Llibret Altar del carrer de La Mar 2020

Page 1

Altar del Carrer de la Mar 2020


Nuestra portada: San Vicente Ferrer, obra inacabada, de autor desconocido. Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en FOIOS (Valencia). Fotografia cedida por Manolo Guallart.


Antiquísima Asociación de San Vicente Ferrer Altar del Carrer de La Mar Plaça de la Santa Creu, 2 - baix 46003 València


Edita: ALTAR DEL CARRER DE LA MAR Diseño: EMILIOPENYA Impresión: GRADOM . Artes Gráficas C/. Milagro, 4 - 46003 Valencia Tel. 963 923 637 gradom@gradom.com - www.gradom.com


SUMARIO Junta Directiva .................................................................................................. 5 Clavarios Mayores del Altar de la Calle del Mar ............................................. 6 Clavarios de honor y Colaboradores ................................................................ 7 Saluda del Arzobispo de Valencia ..................................................................... 8

D. Antonio Cardenal Cañizares

Saluda de la Clavariesa Mayor 2019 ............................................................... 10 Dª Mª Carmen García Sentandreu Ilustrísimas señoras clavariesas de la junta directiva 2020 ............................. 12

Angelita Burgos, Pepa Armengol, PepitaPons, María Vicenta Borrell Alós, Mª Amparo Silvestre Guillén y Mª Dolores Boronat Ferre

Honorable 2019 ................................................................................................ 13 María Vicenta Borrell Alós Hitos de San Vicente Ferrer ...............................................................................14 D. José Vicente Castillo Peiró Los frutos del año santo vicentino desde el Colegio Imperial ........................ 18

D. José Ignacio Llópez Guasp, Clavario Director del Colegio Imperial

Los pasos de Fray Vicente por el antiguo Reino de Valencia ........................ 20 D. Rafael Sáez Izquierdo San Vicente Ferrer, el santo del pueblo valenciano........................................ 22 José Salvador Murgui Soriano. Cronista Oficial de Casinos. Académico de la R.A.C.V. Siguiendo los pasos de San Vicente Ferrer por la Vall d’Albaida: Agullent, Albaida, Otos y Terrateig ................................................... 26 Dª María Dolores Boronat Ferre La venta apareguda y curasió de una muda ................................................... 28 M.I. Obituario .......................................................................................................... 30 Galería fotográfica 2019 .................................................................................. 31 Patrocinadores / Publicidad ............................................................................ 43 Programa de Actos de las Fiestas Vicentinas de 2020 ................................... 52

5



JUNTA DIRECTIVA DE LA ANTIQUÍSIMA ASOCIACIÓN DE SAN VICENTE FERRER DEL ALTAR DE LA CALLE DEL MAR Plaza de Santa Cruz, 2, bajo 46003 VALENCIA Consiliario: Presidenta: Vicepresidenta: Tesorero: Secretario: Vocales:

D. José Vicente Castillo Peiró Dª Mª Vicenta Borrell Alós Dª Mª Amparo Silvestre Guillén D. Joaquín Elizalde Urdanoz D. Luis J. Latorre Matute D. Vicente Marco Peris D. Pascual Andrés Torres Dª Josefa Armengol Montagud Dª Angelita Burgos Alcolea D. Antonio Piró López Dª Mª Mascarell Palop Dª Mª José Piró Mascarell Dª Pepita Pons Samper D. Manuel Sáez Izquierdo D. Fernando Navarro Máñez Dª Amelia Silvestre Domingo D. José M. Mascarell Palop Dª Mª Teresa Briz Monrós Dª Mª Pilar Gras Pérez Dª Mª Dolores Boronat Ferre D. Ángel Martínez Pons Dª Ana Pastor Martínez 7


CLAVARIOS MAYORES DEL ALTAR DE LA CALLE DEL MAR 1982: Excmos. Sres. D. Marcelino Alamar Belloch (d.e.p), D.ª María Dolores Llinas Adriaensens (d.e.p.) 1983: Excmos. Sres. D. Vicente Mortes Alfonso (d.e.p.), D.ª M.ª de la Concepción Roure Linhoff (d.e.p.) 1984: Excmos. Sres. D. Miguel Ramón Izquierdo (d.e.p.), D.ª Amparo Quiles Real (d.e.p) 1985: Excmos. Sres. D. Manuel Delgado Peñate (d.e.p.), D.ª M.ª Isabel Rodríguez López (d.e.p.) 1986: Excmos. Sres. D. Antonio Gómez Aleixandre (d.e.p), D.ª M.ª Julia Portilla Crespo (d.e.p.) 1987: Excmos. Sres. D. Domingo de Guzmán Guía Calvo (d.e.p), D.ª Nuria Llobet Olivella 1988: Excmos. Sres. D. Antonio Beaus Codes (d.e.p), D.ª Amparo Climent Gil 1989: Excmos. Sres. D. Rafael Gómez-Ferrer Sapiña (d.e.p), D.ª M.ª José Navarro Toledo 1990: Excmos. Sres. D. Francisco Llovera de Yriarte (d.e.p.), D.ª M.ª Fernanda Manglano Trenor 1991: Excmos. Sres. D. Antonio López Sellés (d.e.p), D.ª Emilia Camps Tarazona (d.e.p) 1992: Excmos. Sres. D. Augusto Vidal González (d.e.p), D.ª Amparo Blasco Argilés (d.e.p.) 1993: Excmos. Sres. D. José Luis Micó Argilés (d.e.p.), D.ª M.ª de la Concepción Chofre Ferri 1994: Excmos. Sres. D. Antonio Sánchez Ariño, D.ª Isabel de Quintanilla Saenz 1995: Excmos. Sres. D. Rafael Tormo Aguilar, D.ª Inmaculada Hernández Castillo 1996: Excmos. Sres. D. Joaquín Borrell García, D.ª Carmina Martínez Ortuño 1997: Excmos. Sres. D. Vicente Domínguez Calatayud, D.ª Carmen Calomarde Piquer 1998: Excmos. Sres. D. Juan-Manuel Llopis Giner, D.ª Magda Torrero Muñoz 1999: Excmos. Sres. D. Emilio Vicente Orts Calabuig, D.ª Inmaculada Hernández Misert 2000: Grupo de 25 Clavarios Mayores 2001: Excmos. Sres. D. Luis J. Latorre Matute, D.ª M.ª Amparo Silvestre Guillén 2002: Señoras Clavariesas de la Junta Directiva 2003: Sras. D.ª Rosario Molina Gómez (d.e.p.), D.ª Josefa Molina Gómez 2004: Sras. D.ª Rosario Molina Gómez (d.e.p.), D.ª Josefa Molina Gómez 2005: Sras. D.ª Rosario Molina Gómez (d.e.p.), D.ª Josefa Molina Gómez 2006: Rvdo. Sr. D. José Vicente Castillo Peiró 2007: Rvdo. Sr. D. José Vicente Castillo Peiró 2008: Excmos. Sres. D. Joaquín Elizalde Urdánoz, Dª. Mariví Borrell Alós 2009: Excmos. Sres. D. Joaquín Elizalde Urdánoz, Dª. Mariví Borrell Alós 2010: Fundación Bancaja 2011: Excmos. Sres. D. Leandro Martínez David, D ª. Encarnación Andrés Ambrona 2015: Excma. Sra. Dª Francisca Cortés Pérez 2016: Excma. Sra. Dª Mª Dolores Boronat Ferre 2017: Excma. Sra Dª Marieta Martínez Casañ 2018: Excma. Sra. Dª Pilar Ineba Tamarit 2019: Excma. Sra. Dª Mª Carmen García Sentandreu 2020: Excmas. Señoras Clavariesas de la Junta Directiva

