Issuu on Google+

En la década del setenta, las multinacionales y el capital financiero internacionalizan una persistente ofensiva para imponer un dominio directo sobre la economía argentina con el fin de apropiarse de la riqueza nacional. En 1975, tienen todo listo para su golpe final. Pero para ello necesitan descargar contra los trabajadores y el pueblo una represión tal que elimine todo factor de resistencia a su plan global de dominación. En 1976, las fuerzas armadas -convertidas en ejército de ocupación al servicio del imperio neoliberal- dan comienzo al más siniestro plan de aniquilamiento de la resistencia obrera, popular y antiimperialista. En este contexto es secuestrado, torturado y asesinado nuestro compañero documentalista Raymundo Gleyzer. Este 27 de Mayo se cumplen 32 años de su secuestro a manos de un grupo de tareas de la dictadura genocida. Siete años atrás, a iniciativa del Movimiento de Documentalistas se instituyó el 27 de Mayo, fecha de la desaparición de Raymundo, como el Día del Documentalista. Hoy, con este pronunciamiento, el Movimiento de Documentalistas quiere rendir homenaje al compañero Gleyzer. Pero este homenaje sería sólo una declaración vacía, si no afirmáramos lo siguiente: No hay homenaje ni gesto simbólico alguno que le haga justicia a él y los compañeros y compañeras torturados y desaparecidos que no sea continuar su lucha movilizándonos permanentemente junto a los explotados y los oprimidos. El plan de dominio imperial que torturo y asesinó a Raymundo Gleyzer y a miles de luchadores obreros y populares sigue en absoluta vigencia, oculto por el doble discurso, la hipocresía y la mentira descarada. Cada vez que un obrero resigna su dignidad de trabajador para no ser despedido, Raymundo vuelve a ser torturado. Cada vez que un trabajador sube a un tren privatizado sin saber si llegará a destino, Raymundo vuelve a ser torturado. Cada vez que un desocupado cobra un miserable subsidio en vez de tener un trabajo, Raymundo vuelve a ser torturado. Cada vez que un trabajador camina decenas de cuadras para comprar una garrafa, Raymundo vuelve a ser torturado. Cada vez que un albañil cae de un andamio, Raymundo vuelve a ser asesinado. Por lo tanto, el Movimiento de Documentalistas en este 27 de Mayo redobla su compromiso de permanecer junto a los trabajadores, trabajadoras y los sectores populares que resisten luchando como el único homenaje digno hacia nuestro compañero Raymundo Gleyzer. Así, como quería Rodolfo Walsh, volvemos "a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad'.

Movimiento de Documentalistas

Pachamama Espacio Cultural Jean Jaures 724 - Campana- Buenos Aires-Argentina Órgano y/o Revista difusora de las problemáticas que nos aquejan y nos quejan. Difusora de cultura que se queja y de arte que adolece en nuestro ambiente. Un espacio para compartir y difundir. Permitido difundir.Permitido prestar.Permitido dar. Permitido compartir.Permitido ser solidario con los demás. Los derechos no son reservados, son conquistados

