Page 1

Claves para un estudio eficiente Pablo Buydid


Claves para un estudio eficiente.

Estudiar puede ser una palabra causante de incomodidad para muchos. Pero para otros es placentero. ÂżEn quĂŠ se puede marcar la diferencia? Veamos juntos algunos puntos que pueden ayudarte a sacar partido a la educaciĂłn y hasta hacerla divertida.

Pablo Buydid - www.pablobuydid.com - 2013


Motivación. Encontrarle el sentido práctico a la educación es muy importante. La educación nos protege, nos permite tener conciencia más precisa de lo que nos rodea. Puedes comenzar pensando qué quieres ser en la vida. Sin importar lo que decidas necesitarás educarte para prepararte. Incluso las materias que creas que no aplican a tus metas, pueden aportar mucho, como disciplina, conducta de estudio, desafío, etc. Cuando vayas cada día a clases, concéntrate primero y piensa qué esperas traer de vuelta a casa, cómo aprovecharás el día. De esa manera irás a clase con la mente enfocada, concentándote para obtener una o dos enseñanzas prácticas por clase. Entre los beneficios de la educación en este sentido, encontrarás: - Potenciar la capacidad de razonar. - Cultivar habilidades sociales. - Estar preparado para interactuar en un futuro trabajo y en sociedad. En esto se incluye desarrollar una ética de trabajo, ser responsable en tus obligaciones, entender la dinámica del mundo que te rodea y afianzar tus convicciones, necesarias para defender lo que piensas, con respeto pero al mismo tiempo con firmeza.

Organización. Nada sale bien sin una correcta organización. Ten en cuenta que en secundaria tendrás numerosas materias que atender (y por lo tanto, muchos profesores ante los que cumplir tareas). Suma a eso las actividades extracurriculares que tengas (deportes, idiomas, etc.). Es importante que organices tus horarios para cumplir con todas las materias. Incluye en la planificación no solamente tus estudios, sino también tu tiempo libre. Organiza una agenda personal. Toma nota de tus obligaciones diarias. Puedes crear una lista de tareas pendientes, indicando cual es la fecha límite o de entrega. También puedes usar tu celular para agregar tareas con alarma. Nunca dejes tareas para después ni para último momento. Una buena actitud es cumplir con las tareas asignadas el mismo día que te las piden, y el día anterior a concurrir a clase para dicha materia, realizar un breve repaso. También dedica tiempo a tener organizada tu mochila. Ten una lista a mano para recordar qué materiales necesitas para cada día. Ten en cuenta en entretenimiento y el tiempo libre. Son cosas importantes, pero no deben eclipsar tu educación. Marca en el calendario que has de usar, qué horario dedicarás a salir con amigos, cuando irás de paseo, cuando harás compras, etc. Si piensas ir a quedarte a la casa de un amigo o amiga, es bueno que lo hagas en fin de semana.

Sugerencias. Consigue una agenda con las horas en el margen y planifica cada día teniendo en cuenta las materias y actividades que tendrás al siguiente día. Marca con colores cada una de las tareas y deja espacio para marcar las cumplidas. Dibuja en una hoja una tabla con los cinco días de actividad escolar. Divídela en filas para marcar horas. Marca los casilleros para cada horario/día y péga la tabla en un lugar visible (por ejemplo, en la puerta de la heladera, en tu escritorio, etc.) ¿Has usado Google Calendar? Ve a http://calendar.google.com y prueba crear tus horarios allí (Sugerencia: siempre es más práctico disponer de un horario por escrito. Disponer de un calendario en la web es muy útil como apoyo.)