8


CLAVARIOS DE HONOR Y COLABORADORES Isabel Mª García Sentandreu Mercedes Ortiz Pilar Pradas Climent Carlos Soler d’Hiver Pedro Arrue de Mora Francisco Henche Mª Luisa Climent Inmaculada Arnau López Mª Remedios Jordán Bernat Mercedes Mateu Camundi Teresa Bellot Gil Eva Cholvi Gómez Mª José Bort Millán Rosa Sentandreu Gimeno Mª Fernanda Gómez Bort Rosa Peñas Castelló Jose Luis Suano Furest Carmen Merita Olagüe Carmela Morell Casañ José Salvador Ana Ineba Tamarit Vicente Adán Ten Mª Dolores Tos Boix Mª Dolores Alabarta Benavent Marisa Sánchez de Donderis Adela Raga Espuig Lupe Chuliá Bueso Pilar Cervera Boíls Dolores Calvete Sala Isidro Calvete Sala Amparo Calvete Sala Mª Teresa Gironella Pallarés Isabel Estrela Gozalbes Josefina de Scals Sichar Mª Dolores Hernández Seoane Amanda Jiménez Jalón Mª Rosa Reyes Rodrigo Rosa Arnedo Minguez Pilar Gómez Casañ Cristina Sala Andrés Teresa Andrés Puchol

Rvdo. José Vicente Castillo Peiró Mª José Navarro Toledo Mª Fernanda Manglano Trénor Inmaculada Hernández Castillo Rafael Tormo Aguilar Emilio Vicente Orts Calabuig Inmaculada Hernández Misert Luis José Latorre Matute Mª Amparo Silvestre Guillén Joaquín Elizalde Urdánoz Mariví Borrell Alós Leandro Martínez David Encarnación Andrés Ambrona Francisca Cortés Pérez Mª Dolores Boronat Ferre Marieta Martínez Casañ Pilar Ineba Tamarit Mª Carmen García Sentandreu Josefa Armengol Montagud Angelina Burgos Alcolea Mª José Piró Mascarell Pepita Pons Samper Pascual Andrés Torres Manuel Sáez Izquierdo Mª Teresa Briz Monrós Mª Pilar Gras Pérez María Mascarell Palop Jose Manuel Mascarell Palop Fernando Navarro Mañes Antonio Piró López Amelia Silvestre Domingo Vicente Marco Péris Ángel Martínez Pons Ana Pastor Martínez Aurora Serneguet Serra Valentín Borrell Serneguet Lucía Borrell Frontera Victoria Sales Blasco Carolina Sales Blasco Amparo Latorre Silvestre María Cano Latorre Carla Cano Latorre 9


Valencia, 9 de marzo de 2020 Queridos hijos e hijas: Recibo con agradecimiento la solicitud que me hacéis llegar desde el Altar del Carrer de la Mar, para saludar a cuantos celebrarán las fiestas dedicadas a San Vicente Ferrer. Estamos celebrando en nuestra diócesis un nuevo Sínodo, para renovar nuestra Iglesia desde dentro y tomar conciencia clara de ser Iglesia diocesana “en salida para la misión”, llamados todos a evangelizar. Esta convocatoria tiene sus raíces en la llamada del Papa Francisco a la conversión, a renovar el encuentro personal con Jesucristo, una conversión que devuelva la alegría de la fe y el deseo de comprometerse con el Evangelio. Necesitamos en la sociedad el testimonio de personas de fe, que salgan al encuentro de quienes buscan a Dios sin saberlo. San Vicente Ferrer anunció con palabras y con su propia vida la Buena Nueva; se sintió llamado por el mismo Cristo a predicar por toda Europa occidental el Evangelio; fue el más popular y eficaz evangelizador de su tiempo, contribuyó a la reconstrucción europea con el Evangelio de la caridad, de la alegría y de la paz, buscando siempre la unidad de la Iglesia. San Vicente constituye hoy un estímulo en nuestra diócesis que ha comenzado el camino sinodal, de renovación y evangelización, en el que contamos con la fuerza del Espíritu Santo. “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16, 15). Id es salir –nos dice el Papa Francisco en la Evangelii Gaudium, 20–, salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio, como hizo este gran santo valenciano, Vicente Ferrer. Os invito a escuchar la llamada del Señor a trabajar en su viña; que, por intercesión de San Vicente, seáis en vuestra vida testigos de Jesucristo. Cordialmente en Cristo Jesús

+ Antonio, Card. Cañizares Arzobispo de Valencia

10


11


Bona gent de nuestro querido Altar del Carrer de la Mar: Cuando me dirigí a vosotros hace un año, os agradecí que me pusierais a la vera espiritual de San Vicente Ferrer y, poco después, de su imagen. Pues aqui estoy, en tan maravillosa compañía y, junto a ella, escribo estas palabras. Por ser Jubilar ha sido un año excepcional para los vicentinos y yo he sentido el privilegio de vivirlo. Por muchos motivos ha sido maravilloso pero también ha tenido sus sinsabores y ha sido en esos momentos de tristeza cuando, de verdad, he experimentado la fuerza de la fe, el amparo de nuestra Señora y el ejemplo de la fortaleza de San Vicente. Fue para mí también una bendición tener a mi hermano de mantenedor el día de la exaltación y quiero, ahora, recordar sus palabras: "Eso deseo hoy a todos, que seamos vicentinos, vicentinos de los de verdad. Que nos dejemos llevar siempre del mocadoret de San Vicente, que sabrá guiarnos hacia lo mejor" Gracias y mil veces gracias por vuestra generosidad, vuestra compañía, trabajo, buen humor y ejemplo, en definitiva por ser BONA GENT. "San Vicente de tu mano siempre" Ma Carmen García Sentandreu En Valencia, abril de 2020 12


