Issuu on Google+

1

El deseo secreto Ana María Shua

MINIANTOLOGÍAS INTERNACIONALES


ÍNDICE

INTRODUCCIÓN .....................................................................................3 70.................................................................................................................4 117 ...............................................................................................................5 LA QUE NO ESTÁ ....................................................................................6 MÁQUINA DEL TIEMPO ........................................................................7 ESPECTROS...............................................................................................8 ALÍ BABÁ...................................................................................................9 ENCUENTRO CLANDESTINO ............................................................10 REUNIÓN DE PADRES .........................................................................11 TARZÁN...................................................................................................12 EL DESEO SECRETO ............................................................................13 ACERCA DE LA AUTORA.....................................................................14

“El deseo secreto” de Ana María Shua (No. 1) es una edición digital de Internacional Microcuentista, revista de microrrelatos y otras brevedades, que integra la colección Miniantologías Internacionales. Comité Editorial: Martín Gardella (Argentina), Esteban Dublín (Colombia), Víctor Lorenzo (España), Fernando Remitente (España), José Manuel Ortiz Soto (México) y Rony Vásquez Guevara (Perú) Publicación no venal para descarga gratuita desde Internet, con el propósito de difundir la obra de la autora. En la web: http://revistamicrorrelatos.blogspot.com En Facebook: Internacional Microcuentista - En Twitter: @Imicrocuentista Contacto: microcuentista@gmail.com © 2012, Ana María Shua. Fotografía: Silvio Fabrikant Diseño y selección de textos: Comité Editorial de Internacional Microcuentista. Prohibida su comercialización.

2


INTRODUCCIÓN Desde que tuvimos la idea de lanzar Internacional Microcuentista, los gestores de esta iniciativa no sabíamos que nos enfrentábamos a un monstruo enorme de mil cabezas. Lejos de imaginar los alcances que tendríamos, éramos, y somos aún, como niños descubriendo juguetes que se asombran al encontrar uno nuevo y que retornan al anterior, fascinados por sus virtudes. Hoy, una vez más, da a luz una nueva idea: Miniantologías Internacionales, una iniciativa que no veíamos ni remotamente cerca y que para nuestra sorpresa es una realidad. Como ha sucedido desde que abrimos este espacio, la solidaridad y el apoyo de nuestros referentes ha sido el factor determinante para que sigamos con el mismo entusiasmo con el que empezamos este proyecto que sigue creciendo. Y al fin, con el aval de Ana María Shua, una de las escritoras más reconocidas de la literatura argentina y latinoamericana, les traemos la primera entrega de esta colección de miniantologías: diez microrrelatos de la autora elegidos especialmente para este proyecto. Con la pretensión de hacer esta pequeña muestra lo más representativa posible, hemos tomado textos de cada uno de los libros de microficción publicados por la autora. Solo esperamos que ustedes disfruten tanto de estos textos, como nosotros disfrutamos compilándolos.

Junio de 2012 Comité Editorial de Internacional Microcuentista

3


70

Con una mueca feroz, chorreando sangre y baba, el hombre lobo separa las mandíbulas y desnuda los colmillos amarillos. Un curioso zumbido perfora el aire. El hombre lobo tiene miedo. El dentista también.

La Sueñera, Minotauro, 1984 (reeditado por Emecé en 2006).

4


117 ¡Arriad el foque!, ordena el capitán. ¡Arriad el foque!, repite el segundo. ¡Orzad a estribor!, grita el capitán. ¡Orzad a estribor!, repite el segundo. ¡Cuidado con el bauprés!, grita el capitán. ¡El bauprés!, repite el segundo. ¡Abatid el palo de mesana!, grita el capitán. ¡El palo de mesana!, repite el segundo. Entre tanto, la tormenta arrecia y los marineros corremos de un lado a otro de la cubierta, desconcertados. Si no encontramos pronto un diccionario, nos vamos a pique sin remedio.

La Sueñera, Minotauro, Buenos Aires, 1984 (reeditado por Emecé en 2006).

5


LA QUE NO ESTÁ Ninguna tiene tanto éxito como La Que No Está. Aunque todavía es joven, muchos años de práctica consciente la han perfeccionado en el sutilísimo arte de la ausencia. Los que preguntan por ella terminan por conformarse con otra cualquiera, a la que toman distraídos, tratando de imaginar que tienen entre sus brazos a la mejor, a la única, a La Que No Está.

Casa de geishas, Sudamericana, Buenos Aires, 1992.

6


MÁQUINA DEL TIEMPO A través de este instrumento rudimentario, descubierto casi por azar, es posible entrever ciertas escenas del futuro, como quien espía por una cerradura. La simplicidad del equipo y ciertos indicios históricos nos permiten suponer que no hemos sido los primeros en hacer este hallazgo. Así podría haber conocido Cervantes, antes de componer su Quijote, la obra completa de nuestro contemporáneo Pierre Menard.

Casa de geishas, Sudamericana, Buenos Aires, 1992.

7


ESPECTROS Si los fantasmas se esconden a tu paso con temblores de sábana, si los esqueletos vuelven a zambullirse de un salto en sus propias tumbas, no te jactes, amigo. Nunca te jactes de asustar a los espectros. Las muecas de terror con que se apartan de tu camino no son más que simulacros con los que pretenden hacerte creer que todavía estás vivo. Casa de geishas, Sudamericana, Buenos Aires, 1992.