La Alegre Rebeldía Año 0 - Número 8- Mayo

“La revolución no es la toma del poder, es una larga construcción”/”Hay que acompañar a los jóvenes en las nuevas experiencias”: El doble título de esta nota no me pertenece. La primera de las citas es de Ricardo Napurí y la segunda la dijo Luis Mattini. Me parece que, así complementadas, son un muy buen título para definir a la charla debate del domingo 1° de mayo. Este “Día Internacional de lo Trabajadores”, en La Pachamama tuvimos la oportunidad de compartir un debate al que concurrieron cerca de 50 personas y que tuvo a dos revolucionarios de la talla de Luis Mattini y Ricardo Napurí como disertantes. Charla que intenta expresar nuestra intención de generar un espacio de reflexión que nos permita pensar colectivamente cómo resistimos al sistema, y qué hacer (¿Parece Leninista che?) para construir una alternativa más justa y solidaria. Bueno en ese camino es que la charla fue recorriendo varias aristas más que interesante, los invito a leer las partes más jugosas: Napurí – Introducción:  “Las riquezas de este mundo las producen los trabajadores, y el capitalismo se “las roba”. Este robo está naturalizado, luego en el colmo de la caradures se proclaman como buenos porque generan puestos de trabajo. El Capitalismo explota al ser humano. Es deshumanizado, la barbarie”  “La acumulación capitalista se ha hecho a través de forma salvajes de explotación. Pensemos en que en muchos tiempos, y lugares, los obreros eran, y son, obligados a trabajar hasta 20 horas y en condiciones infrahumanas.”  “El capitalismo no tiene nada de progresivo que ofrecernos.”  “Las recurrentes crisis del capital siempre las pagan “los de abajo”.”  “Los de abajo se pueden rebelar una y mil veces que si la rebelión no deviene en una construcción de una auto-organización, el sistema con sus múltiples herramientas de mediación - el estado, los partidos políticos y hasta los sindicatos - les roba nuevamente el poder.”  “Los trabajadores y el pueblo deben tomar conciencia que es necesario emanciparse del yugo del capital, crear su propio poder.” Mattini – Introducción:  “Marx no se equivocó en su análisis del capitalismo.”  “A la propuestas emancipatorias de Marx las tomamos como leyes de cumplimiento inevitables. Y nos equivocamos, con la historia y recorrido de la Rusia Bolchevique y la de Cuba de Fidel debemos decir que hemos sufrido una derrota importante.”  “Sobre la base de reconocer que hay que luchar contra el capitalismo, y la barbarie que representa, tenemos que encontrar el camino nuevamente…”  “Me atrevo a realizar las siguientes preguntas… ¿Debe haber una vanguardia? ¿Y el carácter del sujeto social? ¿El sujeto de transformación revolucionaria es el proletariado?”  “Tenemos que repensar todas y cada una de las herramientas para cambiar la sociedad.”  “Dudo de muchas cosas pero tengo una certeza ¡¡¡O nos deshacemos de capitalismo o el capitalismo termina con la humanidad!!!” Napurí:  “Los sindicatos no son revolucionarios, son herramientas de mediación entre los trabajadores y la burguesía. Solo pueden ser revolucionarios cuando hay procesos revolucionarios.” Mattini:  “Todas las experiencias que intentaron “abuenar” al capitalismo fracasaron por eso es necesario oponerle la construcción de una alternativa superadora.”  “Creo cierta, y visionaria, la advertencia de Rosa Luxemburgo a Lenín cuando le decía que evitaran hacer de la necesidad una virtud, refiriéndose a los métodos utilizados por los bolches. Bueno creo que aquel problema y error lo hemos repetido con creces los partidos leninistas.”  “Tenemos que acompañar y empujar las luchas de “los de abajo” para darle un contenido más revolucionario. Pero aquellas recetas de antaño, que creíamos verdades reveladas, no se pueden seguir aplicando. A diferencia de esa época en la que teníamos claridad en lo que debíamos hacer, hoy sabemos que mucho de aquello no se debe hacer. Creo que hoy debemos reinventar el socialismo.” Napurí:  “El capitalismo a tenido 5 o 6 siglos para formarse, en cambio el socialismo hasta ahora ha tenido cerca 1 siglo intentando de aplicarse.”  “Si los trabajadores y los de abajo no maduran en su conciencia como sujeto social, no puede haber socialismo. La revolución no empieza con la toma del poder, es una construcción.”  “Si no hay proceso revolucionario hacia el socialismo los populismos progresivos son lo mejor que podemos encontrar en los países atrasados. El populismo fue parte de la gesta de resistencia al liberalismo y al imperialismo, basta recordar que Zapata y Pancho Villa fueron populistas. Es un lujo que un país como Venezuela tenga un presidente como Chávez.” Mattini:  “Los bolcheviques inauguran “la variante” de hacer la revolución sin las condiciones materiales planteadas históricamente por Marx.” Existen tipos que son “testigos” de la historia que los rodea, en cambio tanto Ricardo como Luis sin dudas que intentaron e intentan ser parte de ella. Son, como dijo Jorge Collado, la filosofía de la praxis; creen que es necesaria la revolución entonces la sueñan, la proponen, la construyen, la sufren, y como ocurre muchas veces pierden. En ese momento, crucial para ver de qué están hechos los hombres, no solo que no se quiebran sino que vuelven a la reflexión para tomar nuevos impulsos que permitan reconstruir su lucha. Si a eso le agregamos el simple detalle de que tienen 85 y 70 años respectivamente solo nos queda la admiración como recurso. Entonces se nos eriza piel cuando Ricardo Napurí cierra la charla diciendo:  “No puedo dejar de hablar con pasión. Yo acuerdo con un maestro del marxismo revolucionario como Mariátegui que decía; hay que meterle sangre a las ideas. Siempre aconsejo amar la idea de la revolución, que es la rebelión de todos los días contra el orden establecido” César Senar

