Issuu on Google+

LA HISPANIA PREROMANA


► La

primera fuente escrita sobre Hispania fue del poeta Quinto Ennio, en el 200 a.C. ► La primera fuente destacada es Estrabón (Geografía III) allí comenta la Hispania prerromana (Las Técnicas de Combate, Las Colonias Griegas y Mujeres del Norte). ► Trogo relata la organización y carácter de los Hispanos. ► Apiano escribió los libros de la historia de Iberia (Guerras Celtíberas y la conquista de Numancia). Su fuente principal es Polibio. ► Destacan otros como Tito Livio, Lucio Anneo Floro, Valerio Máximo, Pacato y Pablo Orosio.


IBERIA ANTES DE LOS ROMANOS


IBEROS, CELTAS Y CELTÍBEROS En el primer milenio a.C habitaban en la península Ibérica una serie de pueblos llamados prerromanos. Los historiadores los clasifican en tres grupos.


IBEROS ► ►

Se extendían desde Andalucía hasta Languedoc. Vivían en poblados amurallados en zonas elevadas. Las viviendas eran pequeñas, rectangulares y solían tener una habitación. La economía se basaba en la agricultura de cereales, vid y olivo, la ganadería ovina y bovina. Importancia de la minería del oro y la plata. Eran expertos artesanos. Comerciaban con las colonias griegas y fenicias, y utilizaban su propia moneda. Sociedad: tribus gobernadas por un régulo. En la cúspide social estaban los nobles, luego los guerreros y el resto eran artesanos, campesinos y esclavos. Incineraban a sus muertos, los introducían en urnas y las enterraban en cámaras subterráneas junto al ajuar. Las dos urnas mejor conservadas son las Damas de Elche y la de Baza.


► Dama

de Baza ► Dama de Elche ► Tumba Ibera


CELTAS

► ►

► ►

Se asentaban en las tierras de la Meseta y en la costa atlántica. Vivían en poblados amurallados en zonas elevadas (castros). Las casas eran circulares de piedra y adobe, se distribuían de manera desordenada. Sociedad: en tribus, cada una con varios clanes. La economía era rudimentaria y autosuficiente (comercio escaso). El pastoreo, la agricultura de cereales y la caza eran las únicas actividades económicas. La metalurgia se basaba en la producción de objetos de hierro y bronce.


Los celtas dejaron una fuerte impronta en las civilizaciones posteriores de la Península Ibérica, sobre todo desde el punto de vista étnico, cultural y lingüístico. Constituían unas élites guerreras que ejercían el predominio sociopolítico, como lo demuestran diversos hallazgos como los ajuares funerarios con armas o los castros fortificados. A través de la tradición oral también hemos heredado topónimos terminados en –briga (término celta que significa fortaleza o altura) o con el sufijo seg– (que significa victoria). Tradicionalmente se ha recurrido al discurso de las invasiones procedentes del centro de Europa o de las Galias para explicar el fenómeno celta en la Península Ibérica. Pero la realidad podría ser bastante más compleja, ya que estos esquemas marginan la importancia que pudieran tener las poblaciones indígenas ya existentes dentro de ese mismo territorio y la interacción con los pueblos migradores. Uno de los testimonios que certifican la presencia de los celtas en la península pertenece a Heródoto y corresponde a mediados del siglo V a.C. El historiador griego se refiere a los celtas como uno de los pueblos más occidentales de Europa.


CELTÍBEROS ► Los

celtas convivieron con otros pueblos autóctonos, como cántabros, vascones e íberos, y fruto de esta convivencia surgieron los celtíberos. ► Los celtíberos eran pueblos, fundamentalmente dedicados a las actividades agrícolas y al pastoreo. Vivían en aldeas fortificadas y se organizaban en tribus, basadas en lazos de sangre.


TARTESSOS. LAS COLONIZACIONES FENICIA, GRIEGA Y CARTAGINESA


TARTESSOS ► Las

fuentes griegas y los hallazgos revelan que Tartessos fue un gran reino cuya influencia se extendía desde Sierra Morena hasta Gibraltar y desde el Atlántico hasta Cartagena. Su economía se basaba en la agricultura y una ganadería muy avanzadas, explotaban permanente los yacimientos de plata, cobre y plomo, y, a través de arriesgadas expediciones marítimas por el Atlántico, obtenían el estaño de las islas Casitéritas (islas Británicas). Mas tarde, Tartessos cayo bajo dominio cartaginés.


COLONIZACIÓN FENICIA ► En

el siglo VIII se inicio la presencia fenicia en la Península, que se afianzó a través de las distintas colonias establecidas en la costa andaluza: Gadir, Sexi, Abdera y un elevado numero de factorías en las costas de Málaga y Huelva, siempre en contacto con Tartessos. Los fenicios desarrollaron un rico comercio entre los siglos VIII y VI a.C . Las consecuencias fueron un aumento demográfico de las poblaciones costeras que impulsó la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento y la colonización agrícola de las tierras cultivables del interior.