CLAVARIESA MAYOR 2019

Excma. Sra. Dª Mª Carmen García Sentandreu 13


ILUSTRÍSIMAS SEÑORAS CLAVARIESAS DE LA JUNTA DIRECTIVA 2020

Angelita Burgos

Pepa Armengol

Pepita Pons

María Vicenta Borrell Alós

Mª Amparo Silvestre Guillén

Mª Dolores Boronat Ferre

14


HONORABLE 2019 Mi querido Altar del Carrer de la Mar, desde que llegué por una bonita casualidad al Altar en el año 2008 sólo he recibido de vosotros cariño, amistad y apoyo para las diversas tareas que me habéis ido encomendando a lo largo de estos años. Como Presidenta siempre he contado con vuestra ayuda para que el Altar más antiguo de Valencia sea lo que es hoy, un Altar que sabe trabajar para difundir la Devoción a San Vicent que es en realidad lo que ha todos nos interesa. Este año con vuestra ayuda y comprensión ha sido un año inolvidable para mí y que no olvidaré con facilidad, y sólo puedo deciros gracias, gracias, gracias y pediros perdón por todo el trabajo de más que os haya podido ocasionar en este Año Santo que para mí ha sido inolvidable y gracias a vuestra ayuda he podido trabajar como Honorable 2019 para que San Vicente Ferrer sea reconocido como lo que es : un Gran Santo. Gracias a todos los componentes del Altar y os animo a que sigamos trabajando por el Altar al que tanto queremos. Vixca San Vicent Ferrer !! Vixca el Altar del Carrer de la Mar !! María Vicenta Borrell Alós En Valencia, abril de 2020 15


Hitos de San Vicente Ferrer NACIMIENTO DE SAN VICENTE FERRER San Vicente Ferrer nació el 23 de Enero de 1350, en la calle del Mar de la ciudad de Valencia. Era el segundo hijo del matrimonio de Guillem Ferrer y de Constanza Miquel, que tuvieron tres hijos varones, Pedro, Vicente (nuestro Santo) y Bonifacio, y cinco hijas, llamadas Constanza, Francisca, Inés y tres anónimas. La noticia del nacimiento del segundo hijo del notario Guillem Ferrer fue acogida con grato beneplácito por el Concejo de la Ciudad, que convino apadrinarle Romeu Oblites, Jurat en cap, y los regidores Guillem d’Espigol y Pedro Lamet, como madrina a la noble dama doña Ramoneta d’Encarroz y Vilaragut. Todos ellos se trasladaron a la casa de los Ferrer, desde donde se dirigieron en comitiva con el niño recién nacido hacia la Parroquia del protomártir San Esteban. En Perot de Pertusa, por la disputa surgida entre los padrinos sobre qué nombre, decidió, diciendo: “Llámese Vicente”, en memoria de San Vicente mártir, “por ser aquel día vigilia de tan célebre martirio”. VOCACIÓN DE SAN VICENTE FERRER Es más que probable que por la cercanía del convento de Predicadores a su casa natalicia, el niño Vicente anduviese en sus juegos por los muros del convento. Y cave aventurar que le cautivara la Orden de Predicadores y se sintió vocacionado. “El Señor guie tu ingreso en la Religión... Dios te dé su bendición que la mia la tienes segura mientras vivas,” le dijo el padre a su hijo Vicente, de 17 años. Y el 2 de Febrero de 1367, acompañándole al vecino convento dominicano, pidió al Prior aceptase a su hijo en la Orden. Un año después, el 6 de Febrero de 1368 profesa fray Vicente e inicia el noviciado. En el año 1378 vuelve Vicente Ferrer al convento de su Valencia y en 1379 y es ordenado sacerdote, cuando contaba veintinueve años de edad, siendo elegido Prior en Octubre del mismo año 1379. Pero seis meses después, Vicente Ferrer renuncia al priorato, “por honradez y sentido común”. MINISTERIOS MAGISTRALES DE SAN VICENTE FERRER Durante su estancia en el convento de Lérida, fue profesor de Filosofia Fue en 1389, cuando el obispo de Valencia Don Juan de Aragón confía a fray Vicente Ferrer la cátedra de Teologia de la Catedral de Valencia, para la formación del clero secular, aunque asistían también frailes de otras comunidades y laicos notables en ciencias.

16


VOCACIÓN APOSTÓLICA DE SAN VICENTE FERRER El fraile dominico Vicente Ferrer cesa en la cátedra de Teología de Valencia en 1390, con el fin de acompañar al Cardenal Pedro de Luna, legado del Papa Clemente VII ante las cortes reales de la península Ibérica, para trabajar por la pacificación de la Iglesia Católica, cuando la Cristiandad se había dividido en dos obediencias a causa del Cisma. Pero a pesar de su tesón y empeño pacificador, en el palacio de Aviñón resonaban de tal manera las convulsiones del Cisma, que a fray Vicente le asalta una fiebre abrasadora, que enferma de extrema gravedad. En medio de esta zozobra, se le aparecen San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán, elevando a Dios súplicas por el enfermo. A sus ruegos, condesciende Cristo, le toca cariñosamente le mejilla con su mano y le dice que “imitando aquellos dos Santos, fuese por el mundo predicando a lo apostólico”. Despierta Vicente Ferrer y se nota totalmente curado de sus males. Esto sucedía el 3 de octubre de 1398. Y Vicente Ferrer se presenta al Papa a pedirle su permiso, para emprender su misión apostólica. El 22 de Noviembre de 1399, el padre Vicente Ferrer, que cuenta ya cuarenta y nueve años, deja la ciudad papal de Aviñón y empieza a predicar. Su etapa de apóstol abarcará los últimos veinte años de vida y le llevará por los caminos y pueblos de Europa. SAN VICENTE FERRER EN VALENCIA Recién inaugurado el nuevo año 1409, una carta del rey de Aragón, Martín el Humano, apremiaba al predicador valenciano, a la sazón en Italia, a dirigirse a su reino, ya que barruntaba graves crisis sociales. Aflora la impaciencia y los Jurados de Valencia, en fecha de 25 de abril de 1410, le escriben al padre Vicente Ferrer, a fin de que no os detengais en vuestro camino y apresureis en lo posible vuestra llegada. Y el día 23 de junio de 1410 entró en Valencia el Reverendo Maestro Vicente Ferrer, del monasterio de Santo Domingo. Dos meses permaneció en Valencia y el 20 de agosto continuó su marcha hacia el Sur por etapas cortas y próximo al mar, ya que predicaba en todos los pueblos que encontraba a su paso. SAN VICENTE FERRER Y “ELS XIQUETS ORFENS” Volvía de nuevo a Valencia fray Vicente Ferrer el 29 de septiembre de 1410. Y es en esta época otoñal donde hay que fijar la fundación del Colegio de niños huérfanos. Apaciguados los ánimos, la justicia y la paz han encontrado asiento en el corazón de los valencianos. Pero ahora queda en evidencia una de las secuelas de aquellos largos y enconados enfrentamientos fratricidas: Por doquier 17


