Issuu on Google+

El Grito Voces desde la Comunicaci贸n Ppular


Indice Pg. 3

Editorial: ¡La Comunicación hace la Fuerza!

Pg. 4

Tras muchos esfuerzos… Radio Unión "La Voz de la Resistencia" vuelve a estar al aire

Pg.5

Se continúa tejiendo Red de Radios Garífunas

Pg. 6

Equilibrando las voces: ¡las mujeres presentes en las radios comunitarias!

Pg.8

Se expande La Voz Lenca a San Francisco de Lempira

Pg.9

Escuela de Comunicación Popular de Los Pueblos

Pg 11

Se vuelve a conformar AMARC Honduras

Pg.12

Los medios comunitarios ante el golpe de Estado y hacia una transformación profunda en Honduras

Pg.15

Difundiendo Nuestras Voces: Entrevista con Juan Vásquez, coordinador de la radio La Voz Lenca

Pg.18

Poesía con Mujeres Indígenas, Campesinas, y Garífunas

2


¡La Comunicación hace la Fuerza! Para el colectivo de Comunicadores y Comunicadoras Populares Para la Autonomía – COMPPA, el año 2009 se marcó por cambios, transformaciones, avances, sorpresas, golpes de estado, discusiones, calendarizaciones, escuelas, risas, lagrimas, aprendizajes, viajes y producciones. El 2009 fue un año donde nuestra atención como colectivo se dedicó bastante a Honduras y a fortalecer el proceso de comunicación popular de los pueblos enfocándonos en el trabajo en Comunicación y Género y el lanzamiento de una Escuela de Comunicación Popular de los Pueblos. Durante la primera mitad del año entramos a una etapa de transformación. Implementamos un proyecto hecho, planeado, organizado y ejecutado por las compañeras de COMPPA, en conjunto con las compañeras y grupos de mujeres quienes forman la fuerza fundamental de las organizaciones populares e indígenas con quienes trabajamos. También en esta primera etapa del año, nuestra transformación produjo, después de arduas discusiones y horas de debate, la primera etapa y semilla para la llamada “Escuelita,” nuestra Escuela de Comunicación Popular de Los Pueblos. Durante la segunda escuelita con COPINH se lanzó aun otra radio comunitaria en San Francisco Lempira con emoción, fervor, lluvia y temblores. Al mismo tiempo, internamente sufrimos bajas en el equipo de COMPPA y afrontamos dinámicas de grupo que en momentos no

sabíamos si las íbamos a superar. Esto nos llevó a incorporar nuev@s integrantes al el equipo, quienes trajeron consigo nuevas visiones, distintas experiencias y voces, y renovadas energías para poder seguir adelante con los compromisos hacia la gente y organizaciones con quienes trabaja COMPPA. Luego vino el golpe de estado en Honduras el 28 de Junio. Un grupito de avanzada se fue para sondear la situación, participar y apoyar esfuerzos comunicacionales frente el golpe de estado en Honduras. En poco tiempo se incorporó el colectivo en su totalidad después de la muy esperada renovación y relanzamiento de Radio Unión 98.5 de la CPR-Sierra (Comunidades de Poblaciones en Resistencia – Sierra) en la aislada sierra de Uspantán, Guatemala. Con más voluntarios y voluntarias, nuevas alianzas regionales y poesías hechas por las mujeres comunicadoras, COMPPA logró rearticular viejas redes y redes nuevas de comunicadores, comunicadoras y radialistas a pesar de las condiciones vividas en medio del golpe de estado y nuevas presiones regionales. Esperamos que nuestro formato de Informe ~ Boletín refleje un poco las transformaciones y aprendizajes que experimentamos durante el 2009. Les recordemos que no estaríamos en lo que estamos sin el apoyo moral, físico y económico que todos y todas ustedes han aportado durante estos años para hacer realidad esta visión de fortalecer el ejercicio activo del derecho a la comunicación.

¡Tomamos la palabra, construimos nuestros medios, fortalecemos nuestras luchas!

3


Tras muchos esfuerzos… Radio Unión "La Voz de la Resistencia" vuelve a estar al aire El mes de junio de 2009 los y las pobladoras de la comunidad Unión 31 de Mayo, en el municipio de Uspantán, Quiché, lograron finalizar los últimos detalles de la que ya es la "casita" para la radio. Han sido dos años de esfuerzos por avanzar con las obras de construcción del espacio y contar con las condiciones tanto físicas como organizativas que permitieran que el proyecto de Radio Unión, "La Voz de la Resistencia" continuara con éxito su misión de servicio a las comunidades que van a ser beneficiarias de la radio. Además, las compañeras de Radio Unión han estado participando desde principio de año en la serie de talleres de Comunicación Popular, Radio Comunitaria y Género. Cuando ya estuvo lista la casita, una sólida construcción para albergar dos cabinas de locución y producción, y una sala de computación, COMPPA y las autoridades de la comunidad, así como las personas involucradas directamente con el proyecto de radio, decidieron que era el momento de que hubiera una nueva visita de acompañamiento en capacitación y apoyo técnico para echar a andar la radio nuevamente. También la comunidad aceptó el "reto" de recibir a cerca de 25 compañeras que participarían en el tercer Taller de Comunicación y Género. La visita del equipo de

COMPPA a la comunidad tuvo lugar entre el 30 de julio y el 10 de agosto de este año. La llegada a la comunidad, tras 10 horas de camino desde Cobán, donde nos encontramos con las compañeras de Radio Libertad y Radio Kamolbé, fue impresionante. La comunidad se volcó en el recibimiento, con marimba y noche cultural. Las compañeras de otras radios, pese al cansancio, estaban felices de encontrarse por fin en la comunidad de otras mujeres radialistas con las que ya habían trabado relación después de dos talleres juntas. Durante 10 días se realizaron diferentes rondas de capacitación: primero tuvo lugar el Tercer Taller de Comunicación Popular, Radio Comunitaria y Género, en el que las

4

compañeras avanzaron de una manera práctica y dinámica, pero también con espacios de discusión y reflexión, en la consolidación de sus conocimientos y habilidades como mujeres radialistas. Tras finalizar el taller con las compañeras se iniciaron unas jornadas de trabajo con los y las comunicadoras de la comunidad que iban a estar locutando en Radio Unión una vez ésta estuviera al aire, para dejar un banco de producciones y una rutina de producción que alimentara la radio. Un total de 20 compañer@s se capacitaron durante este taller. El día 9 de Agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas, se celebró la inauguración de la nueva "Radio Unión, La Voz de la Resistencia".


Como dijo un compañero de una organización hermana, invitada a participar en el evento,

"hoy es un día importante: los pueblos indígenas tienen voz, pueden decir lo que piensan, pueden decir lo que sienten". Y, tras una ceremonia maya para que el nuevo proyecto diera buenos frutos, la voz de los y las comunicadoras de Radio Unión llegó de nuevo a la Zona Reina . ¡Que viva

La Voz de la Resistencia!

