Issuu on Google+

THE HoUSE oF METAL PRIMERA EDICION

-

LOS 4

GIGANTEs del

trash metal - Metal a detalle

CoNOCE UN POCO MAS ACERCA DE ESTE GENERO SJA050690BPC250790

ESTA REVISTA TIENE CONTENIDO EXPLICITO QUE PUEDE IR EN CONTRA DE LAS CREENCIAS PERSONALES SI NO ERES METALERO POR FAVOR NO COMPRES ESTA REVISTA


Vive la experiencia de formar tu propia banda y volverte un rockstar


SUMARIO... de metal

conoce un poco mas acerca de este nivel de rock

p

1

conoce a los 4 gigantes del trash metal p 11 todo sobre estas 4 grandes bandas

algunos detalles metaleros


1


El heavy metal se caracteriza por poseer ritmos potentes, crudos y mayoritariamente agresivos, logrados mediante la utilización de guitarras distorsionadas con estilo propio, baterías con doble pedales, y bajos eléctricos pronunciados. El heavy metal, entre las muchas características que lo componen como género musical complejo, se caracteriza por poseer figurativos riffs de guitarra, complejos, potentes y llenos de energía, logrados mediante la utilización de alta distorsión de guitarras y de bajos ocasionalmente, y por sobre todo, poseer importancia esencial en los solos de guitarra, veloces y llenos de energía, dentro de los cuales se busca la ejecución del «mayor número de notas posible dentro del tempo determinado, buscando una melodía ruda y con afines altos, lo cual contribuye con la velocidad y la rudeza del sonido propiamente dicho. El heavy metal es uno de los géneros derivados del rock and roll más difundidos en todo el mundo, teniendo grandes escenas musicales en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia (especialmente Japón). El término heavy metal, debido a la progresión que ha sufrido desde su creación, se usa actualmente para hacer referencia a dos conceptos distintos: heavy metal (o simplemente metal) como género musical, donde cabrían los diferentes subgéneros salidos de la vertiente más clásica (speed metal, thrash metal, power metal, death metal, black metal, etc.); y heavy metal (o heavy metal clásico) como subgénero musical, correspondiente a los grupos que siguen la vertiente más clásica. El heavy metal se caracteriza por poseer ritmos potentes, crudos y mayoritariamente agresivos, logrados mediante la utilización de guitarras distorsionadas con estilo propio, baterías con doble pedales, y bajos eléctricos pronunciados. El heavy metal, entre las muchas características que lo componen como género musical complejo, se caracteriza por poseer figurativos riffs de guitarra, complejos, potentes y llenos de energía, logrados mediante la utilización de alta distorsión de guitarras y de bajos ocasionalmente, y por sobre todo, poseer importancia esencial en los solos de guitarra, veloces y llenos de energía, dentro de los cuales se busca la ejecución del «mayor número de notas posible dentro del tempo determinado», buscando una melodía ruda y con afines altos, lo cual contribuye con la velocidad y la rudeza del sonido propiamente dicho. El heavy metal es uno de los géneros derivados del rock and roll más difundidos en todo el mundo, teniendo grandes escenas musicales en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia (especialmente Japón). El término heavy metal, debido a la progresión que ha sufrido desde su creación, se usa actualmente para hacer referencia a dos conceptos distintos: heavy metal (o simplemente metal) como género musical, donde cabrían los diferentes subgéneros salidos de la vertiente más clásica (speed metal, thrash metal, power metal, death metal, black metal, etc.); y heavy metal (o heavy metal clásico) como subgénero musical, correspondiente a los grupos que siguen la vertiente más clásica.

2


ORIGEN DEL TERMINO HEAVY METAL El origen del término heavy metal no es claro. Una versión defiende que fue acuñado por el escritor William S. Burroughs, quien en su novela de 1961, The Soft Machine, incluye al personaje Uranian Willy, the Heavy Metal Kid (Uranian Willy, el chico heavy metal). En su siguiente novela, del año 1964, titulada Nova Express, desarrolla aún más este concepto de heavy metal, convirtiéndolo en una metáfora de las drogas adictivas.Otro de los aspectos destacables de estas novelas es el uso frecuente del sonido como agente liberador de la vida programada y la alienación causada por un mundo cada vez más mecánico. Otra teoría, posiblemente apócrifa, señala como origen del término a un crítico de rock quien en 1967 dijo que la música de Jimi Hendrix era «“como metal pesado cayendo desde el cielo”. Humanoides Asociados, una agrupación de creativos del mundo del comic francés crearon una serie de cómics de ciencia ficción en la revista creada para este propósito, Métal Hurlant, la cual se tradujo como Heavy Metal en su posterior versión estadounidense. La palabra heavy (traducida como serio o profundo, en el argot norteamericano) había entrado en la contracultura algún tiempo antes, y las referencias a la música heavy, normalmente variaciones más lentas y amplificadas del pop normal, eran comunes. En 1968 aparece por primera vez el término heavy metal en una canción, en la frase «heavy metal thunder» de la canción «Born to be Wild» del grupo Steppenwolf.Ese mismo año Iron Butterfly publicó su álbum de debut titulado Heavy. Durante mucho tiempo, la creación del término fue atribuida al crítico Lester Bangs de la revista Creem, que lo utilizó para describir una representación del grupo MC5 de Detroit en 1968. Se considera que Lester Bangs popularizó el término a principios de los 70 para describir a grupos como Led Zeppelin y Black Sabbath.Sin embargo, el primer uso documentado del término es en mayo de 1971, en una crítica del disco Kingdom Come, de Sir Lord Baltimore, de la revista Creem, a cargo del redactor Mike Saunders. Otra teoría afirma que en 1969 el crítico y periodista David Fricke, de la revista especializada CIRCUS, agrupó a distintas bandas, tales como Black Sabbath, Deep Purple e incluso Cream, dentro del naciente movimiento al que bautizó heavy metal debido a la similitud con el característico sonido, densidad y pesadez que entrañaban los temas de Humble Pie (agrupación liderada por Steve Marriott y Peter Frampton) y la etérea y dura atmósfera experimentada en sus conciertos.