pululan infantes y adolescentes, al socaire de la orfandad, del hambre y del pillaje. El padre Vicente Ferrer, que proclama la fe en Dios Padre y, a la par, en el justo Juez, habla al pueblo de lo que todos contemplan en el escenario de las calles de la tan maltratada Valencia. Y, con la fuerza de la caridad, móvil de su misionar, fray Vicente Ferrer logra reunir a los Jurados, para que, fruto de la concordia, se interesen en acoger y atender a tanta niñez huérfana y abandonada a la caridad de los cristianos, señalándoles su sitio en la calle San Vicente (mártir) de Valencia, “en frente de la plaza del Convento de San Agustin, (hoy, Parroquia), intitulando este Colegio o Seminario con el nombre del Santo Niño Perdido”. Este lugar, para albergar a los huérfanos, era un “Hospital con la invocación de María Santísima que Ramón Guillem Catalá, Ciudadano de conquista, fundó en esta Ciudad de Valencia” Al ser expulsados los moriscos de Valencia y de su reino, quedaba sin moradores el Colegio del Emperador Carlos I de España. Y en él se fijan los ojos del Clavario mossén Cristóbal Navarro, quien, vista la estrechez en que vivían los huérfanos, acude a la Corte de Madrid, en octubre de 1619, “para suplicar a sa Majestad el fer merced del Collegi dels moriscos als xiquets de Sant Vicent. El rey Felipe IV escribió a los Jurados de Valencia que por haber cesado con la expulsión de los moriscos el instituto de su fundación, y tener los niños huérfanos de San Vicente Ferrer precisa necesidad de ensancharse de casa por ser estrecha la que tienen. COLEGIO IMPERIAL DE NIÑOS HUÉRFANOS De tan fausto acontecimiento el Clavario Mossén Cristóbal Navarro dejó escrito en su “Llibre Major” que, en el año 1624, Novembre.6. Dit dia passaren los xics al Collegi del Emperador y dormiren en la nit en dit collegi. Este Colegio, que venía siendo ocupado para tantos miles de huérfanos y huérfanas fue su hogar, por espacio de más de tres siglos, se hundió en parte, al mediodía del 8 de Octubre de 1968, con ocasión de unas necesarias reformas. Pero la desolación y el dolor del hundimiento no derrotaron el espíritu y la firme esperanza del Clavario Director, Muy Iltre. Sr. D. José Sastre Ferrer, quien, en la sesión de la Junta de 18 de Octubre, por tanto, diez días después del siniestro, da cuenta del deseo manifestado por el Sr. Presidente (obligaciones ineludibles le impedían asistir) de que se reanudasen cuanto antes las actividades del Colegio, en cuanto a la educación de los niños y niñas se refiere, fin primordial que debe cumplir el Colegio. En Septiembre de 1969, el Colegio se traslada al poblado de San Antonio de Benagéber, distante de Valencia catorce kilómetros, ocupando para la 18


docencia y para albergue provisional de los colegiales la Colonia San Marcelino, regentada por Cáritas Diocesana. El 22 de Noviembre de 1972, los señores de la Junta toman el firme acuerdo de levantar el nuevo Colegio y adjudican la obra a la empresa Constructores Querol, S.A. que, por su reconocida valencianía y afecto al Colegio, acepta la propuesta. Y fijan el año 1977 como plazo, para que las nuevas obras del Colegio tengan ya propia vida y cobija a los huérfanos, esencia de su ser y existir. Por primera vez el Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer construía de planta una nueva Casa. Y a esta Casa llegaban a tomar posesión el Clavario-Director, Rvdo. D. José Vte. Castillo Peiró, y la Comunidad de Hijas de la Caridad en la mañana del 14 de Julio de 1977. Els seus xiquets y xiquetes, el día 18 de Septiembre, a los que abrazaba con calor de hogar. Jose Vicente Castillo Peiró

19


Los frutos del año santo vicentino desde el Colegio Imperial La celebración del Año Jubilar de San Vicente Ferrer, con motivo del VI centenario de su fallecimiento, nos ha traído innumerables frutos. El primero a destacar sería la concesión del jubileo que nuestro querido Sr. Arzobispo, había solicitado a la Santa Sede y que ha acercado la gracia de la indulgencia plenaria a cuantos han acudido a las iglesias jubilares, desde el 9 de abril de 2018 hasta el 29 de abril de 2019, fechas de la celebración litúrgica del Patrón de Valencia, y que, finalmente, se prorrogó hasta el 28 de junio de 2019. A las diferentes celebraciones religiosas y festivas, se sumaron diversas iniciativas civiles, que ponían de relieve, desde ámbitos diversos, la enorme trascendencia de nuestro querido santo. Les Corts valencianes y el Consell de la Generalitat, declararon 2019 como Any de Sant Vicent, y diversas entidades se sumaron a la celebración organizando diferentes eventos, conferencias, exposiciones,… en todas ellas se ha profundizado y puesto de relieve la figura del santo. Desde La Universidad de Valencia, la Facultad de Teología, La Real Academia de Cultura Valenciana, el Museu d’Història de València, etc. Todo ha contribuido a crear un ambiente religioso, cultural, civil y eclesial, entorno a la figura de nuestro Santo muy propia de su trascendencia y de la señalada conmemoración que hemos tenido. En el ámbito del Colegio, me gustaría destacar cinco momentos de este año, que cabría sumarlos a los que ya destaqué en el artículo del año pasado. La designación de la iglesia del Colegio como templo jubilar ha favorecido el acercamiento de muchísimos fieles al Santo a través de esta inmensa obra de misericordia que supone el Colegio que él fundó. Particulares, parroquias y entidades nos han visitado. Y también la reliquia de San Vicente Ferrer ha acercado el Colegio a las localidades donde se ha desplazado. La candidatura del Colegio a los premios Princesa de Asturias de la Concordia a propuesta de Cáritas Española y que ha supuesto, con la implicación de Patronato, el apoyo de muchísimas entidades públicas y privadas que se volcaron brindando su adhesión y apoyo a la candidatura. El Colegio celebró una jornada de puertas abiertas y de agradecimiento el 16 de mayo, en la que participaron numerosas personas y entidades. La procesión vicentina extraordianaria del 7 de abril fue un evento magnífico de devoción vicentina en la que cada agrupación pudo participar llevando su imagen del santo. Los colegiales actuales y la junta directiva de la asociación de excolegiales acompañaron a la reliquia del santo que custodia el Colegio. Fue un hermoso testimonio de gratitud y confianza. La visita del Arzobispo el 30 de abril, para la clausura del año jubilar. Fue para la celebración de la Santa Misa en el día que anualmente el Colegio celebra a su santo fundador. Al término de la misma, D. Antonio sorprendió a todos, anunciando la concesión por la Santa Sede, de la prórroga del jubileo 20