1ro de Mayo - Día del trabajador / 27 de Mayo - Día del documentalista

PRONUNCIAMIENTO DEL 27 DE MAYO EN EL DlA DEL/LA DOCUMENTALlSTA


27 de Mayo - Día del Documentalista Raymundo fue secuestrado seis días después de regresar de New York. Mientras estaba en Estados Unidos escribe esta carta a su hijo Diego, tres semanas antes de su vuelta a Buenos Aires. New York, domingo de primavera, 1976.Queridos Diego y Juana: Aquí estoy en una ciudad muy muy grande, con muchas lucecitas y muchos autos y muchos camiones con bomberos que pasan todo el día de un lado para el otro haciendo mucho ruido con la sirena. Todavía no fui a Puerto Rico y estoy esperando que me llamen por teléfono para ver si realmente voy a P.R. o me voy a Caracas y después a casa. Sabes, Diego: siempre pienso mucho en vos y te extraño mucho. Estoy viendo en las casas de juguetes de aquí de comprarte algunos lindos juguetes que te gusten y podamos divertirnos cuando yo regrese. Ya falta poquito para que papá vuelva en un avión y vos me vas a ir a esperar y a decirme "Hola Papi..." y me hagas así con la mano. En estos días hizo bastante frío y también llovió varias veces. Aquí en Nueva York los chicos no tienen plazas como tenemos en Buenos Aires así que tienen que jugar en sus casas o en las escuelas o en pequeños parques. Aquí hay muchos chicos negros que juegan a la pelota y se pelean mucho, pero jugando. Cuando seas más grande estoy seguro que te voy a poder llevar conmigo para que conozcas a estos chicos negritos y te hagas amigo de ellos. Yo vivo en la casa de una amiga de tu mamá y mía, que se llama Susana y que tal vez nos visite en el mes de Septiembre. El padre de ella, que se llama Bill y la mamá que se llama Helín, se fueron a pasear a otro país que se llama Grecia y que es muy lindo porque hay mucha playa y hay mucha agua para bañarse en el mar, como nos bañábamos nosotros en Valeria o en Villa Gessell. Qué estas haciendo vos? No recibí ninguna cartita tuya ni ningún dibujito. A ver si te sentás y me escribís un montón de dibujitos así yo me pongo contento porque todos los dibujitos que vos haces a mi me gustan mucho. Y como también yo te quiero mucho, quiero a tus dibujitos. Yo te mando al final unos míos. Fuiste a la casa de la Babi o a lo de Greta y Benjamín? Decile a tu mami que te haga grabar, así me lo mandas y yo me divierto mucho escuchando lo que contas en la grabación. Bueno amorcito:Te mando un abrazo fuerte, fuerte y muchos besitos y besotes. Hacele caso a tu mami y no la pongas nerviosa, lo mismo a Zulma. Chau, escribime todo a lo de Susan, ella lo derivará luego, si me voy. Pero es casi seguro (Juana) que volveré en tres semanas más.

