Page 1

muxeres


muxeres


de los poemas:

J. Casado

de las ilustraciones:

Blanca Elvira

de la edici贸n:

Impresioneslasjustas

agradecimientos:

A Cerbero, el guarda de la pecera nocturna, por su magia impresora A Pedro Camina, maestro en encuadernaci贸n y aprendiz de padel


A mi madre, que nos da todo por nada jc

ยกPor nosotras! Por los logros conseguidos... y por los que estรกn por conseguir bae


Vino la imagen, después el verbo. El proyecto editorial que tiene el lector entre sus manos nace de la loca idea de intentar transmitir, primero con ilustración, después en forma de poema, la visión heterogénea de un mundo que nos fascina, como es el universo de la mujer.

o

prólog

No hemos pretendido hacer ningún compendio, ni listado. No hay clases de mujeres. Sería como intentar contar todas las gotas de agua que contiene el mar. No son tipos de mujeres ni clichés. No es una descripción. Se podría afirmar que se parece más, en muchas ocasiones, a una narración en primera persona, a un monólogo dialogado de una mujer consigo misma en un momento concreto de su vida. Hemos querido fijar nuestro acento en lo cotidiano, en lo absurdo, en lo divertido, en lo serio, en lo duro, en lo que se gana o se pierde, fijarnos en los recovecos, en los callejones sin salida a los que se enfrenta, enfrentó y enfrenterá una mujer en el viaje que emprende, pero desde el borde de su piel. No son soluciones. Son cuestiones abiertas. Hemos jugado con el tiempo, y nos hemos imaginado a distintas mujeres de distintos mundos a lo largo de una semana, que pueden ser diez años o una vida entera. Es trabajo del que lee marcar los límites del calendario. Que el lector disfrute y reflexione. Si es hombre quien se adentra en estas páginas, que le sirvan para reconciliarse con la parte de mujer que todos llevamos en algún sitio. Si es lectora, que nos disculpe si en el juego de soñar universos, hemos imaginado realidades que no lo son tanto. Los autores

9


lunedi


12

muxeres


se

e

qu

ire

m

n e co d l n pe ista De l cr Ă­o, os, de el m estr s. y s nu rde a? r lo vid lo n ve o a c so ĂŠ ro l u r q pe e ÂżD mi ve

13


Capítulo I Una exuberante mujer me aguardaba leyendo uno de mis poemas... Mierda. No. Muy presuntuoso. Capítulo I La negra mulata me quiso desnudar allí mismo. Mierda. No. Demasiado machista. Capítulo I Te deseo, chico fantasía, como a nadie he deseado nunca dijo una espectacular mujer sacada de una fantasía. Mejor, mucho mejor. Esto es comenzar un poema a lo grande. Sólo falta que suene Gershwin en blanco y negro...

14

muxeres


15


Sé que serás canción, serás princesa de cuento, beso en un portal, serás niña, amiga, madre, mujer. Sé que serás lo que quieras, pero sé feliz, niña que aún no eres.

16

muxeres


Dime, tonto de d贸nde sale tu amor, dime d贸nde has colocado el coraz贸n que te regal茅.

17


18

muxeres


Situación. Interior peluquería. Mediodía. Plano general. Ruido sin jaleo. Alboroto de mujeres. Protagonista al fondo. Rulos puestos. Se oye el secador que apaga cualquier sonido. Voz en off que se pregunta ¿Habré cerrado la llave del gas? 19


20

muxeres


Fíjate lo relajada que parezco. Qué ganas de cambiarme e irme de cañas, a que el camarero me guiñe un ojo y me diga guapa qué te pongo. Ni te cuento hasta dónde estoy del yoga. Pues hasta ahí...

21


martedĂŹ


24

muxeres


Somos el placer de los ef铆mero, lo que oculta lo prohibido, lo que alimenta las ansias, el pr贸logo, el tel贸n de las trampas.

