__MAIN_TEXT__
10 minute read

EL LENGUAJE DE LAS JOYAS

POR SHEILA RAMÍREZ Y MANUEL GRAJALES

Joyas con alma

CUATRO DISEÑADORAS DE JOYAS RECONOCIDAS A ESCALA INTERNACIONAL, REAFIRMAN EL POTENCIAL CREATIVO DE CENTROAMÉRICA A TRAVÉS DE SUS CREACIONES.

Desde épocas remotas, las joyas han ocupado un lugar especial en la humanidad como símbolo de belleza e individualidad. Y si ahondamos en el devenir universal, confirmaremos que son portadoras perpetuas de profundos significados de naturaleza social y cultural. También nos encontraremos con aquellos momentos complejos que cambiaron de manera definitiva la percepción de la vida. La pandemia por coronavirus suma un nuevo capítulo en esta historia... y también muchas lecciones.

PERLAS DE OPTIMISMO

Entre los aspectos que María Echeverri rescata de estos tiempos retadores, destacan la unión generada entre los diseñadores de Honduras y una preocupación compartida por impulsar al país.

En los últimos años, María se ha posicionado con éxito en la escena internacional de la joyería, particularmente en Europa. Su trabajo se caracteriza por el uso de la perla, un elemento que está presente en la mayoría de sus diseños, los cuales están inspirados, muchas veces, en experiencias duras de vida.

“Pero este año decidí ser más positiva y quiero utilizar la perla no como esa forma que se crea tras los ataques recibidos en el mar, sino como un elemento ya formado, con toda su belleza”, comenta la diseñadora que en fechas recientes ganó el premio al Artista del Año 2020 en Palermo, Italia; además del International Prize New York City.

Bajo esta visión, actualmente se encuentra diseñando una mini colección de joyería de la cual decidió ser imagen: “Quiero que la gente vea que María Echeverri no sólo es la marca, sino que detrás hay una persona a quien también le ha tocado vivir toda esta difícil situación por la que estamos atravesando”.

Todo lo acontecido a partir de la pandemia, opina, propiciará el regreso de formas pequeñas y simples, sin embargo, no por ello menos creativas. Esta transformación podría reflejarse en encontrar una relación más humana de los diseñadores y sus clientes, con el objetivo de crear piezas que respondan no a una oferta masiva, sino a un gusto más particular.

MIRADA AL INTERIOR

Mónica Varela coincide que serán aquellas joyas con esencia pura, apegadas al carácter humano y a su entorno, las que trascenderán. Una de las colecciones más íntimas de la diseñadora nacida en República Dominicana es “Hurita”, inspirada en imágenes microscópicas de semillas: “La relaciono mucho con la energía que como seres humanos guardamos en nuestro interior y que muchas veces no logramos distinguir a simple vista”, afirma.

El aislamiento, comenta Mónica, propició un ejercicio de introspección ciudadana y generó una unión nacional valiosa. “La clientela que viajaba con frecuencia al extranjero para comprar joyas, ahora está aprendiendo a apreciar mucho lo que producimos en la isla”.

Con ese orgullo refiere el uso del ámbar de Santiago de los Caballeros y el larimar de Barahona en sus más recientes creaciones en homenaje a su país: “El proyecto surgió de manera muy orgánica y tiene

“Creo en la joyería como un agente de personalidad que nos ayuda a expresarnos”

XIMENA ESQUIVEL

mucho que ver con lo que para mí significa ser dominicana. También es especial porque me permitió conocer familias de artesanos maravillosas”.

Trabajando en estrecha colaboración con maestros artesanos, Mónica Varela ha elevado las técnicas tradicionales de joyería al incorporar de manera audaz fibras microscópicas y elementos impresos en 3D que capturaron su atención durante sus estudios en el Istituto Europeo di Design, en Milán.

TIERRA FÉRTIL

A pesar de las circunstancias, el diseño se abre paso en Costa Rica, afirma Ximena Esquivel. Cuando emprendió su negocio, hace siete años, sabía que sería todo un reto. Como ocurría en otros países de Centroamérica, mujeres y hombres tenían centrada su mirada en alta joyería manufacturada en el exterior. En la actualidad el comportamiento, afirma, es otro.