1 de Mayo – Día del trabajador/a Junio de 1970 www.lafogata.org (texto completo) ¿POR QUE SE HA PRODUCIDO EL CORDOBAZO? Esta es una pregunta que no por repetida, deja de plantearse y de promover la investigación, la imaginación y particularmente el interés de todos los argentinos, desde el más humilde trabajador, hasta el sociólogo desentrañador de los fenómenos sociales, o de los políticos desde conservadores hasta revolucionarios. En el penal de Rawson nos visitaron a los trece condenados que procedíamos de Córdoba, una Comisión de Solidaridad, compuesta por Compañeros de distintos gremios de esa ciudad, de Trelew y de otras localidades de la Provincia de Chubut. Nos preguntaron qué necesitábamos para nuestra salud, desde alimentos hasta indumentaria.(...) Para reducir la cuestión a sus aspectos más cercanos, las grandes luchas previas al Cordobazo amanecen antes de los dos meses de la usurpación del poder por parte de Onganía. Y estas, tanto como las que posteriormente se plantearon ya que siguen en vigencia, bajo distintas características, obedecen a la toma de conciencia de la necesidad de liberación que es el patrimonio principal de Córdoba dentro del panorama nacional. LA REBELIÓN DE LAS BASES SINDICALES

dramático se realizaba entre el contenido de esta declaración que coronó el final de la segunda guerra mundial y el régimen que imperaba en Argentina. Parecía que tantos sacrificios, tantas vidas, por el respeto a los derechos del hombre, hubieran sido inútiles. ESTALLA LA CALDERA Los trabajadores metalúrgicos, los trabajadores del transporte y otros gremios declaran paros para los días 15 y 1° de Mayo, en razón de las quitas zonales y el no reconocimiento de la antigüedad por transferencia de empresas, respectivamente. Los obreros mecánicos realizan una Asamblea y a la salida al ser reprimidos, defienden sus derechos en una verdadera batalla campal en el centro de la ciudad el día 14 de Mayo. Los atropellos, la opresión, el desconocimiento de un sin número de derechos, la vergüenza de todos los actos de gobierno, los problemas del estudiantado y de los centros vecinales se suman. Se paraliza totalmente la ciudad el día 16 de Mayo. Nadie trabaja. Todos protestan. El Gobierno reprime. En otros lugares del país, estallan conflictos estudiantiles por las privatizaciones de los comedores universitarios. En Corrientes es asesinado el estudiante Juan José Cabral y ese hecho tiene honda repercusión en toda la población de Córdoba. Se dispone el cierre de la Universidad. Todas las agrupaciones estudiantiles protestan y preparan actos y manifestaciones. Se trabaja de común acuerdo con la CGT. El día 18, es asesinado en Rosario el estudiante Adolfo Ramón Bello. Realizamos con los estudiantes y los Sacerdotes del Tercer Mundo una marcha de silencio en homenaje a los caídos. El día 20 de Mayo, fui detenido e incomunicado en el Departamento de Policía "en averiguación de antecedentes". Recupero la libertad al día siguiente. El día 21, se concreta un paro general de estudiantes. Una serie de comunicados del movimiento obrero lo apoyan. En Rosario cae una víctima más. El estudiante y aprendiz de metalúrgico Norberto Blanco, es asesinado en Rosario. Se instalan Consejos de Guerra. El día 22 de Mayo, los estudiantes de la Universidad Católica se declaran en estado de asamblea y son apoyados por el resto del movimiento estudiantil. El día 23 de Mayo, es ocupado el Barrio Clínicas por los Estudiantes. Es gravemente herido el estudiante Héctor Crusta de un balazo por la Policía. Se producen fogatas y choques. La Policía es contundente, y los choques se hacen cada vez más graves. El día 25 de Mayo, hablo en la Universidad