hasta el 29 de junio, día del aniversario de la canonización de san Vicente acaecida el año 1455. El premio de Las Provincias al Colegio como Valenciano del S. XXI el pasado 24 de octubre pasado, que fue una grata sorpresa y que, desde el colegio, recibimos con gran alegría y gratitud. Resultó muy emotivo que en su discurso el vicepresidente del patronato, D. Rafael Perales recordara al recientemente fallecido presidente M.I. Dr. D. Juan Miguel Díaz Rodelas.

Quedan en el recuerdo de esta generación tantos y tantos eventos en los que hemos vivido y compartido la cercanía y la hermandad entre los altares, asociaciones y devotos de San Vicente. Sin duda, todo ha contribuido a una mayor valoración de nuestra identidad vicentina. Y no deja de suponer todo un reto para continuar, con los mismos sentimientos, la tarea evangelizadora, pacificadora y caritativa que él inició en su vida. Nuevamente, como ha venido sucediendo en estos seiscientos años, a lo largo del pasado año en la conmemoración de su fallecimiento, San Vicente Ferrer ha sido causa de gloria a Dios, en Valencia, su tierra y en el Colegio de Niños huérfanos que él fundó. A Déu, donem-li glòria!. D. José Ignacio Llópez Guasp, Clavario Director del Colegio Imperial 21


Los pasos de Fray Vicente por el antiguo Reino de Valencia Como bien conocemos el Pare Vicent Ferrer anduvo incansablemente caminando para predicar por todos los pueblos por los que pasaba. En 1411 inició una andadura por el antiguo Reino de Valencia en su marcha hacia tierras castellanas, concretamente a Murcia, que por aquel entonces pertenecía a Castilla. Según los cronistas, predicó en Teulada donde vivía su hermana Constanza, a la que tenía un gran afecto y pronunció un sermón desde la ventana de la casa, también lo hizo a la salida del pueblo, donde como recuerdo de esta predicación existe una ermita dedicada al santo. También en este mismo pueblo, según la tradición, hizo brotar agua de unas piedras en un paraje completamente seco, a petición de su hermana Constanza y se construyó como recuerdo una ermita que todavía existe llamada, la Font santa. Siguiendo su itinerario, pasó por Xixona, pueblo donde nació su madre y en el que hay un retablo de azulejos que lo acredita. Continuó viaje e hizo un alto en el camino en El Raspeig, congregando a muchas personas para escuchar el sermón que pronunció en una ermita que había dedicada a S. Ponce. Uno de los presentes le pidió agua para los campos, a lo que el santo contestó “aquest poble es sequet pero sanet”, palabras que figuran en su escudo municipal y a partir de entonces se adoptó el nombre por el que se le conoce de Sant. Vicent del Raspeig. El Concejo de Orihuela era el guardián de la frontera meridional valenciana, enfrentándose constantemente con las incursiones de los musulmanes de Granada; conscientes del problema, sus autoridades se dirigieron al Padre Vicente, hombre con fama de grandes dotes de pacificador, en la que se exponía que su tierra era muy viciosa y abundante de malicias, lo que indicaba que el final de los tiempos se encontraba cercano, deseando las gentes acogerse a la verdad de la fe católica y desterrar los vicios; esta carta se la entregó en mano el caballero Jaume Terrés. El dominico contestó haciéndoles gracia y merced de predicar, según los términos de la época, tras visitar otras tierras. Llegó a la entonces villa de Oriola, tal como se había comprometido con el Concejo, predicando en el lugar donde se erigía la ermita de la Virgen de Monserrate. Su costumbre era entrar montado en un asno y seguido de una gran cantidad de personas, fieles flagelantes, personal de servicio 22


y acompañado de notarios que daban fe de las conversiones y milagros. En esta villa dejó constancia en dos ocasiones de su poder milagroso: En la primera libró del maligno a una doncella endemoniada poniéndole la mano en la frente y diciendo “Siempre Jesús”, el segundo milagro tuvo como protagonista a otra mujer, “lastimada a cada paso que daba de un hipo que parecía que se le saliese el alma”, también sentenció la muerte del prior de un convento oriolano. Al parecer el hecho debió ocurrirle al prior de los Agustinos, pues según la tradición Fray Vicente se hospedó en el convento de la Orden de la Merced, en cuya iglesia predicó. Lo que aconteció tuvo relación con lo que hoy llamaríamos “celos profesionales”, ya que el prior no solo hablaba mal de la persona del maestro Ferrer, sino también de la doctrina que predicaba. El fraile malicioso llegó a convencerse de su error y estando el dominico de camino hacia Murcia, lo alcanzó y le pidió perdón, respondiéndole que ya lo había perdonado, pero que se pusiera en paz con Dios, pues su muerte estaba muy cerca. Tras ello, en el mismo momento que Fray Vicente comenzaba a predicar, dicho prior emprendió el regreso hacia su convento. A mitad del sermón el dominico dijo a los asistentes: “Rogad a Dios hermanos por el alma del padre que visteis hace poco que vino a despedirse de mí, porque ha fallecido”. Al concluir la predicación se le acercó uno y le dijo al santo, que el prior, apenas había caminado “unas seis millas cayó súbitamente muerto”. Estos son los milagros y la sentencia que los biógrafos atribuyen al Pare Vicent, por estas tierras. Sin embargo, lo más extraordinario realizado por él fueron los frutos espirituales logrados entre los vecinos. Así, por carta el Concejo Oriolano lo comunicó al obispo de Cartagena, Pablo de Santa María, el cual era judío converso y había nacido en Burgos, siendo su verdadero nombre Selemoh Haleví y después conocido también como “El Burguense” y a raíz de esta comunicación al obispo fue enviada una petición al fraile dominico para que visitara Murcia. Entre los logros alcanzados tras la predicación en Orihuela, se encontraban los siguientes: se dejó de jurar en vano, se clausuró la tahuería y el Concejo renunció a los derechos que tenía sobre la misma, se empezó a guardar todas las fiestas de precepto, se hicieron ciento veintitrés paces entre los vecinos, de los que la mayoría eran por muerte y otras por amputaciones de miembros. Con ello se consumó la predicación del Maestro Ferrer en Orihuela y, a partir de entonces, se comenzó a tener gran devoción al mismo, máxime tras su canonización por Calixto III, el 3 de junio de 1455. Rafael Sáez Izquierdo