Hablar de la historia de la ciudad de Cádiz puede llevarnos muchas palabras ya que, por dar solo un dato, la Tacita de Plata es considerada la ciudad más antigua de Occidente. Así que, desde entonces hasta ahora, han llovido muchos acontecimientos históricos en la ciudad. La ciudad de Cádiz fue fundada por los fenicios en el año 1.100 a.C. Entonces era un puerto mercantil dedicado al comercio de materias primas como el estaño, la plata o el ámbar. La ciudad alcanza una gran prosperidad en la época romana. No en vano, Julio César le concede el título de civitas federata del Senado romano. Además, otra prueba de esa prosperidad es el legado romano que ha quedado en la provincia.


COLONIZACION GRIEGA ►A

partir del año 600 a.C los griegos empezaron a llegar a las costas mediterráneas peninsulares. Por la búsqueda del comercio de los metales, el esparto y la sal. La colonización estuvo dirigida por los focenses (Focea, ciudad-Estado griega). Su principal fundación fue Emporion (Ampurias), que significa “almacén o mercado”, en la costa de Girona. Esta alcanzó su mayor importancia cuando los griegos, derrotados por Cartago en la batalla de Alalia (535 a.C) perdieron el dominio naval en el sur del Mediterráneo. Colonos de Emporion fundaron más tarde Rosas y Pyrene.


COLONIZACION CARTAGINESA ► Fundaron

una serie de colonias en el Mediterráneo, entre ellas Cartago Nova y Ebyssos. En el año 550 a.C instalaron sus guarniciones en el litoral para ayudar a los fenicios contra Tartessos. Sin embargo una vez instalados, sometieron a los iberos, apoderándose de la costa. Llegaron hasta Cádiz y, finalmente expulsaron a los fenicios. En el siglo III el general Amílcar Barca y su hijo Aníbal aseguraron el dominio de la costa. En tiempos de Aníbal el territorio cartaginés se extendía desde el Ebro hasta el sur peninsular y llegaba, por el Atlántico , hasta la desembocadura del Tajo. Los romanos expulsaron a los cartagineses de la Península en una de las guerras Púnicas.


CONQUISTA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA


LUCHA POR LA PENÍNSULA IBÉRICA ► Los

Cartagineses al mando de Asdrúbal conquistaron la costa mediterránea hasta el río Ebro. Su sucesor, Aníbal, conquistó el norte del Ebro y originó la segunda Guerra Púnica, que terminó con el desembarco de las tropas romanas y la conquista de la Península.


EL PERIPLO DE ANÍBAL


RESISTENCIA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS ► Conquista

del litoral mediterráneo. Los romanos conquistaron sin mayores dificultades estas zonas. Escipión, Catón y Graco las dominaron (valle del Ebro y del Guadalquivir, Cádiz y Cartagena, penetración romana en la meseta).


► Conquista

de la meseta y el norte peninsular. La estrategia de los pueblos prerromanos se basó en una guerra de guerrillas guerra lusitana (hasta el asesinato de Viriato) y guerras celtibéricas (asedio de Numancia). Los pueblos de las montañas del norte (cántabros, astures, vacceos, galaicos…) se unieron para luchar contra los romanos.


VIDEOS CONQUISTA DE HISPANIA

► http://www.youtube.com/watch?v=n6sKKOV67

► http://www.youtube.com/watch?v=LFK4ir5aG9 ► YouTube

- Imperium 3: Final De La Batalla De E ► http://www.youtube.com/watch?v=qsKuAecLPE


LA ROMANIZACIÓN


► Produjo

la transformación de los pueblos a través de unas nuevas estructuras económicas y sociales (lengua, instituciones, desarrollo de las ciudades…). Fue más rápida en las tierras del sur y Levante, que habían sido las primeras conquistas. Las tierras de la cornisa cantábrica recibieron muy levemente la acción de Roma.


DIVISION DE LA PENÍNSULA ► 197

a. C ► Hispania Citerior: Valle del Ebro y litoral mediterráneo. ► Hispania Ulterior: Valle del Guadalquivir.


Divisi贸n en el Alto Imperio Romano


► Dividida

SIGLO III

en seis (más tarde siete) provincias (una de ellas en el norte de África) Tarraconense Carthaginense Baetica Lusitania Gallaecia Balearica Mauretania Tingitana


ECONOMÍA Y COMUNICACIONES EN HISPANIA


LOS METALES Y LOS ESCLAVOS ► El

oro y la plata se recogían en grandes cantidades. Oro (noroeste y Sierra Morena). Plata (Cartagena y Cantabria). Estaño (Galicia). ► La utilización masiva de mano de obra esclava aseguro la extracción de grandes cantidades de mineral. Procedían de las conquista de los poblados de la península aunque preferían el suicidio antes que la esclavitud.