Pablo Buydid - www.pablobuydid.com - 2013


Cuidado personal. Ciertas conductas personales afectan mucho nuestras actividades del aprendizaje. Los tiempos en los que vivimos, lamentablemente, desenfocan nuestras prioridades en este sentido. Descanso. La falta de sueño es uno de los factores que debes vigilar con cuidado. Haz una prueba durante una semana y anota a qué hora te acuestas a dormir y a qué hora te levantas. Luego anota dichas cifras. ¿Duermes menos de 8 horas por día? ¿Duermes menos de 56 horas por semana? ¿Cuántas? Las exigencias físicas y mentales de un joven requieren que nuestro cuerpo logre descansar al menos esa cantidad de horas. Restar horas de sueño afectará entre otras cosas nuestra concentración en clase, nuestra capacidad para razonar y pensar el rendimiento escolar general y hasta puede provocar estados depresivos. ¿Recuerdas la tabla de horarios que comentamos antes? Úsala para planificar también tu tiempo de descanso. Alimentación: Somos una máquina grandiosa. Pero para funcionar bien, necesitamos combustible. Y este proviene de una buena alimentación. Al igual que un automóvil no tendrá un rendimiento aceptable si usamos un combustible equivocado o de mala calidad, los seres humanos necesitamos alimentación de calidad, en la cantidad adecuada y en el momento adecuado. Por ejemplo, el desayuno es una de las comidas más importantes. Después de al menos 8 horas sin ingerir alimentos, no podemos pedir a nuestro cerebro que procese información ni a nuestro cuerpo que haga esfuerzo. Come alimentos nutritivos: Fruta, lácteos, cereales, jugos y licuados. No comas comida como papas fritas o alfajores en el desayuno que terminarán haciendo más mal que bien. Hidrátate correctamente. Recuerda que la falta de agua provoca cansancio, falta de rendimiento, fatiga, dolor de cabeza y mucho más. Ejercicio. Aparta tiempo para hacer ejercicio. Esto logra al menos dos cosas muy importantes: te mantiene en forma y te ayuda a liberarte del estrés que el día te puede causar. Cierto es que el ejercicio frecuente ayuda mucho a mantener un buen estado de ánimo, a ser optimista y positivo y a mejorar tus defensas.

Pablo Buydid - www.pablobuydid.com - 2013


Crea un buen ambiente de estudios. Tanto en clase como en casa, tienes que hacer que tu momento de estudiar resulte agradable, cómodo y efectivo. Si mantienes tu entorno con cuidado, te resultará más fácil disponerte a estudiar y hasta le encontrarás agradable. En clase, mantén tu escritorio o banco limpio y despejado, siempre que sea posible. Pon a la vista solo el material que aplica a la materia que estás asistiendo. No llenes tu espacio visual de útiles y elementos que tal vez no vayas a emplear. Cuida el contenido de tu mochila para no llevar elementos innecesarios y demorarte cuando tengas que encontrar algo. También manténla limpia para que no te incomode a tí ni a tus compañeros. También cuida tu higiene personal. Mantener el hábito de higienizarse diariamente y asistir a clases con ropa limpia evita que nuestros compañeros se distraigan y hasta se molesten por una atmósfera que no resulta cómoda. Convivimos muchas horas en una aula, hemos de cuidar nuestra estancia allí. Esto también aplica al cuidado del aula. Evitemos tirar papeles, restos de lápices, notas y otros residuos fuera de la papelera. Además de ser de mala actitud ensuciar nuestro espacio, también provoca que nos distraigamos y estemos pendientes de elementos que no corresponden. En casa, nuestro cuarto o lugar donde estudiamos debe seguir el mismo modelo. Y nuestro escritorio o donde hacemos nuestra tarea, también tiene que estar despejado de elementos que puedan distraernos. Todo esto ayuda a concentrarnos en lo que realmente necesitamos para sacar partido a nuestro estudio. Tu momento de estudio puede ser una ocasión muy gratificante si mantienes la actitud correcta y vigilas los consejos expresados en esta guía. Aunque requiera esfuerzo al final sentiras que no has desperdiciado tu tiempo sino que lo has empleado correctamente. Y con el paso del tiempo (que pasa muy rápido) verás de cuanta utilidad habrá sido aplicarte al estudio para beneficio de tu vida y de quienes quieres. ¡Éxitos!

Pablo Buydid - www.pablobuydid.com - 2013

Claves para Estudio eficiente  

Repasa algunas claves y sugerencias para que el estudio escolar sea una tarea gratificante y atractiva.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you