Page 1

publicaci贸n

trimestral

2

trimestre

2011

n潞39

Nuestros j贸venes de caza en Mallorca


sumario

Junta Directiva del

Safari Club International Catalunya Chapter

• Introducción

4

President: José María Losa Reverté

• Safari mallorquín

5

• De rececho por tierras del Rey Sancho

9

Vicepresident 1º Alberto Feu Puig Vicepresident 2º Marisol Ruíz Landínez Secretari Joaquim A. Rossell Carol Tresorer Francisco Javier Puga Villaverde Vocals Francisco Miguel González Ribas Juan Manuel Pursals Pons Josep Maria Valeri Ferret Francesc Fusellas Esteba Revista SCI Catalunya - Número 39 - 2on trimestre 2011 Directiu - Redactor Jefe Francisco Miguel González Ribas Col.laboradors Carlos Sitjar Santaló, Joaquín Rossell Carol, Ignasi Sitjar Jordi Muntanyola, Juan Pou i Padrós, Josep Panyella i Pujadó, Andreu Pujol Kennebec, Africa Dream Safaris. Comissió de Fires - Directius Francesc M. González Disseny i Maquetació Ignasi Sitjar Manresa - www.ignasisitjar.com Impressió Litogama Cartes a la redacció SCI Catalunya a l’atenció de Francisco González Ribas C/Lorena,45 - 47 7º 4ª 08042 Barcelona

• A la caza del muntjac y el ciervo chino en Inglaterra 14 • Contes de cavallers i caceres reals

20

• Com escollir la nostra fletxa de caça

22

• Tertulia Cinegètica

26

• XXXIV Jornada Gastro-Cinegètica 28 • Mosaico Gráfico

31

El SCI de Catalunya no es fa responsable de les opinions i articles que apareixen al butlletí.

Propósitos, intenciones y razón de ser del SCI Expandir y promover relaciones entre aquellos que amen la caza y la naturaleza. Promover la conservación de los recursos naturales renovables, reconociendo la caza como una de las mejores herramientas de gestión de los mismos. Educar a los jóvenes, a los deportistas de la naturaleza y al público en general, en la responsabilidad de conservar nuestra fauna y flora, las cuales son nuestra herencia de la naturaleza.

Compartir nuestras experiencias cinegéticas con el resto de los miembros del S.C.I. Conducir la organización como una entidad sin ánimo de lucro, que sea consecuente con sus propósitos altruistas, a la vez que ayuda al común entretenimiento de sus miembros, con el objeto final de participar en la ayuda a la conservación de los animales que nos gusta cazar hoy, para que aquellos que quisieran, en un futuro, puedan participar de esta actividad, la caza.


Catalunya

chapter

Introducción

T

Han sido ellos con los guardas de los distintos cotos quienes han estado descastando a rececho con el consiguiente esfuerzo, en la mayoría de los casos, que esta caza lleva aparejada sin que el animal a abatir sea trofeo.

Es obvio que la Juventud no tiene fácil acceso al ejercicio de tan noble afición y, por tanto, no podemos más que agradecer a todos nuestros colaboradores, sean socios o no, del apoyo prestado para que puedan aprender y disfrutar practicándola.

Pero dejemos que sean dos de ellos los que expresen de su puño y letra lo que les ha supuesto esta cacería, no pudiendo obviar antes el agradecimiento a nuestros amigos mallorquines por la oportunidad brindada, así como a Antonio Miralles por cubrir la cacería siempre cargado con su cámara. José María Losa Presidente S.C.I. Catalunya Chapter

odos sabemos que los objetivos del SCI, pasan por la defensa de la Conservación de la Naturaleza y de la Caza, siendo para ello necesario la transmisión de la importancia de estas metas a nuestros jóvenes.

Qué oportunidad mejor para ellos que la de poder pasar un fin de semana, juntos, en un paraje sensacional, como es Mallorca, y además hacer gestión de caza. Gracias a la Associació de Vedats de Caça Major de Mallorca pudieron descastar a rececho el cada vez más conocido “Boc Balear”. El indiscriminado abandono de cabras domésticas en la Sierra de Tramontana, puso en peligro la desaparición del auténtico Boc, con raíces antiquísimas, por la hibridación existente de ejemplares “finos” con cabras domésticas. Tanto desde el Gobern Balear como desde los cotos de Caza mayor se ha llevado a cabo el descaste de los animales que no eran finos mediante su eliminación, si bien siguen quedando ejemplares híbridos y es en este punto donde nuestros jóvenes han intervenido.

4 SCI - Juny 2011


Safari mallorquín

Apreciado lector: a aventura cinegética que tuvimos la suerte de vivir algunos de los miembros más jóvenes de esta organización empezó mucho antes del último fin de semana de marzo. Concretamente comenzó el pasado mes de noviembre durante la cena de entrega de premios organizada en el Círculo Ecuestre por Safari Club Internacional de Cataluña.

L

Nuestro gran amigo y presidente José María Losa nos deparaba una sorpresa sin precedentes: aunando esfuerzos por preservar la pureza del Boc balear, nuestros compañeros y socios, Associació de vedats de Caça Major de Mallorca habían decidido invitarnos a unas jornadas de descaste de ejemplares híbridos, De esta forma, tras cuadrar fechas se decidió reservar el fin de semana del 25 a 27 de marzo para ir tras los descendientes del Myotragus. Tras una ansiada espera, el viernes 25 por la tarde partimos rumbo a Mallorca y después de una brevísima espera ante la cinta de equipajes fuimos recogidos por nuestros amigos Paco y Tomeu Berga, quienes nos condujeron a un bonito y tranquillo hotel junto a la playa de Pollença. La sensación que experimenta una persona acostumbrada al ajetreo de la ciudad y las prisas es indescriptible. El silencio y la serenidad hicieron por un momento olvidar – al menos a éste que escribe- todos los problemas y obligaciones propias de la rutina diaria. Prácticamente sin darnos cuenta, se nos echó encima la noche y nos fuimos a cenar al Club Náutico de Po-

llença. A la mesa se sentaba mucha gente del mundo de la caza entre los cuáles destacaba el Sr. Van Remortel (Presidente de una orgánica de caza holandesa) y otro invitado especial que si bien siempre se halla presente en los encuentros cinegéticos, rara vez sale en un reportaje por ser él mismo el que sostiene la cámara. Nos estamos refiriendo al documentalista y cazador Antonio Miralles. La cena transcurrió entre presentaciones, relatos de experiencias cinegéticas, opiniones y demás temas que nos gusta tratar a los cazadores. Como colofón a esta agradable velada también tomamos alguna copa que otra. ¿Por qué no decirlo? Debo confesar, y creo que no soy el único, que aquella noche se durmió más bien poco. A las 6 de la madrugada ya estaba con los “ojos como platos” y revisando todo el equipo. Poco después nos reunimos todos en el vestíbulo y nos trasladamos a la que en su día fue morada del poeta mallorquín Costa i Llobera situada en la finca denominada << Ses Cases Velles de Formentor>>. Nuestros anfitriones nos agasajaron