23


San Vicente Ferrer, el santo del pueblo valenciano Me invitan a escribir un artículo sobre san Vicente Ferrer, para el programa que edita el Altar del Mar. El Altar que celebra su fiesta en la casa natalicia de nuestro santo. Desde muy pequeño aprendí una estrofa de los gozos que desde siempre se han cantado en mi pueblo, en Casinos, donde además de tener el santo, dedicada una de las principales calles, se celebra su fiesta desde el año 1.800. La estrofa dice así: “El precioso manantial, del pozo de vuestra casa, concede salud sin tasa, al que bebe en su cristal, quedando con tal favor, de todo mal libre y sano. Sednos padre defensor, ¡Sacro apóstol valenciano!” Este es el momento en el que los gozos, anuncian el pozo de vuestra casa, el “Pouet de San Vicent,” ese lugar que encierra tanto encanto en la casa que vio nacer y crecer a san Vicente. Hablar en el Siglo XXI de nuestro santo, es hacer un paréntesis en la historia de Valencia y de sus pueblos para adentrarnos en la figura de San Vicente y recordar su andadura no solo por el mundo, sino por las tierras valencianas. Importantes estudiosos, e importantes estudios nos acercan a su figura, su trayectoria y su vida. San Vicente Ferrer, estuvo en Llíria, y posiblemente también llegó a Villar del Arzobispo, donde tiene una ermita dedicada. Obligatoriamente para ir de Llíria a Villar, san Vicente tuvo que pasar por las tierras del Más de Casinos, que en aquellos años dependían de Lliria, pues la Parroquia Santa Bárbara de Casinos, la funda el Exmo. Y Rvdmo. Arzobispo de Valencia D. Francisco Fabián y Fuero en 1788. San Vicente desde la construcción del templo parroquial, siempre tuvo su altar en Casinos, y se celebro su fiesta cada lunes de la octava de Pascua Florida, con solemnes “Misas Mayores”, el comulgar de impedidos, la procesión con su guión y bandera, la representación de los “Milacres” en su calle, con escenarios que iban de balcón a balcón, y los días siguientes la novena, que acababa con el recitar de las poesías dedicadas al Santo. La calle era adornada con banderas, mantones en los balcones, gallar24


detes, y hasta algunos años con “confits de panolla” la tía Paquita Pérez Sancho (Paquita la del Rullo) hacía unas majestuosas lámparas para adornar la calle. Una fiesta en la que no faltaba ni la música, ni los truenos, ni las rifas de “Monas de Pascua”, o “Brazos de gitano” para sufragar los gastos de la misma. En los últimos años, era la “Tía Rosario Faubel,” la que se encargaba de organizar la fiesta del día. La globalización, la fiesta del domingo o del lunes, el desparecer de las personas que han vivido en la calle, dando paso a la despoblación, va dejando en un reducto esta gloriosa fiesta anclada en la historia, que dio vida a los vecinos de Casinos del siglo pasado. Cada lunes de la octava de Pascua se celebra la Eucaristía en honor del Santo, pero lo que es la fiesta en sí, queda reducida a un día de “torrá” en el campo, celebrando una prolongación de las fiestas pascuales.

Atrás quedaron aquellos cantos de la “Tarara”: “La calle de San Vicente, está cubierta en un velo, voy a entrar y no se ve, voy a salir y no puedo.”

Estos cantos hacían referencia a la cantidad de gente que se congregaba para participar en la fiesta, o para ver “ El miracle del mocadoret” que cada año se representaba. Era el motor de la fiesta para entretener a un pueblo y a su juventud, y para unir a familias, vecinos y amigos que esperaban la fiesta como esa válvula de escape para disfrutar del momento, y empezar nuevos noviazgos, fruto de los encuentros de esos días. Acabo escribiendo una de las poesías que recitaba cada año los últimos días de la Novena, la rapsoda Andrea García, que siempre acababan arrancando el aplauso de los asistentes a la novena. Después de cantar los Gozos y como colofón del acto Andrea deleitaba con su buen decir, con estas palabras:

25


“A la Verge del Roser, demane favor i ajuda perquè miracles diré, d’un angel per criatura, d´este Sant Vicent Ferrer. La seua vida pasmosa, jamai es pot explicar, perquè és molt defectuosa, i m´hauran de perdonar si els falte en alguna cosa. És que trobant-se embarasada, este si que és cas meravellós, Na Constança una vesprada, és sentí lladrar un gos, i és quedà tota espantada. El bisbe fou sabedor i a sa mare li digué: “- no té que tindre temor, que el que tindrá vosté serà un gran Predicador”. Naixqué Vicent i es crià, sempre en el Temor de Déu i en tot el que predicà, digué: “-Fills meus, temeu a Déu, mireu que el juí vindrà!” Un xiquet molt xicotet que dos mesos no tenia, d’un dolor aflegidet, Sant Vicent, així li deia, “-Què tens o què vols xiquet?” “-Salut! Sant Vicent voldria!”, Respongue el chicorrotet; Diu Vicent: “-dolor deixa el xiquet, i que mame en alegria”, i quedà bo l’angelet. Una muda allí vingué, i diu Vicent: “-Què vols llenguda?”

i la muda respongué: “-Parlar vull! I quedà muda, perquè no li convingué. Anà el sant a predicar un any a una població, i a casa un particular, mentrestant digué el sermó, el burret es va deixar; uns estudiants que allí hi havia, entre rialla i alegria, volgueren experimentar la virtut que el Sant tenia: Diu u: -Jo pujaré en el burret a cavall, i corrent amunt i avall, dos mil miracles faré!” Molt content, i molt ufá, pujà en el burro a cavall i el burret com qui no ho fa, el tirà un bac i el deixà, sense dir ací en fa mal. Tots confusos es quedaren al vore aquella desgràcia, a Sant Vicent el portaren, i el sant en molta eficàcia, li digueren: “ Pare Vicent, un pobre que esta gelat com la neu d, un bac del seu burret, ¡vinga per l,amor de Deu a remediar este fet!” El Sant, la cara els gira i al vorels tan confusos de resposta els va tornar: “Qui us mana tractar en burros Jo no puc anar allà.” “-Aneu, porteu el burret on està el pobre difunt, i suposat que ell ho ha fet, 26


ell li donarà vida al punt, i altra volta estarà quet”. Ho varen executar com Sant Vicent ho manà: Al burret varen portar, i en el seu pròpi alé el tornà a ressuscitar! Què no és cas d´admiració, vore un burro fer milacres?