Se continúa tejiendo Red de Radios Garífunas Pese a que una de las obsesiones del gobierno de facto ha sido desde el 28 de junio acallar las voces críticas frente al Golpe de Estado y la represión que se desató contra la población hondureña tras éste, han surgido nuevos y diversos medios de comunicación populares y alternativos, y se han reforzado los que ya estaban trabajando. Es el caso de la Red de Radios Garífunas que hace años se está impulsando desde la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), con el objetivo de crear una red amplia de radios que, desde una óptica comunitaria, contribuyan a difundir los ejes de lucha de la organización: la defensa de la tierra frente a los megaproyectos turísticos, el rescate de la cultura garífuna y, enmarcado en el contexto que vive el país, la denuncia y señalamiento de los golpistas y la reivindicación de la Asamblea Nacional Constituyente. En el mes de marzo el equipo de COMPPA hizo una visita a la comunidad Garífuna de Triunfo de la

5

Cruz, donde tiene su sede "la primera voz del Garífuna", la radio comunitaria Faluma Bímetu (Coco Dulce), con 11 años de estar transmitiendo al servicio de la comunidad. En Triunfo de la Cruz tuvo lugar el primer Taller de Comunicación Popular, Radio Comunitaria y Género en Honduras, en el que participaron cerca de 25 compañeras radialistas Lencas y Garífunas. A continuación, la comunidad recibió a los y las participantes de la Escuelita de Comunicación Popular de los Pueblos: los y las comunicadoras de Radio Fáluma Bímetu (en Triunfo de la Cruz), Radio Durugubuti Beibei (en San Juan) y Radio Lafuru Ligaran Bari Barana (Brisa del Mar, en Punta Piedra). Además participaron compañeros de la comunidad de Sambo Creek, donde la OFRANEH preveía instalar la cuarta radio comunitaria de la Red de Radios Garífunas.


Equilibrando las voces: ¡las mujeres presentes en las radios comunitarias!

“Ya es tiempo que nosotras las mujeres levantemos nuestras voces, la voz del pueblo, la voz de Lempira[1].” Durante una de la sesiones de trabajo en un taller de Mujeres y Radio, una compañera Lenca compartió esta frase tan poderosa. La retomo aquí porque me parece que representa lo que muchas de las mujeres que participan en las radios de sus organizaciones consideran como el corazón de su lucha: el reconocimiento de sus derechos como pueblos indígenas y particularmente su derecho a expresarse, a expresar su cultura, su historia y su cosmovisión, frente a un contexto que sistemáticamente ha negado la identidad étnica de los pueblos indígenas. En el transcurso de nuestro trabajo de comunicación popular, hemos realizado actividades y talleres en los cuales los y las integrantes de las radios y organizaciones han reflexionado y analizado cómo los medios de comunicación a su alcance, que en su mayoría son medios comerciales (prensa, televisión, radio, publicidad), manejan las

6

representaciones de hombres y mujeres, y cuáles valores y roles promueven. Los resultados han sido un claro vacío informativo respecto a los derechos de las mujeres y otros temas que son de importancia para mujeres y hombres de las comunidades a los que las radios tienen alcance. Al m i s m o t i e m p o p r ev a l e c i e n d o u n a a u s e n c i a e invisibilización de la historia y acontecimientos de importancia para los pueblos indígenas y las organizaciones sociales. En los casos en que se habla o presenta información acerca de los pueblos indígenas, es en su mayoría desde una línea gubernamental como anzuelos turísticos o curiosidades folkloricas, donde especialmente las mujeres son presentadas como adornos de contexto y resaltando sus roles de artesanas en el mejor de los casos. Las propuestas y aportaciones que han surgido a partir de ejercicios de reflexión acerca de cómo la comunicación y la radio puede ser utilizada para hacer frente a esta situación, han sido constantes entre las organizaciones con las que trabajamos: · Mayor capacitación al interior de las radios sobre la visión con enfoque de género para no fomentar denigración ni abuso contra las mujeres, por ejemplo a través de canciones, como lo hacen las radios comerciales y en ocasiones las radios comunitarias.· Capacitación para más mujeres en operación y conducción de la radio, para que exista un balance y sean las mujeres que hablen por ellas mismas; y una mayor cobertura y debate acerca de las demandas, problemas y propuestas de las mujeres, para llenar el vacío informativo y presentar información alternativa propia.


La experiencia de los últimos años nos mostró que la participación de las compañeras en las radios se ha vuelto más comprometida y constante, a pesar de no contar con el mismo respaldo (educativo, de valorización y de posición social) que los compañeros. Y que a través de la radio las mujeres también han logrado mayor soltura y formación, llegando en algunos casos, como en el COPINH, a convertirse en líderes y a ser seleccionadas por sus bases para cargos importantes en sus organizaciones. Es por esto que este año impulsamos como COMPPA y junto a las organizaciones hermanas, una serie de 4 talleres de Comunicación Popular, Radio Comunitaria y Género. En estos talleres participaron compañeras de la Red de Radios del Sureste Mexicano y de la Red de Radios Caracol, en Oaxaca; compañeras de Radio Libertad, Radio Unión La Voz de la Resistencia, Radio Chamtaq'a y la Coordinación de Mujeres de UVOC, en Guatemala, y compañeras comunicadoras de Radio La Voz Lenca y de la Red de Radios Garífunas, en Honduras. En total, han participado 80 compañeras de 11 pueblos originarios de México, Guatemala y Honduras: Triqui, Mixteco, Huave, Mixe, Nahua, Ixil, Quiché, Queq'chí, Pocomchí, Lenca y Garífuna. En total se realizaron 12 talleres, cuatro en cada país, y cada taller se realizó en la sede de una de las radios u organizaciones, por lo tanto el resto de compañeras tenían que viajar, a veces de muy lejos, para participar en la capacitación. Esto ha propiciado que, a la par de la capacitación en género, radio y comunicación popular, las compañeras hayan podido conocer otras realidades y compartir con otras mujeres comunicadoras parte de su cultura, sus costumbres y tradiciones, en un intercambio que ha sido muy rico para las participantes y que ha ido fortaleciendo el tejido de una red regional de comunicadoras populares. Los temas que se trabajaron a lo largo de los 4 talleres tocaron aspectos que tienen que ver con el género y sus realidades como mujeres, la comunicación popular y su importancia para las comunidades organizadas y la radio comunitaria. Así, las compañeras han aprendido a usar la grabadora digital y la mezcladora, cómo hacer noticias, cuñas radiofónicas y entrevistas, a la par de discutir acerca de los roles impuestos desde niñas por el hecho de ser mujeres, cuáles son nuestros derechos y qué tipo de opresiones viven por ser mujeres, pobres e indígenas.

