedo y más contagiaba a todos los que pasaban por debajo de ella. Los gritos eran tan fuerte que Dexter se despertó y se asomó a la ventana, cuando sus ojos vieron todo se dio cuenta de que por alguna razón su experimento había llegado fuera de su casa y que si no hacía algo pronto, llegarían al espacio. Por suerte había un remedio para todo, llamó a la policía, les contó lo que había pasado y que necesitaba una avioneta de apagar fuegos, la llenaron de agua y puso dentro el antídoto y volando lo dejó caer por todas partes, animales y personas. Fue un gran triunfo para él, el alcalde lleno de alegría le concedió el título de mejor científico de la ciudad y su pócima ayudó a los astronautas para poder andar por la Luna sin esos trajes tan pesados que no los dejaban moverse. Por fin consiguió su sueño.se hizo muy rico y con ese dinero montó un centro de experimentos, para investigar vacunas para las


enfermedades raras. Hubo mucha gente que se pudo curar gracias a una paloma.

Jesús Cuevas Soltero.

El extraterrestre viaja a la Tierra Había una vez un extraterrestre que vivía en un planeta llamado Verdiste. El extraterrestre quería viajar a la Tierra a hacer un trabajo sobre la vida de los humanos. El extraterrestre comprobó el motor del ovni, cogió comida para diez días y se puso en camino. Cuando estaba a punto de aterrizar no estaba seguro porque pensaba que la gente no se lo iba a tomar bien. Al fin aterrizó en una ciudad llamada Madrid que era la capital de España. No sabía a quien preguntar y le pregunto a una niña que cual era la comida típica de allí. El extraterrestre pensaba que ella se iba a asustar, pero sin embargo ella le contestó y él aprovechando la ocasión le preguntó que si le podía enseñar más cosas sobre ella, la niña le contestó que si. La niña, que se llamaba Lucia le enseñó muchas cosas y los dos se hicieron muy amigos. Lucía comía siempre con él en una hamburguesería porque le gustaron mucho las hamburguesas. Llegó el día en el que el extraterrestre se tenía que marchar, la niña quería que el extraterrestre se quedara con ella, pero él no se podía quedar. Lucía le dio de recuerdo hamburguesas y él le dio su juguete preferido, esperando verse pronto. FIN Nuria González Gallardo


EL SOL Y LA TIERRA Érase una vez un Sol que se creía que era el mejor del universo. Un día llego nuestra amiga Tierra. Aquel día el Sol le dijo a la Tierra. -¿Qué haces aquí? No sirves para nada. La Tierra le contestó -¿y tú para que sirves? El Sol enfadado le dijo.-Yo al menos sirvo para dar calor y luz. La Tierra disgustada empezó a llorar, al Sol le dio pena, y le dijo a la tierra- No llores era una broma si que sirves. Le dijo animándola – tú eres quien mantiene vivo a todas las personas de todo el mundo. El Sol le pregunto,-¿me perdonas? La Tierra animada le dijo- vale te perdono, y la Tierra y el Sol se hicieron amigos. Fin Zayra Castilla Miranda 5º


EL UNIVERSO El universo, ese gran desconocido lleno de misterios por descubrir. ¿Habéis pensado alguna vez qué es lo que esconde? Desde que vi la película de E.T. nunca he dejado de preguntarme si será verdad que existen otros seres y por supuesto, que me hubiese gustado tener uno como amigo. El domingo fui a casa de mis abuelos y paseé con mi perro por el campo, mi mejor amigo venía con nosotros, al subir el desfiladero me froté los ojos porque no me creía lo que veía, una misteriosa cueva que investigar. Victor y yo entramos con nuestras linternas y pudimos escuchar un sonido, como unas pequeñas pisadas, quisimos salir de allí pero la curiosidad nos podía. De pronto mi perro ladró y corrió hacia dentro, no podía dejarlo solo, pero cuando llegamos al fondo del pasillo oscuro, la luz que había dentro nos dejó ciegos por un momento, y allí estaba Boby mordiendo algo que no podía ver. ¡Asombroso! era él o algo parecido, una mezcla entre E.T. y Yoda de la "Guerra de las Galaxias". Un hombrecillo pequeño y extraño que hablaba perfectamente nuestro idioma. - ¡No voy a haceros daño! nos dijo y a continuaciónme llamo Willy, ¡quiero ser vuestro amigo!, os enseñaré cosas del universo y vosotros a mí de la Tierra. Antes de que nos diéramos cuenta, Victor y yo estábamos en su nave rumbo al espacio y desde allí vimos cosas maravillosas que nadie sabe. El Sol está habitado por miles de ratones espaciales, verdes y con antenas porque es una enorme bola de queso. La luz que desprende de calor es debido a cuando quieren comérselo calentito y encienden un horno grande que lo funde un poco. Los anillos de Saturno son pistas de cars y le sirve a Willy para divertirse con sus amigos. Marte, dicen que es el planeta rojo, pero lo que no saben es que por el otro lado es azul y allí viven en grandes mansiones los ex-jugadores del barça; lo que más nos gustó