Què més gràcia i què més do? El que no faran els altres ho fará este sant barò. Dóna cames als tullits, als estudiants memòria, als justícies concòrdia, consola als afligits, i a tots els devots, La Glòria! Visca Sant Vicent Ferrer!

San Vicente Ferrer, hoy sigue estando presente en Casinos, en la Iglesia Parroquial de Santa Bárbara, en una imagen del año 1940, obre del escultor Valenciano, Antonio Sanjuan; en una pequeña imagen que corona el Sagrario, de la Capilla del mismo nombre en la Parroquia, que fue bendecido el 30 de julio de 1993; en la Reliquia que se venera el día de su fiesta, y en los azulejos que se pueden ver en la calle de su nombre. San Vicente anunciador incansable de la palabra de Dios, ilumine a nuestros pueblos, y sea con Valencia propicio, de quien es lustre y honor. José Salvador Murgui Soriano. Cronista Oficial de Casinos. Académico de la R.A.C.V. 27


Siguiendo los pasos de San Vicente Ferrer por la Vall d’Albaida: Agullent, Albaida, Otos y Terrateig El pasado año 2019, “Año Jubilar Vicentino”, nuestro Altar inició una nueva actividad anual, coincidiendo con el 600 Aniversario del Nacimiento de San Vicente Ferrer en el Cielo. Si entonces viajamos a tierras castellonenses del Bajo y Alto Maestrazgo, este año nuestro destino viajero fue a la Comarca Valenciana de La Vall d’Albaida, visitando las poblaciones de Agullent, Albaida, Otos, y Terrateig, teniendo como última ciudad a visitar Gandia, capital de “La Safor”. Comenzamos el día con la Santa Misa matutina, celebrada por el padre Heredia en” El Pocito”, nuestra Iglesia. El “impecable” autocar de la empresa Vial, nos aguardaba en nuestra preciosa “Glorieta”. Alegres y motivados por disfrutar un día de “auténtica germanor”, salimos dirección hacia Agullent, bendecidos por San Vicente Ferrer con un día cálido y luminoso. La población de Agullent se vanagloria de tener dos ermitas dedicadas a nuestro Santo Patrón : la Ermita VELLA o Vieja, y la Ermita NOVA o Nueva, muy próximas una de la otra. Se encuentran en un bonito paraje, de gran valor arbóreo de la Comunidad Valenciana. La Ermita VELLA es una pequeña construcción con aspecto de barraca, que se conserva en su apariencia, pues era donde SanVicente Ferrer se retiraba a descansar, como si de un ermitaño se tratara, cuando predicaba en esa población en el año 1410. Allí obró el Santo el “Milacre de la Llantía” o “Milagro de la Lampara”, el 3 de Septiembre de 1600, otorgando la curación de una mortífera epidemia, la peste, que afectaba las gargantas de los lugareños. La ermita NOVA se construyó en 1745, y restaurada en 1992. En ella se conserva la “Llantía” o “lámpara” en lugar destacado junto al Altar Mayor, con el aceite que tuvimos el privilegio sede ungir en nuestras gargantas. Cada año, el primer sábado de septiembre celebran en Agullent una procesión nocturna con antorchas, para rememorar dicho milagro, caminando desde el pueblo hasta las ermitas. En sus escalinatas dejamos constancia fotográfica de nuestra visita, y allí mismo dimos buena cuenta del tradicional “esmorsaret”, que portábamos desde Valencia. Continuamos viaje, haciendo una “ cultural parada” en la cercana ciudad de Albaida, que da nombre a la Comarca, visitando la Iglesia de la Asunción, orando ante su Patrona, la Virgen del Remedio. Cercano a la iglesia se encuentra el Museo Segrelles, donde nos recibió un descendiente del insigne pintor albaidense. Recorrimos la Casa-Museo anclado en el tiempo, como si en una de sus estancias nos estuviera esperando José Segrelles Albert, pintor de innumerables cuadros, teniendo a San Vicente Ferrer como personaje principal. 28


Nuestra siguiente parada fue en Otos, pueblo de los ‘relojes de sol”, a los pies del Benicadell, para degustar una suculenta “caçola de arrós al forn” en el restaurante “Ca les Senyoretes”. Con el “estómago lleno y el corazón contento”, reanudamos nuestro viaje, pasando por pueblos industriales y agrícolas como Palomar, Castellón de Rugat, Lloc Nou de Sant Geroni, donde nos espera en un próximo viaje una interesantísima visita a su Monasterio de Sant Geroni de Cotalba. Vimos en Terrateig la ermita dedicada a San Vicente Ferrer, construida frente a un pino, a cuya sombra predicó el Santo un 9 de Noviembre de 1410, y junto a la cual hay un pozo, cuyas aguas hizo brotar San Vicente. Finalizamos nuestro viaje en la Ciudad Ducal de Gandia, capital de “La Safor”. Visitamos el Palacio de los Borja o Ducal, casa natalicia de San Francisco de Borja. Este palacio está considerado una de las mansiones señoriales más importantes de la Corona de Aragón de su época. Regresamos a Valencia con el Espíritu Vicentino más elevado, si cabe. “Visca Sant Vicent Ferrer per Terres Valencianes”. Maria Dolores Boronat Ferre

29


La venta apareguda y curasió de una muda. M.I.

Sinopsis En l’añ mil cuatresents y nòu, pòc mes ó meñs, pasant el Pare Sen Visènt Ferrer per les montañes de Albaida, acompañat de sa numerosa comitiva, advertint que la chent cansada y falta de aliment desfallía, els digué: “Fills, confiant en Deu. Darrere d’eixa montaña que se nos oferix á la vista encontrarem una venta nòva, cuyo huéspet els regalá en abundansia.” Pasaren avant, y habent fet algo de camí, cridá el Sant á ú de sa compañía (que no donaba asens als seus milacres y solament el seguia per agradarli la sehua doctrina) y li digué que tornara á la venta y li duguera el bonet que s’habia deixat en ella. Aná el hòme corrent al siti y parache mateix ahon habien deixat la venta, pero ni encontrá venta, ni el menor vestichi de tal fábrica. Solament encontrá el bonet pendent d’una rama d’un abre. y coneixent d’así, que aquella aparent fábrica y el abast de la chent, tot habia segut milagrós, deprengué á creure en les maravilles del Sant. Qui el mateix dia doná la paraula á una òbra muda qu’en el camí l’ixqué al encontre y li demaná la salut.