7

“Las mujeres necias, rebeldes estamos aquí diciendo que ya no queremos seguir así. Que queremos que nuestra palabra se escuche, que queremos que nuestras hijas tengan otro futuro donde ellas sean tomadas en cuenta, donde ellas sean autoridades, donde ellas tomen decisiones, donde a ellas no se les pisoteen sus derechos, donde ellas levanten la voz de una manera normal,” explica Bety Cariño, mujer Ñusavi (Mixteca) integrante del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (CACTUS), quien ha participado en los talleres. A lo largo del año, cada grupo de compañeras fue pensando y formulando cómo iba a ser su programa radiofónico de mujeres. Resultando así programas como “Mujer, Lucha por tu Vida” transmitido en Radio Libertad en el departamento de Petén y “Educativos y Alegrías Comunitarias” de Radio Unión, en el Quiché, Guatemala; Ntusu Na’a (Palabra o Voz de Mujer) elaborado por las compañeras de la Radio La Voz de las Nubes en la región Mixteca de Oaxaca y “Simplemente Mujer” transmitido en Radio Aamay-Iyoltokniwan en una comunidad Nahua del Sur de Veracruz en México; y en Honduras, el programa “Canasto de Palabras” transmitido por las mujeres del COPINH en su radio comunitaria La Voz Lenca. Otro aspecto que se trabajó en los talleres fue la poesía, haciendo uso de la palabra, la creatividad y la expresión de cada compañera para dar a conocer sentimientos, vivencias, sueños y visiones sobre sus experiencias como mujeres, como comunicadoras, y como integrantes de organizaciones y comunidades en lucha por su autodeterminación. Lo que en un principio pensábamos que iba a ser un trabajo más difícil resultó ser uno de los momentos que las compañeras disfrutaron bastante y celebraron al compartir sus palabras con las demás mujeres del grupo. Todo esto es el resultado de un proceso en que las compañeras han visto fortalecidas sus habilidades y conocimientos como comunicadoras a través de las actividades realizadas durante las capacitaciones y las tareas y ejercicios practicados entre un taller y otro. Romper el silencio y ampliar sus voces a través de sus radios comunitarias y proyectos de comunicación se ha convertido en un espacio fortalecedor y transformativo, ya que a la par de generarse las condiciones concretas


(formación, habilidades y cantidad) para que más mujeres participen en todos los niveles de la radio, y se vaya apropiando una perspectiva de género en todo el proyecto radiofónico y comunicativo, se ha generado un espacio de participación propio para las mujeres, abriendo un canal más por el cuál pueden fortalecer sus procesos organizativos, de formación, de autoestima y empoderamiento.

Se expande La Voz Lenca a San Francisco de Lempira Del 25 al 29 de Mayo el COPINH y COMPPA se reunieron en las montañas de San Francisco de Lempira, Honduras, con el doble fin de llevar a cabo el segundo módulo de la Escuelita de Comunicación Popular de los Pueblos y al mismo tiempo terminar los trabajos técnicos para el levantamiento de la segunda radio comunitaria en FM del COPINH, en la comuidad de La Cruz Concordia, Departamento de Lempira.

Mujer comunicadora, abre tu boca al mundo. Tu lo necesitas, yo lo necesito, todos lo necesitamos. Y juntos, podemos lograrlo. Palabras de Mujeres Lencas y Garífunas durante 2do taller de comunicación, radio comunitaria y género

Para este año del 2010, se continuará reforzando y profundizando lo que las compañeras han aprendido, además de que ellas comiencen a compartir con sus compañeras y compañeros las habilidades y conocimientos que ya manejan en cuanto a producción de radio. Además, como COMPPA integraremos en los talleres mixtos más actividades y reflexiones acerca de los rolos de género y su relación con los medios de comunicación. Este fue un llamado que nos hicieron todas las organizaciones y las mismas compañeras, para que también los compañeros se integren a este trabajo de comunicación y género y se vaya construyendo el equilibrio al interior de las radios. NOTA: Una versión más amplia de este artículo aparecerá en la Revista Media Development,2010/1-Rethinking-Media-and-Gender-Justice, editada por la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC).

8

Los trabajo de costrucciòn de la casa de la radio empezaron a principios de Febrero, tras una visita de diagnóstico de COMPPA junto con la coordinación del COPINH, donde se pudieron definir los detalles para la mejor ubicaciòn de la casa y de la torre de trasmisiòn. De este momento en adelante, las mujeres, los hombres, los y las ancianas y los y las niñas de la comunidad, cumplieron un esfuerzo enorme para costruir, bloque tras bloque, la nueva casa que hoy hospeda La Voz Lenca FM, y entregarla para la fecha de inuguraciòn fijada en Mayo. La casa consiste en tres espacios: un primer salon desde el cual se puede aceder a las dos cabinas de trasmisiòn. En la semana previa a la inauguración de la Radio, el equipo técnico de COMPPA se encargó de llevar a cabo todas las instalaciones eléctricas y de trasmisión en la casa de la radio. Cuando este arduo trabajo se completó, se siguió con el levantamiento de la torre de la antenna. La torre de 18 metros de altura se levantó en el cerrito adyacente la casa de la radio. Aparte de varios integrante de la comunidad, los y las comunicadoras de la escuelita tambièn participaron en los trabajos de levantamiento que duraron todo un dia. Por último se pudo proceder a equipar la cabina de trasmisiòn con todo el equipo necesario para la trasmisiòn: un trasmisor FM, una computadora de escritorio, una mezcladora, dos micrófonos y un teléfono celular fijo.


Después de unas cuantas pruebas para comprobar el funcionamento del equipo, el dia 28 de mayo se pudo proceder a la inauguración de la Radio Comunitaria de La Voz Lenca 92.3 FM, en la comunidad de la Cruz Concordia, Lempira. Cientos de personas de las comunidades cercanas acudieron a la fiesta de inauguración, que fue trasmitida por entero al aire y en directo. A parte de las participaciones de los y las integrantes de la comunidad, hubo intervenciones y discursos por miembros del consejo directivo del COPINH, por comunicadores y comunicadoras de la UVOC Guatemala, de ADEPZA de Zacate Grande, además de música en vivo por parte de un grupo de comunicadores populares de la Escuelita. Asistieron también varios observadores internacionales.

Escuela de Comunicación Popular de Los Pueblos Durante los últimos años COMPPA ha ofrecido talleres de comunicación popular a una variedad de organizaciones y pueblos en lucha. Estos talleres tenían la meta de fortalecer áreas de comunicación, proyectos de comunicación y radios comunitarias de las propias organizaciones según sus necesidades y particularidades. Después de un proceso de reflexión y evaluación de trabajo de los últimos años, en COMPPA vimos la

9

necesidad de sistematizar estos talleres y empujar el trabajo a un nuevo nivel de formación para comunicadores y comunicadoras de nuestras organizaciones hermanas. En COMPPA hemos reconocido la importancia de fomentar una formación integral con continuidad que asegura que cada comunicadora y comunicador de las organizaciones se forme con los elementos, herramientas, conocimientos y habilidades necesarios para poder ejecutar, coordinar, organizar y gestionar el área y los proyectos de comunicación y en particular la radio de su organización, con iniciativa, alegría, eficacia, creatividad, combatividad, responsabilidad e intencionalidad de fortalecer la lucha de su organización. Para poder lograr esta formación, COMPPA ha comenzado a desarrollar una Escuela de formación de comunicadoras y comunicadores populares, basado en la comunicación popular. La Escuela de Comunicación Popular de los Pueblos de COMPPA y su currícula, tal como se ha diseñado, consiste en 8 módulos temáticos de formación en comunicación popular con un enfoque en particular, pero no limitado, a la radio. Cada módulo contiene 4 ramas de formación general que abarca los temas: Comunicación Popular, Herramientas de Comunicación, Organización Interna y Facilitación, y lo Técnico. Cada módulo también contiene temas transversales como Comunicación y Genero, Derechos a la Comunicación, Derechos de los Pueblos Indígenas, Trabajo en Red y elementos de Facilitación y Coordinación de proyectos. Una de las metas principales de la escuela es formar Comunicadoras y Comunicadores quienes podrán multiplicar, compartir y formar la siguiente generación de Comunicadoras, rompiendo con dependencias y fortaleciendo sus organizaciones y sus proyectos de comunicación. En 2009 COMPPA arrancó con los primeros módulos de esta Escuela en Honduras con organizaciones hermanas la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras COPINH que ya desde hace tiempo venimos caminando juntos. Ambas organizaciones tienen años