3


Durante 1969, John Peel, de la BBC, presentó oficialmente a Humble Pie como la primera banda de heavy metal, no haciendo referencia a su música y sonido sino a la cantidad de volumen utilizado en su interpretación de cortes clásicos de blues consagrados durante la década de los cincuenta. Como dato adicional, el disco de Humble Pie Performance Rockin The Fillmore de 1971 fue el primer álbum editado en el que en la contraportada aparecía una pequeña etiqueta señalándolo como heavy metal, pero solo en los primeros tirajes del LP, que debido a su duración fue originalmente publicado como álbum doble. Sandy Pearlman, productor, representante y compositor de la banda Blue Öyster Cult, asegura que él fue el primero en aplicar el término heavy metal a la música rock durante la década de los 70. En 1971 realizó una crítica para la revista estadounidense Crawdaddy!, del álbum The Notorious Byrd Brothers, de The Byrds, donde calificaba como heavy metal a la canción «Artificial Energy». Los términos heavy metal y hard rock han sido utilizado muchas veces como sinónimos, especialmente al hablar de grupos de los años 70. Sobre cómo el término heavy metal se popularizó es un asunto que permanece en la oscuridad. El propio Ozzy Osbourne suele referirse al género más como rock and roll que como heavy metal, así que probablemente la nueva ola del heavy metal británico haya tenido algo que ver. Algo después, en 1988, Judas Priest grabó un tema titulado «Heavy Metal».

4


Historia Antecedentes (mediados de los años 60) La música blues estadounidense tuvo una gran influencia en los primeros grupos de rock británicos. Grupos como The Rolling Stones y The Yardbirds grabaron versiones de muchas canciones clásicas de blues usando guitarras eléctricas, donde muchas de las originales usaban acústicas, y, además, a veces subían el tempo (adaptaciones similares del blues y de otros géneros afroamericanos de música formaron la base del primer rock and roll, de manera especial el de Elvis Presley). Como consecuencia de este experimento musical, las bandas británicas basadas en el blues desarrollaron lo que se convirtió en el sello del heavy metal: esencialmente un género de guitarras distorsionadas y sonidos altos, construidos alrededor de poderosos acordes The Kinks tuvieron un importante papel en popularizar este nuevo sonido con su éxito You Really Got Me en 1964. Otra contribución significativa fue el emergente sonido distorsionado de guitarras que facilitaba la nueva generación de amplificadores con el que experimentaron guitarristas como Dave Davies (The Kinks), Pete Townshend (The Who) y Jeff Beck. Influencias anteriores incluyen a Vanilla Fudge, que hacían canciones pop “sicodelizadas” y más lentas, al igual que los primeros hard rockers británicos como The Who y Fleetwood Mac, quienes prepararon el camino para el heavy introduciendo estilos de percusión más agresivos en el rock. Los estilos de batería del blues-rock, basados en baterías pequeñas y simples, fueron sustituidos por una técnica más compleja y sonora para poder equipararse con el volumen de las guitarras amplificadas. De manera similar, los vocalistas modificaron su técnica e incrementaron su dependencia con la amplificación, a menudo consiguiendo voces más estilizadas y dramáticas. Simultáneamente, los avances en la tecnología de amplificación y de grabación permitieron capturar la dureza de este sonido en una grabación. La combinación del blues rock con el rock psicodélico, de Iron Butterfly, formó gran parte de la base original del heavy metal. Una de las bandas más importantes en fusionar estos géneros fue Cream, quienes ejemplifican el concepto de power trio (bajo, guitarra y batería) que se convertirá en habitual dentro del heavy metal. Sus dos primeros LP, Fresh Cream (1966) y Disraeli Gears (1967), son vistos como prototipos esenciales del futuro género. El disco debut de The Jimi Hendrix Experience, Are You Experienced (1967), también tuvo gran influencia. El virtuosismo técnico de Hendrix, que había desarrollado la guitarra de blues-rock amplificada, ha sido emulado por muchos guitarristas, y la canción más exitosa del álbum, Purple Haze, es identificada por algunos como el primer hit del heavy metal.