25


Joder con las medias, con la prisa que tengo, otra vez llegar tarde, oĂ­r el ruido que me descoloca, correr para coger el penĂşltimo metro, volver a lo cotidiano... Joder con las medias, que no llego que se me escapa la vida y yo de esta guisa, rellena aquel dichoso informe, las mil llamadas de telĂŠfono. Mierda, estas medias tienen una carrera.

26

muxeres


Duele la vida. Te quise antes de que fueras lo que eres, y sin embargo hoy bebo lágrimas. Duele la vida. Soy lamento que aún comprendes, la rabia de no atrapar lo que me pides, ¿soy la madre que te mereces?

27


28

muxeres


Duérmete mami, que el día ha sido difícil. Deja que me acurruque con el sol de tu pelo. Duerme en paz, que yo te cuido y te protejo esta noche.

29


Kit se supervivencia de una mujer que batalla a diario con lo que la vida le pone delante.

30

muxeres


Me noto diferente. ¿Habré pisado algo distinto? Me siento mal. Tienes mala cara. Tú crees. Pues sí. Ese color amarillo te hace más muerta que viva. Háztelo ver.

31


Estamos en el álbum del olvido, y bajo cuatro capas de polvo, dos vidas. Voy de bailarina rosa y amarilla, tú con piel de cielo negro con estrellas blancas. Volvemos o vamos a cualquier parte. No se quedó en la imagen. Los árboles parecen felices y nuestros ojos azules también. Noto el tacto de tus dedos largos sobre los míos, pequeños e indefensos. Extraño a esa niña y a su madre. Maldita sea... Mamá, hola, soy yo, no quería nada, estoy bien, de verdad, tan solo quería hablarte...

32

muxeres


33


mercoledĂŹ


Sí quiero. Acepto lo que me des, me conformo con estar cerca de tus palabras. Sí quiero. Iré de fucsia con un girasol entre las manos y el collar de perlas de la abuela. Sí quiero. Seré tu sombra estrafalaria, tu luz de noche, tu vista cansada, tu aliento cuando hiele. 36

muxeres


Soy lo que soy. Respiro amarillo cuando los ojos los oculto tras las cortinas de los pรกrpados. Soy lo que soy aunque siempre imagino mudarme a otra persona.

37


Me acorralas, me asfixia el aire que me brindas. Mi vida es un rincón del que no puedo escapar. ¿Cuánto tiempo podré estar sin vivir?

38

muxeres


Hoy no te puedo mostrar lo que ocultan mis ojos. Son ventanas cerradas tras una cortina oscura de cristales. Hoy no te puedo mostrar lo que ocultan mis ojos porque verĂ­as a la mujer que no serĂŠ. Hoy no puedo...

39


40

muxeres


¿Qué vestido dejarás al principio de la cama cuando me pidas atravesar la frontera de tu cuerpo?

41


Sali贸 al balc贸n. y todas las estrellas se apagaron de golpe. La noche son贸 roja al final de su espalda.

42

muxeres


43


Date prisa, cuรกnto te falta, dime que no te queda nada, por favor, รกbreme, que ya no aguanto mรกs.

44

muxeres


Televisión dinero pásame la sal la casa qué bonito lo que llevas tiempo música amor

45


giovedi


48

muxeres


Te miro de frente, espejo traidor, y no conozco a la mujer que me das. Me devuelves una imagen gastada, cansada de la batalla cotidiana de semáforos en ámbar y de metros a punto de llegar o partir. Me engañas con tu realidad trucada, que saca un flequillo que tapa lo que me asusta. Te miro sin remedio alguno, perdida entre lo que me fotografías y lo que creía recordar. Espejo traidor, ¿dónde me has ocultado? ¿Qué has hecho de mí?

49


He huido tantas veces de ti que hoy no me quedan fuerzas para escatimarte palabras. Me duele la tristeza sin matices de tus ojos, la sangre de tus labios sin adjetivos que desborda mi corazón más allá en el olvido. He huido tantas veces de ti que tengo la sensación de haber bailado con estos versos en otras plazas. Me duele tu calma templada, tu soledad que no me acompaña, el impávido gesto con el que observas mi caligrafía temblorosa. He huido tantas veces que me suicido en el poema y lo dejo inconcluso.