impulsando la comunicación popular y radio comunitaria como herramientas fundamentales en su lucha por la tierra y territorio, en defensa del medio ambiente y por la revindicación de los derechos y la cultura de los pueblos indígenas y afrodescendientes. Las 6 radios entre las dos organizaciones también forman parte de la naciente Red Mesoamericana de Radios Comunitarias, Indígenas y Garífunas, una iniciativa que se viene soñando que promueva un espacio de apoyo mutuo y corresponsabilidad solidaria entre las radios y organizaciones participantes. Por las distintas realidades, historias y luchas del pueblo Lenca y el pueblo Garífuna, se decidió establecer dos escuelas itinerantes, una con cada organización, que recorrerían a las comunidades donde tienen sede las radios y centros de producción. Durante el transcurso del año, alrededor de 80 comunicadores y comunicadoras participaron en los primeros tres módulos entre las dos escuelas. La escuela de COPINH se dio dos veces, en marzo y noviembre, en La Esperanza, la sede de La Voz Lenca en FM y AM y una vez en San Francisco de Lempira en mayo cuando se inauguró la nueva Voz Lenca en la comunidad de La Cruz Concordia. Con OFRANEH los primeros dos módulos tuvieron lugar en Triunfo de la Cruz en abril y San Juan Tela en junio, sedes de radios Faluma Bimetu y Durugubuty Beibei respectivamente, donde éstas fueron reacondicionadas para ampliar su alcance, y el tercer módulo en noviembre acompaño la inauguración de Radio Sugua en la comunidad de Sambo Creek. Los primeros tres módulos abarcan temas introductorios a la comunicación popular y la radio comunitaria: qué es la comunicación popular, análisis y lectura crítica de los medios dominantes, cómo y por qué formarnos como corresponsales comunitarios, reflexión de la legalidad y legitimidad entre otros. En lo práctico, empiezan a aprender cómo hacer una entrevista, redactar una nota, usar una grabadora, hacer un programa radiofónica, editar audio en caliente y digitalmente y introducción a computación. En un principio, los trabajos fueron interrumpidos temporalmente tras el golpe de estado del 28 de junio,

10

pero éste también permitió que las comunicadoras y comunicadores pusieran a la práctica todo lo aprendido en los primeros módulos y también que vieran la importancia de medios propios y autónomos. Vieron en términos muy reales cómo la dictadura militar que se instaló tras el golpe hizo todo lo posible para que no saliera información verdadera sobre la situación que se vive en el país y toda la región. Durante las movilizaciones constantes en Tegucigalpa y en todo el país, comunicadores y comunicadores integrantes de la Escuela participaron en una serie de jornadas de trabajo para producir una serie de cuñas radiofónicas para educar a sus comunidades de qué se trata el golpe, qué es una asamblea nacional constituyente, quiénes están detrás del golpe entre otros temas. Ya terminados los primeros tres módulos, los siguientes cinco servirán para capacitación técnica, organizativa y seguir identificando a los comunicadores y comunicadoras que formarán los núcleos de multiplicadores para el proyecto de comunicación popular, indígena y Garífuna para sus organizaciones. Durante este año se incorporarán a varios comunicadores y comunicadoras al trabajo de planeación y facilitación de talleres introductorios con otras organizaciones para que empiecen a tener práctica desarrollando, planeando e impartiendo talleres de comunicación popular y radio comunitaria - fundamental para la multiplicación de conocimiento para futuras generaciones. Como COMPPA, hemos ido aprendiendo en cada paso de este proceso, actualizando viejos materiales y metodologías mientras desarrollamos nuevos practicando, reflexionando y luego volviendo a la práctica para seguir construyendo de forma autónoma esta Red Mesoamericana de Radios Comunitarias, Indígenas y Afrodescendientes con nuestras organizaciones hermanas.


Se vuelve a conformar AMARC Honduras

La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) es el referente organizacional, político y comunicacional de un movimiento internacional constituido en torno a las radios comunitarias, ciudadanas y populares. Está constituida en América Latina y el Caribe desde 1990 y cuenta con alrededor de 400 radios asociadas a lo largo del continente promoviendo la democratización de los medios en un momento donde éstos se encuentran cada vez más concentrados en manos de empresarios y capital transnacional. La dominación de los medios por este sector marginaliza las voces de los pueblos y la información verdadera que les sirve para entender la realidad del mundo en que vivimos para poder cambiarla. En Honduras la red de AMARC, que fue conformada desde hace casi una década por 5 emisoras pequeñas, privadas y católicas con la exepción de Faluma Bimetu, la radio comunitaria de nuestra organización hermana OFRANEH en Triunfo de la Cruz, tiene años que efectivamente no está funcionando. Sin embargo, tras el golpe de estado la Red Mesoamericana de Radios Comunitarias, Indígenas y Afrodescendientes que viene acompañando COMPPA, reflexionó sobre la necesidad de buscar una manera de respaldar el trabajo que ya vienen realizando hace años y que se veía amenzado particularmente bajo el contexto de la dictadura militar instalada tras el golpe, quienes han arremetido contra los medios de comunicación honestos. Entonces tras años de inactividad se retomaron platicas hacia la reconformación de AMARC-Honduras entre las radios de OFRANEH y COPINH junto con Radio Marcala, una de las radios fundadores de la red AMARC en Honduras. El 21 de septiembre, mísmo día que regresó Manuel Zelaya a Honduras, se inició una reunión en Tegucigalpa con representantes regionales y

11

continentales de AMARC junto con distintas radios comunitarias que conforman la Red Mesoamericana y otras radios, para establecer los términos para la reactivación de la red AMARC en el país. La reunión fue interrumpida tras apenas haber iniciado, ya que llegó la noticia de la llegada del presidente Manuel Zelaya a Honduras por primera vez desde su expulsión casi 3 meses antes. Los y las representantes volvieron a reunirse el día siguiente, en medio de la represión que se soltó en la ciudad tras el desalojo de la resistencia que se encontraba en las afueras de la embajada brasileña, pero lograron establecer unos primeros pasos para el funcionamiento de la red en Honduras, con la participación de varias radios, la mayoría de ellas también integran a la Red Mesoamericana: La Voz Lenca y Radio Guarajambala de COPINH; Durugubuty Beibei, Faluma Bimetu Lafuru Ligaran Baribarana, y pronto la nueva Radio Sugua de OFRANEH; Radio Orquídea del MCA en Aguán; y el incipiente proyecto de radio en Zacate Grande de ADEPZA. A nivel de América Latina, AMARC ha promovido activamente legislación para la apertura del espectro radioeléctrico, y democratizarlo ante la creciente concentración de medios radiofónicos y televisivos en manos de unos cuántos. Aunque parezca poco, estas nuevas leyes establecen que sólo 30% de estos medios pueden ser comerciales, dejando otro 30% como nacionales o estatales, y 30% comunitarios - ésto último representa algo bastante novedoso ya que la mayoría de los medios comunitarios a lo largo de América Latina se encuentran trabajando sin licencia alguna. Ante este panorama COMPPA acompañará el proceso de AMARC-Honduras y esperamos que esta nueva articulación también dé más vida, visibilidad y respaldo a nivel de América Latina a la Red Mesoamericana de Radios Comunitarias, Indígenas y Afrodescendientes, en Honduras en particular, ya que estas siguen trabajando en condiciones de represión severa. Y aunque tal vez la posibilidad de nueva legislación sobre las radios comunitarias esté lejos por la situación que se vive en el país, vemos que los lazos solidarios entre las radios de Honduras y toda la región siguen fortaleciéndose y que 'legales' o 'ilegales', son proyectos legitimados por sus propios pueblos y como se dice en las calles:

¡Aquí, nadie se rinde!