5


El metal a comienzos de los 70 Los años 70 serían años importantes y esenciales para el surgimiento artístico y comercial del heavy metal, el cual se vio reflejado en el hard rock de la época y su evolución a lo que más tarde se conocería como heavy metal. Básicamente 4 bandas eran protagonistas durante estos años; Black Sabbath, Deep Purple, Led Zeppelin y Blue Cheer (aunque en menor grado), tomando como base su sonido hard rock. Black Sabbath fue la metamorfosis de Earth, un grupo conformado por Ozzy Osbourne en la voz, Tony Iommi en la guitarra, Geezer Butler en el bajo y Bill Ward en la batería. Nacidos en Birmingham, fueron los creadores del concepto de las letras crípticas en el metal, en contraste con las letras pacifistas de la época. Sus dos primeros álbumes, Black Sabbath (1970) y Paranoid, del mismo año, son considerados la piedra angular del metal tanto en sonido como en letras. Además de las letras, hacían uso del tritono, conocido como el intervalo del Diablo por parte de Iommi; de ritmos influenciados por las máquinas prensadoras de metal, tan conocidas en Birmingham, que en conjunto le dieron un sonido pesado, que avanzaba a través del fraseo de la guitarra. Las canciones «Paranoid» y «Iron Man» son consideradas las primeras canciones metal por excelencia. Sin embargo, la crítica fue despiadada con ellos al polemizar con las letras de las canciones de Sabbath. La situación continuaría de la misma forma más o menos hasta 1973, cuando salió a la venta Sabbath Bloody Sabbath, que recibió excelentes críticas. En 1970 al mismo tiempo que Sabbath, Deep Purple publicó In rock, álbum que les da reputación en el Reino Unido, dando trazos fehacientes de heavy metal pese a ser un álbum esencialmente de hard rock, muy especialmente en los temas Child in Time o el que inicia el disco, la acelerada Speed King. En 1971 publicaron Fireball, que cada vez muestra tintes más metal en el estilo de la banda, lo cual llegaría a su punto máximo en el álbum Machine Head, el cual los consagra a la fama mundial con el increíble Smoke on the Water, que vuelve al guitarrista Ritchie Blackmore, uno de los más influyentes de la historia. Pese a nunca caracterizarse por ser tan sombrío como Black Sabbath, Deep Purple marcó una pauta muy importante al demostrar, al igual que Sabbath, que era el fraseo el que movía cualquier canción del estilo heavy metal, y además le dio un toque necesario de virtuosismo, gracias a los grandes talentos que significaban cada uno de los integrantes en sus respectivos instrumentos, caracteristica influyente para las posteriores agrupaciones del género.

6


Pese a negarlo constantemente, Led Zeppelin, si no fue una banda de heavy metal, igualmente influyó mucho al sonido de este género, en especial en los álbumes Led Zeppelin de 1969 en temas como Communication Breakdown o Dazed And Confused, Led Zeppelin II tambien de 1969, por ejemplo las canciones Whole Lotta Love o Moby Dick, y Led Zeppelin IV (publicado en 1971), en el cual aparece «Stairway to Heaven», canción que incluye uno de los solos mas famosos de la historia interpretado por el guitarrista Jimmy Page.

El metal a mediados de los años 1970 En 1974, la banda británica Judas Priest, formada en 1969, sacaría a la venta su álbum debut, Rocka Rolla. Sin embargo este disco estaba más orientado al hard rock y al rock progresivo (muy similar al sonido de Black Sabbath) que al heavy metal. En cambio, a partir de su segundo disco, Sad Wings of Destiny, en 1976 ,la banda se autodefinió como “heavy metal” (siendo la primera en hacerlo), endurecieron su sonido y eliminaron elementos del blues que tenía el heavy metal original, convirtiéndose en los primeros en definir el sonido metal al 100% (lo cual quedaría patente en toda su carrera). Esta banda se convirtiría en una de las más influyentes del género y en la base de lo que se denominaría “NWOBHM” (New Wave Of British Heavy Metal). En Estados Unidos se formó Kiss, en 1972 y quienes publicaron en 1974 su primer LP, Kiss, llegando a la popularidad con el hoy legendario Alive! (1975); luego vendrían con «God of Thunder» del álbum Destroyer (1976), Rock And Roll Over (1976) y Love Gun (1977). A la par, hacían su aparición: Thin Lizzy, disco de Aerosmith y UFO, grupos que siguieron aportando en la formación del heavy metal. También, a principios de los 70 un cuarteto publicaba sus primeros álbumes, un grupo llamado Queen. La originalidad de los londinenses se debe principalmente a incrementar la rapidez a las melodías desarrolladas por el rock and roll en los años 50, como es el caso de «Ogre Battle» y «Stone Cold Crazy»; y la incorporación de las armonías vocales propias del blues y gospel, desarrolladas en profundidad posteriormente por Blind Guardian y Opeth. Estos primeros álbumes, en los cuales nadie se interesó en un principio, como Queen I, Queen II y Sheer Heart Attack, serían retomados por metaleros ochenteros como Metallica, Megadeth, Def Leppard e Iron Maiden.

