Page 1

P S ICO N A U TA


C omenzamos nuestro segundo año de travesía hacia y a través del autoconocimiento del ser humano, no ha sido

sencillo pero el trabajo es del todo satisfactorio. Hay miras hacia nuevos horizontes, nuevas secciones. Por ahora deleitense con las consideraciones de la corriente lacaniana sobre la toxicomanía que nos ofrece el Dr. Luis Fernando Zapata Bedoya, sobre sus procesos de goce a través de las sustancias tóxicas para una posible estructuración del sujeto; en éste número toca al cuento de la Sirenita ser narrado desde la versión original de Andersen y concluimos el tema de los niños en situación de calle con los fundamentos teóricos para su reeducación emocional explicado por nuestros pedagogos y para reflexionar los dejaremos con las características naturales de nuestra salud. Quiero agradecer a los colaboradores que nos han venido apoyando desde el primer número, gracias a Dulce por mandarnos sus noticias, a Lizbeth por sus reflexiones y pensamientos, a Rosario, Cynthia, Carmen y Abraham por compartirnos temas interesantes en Pedagogía y en especial a Nallely que ha estado desde la formación misma del proyecto, ayudando aquí y allá como hada madrina. Gracias a ustedes lectores por seguir en su preferencia, aunque a veces sea involuntaria. Continuemos pues...

Jesús Reyes y Reyes Director de la Revista Psiconauta


Editorial

p. 3

Noticias

p. 4

Filofraseando

p. 5

Personas naturalmente saludables

p. 6

Lacan: La función paterna, la toxicomanía o el asesinato del padre Cuentos de hadas 3: Bajo el mar... La Sirenita

p. 11

De la calle, ¿Inadaptado social? Última parte

p. 18

Libros

p. 22

Web

p. 23

Eventos

p. 24

Anuncios

p. 26

Teléfonos

p. 27

Contacto

p. 29

PSICONAUTA

p. 15

Todos los textos e imágenes en esta obra están bajo una licencia Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México de Creative Commons. Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.5/mx/. Puedes copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, hacer obras derivadas pero únicamente bajo las siguientes condiciones: Debes, de alguna manera, atribuir el trabajo al autor original, no puedes utilizar esta obra para fines comerciales; si alteras, transformas o creas una obra a partir de esta obra, solo podrás distribuir la obra resultante bajo una licencia igual a ésta.


Confirmado: ser feliz alarga la vida Los estados de ánimo positivos benefician al cuerpo humano en varias formas. Una revisión de más de 160 estudios, llevada a cabo por un equipo de la Gallup Organization de Princeton (Estados Unidos), permitió constatar de forma "clara y convincente" que los individuos que reconocen ser felices viven más y con mejor salud. El profesor de psicología Ed Diener analizó diferentes estudios a largo plazo con personas, algunas pruebas experimentales en las que también se incluían animales y otras investigaciones que evalúan el estado de salud de gente estresada por fenómenos naturales. Uno de estos estudios, en el que participaron casi 5.000 personas desde su juventud hasta la vejez mostró que aquellos que eran más pesimistas solían morir más jóvenes que sus compañeros. En otra investigación, en la que se hizo seguimiento a 180 monjas, se observó que aquellas que escribieron autobiografías positivas a los 20 años sobrevivieron más que las que recordaban de forma más negativa su vida juvenil. Los experimentos realizados mostraron que los estados de ánimo positivos reducen las hormonas relacionadas con el estrés,

Fuente: eltiempo.com 05/03/11

crisis psicológica, ansiedad, miedo, represión y angustia”. Por eso, se debe despejar dudas en el paciente y utilizar diversas técnicas que ayuden a sobreponerlo.

La Psicología ayuda a la asimilación de una enfermedad de transmisión sexual

Delincuencia orilla a brindar atención psicológica grupal en escuelas

La importancia de la Psicología en aspectos de enfermedades de transmisión sexual, radica en ayudar a asimilar la patología y que el paciente no se deprima en este procedimiento, indicó el doctor Alejandro Zacarías De la Vega, docente de la UNAM, durante la conferencia Implicaciones psicológicas de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que impartió ante alumnos de la Facultad de Ingeniería Química de la BUAP. Aclaró que cuando se habla del aspecto psicológico no sólo se tocan los trastornos mentales, sino que también se involucran cuestiones emocionales y espirituales, que tienen relación con la esencia del ser, creencias y religión. Expresó que el papel del psicólogo en las ETS es “acompañarlos en el aspecto de asimilar su enfermedad, porque información de diagnósticos de este tipo y de forma directa, causa conflicto, frustración, trauma,

Torreón, Coahuila.- Debido al clima de inseguridad que se vive en la región, la Unión de Colegios Particulares de La Laguna informó que se ha incrementado el número de estudiantes que solicitan atención psicológica, pero, es tal la demanda que ya no se hace de manera individual, sino grupal.

aumentan la función inmune y favorecen una pronta recuperación del corazón después del esfuerzo.

Fuente: Milenio


“La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy” Lucio Anneo Séneca

C

reo que en algún momento te has visto en ésta situación, preocupad@ por imaginar lo que mañana pudiera pasar por los acontecimientos o eventos que aún no han llegado y, sin embargo, gastas mucho de tu energía para poder atender lo que hoy si pasa. Fantasear o imaginar es algo que haces diariamente, sin embargo; la dificultad comienza cuando esto lo tomas como una realidad que no existe y que por lo general la proyectas con consecuencias o efectos negativos, los cuales te provocan miedo, angustia o desesperación, tomando en cuenta que el tipo de pensamientos que tengas repercute en tus emociones. Creas entonces un diálogo mental que te aleja de disfrutar del presente, lo que si está sucediendo hoy, dejas de lado cosas de las que si tienes el control por atender lo que pudiera suceder, y es porque estas acostumbrad@ a preocuparte en vez de ocuparte de lo de hoy. Finalmente es una manera de escapar del presente, querer controlar el futuro y si bien es cierto, se vale hacer planes, tener sueños, expectativas, sólo que en ocasiones te olvidas de disfrutar de lo que vives día a día por querer o temer algo que ni siquiera sabes si sucederá o no. Date cuenta qué tan frecuente haces esto y en qué momentos sueles hacerlo, encontrarás probablemente que muchas de tus preocupaciones son sólo suposiciones, lo ideal sería vivir cada instante que sucede, valorando las posibles consecuencias pero sólo para hacerlo como método preventivo y no como un motivo de preocupación inexistente. Valorar cada momento que pasa te ayudará a estar más en contacto contigo, y evitarás caer en las preocupaciones innecesarias que disminuyen tu bienestar físico y emocional. Cuando vives el presente te relacionas con las personas que están a tu lado, con las circunstancias y emociones actuales, y no con los pensamientos que se van hacia el futuro. Permítete valorar cada instante y concientízate de qué tan a menudo prestas atención a tu presente, el cual es lo que tienes día a día. Martha Lizbeth Ochoa Alfaro

Martha Lizbeth Ochoa Alfaro es Licenciada en Psicología por la UVM, tiene estudios en Orientación y Facilitación Humanista, estudia la Maestría en Terapia Gestalt.