50

muxeres


51


Un café del centro, al fondo del local, detrás de una mesa, un té que te abraza las manos, una mirada que está lejos, una mirada cargada de ausencia que mira sin mirar hacia la calle. Una tristeza ajena al ruido cotidiano, una pausa en una vida que hoy parece pudrirse por dentro. Mismo café, a una mesa o dos de distancia, recorro tus manos y me mato en tus ojos, justo antes de pensar en cambiarte este poema por la cálida sonrisa que escondes.

52

muxeres


53


Deja que te dibuje, que llene de letras este lienzo por pintar. DĂŠjame que borre del papel todo el blanco que le sobra, dĂŠjame recordarte como si fueras una fotografĂ­a feliz.

54

muxeres


55


Sueño despierta, cierro los párpados y te veo. Sueño despierta, mis labios rojos aún recuerdan el olor de tu boca. Sueño despierta, se oye el ruido del silencio solo roto por el clamor de mi corazón. Sueño despierta y me descubro soñándote otra vez.

56

muxeres


57


venerdĂŹ


60

muxeres


Mujer negra busca caballero serio pero con ganas de re铆r, que sepa bailar aunque sea un agarrado simpl贸n. Ofrezco lo que soy sin condici贸n alguna. Abstenerse quien no se conozca o presuma conocerse demasiado. Preguntar por esta piel a cualquier hora. Urge pero no corre prisa, a煤n.

61


Sobre la punta de un pie rojo se mueve el mundo que me importa. Es frágil como los espejos de mi corazón, vuela mientras está quieto, como las palabras de una canción que no sé bailar.

62

muxeres


63


Esto pies se aburren, amor. Nacieron para desafiar a Newton. No me tengas amarrada al suelo sin bailar, amor, que lo necesito como tu el trabajo o yo la vida. Estos pies se han cansado, amor, me marcho a conquistar sola este mundo por conquistar.

64

muxeres


65


Llevas escrito en la cara que necesitas un descanso. Llevas escrito en tus ojos que tu piel requiere la protección de esta piel roja que llevo. Llevas escrito el día entero, déjame que borre lo que sobra, déjame que cubra de puntos suspensivos los puntos y aparte que traes hoy contigo.

66

muxeres


Pareces una actriz, posa para mí, pon ese gesto que tú solo tienes, dámelo todo, nena, que estás fantástica, que eres el dibujo que cualquier fotógrafo desea, dame tu luz que yo me encargo de preservarla para siempre.

67


, surra tes, u s s u s e t ea que No t stro voz a ecue n s u n y so de u o te pi alguno, e u q ontig e c t e a s c es gar sin r re fu ano e i u q cerc que más odo za. r a del t tena al b a r a e i vac em para steza qu tri oca esta na b u y so tes, solo asus o t e n t e No om de m a, e u q bl s beso te ha s vida o l que án a la r r a e g a e r ya ll s de ext é . u desp encia s e u s toda

68

muxeres


69


sabato


Hoy nadie me va a parar, hoy que se prepare el día que vengo con ganas de estrellarlo contra la noche. Hoy he cubierto mi cara con marcas de guerra, que estos labios de siempre matarán sin aviso previo. Hoy que se prepare la vida que seré descaro sin contemplaciones, despilfarro de alegría, seré la euforia y su victoria. Hoy seré yo y nadie más, seré la mujer que soy sin medias tintas ni verdades por contar. Que se prepara la vida que llego para consumirla.

72

muxeres


73


74

muxeres


Invítame a otra copa, darling, y te dejo que me ahogues esta noche dentro de mis ojos. Camarero. Dame otra de lo mismo que hoy solo quiero olvidar. Y al caballero elegante que aún no habla ponle una copa como la mía, que le veo algo tímido para arrancarse a una invitación. A ésta, te invito yo, darling. Lo de ahogarte dentro de un rato, sigue en pie.

