Page 1

DIANA LIZBETH SAN VICENTE BENITEZ. UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL

¿EDUCAN BIEN LOS ABUELOS A SUS NIETOS? Pepe López / Domingo, 16 de mayo de 2004 Cada día resulta más habitual que, tanto el padre como la madre, trabajen fuera de casa. Esta situación ha llevado a que bastantes abuelos y abuelas hayan asumido una parte de responsabilidad en el cuidado y educación de sus nietos y nietas. Los abuelos pagaron su vivienda, criaron a sus hijos, ahorraron un dinero para la vejez..., y se encuentran ahora colaborando en el pago de la hipoteca del piso de sus hijos o encargándose de sus nietos mientras sus padres trabajan. A pesar del importante papel que los abuelos desarrollan, no están exentos de críticas. Se les suele decir que malcrían o sobreprotegen a los nietos. Puede que algo de esto sea cierto, pero, ¿sólo sobreprotegen los abuelos? Existen muchos niños mimados o que no tienen límites incorporados y en cuya educación no participan los abuelos. ¿No será que, tanto los padres como los abuelos, tenemos dificultades a la hora de educar? Considero que los abuelos aun lo tienen más difícil, pues, a veces, se encuentran con unos nietos exigentes y que no les obedecen; esto choca frontalmente con el modelo educativo que ellos incorporaron; y además, los padres quieren educar a sus hijos de manera diferente a como les educaron a ellos. Ante esta situación los abuelos se sienten un poco atrapados y con escaso margen de maniobra. Los abuelos lo hacen lo mejor que saben y pueden. Por eso, sobran las críticas, máxime las que se les hacen delante de los nietos. Expresiones como: “¿por qué le has comprado chucherías?” o “Ya sabes que tiene que comer de todo y no sólo pasta”, tienden a devaluarles y a que los nietos se “crezcan” cuando están con ellos. A la hora de educar lo óptimo es que todas las personas adultas que intervienen, lo hagan con los mismos criterios, pero en la práctica resulta complicado. Por tanto, está bien no caer en las trampas que a veces ponen los niños, como: “Es que la abuela me deja”. Ante estos comentarios podemos tener la tentación de desacreditar a la abuela, pero resulta más adecuado defenderla diciendo: Cada uno hace las cosas, en cada momento, de la forma que cree más conveniente”. Precisamos considerar y valorar más a los abuelos. Estos les regalan tiempo a sus nietos, aportan su experiencia, y lo que me parece fundamental: son un referente afectivo para ellos, dándoles cariño de manera incondicional, y los niños lo necesitan más que la comida.

FUENTE: http://www.craaltaribagorza.net/article.php3?id_article=199


Abuelos y nietos

SILVIA GIAO

Se acerca el fin de curso y por tanto las vacaciones escolares. Los niños las esperan con mucha ilusión, pero muchos padres las temen, porque difícilmente coinciden por entero con las vacaciones de sus hijos. Hay que buscar soluciones. Unos se organizan y buscan canguro, o les apuntan a algún campamento de verano, pero otros recurren a la figura de los abuelos. Lo cierto es que muchos padres recurren a ellos durante todo el año. Con la incorporación de la mujer al trabajo a veces es difícil conciliar la vida laboral con la familiar, y en este sentido los abuelos hacen un gran servicio. La relación que establecen los nietos con los abuelos es generalmente entrañable. Los abuelos ya han criado a sus hijos y ahora pueden disfrutar de sus nietos de otra manera. De algún modo, rejuvenecen al lado de los niños. Ellos no tienen la responsabilidad de educar. Se pueden permitir el lujo de malcriar un poco. Para los niños habitualmente es genial, porque los abuelos les suelen dedicar plena atención, no van con tantas prisas y generalmente son más blandos que los padres. Los padres, en muchas ocasiones, temen que los abuelos no sigan sus mismos criterios educativos. Se preocupan por el riesgo de que tiren por tierra su esfuerzo para mantener unas rutinas y unos límites claros. ¿Realmente unos abuelos consentidores echan por tierra el trabajo de los padres? La respuesta no es sencilla, porque la pregunta así planteada es muy drástica. Lo que hay que tener en cuenta son una serie de cuestiones que hay


que tener claras para evitar algunos conflictos habituales entre padres y abuelos: ¿Qué tienen que tener claro los abuelos? Se pueden permitir el lujo de ser más blandos, pero dejando claro que aunque en casa de la abuela sí se puede hacer esto o aquello, en casa de mamá y papá tiene que hacer lo que ellos dicen. De este modo consienten pero no desautorizan. 

No intervenir jamás en el momento en que los padres ponen normas a su hijo, aunque no estén de acuerdo o les dé pena. 

Tienen que tener claro que no es lo mismo estar con los niños en vacaciones que todo el año. Si están todo el año, aunque sean más blandos tienen que establecer un mínimo de normas. 