Los medios comunitarios ante el golpe de Estado y hacia una transformación profunda en Honduras * El domingo 28 de junio Honduras despertó con una noticia que el mundo creía haber dejado atada al siglo XX, un golpe de Estado con la tónica y las acciones propias a estos: censura, represión, persecución e intimidación. Durante los siguientes meses, los medios comerciales y los medios comunitarios jugarán papeles cruciales y contrarios, unos al servicio de los golpistas y los otros al lado de la gente. La mañana de aquel domingo, la noticia del golpe circuló solo por un momento, antes de que se cortara la electricidad a pueblos enteros. Radios comunitarias como Radio Progreso, La Voz Lenca, Faluma Bimetu, Radio Marcala, Radio Globo y Cholusat Sur recibieron llamadas amenazantes y luego fueron cerradas directamente por los militares o indirectamente por los cortes de suministro eléctrico a sus instalaciones, prohibiendo de hecho la difusión de los sucesos del 28 de junio. El gobierno había elegido ese día para una consulta sobre si colocar o no una cuarta urna en las elecciones generales, con el fin de votar a favor o en contra del proceso hacia una Asamblea Nacional Constituyente. Este fue solo el primer atentado contra la libertad de expresión que vivieron los medios críticos al golpe y más en general todos los medios comunitarios en Honduras durante esta nueva coyuntura. El golpe también se dio a la consciencia del pueblo hondureño. Tras conocerse la noticia, la movilización de la población en todo el país fue espontánea. Día a día, a pesar de la desinformación de los medios masivos y la censura de medios comunitarios y alternativos, los hondureños y hondureñas se fueron adhiriendo a las acciones coordinadas a través del Frente de Resistencia Contra el Golpe de Estado. El domingo 5 de julio, Tegucigalpa presenció una de las movilizaciones populares más masivas de su historia reciente; se contaron más de 200.000 personas, pero terminó trágicamente con la represión y el asesinato por parte de efectivos militares de Isis Obed Murillo, un joven que, como muchos otros, se había desplazado desde el interior del país para protestar en contra del golpismo. Durante los siguientes 160 días, las calles de Tegucigalpa, como las de San Pedro Sula, serían testigos de movilizaciones diarias de los y las incansables

12

de la resistencia frente el golpe de estado en Honduras. Blanche Petrich de La Jornada de México escribe que “El gobierno constitucional de Honduras señaló como las principales cabezas del golpe de Estado del 28 de junio a los dos ex presidentes que antecedieron al depuesto Manuel Zelaya en el cargo, Carlos Roberto Flores Facussé (1998-2002) y Ricardo Maduro (2002-2006); a los propietarios de 90 por ciento de los medios de comunicación, Jorge Canahuati (dueño de El Heraldo y La Prensa), José Rafael Ferrari (Emisoras Unidas y Televicentro) –un tercer magnate de medios es el propio Flores Facussé, dueño del principal diario, La Tribuna)– y a tres empresarios más que controlan monopolios en la banca, tiendas comerciales, empresas generadoras de electricidad y la intermediación con las trasnacionales petroleras, Camilo Atala, Freddy Nasser y Arturo Corrales”[1]. La realidad de la concentración de los medios comerciales en las manos de los principales oligarcas y autores intelectuales del golpe de estado deja con total claridad porqué y cómo fue tan importante el papel de los mismos medios comerciales para preparar el campo al mismo golpe. Estos medios, en conjunto con Televisión Nacional de Honduras, Canal 8 (originalmente creado como un canal de televisión público por el Presidente Manuel Zelaya), como la expresión mas reaccionaria antiZelayista y anti-Chavista, fueron estratégicamente utilizados para fomentar las campañas de miedo y justificar lo que los mismos golpistas llamaron un “suceso constitucional”, hasta lograr presentar sus elecciones “democráticas y participativas”. En octubre de 2009, durante una visita a Honduras, Benoit Hervieu, de Reporteros Sin Fronteras, decía lo siguiente: “En verdad, el caso de Honduras, es totalmente único porque también medios de comunicación importantes participaron directamente del golpe, en el sentido que fueron un punto de apoyo estratégico para este golpe y entonces dedicarse a defender la libertad de los medios, cuando los medios participan de acciones que coartan las libertades fundamentales, realmente es un caso nunca


visto en una organización como la nuestra”[2]. Ante la censura y las campañas de desinformación de los medios masivos, son muchas las alternativas comunicacionales que de forma coordinada o no, han ido llenando los vacíos que la prensa comercial ha dejado en una sociedad indignada ante tanto cinismo e impunidad. Periódicos como Resistencia surgido desde las contingencias, sitios web, blogs, radios comunitarias, los graffiti o los escritos en los billetes de la moneda nacional, han facilitado la difusión de mensajes distintos a las falacias que el gobierno de facto ha pretendido instalar entre la población, con el objetivo de desmovilizar y posicionar un discurso de aparente calma y normalidad. Ante la retirada de medios internacionales, que en alguna medida han sido los únicos referentes posibles para la escasa población que tiene acceso a ellos, los medios de comunicación populares y alternativos se enfrentan al reto de informar y denunciar las continuas olas de represión que se viven bajo el régimen de facto. El reto aumentará bajo el próximo gobierno de derecha, elegido en elecciones maquilladas por los medios comerciales como las más participativas en la historia recién de Honduras, a pesar de una abstención de por lo menos el 60%, según el grupo observador derechista Hagamos Democracia, tal como reportado por The Real News Network. Radios comunitarias y alternativas como Radio Progreso, La Voz Lenca, Radio Marcala, y Faluma Bimetu que en un principio fueron amenazadas, allanadas y silenciadas, pasan hoy en día a tener un papel fundamental en la coordinación de la resistencia y en la concientización respecto a las razones de la lucha. Más allá de la coyuntura actual, el golpe de estado y el cerco mediático ha develado la imperiosa necesidad de fortalecer la comunicación desde y hacia las comunidades. Mientras tanto, los desafíos que los medios comunitarios, con sus pocos recursos, enfrentan bajo un clima real de amedrentamiento y censura son enormes. Como subraya un informe[MC1] elaborado en octubre del 2009 por el Comité de Familiares de Desaparecidos para los Derechos Humanos – COFADEH, en Honduras se están violando los dos aspectos del derecho a la libertad de expresión: el derecho a la expresión directa por parte de la ciudadanía, así como el derecho a recibir una información digna y verdadera. Las violaciones “quedaron manifiestas con la suspensión temporal de las emisiones informativas