Personas naturalmente saludables

Jesús Reyes y Reyes

“La posesión de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastándola, y si no se gasta no se goza” Francisco De Quevedo

C

ada uno de nosotros puede reconocer los síntomas primarios de afecciones leves tales como gripe, fiebre, síntomas como dolor de cabeza y estómago o mareos que si bien son señales de algo leve, es sabido que su presentación crónica indica ya algo de mayor cuidado. Sumemos ahora el mal manejo del concepto y los síntomas del estrés, las consecuencias negativas tanto físicas y mentales de las condiciones laborales, escolares y sociales de la actualidad. Tanto nuestro cuerpo como nuestra consciencia con la autorregulación organísmica están al tanto de nuestro equilibrio, buen funcionamiento y bienestar; es cuestión de poner atención a sus procesos naturales y a los dictados de nuestra consciencia. Vivir al ritmo de ésta sociedad moderna e industrializada es algo a lo que el cuerpo humano aun no está adaptado, ahora los retos y las situaciones en

la cuales hay que solucionar son a largo plazo. (Coleman, 1999, p.81) Esto puede tener al cuerpo constantemente tenso y atento a la acción, pero el cuerpo está diseñado para la acción inmediata y la solución inmediata, no a procesos burocráticos, legales o proyectos a desarrollar. Algo que se ha solucionado, por lo menos en los países desarrollados, son las necesidades físicas básicas: si tengo hambre voy al refrigerador o a la alacena y tomo algo de comer o voy a comprar algo al almacén; tengo mi casa bien protegida que me abriga en tiempos de frío, puedo dormir en una cama cómoda, tengo ropa limpia y puedo asearme con agua caliente si lo deseo. Todas estas necesidades pueden ser satisfechas y solucionadas casi inmediatamente, un proceso legal, un proyecto, la deuda de la casa requiere más tiempo, será un asunto que aun no termina, por lo tanto el cuerpo estará atento y tenso hasta que el asunto


finalice. Esta actividad y tensión constante viene a desgastar el cuerpo: aparecen los síntomas de estrés (el término correcto es distrés), baja en las defensas naturales del cuerpo, afecciones cardiacas, úlceras o hipertensión, por mencionar algunas. Estas reacciones naturales del cuerpo antes que las afecciones físicas surgen para mantener el cuerpo en equilibrio y en óptimas condiciones, sin embargo no hacemos caso de ellas, nos han hecho pensar que son síntomas y no procesos de cuidado de nuestro organismo, así que los atacamos con sustancias y medicamentos para que esos “síntomas” desaparezcan y podamos seguir con nuestro trabajo. Nada más erróneo y peligroso. Aquí intervienen nuestras madres y abuelas con los remedios caseros transmitidos por generaciones, ya en estos años recientes conservados aún por libros compilatorios que si bien han trascendido por su eficacia, a la ciencia médica se ha dedicado a echar por tierra su efectividad mientras que por otro lado sacan la formula química para venderlo como un medicamento serio. Estos remedios caseros y naturales podían servir para aliviar el dolor y padecimientos o bien para sanar. El ritmo de la vida moderna ha hecho que todo tenga que ser adquirido como un producto procesado y envasado. Las abuelas y madres de antaño tenían gran cantidad de remedios a la mano, en una especie de arte sanatoria casi innata. Los productos de ahora sólo nos ofrecen alivio instantáneo pero pasajero, hemos olvidado pues que la diferencia entre éste alivio ante la incomodidad de un síntoma o reacción del cuerpo y la curación de nuestros padecimientos, de nuevo estos tiempos veloces que nos hablan de una solución instantánea pero aparente, la gran mayoría de ellos provocada por el estrés, que hasta para sus respuestas naturales hay sustancias. El marketing ha hecho maravillas en las ventas de cualquier producto; en los negocios el éxito consiste en obtener ganancias cuantiosas, desgraciadamente

esto se ha transmitido a otros aspectos de nuestras vidas: tenemos que sacar la mayor ganancia y el mayor éxito a costa de engañar, someter, burlar y pasar por encima de quien sea. El marketing de éstos remedios y medicamentos cubriendo una necesidad real o no, ofreciéndose incluso como producto preventivo a un padecimiento que quizá nunca se llegue a tener, pero que la publicidad intensa hace honda mella en la decisión del público. Cuántos casos no habrá de personas que creyendo que tienen ese padecimiento por medio de síntomas parecidos pero no confirmados por un médico estén ingiriendo tal o cual producto sin la menor necesidad o cuando el diagnóstico resultará en otro distinto. La automedicación es un asunto que requiere información ya que es responsabilidad de la persona que lo ingiere o quien lo administra. La Organización Mundial de la Salud promueve el uso racional de los medicamentos, ya sea que no se toman como está prescrito, se toman de forma incorrecta o se toman en exceso (OMS, 2010). Cuando se tome un medicamento farmacológico o tradicional es importante seguir las instrucciones de la prescripción, en caso contrario podemos llamar a esto autoprescripción, que también se da cuando tomamos medicamentos que requieren receta sin el consejo de un médico, sólo porque funcionó en algún familiar o conocido. La automedicación responsable es aquella que se hace de forma informada y ordenada, siguiendo las indicaciones y dosis recomendadas en los medicamentos y sustancias. Y a todo esto, ¿siempre es necesaria la automedicación para cada padecimiento simple que se presenta? Para Coleman (p.79), es importante primero escuchar las señales del propio cuerpo, una fiebre no muy alta, una diarrea o el flujo nasal tienen sus funciones curativas. El cuerpo humano es un organismo perfecto capaz de curarse a sí mismo.


La OMS define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.” (s.f.) y la salud mental en específico como “un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.” (2007) La salud y el bienestar es el estado normal de las personas, pero ¿cada persona tiene la salud y necesita estar bien como su vecino? Para la salud física los médicos han establecido rangos de los valores “normales” de las propiedades y funciones del cuerpo humano, hablamos de rangos de normalidad y no de medidas exactas, ningún cuerpo humano es idéntico. Como mencionamos más arriba, satisfacemos las mismas necesidades de sueño, hambre, sed, oxígeno, seguridad, todo esto se traduce en bienestar mas no es la misma para cada uno de nosotros, unos necesitaremos ingerir más proteínas, otros dormiremos menos, dependiendo de nuestra actividad física y mental, edad, sexo y hasta la cuidad y la cultura en que vivimos. Fritz Perls llama Autorregulación Organísmica1 al proceso mediante el cual el organismo interactúa con el ambiente para mantener el equilibrio. Él confiaba en éste proceso del organismo para regularse a sí mismo en consonancia con el ambiente y con sus necesidades; lo lleva hacia la existencia del hombre y la responsabilidad por sí mismo, una de las características de la persona sana. Parte de la responsabilidad por sí mismo y nuestras acciones se refleja en el buen manejo de la automedicación, el autocuidado y la atención a las señales de nuestro cuerpo; también la responsabilidad sobre la salud mental implica la higiene mental, la consciencia de los propios estados mentales, las emociones, su manejo adecuado y la búsqueda de

