Page 1

HOMENAJE AL PROFESOR ROMMEL JUGO VIDAL AUTOR DE “MI HUANCASPATA”

Lo que te canto es para ti. Lo bello de una creación humana sólo puede surgir de un corazón noble, que sabe recibir y dar amor, de alguien que ha sido premiado con el don de la belleza del arte. Tú, amigo Rommel, eres el elegido de las musas del arte. Mi Huancaspata tierra de amor. Los hijos de Huancaspata, a quienes las musas no nos han mirado, te damos las gracias por permitirnos tararear una canción que ya es nuestra, que te la hemos robado para volar imaginariamente al terruño, no solamente en el tiempo presente, sino que, en sus alas de ilusión, volamos a los tiempos de nuestros juegos infantiles, tan imborrables en nuestras mentes, y en esos recuerdos también estás tú Rommel. Porque tú has sido mi inspiración Huancaspata ha sido nuestra inspiración, es también el recuerdo de nuestros maestros y de nuestros padres que han sido y continúan siendo nuestros guías por los difíciles caminos de la vida. Estamos seguros que muchos jóvenes huancaspatinos, hoy avanzan triunfantes por el mundo. De cuando en cuando recordarán y dirán: “yo fui discípulo del profesor Rommel Jugo” Para ofrecerte esta canción. Y yo te ofrezco mi homenaje por habernos brindado tan bello himno, que hace brotar lágrimas de la piedra. Oh, cuantas veces reunidos, hemos mezclado los recuerdos, tu canción y unas copas de vino. Pocos sabíamos esconder esa lágrima que denunciaba nuestra alegría o nuestro dolor envueltos en añoranza.


Tu hermoso Garhuash sobre tu pueblo Cuida sereno nuestro vivir El Garhuash, que nos conoce mejor que nadie, que conoció nuestros pies descalzos, que nos brindó su leña para abrigar nuestros hogares y coser nuestros alimentos, que recogió y guardó nuestras lágrimas y nuestras alegrías de niño, que respondió como un dios el eco de nuestros juramentos. Rommel, en tu canción está dibujada la hermosa montaña de nuestros recuerdos. También el Matca ya te protege Del viento frío que ha de correr. El Matca era nuestro reto. De niño soñába. Un día nos crecerán alas y volaremos por sobre el Matca hacia el oeste, hacia el mar, no habrá cumbre que nos detenga. Rommel, Tu canción nos ha devuelto las alas para revolotear nuevamente sobre el Matca que siempre trató de atajarnos en nuestro camino hacia el oeste, de atarnos a nuestro Huancaspata. El Juramento al pie el Gallo Son los emblemas de tu historial El Juramento, el último descanso, baja tu tercio de leña hermano, ya no falta nada. Vamos a tirar piedras al Gallo. No hay nadie. Mamá nos vio, vamos ya, tengo sed. Rommel, tu canción nos hace andar una y otra vez por esos caminos blancos, curvos. Junto al corazón de Cesar Vallejo, nuestro corazón también va a pie. Ya llegaremos al Juramento a descansar un rato. Tus fundadores allí juraron verte grandiosa Mi Huancaspata bella y gentil. Nuestra Huancaspata, bella y gentil. Los fundadores juraron verla grandiosa. Cada generación ha de renovar este juramento. Huancaspata será cada día más grandiosa, más bella y más gentil cuando el nombre de sus hijos, escritos con la claridad de la ciencia y la belleza del arte, asomen junto a los nombres de aquellos que construyen la historia de nuestra patria grande. Tu nombre Rommel, junto a la belleza de tu canción, ya forma parte de nuestra historia.


Todos te dicen hospitalaria Porque les brindas tu corazón Las huancaspatinas, siempre hermosas, siempre generosas, tienden la colorida y gruesa alfombra, tejida con amor para dar la bienvenida al viajero fatigado. “Tome asiento, sírvase la sopita”. El oloroso mate de cancha hace pensar al viajero: “así debe ser la gloria”. Si, la gloria debe ser como Huancaspata, eso nos dice la canción del profesor Rommel Jugo. Tu agua el chorro es el almíbar El que la toma ya no se va. Nos marchamos, anduvimos muy lejos, más allá, al otro lado de los grandes mares, pero habíamos tomado el agua del chorro. Sí, eso es, es la razón por la que, incluso allende los mares, Hancaspata, el Chorro, el Juramento, el Gallo, la parva, los caminos curvos, la canción de Rommel, aparecen en nuestras mentes, como espejismos que nos ordenan: tienes que volver. Hermoso pueblo suelo querido Tú siempre has sido gracia y bondad Huancaspata oyó nuestro primer grito, nuestro primer llanto. El Garhuash, el Matca, el Gallo supieron que hay un nuevo huancaspatino que amará su suelo con gracia y bondad. Entonces, ordenaron al profesor Rommel Jugo que escribiera nuestro himno “Mi Huancaspata” Hoy te prometo quererte tanto Que nunca, nunca te olvidaré. Esa fue nuestra promesa, no hemos olvidado nunca al pueblo testigo de nuestras alegrías y de nuestras penas, fue nuestro primer universo que nos envolvió con su fuerza telúrica, que nos quemó con su abrazador calor del medio día, que nos heló los huesos con el frio de la noche y nos hipnotizó con la belleza de su inmenso cielo azul, divinamente orlado de estrellas. A todo esto le canta el profesor Rommel Jugo.


Oh…Mamá Nati nuestra patrona Tú que iluminas nuestro existir Te ruego siempre que a mi pueblo A mi Huancaspata le des consuelo, amor y paz. Cristo, en el momento supremo de su muerte dijo “… he allí a tu hijo … He allí a tu madre” … Huacaspata, he allí a tu madre, Marías que nos arrullaron nuestra infancia. Madres, Marías, cuidad a los hermosos niños de Huancaspta, guíalos por los caminos pedregosos hacia la gloria, no les alfombres el camino hacia la deshonra. Niños, escuchen la canción del profesor Rommel Jugo porque en él hay un mensaje de orgullo huancaspatino, de tierna añoranza, de honor, de esperanza, de consuelo, de amor, de paz. Grocio Herrada Vigo Mi Huancaspata Lo que te canto es para ti Mi Huancaspata tierra de amor Porque tú has sido mi inspiración Para ofrecerte esta canción. Tu hermoso Garhuash sobre tu pueblo Cuida sereno nuestro vivir También el Matca ya te protege Del viento frío que ha de correr. El Juramento al pie el Gallo Son los emblemas de tu historial Tus fundadores allí juraron verte grandiosa Mi Huancaspata bella y gentil. Todos te dicen hospitalaria Porque les brindas tu corazón Tu agua el chorro es el almíbar El que la toma ya no se va. Hermoso pueblo suelo querido Tu siempre has sido gracia y bondad Hoy te prometo quererte tanto Que nunca, nunca te olvidaré. Oh…Mamá Nati nuestra patrona Tú que iluminas nuestro existir Te ruego siempre que a mi pueblo A mi Huancaspata le des consuelo, amor y paz.


Homejane al profesor Rommel Jugo Vidal  

El profesor Rommel Jugo Vidal es autor de la canción MI Huancaspata, canción que se ha convertido en himno para los huancaspatinos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you