SCI - Juny 2011 5


con buena sobrasada y tostadas como es costumbre de la tierra. Tras una breve explicación se organizaron los grupos y se nos asignó un guarda que nos acompañaría durante el rececho. Los participantes en la jornada fueron: Alex y Pablo Carol, María y Natalia Losa, Miguel Núñez, Xavi Ramírez y yo, Fernando Díaz. Los 7 cazadores fuimos repartidos entre los siguientes cotos: Formentor, representado por los hermanos Berga,

6 SCI - Juny 2011

Cala Murta, representado por Josep Mejía y Xisco Santacreu, Ternelles, representada por Xisco Masroig y por último Es Teix, representada por Pedro Ginard. Fue un día intenso desde las 9 de la mañana hasta el mediodía en la que tuvieron lugar varios lances entre peñascos, pinos, carrizo y <<coixinets de monja>> Especial mención merece esta última especie endémica:


se trata de una pequeña y redondeada mata con forma de cojinete cuyas ramas acaban en afiliadas puntas. Yo mismo pude comprobar el picor que producen tras apoyar la rodilla sobre una de ellas. Este es el biotopo que conforma la Sierra de Tramontana, un paraje escarpado con caminos tortuosos y empedrados que pueden poner en un compromiso al más “pintao” a la hora de practicar el ascenso. Por suerte, a la vuelta nos esperaba un magnífico arroz caldoso mallorquín que nos hizo reponer fuerzas después de la jornada. Ese sábado no se cazó más, pues debíamos reservar energía para el día siguiente que - al menos para mí- iba a ser frenético. Tampoco hizo falta cazar por la tarde, porque la organización vio cumplido su objetivo de que todos abatiéramos, al menos, un ejemplar selectivo. A la mañana siguiente nos vino a recoger nuestro amigo Pedro Ginard para viajar al otro extremo de la Isla. Él gestiona el coto denominado << Es Teix>> que ori-

ginariamente perteneció al Rey Sancho. La idea era recechar la parte más alta de la finca pero el viento y la niebla dieron al traste con este propósito. Por ello, decidimos cazar la parte baja de la finca que, pese a no ser tan querenciosa para el Boc, también dio sus frutos gracias al buen hacer de Pedro. A las 13 horas salimos de la finca de nuevo en dirección a Formentor. La comida fue agradable pero, desafortunadamente, corta. Después de despedirnos y dar a todo el mundo las gracias, cogimos la maleta y de nuevo al aeropuerto. Mientras despegábamos iba mirando por la ventanilla y con pena me despedía de Mallorca. Algo me dice que

SCI - Juny 2011 7


volveré en busca de más naturaleza y cabras salvajes mallorquinas. Esta modalidad de caza es adictiva pero también lo es la compañía de nuestros anfitriones a los cuáles debo en nombre de todos agradecer la generosidad que han mostrado para con nosotros y felicitarles por la gran labor cinegética que están llevando a cabo en su finca y con la especie de cabra mallorquina. También debemos agradecer a José María y a todos los que estuvieron con nosotros el empeño que ponen en hacer de nosotros unos cazadores éticos y responsables. Por último, y no por ello menos importante, el hecho de que la productora audiovisual Naturimatge haya querido compartir estas jornadas con nosotros y retransmitirlas en alguno de los canales cinegéticos nos hace enorgullecernos y fomentar que el colectivo de cazadores jóvenes tome conciencia de que si no luchamos por conservar esta afición, pronto caerá en el olvido. Una vez más, gracias a todos.

8 SCI - Juny 2011

Fernando Díaz Nº socio: 236 SCI Cat.


De rececho por tierras del Rey Sancho

A

primera hora de la mañana del sábado convinimos recechar las crestas de la finca Formentor, que se hallaban enfrente de la masía. Emprendimos el camino a pie desde la misma entrada de la casa dos cazadores: Xavi Ramírez y yo, acompañados de nuestro guía Juan y de Josep,” padre” del primero. Pronto dejamos atrás los pinares y rediles donde unas cuantas ovejas pacían tranquilamente y pasamos a caminar por veredas que utilizaban los antiguos carboneros y que, al estar en desuso estaban llenas de piedras sueltas bastante “puñeteras” con la planta de los pies. El calor todavía no apretaba y pese a ir pertrechados de zurrón, rifle y los prismáticos, la ascensión resultó bastante cómoda. De repente, a pocos metros nuestros vimos un cabrito joven que comía a escasos 30 metros de nuestra posición. Como era de esperar, alzó la vista y, tras unos segundos debió pensar que no tramábamos nada bueno porque dando tres brincos se adentró entre el carrizo y el monte bajo. Por suerte (para él) no mostraba signos

de hibridación y no era lo que andábamos buscando. Lo que no podíamos imaginar era que otra cabra ya completamente adulta se encontraba oculta entre el matorral. Al principio no lograba ver nada pero podía oírla como se alejaba “zorreando”. Tras unos minutos de incertidumbre, apareció a unos 150 metros junto a una alambrada que recorría el vallejo de un lado a otro. Juan, el guarda, ya la tenía controlada y sabía que no era de las “finas”, como ellos suelen llamar a los ejemplares puros. Con un gesto bastante expresivo el guarda dio la orden de abatirla. Como no podía ser de otra forma le dije a Xavi que tirara él, que para eso era más joven. Buscó una piedra, amoldó el zurrón y metió una bala en la recámara de un cerrojazo. Yo miraba atentamente a la cabra hasta que me sorprendió el “taponazo” del 6,5x55. Parecía tocada, aunque no se veía dónde había impactado la bala. El caso es que tampoco se mostraba con muchas fuerzas por lo que deducimos que iba bien pegada. Ésta anduvo unos metros y la perdimos de vista entre unas piedras y un alto matorral. Como no salía de allí fuimos a cobrarSCI - Juny 2011 9