“Cada vez son más las marcas de joyería que hay en el país. Como gremio nos apoyamos los unos a los otros”, comenta Ximena. Sin embargo, de su visión a futuro no escapa la idea de que este ascenso sature el mercado: “Esto seguramente nos impulsará a ser competitivos”.

En pausa por la contingencia, la diseñadora y su equipo aprovecharon para replantear el modelo de negocio de su firma y fortalecer sus bases.

“Creo en la joyería como un agente de personalidad que nos ayuda a expresarnos”, afirma Ximena, quien interpreta la naturaleza de Costa Rica a través

de piezas de joyería de autor hechas a mano.

“Esta transformación (a raíz de la pandemia) podría reflejarse en encontrar una relación más humana entre los diseñadores y sus clientes”

MARÍA ECHEVERRI

“La clientela que viajaba con frecuencia al extranjero para comprar joyas, ahora está aprendiendo a apreciar mucho lo que producimos en la isla”

MÓNICA VARELA

Mantener viva la riqueza cultural de Guatemala, es una de las principales ideas que mueven a Laura Spillari, quien relata que tuvo la dicha de crecer muy cerca de las artes folclóricas, sin mencionar que nació, literalmente, dentro del Parque Nacional Tikal, en Petén. Esa energía ancestral se hace patente en cada una de sus creaciones, al igual que en su admiración por el hábitat que la rodea.

Y fue el entorno el que dio a Laura una señal asombrosa: “Una fuerte tormenta dejó al descubierto vetas de jade en el río que pasaba en un terreno familiar”. Aquel suceso marcó el inicio de su pasión por la joyería y el de Xibalba Studio, considerado un punto imperdible para el turismo y cuyo portafolio incluye el diseño de coronas de reinas de belleza de Guatemala.

Abrir la tienda en línea y sumar habilidades fueron algunas de las acciones en las que Laura se ocupó durante el confinamiento. Ahora, en la nueva realidad, se enfoca en la reapertura de su estudio abierto y en seguir aprendiendo del mercado en línea.

“Lo que me motiva es la idea de seguir creando, de establecer redes comunitarias. Es momento de estar orgullosos de lo que hacemos con nuestras manos”, afirma la creativa guatemalteca.

Es así como el lujo en Centroamérica adquiere un nuevo significado con joyas que llaman a reconocer con mayor fuerza el potencial creativo de una región

CELEBRACIÓN DE VIDA

que sigue cautivando al mundo.

“Es momento de estar orgullosos de lo que hacemos con nuestras manos”

LAURA SPILLARI

POR FERNANDA CORTINA

Pinturas de estrellas

EL ASTROFOTÓGRAFO MULTIPREMIADO SERGIO MONTÚFAR NOS INVITA A MIRAR HACIA ARRIBA Y REFLEXIONAR SOBRE LA IMPORTANCIA DEL CIELO QUE NO VEMOS MIENTRAS DORMIMOS.

Cuando el Sol duerme y la Luna despierta sucede la magia a través de la lente de Sergio Montúfar. En cada imagen, las estrellas pintan la bóveda celeste de luz. Los horizontes cobran vida bajo el cielo nocturno y desde la mirada del astrónomo, fotógrafo y conservacionista guatemalteco que durante un tránsito de Venus se enamoró de la oscuridad de la noche; justo en el momento donde el planeta se coloca en medio del Sol y la Tierra.

“Fue la primera vez que pude observar algo tan magnifico como la mecánica celeste,” compartió en entrevista el pionero en el campo de la astrofotografía, quien estudió astronomía en Argentina antes de profesionalizarse en el Observatorio Nacional de la Plata. Su trabajo lo ha convertido en un turista astronómico y lo ha llevado a recorrer más de 700 sitios alrededor del mundo, con un marcado enfoque en Latinoamérica.

Sin embargo, el trabajo de Sergio va más allá de la cámara. Desde pequeño observó a las estrellas perderse tras la contaminación lumínica. Activista de la noche, ha colaborado con diversos ministerios y embajadas para recuperar los cielos mayas. Es ahí, asegura, donde está escrita nuestra historia.