7


El metal en los años 80 Iron Maiden, uno de los grupos principales de la Nueva ola del heavy metal británico. A la par con el éxito de AC/DC, en Inglaterra surgió el punk. El punk rock nació a mediados de los años 70 tanto como reacción contra las condiciones sociales y al exceso de música rock, incluido el heavy metal, de la época. Las ventas de discos heavy metal cayeron bruscamente a mediados y finales de los 70 (1975 - 1978), a favor del punk, la música disco y el rock más comercial. Mientras la mayor parte de las discográficas se fijaron en el punk, muchas nuevas bandas de heavy metal británicas, influenciadas en el hard rock y heavy metal de la década anterior como Black Sabbath, Led Zeppelin y Deep Purple, publican sus discos de manera independiente, para audiencias fieles. Revistas británicas como NME y Sounds empezaron a hablar de este nuevo movimiento. Geoff Barton, redactor de Sounds, bautizó a este movimiento como The New wave of british heavy metal (“Nueva ola del heavy metal británico”) o NWOBHM. La NWOBHM incluye a grupos como Iron Maiden, Judas Priest, Venom, Def Leppard y Motörhead, que revitalizan el género heavy metal. Siguiendo la estela de Judas Priest, endurecen su sonido, reducen los elementos de la música blues y se comienzan a usar tiempos más rápidos (sin mencionar la música a volumenes ensordecedores en los conciertos). Judas Priest probablemente fue la primera banda de heavy metal en introducir la indumentaría típica de los metaleros (los accesorios de cuero, metal y las tachas) un fenómeno que se dio a partir de su disco Killing Machine en 1979. Esta imagen se volvió característica dentro del movimiento y también dentro del heavy metal en general. Judas Priest en un concierto del Retribution tour, en el 2005. En 1980, con la muerte de Bon Scott, Brian Johnson se unió a AC/DC para grabar uno de los álbumes mas vendidos de la historia de la música: Back in Black. Este disco logró vender más de 40 millones de copias, hecho que lo había convertido en el disco más vendido de la historia (antes de la llegada de Thriller de Michael Jackson), siendo el disco más vendido de rock de todos los tiempos, y por supuesto del heavy metal. También en 1980, dentro de la NWOBHM haría su debut la banda Iron Maiden con su disco homónimo, siendo considerada una de las más famosas bandas del heavy metal post-punk y en una de lás mas representativas del movimiento, al igual que con su segundo disco Killers. Sin embargo no sería sino hasta su disco The Number of the Beast en 1983 cuando Iron Maiden alcanzaría el éxito total. A partir de este disco, la banda continuaría una carrera llena de éxito a nivel mundial como una de las bandas mas populares y reconocidas del heavy metal.

8


A principios de los años 80, la nueva ola del heavy metal británico entra en las listas comerciales, cuando álbumes de Iron Maiden, Judas Priest y Motörhead alcanzan el top 10 británico. En 1980, Judas Priest sacó su disco British Steel, el cual es considerado un hito dentro del heavy metal, logrando estar entre los 4 primeros de las listas britanicas. En 1981, Motörhead se convirtió en el primer grupo de este movimiento en alcanzar el número 1 de las lista británicas con No Sleep ‘til Hammersmith. Posteriormente, en 1983 Iron Maiden logra lo mismo con el álbum The Number of the Beast. Otras agrupaciones, como Diamond Head o Venom, aunque consiguiendo menos éxito, tuvieron una significativa influencia en el desarrollo del heavy metal. Con el despertar de la nueva ola del heavy metal británico, el heavy metal vio incrementada su popularidad a principios de los años 80. Muchos artistas se vieron beneficiados de la cobertura dada por MTV, que se inició en 1981 y donde la emisión de vídeoclips disparaban las ventas de los grupos. Los vídeoclips para el disco Pyromania conviertieron a Def Leppard en superestrellas en Estados Unidos, y Quiet Riot se conviertieron en la primera banda estadounidense de heavy metal en alcanzar el número uno en la lista Billboard, con su disco Metal Health (1983). La primera generación de grupos Heavies estaban cediendo el primer plano. Deep Purple se separó poco después de la partida de Ritchie Blackmore y en 1975, junto con Ronnie James Dio, formaron la agrupación Rainbow, y Led Zeppelin se retiró en e año 1980 después de la muerte de John Bonham. En los conciertos, Black Sabbath tenía como a telonero al grupo de Los Ángeles Van Halen. Eddie Van Halen se consolidó como uno de los principales guitarristas virtuosos (su solo en la canción «Eruption», del álbum Van Halen se considera un hito ). Randy Rhoads y Yngwie J. Malmsteen también se convierten en afamados guitarristas, asociados a un género conocido como metal neoclásico. Sin embargo, la escena británica no fue la única en popularizar el heavy metal. Desde principios de los 80, en Alemania el heavy metal ganó una enorme popularidad sobre todo con bandas como Accept, Running Wild, Axel Rudi Pell, Grave Digger y Warlock, quienes hicieron presencia en la escena metal de Alemania casi al mismo tiempo que el heavy metal británico. Pronto bandas como estas serían una enorme influencia para lo que se conocería como el thrash metal alemán. Muchas bandas de heavy metal alemanas se harían conocidas gracias a famosos festivales como el de Wacken Open Air. De la misma forma ocurrió en Estados Unidos, una escena que, además de ser la cuna del glam metal de los 80, tuvo grandes protagonistas en el desarrollo y expansión del heavy metal más underground. La banda más conocida a nivel estadounidense fue Manowar, banda conocida por autodenominarse como “Kings of Metal” en alusión a su famoso disco Kings of Metal. Esta banda se caracterizó por darle un énfasis filosófico al significado del heavy metal y al orgullo de ser metalero, bajo la consigna de “heavy metal never dies” (el heavy metal nunca muere).