la pensando en que estaría muerta. ¡Nuestra sorpresa fue mayúscula al ver que la cabra no estaba! Veíamos el rastro de sangre, pero de repente se cortaba y ¡ la cabra no aparecía! El guarda –curtido ya en mil lances- dijo que tenía que estar, que a veces pasabas al lado suyo y estaba cobijada dentro de una mata y ni la veías. ¡Dicho y hecho! Habíamos pasado a tan sólo 2 metros sin percatarnos siquiera. Xavi volvió a disparar cuando ésta emprendió la huída, pero entre los nervios y que el rango de aumentos que llevaba en el visor era demasiado alto, no pudo centrarla y erró el tiro. Cuando ésta se encontraba en una posición segura para los demás compañeros, éste que escribe metió una bala en la recámara de su rifle y le envió una “pildora” del calibre 300 Weatherby -que había traído para la ocasión- a la base del cuello por ahorrarle un sufrimiento al animal. Acto seguido felicité a Xavi por el lance y posamos junto al trofeo abatido como atestiguan las fotos. Ahora era mi turno, por lo que estaba –si cabe- más atento. Abandonamos la vereda y comenzamos a andar entre el carrizo hacia una zona de “cortados” de piedras. Mientras caminábamos por el testero de la derecho yo iba mirando hacia el de la izquierda. Enseguida una silueta “negruzca” llamó mi atención y avisé a Juan. Empezamos a observar con los prismáticos un bonito macho de Boc balear que nos miraba desde la lejanía. No debía estar cogiéndonos el aire pues de otro modo habría salido “echando juncias “de aquel lugar. En mi mente empecé a imaginarme el lance. Casi de rodillas me acerqué a una gran piedra que había en ese “lade-

10 SCI - Juny 2011

rón”. Le susurré al guarda que yo me iba a colocar allí y que iba a buscar un buen apoyo para tirar. Me dio el visto bueno y así lo hice. ¡La posición de disparo era harto complicada porque aunque el rifle lo tenía bien apoyado, el que no estaba bien sentado era yo! Tenía la rodilla derecha apoyada en las rocas y éstas tienen la buena costumbre de coger filo y ser muy puntiagudas. Juan me decía al principio que no lo tenía claro y entre tanto el macho iba apareciendo y escondiéndose detrás de unos árboles. Otras cabras también híbridas se ponían a su lado y se cruzaban en la línea de tiro. Yo estaba nervioso por no hacer el ridículo, tenía que dejar el pabellón bien alto (según me había dicho José María y que no volviera sin tocar “pelo”, que me iba a enterar de lo que vale un peine). No se si era broma o no, pero yo me lo tomé a pecho y no podía fallar. Para más INRI, se plantaba delante de mi pieza un Boc “fino”


todavía más grueso de cuerna. La panza de mi presa lo delató por ser demasiado blanquecina. Por eso, Juan me autorizó a tirar. Era un tiro largo que superaba con creces los 200 metros pero puse 10 aumentos al visor, controlé la respiración y cuando miraba de cara a nosotros Josep me dijo que le tirara al pecho. Acaricié el gatillo con la yema del dedo y el rifle hizo un estruendo inmenso. Pude verificar por el visor como mi Boc re-

SCI - Juny 2011 11


cibió el impacto en el pecho y pese a que intentó huir hacia delante por aquel canchal, sólo pudo con una trayectoria errática torcer hacia la derecha quedando muerto sobre sus propios pasos. ¡La emoción me invadía como si fuera un niño pequeño! El guarda y los acompañantes me felicitaron efusivamente: ¡Joder, que “tirascazo” le has pegado! ¡Enhorabuena macho! Dada la distancia que había desde donde tiré, al ir a cobrar la presa nos desubicamos un poco pero finalmente dimos con ella: resultó ser un macho adulto con unos 50 cm de cuerna (bastante desgastada de peleas con otros rivales). Sin darnos cuenta, ya era la hora de comer por lo que debíamos volver a la finca. Al día siguiente fuimos Pablo Carol y yo acompañados de Pedro Ginard a la finca <<Es Teix>> y desayunamos en lo que en su día debió ser el refugio de caza del Rey Sacho. Pretendíamos recechar la parte alta de la finca pero la niebla y el viento no lo hacían aconsejable así que decidimos coger el carril de vuelta a Bunyola y cazar la parte baja porque allí no había niebla e incluso estaba soleado. Este segundo día no fue tan fructífero como el anterior pero sí que conseguí matar una cabra híbrida que aún viniendo en mi dirección no pudo detectarme porque el aire me venía de cara. Me coloqué donde me indicó el guarda y esperé a que pasara como si de una montería se tratase. Dejamos pasar a los ejemplares jóvenes y me indicó que tirara al último ejemplar. No debía haber ni 30 metros y sólo había una oportunidad, por lo que cuando apareció metí la retícula del visor en la caja torácica de la cabra y apreté el gatillo. ¡Fue tal el zambombazo que le dí a la cabra, que volcó hacia atrás y calló más tiesa que un “jarón”! Nos hicimos las fotos de rigor con el animal y poco más pudimos hacer en aquellas mañana estropeada por el mal tiempo y las prisas de coger el vuelo. No tengo palabras para describir la sensación que he sentido al recechar. Es una modalidad apasionante, sobretodo en fincas con la densidad y buena población que tienen nuestros amigos 12 SCI - Juny 2011

mallorquines. No se cuándo ni cómo, pero os puedo asegurar a los que estáis leyendo esto que volveré a buscar otro Boc balear. A parte de dar las gracias de todo corazón a la gente que ha hecho posible que tuviésemos esta sensacional experiencia, me gustaría dedicarle los lances vividos a mi tío Juan Miguel. Él ha sido el artífice de que yo lleve este “veneno” en la sangre y quien me ha enseñado cuanto ha podido para dejar de ser como él me llama un “ceporro”, no sólo en aspectos cinegéticos, sino en todos los campos de la vida. ¡Gracias, “cipote”! Fernando Díaz Nº socio 236 SCI Cat


El Noticiero del Chapter Nuevas Corbatas del SCI Recuerda que lucir o regalar una corbata de seda natural con el anagrama SCI que es la primera asociaci贸n del mundo en caza y conservaci贸n siempre es un distintivo de cultura y buen gusto. Para pedidos dirigirse a: jrossell@scicatalunya.org El precio de la corbata es de 30 euros con cuyo importe contribuyes a la conservaci贸n del medio ambiente y a la defensa de la caza.