emociones positivas como consecuencia de esta higiene. La persona saludable que se hace cargo de sí misma y responde al ambiente adecuadamente, cuidándolo y generando buenas relaciones con él. Otra de las características de la persona saludable es la tendencia hacia la autorrealización, no somos algo acabado, eso es lo que los medios de información nos han querido meten en la cabeza, sin embargo, cuando compramos esa cosa que nos iba a hacer felices resulta en el mismo vacío porque la autorrealización no está en un objeto que nos aportará un nuevo estatus frente a ciertas personas; valga la redundancia, el estatus nos habla de algo que se queda ahí estancado, el hombre no puede permanecer estancado en la idolatría de un objeto, lo que nos mueve a diario es la oportunidad de descubrir nuevas capacidades y habilidades que no conocíamos de nosotros mismos, actualizar el autoconcepto que tenemos de nosotros. Al cuerpo lo alimentamos para que transforme esa comida en energía, nuestros logros y descubrimientos a través de los retos son los que nos aportan esa energía mental y espiritual, de lo contrario esto nos lleva a la depresión. La felicidad, el crecimiento espiritual no se compran, se van moldeando y alimentando a diario con trabajo y compromiso. La persona saludable confía en su intuición y en su sabiduría interior, movidos por esta autorregulación organísmica, que cuando hablamos de organismo no sólo nos referimos al cuerpo sino a la totalidad cuerpomente-alma de la persona; podremos tener una cantidad enorme de conocimientos, la utilidad de éstos se verá a la hora de aplicarlos en las situaciones diarias, podemos presumir de todo lo que sabemos, un montón de cacharros inútiles que guardamos sólo para mantener el status quo. Desarrollar la intuición de nuevo, hacer caso a las corazonadas; no se confunda también seguir la intuición con reaccionar 1 Ver Revista Psiconauta n.4, p.11


impulsivamente de acuerdo a la emoción negativa que surge, esto también implica un manejo y un aprendizaje propio, igual que las señales del cuerpo, éstas también se aprenden a descifrar conforme a lo que uno piensa, siente y cree. Cada nuevo día nos ofrece una novedad, las situaciones no son las mismas aunque lo parezcan, nosotros somos alguien distinto cada día y las demás personas también, no podemos reaccionar siempre de la misma manera a las situaciones nuevas, esto nos resta creatividad y espontaneidad a nuestra existencia. Aunque el mundo parezca el mismo, ha cambiado un poco, podemos comparar esto con el asombro constante de un niño ante el mundo. Buscamos patrones y permanencia en el mundo para poder controlarlo un poco, sin embargo el mundo es un río del cual no se ven las mismas cosas dos veces, dejemos de intentar controlarlo y clasificarlo y descubramos las novedades que se dan de un momento a otro. La capacidad de autoconciencia se ha dejado ver en las características mencionadas más arriba, las personas saludables pueden verse a sí mismas y dentro de sí sin temer a espantarse, el conocimiento de sí mismo es importante para saber de dónde partimos, dónde estamos y a dónde queremos llegar. Darse cuenta de si aquello que critico es una proyección de algo no aceptado o un deseo. La autoconsciencia también da lugar al autoconcepto y la autoimagen, podemos distinguirnos de las demás personas, sus opiniones, acciones y decisiones, también de poder conocer nuestra apariencia física, nuestras habilidades, apreciar nuestro cuerpo como es, diferente y único frente a los demás, reconocer sus cuidados y necesidades. Con la consciencia de sí mismo desarrollada y madura poder afirmarse frente al mundo y gozar de ser quien se es. Encontrar y desarrollar la propia identidad. Sería muy fácil afirmar que el hombre es libre, lo primero que viene a considerar es el determinismo, la

circunstancia vive cada persona parece coartar la libertad, el ambiente no le deja hacer mucho de lo que desea. Si bien la libertad no es completa a un grado de hacer cualquier cosa que se desee, es a través de la autoconsciencia que podemos tener mayor o menor libertad en la circunstancia donde nos encontremos. Lejos de los límites físicos y legales, nuestras habilidades y características nos llevarán a distintos niveles de libertad, los límites siempre son establecidos por uno mismo. Si creemos que somos manipulados o conducidos quizá no estemos conscientes de nuestras decisiones, acciones y deseos que tenemos. Ser conscientes y responsables de lo que experienciamos, lo que “nos pasa” es porque hemos llegado ahí de algún modo, reconocerlo es el primer paso a decidir libremente cómo respondemos. Si ya hemos reconocido lo que necesitamos y lo que queremos ser y hacer el siguiente paso es expresarlo y pedirlo a los demás. La persona sana sabe lo que quiere y dónde obtenerlo. Poder satisfacer sus necesidades en sociedad, comprender la interdependencia que se tiene con los demás es un buen signo de madurez. No es el intercambio de favores que pudieran hacer ciertas personas. Establecer relaciones sociales saludables va más allá de solamente dar con la esperanza de un día recibir, no siempre podremos recibir lo que deseamos en el momento y del modo que deseamos, pero si por esto nos frustramos y dejamos de dar y cortamos relaciones hablamos de una negociación, no de una relación sana. Fuera de obtener servicios y productos, también nos relacionamos con los demás para compartir gustos e intereses, hay un enriquecimiento mutuo en las relaciones personales e íntimas, así como nos distinguimos del otro, también podremos reconocernos e intercambiar experiencias, conocimientos y sentimientos. Esto va de acuerdo con otra característica de la persona saludable: la capacidad de


crear. En el reconocimiento, descubrimiento de uno mismo y la relación con el mundo llega el momento donde cada uno de nosotros a partir de sus habilidades y conocimientos tiene algo que aportar al mundo, no somos simples repetidores de la cultura que se nos ha inculcado, cada uno aporta al otro y al desarrollo de la sociedad sus habilidades y descubrimientos, sean significativos o no. Reconocer la capacidad creadora en uno mismo es otro acto de autorrealización, el camino que le demos ya podrá verse por los resultados y la satisfacción personal. Tal como cualquier padecimiento, la aparente falta de uno de estos aspectos significa que aun no se ha puesto atención sobre el mismo, es aparente pues todos poseemos estas cualidades de forma natural, la exploración y contextualización de éstas habilidades en uno mismo dará inicio a su desarrollo. Cuidemos nuestra salud y hagamos caso a los procesos naturales de nuestro cuerpo, confiemos en nuestra intuición, cada uno de nosotros sabe lo que es mejor para sí mismo, si estamos bien podemos atender mejor nuestras relaciones y el entorno, todo es cuestión de atender y escucharse. Referencias Coleman, V. (1999) El poder autocurativo del cuerpo. España. RBA Libros S.A. Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos (Productor) (s.f.) El Marketing de la Locura. (web) Estados Unidos. Comisión Ciudadana por los Derechos Humanos Internacional. Eroski Consumer, (enero 2002) El paciente,

protagonista del cuidado de su salud. Recuperado el 17 de marzo de 2011 de http://revista.consumer.es/web/es/20020101/pdf/salud. pdf Federación Farmacéutica Internacional (junio 1999) Automedicación responsable. Recuperado el 17 de marzo de 2011 de http://www.fip.org/www/uploads/database_file.php?id =244&table_id= Martínez, M. (1982) Psicología Humanista. México. Ed. Trillas. Cap. 4, pp.58-83. Organización Mundial de la Salud. (septiembre 2007) ¿Qué es la salud mental? Recuperado el 17 de marzo de 2011 de http://www.who.int/features/qa/62/es/index.html ____________________________. (s.f.) Preguntas más frecuentes. Recuperado el 17 de marzo de 2011 de http://www.who.int/suggestions/faq/es/index.html ___________________________. (mayo 2010) Medicamentos: uso racional de los medicamentos. Recuperado el 17 de marzo de 2011 de http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs338/es Reyes y Reyes, J. (Octubre 2010). Reflexión del Sentido Común. Revista Psiconauta No.4, Recuperado el 17 de marzo de 2011 de http://www.fileden.com/files/2007/8/1/1314091/Psicon auta/RevistaPsiconauta4.pdf Román Porras, P. (s.f.) Artículo sobre terapia gestalt. Crecimiento Personal y Salud. Recuperado el 17 de marzo de 2011 de http://gestaltnet.net/fondo/nuestrostextos/articulo-sobre-terapia-gestalt.-crecimientopersonal-y-salud Obelisco.