Aunque sus nietos no sean perfectos, lo mejor que se puede hacer es disfrutar de ellos, y no machacar a los padres continuamente sobre lo mal que lo hacen con sus hijos. Eso no ayuda, crea mucha tensión y es una fuente de conflictos segura. Uno puede dar una opinión o un consejo en un momento puntual pero no puede pretender que sus hijos eduquen a sus nietos como a ellos les gustaría. 

¿Qué tienen que tener en cuenta los padres? Tenéis que asumir que no podéis exigir a los abuelos que lleven al niño como si fueseis vosotros mismos. 

Si hay alguna cuestión que os preocupa mucho pedirle que, por favor, no lo hagan, pero tiene que ser algo importante para vosotros. No puede haber cincuenta peticiones, sino se sentirán abrumados y perderán la percepción de lo que es importante. Por ejemplo si el niño se duerme solo y no queréis que haya un retroceso porque es algo que os ha costado mucho conseguir, pedidles, por favor, que en eso sigan vuestro criterio y no duerman con el niño. 

Confiad en ellos, ya han criado unos hijos, sabrán criar a unos nietos. No busquéis rivalidades absurdas con preguntas del tipo '¿me ha echado de menos?' 

No os toméis como un ataque personal comentarios del tipo "no os ha echado nada de menos" o "con nosotros ni una rabieta, y en cuanto llegáis vosotros se pone insoportable". Lo segundo probablemente sea cierto. Como os ha echado de menos en cuanto os ve se pone más caprichoso para que les dediquéis vuestra atención. Y los abuelos lo que os quieren decir es que han estado muy a gusto, no os lo toméis como una competición. 


Todos sabemos que los tiempos han cambiado, y que probablemente vuestros criterios no correspondan del todo con los de los abuelos, pero a veces no hay nada de malo en escuchar un consejo antes de ponerse a la defensiva. 

Por último, es muy importante tener muy claro el rol que desempeña cada uno, que aunque parezca evidente, a veces no lo es tanto. No es fácil conciliar dos generaciones diferentes que en muchos casos tienen criterios distintos. Hace falta una gran dosis de comprensión, mucho diálogo, cariño y paciencia por ambas partes. FUENTE: http://www.elmundo.es/yodona/2008/05/29/babyblog/1212065236.html


La influencia de los abuelos en los hijos 1 de Junio, 2007. Hoy vamos a tratar un tema que posiblemente se constituya en una buena dosis de reflexión para muchas mujeres que dependen de la ayuda de las abuelas y abuelos para el cuidado y educación de los hijos. Es cierto que hoy en día, la inmensa mayoría de las mujeres, son trabajadoras o estudiantes: Algunas son obreras, otras son empleadas, otras con mejor suerte, son ejecutivas y hasta dueñas de negocios y empresas, y otras que tienen que salir de sus casas para continuar sus estudios, teniendo de ésa manera, la vital necesidad de recurrir a la invaluable ayuda de sus propias madres o suegras para que se hagan cargo del cuidado de los hijos, en sus horarios laborales o escolares. Dejar a nuestros hijos en manos de la mamá o la suegra, siempre representará para cualquier mujer, una verdadero sacrificio, no obstante decimos: “vale la pena, porque estamos labrando un futuro para ellos”. Y ahí vamos todos los días muy tempranito hacia donde la mamá o la suegra a que nos cuiden a nuestros cristalitos, durante los 5 días hábiles de la semana y en ocasiones hasta los sábados y domingos. Obviamente los chiquitos se acostumbran a pasar más tiempo con los abuelos que con los propios padres y ésto influye poderosamente en la educación y formación de nuestros menores. Con el paso del tiempo, es muy notorio cuando los hijos se van saliendo de nuestra autoridad, para adoptar moralmente al abuelo o a la abuela, como responsables directos de sus vidas y obedecen más a éstos, que en ocasiones, llegan a sentirse como verdaderos padres de sus nietos que tienen bajo su cuidado. ¿Hasta dónde es válido que la abuela decida qué hacer con los hijos de sus hijos? ¿Qué obligación o responsabilidad moral tenemos nosotras mismas, de acatar sin objetar las ordenes de la abuela cuando cuida a nuestros hijos? ¿Hasta qué punto crean derechos los abuelos, sobre nuestros hijos cuando los dejamos bajo su cuidado? Tengamos en cuenta que los hijos a veces se rebelan, ya no hay más poder humano de convencimiento para ellos, que lo que dictaminan sus cuidadores. No entienden razones, sólo saben que ya no ven a papá y mamá durante todo el día y que por lo tanto, no les queda otra alternativa que obedecer a los abuelitos en todo. Todo ésto mis queridas amigas, acarrea una serie de conflictos emocionales y fricciones familiares, cuando son las(os) abuelitas(os) quienes no aceptan la ubicación, ni la realidad, imponiendo su santa voluntad a los nietos, logrando con ello, dejar a sus propios hijos des-autorizados completamente a ejercer sus derechos y responsabilidades de padres.