75


Acércate que no te pienso dañar, que quiero hacerte el amor hasta que mis besos se cansen de tus labios. Acércate hasta el sofá y deja que cuente mis perlas sobre tu piel. No quiero que te vayas sin probarte. Acércate, no te hagas más de rogar, que seré gustosamente arañazo en tus huesos, que quiero que seas lo último que vea justo antes de dormir. Acércate, no me digas que no.

76

muxeres


77


Mi cuerpo te promete primaveras. ¿Cuánto crees que vale lo que ofrezco? Cambio otoños por los besos prohibidos que se esconden en mi cama y en mi boca.

78

muxeres


Dime que me ves, dime que percibes cómo mi boca te insinúa que te acerques. Dime que me intuyes, que no te confunde lo blanco de lo negro, dime que ría o si ddebo llorar, que te completo, me completas. Dime que me extrañas aunque sea mentira. 79


Guapo, ya que sé cuánto cuesta que hoy me quieras, te ofrezco atracar tu barco en el puerto que se esconde junto a mis caderas. Escucho la música, mientras imagino que me perteneces, mientras compruebas por qué hoy me llamo deseo. Déjame que te enseñe, guapo, los tatuajes que mi piel atesora mientras decido si ha merecido la pena alquilarte un rato esta noche.

80

muxeres


Debo decirte que vales lo que dicen de ti que vales. No me llames, no me busques. Vuelvo con un marido del que no me acuerdo si le quiero o le quise, a una vida de lunes, con un trabajo de martes de sabor a jueves sin alma. Fuiste sueño perfecto y perderme entre tus brazos, ha hecho que este sábado haya compensado la semana atroz de la que salgo casi ilesa. Te busco dentro de siete días. Mantente joven para mí. Buscaré mi rendición en el próximo viaje. Te busco para volver a hacer negocios juntos.

81


domenica


Hoy el día se presenta sin saltos. He llegado al final o al principio. Miro por el espejo retrovisor de mi vida y rememoro los días, las semanas, los siglos que se fueron cayendo del calendario. Cierro los párpados e imagino que los tiempos que ya no existen, aún tienen mucho que decir, que aún tienen mucho que enseñar. Hoy me reconcilio con ayer, le perdono y le invito a cenar. Él, a cambio, se muestra más amable de lo que fue cuando fue presente. ¿Son los días los que mudan de piel cuando envejecen en los anaqueles de la memoria o somos nosotros quienes los juzgamos con más indulgencia? Hoy el día se presenta sin saltos.

84

muxeres


85


Tengo una cadena que baja por mi espalda desnuda. Deja la señal de su ausencia en las sábanas en la huida en la que le acompaño.

86

muxeres


Me quedo con el aire que te mece el pelo ligeramente, con ese cálido brillo de sol que te hace cerrar los párpados con placer. Me quedo con el instante que tiñe de rojo tus labios, con el pensamiento que te abraza, con esa sonrisa tuya que está a punto de llegar. Me quedo con el aroma que acabas de atrapar casualmente, con el sonido del silencio que te embarga, que te llena, que te protege, que te completa. Me quedo con lo que tu piel esconde, con el tiempo muerto que te concede la vida, para encontrarte contigo misma.

87


Recuerdo cómo se abrieron las llagas de mis ojos. Se cayeron las lágrimas que no te dije mientras me abandonaba la vida que no viví.

88

muxeres


Mis manos sujetan lo que no existe. AquĂ­ falta la ausencia de lo que me completa.

89


Una ni単a gafotas me lleva nueve poemas de ventaja. Maldita sea mi estampa si no cumplo mi palabra de poeta muerto y completo sus dibujos como pueda con garabatos que algunas veces hasta parecen letras.

90

muxeres


91


92

muxeres


Nombre: quién sabe quién Apellidos: como todos, un par de ellos Ocupación: excesiva Altura: mínima Sexo: a duras penas cuando dura Delitos: poemillas sin rima con sintaxis golfa más que erudita Compinches: faltas de ortografía semántica barriobajera de metáforas sin alma

93


muxeres


Muxeres  

Es un poemario ilustrado donde el tema central es la mujer. Escrito y dibujado desde su punto de vista, se muestrasn sus inquietudes, sus co...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you