SCI - Juny 2011 13


Catalunya

chapter

A la caza del muntjac y el ciervo chino en Inglaterra

M

ientras me encuentro en casa de reposo absoluto, por una rotura de ligamentos cruzados, tengo tiempo para poder contaros sobre la última salida venatoria internacional que hicimos juntos mi mujer, Inés, y yo. Habíamos planeado en alguna ocasión viajar a Inglaterra para intentar dar caza a estos, para mi preciosos trofeos, y mira por donde en la última convención del Safari Club International Catalunya Chapter, tuve la oportunidad, en la subasta que se realiza al terminar la cena, de quedarme con la donación de dicha cacería, para ser exactos con la nº 7. Pertenezco al Chapter y colaboro en todo lo posible, hecho que me llena de orgullo al favorecer con ello a la defensa de la caza y su conservación. La cacería la organizaba Hannes Reí, y ayudado por nuestro Presi y buen compañero José María Losa, buscamos las fechas idóneas para su total éxito. A efectos informativos, por si a alguno le interesa fueron, desde el 16 al 20 de febrero, época en la que los trofeos tienen un pelo precioso idóneo para su taxidermia, y además los cultivos están bajos y permiten su mejor localización. Llego el día de salida y embarcamos desde Barcelona destino al aeropuerto de Lutton donde ya nos estaba esperando Hannes, quien muy amablemente nos ayudó con el equipaje y tras un complicado viaje a causa de las obras, como normalmente suele pasar en todas partes que uno va, llegamos a Ridgmont un pequeño pueblo donde se hallaba un antiguo hotelito donde nos instalamos durante estos días de caza.

14 SCI - Juny 2011

Después de dejar todos los bártulos, en nuestras correspondientes habitaciones bajamos y nos desplazamos hasta el pueblo donde nos tomamos unas cervezas en un pub, bar y restaurante llamado Black House, mientras nos prepararon una exquisita cena. Rápidamente a descansar pues a las 6,30 h teníamos que estar esperando con Hannes, a Chris y a Andy, para dirigirnos a la zona de caza. Esta primera mañana cazamos con Andy y Chris acompañaba a otro cazador alemán. Era un amanecer con mucha niebla que dificultaba la búsqueda de estos complicados trofeos. Pudimos ver un muntjac pero sin darnos tiempo a encarar el rifle. También vimos a dos machetes de gamo pero no quise tirarles y al no ver ningún ejemplar mas nos fuimos a desayunar cerca de las 11h, dimos un paseo por el bonito pueblo y a descansar un ratito . Por cierto sobre el rifle os desaconsejo llevar el vuestro ya que ellos tienen unos perfectamente equipados con bípode y puestos a tiro ya que los disparos como podréis comprobar suelen ser largos.


Serian las14,30h cuando nos fuimos con Chris en busca del difícil muntjac a una zona donde él, previamente tenía uno muy bueno controlado. Hicimos una espera sin suerte alguna ya que no apareció.

teros estamos muy contentos aunque el bicho no es tan grande como pensaba, pero es mi primer trofeo en Inglaterra y esto es lo que más importa, lo dejamos en el 4x4 y reanudamos la marcha.

Por la tarde, casi entrada la noche, localizamos dos ciervos chinos de los que no pudimos apreciar sus colmillos así que optamos posponerlo para el día siguiente.

Le digo a Andy, que si vemos uno mejor le tiraremos !Ok! me contesta. No habían pasado 2 horas miramos a lo lejos, y ahí está, otro ciervo chino y es medalla muy bueno. Me preparo rápidamente ya que está a punto de cruzar la vía de un tren en desuso, me tiendo de nuevo sobre la hierba mojada y comprobamos la distancia, 254 mts según el medidor, consigo meterle en la cruz del visor, rápidamente disparo acertándole de pleno.

Por la mañana cazamos de nuevo con Andy y durante el transcurso de la cacería nos sorprendió lo bien que cuidan aquí la caza menor, pues durante estos días vimos enormes bandos de faisanes, perdices, conejos, liebres y miles de palomas torcaces que las contemplan como plagas ahuyentándolas con falsos disparos de maquinaria agrícola; pero volvamos a la caza y no tardamos mucho en tropezarnos con dos ciervos chinos, comprobamos el porte y al más grande se le veían bien los colmillos, sin perder un segundo opte por dispararle me tendí en el suelo sobre la hierba mojada rompiéndome los pantalones, risas a mi costa, preparo el bípode, esta muy lejos le dije a Andy, no problema respondió entonces me ajusto el visor al máximo, !perfecto! le dije se encontraba a 237mts, una vez le tengo en la cruz aprieto suavemente el gatillo y le acierto. Me ha sorprendido el calibre utilizado un 22/250, acostumbrado a mis 300 w mg, me parecía haber disparado con una escopeta de aire comprimido, “con este rifle me veo capaz de darle a un isard a 400 mts”, les dije. Fuimos a buscar el trofeo, sesión de fotos y filmación; compruebo el abate, tiene los dos colmillos bien y en-

Andy fue a por el pues tuvo que cruzar la valla de protección, al llegar no esta completamente muerto, esperamos unos minutos hasta que al final le vemos cargado en su espalda levantando el dedo pulgar, en señal inequívoca de haber cazado un muy buen trofeo. Nueva sesión fotográfica, filmación y abrazos pues es

SCI - Juny 2011 15


Catalunya

precioso, mientras a lo lejos un conejo, tranquilo, no se esperaba lo que podía ocurrirle. Andy me dice que dispare, diciéndole que estaba muy lejos, contestando las palabras mágicas, “no problema”, me ajusta el visor al máximo y me veo capaz de acertarle, la distancia increíble 332 mts, ayudado por el bípode no le puedo fallar, suavemente aprieto el gatillo y queda muerto, vamos a recogerlo y más fotos. Por la tarde cazamos de nuevo con Chris, en busca del muntjac pero nada, a la mañana siguiente llovía dimos unas vueltas con el 4x4 y en el fondo de un campo había un muntjac bastante grande, al bajar del todo terreno se ve que intuyo algo y huyó rápidamente con lo que decidimos ir a desayunar, a esperar mejor tiempo por la tarde, pero nada la lluvia seguiría entonces y me dieron una pequeña batida en un trocito de bosque, rodeado de siembra; al final salió una bonita hembra, ni rastro del macho al estar mojados nos fuimos al coche donde Inés nos estaba esperando, fuimos al hotelito a ducharnos y cambiarnos para irnos de cena. Al día siguiente nos fuimos a la ciudad de visita y de compras a unos grandes almacenes, a esperar la hora de comer pues el día continuaba lluvioso, por la tarde