FUENTE: http://www.todamujeresbella.com/501/la-influencia-de-los-abuelos-en-loshijos/

Abuelo: ¿Puedes criar a tus nietos? August 29, 2007 REFLEXIONES ROSALINDA WEISZ

Ser abuela o abuelo hoy es muy diferente de lo que fue en otras épocas. La imagen de la abuela de figura generosa y manos hábiles para amasar, la que estaba siempre en la casa y recibía a los nietos con pastelitos recién horneados y una sonrisa serena en el rostro ha quedado entre los recuerdos queridos de tiempos pasados. Las abuelas de hoy son personas activas que mantienen vivos sus intereses y su conexión con el mundo exterior. Muchos abuelos continúan trabajando y se sienten satisfechos de mantenerse independientes y productivos. A pesar de los cambios, los abuelos conservan su importante papel dentro de cada familia, son el puente entre el pasado y el futuro, son la historia que permite a los hijos y a los nietos sentirse parte de un continuo que tiene tradiciones y sentido. Pero el desempeño familiar de los abuelos ha cambiado a medida que la vida moderna se ha transformado, y en la medida que la estructura familiar y las exigencias de la vida han producido nuevos desafíos. Incluso cuando las familias están separadas por grandes distancias, la visita tradicional a la casa de los abuelos se hace por teléfono o por Internet. Aun en el caso de que la familia viva en la misma ciudad, los horarios del trabajo, la escuela y las actividades varias requieren un esfuerzo activo de todos para que la relación con los nietos conserve su fuerza. También existen las familias mixtas, en las cuales los hijos se han divorciado y han formado nuevas parejas y han tenido hijos que también serán nietos. Esto exige paciencia de parte de todos y un interés consistente de parte de los abuelos para establecer una relación afectuosa con estos niños. Quizás el desafío más grande sea el de los abuelos que, por diferentes circunstancias, deciden o a veces se ven forzados a criar a sus nietos y a ser los principales adultos responsables por el bienestar de los hijos de sus hijos. Es esta ultima situación, en la que circunstancias imprevistas impiden a los padres a cumplir con la obligación que les corresponde de proteger, educar y


proveer cuidado físico y emocional a los hijos, la que transforma totalmente la vida de los abuelos.

Cambio de vida En una etapa de la vida en la que el abuelo anticipa días de paz y tranquilidad rodeados de nietos regalones e hijos satisfechos, la obligación y renovada responsabilidad del cuidado de niños se puede transformar en una pesada carga. Criar a un nieto es diferente de criar a los propios hijos. Las razones por las que los niños viven con sus abuelos también crean necesidades sicológicas, educativas y conductuales especiales. Los niños pueden estar enojados o confundidos por la ausencia de sus padres. La abuela puede estar enfrentando su propio dolor, enojo y desilusión acerca de la incapacidad de su hijo de criar a sus propios hijos. El papel de ser padres de una generación a la que no se pertenece presenta retos y dificultades abrumadores. Además de no estar actualizado con las modas, desafíos técnicos, música, actitudes y lenguaje de la juventud, los abuelos pueden enfrentarse con problemas cuando hace falta poner limites o disciplinar a los nietos. Sería un error olvidar que la crianza de los nietos da satisfacciones y ofrece beneficios tanto a abuelos como a niños. Los abuelos brindan a los nietos estabilidad, seguridad, afecto incondicional y modelos de conducta saludables. Muchos abuelos, por otra parte, sienten un renovado propósito vital y un rejuvenecimiento a través de la dedicación y atención de los nietos. Cuidar a los nietos puede ser muy gratificante, pero exige importantes cambios en la vida de los abuelos. Algunos aspectos que se deben tener en cuenta son la situación financiera, social, física, emocional e incluso legal. En estos casos es importante informarse de los recursos que ofrece el gobierno y buscar la ayuda necesaria. Pero aun en la situación mas frecuente, cuando el cuidado de los nietos es temporal y es una manera de estar cerca de ellos y apoyar a los hijos, es importante reconocer que puede haber fricciones y conflictos. Muchas abuelas y abuelos, en su deseo de disfrutar de estos niños que les pertenecen de una manera diferente de los propios hijos, se involucran en la vida cotidiana de las familias ayudando con comidas ricas, transporte y recreación. Esta presencia permanente es bienvenida, pero a veces las demandas de los hijos se transforman en expectativas y resentimiento. Es a través del respeto mutuo, del cariño y de la comunicación honesta que se resuelven estos problemas.

FUENTE: http://www.aldiatx.com/sharedcontent/dws/aldia/columnas/reflexiones/stories/DNreflexiones_16dia.ART.State.Edition1.1353b463.html


EDUCAN_BIEN_LOS_ABUELOS_A_SUS_NIETOS  

Considero que los abuelos aun lo tienen más difícil, pues, a veces, se encuentran con unos nietos exigentes y que no les obedecen; esto choc...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you