Católica de Córdoba y hago una severa crítica y condena a los sangrientos atropellos de la Policía y de los arbitrarios procedimientos del Consejo de Guerra en Rosario. El día 26 de Mayo, el movimiento obrero de Córdoba, por medio de los dos plenarios realizados, resuelve un paro general de actividades de 37 horas a partir de las 11 horas del 29 de Mayo y con abandono de trabajo y concentraciones públicas de protesta. Los estudiantes adhieren en todo a las resoluciones de ambas CGT. Todo se prepara para el gran paro. La indignación es pública, notoria y elocuente en todos los estratos de ]a población. No hay espontaneísmo. Ni improvisación. Ni grupos extraños a las resoluciones adoptadas. Los Sindicatos organizan y los estudiantes también. Se fijan los lugares de concentración. Como se realizaran las marchas. La gran concentración se llevara adelante, frente al local de la CGT en la calle Vélez Sársfield 137. Millares y millares de volantes reclamando la vigencia de los derechos conculcados inundan la ciudad en los días previos. Se suceden las Asambleas de los Sindicatos y de los Estudiantes que apoyan el paro y la protesta. El día 29 de Mayo amanece tenso. Algunos sindicatos comienzan a abandonar las fábricas antes de las 11 horas. A esa hora el Gobierno dispone que el transporte abandone el casco céntrico. Los trabajadores de Luz y Fuerza de la Administración Central, pretenden organizar un acto a la altura de Rioja y General Paz y son atacados con bombas de gases. Es una vez más la represión en marcha. La represión indiscriminada. La prohibición violenta del derecho de reunión, de expresión, de protesta. Mientras tanto, las columnas de los trabajadores de las fábricas de la industria automotriz van llegando a la ciudad. Son todas atacadas y se intenta dispersarlas. El comercio cierra sus puertas y las calles se van llenando de gente. Corre la noticia de la muerte de un compañero, era Máximo Mena del Sindicato de Mecánicos. Se produce el estallido popular, la rebeldía contra tantas injusticias, contra los asesinatos, contra los atropellos. La policía retrocede. Nadie controla la situación. Es el Pueblo. Son las bases sindicales y estudiantiles, que luchan enardecidas. Todos ayudan. El apoyo total de toda la población se da tanto en el centro como en los barrios. Es la toma de conciencia de todos evidenciándose en las calles contra tantas prohibiciones que se plantearon. Nada de tutelas, ni de los usurpadores del poder, ni de los cómplices participacionistas. El saldo de la batalla de Córdoba -El Cordobazo- es trágico. Decenas de muertos, cientos de heridos. Pero la dignidad y el coraje de un Pueblo florecen y marcan una página en la historia argentina y latinoamericana que no se borrará jamás. En las fogatas callejeras arde el entreguismo, con la luz, el calor y la fuerza del trabajo y de la juventud, de jóvenes y viejos, de hombres y mujeres. Ese fuego que es del espíritu, de los principios, de las grandes aspiraciones populares ya no se apagará Jamás. En medio de esa lucha por la justicia, la libertad y el imperio de la voluntad soberana del pueblo, partimos esposados a bordo de un avión con las injustas condenas sobre nuestras espaldas. Anos de prisión que se convierten en poco menos de siete meses, por la continuidad de esa acción que libró nuestro pueblo, especialmente Córdoba, y que nos rescata de las lejanas cárceles del sur, para que todos juntos, trabajadores, estudiantes, hombres de todas las ideologías, de todas las religiones, con nuestras diferencias lógicas, sepamos unirnos para construir una sociedad más justa, donde el hombre no sea lobo del hombre, sino su Compañero y su Hermano.