9


Uno de los eventos que hizo crecer la popularidad del heavy metal fue el US Festival de 1983 en California, donde en el «Día del heavy metal», con actuaciones de Ozzy Osbourne, Van Halen, Scorpions, Mötley Crüe, Judas Priest entre otros, se consiguieron las mejores audiencias de los tres días que duró el evento. Entre 1983 y 1984, el heavy metal representaba entre el 10 y el 25 por ciento de las ventas de todos los discos vendidos en EE. UU. Muchas revistas profesionales dedicadas a este género nacieron en esta época, incluida Kerrang! (en 1981) y Metal Hammer (en 1984). En 1985, la revista Billboard declaró: «El heavy metal ha aumentado su audiencia base. La música metal ya no es dominio exclusivo de chicos adolescentes. La audiencia de metal se ha hecho mayor (edad universitaria), más joven (preadolescentes) y más femenina (si ha extendido)». Ozzy Osbourne, en especial, fue muy popular durante los años 80 en el ámbito musical. En 1980, con la colaboración de Randy Rhoads, publicó Blizzard of Ozz, que representaría el renacimiento de Osbourne después de estar sumido en una gran depresión durante 2 años. La canción «Crazy Train» se convirtió en un clásico del álbum y fue el despegue de Osbourne como solista. Luego llegaría Diary of a Madman, en 1981, que lo estabilizaría según la crítica como «el mayor superviviente del heavy metal». En 1982 muere Randy Rhoads en un absurdo accidente de avión, pero con la ayuda de Jake E. Lee como reemplazo de Randy, Ozzy continúa su senda de éxitos publicando en 1983 Bark at the moon y The Ultimate Sin en 1986. Posteriormente, Ozzy continuaría con su popularidad en los 90 y en el nuevo milenio. Una de las bandas que unificó publicos diversos fue Guns N’ Roses. Con la publicación de Appetite for Destruction (1987), «recargaron y sostuvieron casi sin ayuda el decadente sistema de Sunset Strip por muchos años». En 1988, Jane’s Addiction surgió de la misma escena de clubes hard rock de L.A. con su disco debut Nothing’s Shocking. La revista Rolling Stone los describió como «más que ningún otro grupo existente, Jane’s Addiction son los verdaderos herederos de Led Zeppelin». Este grupo fue uno de los primeros en ser identificados como alternative metal, tendencia musical que pasaría a primera plana en la siguiente década.

10


4 os

L

11

g i G

e t an

l e d s


El thrash metal (llamado en ocasiones erróneamente trash metal) es un subgénero del heavy metal, con raíces en el speed metal, que adquiere la agresividad y velocidad del hardcore punk, junto a la técnica musical y rudeza cruda de la NWOBHM. Es diferente del power metal, siendo este también un subgénero del speed metal, pero que contiene influencias del metal clásico, más melódico y progresivo. El thrash contiene influencias más duras y agresivas y adquiere mas crudeza a la hora de ejecutarlo. El speed metal y el thrash metal son considerados por los fans del género, las dos vertientes fundamentales del heavy metal Es importante no confundir la palabra thrash (paliza o azote) con trash (basura) a pesar de tener una grafía similar. El nombre correcto de este género es thrash metal.

12


Rasgos musicales El thrash metal en general se caracteriza por el uso de tempos rápidos, riffs de guitarra complejos con solos bastante rápidos con tintes progresivos, sonidos de bajo bastante pronunciados heredados de la NWOBHM, baterías de doble pedal o doble bombo y voces agresivas. La mayoría de los solos de guitarra del thrash se reproducen a gran velocidad, ya que se caracterizan por la fragmentación, y las técnicas de uso, tales como sweep picking, fraseo legato, y tapping a dos manos. Los guitarristas del thrash metal son general y completamente influenciados por la NWOBHM. Imagen de Cliff Burton, bajista de Metallica, caracterizado por su uso de distorsión y wah, junto a su tecnicidad y velocidad a la hora de tocar su instrumeto, murió el 27 de Septiembre de 1986 a causa de un accidente de autobús. Esta imagen es de una piedra memorial que se encuentra cerca del lugar del choque. Velocidad, ritmo y los cambios de tiempo también definen el thrash metal. El thrash metal tiende a tener una sensación de aceleración que puede ser debido en gran parte a su estilo de batería agresiva, combinación entre la batería de la NWOBHM y el hardcore punk. Por ejemplo, las baterías de thrash suelen utilizar dos bombos, o un contrabajo de pedal, con el fin de crear un sonido bastante mas crudo, acelerado y potente. Para mantenerse al día con los demás instrumentos, muchos bajistas de thrash metal suelen utilizar una púa. Sin embargo, algunos destacados bajistas de thrash metal utilizan sus dedos, como Frank Bello, Greg Christian, Steve DiGiorgio, Robert Trujillo y el virtuosísimo Cliff Burton. Varios bajistas usan un tono bajo distorsionado, un enfoque popularizado por Lemmy de Motörhead, Tom Araya (Slayer), David Ellefson (Megadeth), Cliff Burton (Metallica), entre otros. Este último es caracterizado por su uso de la distorsión y wah, como en (Anesthesia) Pulling Teeth, el cual es un solo de bajo de 4:15 minutos, el intro de For Whom The Bell Tolls y la canción Orion (canción), que posee un inicio con una línea de bajo distorsionado, un primer solo de bajo distorsionado, un majestuoso riff melódico sin distorsión y un segundo solo distorsionado, esto da forma a la que por muchos es considerada la más memorable composición que ha quedado para la posteridad del músico Cliff Burton. Las letras de las canciones de thrash metal incluyen el aislamiento, la corrupción, la injusticia, la adicción, el suicidio, la muerte, el asesinato, la guerra, y otros males que afligen a la persona y la sociedad, incluyendo mutilaciones y otros horrores en ejemplos mas extremos. El humor y la ironía a veces se pueden encontrar, pero son limitados, y son la excepción y no la regla. La gran mayoría de las bandas que manejan estos temas son del estilo crossover thrash.