13

de Radio Globo, Canal 36, Radio la Catracha, Radio Progreso y hostigamientos hacia Canal 11 y Diario Tiempo, entre otros”[3]. Ana Pineda, directora de la Fundación Democracia sin Fronteras, aseguró que a cinco meses del golpe, se registraron 127 casos de violaciones a la libre expresión, lesiones a 31 periodistas y varias interrupción de transmisiones radio y de televisión[4]. La Red de Radios Indígenas y Garífunas A pesar de las condiciones adversas presentadas por el golpe de estado, en Honduras, actualmente existe una Red de Radios Indígenas y Afro-descendientes conformada sobre todo por dos radios en FM y una en AM pertenecientes al Pueblo Lenca (la tercera radio en AM controlada por un pueblo indígena en América Latina) en el occidente del país; y cuatro radios FM del Pueblo Garífuna en la costa Atlántica. Aunque al inicio del golpe, esta red fue amenazada con el cierre de casi todas sus radios, ha seguido al aire, sigue creciendo y sigue fortaleciéndose. Esta red, estrechamente vinculada con las organizaciones del COPINH, Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, y de la OFRANEH, Organización Fraternal Negra de Honduras, se ha ido desarrollado durante los últimos años a través de un proceso de formación en comunicación: actualmente cuenta con una escuela de comunicación popular de los pueblos, talleres de comunicación, radio y genero y capacitación técnica para el manejo y mantenimiento de sus radios comunitarias. Las radios La Voz Lenca (en AM y FM), Faluma Bimetu, Durugubuti Bey Bey y demás, transmiten cotidianamente programas desde los territorios Lencas y Garífunas con transmisiones en sus lenguas maternas, promoviendo el rescate y defensa de sus territorios, culturas milenarias y derechos universales de los pueblos indígenas, a través del ejercicio activo del derecho a la comunicación amparado, además, en el Convenio 169 del O.I.T. firmado también por Honduras. Esta red de Radios Indígenas y Afrodescendientes de Honduras incluye también otros esfuerzos radiofónicos de organizaciones de base y lucha como la Radio Orquídea del MCA, el Movimiento Campesino del Aguan en la comunidad Guadalupe Carney, un predio de 5000 hectáreas recuperadas por la organización , después de que una base militar estadounidense fue abandonada y luego recuperada por el depuesto Presidente Manuel Zelaya en el departamento de Colón. También los y las comunicadoras de Zacate Grande


en la Costa Pacifica Hondureña, quienes tienen una lucha en defensa de la usurpación de su territorio por el empresario oligárquica Carlos Flores Facussé, quien les amenaza desde hace varios años con desalojar sus comunidades para colocar sus hoteles en la zona conocida como Club Coyolito. Además, la red está vinculada con un esfuerzo de intercambio con las redes hermanas de Radios Indígenas y Comunitarias de Guatemala y el Sureste Mexicano quienes han estado transmitiendo las denuncias y el repudio general al Golpe de Estado Hondureño en sus respectivas radios. Por las mismas condiciones generadas por el golpe de estado y por los decretos presidenciales que amenazan la libre expresión y difusión de ideas, esta red enfrentará grandes retos por mantenerse al aire y defender sus espacios informativos, mientras que el régimen de facto comienza a aplicar medidas más represivas e intimidatorias hacia los y las comunicadoras populares e indígenas del país. Pero las organizaciones confían en que exista una diferencia grande entre los medios comerciales y los medios comunitarios de Honduras, dicen que el pueblo defenderá a sus medios, los medios comunitarios, porque transmiten el interés y la realidad de lo que vive el pueblo mismo. Iniciativas alternativas, autónomas y comunitarias como las redes de medios comunitarios en Honduras serán realmente unas de las iniciativas más valiosas, en este momento histórico, para la construcción de un amplio frente en contra no solo del cerco informativo sino que también del bombardeo propagandístico que lleva a cabo el régimen de facto para convencer a la población de que aquí en Honduras “No pasa nada”. Al contrario, aquí en Honduras sigue el golpe de estado pero los medios comunitarios están fortaleciéndose para romper el silencio y la complicidad, se están organizando mano y mano y codo a codo con el pueblo porque vienen del pueblo, hablan con las mismas voces del pueblo, luchan con el pueblo y son del pueblo.

* Una versión de este artículo aparecerá en la segunda edición del libro "América Latina Desde Abajo: experiencias de luchas cotidianas...". Coordinado por Marco Coscione, Editorial ABYA YALA.

14

Referencias [1] Blanche Petrich, “Los ex presidentes Flores Facussé y Ricardo Maduro, autores materiales del golpe a Zelaya”, La Jornada, México, 2 de octubre de 2009. [2] Véase: “Organizaciones de prensa internacional confirman graves violaciones a la libertad de prensa”, en Revistazo.com, http://www.revistazo.biz/cms/index.php. [3] Véase: “De masivas a selectivas las violaciones a DDHH en el marco del golpe de Estado”, en DefensoresEnLínea.com, http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php. [4] Thelma Mejía, “Periodismo-Honduras: Misión de alto riesgo”, en IPS, 25 de noviembre de 2009, http://ipsnoticias.net/print.asp?idnews=94047. [5] http://www.comppa.com


Difundiendo Nuestras Voces Entrevista con Juan Vásquez, coordinador de la radio La Voz Lenca. A continuación, les presentamos una entrevista con Juan Vásquez, coordinador de la radio La Voz Lenca del COPINH, como testimonio de la experiencia de las Radios Comunitarias, Populares e Indígenas en Honduras, como herramienta de lucha no solo contra el golpe de estado, sino que para la transformación profunda de Honduras. Juan, ¿hace mucho que están ligados a las actividades del COPINH? “La realidad es que nosotros, como COPINH, hemos estado siempre en acciones reivindicativas y de lucha para el pueblo Lenca. El Copinh nació como una organización en defensa de los recursos naturales en un principio y en defensa de los bosques. En esto de la defensa de los bosques se logró que se salieran más de 50 aserraderos de explotación maderera que estaban aquí en Intibucá, Lempira y La Paz. Después, la gente fue confiando en COPINH y se sumaron más luchas como la titulación de la tierra comunitaria, como la defensa del agua que está en peligro de privatización. También se optó por luchar por la salud y, bueno, por todo lo que son los derechos del pueblo indígena Lenca. Nosotros montamos todo tipo de acciones reivindicativas: tomas de carreteras, tomas del congreso nacional, de casa presidencial en motines, exigiendo todo lo que el pueblo Lenca necesita y todos los temas que trabajan. Entonces a través de esto, todo el mundo fue reconociendo lo que es COPINH”. ¿Cómo comenzó la idea del trabajo en los medios de comunicación alternativos? “Nosotros estábamos, me recuerdo, en un foro contra la explotación de los recursos naturales, un foro mesoamericano que se implantó aquí en Intibucá. Fue donde conocemos a los Comunicador@s Populares por la Autonomía, COMPPA[5]. En aquel momento ya teníamos un programa de radio, una radio comercial no una radio comunitaria, de una hora diaria de lunes a viernes todos los días. Bueno, cuando estuvimos en este foro reunimos con Comppa y nos dijeron que necesitábamos dar difusión a

