Issuu on Google+

“Niño de mi alma” Meditación en la luz Por Sarita Matzkin

1


Este libro esta dedicado a la Vida, a todas las personas que en esta etapa tan importante de sus vidas están por ser padres y abuelos, con el solo propósito que enseñen a los niños la importancia de llevar luz a sus corazones. Dedicado a Daniel, mi hijo, el sol que alumbra todos mis días y a Fernanda su novia, (mi segunda hija) (y la persona que ilustro con sus dibujos este libro) para que enseñen a meditar a sus hijos cuando Dios así lo disponga, Santiaguito (mi casi nieto del corazón) y luz de mis ojos y a Nachito su nuevo hermanito, a mis amados sobrinos: María Noel, Franco, Mati, Geraldine, Gustavo, Diego, Damián y Gastón. a Iñaqui , nieto de mi hermana del alma Silvia, a Sara amiga y compañera en la vida para que comparta con todos sus nietos la luz de su corazón, a Lucia primer nieta de Ana, a los melli Juan Bautista y Juan Binicius, nietos de mi hermana por elección Lia, y a Betty, una persona muy especial que llego a mis talleres con la esperanza de algún día poder tener un hijo, y que hoy ya tiene a Lucas para compartir con él su luz. A Mariposita por su pureza de alma. Lo dedico a Tomás, un ser de luz muy especial, un pequeño niño de 4 años, que hoy Dios le otorgó la bendición en su salud ayudándolo en una riesgosa operación. Y por último a Lihuel, nieto de Elbita que hoy no esta en este plano con nosotros pero si estará eternamente en nuestro corazón Y a todas las hermosas personas que Universo quiso poner en mi camino para hacerme ver lo hermoso que es vivir a pesar de todo.... Con todo mi amor ....

Sarita Si en algo te pude ayudar… si pude sembrar en vos una pequeña semillita de amor y luz, y queres compartirlo no dudes en contactarme: dancar_1999@yahoo.com Año 2006

2


Meditación en la luz. Introducción Se me ocurrió que una forma de ayudar a los chicos a conservar esa pureza que naturalmente tienen, y encontrar lo bello de su mundo interior, era mostrarles ese hermoso camino de la meditación. Para ellos ese camino debe ser con mucha suavidad y paciencia, enseñándoles a concentrarse en la luz en primer instancia, lo que por otro lado les ayudará mucho a armonizarse y después en su vida cotidiana a concentrarse mucho mejor en sus estudios y en todo lo que hagan. Soy una convencida que haciéndoles conocer el maravilloso mundo del silencio interior y generando buenos pensamientos mediante la meditación, esta práctica hará mejorar sus relaciones con ellos mismos y con los demás. Es a ellos a quien esta dedicado este libro, al bienestar y la paz de todos los niños del mundo.

3


Vamos a comenzar como jugando. Tratando de llevar a nuestros hijos a un viaje muy especial, a un lugar muy tranquilo. Vos y yo vamos a buscar un lugarcito tranquilo donde sentarnos c贸modos y te pido ni帽o de mi alma que juntos nos preparemos para esta experiencia nueva. 4


Los dos vamos a encender una vela, y vamos a comenzar a observarla..... te pido que solo te concentres en mirar la llamita de la vela, su color, su forma, su color brillante.....

5


Te pido que dejes tu mirada solo en esa llamita de luz y cuando consideres que ya la tenes muy metidita, cierres los ojitos..... y vas a imaginar que esa llamita de luz se encuentra en tu entrecejo, en el medio de tus dos cejas, y desde allĂ­ brilla mucho, mucho...

Si pensas que perdiste la imagen, volve a abrir tus ojitos unos instantes, mira nuevamente la llama y volvelos a cerrar. Vas a notar que esa llamita una vez que se instalo allĂ­, nunca mĂĄs se va a ir.

6


Te pido que imagines que esa llamita de luz lentamente va bajando por tu garganta hasta tu corazón. Allí en tu corazón imagina que tenes una hermosa flor, llena de pétalos y que en el medio pones esa llamita. Es tan suave la llama que da calorcito a tu corazón, lo hace brillar mucho, y si por algo hoy estas un poquito triste, esta luz va a hacer que todas tus tristezas o preocupaciones se reemplacen por amor. Sentí que hermosa sensación te da tu corazoncito cálido y luminoso.

7


Y ese calor, como un sol que esta en tu corazĂłn es tan dulce que hace desaparecer cualquier nubecita de tu cabeza. Y asĂ­ te voy a pedir que comiences a llevar luz a tu frente, a tus ojos, a tu nariz, a tus oĂ­dos, a tu boca, para que tus palabras sean amorosas. La luz ocupa toda tu cabeza, deja que esos malos pensamientos que te hacen doler y no te hacen feliz, desaparezcan, deja que esa llamita los transforme en pensamientos de bondad.

8


Y ahora te voy a pedir un poquito más, imagina que ese solcito de tu corazón tiene rayos de luz que pasan a través de tus bracitos hasta tus manos, y que pienses que esos dos solcitos que pusiste en tus manitas, pueden dar mucho amor a los demás, que podés ayudar a muchas personas que lo necesiten. Imagina mas aún que la luz de tu corazoncito baja hasta tus pies, agradeceles a ellos por llevarte siempre a lugares donde puedas dar alegría. Imagina como brilla todo tu cuerpo ahora que esta lleno de luz, que hermoso ver como dentro tuyo brilla y brilla la luz.!!!!!

9


Y resulta que es tanto el amor y la luz que tenés dentro tuyo, que podés enviárselo a todas las personas que quieras. Llena de amor a tus papis, a tus abuelos, a toda tu familia, a tus amigos, a tu escuela, a tus maestros, a tu barrio........ Y si con alguien estas enojado, mandale más luz y perdónalos... vos podés, sos luz, no lo olvides.

10


Y como brillas tanto en luz, podés iluminar tu ciudad, tu país, a todos los animales del mundo, y más aún a todos aquellos que están en extinción.... a las plantas, los árboles..... El solcito de tu corazón es tan grande que puede llegar a todo el planeta, a todos los lugares donde hay personas que sufren, a los hospitales, a los niños que no tienen una familia. Ilumina a todo el planeta sin importar que raza tienen: blancos, negros, amarillos, de todas las razas, todos son personas iguales a vos. Ilumina a todas las personas del planeta para que no haya guerras, para que no haya diferencias por mas que sean de religiones diferentes, todos son personas iguales a vos. Ilumina toda la tierra con la luz de tu corazón.... ilumina el espacio que esta más allá de la tierra, todo el universo, planetas, estrellas, ....... 11


Vés amado niño de mi alma ¡!!, la misma luz que tenes en tu corazón esta dentro y fuera, no tiene paredes.... Tratá de llevar siempre luz a todos los lugares donde estés, físicamente o meditando, porque todos somos uno, todos brillamos con la misma luz. Y si los pensamientos de todos los niños como vos, son de esta manera, no habrá más oscuridad, y nadie va a poder impedir que la luz ilumine a toda la Tierra.

12


Ahora muy despacito, trata de volver tu atención a este lugar donde estamos sentados, estira tus piernitas, tus brazos, desperezate, abrí tus hermosos ojos y mira a tu alrededor... Te deseo que tengas un día hermoso ¡!! Y nunca olvides que la lucecita de tu corazón, siempre va a estar allí. Paz y luz. Sarita

13


manual para meditar con niños