Jesús Reyes y Reyes es Licenciado en Psicología por la Facultad de Psicología UASLP. Orientador y Facilitador Humanista por el Instituto Humanista Gestalt de San Luis Potosí.


Lacan: La Función Paterna, la Toxicomanía o el Asesinato del Padre

Luis Fernando Zapata Bedoya

L

a Funciòn Paterna se constituye en cuanto presentaciòn y representaciòn de la ley en lo que se ha denominado històricamente familia. Desde la visiòn de la trama vincular es posible derivar cuatro enunciados para la exponer lo que se ha comprendido por el tèrmino prohibiciòn. Una que se refiere a la alianza en relaciòn con la familia de origen, dos que se refieren al vìnculo filial y la cuarta està dirigida hacia una auto-prohibiciòn. De este modo se asocia a la normatizaciòn de los espacios ìntimo-privado-pùblico, y de la sexuaciòn con respecto a la elaboraciòn vincular del intercambio. En este ùltimo sentido se describirìan modalidades diversas en su ejercicio, es decir, lo que tiene que ver con la renuncia y lo que tiene que ver con la aceptaciòn. La definiciòn de la funciòn requiere la configuraciòn de “encarnaciòn” para que la ley ejecute una marca eficaz, para lo cual

no bastarìa su mera enunciaciòn, sino ademàs, el requisito de un acto de separaciòn. Se trata de un saber partir en relaciòn al trabajo implicado en el registro de la operatoria y la modelizaciòn de la marca pertinente a cada contexto vincular. Esta referencia a la relativizaciòn del saber permite asociar la funciòn paterna con el registro de diferencias entre el tener, el saber, el conocer y el pertenecer. La funciòn paterna se sitùa entre un ideal y una “encarnaciòn” posible, siempre fallida. De hecho, y debido a esta falla es por donde el hijo encuentra un nuevo lugar para crear un camino, el propio. La Funciòn Paterna es pensable como operaciòn de marca, separaciòn, relativizaciòn contextual, subjetivaciòn, si es necesario precisar la Funciòn del Padre, esta instituye la subjetividad estableciendo un contacto con la cultura. El establecimiento de la drogadicciòn en nuestra


sociedad puede re-lecturarse en cuanto una caída estrepitosa de la función paterna, aparece el Padre de la horda, no tocado por el orden de la castración. Padre gozador, reservorio del total del goce, Padre Todo, dueño de los cuerpos. ¿Qué puede generar sino querer matar al Ur-vater, el que se erige en un antes del Padre? Pero lejos se está de su asesinato simbólico para que el padre muerto retorne como Nombre. Queda la escena en el plano de la realidad, el peor de los lugares para que esta se despliegue. Así, ausente lo simbólico, quedan los hijos a merced de la ferocidad de la droga, entre otras ferocidades de origen intrapsìquico. Se ha hecho la noche sobre el mundo, este eclipsamiento de lo simbólico no es un hecho aislado, es la marca de la época de esta modernidad tardía o post-modernidad. La caída de ciertos cánones nos exige reinventar un destino. Jano bi-fronte, este desleimiento de la Función Paterna hace aparecer tanto al padre hordálico como lo inconsistente para efectuar la operación de corte. Cuando el padre en cuanto Nombre, designa, nombra a un hijo y lo aleja de “La” madre, funciòn de corte que da vida al orden simbòlico, se realiza un corte al goce primordial y desde allì la madre quedarà afectada por la bara que separa su cuerpo del el cuerpo del hijo. Cuanto falla esta inscripciòn en los registros de lo real, lo imaginario y lo simbòlico, falla en consecuencia la estructura subjetiva, al respecto agrega Zizet: “Vivimos una època de desfallecimiento de la funciòn simbòlica del padre en las que no ocupa el lugar del Ideal del yo, portador de la autoridad simbòlica, aunque siempre con fisuras, sino que aparece en cuanto yo ideal en la figura del competidor imaginario.”1 Podemos percibir en una segunda observaciòn el resurgir y el desenlace de lo màs catastròfico en lo que queda de la relaciòn con La madre. Una vez que se ha inscripto la marca del goce fàlico,

reglamentado por el goce fàlico, no todo goce barra el campo del Otro, es lo que da lugar a la asì denominada, escena fantasmàtica, y permite advenir al sujeto del lenguaje. A partir de lo real el Nombre permite la transformaciòn de un puro cuerpo biològico en un cuerpo pulsional marcado por el deseo, de este modo la pulsiòn va tegiendo una cartografìa con sus puntos apèndices, en adelante existira un cuerpo, una realidad simbòlica, el falo y su posible incorporaciòn ha dejado su marca, a esta incorporaciòn Lacan la denomina “entrada del espìritu santo”. (Sem. 4, Las relaciones de objeto) Esta operaciòn se presenta simultàneamente dirigida en las adicciones en cuanto fallida, se trata de una des-metaforizaciòn, en el plano de lo imaginario vemos aparecer el Nombre en “la identificación como la exteriorización mas temprana de ligazón afectiva a otra persona,…el niño toma a su padre como su ideal."2 Intercambiar sobre los Nombres del padre -segùn Sagredo- implica plantear una instancia ordenadora, una proto-imagen para la identificaciòn, un referente paradigmàtico. Para que el sujeto resulte “parlante”, “lenguajero”, parlètre, deberá haber soportado el asesinato de la “Cosa”, Das ding advendrá representación (representación de cosa), que insistirá en encontrar “representaciones palabra” que den cuenta, aunque siempre infructuosamente, del reencuentro con ella. Algo se habrá perdido para siempre, habrá una distancia con lo deseado que nos convoca, una ausencia siempre presente, una "Ítaca" como en el poema de Konstantino Kavafis que nos llama a seguir navegando, así cada uno escribirá su Odisea, y oirá y oirá mil veces a las sirenas cantar, el mástil al que tendremos que atarnos será el sexo, la 1 Zizek, Slavoj. (2001). El Espinoso Sujeto. de. Paidòs. B. A. 2 Freud, S. (1921). Psicología de las masas y anàlisis del yo. Amorrortu Ed. B. A.