16 SCI - Juny 2011

chapter

decidimos visitar el Park Woburn donde vimos mucha fauna, habían unos ciervos que estaban completamente libres muchos de ellos con más de 32 puntas, por lo que nos contaron hay algún que otro cazador, sobre todo americanos, que se hacen con alguno de estos imponentes trofeos pero…….. Otro día de caza y hoy el tiempo acompaña, con Chris nos vamos de nuevo a por el dichoso muntjac en un pequeño bosque, el lo reclamaba con un reclamo parecido al de los corzos, salió uno dando saltos que más parecía una gacela africana que otra cosa no dándome tiempo a reaccionar. Por la tarde hay que hacer lo posible para darle caza, pues mañana al medio día hay que partir hacia el aeropuerto de Lutton, esta visto le dije a Inés, hoy seguro lo vamos a lograr pues hacemos muchísimos kilómetros y me gusta la zona desde el 4x4 hemos visto ya algunas hembras. Llegamos a un bosque extraordinario me ponen en lo alto de un roble sentado de espera, me dicen van a darme una pequeña batida y saldrán seguro, que controle bien los caminos a los que tienen querencia: No pasa más de 1 hora y me sale un buen muntjac por el fondo del bosque, Dios mío, que mala suerte con lo


bueno que parecía, poco después detrás de mi oigo un ruido, es otro, lo meto en la cruceta y a estilo montería le disparo alcanzándole, que sea bueno me decía entre mí, cual fue mi sorpresa al llegar al trofeo cuando compruebo que es una hembra, estaba desesperado por ver que diría Chris que me tranquiliza diciendo que no pasa nada, iremos a por el macho ahora hicimos una simple foto y a cambiar de zona. Se puso a llover algo pero no lo suficiente para impedirnos la búsqueda, Inés y Hannes se quedaron en el 4x4 y con Chris continuamos, vimos 3 hembras y 2 machos pero no nos dieron tiempo a nada, después de andar unos 7 kilómetros llegamos a unos preciosos prados con no mucha visibilidad pues estaba ya oscureciendo, demasiado rápido para nuestros intereses, vimos un macho a más de 600 mts lo dejamos, no había tiempo hacerle la entrada yo estaba desesperado pues cada vez lo veía más difícil, tropezamos con un macho y una hembra pero al haber un bosque de fondo,

no conseguía meterle en el visor, con la fortuna que al mirar a mi izquierda, veo un macho Chris lo comprueba me dice que es bueno, no dudo ni un momento pues es mi última oportunidad, se pone debajo de un árbol haciendo más difícil su visión, le meto en la cruz del visor y disparo Chris me abraza ¡yes! Lo hemos conseguido estoy muy feliz la distancia es de 152 mts. Vamos a verle al llegar cojo el muntjac y lo beso, no podemos hacer fotos por no llevar la cámara, le sacamos la tripa y sin problema me lo cargué a mi espalda, sin casi ver por donde pisábamos, llegamos hasta el coche donde nos estaban esperando muy preocupados, Inés y Hannes al vernos salieron del coche con mucha alegría por haber conseguido el difícil muntjac, encendimos las luces del 4x4 para hacernos las fotos e inmortalizar el momento, llegamos al hotel con el tiempo justo para una buena cena, seguida de unas cuantas copas de whiskey, hasta altas horas cosa no muy normal tanto en mi, como en Inés. A la mañana siguiente sin apetito alguno bajamos a desa-

SCI - Juny 2011 17


yunar, pero sin comentarios…… Pasamos cuentas con Hannes, mientras esperamos a Andy y Chris que nos llevasen los trofeos congelados para su mejor transporte hasta llegar a mi buen amigo y taxidermista Pedro Segura, les dimos las gracias a los buenos profesionales y propinas para ellos por su esfuerzo para conseguir dichos trofeos, nos despedimos de las personas del hotelito cargamos el equipaje al coche de Hannes que nos llevaría al aeropuerto de Luton donde nos despedimos, dejando ya prevista otra nueva posible salida venatoria en su orgánica posiblemente en el ártico, en busca del buey almizclero y caribú, sino en África a por leona y búfalo cafre. Llegamos a Barcelona perfectamente. En estos momentos tengo ya mis trofeos extraordinariamente naturalizados, pero con el pensamiento en que he tenido que anular nuestra próxima salida de rececho de corzos en Francia, con nuestro buen amigo Alain Dardenne, debido a mi reciente lesión de rodilla como he comentado al principio.

18 SCI - Juny 2011

Espero pues estar muy pronto recuperado, nada más amigas y amigos cazadores solamente os aconsejo dicha caza en Inglaterra, con Hannes, ¡asegurada! A seguir con la caza y su conservación a pesar de todos los intolerables... un fuerte abrazo. Francisco Fusellas


XXX Congreso de la IUGB y XIII Congreso Perdix (International Union of Game Biologists)

Los conflictos entre humanos y fauna silvestre. Estrategias para la compatibilizaci贸n 5 al 9 de Septiembre de 2011 - Barcelona www.iugb2011.com SCI - Juny 2011 19


V contes de cavallers i caceres reals per la Conca de Barberà

A

l cap de mig dia, arribaren els viatgers Don Quixot i Sanxo Panza, a les terres altes tarragonines, vorejant Montblanc, terra de ducs i cavallers i pujaren cap a la serra de Forés. Al creuar el terme per la part més alta de la comarca, seguint el camí de Belltall a Forés, des d’on es dominava tota la Conca de Barberà. Contemplaren els fumerols que s’alçaven verticals des de la vall, indicant les primeres activitats matineres dels poblets dispersos per la Conca. Seguiren el camí i arribaren al costat d’un marge on trobaren un xiquet, assegut a la vora amb el cap cot, que al veure els cavallers, s’aixecà astorat. Don Quixot preguntà: “Que haces infante aquí, solo en esta mañana tan fría” el noi li contestà: “Senyor cavaller, soc Xavier de Granollers i estic aquí esperant al meu pare que esta caçant per aquests indrets, fa molta estona m’ha dit, esperat aquí que dono un tom per veure si puc caçar 20 SCI - Juny 2011