13


Origen e influencias Se considera la primera canción de thrash metal de la historia a “Stone Cold Crazy”, un tema realizado por la banda inglesa

Queen para su álbum Sheer Heart Attack de 1974. Ese mismo año, el tema “Parasite”, compuesta por Ace Frehley del álbum Hotter Than Hell del grupo Kiss, también mostró ser adelantado a su época, siendo una especie de prototipo de thrash metal, siendo inmortalizada por Anthrax en el home video “Live Noize”. Los orígenes del thrash metal se sitúan a finales de los setenta y comienzos de los ochenta, cuando un grupo de bandas de speed metal influenciadas por la NWOBHM con bandas como Judas Priest, Motorhead y Venom, comenzaron a incorporar variantes, una gran velocidad y un sentimiento anarquista —similar al del hardcore punk, a su heavy metal tradicional. Los considerados como creadores de esta forma de heavy metal son el grupo Overkill con su tema “The Beast Within”, compuesto meses antes de lo que la gran mayoría considera como el primer tema de thrash, “Hit The Lights” de Metallica. Básicamente el thrash metal consiste en acelerar y volver más pesado y agresivo el sonido del heavy metal (ya en sí pesado y agresivo). El año 1981 es considerado como “crítico” para este género por muchos fans, mientras que otros nombran influencias críticas anteriores como la citada canción de Queen. Se pueden apreciar varias ideas que se incorporarían al thrash metal, incluyendo entre estas el riff del tema “Saints in Hell” o la estructura de la canción “White Heat, Red Hot” de la banda inglesa Judas Priest. De la misma forma, la versión en directo de “Tyrant” en el disco de 1979 Unleashed in the East es muy cercano al concepto de thrash. Poco después, el grupo de San Francisco Leather Charm desarrolló el tema “Hit the Lights”. Esta banda se disolvió sin llegar a cobrar gran fama, pero el compositor de esta canción (James Hetfield) se unió a una nueva banda, Metallica, que publicó la canción. El grupo Metal Church grabó algunas maquetas a comienzos de la década de 1980 similares a los trabajos de Metallica y Overkill, aunque sin un género musical thrash muy marcado como los de estos últimos. El primer grupo representante del género puede ser Venom. Los seguidores más puristas del género opinan que el thrash de Venom es el más fiel al sonido puramente thrash junto con el sonido de Possessed y Slayer, aunque el grupo más conocido es

Metallica, a pesar de la variedad musical y los diferentes géneros musicales que albergan sus discos. El grupo Metallica, sentó y perfecciono las bases del thrash metal, siendo la banda más conocida dentro del género. El grupo Metallica sentó las bases del thrash metal y lo perfeccionó llevándolo a su máximo exponente junto a otras bandas como Sodom, Destruction, Atrophy, Slayer, Exodus, Artillery, Anthrax o Megadeth. La primera demo representante del thrash metal puede ser Red Skies del grupo Metal Church, de finales del año 1981. Era una demo instrumental que combinaba el aire puramente thrash, la velocidad arrolladora y algunos detalles de power metal. Sin trascender demasiado, poco después fue eclipsada por la demo de octubre de 1982 Four Hymns. Cronológicamente Metal Church fue probablemente el primer grupo en cultivar este género.