muerte, la normativización, la espera, la resignación a no ser todo para alguien, a nunca conocer como goza el otro, aunque lo cortemos en pedazos y ni aún asi… dice Lacan. Refirièndose al sujeto de las adicciones agrega: "Ha destruido el matrimonio con el hacer la pipí"; retoma la enunciación de Freud acerca de Juanito. Por eso el adicto se sitùa en un mas acá de la genitalidad, no saca a dar un paseo a su goce mediante el cuerpo del semejante, el goce del cuerpo propio no se dispone a ser metaforizado por el cuerpo ajeno, por sus sus alternancias, se detiene antes de plantearse la diferencia sexual, con quien hace pareja es con su propia imagen ausente. J.A. Miller define el goce cìnico a ese goce que radicalmente nada quiere saber de normativas ni pérdidas, esta posición cínica se despliega con todo su poder mortífero en los llamados por Eric Laurent: verdaderos toxicómanos. En las adicciones la sustancia es usada como algo acomodante frente a la intensidad de la falla, ante el enigma de la castración cualquiera sea el rostro que esta presente. Se escucha decir el "yo soy" que equivale al "yo no pienso", en esto consiste el peligro de cristalizar el nombre del adicto sòlo desde el discurso de lo social, convalidando la evitación que hace el adicto de reconocerse sujeto del desconocer. El estado de la neurosis, marcado por el significante fálico, responde al debate con la castración mediante conductas e ideas que responden a la inhibición, a la sintomatologìa, a la angustia. También puede responder con el "yo no pienso" hasta que algo "no anda bien". Cuando algo de la normativa interna se conmueve y los "saberes" se fisuran, sin tener màs el subsuelo del equilibrio, entonces podrà buscar una vìa de salida. El consumo representarìa un escudo que lo pone al abrigo del encuentro con el deseo del Otro y

con la verosimil consecuencia de ese encuentro: la angustia sintomàtica. Pero si bien no quiere saber de la falta, algo incomoda siempre, siente la piedra en el zapato que le intriga, quizà quiere botarla pero no tiene los recursos a su disposiciòn, algo pulsa por ser dicho, por ser expulsado afuera. No es reconocido un conjunto de significantes que ubique la esencia de la pregunta, pero el consumo y las adicciones constituyen una respuesta, una esencia fàctica, y esta es la razòn por la cual aquello que es consumido se haya en la vecindad del fetiche. Surge espontànea la inquietud: ¿Y cual es el elemento que nos remite al umbral de lo perverso? Existe una lìnea divisoria entre lo perverso que precipita una escena, donde el objeto se plantea como intercambiable, y el estado de consumo adictivo donde prevalece la fijeza a un fetiche ya no de amor sino de promesa de goce sin cuerpo. Tomar el presente en cuanto un riesgo, el existir experimentando el sentido de la falta, en especial a partir de la experiencia de abstinencia, asistimos a la vivencia de un vacio representacional, la carencia de significantes que bordean dicha falta conforman el conjunto de lo indecible. Y es este encuentro con la angustia lo que provoca el desvìo de la mirada, se huye del espejo, del encuentro con la propia imagen como si esta perteneciera a una escena de horror, una primera pequeña muerte del sujeto es reflejada en la caìda del narcisismo. El adicto se enfrenta a la propia ausencia en el Otro, esa parte perdida que habrìa de estar ocupada en el Otro pero que sucumbre a la anestecia: ¿En que lugar de una falta del Otro es posible hallar la razòn de ser? Quizà pueda tratarse de una identificaciòn con el falo ausente de la madre, aquel falo imaginario y deseado, proyecciòn de la relaciòn con la propia idea de la castraciòn originaria,


es decir, del lugar donde no habrìamos de hallarnos.

vivencia sintomàtica.

¿Còmo enfrentarse con la pèrdida del bosquejo desiderativo o con la sustituciòn de este? El adicto sobreactùa en el acting-out hacia el consumo, tal vez en lugar de dar un paso al acto realiza un salto de inscrpciòn con la antesala de la muerte, se consumen las ideas en torno a la creatividad, el constante divagar psìquico le lleva a querer todo o nada, con respecto a la entrega del Otro, de esto se trata y aquí se sintetiza su culpa, su alienaciòn y su lucha con la separaciòn relativa, ha de encontrar en la droga un manto de calor que le cubre como la placenta intrauterina tantas veces añorada. La evoluciòn de una sociedad es reconocible segùn el trato y el valor que esta le otorgue al dolor de los sujetos. Aquel dolor que tiene orìgenes internos y aquellos provocados por agentes externos, los que son provocados por sì mismo o por quienes nos ceden porciones grandes de amor condicional, el dolor representa un grito de exigencia frente al sentido del acontecer diario, en cada encuentro con el Otro habrìa que rastrear la sacralizaciòn de los mandatos del superyò y los dispositivos semànticos que disciernen el impulso a la fuga.

Bibliografìa Sugerida MILLER, J. (1986). Alain: Dos dimensiones clìnicas, sìntoma y fantasma. Ed. Manantial MILLER, J. (1986) Alain, Teorìa de los goces. (Recorrido de Lacan). Ed. Manantial Lacan, J. Sem. IV, (1994). La relaciòn de objeto. Ed. Paidos. Lacan, Jacques. (1993). Sem. XI, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanàlisis. Ed. Paidos. Laurent, Eric. (1994). Tres observaciones sobre la toxicomanìa. ( Sujeto, goce y modernidad), ED. Atuel. Sagredo, Estela. (2000). Cuerpos mutantes. Rev. III Ateneo Psicoanalìtico. Sinatra, Ernesto. (1994). La existencia del goce y la del toxicòmano ( Sujeto, goce y modernidad) ED. Atuel. Zizek, Slavoj. (2001). El Espinoso sujeto. ED. Paidos, Dvostkin, H (2000) Ley y Psicoanálisis. En: Acheronta. Revista de Psicoanálisis y Cultura. Número 11 - Julio 2000. Freud, Sigmund. (1920) Más allá del principio del placer. Obras Completas. Vol. XVIII. Amorrortu Editores: Argentina. Freud, Sigmund. (1914) Tótem y Tabú. Obras Completas. Vol. XVIII. Amorrortu Editores: Argentina. Lacan, J (1970) El reverso del psicoanálisis. 2° reimpresión. Editorial Paidós: Argentina. Lacan, J (1973) Aun. 2° reimpresión. Editorial Paidós: Argentina. Obelisco.

En tèrminos de L. Matus3, las adicciones se elevan a la categorìa de neurosis actuales cronificadas, bajo la denominaciòn “grado cero de las neurosis”, se trata de cuerpos y mentes martirizadas por fugaces momentos de frenesì, es el goce del dolor por la falta, campo intermedio entre el lenguaje y el cuerpo, segùn Sagredo E. “Aplastamiento de los discursos que seràn grito y desmesura pero no apelaciòn o llamado.”4 El porvenir de nuestro sujeto esta cifrado en codigos secretos, podrà encontrar en la clìnica la posiciòn de un sujeto del saber para reiniciar el proceso que le conducirà a la presencia del supuesto no saber de su

Luis Fernando Zapata Bedoya es Docente universitario. Doctorado en psicoanàlisis Universidad Complutense de Madrid, Doctor en Filosofìa Universidad de Bologna. Licenciado en Educaciòn Universidad Pontificia Bolivariana de Medellìn, ha publicado varios libros. anfer36@hotmail.com

3 Matus, Lidia, (2000). El grito suprimido. (Los quitapenas). de. EUDEBA. B.A. 4 Sagredo, Estela. (2000) Cuerpos mutantes. Rev. III Ateneo Psicoanalìtico. B.A.


