Page 1

LAS PARADAS. Por Juan Carlos Castro. Entrenador Superior de Baloncesto. Artículo publicado en el suplemento deportivo "Bancadas" del periódico "La Voz de Galicia" en la provincia de Lugo.

El jugador que está en movimiento necesita detenerse de forma Inmediata para la realización de cualquier fundamento posterior. La acción de arrancar está íntimamente unida a la acción de parar y los dos fundamentos son Complementarios. Debemos de acostumbrarnos a realizar los fundamentos correctamente y a ejecutarlos de forma rápida, aunque no precipitadamente. Las paradas pueden ser de dos tipos: - Paradas en un tiempo. - Paradas en dos tiempos. Paradas en un tiempo: es un fundamento, básicamente ofensivo, con y sin balón, que se realiza dando un salto peque o en elevación y hacia adelante cayendo simultáneamente sobre ambos pies. Los pies estarán separados más o menos la anchura de los hombros, a la misma altura, las piernas flexionadas, el tronco echado ligeramente hacia atrás para compensar la inercia del movimiento y mantener el equilibrio. Si estamos en posesión del balón, botando, el balón lo cogeremos instantes antes a la realización del salto con las dos manos llevándolo a la posición "de triple amenaza", una posición desde la cual podremos tirar, pasar o botar. Paradas en dos tiempos: los pies no contactan con el suelo Simultáneamente. Lo hacen en tiempos diferentes, en superficies distantes, aunque los mantenemos separados la anchura de los hombros. El primer paso lo haremos tras realizar un pequeño salto, inclinando el cuerpo ligeramente hacia atrás, y el segundo lo realizaremos a una distancia no excesivamente alejada del primer apoyo inmediatamente después. El peso del cuerpo recaerá totalmente sobre el pie adelantado para poder detenernos con total precisión. Las paradas en un tiempo pueden realizarse en una secuencia derecha-izquierda o izquierda-derecha. Si nuestra intención es ejecutar un tiro como acción posterior a la parada debemos tener en cuenta que los pies deben de estar perfectamente alineados con el aro, y que debe de permitirnos realizar un tiro equilibrado. A la hora de decantarnos por una u otra debemos de saber que sí nos dirigimos en dirección al aro, podremos realizar las dos paradas indistintamente. Pero siempre que nuestra traslación en el campo no coincida en línea con el aro debemos realizar una parada en dos tiempos, teniendo como norma el ejecutar el primer apoyo con el pie más cercano al aro y con el segundo encarar la canasta con un pivote sobre el primer apoyo. Dos son las razones que nos impulsan a realizarlo así: la primera es que es más fácil y la segunda es que evidentemente, entre el aro y yo, suele estar el defensor.

Las paradas (Juan Carlos Castro)  

La acción de arrancar está íntimamente unida a la acción de parar y los dos fundamentos son Complementarios. Debemos de acostumbrarnos a rea...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you