Los años pasan, sí, el fuego no; el fuego volverá en los hijos del sol.

Papá Raymundo.

Ayer Todo conduce a él. Ayer, solo ayer, se lo recordaba desde lejos y en silencio por todas las personas que ya no quería saber nada de ayer y sus protagonistas. Uno mira la columna de obreros de aquella fábrica de barrio, en la esquina, y todo conduce a él. Intenté caminar un poco más por el barrio. El Tano ya no se sienta a fumar en el cordón de la vereda de su panadería que me recuerda aquellos días en dónde él mismo nos dijo que había que organizarse para evitar caer en la trampa. Ayer, justo ayer, solo ayer. El Tano ya no está, se lo llevaron. Todo conduce a él. Las luces de a poco comienzan a calentar. La noche estaba cayendo rápido, con el ruido característico de las noches de invierno de la Córdoba moderna, sin viento que la agite de formas inimaginables. Ese momento, ayer, solo ayer, todo conduce a él. Los perros ladran a cada paso que retumba en el aire y el eco de las paredes lo replican instantes después de ocurrirse del evento. Yo, solo, combino el instante y lo recuerdo hablando por teléfono y discutiendo porque la patronal no quería pagar las horas de los muchachos que ayer, solo ayer, los vi acompañándolo brazo con brazo sobre los cascos verde. Todo es sonido, ese paso, ese eco, ese compás de espera, su recuerdo, el teléfono y los muchachos no son más que un camino. Todo conduce a él. Claro está y me dirijo a tomar el micro, viene por la esquina subiendo. Micro en dónde ayer, solo ayer, ardía ante la furia y los gases. Me dije que esto estaba en la sangre, si solo fue ayer, solo ayer. Esa idea, solo esa clara imagen mediocre que recuerdo de ayer, me conduce sin querer a sus caminos, sus lugares y al tiempo de origen. No es lógico y si lo es. Lo recuerdo porque mi padre nunca lo nombró, salvo cuando se pudo hablar de él. Lo traigo una vez más y, sin querer lo rescato. Hacia el barrio, subo, aviso y me cobran el pasaje. Sin mirar, casi en la nada del pensamiento, mi reflejo en la ventanilla vuelve y se copia atrás. Esa luz interna y la oscuridad ya reinante de la noche, el barrio, los conocidos, el micro y nuevamente él. Ayer, solo ayer recordábamos el cordobazo que sacudió a la ciudad y ayer, justo ayer, recordábamos al Gringo Tosco su activa participación, su preocupación, la honestidad, la fuerza, sus ideas y su simpatía desaparecida, lejana y casi olvidada lucha, que se lleva en la sangre y que todo nos conduce a él. Ya no es memoria, es parte de cada cosa, cada uno. Cuando menos lo esperás él aparece y todos, los que luchamos por un mundo mejor arriba de un micro, de regreso a nuestras casas, después de un día agitado de trabajo, con hambre, sueño, sed, gloria, llantos y alegrías somos parte del él, un Tosco, un Gringo, un Agustín y la Córdoba de ayer. Me bajé, se largó a llover frío y caminé las diez cuadras hacia la ranchada a lo alto, se siente el olor a pan, seguramente alguien quiere ser feliz, me dije.