14


El grupo Metallica sentó las bases del thrash metal y lo perfeccionó llevándolo a su máximo exponente junto a otras bandas como Sodom, Destruction, Atrophy, Slayer, Exodus, Artillery, Anthrax o Megadeth. La primera demo representante del thrash metal puede ser Red Skies del grupo Metal Church, de finales del año 1981. Era una demo instrumental que combinaba el aire puramente thrash, la velocidad arrolladora y algunos detalles de power metal. Sin trascender demasiado, poco después fue eclipsada por la demo de octubre de 1982 Four Hymns. Cronológicamente Metal Church fue probablemente el primer grupo en cultivar este género. Cronológicamente, Metallica puede ser considerado “el tercero” (después de Venom y Metal Church) en aparecer en la escena con las demos Power Metal en abril de 1982, seguida por No Life ‘til Leather en julio y su primer disco de estudio (Kill ‘Em All, julio de 1983). Este es un disco que asienta las bases del thrash metal; cargado de velocidad y solos de guitarra arrolladores, crudo, ecléctico y que no planteaba compromisos con nada ni con nadie ya que era un género musical desarrollándose libremente. Destaca la composición musical de su ex-guitarrista Dave Mustaine. En seguida fueron influencia de bandas como Slayer o Exodus, llevando a ambas a un sonido más agresivo aún. Mientras tanto, en Europa, Artillery grabó una demo en noviembre de 1982, We Are the Dead, que tomó un sonido más cercano al del grupo Black Sabbath y dio origen a un thrash no tan rápido como el de Metallica, pero con ideas que partían de una misma raíz thrash. Megadeth utilizó el estilo thrash metal y lo desarrolló ampliamente en sus producciones sonoras. El despegue del thrash se produjo en 1984, cuando la banda Overkill publicó su segunda demo, Feel the Fire, y Slayer hizo lo propio con su fundamental EP Haunting the Chapel, el cual incluía la canción “Chemical Warfare”. Estos hechos llevaron a la formación de un thrash más oscuro y duro, como el que se puede observar en el disco de Exodus, Bonded by Blood, del año 1985 o el de Slayer, Hell Awaits, del año 1984. Este año también debutaba Artillery con Fear of Tomorrow y Megadeth, banda del ex-guitarrista de Metallica Dave Mustaine, con Killing Is My Business... And Business Is Good!. Pero es en el año de 1986 cuando el thrash llegó a su punto más alto, cuando sale a la luz Reign in Blood, Master of Puppets, Peace Sells... But Who’s Buying?, Eternal Devastation, Doomsday for the Deceiver y Pleasure to Kill, llegando a ser considerado el “año mundial del metal”. Son considerados Master of Puppets, Peace Sells , Reign in Blood y Among the Living los más grandes trabajos del thrash y del metal en general de todos los tiempos por su influencia y por el desarrollo brutal del género, además de que de Master Of Puppets contenía la Canción “Master Of Puppets” que es la cancion mas exitosas del thrash. Megadeth combinaba los riffs del thrash ejecutados a máxima velocidad con solos “destructivos” y rapidísimos(tales como en la cancion que abre el album “Wake Up Dead” y la mas popular que da nombre al disco, “Peace Sells”), forjando un sonido único en el disco de 1990 Rust in Peace, que viene a ser el último trabajo de lo que se conoce como thrash metal de la vieja escuela.

15


Desarrollo del estilo El thrash se desarrolló a finales de los ochenta, influyendo a otros subgéneros y a bandas como Possessed. Possessed es una de las primeras bandas que desarrollaron el género musical denominado death metal y publicaron una demo en 1984 con un thrash metal más oscuro y underground. Uno de los primeros ejemplos de este género musical son los clásicos Seven Churches de dicha banda y Bestial Devastation del grupo Sepultura ambos del año 1985. El disco del grupo Watchtower, Energetic Disassembly (1985) puso nuevos estándares a la composición técnica (que después sería llamado metal progresivo), influenciada por el jazz que ya habían tomado bandas como Megadeth, que luego fue desarrollada por el grupo Coroner o bandas de technical death metal como Atheist o Cynic, así como los trabajos de la década de los noventa del grupo Death. También existieron grupos como Anthrax, Suicidal Tendencies y Hirax que agregaban aún más influencias hardcore punk al thrash tradicional, creando el llamado crossover thrash, la cual sería una base para la aparición del metalcore y del groove metal en los años 90. Especial atención merece el thrash desarrollado en Alemania, bastante rápido y agresivo comparado con algunos de sus colegas norteamericanos. Bandas como Sodom y Destruction presentan una propuesta bastante oscura y maligna, que serviría de inspiración al posterior black metal; también bastante destacados son los “cerveceros” Tankard y el grupo Kreator, quienes con sus primeros trabajos demostraron cruzar la línea del thrash metal, metiéndose más a un death metal old school. También destacaremos del thrash metal alemán a Deathrow un grupo que evolucionó a un thrash muy técnico. En el año 1988 el género estaba saturado con muchísimas bandas. Este hecho no influyó a la hora de que varios discos posteriores fueran consierados “clásicos”. Forbidden, un grupo que apareció relativamente tarde en la escena de la Bay Area debutó con el aclamado tema “Forbidden Evil”. Testament fue también una banda muy importante que hizo un debut increíble con su álbum The Legacy en el año 1987, y sus álbumes posteriores The New Order y Practice What You Preach consagraron a Testament al grado de colocarse al lado de los cuatro grandes del thrash metal. También no se pueden olvidar los aportes de algunas bandas que si bien no tuvieron tanto éxito, sus aportes ayudaron a la escena del momento. La banda Vio-lence, por ejemplo, debuto con su aclamado álbum Eternal Nightmare que tenía también una clara influencia del crossover thrash. Sadus fue también una banda importante, que debuto con su álbum Illusions (Chemical Exposure), que tenía un sonido completamente diferente al de otras bandas, ya que combinaba el thrash metal con el death metal y el metal progresivo. Annihilator, una banda canadiense, debuto en 1989 con su álbum Alice in Hell. De la misma forma, el género se llenó igualmente de grupos que no aportaban nada al sonido del género musical, es decir, no lo hacían evolucionar. En los años 1990 este hecho y la aparición del nuevo género musical grunge hicieron que las empresas discográficas ya no se interesasen por la música de este género hasta que poco a poco fue casi olvidado.