Directora Artística Laura Castillo Alfanjarín

Personajes La Muda Martí Sant Vicent acompaña al Sant acompaña al Sant El ventero Llec Cheròni

Actores Rosa Helena Hernández Ramos Marcos Díaz García Artur Mahiques Vidal Leidy Alba Puado Esono Alyson Valero Furió Noah López Calomarde Alfredo Montagud Gómez Darfe Rodrigo Soriano 30


Los actores del milagro delante de un mural cerámico de San Vicente Ferrer en el patio del Colegio Imperial

31


OBITUARIO

Ha muerto Mª Carmen Sentandreu Gimeno, miembro incondicional de nuestro Altar, siempre dispuesta a participar y disfrutar de nuestras fiestas vicentinas. Ella recogió el testigo de la devoción a su “vecino” San Vicente de su madre y, a su vez, supo transmitirla, impregnándola de su alegría y elegancia. Quiso, en su última voluntad, declarar “profesar la religión católica apostólica romana, en cuyo seno ha vivido y desea morir, y que tiene especial devoción por la Inmaculada Concepción, en cuya intercesión pone la salvación de su alma. Y manda se celebren misas gregorianas en sufragio de su alma en la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer.”

Supo disfrutar de la vida y vivió y murió siendo vicentina.

Siempre la recordaremos con cariño. Mª Carmen García Sentandreu 32


GALERÍA FOTOGRÁFICA 2019

33













C/Mendizábal, 3 46100 BURJASSOT (Valencia) Tel. 963 160 370 - 639 659 678 Fax. 963 645 007 erdi.sl@construccioneserdi.com www.construccioneserdi.com


Señorío de Adériz S.L. Avda. Marqués de Sotelo, 4-7ª 46002 Valencia


Roger de Lauria, 8 • 46002 Valencia Tel. 963 514 807 - 963 690 560 • fax. 963 941 553 www.floramanda.com • comercial@floramanda.com


Interiorismo - Proyectos - Decoración

Inmaculada Hernández Castillo C/ Pizarro nº27 - 4ª, 46004 Valencia 609.605.176 ihernandez@hernandezmompo.es


ALMACÉN Pol. Ind. Poyo de Reva - Sector 12 C/. de las Jacarandas, s/n Tel. +34 · 961 667 028 Fax +34 · 961 667 206 46394 RIBA-ROJA DE TÚRIA (Valencia) España MERCADO MERCOVASA PUESTO 30 Tel. +34 · 961 472 171 Fax +34 · 961 472 176 46540 EL PUIG (Valencia) España MERCADO DE ABASTOS DE CASTELLÓN PUESTO NÚMERO 5 TEL. +34 964 730 717 12006 CASTELLÓN (Valencia) España



Ercilla, 17 • Teléfono : 963 916 049 • 46001 Valencia Fabricante núm. 39



Más de 70 años imprimiendo tus ideas DISEÑO GRÁFICO . DISEÑO IDENTIDAD CORPORATIVA CATÁLOGOS . CARTELES . TARJETAS DE VISITA . FOLLETOS REVISTAS . LIBROS . CARPETAS . SOBRES . CALENDARIOS IMPRESIÓN DIGITAL . IMPRESIÓN OFFSET . SELLOS CAMISETAS . CHAPAS . IMANES . TAZAS . PARCHES c/ Milagro 4 · 46003 VALENCIA .

96 392 36 37 . gradom@gradom.com . www.gradom.com

/GRADOM.artesgraficas

@GRADOM.artesgraficas

@_gradom_

Felices Fiestas Vixca SanPatronales Vicent! de La Punta 2018!


Programa de actos de las Fiestas Vicentinas de 2020 Viernes 31 enero • 20:00 h. en la Iglesia de San Juan del Hospital, celebración de la Eucaristía. Proclamación de las Clavariesas Mayores de 2020 Excmas. Señoras Clavariesas de la Junta Directiva Jueves 16 abril • 16:30 h. Sede social de la ONCE. Gran Vía Ramón y Cajal, 15, Valencia. Participación en el Concurso de Milagros interpretando “La venta apareguda y curasió de una muda” del autor M.I. Domingo 19 abril. Festividad del Altar de la calle del Mar • 12:00 h. Misa cantada en la Iglesia de la Casa Natalicia • 13:00 h. Procesión con el Santo desde la Iglesia por las calles de la Paz y del Mar hasta el Altar situado en plaza de Tetuán, 23, acompañado por la Banda de Música de Campanar. Recibimiento en la entrada en la calle del Mar a los sones del pasodoble Valencia • 14:00 h. Subida del Santo al Altar. Representación del milagro. “La venta apareguda y curasió de una muda” del autor M.I. • 15:00 h. Comida en la Real Sociedad Valenciana de Agricultura • 18:30 h. Representación del milagro • 19:30 h. Actuación del grupo de Rock católico Kénosis Lunes 20 abril. Festividad de San Vicente Ferrer • 10:00 h. Santa Iglesia Catedral. Misa pontifical cantada presidida por el Rvdo. Sr. D. Antonio Cardenal Cañizares, Arzobispo de Valencia • 12:00 h. Concentración en el centro de la plaza del Ayuntamiento para participar en la Ofrenda de flores a San Vicente Ferrer en la Casa Natalicia. Depósito de corona de laurel al pie de la estatua. Interpretación de los himnos regional y nacional. Disparo de una mascletá • 15:00 h. comida en la Real Sociedad Valenciana de Agricultura • 19:00 h. Procesión solemne con la imagen del Santo y con la Reliquia, recorriendo los lugares vicentinos y entrando en la Catedral por la puerta románica • 21:00 h. bajada del Santo y traslado en procesión hasta la casa de la Clavariesa de 2019 Jueves 2 mayo

Nuestra portada: • 20:00 h. Iglesia de la Casa Natalicia. Misa en sufragio San Vicente Ferrer, obra inacabada, de autor desconocido. familiares y vecinos difuntos Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en FOIOS (Valencia). Fotografia cedida por Manolo Guallart. 54

de los asociados,


55


ZAS A L P E RVA D 2021 0 2 RESER 0 2 CU SO 56


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.