La Comisión Delegada de la CGT Nacional, intentó por todos los medios la construcción de un Congreso adicto a las teorías del participacionismo. Que era hacerse eco de toda la política del Gobierno y lograr la participación en el proceso. Una renuncia clara a las reivindicaciones obreras y populares que merecía una repulsa general. El "dirigentismo" de los jerarcas de las organizaciones nacionales, luego de prolijos cortejos de delegados, al estilo de los viejos comités de la política criolla de la Década Infame, resolvió la convocatoria a un Congreso Nacional para la normalización de la Confederación General del Trabajo. Llegó a tanto la podredumbre de los dirigentes participacionistas, que sostenían que en ese Congreso no podían participar las Organizaciones que estaban intervenidas, entre ellas la de más caudal de afiliados o sea la Unión Ferroviaria, además de los trabajadores portuarios, de prensa, químicos, del azúcar, etc.. Querían hacer un Congreso con los que habían tolerado la Dictadura y sancionar a su vez con tal exclusión a los que habían luchado, habían sido intervenidos y eran perseguidos por los violadores de todos los derechos sindicales. Todos quienes continuaban fíeles a los principios sindicales, incluso los sindicatos intervenidos designaron delegados a tal Congreso, comprometiendo a quienes estaban con la Dictadura a que en el propio Congreso los inhibieran de actuar. El 28, 29 y 30 de Marzo comenzó el Congreso. Los dirigentes que coincidían con Onganía, no tuvieron el valor de acudir a impugnar a quienes querían excluir desde las bambalinas. El Congreso se realizó con todas las organizaciones combativas, incluidas las intervenidas, y con poco más de la mitad de los delegados suficientes para el quórum se proclamó la lucha contra la Dictadura y el desconocimiento a todos lo jerarcas del participacionismo. De allí nació lo que fue denominada CGT de los Argentinos, encabezada por Raimundo Ongaro. Las bases sindicales repudiaban toda la política de conciliación vergonzosa y una ola de manifestaciones, de actos, todos organizados por los sindicatos de la CGT de los Argentinos, cubrió una verdadera celebración del 1° de Mayo de 1968. En Córdoba más de cinco mil personas concurrieron al local del Córdoba Sport Club, en el que juntamente con Ongaro hice uso de la palabra denunciando una vez más, ratificando lo que veníamos señalando desde 1966, que la Dictadura hundía al país. El 28 de Junio de ese mismo año la CGT de Córdoba programó un acto frente al local de la misma, en repudio al Segundo Aniversario de la Dictadura. La represión, como lo hacia repetidas veces descargó todo su aparato y se contabilizaron trescientos veintidós presos entre los manifestantes. El movimiento obrero, el estudiantado, los sectores populares pugnaban por expresar su protesta en la calle y sucesivamente eran reprimidos. Pero no descansábamos. Algunos ya sostenían que no era posible programar actos, ya que la Policía no los permitía y que la gente se cansaba. La mayoría sostuvo que no. No queríamos dejar de lado nuestro derecho a expresamos, a protestar, a exigir soluciones. Una y otra vez nos disolvían encarcelando a trabajadores y estudiantes. En Septiembre de 1968, la CGT y el Frente Estudiantil en Lucha programó una semana de Protesta en recordación de los Mártires Populares, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Santiago Pampillón. Ya el Gobernador Caballero, que había suplantado a Ferrer Deheza, lanzaba la constitución de un Consejo Asesor, como forma perfeccionada del participacionismo como experiencia piloto para todo el país. La Semana de los Mártires Populares fue violentamente reprimida. Cayó baleado el joven estudiante Aravena, que hoy aún se encuentra impedido físicamente en forma total, como producto de aquel alevoso ataque. Los actos fueron disueltos. Se atacó a una manifestación encabezada por dirigentes sindicales, estudiantiles y Sacerdotes del Tercer Mundo, que provenían de una Misa por Santiago Pampillón. Se disolvieron los actos frente a la CGT. Se encarcelaron a varios militantes y representantes sindicales y estudiantiles que estuvieron casi un mes en Encausados. (...) Mientras por otra parte, en el Pueblo crecía la rebelión contra tanto estado de injusticia, de desconocimiento de los Derechos Humanos. A fines de 1968, se cumplió el 20° aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Luz y Fuerza realizó algunas conferencias sobre el particular. Qué cotejo más

AGUSTIN TOSCO Agustín Tosco un hombre, miles de historias. Darío


La Alegre Rebeldía número 8