2 minute read

Brother amplia su gama de impresoras de etiquetas de sobremesa con la nueva TD-4210D

Con el objetivo de cubrir todas las necesidades de distintos sectores de actividad, Brother, experto en soluciones de impresión, identificación y digitalización, ha ampliado su extensa gama de impresoras de etiquetas de sobremesa TD con la nueva TD-4210D, que ha sido diseñada para volúmenes medios de impresión, de hasta 1.000 etiquetas al día, y que garantiza una producción de etiquetas de alta calidad y una mayor productividad, que consiguen reducir los errores.

Para una mayor facilidad de integración en los entornos de oficina, la impresora TD-4210D es compatible con los lenguajes de impresión ZPL, EPL y DPL, muy demandados en sectores como transporte y logística, retail o restauración. Además, su fácil integración y compatibilidad con programas de diseño de etiquetas altamente extendidos, como Bar-

Advertisement

Tender, le permite abordar las necesidades de etiquetado, códigos de barras, etc., más complejas de los usuarios, agilizando los procesos manuales, y proporcionando un importante ahorro de tiempo a los empleados, que ahora pueden trabajar de forma más eficiente y sin errores. La nueva TD-4210D es muy versátil, ya que permite imprimir etiquetas en una gran variedad de soportes – desde pulseras identificativas hasta etiquetas de cuatro pulgadas –, a una velocidad de 127mm/seg. y una resolución de 203ppp. Asimismo, los usuarios tienen la opción de personalizar la impresora con diferentes accesorios que contribuyen a reducir el tiempo de interacción con el equipo e incrementar la productividad, como el cortador o el despegador. Con este lanzamiento, Brother ofrece soluciones para todo tipo de entornos y necesidades, lo que le ha permitido reforzar su posición en el sector. En este sentido, para entornos de producción intensivos, Brother ofrece su serie TJ de impresión industrial de etiquetas, con la que garantiza un alto nivel de productividad en lugares donde la optimización de procesos y el ahorro de costes son clave. Además, estas impresoras semi-industriales e industriales ofrecen una mayor velocidad de impresión, autonomía de consumibles y robustez en su diseño, lo que las hace perfectas para los entornos más exigentes. Por todo lo anterior, unido a los 3 años de garantía de serie que ofrece la marca, resultan en unos equipos de alta fiabilidad, diseñados para durar.