aquestes difícils perdius i després anirem a trobar-nos a la cruïlla de Forés, on ens espera el dinar de l’any, al hostal del Pastor amb tot el poble”. Sanxo Panza va dir al cavaller “Mi señor Don Quijote, puedo llevar en las sarrias de mi borrico a este mozalbete hasta el pueblo donde poder abrevar a nuestra caballerías y esperar tranquilamente la llegada de su padre” Així ho feren, baixant directament per un empinat sender, des d’on s’albirava una esvelta creu de terme a la cruïlla de camins, al costat d’una gran bassa emmurallada. En arribar, abeuraren els animals al costat de l’hostal, on trobaren al cap de colla dels caçadors que exclamà al veure al xiquet, “Xavier, he trobat al teu pare i ha dit que quan et veiés et digues que esperessis al hostal, doncs ell esta buscant una perdiu “espuntillada”. El noi va presentar als viatgers a Josep, Cap de Co-


lla dels caçadors, el cavaller li va dir “Don José, soy don Quijote de La Mancha y aquí mi escudero Sancho, que hemos acompañado a este infante hasta la posada” el cap de colla li va respondre “Benvinguts senyors a aquestes contrades, us convidem a compartir el pa i la sal i quelcom més, doncs el bon pastor te unes suculents costelles dels seu xais, per degustar-les aquest mig dia en companyia de quasi tot el poble”. Respongué el cavaller: “Con mucho gusto compartiremos vuestro fraternal yantar, en esta acogedora y alta aldea” i Sanxo afegí: “Don José, puede decirme vuesa merced por que la iglesia de este pueblo tiene dos puertas” el cap de colla li explica, que la mes propera era la porta de les dones i l’altre de més amunt era la dels homes. Don Quixot exclamà: “Con la iglesia recatada hemos topado amigo Sancho” L’escuder afegí: “En mi aldea, solo hay una puerta pues vamos de ahorro y por allí entran mujeres, hombres, infantes y algún que otro malandrín, que también tienen derecho a orar y a pedir perdón por sus fechorías”. Al cap d’una estona van anant arribant els caçadors de la colla i els caçadors del poble, un d’ells portava un gros senglar amb un carro, altres duien conills i alguna que altre perdiu, perquè no hi tenien massa pràctica, doncs sols les caçaven aquest dia de l’any, i eren més caçadors de pel que de ploma. També arribà Tània, una joveníssima “diana” caçadora que feia de sarronera amb el seu pare i que satisfeta portava 3 grosses perdius, que van

aconseguir “escalant” l’empinat roqueter que hi ha entre Belltall i Forés i que està en el punt més alt de la comarca. Per últim, arribà en Josep de Granollers, carregat amb una grossa llebre i dos perdius i naturalment preguntant pel Xavier, que ràpidament va aparèixer per ajudar al seu pare per descarregà la cacera. El xiquet li va dir “Mira pare, me he donat compte que això de la cacera no esta fet per mi, pare prefereixo el joc de la pilota, a la incerta cacera”. Don Quixot que estaba penden de la conversa va intervenir dient “De todas maneras cazadores todos, me he dado cuenta de la gran afición que hay en esta comarca, parecida a la que hay en nuestra querida Mancha, en que tanta porfía hay para cazar liebres así como perdices, pero vive Dios que nuestros montes son más suaves que estos empinados cerros y que no hacen mella en la afición cazadora de estas tierras catalanas, donde incluso cazan las doncellas, como en Aragón las damas”. Després d’aquest parlament del Cavaller de la “triste figura”, i tots feren cap al hostal on els esperava la pantagruèlica vianda regada amb el bon vi de la Conca. Va acabar el dinar entre vives als vilatans convidats, als caçadors i com no el cavaller de la ara, “alegre figura” i del seu bon escuder Sanxo.n Andreu Pujol i Mir

Próxima cita XXXIV TERTULIA LITERARIA

El próximo día 30 de Junio de 2011, a las 21h., celebraremos nuestra XXXIV Tertulia Literaria en el Restaurante La Provenza, calle Provença nº 242, Barcelona, con el tertuliano Jorge Bernard, gran especialista en la caza del corzo y autor de varios trabajos sobre el mismo. Todos los que deseen asistir, rogamos nos avisen lo antes posible, con el fin de hacer la reserva pertinente, dado lo limitado de las plazas.

SCI - Juny 2011 21


Com escollir la nostra fletxa de caça

L

a caça amb arc, avui emergent a casa nostra, és una veritable bogeria als EEUU. No hi ha un sol dia en que un nou “bowhunter” no se sumi a la llarga llista existent i també molts dels caçadors de rifle de tota la vida agafen un arc en determinades ocasions. Per què? … Doncs perquè és la modalitat que ens permet gaudir més de la caça que existeix. Proveu-ho i ho sabreu. Quan a l’equip que fem servei avui dia per caçar, ens perdríem en temps i en espai comentant tota la tecnologia que ha anat sorgint al respecte i cada any els fabricants ens sorprenen amb nous materials i models. Qualsevol nouvingut a aquest món començarà per gastar la majoria del seu pressupost comprant un bon arc. La resta del material sembla ser secundari quan un pot disparar un bon arc, oi? Doncs bé, actualment la majoria d’arcs que tenim disponibles al mercat són perfectament vàlids per desenvolupar l’esport de la caça. Avui dia tots els arcs tenen suficient fiabilitat, precisió i duresa com per poder-nos introduir a la caça sense problemes. En canvi, el que realment pot marcar la diferència entre l’èxit o el fracàs a l’hora de caçar és la fletxa i la punta que fem servir. Ja fa molt de temps que un amic em va aconsellar: “No gastis tot el teu pressupost en l’arc, que avui tots van bé. Inverteix els teus diners en complements.” Els meus anys de caça (i és que aquest consell el podeu aplicar a qualsevol modalitat de caça) m’han fet reviure aquesta frase en multitud d’ocasions. De la punta de caça en parlarem en un altre article i avui ens centrarem en els punts bàsics sobre com hauria de ser la fletxa ideal de caça. Un arc no és res més que una màquina capaç de transmetre una força determinada a la fletxa. Aplicant una llei física universal, l’energia que es transmet a la fletxa es convertirà en energia cinètica, que ve determinada pel seu pes i per la seva velocitat al quadrat (). Així, una fletxa lleugera volarà a més velocitat que una de més pesada disparada amb el mateix arc, però l’energia de sortida 22 SCI - Juny 2011