Cuentos de hadas 3: Bajo el mar... La Sirenita

González León Cynthia Alejandra Gutiérrez Vázquez Abraham Alejandro Navarrete Valeriano María del Rosario

E

stimado público lector, muy querid@s psiconautas, en este número compartimos con ustedes este cuento, que ha sido llevado a la pantalla grande y hemos de reconocer es de nuestros preferidos, sin embargo confesamos que al leer la historia escrita por Hans Christian Andersen1 es ineludible el cambio de visión total sobre la sirenita, pero sobre todo del amor que comúnmente se vende en el cine de cuentos de hadas. Por lo que en esta ocasión les contaremos la verdad historia sobre el “… y vivieron felices para siempre” de Ariel, mejor conocida como la sirenita.

En el fondo del mar había un castillo donde vivían un rey, una abuela y seis hermosas sirenas dotadas de gran belleza cada una, pero sobre todo la más pequeña de ellas. Tenía “la piel suave y delicada como una hoja de rosa: los ojos, azules como un lago profundo; pero no tenia pies, como sus hermanas su cuerpo terminaba en una cola de pescado”2. 1 Poeta y escritor (1805-1875). Escribió más de 150 cuentos infantiles como El patito feo, El traje nuevo del emperador, La reina de las nieves, El soldadito de plomo, entre otros. Sus escritos lo han llevado a ser reconocido como uno de los grandes autores de la literatura mundial.


Todos los días las princesas salían a cosechar en el jardín, daban de comer a los peces y jugaban en las habitaciones del palacio, pero lo que más les gustaba era escuchar las historias de la abuela sobre el mundo que existía cuando se salía del mar. La abuela les narraba un sinfín de historias sobre el mundo exterior, así que cada día crecían en las hermanas las ansias de salir del mar. Cada una de las hermanas tendría la oportunidad de subir a la superficie cuando cumpliera 15 años. Así que la sirenita como era la hermana más pequeña espero 5 años para cumplir la edad suficiente y observar las maravillas que se encontraban en el exterior. El día tan esperado llego para la sirenita, cumpliría 15 años y realizaría su sueño, su abuela la alisto y le permitió partir. Cuando asomó la cabeza fuera del mar, pudo observar cómo el sol se ocultaba y comenzaban a salir las estrellas. En la lejanía la sirenita logro ver un barco, se acercó lentamente y notó que los marineros festejaban el santo de un joven, en unos momentos apareció el príncipe y la sirenita quedo flechada, así que decidió quedarse en la superficie para observarlo. De repente en el cielo se escucharon relámpagos, el viento comenzó a soplar cada vez más fuerte y aparecieron olas que sacudían violentamente al barco logrando hundirlo; al ver lo sucedido, la sirenita recordó que las personas no podían respirar bajo el mar y llegaban muertas al castillo de su padre, la princesita nadó entre las olas y los pedazos del barco para poder salvar la vida del príncipe; sujetó su cabeza y dejó que el mar los arrastrara hasta la orilla de la costa. Cuando llegaron, la sirenita dejó al príncipe en la playa, se alejó y se ocultó para que pudiera ser rescatado por los habitantes del pueblo. Al salir el sol el príncipe abrió los ojos y observó a una joven que asustada corrió a pedir ayuda, en ese momento la

sirenita regresó al palacio recordando la belleza del príncipe. Sin embargo la sirenita no podía dejar de pensar él, lo único que deseaba era ser su esposa y vivir con él. Le platicó a sus hermanas lo que había sucedido esa noche, al poco tiempo se corrió el rumor del príncipe por todo el mundo acuático. Una tarde una amiga de sus hermanas, le comentó a la princesita dónde podría encontrar a su ser amado; ese día en adelante la sirenita iba a la orilla del castillo del príncipe a postrarse sobre un roca para que él la recordara y la amara por siempre, pero ese día nunca llegó. Hasta que una noche la sirenita decidió visitar a la bruja del mar para pedirle que le quitara esa cola y tuviera piernas para visitar el mundo exterior; la bruja le advirtió que si tuviera piernas, cada vez que diera un paso, sentiría un dolor inimaginable; pero aun así la sirenita insistía en estar con el príncipe. La hechicera sólo le pidió a cambio su voz y la condición de que si el joven nunca la amara ella moriría y se convertiría en espuma; ella acepto todos los términos. La bruja le arrancó la lengua y preparó el elixir, salió de la mansión de la hechicera, nadó rápidamente al palacio, pero sentía tanta culpa y arrepentimiento de lo que haría, que sólo nadó a la orilla del mar y bebió la poción, en unos segundos sintió un dolor inimaginable, como un cuchillo que se clavaba en su cola y poco a poco la partía en dos, logrando que se desmayara. Cuando salió el sol el príncipe encontró a la sirenita, la cargó y la llevó a su palacio para que la ayudaran. Al recobrar la conciencia el príncipe le preguntó su nombre, pero ella no le contestaba, sólo lo veía con sus ojos azules afligidos y alegres al mismo tiempo, por estar con su ser amado. 2 Hans, Andersen. Cuentos de Andersen. México, Porrúa 1968, pág. 32.


El príncipe quería a la sirenita, pero le confesaba que su corazón era de aquella joven que lo había rescatado a la orilla del mar. Ella, no sabía como confesarle que había salvado su vida; meses después el padre del príncipe, le exigió que se casara con la princesa de otro castillo, pero el confesó a la sirenita que jamás se casaría, porque él la quería a ella ya que, era la más parecida a aquella joven que lo había rescatado. La sirenita no tenía ningún problema con que el príncipe fuera a visitar a la princesa del otro reino ya que conocía sus sentimientos. La tarde que el príncipe visitó a la princesa, quedó enamorado de ella, pues fue la chica que conoció a la orilla del mar, la que había salvado su vida. Al ver el amor entre los jóvenes, los padres comenzaron los preparativos de la boda y al siguiente día comenzó la celebración. La sirenita no sabía qué hacer, se encontraba tan triste que sólo esperó su muerte. Al anochecer las hermanas de la sirenita, subieron a la superficie para entregarle un cuchillo mágico, hecho de sus largas y hermosas cabelleras, tenía que matar al príncipe, para romper el hechizo y regresar al mar. La joven corrió al lecho de los recién casados y en un momento de furia la sirenita

levantó el brazo, y… arrojo el cuchillo al mar; corrió al mar para convertirse en espuma, pero sólo dejo de ser la hija del mar para convertirse en una hija del aire y sólo hasta que un hombre en verdad la ame, podrá regresar a su reino. La sirenita es uno de los cuentos que originalmente tiene un final totalmente opuesto al de la película del ratoncito, ya que se queda sin su príncipe. Al comparar el libro, existen diversas diferencias, la principal es que la sirenita no tiene nombre como en la película, la bruja no es mala ni buena, y a el príncipe nunca amó a la princesita. Por otro lado, los aprendizajes que este cuento puede orientar es el de las consecuencias que tiene el alterar el orden natural de la vida, todo tiene un tiempo, un espacio y un lugar, el entender que el fin no necesariamente justifica los medios y que estos tienen una alta probabilidad de ser contraproducentes si se ignoran leyes naturales que son aún más fuertes que la propia convicción. Sin más por ahora queridos lectores, los dejamos a la reflexión individual de nuestra “sirenita” esperando su pronta lectura en el siguiente número con Blanca Nieves.