8


ALÍ BABÁ Qué absurda, qué incomprensible me parecía de chica la confusión del hermano de Alí Babá: casi un error técnico, una manifiesta falta de verosimilitud. Encerrado en la cueva de los cuarenta ladrones, ¿cómo era posible que no lograra recordar la fórmula mágica, el simple ábrete-sésamo que le hubiera servido para abrir la puerta, para salvar su vida? Y aquí estoy, tantos años después, en peligro yo misma, tipeando desesperadamente en el tablero de mi computadora, sin recordar la exacta combinación de letras que podría darme acceso a la salvación: ábrete cardamomo, ábrete centeno, ábrete maldita semilla de ajonjolí. Botánica del caos, Sudamericana, Buenos Aires, 2000.

9


ENCUENTRO CLANDESTINO Es un bar o quizás un restorán. Algunas mesas tienen manteles blancos con servilletas en forma de acordeón, otras están desnudas. —Quiero un tostado de queso. —De jamón y queso, como todos —me corrige él. A pesar de su cabeza de camello, estoy segura de que hemos sido amantes. Me gustan los ojos profundos y tristes. En cambio el pelo corto y áspero, amarillento, me confunde un poco. — No —insisto, con imprudencia —. De queso solo. Él sacude sus belfos, indignado, acalorado. —Debería regresar al desierto —me dice de mal humor. Entonces me pongo a llorar porque sé que todo ha terminado, que no volveremos a vernos hasta el próximo oasis, un poco por culpa de mi terquedad y otro poco porque la vida nos separa. Botánica del caos, Sudamericana, Buenos Aires, 2000. También en Temporada de fantasmas, Páginas de Espuma, Madrid, 2004.

10


REUNIÓN DE PADRES En la reunión de padres de la escuela se discuten diversos métodos para ejecutar a la maestra. La mamá de Romina revuelve el café con un dedo que se disuelve lentamente en la taza. En mi época, recuerdo con melancolía, se optaba por la lapidación, y los ejecutores eran los alumnos mismos. En el patio, como siempre, se escuchan gritos. Botánica del caos, Sudamericana, Buenos Aires, 2000.

11


TARZÁN Avanzando en oleadas malignas, las hormigas carnívoras no han dejado más que esqueletos blanqueados a su paso. Horrorizado, Tarzán sostiene en su mano temblorosa la calavera pelada de un primate. ¿Se trata de su amada mona Chita? Condenado al infinitivo, el rey de la selva se pregunta ¿ser tú Chita, mi buena amiga mona? ¿La compañera que alegrar mis largos días en esta selva contumaz? ¿Ser o no ser? Temporada de fantasmas, Páginas de Espuma, Madrid, 2004.

12


EL DESEO SECRETO En el fondo del corazón de cada niño, de cada madre, de todo espectador, anida el deseo secreto de ver caer al trapecista, de verlo destrozarse los huesos contra el suelo, derramada su sangre oscura sobre la arena, el deseo esencial de ver a los leones disputándose los restos del domador, el deseo de que el caballo arrastre a la ecuyere con el pie enganchado en el estribo, golpeando la cabeza rítmicamente contra el límite de la pista y para ellos hemos inaugurado este circo, el mejor, el absoluto, el circo donde falla la base de las pirámides humanas, el tirador de cuchillos clava los puñales (por error, siempre por error) en los pechos de su partenaire, el oso destroza con su zarpa la cara del gitano y por eso, como las peores expectativas se cumplen y sólo se desea lo que no se tiene, los anhelos de los espectadores viran hacia las buenas intenciones: asqueados de calamidades y fracasos empiezan a desear que el trapecista tienda los brazos a tiempo, que el domador consiga controlar a los leones, que la ecuyere logre izarse otra vez hacia la montura, y en lugar de rebosar muerte y horrores, el lugar más secreto de su corazón se llena de horrorizada bondad, de ansias de felicidad ajena, y así se van de nuestro espectáculo felices consigo mismos, orgullosos de su calidad humana, sintiéndose mejores, gente decente, personas sensibles y bien intencionadas, público generoso del más perfecto de los circos. Fenómenos de circo, Páginas de Espuma, Madrid y Emecé, Buenos Aires, 2011.

13


ACERCA DE LA AUTORA

Ana María Shua nació en Buenos Aires en 1951. A los dieciséis años publicó sus primeros poemas reunidos en El sol y yo. En 1980 ganó con su novela Soy Paciente el premio de la editorial Losada. Sus otras novelas son Los amores de Laurita, (llevada al cine), El libro de los recuerdos (Beca Guggenheim) y La muerte como efecto secundario (Premio Club de los XIII y Premio Municipal en novela). Cuatro de sus libros abordan el microrrelato, un género en el que ha obtenido el máximo reconocimiento en el ámbito iberoamericano: La sueñera, Casa de Geishas, Botánica del caos y Temporada de fantasmas. También ha escrito libros de cuentos: Los días de pesca, Viajando se conoce gente y Como una buena madre. Con Miedo en el sur obtuvo el Premio Municipal en el género cuento. Recibió varios premios nacionales e internacionales por su producción infantil-juvenil. Sus cuentos figuran en antologías editadas en diversos países del mundo. Algunas de sus novelas han sido publicadas en Brasil, España, Italia, Alemania y los Estados Unidos. Su última novela es El peso de la tentación (2007). En el año 2009 ha publicado en Madrid Cazadores de Letras, que reúne sus cuatro libros de minificciones, y en Buenos Aires, Que tengas una vida interesante, sus cuentos completos. En 2011 publicó su nuevo libro de cuentos brevísimos Fenómenos de circo, por Páginas de Espuma en España y Emecé en Argentina.

14


el deseo secreto