16


Resurgimiento A partir del 2000 el thrash metal empezó a cobrar un poco de fuerza, después del olvido y descuido que sufrió en la década de los ‘90. Bandas que se habían alejado del género empezaron a sacar discos de thrash metal como Kreator con Violent Revolution, Sodom con M-16, Destruction con All Hell Breaks Loose, Slayer con God Hates Us All, todos estos discos lanzados en 2001. Recientemente más bandas comenzaron a sacar álbumes de thrash metal como Megadeth con Endgame, Metallica con Death Magnetic, Death Angel con Killing Season, Exodus con The Atrocity Exhibition... Exhibit A, Testament con The Formation of Damnation, Overkill con Ironbound , Anthrax con Worship Music y Toxic Holocaust con An Overdose of Death... Bandas que se separaron en los ‘90 se reunieron, tal es el caso de Nuclear Assault, Mortal Sin, Evildead, Hirax, Toxik y Gammacide. Y lo que ayudó a un completo resurgimiento del thrash metal, es un movimiento que algunos llaman “New Wave of Thrash Metal” (Nueva Ola de Thrash Metal), que es la aparición de nuevas bandas como Violator, Trivium, Evile, Avenger Of Blood, Warbringer, Municipal Waste, Toxic Holocaust, Fueled By Fire, Suicidal Angels, que al igual que los grupos de los ‘80, se encargan de innovar el estilo del thrash metal, agregando su propio estilo.

17


Complemento metalero

sabias que?...

Más allá del hecho artístico y musical, el heavy metal en muchos aspectos representa para sus seguidores fieles (metaleros o heavies) una forma concreta de vida, o como poco una actitud. Dicha actitud se refleja además de en la vestimenta el carácter, en la forma de hablar (jerga), donde impera mucho el vocabulario musical y técnico acerca de los instrumentos típicos de una banda de heavy metal, calidad sonora, etc. Dentro de esa jerga podríamos añadir un increíble elenco de gestos, posturas y simbología (lenguaje no verbal), como puede ser el distintivo símbolo de la mano cornuta: dedos índice y meñique estirados, recogiendo los dedos corazón, pulgar y anular. Dicho gesto parece que fue extendido por Ronnie James Dio durante su época con la banda influyente Black Sabbath, quien copió el gesto que utilizaba su abuela para ahuyentar los malos espíritus y echar malas vibras. A Gene Simmons, bajista y vocalista de la banda Kiss, también se atribuye el ser el primero en hacer el gesto durante un concierto. Se puede apreciar en la portada del Love Gun, de 1977 (en la cual aparece haciendo el mismo gesto, salvo a la forma de los pulgares). Otra serie de patrones gestuales pueden ser el sacudir la cabeza de manera violenta (independientemente de la longitud del cabello) al ritmo de la música. Dicho gesto ha producido el término headbanger (literalmente ‘sacudidor de cabeza’), que define típicamente al fan de heavy metal sacudiendo la cabeza con violencia al ritmo de la música en la primera línea de un concierto. Alice Cooper define al headbanger como «un movimiento místico que se autoinduce un estado de trance excitado». Otro tipo de gestos aparecen de la mano de la música. Aunque poco bailable, la música heavy metal conlleva a el sentimiento de poder y energía y una serie de movimientos que dan lugar a un rudimentario tipo de baile conocido como slam. Dentro de este tipo de gestos, el más común es hacer como si se tocara un instrumento —típicamente una guitarra eléctrica— en un gesto que se ha dado denominado air guitar, a partir de una idea que aparece en el video Breaking the Law, de Judas Priest, donde un guardia de seguridad interpreta el solo de guitarra en una guitarra de cartón burdamente confeccionada. Sn embargo ha quedado la imagen del típico seguidor del heavy metal en países como España a principios de los 80 como una persona drogodependiente, marginal, ruda, peligrosa y algo chulesca. El seguidor de heavy metal, en su actitud más íntima, es una persona con un gran sentimiento de compañerismo y de pertenencia a un grupo social que vive por y para la música que le apasiona en lo mismo íntimo: el heavy metal. Gran conocedor de los detalles teóricos y técnicos que definen el sonido característico de sus grupos favoritos tanto a nivel musical e instrumental, como vocal e incluso de puesta en escena, hereda actitudes de décadas pasadas como el ecologismo y la libertad, el antiautoritarismo, el anticonsumismo y en algunos casos la afición a las motocicletas. Se ve completamente entusiasta por reuniones multitudinarias con sus semejantes en conciertos y/o festivales (los cuales pueden ser al aire libre, en contacto con la naturaleza o simplemente en un sitio de mala muerte). Se conoce bien que el heavy metal realmente produce una conmoción íntima inexplicable al verdadero seguidor de este tipo de música, o cual brinda poder, energía, sentimiento de compañerismo y adrenalina. En un concierto de heavy metal se explota dicho sentimiento hasta la catarsis (muchas veces con múltiples víctimas). Es conocido que muchos grupos de otros géneros de música moderna tienden a endurecer sus representaciones como fieles reflejos de lo que el heavy metal consigue en directo (como una admiración hacia éstos inigualables conciertos y tocatas para cualquier otro género musical). Apoyando el contundente sonido propio del género tenemos una gran variedad de efectos visuales, que van desde la luminotecnia hasta desfiles de motocicletas en el escenario. Muchos elementos propios y ajenos al heavy metal aparecen rodeados de un halo de violencia a ojos del profano. K. K. Downing, guitarrista de Judas Priest, alaba positivamente la energía y dinámica que despide el heavy metal como terapia revitalizante para las personas jóvenes.[cita requerida] Los conciertos de heavy metal son, en su mayoría y según muchos, espectáculos realmente inolvidables en donde se demuestra toda la energía y actitud de la música entre intérpretes y espectadores.

18


h o s Aca

? a r t ay o


the house of metal