González León Cynthia Alejandra es estudiante de la Licenciatura en Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM C.U. Gutiérrez Vázquez Abraham Alejandro es estudiante de la Licenciatura en Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM C.U. Navarrete Valeriano María del Rosario es Facilitadora del Método de Reeducación Emocional para Pensamiento Palabra y Acción en Movimiento A.C. Estudiante de la Licenciatura en Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM C.U


De la Calle, ¿Inadaptado Social?

Última parte González León Cynthia Alejandra Gutiérrez Vázquez Abraham Alejandro Navarrete Valeriano María del Rosario Ortíz Peña María del Carmen

“Les hice entender a los padres aquellos: -Su hijo es bueno, su hijo no es un ladrón. Su robo es un reclamo para ser valorado y para ser reconocido”1

H

oy llegamos al culmen de esta larga entrega, en la que hemos tratado de dar a ustedes un acercamiento más profundo a una parte de la realidad del mundo, en especial la realidad mexicana, en la que cada vez más y más personas viven, e incluso se convierte en una oportunidad de vida: la calle. Para esta última parte hemos querido hacer referencia a la intervención pedagógica, sin la necesidad de hacer alarde de tecnicismos y cualquier otra presunción, pues en el área de la Pedagogía, es necesario que sea útil a cualquier esfera o a cualquier persona. El quehacer pedagógico debe darse en el campo de lo educativo, entendiendo que la educación es un campo tan extenso y tan amplio que abarca todo campo de conocimiento. El humanismo de Rogers se ha entendido como el paradigma que ha llenado los huecos que los demás

paradigmas han dejado, pues este se ha preocupado por atender el dominio socio afectivo y de las relaciones interpersonales, y el de los valores en los escenarios educativos. Es desde este entendido, que nos parece obligado que al abordar problemáticas éticas y/o de conformación de valores, se mencione la corriente humanista. El paradigma humanista sitúa el estudio de su problemática en el estudio integral de la persona; se parte de la idea de que la personalidad humana es una organización o totalidad que está en continuo proceso de desarrollo, siendo que la persona debe ser estudiada en su contexto interpersonal y social. Existen siete fundamentos principales en el humanismo: 1. El ser humano es una totalidad que excede a la suma de sus partes. 1 GARCIA DURAN Alejandro. “La Epopeya del Yo de la Marginación a la Persona” México Trillas 1993, p. 81.


2. El hombre posee un núcleo central estructurado (los elementos son de persona, yo o si mismo). 3. El hombre tiende en forma natural hacia su autorrealización. 4. El hombre es un ser en un contexto humano, pues convive con otros seres humanos. 5. El hombre es consciente de sí mismo y su existencia. 6. El hombre tiene facultades para decidir. 7. El hombre es intencional. Debemos recordar que en el número anterior recuperamos y comenzamos a manejar algunos conceptos del ”Chincha” para poder abordar de mejor manera el método en la intervención, no sólo con niños de la calle, sino que ya en su metodología ayuda a todas las personas pues todos hemos tenido heridas profundas que, en muchas ocasiones, se convierten en fuertes candados de nuestro óptimo desarrollo, a partir de las necesidades de la población en calle, misma a la que se le llama marginada es que la intervención toma en cuenta que no se les redime sino que desarrolla las potencialidades del ser humano en el mejoramiento de su contexto. La Yoización hoy llamada por “Pensamiento, Palabra y Acción en Movimiento A.C.”2 como “REEDUCACIÓN EMOCIONAL” consiste en trabajar con la siguiente metodología: Se parte de la teoría de Harvey Jackins3 rescatando las características del ser humano: Inteligente, Bueno, Cooperativo, Amoroso y Gozoso, lo que permite separar la esencia de la persona de la actividad de la misma, de este modo el educador asume esta concepción de persona al momento de trabajar con ella, entendiendo que naturalmente no es un niño de la calle y él el educador, sino ambos son seres humanos con las mismas características de nacimiento, en donde mirándose como iguales el aprendizaje significativo se puede propiciar. A este educador, el método lo denomina “facilitador” ya que no sólo imparte

contenidos, sino que facilita la vivencia y el aprendizaje de estos. Los principios rectores de la metodología son: la Solidaridad, la Cooperación, el Respeto y la Coresponsabilidad, siendo estos básicos en el ambiente grupal para la impartición del método, fomentando así la autorregulación al revisar continuamente y de modo individual si el participante los cumple o no. Se trabaja de un enfoque centrado en la persona, en donde debe quedar claro que independientemente de que la metodología se imparta de modo grupal, este grupo está conformado por personas, y si bien la metodología está previamente descrita en cada sesión, siempre se buscará trabajar la necesidad inmediata, tanto del grupo como de la persona. La técnica didáctica conocida como CLE (Concentrated Language Encounter)4 “terapia narrativa” eficaz para que las personas además de ser alfabetizadas desarrollen habilidades de comunicación que les permitan apropiarse de la información, recibirla, reformularla, transformarla, comunicarla por medio de expresiones diferentes (escritura, dibujo, expresión corporal). El juego y las actividades lúdico-vivenciales, juegan un papel muy importante en el método ya que tanto en el juego como en el arte se proyectan las realidades de cada persona, permite liberar tensiones y mantener la atención en el tiempo presente. Actividades artísticas manuales, las cuales permiten la expresión de la emocionalidad de la persona y la identificación en la terapia narrativa. La herramienta de Escucha Afectiva y Efectiva: la cual permite a los participantes aprender a comunicarse sin 2 Última Asociación Civil fundada por el Padre Chinchachoma en 1998. 3 JACKINS. Harvey, El lado humano de los seres humanos, Rational Publishers, Seattle, Washington, 1996. 4 GARCÍA DURAN; LOZANO DE CANASÍ “Las heroicas aventuras del diamante supremo Yo Soy, Manual del Facilitador” PAX DE MÉXICO, Colombia 2002.


prejuicios, de modo pacífico, propiciando la resolución de conflictos. Las Fases de la Reeducación Emocional son: Identificación, Aceptación Expresión, Manejo de Emociones y Toma de decisiones racionales, respecto de las emociones. Como principio y fin de esta problemática, y en relación con la situación de calle, nos redondea y reafirma el trabajar con y para las actitudes, el fortalecimiento del ser, para conocerse a sí mismo, para hacer una realidad, y para poder convivir de una mejor manera en sociedad; hemos regresado al principio del Oráculo, al principio socrático: Conócete a ti mismo. La razón, característica principal del género humano, ha permitido crear lo que hemos llamado civilización. Esta se ha caracterizado por el elemento de cohesión entre todos los que formamos parte de esa civilización: la convivencia. “Vivir es convivir. Y convivir es un arte, al menos para los humanos”. Es un arte, el tener una agradable convivencia, pues, aunque una obra de arte, puede contener dosis de caos, es cierto que su proceso de elaboración, ejecución, y proyección, hablan de una forma preestablecida de hacer arte, es decir, un método, un orden, en el que el caos es posible, mas el buen arte sólo es el que es bien valorado, y es el único que tiene la posibilidad de ser admirado. Y la convivencia es el arte en el que todos estamos sumidos, por ende, muchas veces es poco valorado. El civismo es la forma, el concepto que resume esta convivencia que debemos tener; el civismo es “la manera en que las normas son alcanzables, y el contenido moral que tienen”. Esas normas, son las que nos ayudan a formar una cultura en una convivencia pacífica y solidaria. El civismo, como parte de la Educación, no sólo son un conjunto de normas, también incluye una carga