Dues fletxes tirades amb el mateix arc, a la mateixa distancia i sobre el mateix objectiu mostren nivells de penetració molt diferent. El pes és la clau.

serà la mateixa en ambdós casos per que depèn només de l’arc que l’impulsa. Si bé teòricament totes dues fletxes haurien d’obtenir els mateixos resultats, a l’hora de la veritat tots sabem que això no és així. En situació de caça, una fletxa pesada penetra millor el cos de l’animal que una de més lleugera. I això a què és degut? Doncs bé, en matèria de penetració no hauríem d’aplicar la fórmula de l’energia cinètica si no la del Momentum. Simplificant molt el concepte físic del terme, direm que el Moment és la capacitat de transmetre una força a una distància determinada. Permeteu-me que posi uns exemples explicatius per veure si ho podem entendre, doncs les explicacions científiques que em va donar un company catedràtic de Física – ara retirat – són una mica massa feixugues:


Les primeres fletxes de caça de carboni eren molt lleugeres. Permetien molt bones rasants, però malgrat tots els animals que es van abatre amb elles, avui les considerem del tot inefectives en situació real de caça responsable.

sigui, l’aigua (o qualsevol altre material dens) frena moltíssim un cos que intenti travessar-la a gran velocitat però ofereix molta menys resistència davant un altre cos que ho faci lentament.

Si disparem una palleta amb un arc, aquesta absorbirà tota l’energia i sortirà a una velocitat impressionant, però segurament veurem com es frenarà a l’aire al cap d’escassos metres i no infringirà cap mal a l’objectiu. En canvi, si disparem un pal de telèfon amb el mateix arc (ja hem dit que són exemples gràfics i explicatius, no hi busqueu realisme) la velocitat de sortida serà ínfima, però el mal infligit a l’objectiu i la penetració a l’aire serà màxim. Seria el mateix cas que llençar una bola de cotó fluix amb la mà, o llençar una bola de plom. L’explicació rau en la massa de les suposades fletxes. Una fletxa molt lleugera té molt poca massa i no pot absorbir tota l’energia de l’arc, i a més no pot “transportar-la” durant gaire distància per transmetre-la a l’objectiu. En canvi, la fletxa amb molta massa pot absorbir tota l’energia de l’arc i utilitzar-la per volar i després transmetre-la amb més efectivitat a l’objectiu. El tema de la penetració també ve determinat per una altra llei física: “Tot element amb certa densitat tendeix a frenar el cos que el travessa amb major o menor resistència segons la velocitat d’aquest cos.” Tots sabem que passa quan un avió cau al mar. L’aigua, que és una matèria relativament tova es comporta com el més dur dels cements a l’aturar l’avió que cau a gran velocitat, destruint-lo totalment. En canvi, els fusells de pesca submarina són d’acer massís i pesat i no de qualsevol altre material lleuger i vuit de dintre. O

La fletxa que impacta sobre l’animal tendirà a ser frenada en major mesura si és molt ràpida i pesa poc. En aquest cas tota la seva energia es basa en la gran velocitat, ja que es multiplica pel seu quadrat. La de més pes (i per tant més lenta) penetrarà amb més facilitat ja que proporcionalment no perdrà tanta velocitat al moment de l’impacte (en aquest cas la part més important de l’equació recau sobre la massa i no sobre la velocitat). Aquest petit detall pot fer que aconseguim travessar completament l’animal amb el consegüent augment del dany tissular i del rastre de sang que facilitarà cobrar la peça. Aleshores, com més pesada millor? Sí, però amb limitacions: Si disparem la palleta d’abans, el més probable és que no sigui capaç d’absorbir l’energia que genera l’arc i es destrueixi, i a més danyi l’arc. Al contrari, si disparem el pal de telèfon…Millor si obviem els resultats. Després de multitud de probes tant teòriques com en camp real tots els grans fabricants d’arcs aconsellen les mateixes xifres: el màxim rendiment l’obtindrem amb un pes total de la fletxa (en grains) que resulta de multiplicar la potència de l’arc en lliures per 10 o 12. Si tenim en compte que avui utilitzem majoritàriament arcs de 60 a 70 lbs, el pes de tot el conjunt (punta de caça inclosa) estarà comprés entre 600 i 840 grains. Els arcs menys potents utilitzarien les xifres més baixes i els més potents les més altes a fi de conservar una rasant balística equilibrada amb la distància aconSCI - Juny 2011 23


pretenem lidiar amb “Els Grans” l’arc aconsellat seria de 80 a 100 lbs i el pes total de la fletxa rondaria els 1000 -1200 grains. Amb aquest equip s’abaten molts elefants i búfals però s’ha de ser una mica musculós per poder manejar aquestes potències amb precisió. Quan als materials, encara són vigents les antigues fletxes d’alumini. Són molt pesades i l’únic defecte és que es torcen amb facilitat però si pensem que són les més econòmiques, podem donar-nos el luxe d’utilitzar les rectes i desfer-nos de les dubtoses.

La segona generació de fletxes de caça de carboni ja portaven acabats especials per augmentar el seu pes. Tenien algun problema d’alineació i eren molt gruixudes, però van augmentar considerablement el poder de penetració.

sellada de caça (sempre per sota de 30 metres, millor 20). Tots hauríem d’entrenar a 30, 40, 50 o més metres però en situació de caça real i per no ferir innecessàriament a l’animal, millor mantenir-nos en distàncies curtes i segures. En aquestes distàncies no tindrem massa problemes amb la caiguda de la fletxa pesada respecte a la més lleugera. Als EEUU és molt comú utilitzar fletxes amb un pes de 400 grains. La raó d’això és el fet de que la seva peça per excel·lència és el “White Tail” (cérvol “cua blanca” ), un cérvol no més gran que la nostra daina i sense la pell dura del nostre senglar. Aquestes fletxes lleugeres permeten bones rasants a distàncies més llargues i travessen aquestes peces amb certa facilitat. També la seva gran passió, el paó salvatge, no permet que el caçador se li acosti gaire i per això utilitzen fletxes amb poc pes i amb unes puntes especials plegables o “mecàniques”, que només s’obren en el moment de l’impacte i que volen amb molta precisió. Aquests animals serien més difícils d’encertar que de travessar. Però aquesta tendència està canviant ràpidament cap a l’ús de fletxes més pesades. Per als safaris africans la regla seria la mateixa: Si 24 SCI - Juny 2011