fue Urano que solo era una gran bola de agua llena de toboganes, flotadores y lanchas, pero el agua no cubría más de un metro. A nuestro regreso decidimos quedar con nuestro nuevo amigo para vernos otro día y enseñarle parte de la Tierra, pero él nos seguiría enseñando el Universo, pero eso os lo contaré en mi próxima aventura. Jesús Cuevas Soltero

La creación del universo Érase una vez que no había espacio, ni tiempo, porque al principio no había nada. ¡Todo era oscuridad! Era una nube de polvo a la que llamamos nebulosa. Había un punto de luz muy, muy caliente donde estaba metida toda la materia y el espacio y entonces Big-Bang, una gran explosión y segundos después, Hidrogeno y Helio de los que estaban formadas las estrellas se fueron formando. ¡Empezaba a formarse nuestro universo! Después de la gran explosión, los trozos de materia se fueron alejando unos de otros en todas direcciones ¡Uhhhhh! Al principio estaban muy, muy calientes, pero después, cuando se iban enfriando, se iban formando nuestras estrellas, galaxias y planetas, como nuestra estrella que es el Sol una pelota caliente que nos da calor y energía para poder vivir, Mercurio, Venus, el hermano de La Tierra, nuestro mundo, el único planeta donde puede haber vida, porque de momento no apareció ningún E.T diciendo ¡Mi casa! , La Luna, que es nuestro satélite y el único donde también ha pisado el hombre, gracias a esos fantásticos viajes en cohetes que todos soñamos con ir alguna vez, Marte, el más parecido a la tierra, con su color rojo como el fuego a lo mejor aquí viven extraterrestres y algún día nos visiiitan ( la verdad, a mi no me gustaría encontrarme con uno) ¡Que miedo! Júpiter, como el Dios romano, Saturno, con su anillo girando y


girando, Urano, Neptuno y Plutón, el planeta mas pequeño de todos. En un pequeño momento nuestro universo se hizo muuucho más grande. Y siguió creciendo, y creciendo durante millooones de años...y ahora mismo, mientras que estoy escribiendo sigue creciendo y creciendo. ¡A lo mejor en este momento se está formando un pequeño planeta! Haciendo esta pequeña historia he descubierto cosas que no sabía...y la verdad ¡Mi universo es mágico! David González López

Un planeta misterioso Hola, soy Linda y hoy voy a ir al planetario con mi colegio. Ya hemos llegado y nos han dicho que han descubierto un planeta muy hermoso cerca del nuestro. Es de color celeste con unas bonitas manchas de color amarillo. Se llama Corneo, se llama así porque tiene una montaña muy afilada, que parece un cuerno. Cuando llegamos a clase, estuvimos hablando sobre el planeta Corneo y la maestra nos dio un folio para pensar y dibujar como era aquel planeta. Por la noche, cuando me fui a la cama, soñé con aquel planeta. Soñé que estaba en su gran montaña con mi mejor amiga Raquel. Encontramos a un chico llamado Adrián que nos dijo el sitio más hermoso de todos los tiempos del universo. A la mañana siguiente le conté la historia a mis padres y compañeros de clase. Judit Rodríguez González

5ºA


cuentame un cuento