15

nuestras actividades y lucha; nos preguntaron: ¿Ustedes tienen algún medio de comunicación alternativa? Y nosotros contestamos que no, que solo teníamos ese programa de radio. Entonces platicamos con Comppa de qué manera podríamos hacer un proyecto de radio comunitaria y comunicación alternativa: así fue cómo iniciamos este proceso para ver si podríamos preparar compañeros en la comunicación alternativa, para pasar programas, para elaborar cuñas, para elaborar boletines. Fue así: los compañeros de Comppa nos motivaron y nos convencieron de que necesitábamos una radio propia, comunitaria, al servicio de la gente y de las luchas que apoyábamos”. Así, empezó todo… me imagino que no fue nada fácil… “No, no fue fácil, pero acompañados por los compañeros de Comppa, con sus capacitaciones, sus aparatos y equipos, empezamos a montar una radio comunitaria. Yo recuerdo que en un principio esta radio funcionaba aquí en la ciudad, no más, trabajando con aparatos pequeños, con grabadoras para ver si teníamos la capacidad de poder trabajar como un medio alternativo. Recuerdo que también empezamos a capacitar a la gente; era el comienzo pero igual a veces lográbamos transmitir 4-5 horas diarias, de las 8 de la mañana al mediodía. Después nos fuimos ampliando más, la jornada entera y luego desde las 5 de la mañana hasta las 9 de la noche ya que teníamos mayor frecuencia, mayor capacitación”. ¿Qué papel juega el pueblo en todo esto? “Hemos involucrado a más gente posible y mejorado la parte técnica de la radio; han llegado más grabadoras, un equipo más potente, y estamos desarrollando más


capacitaciones, porque es sobre todo esto lo que la radio requiere. Con todo esto, La Voz Lenca se ha convertido en una de las radios con más participación y más audiencia y, sobre todo, con un público conciente de que esto es totalmente diferente de las radios comerciales. Como siempre hemos dicho en COPINH, como decimos en la comunicación popular, hay que luchar con dignidad. Y una manera de luchar con dignidad es que la radio comunitaria es para el beneficio del pueblo, todo el pueblo participa en ella. No trabajamos para fines comerciales o para el beneficio de los transnacionales o los grupos de poder que nos tienen en la miseria y la pobreza. En esta emisora comunitaria suenan las voces de los pobres, de los pueblos indígenas, gritan nuestra cultura, nuestro patrimonio y nuestras luchas de cada día. La simple lucha por existir nos une en contras de las instituciones. Siempre nos han dicho que COPINH no podía tener radios, pero el pueblo indígena nos apoyaba. ¿Por qué los poderosos pueden tener medios y nosotros no? Además, nos apoyan las bases del Convenio 169 de la OIT”. ¿Cómo la comunicación popular alternativa aporta a las luchas y reivindicaciones? “Sabemos que los medios de comunicación, en su mayoría, son de la oligarquía, son del poder. ¿Que eso es lo que nos ofrecen? Solo mentiras. Lo que nos ofrecen son engaños y creo que la radio comunitaria hace un esfuerzo grande para lograr crear en la gente la conciencia adecuada, para luchar y cambiar este esquema tan perverso que tenemos. Actualmente es desde la comunicación popular alternativa, solo desde allí, que COPINH puede dar frutos a la sociedad hondureña. ¿Por qué? Nos atacan con la privatización del agua, con la construcción de las represas y el despojo de los recursos naturales. Por ejemplo, acá en La Esperanza, o Intibucá la cabecera departamental, pudimos defendernos contra el proceso de privatización del agua y consecutiva destrucción del sistema de servicio del agua y de alcantarillado. El pueblo respondió, entendió las consecuencias negativas para toda la sociedad y defendieron las campañas que empezamos a transmitir desde La Voz Lenca. Llamamos a la gente a que no se dejara engañar y el pueblo respondió. Éstas son las señales que demuestran como la comunicación popular alternativa construye lucha y como de esto toda la sociedad obtiene sus frutos”.

16

¿Cómo se movilizaron frente al Golpe de Estado? “Desde el 28 de junio, La Voz Lenca ha jugado un papel fundamental en llevar a todas las comunidades, en donde nos escuchan, informaciones de la realidad, de lo que está sucediendo con este golpe de estado. Los medios de comunicación comercial de poder diciendo lo disfrazaban como una sucesión presidencial, decía que Zelaya no obedecía al pueblo y estaba entregando la tierra a Chávez; decían que se venía el comunismo y guerras, y que a la gente le iban a quitar sus tierras, o si tenían dos animales se les iban a quitar uno, porque todo tenia que ser igual. Era una terrible campaña de miedo, necesitaba inculcar el miedo en la gente. La Voz Lenca, ha dicho NO a esta campaña de miedo y empezó a transmitir lo que realmente está sucediendo”. ¿Qué es lo que comunicaban los grandes medios? “Por ejemplo, le echaron veneno al proyecto del ALBA y al Petro-Caribe, dos de los proyectos de integración que suscribió el Gobierno de Zelaya. Para la población son importante porque nos permitían tener combustibles a un menor precio: en los últimos años todo subió, el precio del combustible, suben los huevos y todo los productos de la canasta básica… sube todo. Pero los grandes medios decían que estos proyectos solo eran beneficio de Hugo Chávez que nos iba a llevar todas las riquezas no dejando nada a cambio. Nosotros hemos dicho en la Voz Lenca que esto es mentira. Es totalmente contradictorio. Ya tenemos pruebas aquí en Honduras de cómo, en varias comunidades, después del Huracán Mitch justo cuando implementaron el Tratado de Libre Comercio, todas las nuevas leyes permitieron el saqueo de los recursos nacionales. Nos siguen mintiendo, mientras otros, ¿otros qué haces? Solo un ejemplo: Cuba nos mandó una delegación de médicos que nosotros acompañamos a las comunidades del COPINH, sobre todo las que más necesidades en ámbito de la salud tenían. El pueblo lenca casi nunca ha visto un médico. Los médicos cubanos caminaron horas y horas, hasta seis o siete horas para llegar a las comunidades, hasta allí han llegado los médicos cubanos. Han hecho miles de operaciones totalmente de forma gratuita aquí. Esto es la ALBA, y nosotros esto le decimos a la gente”.


El golpe fue quizás la última prueba, porque la radio ya se estaba ganando la confianza de la gente, ¿verdad? “Gracias a Dios que hasta el momento solo hemos recibido amenazas; han militarizado la zona donde transmitimos pero nunca se atrevieron a llegar hasta adentro para sacar a nuestros aparatos; yo creo que saben muy bien que en COPINH hay gente luchadora, gente que defiende sus derechos. Por eso. Bueno, nosotros tuvimos que tomar decisiones de seguridad también, para desmantelar la radio y esconderlo en caso de necesidad. No tanto por miedo a los militares, sino por prevención, pero seguimos al aire aquí en La Esperanza y también en San Francisco Lempira. Por ejemplo, el día de las elecciones nosotros estábamos transmitiendo todo el día, pero siempre con seguridad. ¿Qué nos da esta fuerza? La gente ya está lista para defender a la radio en cualquier momento, en el momento en que hubiese una intervención militar de verdad. Hasta el momento nada ha pasado, seguimos al aire lanzando estos mensajes. Por eso mucha gente dice que somos la «la única emisora diferente a los medios comerciales porque allí en la voz lenca dicen la verdad; porque son los únicos que dicen que se debería de terminar con este régimen de facto y para terminar con estos grupos de la oligarquía»”. “La gente ya sabe que es el COPINH y que significa una Radio Comunitaria. Así las comunidades hacen suya la voz de la radio, como por ejemplo durante las elecciones cuando nos enviaban sus comunicados. Pedían la renuncia de las candidaturas de la Unión Democrática[MC3] , porque participar en el proceso electoral habría significado avalar el golpe de Estado. O también cuando apoyábamos las movilizaciones en contra de las represas en San Francisco de Opalaca: ahí todas las comunidades rechazaron los proyectos de las represas y de explotación de los recursos naturales. Le dimos duro a los golpistas y le dimos duro a los Schucry Kafie, los Facussé, los Rosenthol, los grupo Terra y Rio Plata que llevan sus proyectos en San Francisco de Opalaca. La gente pudo fortalecer su lucha y su organización gracias a una voz más potente y más escuchada”. La radio encuentra su sentido en estas luchas, crece con ellas y las retroalimenta… “Sí, básicamente porque estamos creando que ahora sí la gente conoce el significado de las luchas del COPINH. Antes la gente ni siquiera sabía qué era el COPINH. Se

