Issuu on Google+

32 etc

Jueves, 23 de julio de 2009 La Opinión de Granada

Gatos pardos Famoso en toda España por ser el escenario de una de las canciones de desamor más populares de Los Planetas, el bar de López Mezquita sigue recibiendo visitas de fans curiosos. POR EDUARDO TÉBAR

Al Amador, por si apareces

Ω “He pasado por tu calle veinte veces /y siempre voy al Amador por si apareces”, cantaba Jota, líder de Los Planetas, en el estribillo de ‘Qué puedo hacer’. Corría el año 1994 y el tema se convirtió en un himno del pop independiente en España. Una historia de desamor mostrada con crudeza; especialidad marca de la casa desde aquel ‘Super 8’, álbum de debut de los granadinos. La canción relata la historia más común del universo adolescente. El chico lleva años esperando ser correspondido por la chica de sus sueños. Pasea cerca de su casa, la aguarda en el garito de moda. Pero nada. Nunca la encuentra. Y cuando coinciden, se queda paralizado y no sabe cómo actuar ante la frialdad de su amada. Al final, el chaval tira la toalla. “Estoy harto de esperar”, concluía Jota tras una madeja de distorsión. El Amador del que habla la letra está en la calle Pintor López Mezquita, haciendo esquina con Pedro Antonio de Alarcón. El propio cantante de Los Planetas recuerda hoy, a propósito de los quince años que cumple el disco, la fuerte capacidad de identificación de aquellas composiciones. “Expresamos sentimientos muy universales. Cosas que les han pasado a todos en algún momento de su vida”, le comentaba Jota al arriba firmante

hace un mes. “Me consta que muchos seguidores de Los Planetas siguen viniendo a Granada para conocer el Amador, el bar de la canción”. Publicidad impagable. El entonces cuarteto, que dio sus primeros conciertos con el nombre de Los Subterráneos, no imaginaba la repercusión de ‘Qué puedo hacer’. Tampoco los responsables del local, abierto desde 1987 en la zona juvenil del tapeo. Sin embargo, la publicidad de aparecer en el texto ‘planetero’ no tiene precio. Miguel lleva al frente del Amador algo más de un lustro. Es el cuarto regente de la historia del bar. Todavía explota de asombro por la vigencia de la canción de marras. “Ocurre cada fin de semana. Y más cuando hay puente. Se trata de turismo nacional, sobre todo el levantino y el procedente del norte de España. Vienen por el tema de Los Planetas. Son fans. Algunos, incluso, maduritos de 50 años con tatuajes del grupo en la muñeca. Bestial”. En la actualidad, existe una nutrida comunidad de simpatizantes del Amador en Facebook. No obstante, la popularidad del establecimiento deriva en ocasiones en pequeños chascos. “El ‘popero’ que viene se cree que será un bar muy modernillo. Y

Gatos pardos

La terraza del Amador es la protagonista en las noches de verano. JUAN PALMA

Más datos Dirección Calle Pintor López Mezquita, 13 (esquina con Pedro Antonio de Alarcón).

Horario Abierto todos los días desde las 20 horas (en verano). Los fines de semana cierra a las 1 ó 2 de la mañana.

Ambiente Bar de tapas clásicas (hamburguesas, lomo) con terraza en verano y rock granadino.

E-Mail baramador@hotmail.com

nada más lejos de la realidad. Una vez entró uno y sonaba Sociedad Alkohólika. Salió fuera y volvió a leer el cartel. Preguntó extrañado si era el bar de Los Planetas”, cuenta Miguel. Rock ‘granaíno’. En efecto. Que nadie espere escuchar las nuevas sensaciones del panorama ‘indie’. En realidad, los parroquianos del Amador acostumbran a repasar los éxitos de Extremoduro, Platero, AC/DC o Guns n’ Roses. Mientras se produce la charla con Miguel, fluyen entre la humareda las hebras de un recopilatorio de Mano Negra.

Con todo, el Amador defiende su condición de ‘bareto’ de músicos. “Ponemos mucha musiquita de Granada, por el rollo de Los Planetas. La temporada que viene queremos vender maquetas para apoyar a toda la gente que viene. Por aquí han pasado habitualmente miembros de Los Planetas, Lagartija Nick, Eskorzo, María del Mal... Casi todos los músicos granadinos. También nos visitó una noche Quique González”, rememora Miguel. “Se sienten como en casa. Y nosotros alimentamos el ambiente musical porque nos gusta mucho la música. Mantenemos muy buena relación con las bandas noveles de la ciudad. Casi todos los camareros que han trabajado aquí han sido músicos o lo son en la actualidad. Todos menos yo”, sonríe el ‘jefe’ del Amador. Ahora, en verano, la terraza se llena cada noche. Una clientela que oscila entre 18 y 35 años, con inclinaciones por el ambiente hippy. Además, computan a favor las tapas, verdadero atractivo de la tasca. “El anterior dueño ofrecía unas tapas muy pensadas para el turismo. Yo les he dado un giro para captar más clientela granadina. Hemos regresado a los clásicos: lomo con queso, hamburguesa o pinchito”. Aunque para clásico, ese estribillo de Los Planetas. b


Al Amador, por si aparecen