ideológica; en este caso, una carga moral, acorde al tiempo, al espacio, a la tradición de cada sujeto, de cada familia, de cada sociedad y de cada cultura. Vencer estas barreras para la sana convivencia, solos nos permitirá el “raciocinio cívico”, el criterio y el sentido común; aquello que nos impulse a todos a pensar en lo que a todos nos conviene, en lo que nos permita ver, que lo que nos debe impulsar a la mejor convivencia es un viejo precepto: “no hagas a otros, lo que no quieras que te hagan”. Apreciables lectores, es un gran agrado el concluir junto con ustedes este artículo, quedamos con ustedes en la promesa de traer hasta aquí más de nuestras apreciaciones en el ámbito educativo que sin duda es un tema que nos compete a todos. Referencias CAMPS, Victoria y Salvador GINER. “Convivir”. En: Manual de Civismo. 4ª Barcelona, España, Liberduplex, 2001 pp 11-25 159 p Delors, Jacques, La educación encierra un tesoro. UNESCO CALDERON GOMEZ, Judith. Infancia sin amparo. México. Grijalbo. 2003 FERNANDEZ, David. Malabareando. La cultura de los niños de la calle. México. Universidad Iberoamericana. 1995 Gaarder, Jostein, El mundo de Sofía. Grupo Editorial Patria. Impreso en México 17ª reimpresión. pp. 1-131 GARCIA DURAN, Alejandro. “La Epopeya del Yo de la Marginación a la Persona” México Trillas 1993 GARCIA DURAN, Alejandro. “La porción olvidada de la niñez mexicana. Los 400 hijos del padrecito Chinchachoma” 6ta reimpresión, México 1992 HERNANDEZ ROJAS, G. Paradigmas en psicología de la educación. México. Paidos 1998 pp MUSSEN, Paul Henry. Desarrollo de la personalidad en el niño. México, Trillas, 1990. 7ª reimpresión 2004


pp. 197-228 Diccionario de Psicología. FCE, México 1948 Ander-Egg, Ezequiel. Diccionario de Pedagogía. Editorial Magisterio Rio de la Plata, Argentina, 1999emocional.

González León Cynthia Alejandra es estudiante de la Licenciatura en Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM C.U. Gutiérrez Vázquez Abraham Alejandro es estudiante de la Licenciatura en Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM C.U. Navarrete Valeriano María del Rosario es Facilitadora del Método de Reeducación Emocional para Pensamiento Palabra y Acción en Movimiento A.C. Estudiante de la Licenciatura en Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras UNAM C.U Ortíz Peña María del Carmen es Estudiante de la Lic. en Pedagogía de la UNAM Colaboradora de Investigación en este artículo


Construcciones en el Psicoanálisis L. Fernando Zapata B. (Universidad Complutense de Madrid) Es un completo informe de los inicios y la evoluciòn de la tècnica psicoanalìtica, desde Breuer, Berheim, Charcot, Bleuer, Abraham, Rank, Reik, Sadger, Havellock Ellis, Klein, hasta Glover, Green, Lacan, Grinberg, Lagache, Langer, Pontalis y muchos màs. 338 pàginas, 18 paginas de bibliografìa, las resistencias, la transferencia, la contratransferencia, la alianza terapèutica, un libro indispensable para cada psicologo contemporàneo. Informes: anfer36@hotmail.com

Adicción a sectas Pepe Rodríguez Ya sea muy claro el peligro de entrar en una secta y ser muy dificil salir de ella, el sujeto queda en ese estado de dependencia a este tipo de organizaciones dañinas, o bien es "sectadependiente". Aquí la tarea no es luchar en contra de la secta y sus tecnicas, sino favorecer y comprender al sectario. Ayudar al sujeto que es como cualquier otro adicto a que cree sus propias herramientas para desenvolverse en el mundo.

Cómo vencer sus miedos y angustias Michael Fitzgibbon El autor nos explica, poco a poco, los procesos de la timidez, los miedos, la neurosis de angustia, revisa el concepto de angustia de Heidegger, algunas condiciones actuales que ayudan mucho a las afecciones más frecuentes. Aporta muchos datos de autocontrol y la autosanación del cuerpo. Fuera de esto no olvide ayudarse con un profesional.


Recursos educativos para primaria y secundaria Encicloabierta Encicloabierta es un proyecto ciudadano sin ánimo de lucro que ha desarrollado una alternativa libre, abierta y gratuita a la actual plataforma educativa Enciclomedia. Contiene recursos educativos de software libre para primaria y secundaria, accesible a todo público a través de cualquier navegador de internet. http://www.enciclioabierta.org

Material de igualdad de género Educar en igualdad Esta asociación ofrece información actualizada, noticias, documentación y material educativo sobre la prevencion, atención y formación sobre la igualdad de género. Ya sea medinte cursos, docuemntos, audios buscando sensibilizar y hacer consciencia sobre los actos cotidianos que contienen actitudes desfavorables para uno u otro sexo. http://www.educarenigualdad.org/

Software libre para las escuelas Escuelas libres Atendiendo las necesidades tecnológicas de la edcucación para su avance y realización, Escuelas libres busca reunir, dar la promoción y poner al alcance de cualquier institución educativa recursos y herramientas necesarias de software libre y gratuito, para cualquier uso que se le quiera dar en el cumplimiento de los objetivos edcucacionales de cada institución. http://www.escuelaslibres.org.ar


Emergencias


Si deseas ponerte en contacto con nosotros, hacer comentarios, mandar artículos o ensayos, informarnos de eventos, mandar reportajes o lo que se te ocurra escribe a: rubeus.draco@gmail.com Página principal http://revistapsiconauta.blogspot.com/ Psiconauta en Facebook http://www.facebook.com/RevPsiconauta Grupo de correo de la Revista http://www.egrupos.net/grupo/psiconauta Para darse de alta en la suscrpción http://www.egrupos.net/grupo/psiconauta/alta Requisitos de envío de trabajos

http://www.egrupos.net/grupo/psiconauta/ficheros/1/verFichero/4/Normas_de_publicacion_Psiconaut a.pdf

¿Te gustaría colaborar con la Revista Psiconauta? Requisitos mínimos para publicar artículos: •Que sean temas relacionados con Psicología o Pedagogía. •El trabajo tiene que ser inédito. •Puede ser una revisión bibliográfica, investigación empírica, un ensayo o conjunto de reflexiones conceptuales o teóricas. •La elaboración de los trabajos es en formato texto, Ms Word (doc, docx) o formato abierto (odt), extensión libre, en hoja tamaño carta. Letra 12 pts Times New Roman, Espacio 1.5 . Título y/o subtitulo en negritas tamaño 18. Ortografía, redacción y puntuación revisada preferentemente. •Si incluye imágenes, en formato jpg, gif o png •Incluir Nombre, profesión, dirección de contacto y un curriculum resumido. •Si se acepta un trabajo para su publicación los derechos de reproducción por cualquier forma y medio son del autor, la Revista Psiconauta no rechazará cualquier petición razonable por parte de los autores para obtener el permiso de reproducción de sus contribuciones. •Los trabajos serán enviados a través de correo electrónico a rubeus.draco@gmail.com.

Revista Psiconauta #7  

Revista alectronica de Psicologia y Pedagogia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you