“Cuando empecé a investigar me di cuenta de que la esencia de la cultura mesoamericana todavía está viva en nuestras tierras, desde otra perspectiva, en una filosofía que tiene que ver con toda una cuestión macrouniversal”, relata.

Desde hace dos años, con Pinceladas Nocturnas —el proyecto de conservación fundado por Sergio— y la gestión de Antigua Viva, además del apoyo del Instituto Guatemalteco de Turismo, inició la misión de apagar las luces en una calle de la ciudad durante 45 minutos para mirar la noche de otra forma. Las familias, desde entonces, han encontrado en la oscuridad la iluminación estelar que se ha perdido en las grandes ciudades alrededor de todo el mundo, un fenómeno al que no se le presta suficiente atención.

Ciencia, cultura y arte convergen en sus fotografías, pues el impulso cultural y la divulgación científica son tan importantes como la misma imagen. Fotografiando algunos de los sitios más importantes en

PIONERO ESTELAR

El astrofotógrafo afirma ser el creador de la primera imagen de la Vía Láctea tomada desde un avión con paisaje.

“Cuando observamos el cielo, la percepción de la vida cambia”.

SERGIO MONTÚFAR

ASTROFOTÓGRAFO

la región, ha unificado la mirada sobre la cosmovisión indígena: “Uno de los sitios que más me ha impactado es la Cuenca Mirador, yacimiento histórico maya; es la única región de cielos oscuros entre México y Guatemala”, aprecia.

Cuando entra la tarde, la lente de Sergio se encuentra con un cielo que pocos hemos visto, en armonía con la vida nocturna. Entonces sucede: capta luz donde aparentemente no la hay.

EXPERTISE A LA VISTA

Sergio Montúfar fue reconocido como Asesor del Patrimonio Astronómico por la Dirección General de Patrimonio Cultural y Natural y el Ministerio de Cultura y Deportes en Guatemala.

LAS FALLAS DE LA AUTOMATIZACIÓN

EN GENERAL, LAS ORGANIZACIONES SE APRESURAN DEMASIADO Y ESPERAN RESULTADOS EN MUY CORTO PLAZO A LA HORA DE AUTOMATIZAR PROCESOS, POR LO QUE SUELEN COMETER ERRORES EN LA IMPLEMENTACIÓN.

KENNETH CALDERÓN L.

FUNDADOR Y CEO DE EDNA

POR HUGO SALVATIERRA ARREGUÍN

1. OBJETIVOS Si no se definen los objetivos de antemano, no sólo se corre el riesgo de desperdiciar tiempo y dinero, sino también de reducir la tasa de éxito de la automatización, lo que significa pérdida de oportunidades de mejora. 2. PROCESOS NO OPTIMIZADOS Antes de intentar cualquier automatización se debe llevar a cabo un escrutinio más detenido sobre cómo funciona el proceso, cómo lo ven los empleados y si existen datos subyacentes basados en reglas que incluso respalden si resulta conveniente hacerla o no.

3. NO CONTROLAR A DETALLE LA IMPLEMENTACIÓN Se recomienda que un grupo o un individuo (dependiendo del tamaño de la organización) puedan vigilar todo el proceso desde arriba, así como establecer un modelo de “gobernanza” que a largo plazo pueda tomar la forma de un centro de excelencia de automatización de procesos.   

4. HERRAMIENTAS INCORRECTAS  Es recomendable elegir la plataforma que tenga las mejores capacidades para que la organización pueda adaptarse rápidamente. Por ejemplo, si lo que busca es automatizar las tareas de soporte a los clientes lo mejor es utilizar un chatbot, pero si el objetivo es clasificar correos, alguna herramienta de clasificación de datos con Inteligencia Artificial puede ser la mejor solución. 5. GESTIÓN DE CAMBIO  Desarrollar una estrategia de implementación interna integral que incluya un plan de gestión de cambio será de gran ayuda para educar a la organización y mantener a los empleados comunicados.