17

podían creer los cuentos de aquellos que nos acusaban de ser terroristas, de los que decían que nos pagaban miles y miles de dólares para estar desestabilizando el estado, que sacamos a solear en canastas los dólares porque no teníamos como gastarlos. Una campaña tremenda, eran los medios oficialistas y no teníamos como responder. Pero hoy con La Voz Lenca, todos los programas han sido fortalecidos y la gente puede abiertamente decir que La Voz Lenca significa defender el agua, defender los derechos de los jóvenes, de los adultos, de los ancianos, de las mujeres y luchar para una sociedad más justa y más humana. Entonces, en esto se basa el trabajo de la Voz Lenca. Estamos muy orgullosos de hacerlo y vamos a continuar adelante para, como dicen en el Frente Contra el Golpe del Estado, inundar a Honduras con los medios comunitarias”. “Ahora, para terminar quizás sería bueno tocar otro tema fundamental que desde la radio seguimos defendiendo. Hay grandes emisoras como Radio Globo o Canal 36 que se están esforzando enormemente en contra del Golpe. Sin embargo, son empresas privadas. También se alimentan con las entrada que reciben por parte las transnacionales de productos como la Coca-Cola, o por parte de las grandes empresas de telefonía. Son transnacionales como otras, que saquean nuestro país y sus recursos naturales. Nosotros no podemos acepatarlo, no podemos trabajar recibiendo sus migajas. Hay que formar una articulación de comunicación alternativa propia del pueblo, sin intereses económico detrás. HRN y Radio América dicen que son la voz del pueblo, pero es mentira. Si usted quiere dar un comunicado de una organización de lucha o si usted quiere hablar en contra del golpe de estado, le dicen que no le dan entrada. Ésta no es la voz del pueblo. Las radios comunitarias sí son la voz del pueblo. Están constantemente sostenidas por el pueblo, defendidas por el pueblo, sin fines de lucro, sino que con fines de formar en la gente aquella conciencia política y comunicacional para que se sientan dueños del medio y a su vez constructores de nuevos procesos sociales. No nos mueven los dólares, sino el compromiso para seguir luchando y convertir esta Honduras en una sociedad más justa y humana”.


“La poesía es un acto político porque implica decir la verdad.”

Poesía con Mujeres Indígenas, Campesinas, y Garífunas Muchas veces cuando escuchamos la palabra ‘poesía’ pensamos en hombres ricos, “cultos” y blancos escribiendo versos impenetrables y misteriosos. Y cuando no entendemos estos versos o preguntamos la utilidad de escribir cosas que nadie entiende y que no hablan de las realidades afuera de las mansiones y universidades, nos dicen que somos tontos e ignorantes. Pero como la radio, la poesía debe ser para todas y todos, y es una manera de levantar la voz, dar ánimo a luchas para la justicia, y construir el mundo en que queremos vivir. Como dice María Suárez de Radio Fire Costa Rica, “La palabra es la vía para recuperar nuestra dignidad…es un paso sentirnos sujetos, personas con derechos.” En la verdadera poesía del pueblo hablamos con el lenguaje popular o materno y desde nuestras propias experiencias, tal como escribieron participantes en un taller en Guatemala, “Somos mujeres de sangre que queremos paz y justicia, dignidad y derechos.”

Como parte de los Talleres de Comunicación Popular, Radio Comunitaria, y Género trabajamos con la poesía para desarollar nuestras voces y disfrutar la creatividad, expresar lo que vivimos, porqué y para qué luchamos, y lo que hemos sobrevivido. Presentamos la poesía como una herramienta de autodeterminación y resistencia, y una forma de romper el silencio. Esperanza, una participante de Oaxaca escribió, “Yo lucho por mi comunidad para que dejemos de ser como las velas del altar que dan luz y van muriendo. Sino que seamos como estrellas brillantes en el cielo.”

18

En los talleres de poesía, nos enfocamos en técnicas básicas como la naración, la metáfora y cómo integrar detalles concretos y sensuales. Hablamos de temas como género y patriarcado, trauma y memoria, pobreza y clasismo, y las luchas en que participamos. Estudiamos y leímos la poesía de Daisy Zamora, Gioconda Belli, y Leonel Rugama, (Nicaragua); Maya Cu, Julia Esquivel, Calixta Gabriel Chiquín, y Otto-Raúl Gonzalez (Guatemala); Chrystos y June Jordan (indígena y afrocaribeña de los EEUU); Silvia Elena Regalado (El Salvador); Pablo Neruda y Marjorie Agosín (Chile); Waldina Mejias y Rita Palacios (Honduras); y Maria Sabina (México.) Aquí compartimos algunos poemas realizados por las compañeras:


México Sonia

Honduras Paraiso Terrenal Teresa Reyes

Yo lucho para que la gente viva en igualdad para que caminen con fuerza y puedan volar como una paloma libre, sin fronteras

Vengo de un lugar escogido por extraños para el triunfo de una batalla.

También lucho por mi quiero llegar hasta la punta del árbol mas alto y poder mirar todo lo que me rodea.

Lugar sagrado virgen sín impurezas Que da vida sin condiciones Acoge a los descalzos, pescadores, cultura Náufragos, dignidad, sabiduría, espíritu fuerza, humildad, y solidaridad

Lucho por mis padres que siempre caminen con luz y no en la oscuridad

Fuerza ancestral sopla entra las hojas de sus palmeras, que acaricia el rostro sudado de la madre y los niños corriendo.

Por las mujeres solas, tristes y que viven con violencia son ellas como una flor marchitada son como un pez sin agua son como la luz de la vela que al soplar el viento se apagan debemos luchar y resistir para encontrar la libertad.

Paz y armonía descansa en la hamaca del anciano que murmura un cántico de parranda tallando un mortero. No es casualidad haber llegado y florecer en esta tierra prometida, mi paraíso terrenal, donde generaciones de Satuye y Barauda serán como la arena del mar.

Guatemala Dolores ut chiqqnakwaq taxq atinak chirix Renaq liq’qkalebal takuqq chinabaj na woj Lina qaj ay lin irix lao naq li qakalebal naqaj rajnaq usaq chius chirueb li chiab chalre chiqu laho laj Ralx chó c’h’ Takun raj chiq Y que sepamos cómo hablar sobre nuestra comunidad, para que nuestra comunidad Pueda levantarse. Lo que queremos nosotros Que nuestra comunidad se levante y que se mejore en el año que viene para nosotros los hijos de la tierra.

19

“Soy Mapuche, mujer, pobre, y poeta. Tomé las armas de la literatura para defenderme del racismo y clasismo inserto en la sociedad.” Poeta Graciela Huinao


Publicación de COMPPA Comunicadores y Comunicadoras Populares por la Autonomía Año 2009* 2010 http:/www.comppa.org/ comppa@comppa.org


Boletin COMPPA 2009