PRODUCTOS AGRÍCOLAS ► “El

granero del Imperio” . ► La vid cultivada en la mayor parte de la península hasta llegar a poner un limite por los emperadores. ► Aceite de oliva era el producto estrella. ► Grandes latifundios trabajados por esclavos. ► Famosa producción de lino y tejidos de lino. ► Predomina el cultivo de secano (tríada).


MANUFACTURAS ► La

artesanía, desarrollada en talleres urbanos, se baso en la producción de lino, lana, esparto y armas. Además de la producción de aceite y sus derivados: salsas (garum) y salazones.


RED DE COMUNICACIONES ► Mejoraron

las rutas existentes (las pavimentaron e hicieron aptas para carretas y construyeron puentes). Empalmaron con las de la Galia, constituyó la estructura básica de la comunicación (comercio, militares y administrativos). ► Itinerarios fundamentales: Vía Augusta (costa mediterránea) Vía de la Plata (Astorga hasta Sevilla) Vía de Astorga a Burdeos.


LA RELIGIÓN ROMANA


El culto imperial La divinización del emperador, y su generalización a partir de la muerte de Augusto, tuvo especial arraigo en la Península Ibérica favorecido por tradiciones como la devotio ibérica . ► Su desarrollo se ha ligado al de la vida municipal, como expresión del poder político, especialmente en época de la dinastía antoniniana por su estrecha ligazón con España a través de Trajano y Adriano. Los testimonios más frecuentes de culto imperial se encuentran en epígrafes, monedas donde el emperador y a veces su esposa aparecen divinizados, y en esculturas como dioses. ► De la antigua Colonia Libisosa (Lezuza), procede un epígrafe alusivo al culto a Marco Aurelio que procedía de un antiguo templo de dudosa advocación. La inscripción se fecha entre los años 165 y 166 d.C. ►


El culto


Extensi贸n del cristianismo


LAS PRINCIPALES CIUDADES HISPANAS Y SUS RESTOS ARQUEOLÓGICOS


Cartago nova Cartago Nova es el nombre latino de la ciudad de Cartagena desde su conquista romana hasta la dominación bizantina en el siglo VI d.C, cuando cambió su nombre por el de Cartago Spartaria. La ciudad de Cartago nova fue fundada alrededor del año 227 a.C por el general cartaginés Asdrúbal.


Basti ►

Esta fue una de las principales ciudades fortificadas ibéricas de todo el país, hasta el punto de darle nombre a una extensa región, la Bastetania, que abarcaba toda la actual Andalucía oriental, e incluso parte de Albacete y Murcia según citan las fuentes de autores grecolatinos contemporáneos Fundada en torno a los siglos VIII-VII a.C, alcanza su mayor esplendor entre los siglos V a.C y I d.C. Ocupada también por Visigodos y Bizantinos, se abandona a principios de la Edad Media, desplazándose sus habitantes hasta el lugar de la Baza de hoy.


Híspalis ►

Sevilla es una de las ciudades más importantes en la historia de España desde la Edad Antigua en que surgió un primer núcleo identificado con la cultura tartesia y que, tras su destrucción atribuida a los cartagineses, dio paso a la ciudad romana de Hispalis, junto a la que se construyó la colonia de Itálica. Durante el reino visigodo se alojó en algunas ocasiones la corte.


Emérita Augusta ►

La ciudad fue fundada en el 25 a.c. con el nombre de Emerita Augusta por Octavio Augusto y sus legiones licenciadas. Estas legiones se ubicaron en el poblado prerromano ya existente a cambio de darles la categoría de ciudadanos romanos a los antiguos pobladores. La ciudad fue la capital de la provincia romana de Lusitania. El término emeritus significaba en latín "retirado" y se refería a los soldados jubilados con honor. Durante siglos y hasta la caída del Imperio Romano de Occidente, Emérita Augusta fue un importantísimo centro jurídico, económico, militar, cultural.


Barcino ►

En la refundación de César Augusto, Barcino toma la forma urbana de castrum inicialmente y oppidum después, con los habituales ejes organizadores Cardus Maximus y Decumanus Maximus y un espacio central o foro asentado sobre el montículo Mons Taber. El conjunto estaba amurallado, con un perímetro de 1,5 Km y protegiendo un recinto de 12 ha. El máximo esplendor de la época romana se dio durante el siglo II , con una población que debía oscilar entre los 3.500 y 5.000 habitantes. Un personaje destacable de ésta época es Lucio Minucio Natalis.