Les de carboni són segurament les més utilitzades, doncs avui en dia ja no s’estellen com abans, són bastant pesades i no es torcen. Ideals per a caça i per a entrenament però cal vigilar i comprovar que no s’hagin malmès després d’un impacte, ja que presenten certa fragilitat i seria perillós disparar-les amb fissures internes que podrien provocar que es desintegressin al moment del tret. La tendència actual està sobrepassant el carboni i va cap a les de carboni recobert d’alumini. Són fletxes de gran duresa i combinen el millor de les dos opcions anteriors: el pes de l’alumini i la ductilitat del carboni que evita que quedin doblegades. De menor diàmetre del que estàvem acostumats, al ser el cos més prim que l’eix de la punta de caça s’aconsegueix que hi hagi menor fricció al moment de travessar la peça. Amb tot això, suposo que a efectes pràctics es deu veure poca diferència entre unes fletxes i unes altres, però de vegades els detalls marquen la diferència entre un èxit o un fracàs. Uns pocs centímetres de diferència poden comportar que hi hagi forat de sortida o no i això vol dir més o menys rastre de sang que facilitarà la recuperació de l’animal. També és veritat que una fletxa més pesada vola millor i de forma més estable, oferint menor resistència a vents laterals, però tampoc això ens ha de preocupar massa en les distàncies reals de caça. En resum, us diria que utilitzeu qualsevol tipus de fletxa de les moltes que trobareu al mercat doncs qualsevol d’elles farà la seva feina quan impacti correctament


La última tendència són les fletxes de carboni recobertes d’alumini. Són les que tenen més pes i les millor preparades per la caça.

a la zona vital. Però si l’impacte no ha estat “tant perfecte” una fletxa pesada, recta, amb menor diàmetre i amb la punta adient segur que ajudarà. I procureu tirar sempre les mateixes ja que així coneixerem perfectament el seu comportament i tirarem de forma més segura. Bona caça. Manel Vaquer

SCI - Juny 2011 25


Tertulia cinegética con Ramón Estalella

E

l pasado día 14 de abril tuvo lugar en el Restaurante La Provenza, de Barcelona, nuestra XXXIII Tertulia literaria, a la que asistió como invitado el cazador y escritor Ramón Estalella.

26 SCI - Juny 2011

El Presidente José Mª Losa abrió el acto y Juan Luís Oliva de Suelves se encargó de presentar al tertuliano, recordando que Ramón ha sido profesional de la caza y, en consecuencia, tiene la doble experiencia de cazador y también de organizador de cacerías. Juan Luís aprovechó asimismo la ocasión para reiterar la necesidad de que la caza sea practicada sin ayudas extras, con el fin de velar por la pureza del lance.


Por su parte, Ramón Estalella nos recordó algunos de los episodios vividos a lo largo de sus numerosas cacerías, llena de buenos momentos pero también de otros críticos que le hicieron temer incluso por su vida. Fue una amena tertulia que hizo disfrutar a los asistentes, a los cuales Ramón anunció la próxima aparición de dos nuevas obras que hace tiempo está preparando. Una dedicada a la caza en España y otra especifica del corzo, una de las especies de caza preferidas de Ramón. Aprovechando la ocasión, Juan Luís Oliva nos sorprendió anunciando asimismo la próxima edición de un nuevo libro, del cual es autor, que está a punto de ver la luz, en el que se relatan dos cacerías que Juan Luís tildó de prehistóricas, relativas al Marco Polo y al tigre de Bengala, en las cuales participó hace ya muchos años. Ramón Estalella tuvo a bien dedicar su libro a los presentes y la tertulia finalizó entre comentarios sobre libros y lances de caza. SCI Catalunya

SCI - Juny 2011 27


Jornadas

gastronómicas

XXXIV Jornada Gastro-Cinegètica dedicada a la becada

E

l pasado día 24 de marzo, los amantes de la becada teníamos una cita en la Fonda Can Sala de Olost de Lluçanés para degustar la tradicional becada que cocina el Chef, según su propia y peculiar receta. Una vez terminada la temporada de caza de la becada, desde hace ya varios años, los socios y amigos

28 SCI - Juny 2011

de nuestro Capítulo que lo desean, degustan la becada que Toni, el Chef, nos prepara y cuya característica principal, además de la condimentación, es el punto de cocción. Para iniciar la comida y como aperitivo, unos canapés de tartare con caviar. Le siguió una Vichyssoise a base de puerros, Mil hojas de vieira y trufa, cane-


SCI - Juny 2011 29


lones de faisan también con trufa, y tripa de bacalao con judías del ganchet. Después de este surtido llegó la becada, reina de la comida, con su deliciosa tosta, finalizando con una tarta de chocolate acompañada de una bola de helado. Café y delicatessen. Todos los presentes quedaron, como cada año, entusiasmados por la animada y sabrosa velada que degustamos, mientras se comentaban historias de becadas y de caza.

30 SCI - Juny 2011

Después de la comida, nuestro socio Josep Maria Onyós de Plandolit i Serrabou, Baró de Gramenet i de Senaller, invitó a los asistentes que así lo desearan, a visitar su magnífica Masía fortificada de PereRiera, cercana a Olost de Lluçanés donde, después de visitar la Masía y admirar su sala de trofeos, degustamos la excelente ratafía elaborada por el propio Josep Maria. Un brindis sirvió para citar a todos los presentes para el próximo año. n Salvador Rusticola


Mosaico

gráfico

Cazador: Jaume Serra Lugar: La Pampa Especie: Bufalo de agua

Cazador: Juan Manuel Olabarría Lugar: Mountain Nyala Especie: Etiopia

Cazador: Tomàs Lugar: Els Ports Especie: Cabra Hispánica Arma: Motoserra

Cazador: Dom Lugar: Castilla-León Especie: Corzo


Mosaico

gráfico

Cazador: cuadrilla Val de San Martín (Pedro Valero) Lugar: Val de San Martín (Zaragoza) Especie: Jabalí

Cazador: Kiko, Juanet, Jaume y Francisco Fusellas de la Colla “ELS RUSSOS” Lugar: Maçanet (Girona) Especie: Jabalí

Cazador: Fco Fusellas y Ferrand Lugar: Campdevanol (Girona) Especie: Ciervo

SCI 39  

Butllet del Safari Club Internacional de Catalunya número 39