Helmántica ► ►

En el siglo III a.C., Aníbal, en su avance por Iberia, sitia y toma la antigua ciudad de Helmántica (Salamanca). Con la caída de los cartagineses ante los romanos se consolida la ocupación y la ciudad comienza a adquirir cierta importancia. Pronto se convierte en un enclave comercial básico debido a su situación privilegiada como vado sobre el río Tormes, que a su vez la convierte en paso de una de las más importantes calzadas romanas de Hispania, la Vía de la Plata.


Astúrica Augusta ►

Asturica Augusta (Astorga, León) fue una antigua ciudad romana de la provincia Tarraconense. Fundada hacia el 14 a.C. como campamento de la Legio X Gemina, a principios del siglo I se desarrolló como núcleo civil y fue capital del Conventus Asturicensis. fue un importante nudo de comunicaciones, que, a través de numerosas calzadas, enlazaban la ciudad con algunos de los núcleos más importantes de la Hispania romana. Sus ruinas se encuentran ocultas bajo la ciudad actual.


Segovia ►

En el lugar que hoy ocupa el Alcázar existía un castro celta. Durante la época romana pertenecía al convento jurídico de Clunia. Se cree que la ciudad fue abandonada tras la invasión islámica. Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI de León y Castilla, el yerno del rey Alfonso VI, el conde Raimundo de Borgoña, junto con el primer obispo de su reconstituida diócesis, el también francés Pedro de Agen, empieza la repoblación de Segovia con cristianos procedentes del norte de la península y de más allá de los Pirineos, dotándola de un amplio concejo cuyas tierras cruzaban la sierra de Guadarrama e incluso la línea del Tajo.


Tarraco ►

Tarraco es el nombre antiguo de la actual ciudad de Tarragona. Durante el Imperio Romano fue una de las principales ciudades de la Península Ibérica y capital de la provincia romana llamada Hispania Citerior o Hispania Tarraconensis. El nombre completo de la ciudad en la época de la República Romana era Colonia Iulia Urbs Triumphalis Tarraco. En el año 2000, el conjunto arqueológico de Tarraco fue declarado patrimonio mundial de la UNESCO.


PERSONAJES RELEVANTES


Personajes hispano-romano relevantes Teodosio: emperador del Bajo Imperio natural de Coca (Segovia). Sus hijos, Honorio y Arcadio dividirían el Imperio en Imperio Romano de Oriente y de Occidente

Hannibal: general cartaginés, protagonist a de la 2ª Guerra púnica. Conquistó la mayor parte de la peninsula.

Viriato: pastor lusitano, que acaudilló a mediados del siglo II a.C. una rebelión contra los romanos Julio César: escritor, politico y general del ejército romano. Fue

Hispania.

asesinado el 15 de marzo del 44 a.C. Fue prefecto de


Octavio Augusto: primer emperador romano; murió el 14 d.C. Conquistó el norte de la peninsula.

Seneca: filósofo y politico, nacido en Cordoba, contemporáneo de Nerón.

Nerón, quien lo condenó a muerte en el siglo I. Fue maestro de

Trajano: emperador, que consiguió la maxima expansion del imperio romano a comienzos del siglo II.


LAS VILLAS ROMANAS


Villas romanas ►

La Villa romana, originalmente era una morada rural cuyas edificaciones formaban el centro de una propiedad agrícola en Roma Antigua, constituyen no obstante uno de los ejemplos más notables de edificación romana.

Sus orígenes se remontan a las villas griegas del siglo v A.C. y aparecen en la zona del Lacio un siglo más tarde. Estas propiedades consisten en pequeñas haciendas dependientes de trabajo familiar. La mayoría de estas construcciones son abandonadas a finales del siglo II d. C. y las que perduran son transformadas de forma radical. Las causas son, fundamentalmente, un reestructuramiento de la producción. A partir del siglo IV muchas se transforman en lugares de culto y algunas compaginan ambas funciones. Las invasiones bárbaras unidas a un cambio en la cultura y en la propiedad acaban con las últimas villas.

La villa suburbanae (urbanas): Residencia de la aristocracia ROMANA, tiene su origen el palacio helenístico. A partir del siglo I a.C el peristilo es el espacio dominante, desplazando al atrio. La villas suburbanae pueden ser de varias clases: con atrio; con atrio y peristilo, con peristilo, con pabellones y en forma de hemiciclo o de "U".

Las villas imperiales: Son edificaciones donde residía el emperador, por ello están bien protegidas y su grandiosidad y exquisita decoración dan muestras del poder imperial.


Villas romanas de Almenara- Puras


FUENTES ► Enciclopedia

EL PAÍS (Santillana). ► Internet (Wikipedia, Google …). ► Videos Youtube e Imperium II y III (La conquista de Hispania y Grandes Batallas de Roma).


Hispania Preromana