Page 1

EL DÍA

CRITERIOS

Mano al periódico E

N mi condición de «Premio de Periodismo Leoncio Rodrí guez 1973» y Miembro de Honor de la Asociación de la Prensa de Santa Cruz dé Tenerife, «por sus méritos en el mundo clel periodismo», diciembre de 1982, si a La Laguna le cabe la honra de haber sido la primera población de Canarias que dio vida al elemento más civilizado, cual es el periódico, puede estar orgullosa la. de Santa Cruz por el eficaz apoyo que siempre le prestó; a la que sé debe, junto con otras favorables circunstancias como ser la capital de la provincia y por lo tanto asiento de las primeras autoridades civiles y militares, que el movimiento sea mayor, y el progreso realizado muy digno de alabanzas.

DIARIO INDEPENDIENTE DE LA MAÑANA Empresa: «Herederos da Leoncio Rodríguez»

Editor/Director: JOSÉ RODRÍGUEZ RAMÍREZ Adjuntos: Ricardo Acirón Royo y José Manuel de Pablos Coello Dirección, Redacción, Relaciones Públicas, Administración, Talleres e Impresión Avenida Buenos Aires, 71. Santa Cruz de Tenerife

Número 14.280. Año XLVII Teléfonos: (922) 21.10.00 (8 líneas) Apartado de Correos, 97. Télex: 92.184. Diao-E. Depósito legal Tf 32-1958. Franqueo Concertado: 38-2. Delegación en el Puerto de la Cruz, Edificio Victoria Ventoso C, 501, Polígono El Tejar. Teléfono: (922) 38.03.25. Delegación en La Palma: Santa Cruz, Calle Real, 44, 1°, 7a. Teléfono: (922) 41.26.00. Redacción en Las Palmas: Paseo Tomás Morales, 3, 4° P 11, Edificio Cristal. Teléfono: (928) 36.65.29. Télex: 95.456 Diao-E (Las Palmas). Servicios informativos: Efe, Golpisa, Off the Record, Recopress, Mencheta.

J

En 1° de enero de 1837 apareció «El Atlante», primer diario publicado en las islas, en 4 pág. en 4° que después aumentó a folio; se imprimía en la Imprenta Constitucional de V. Bonnet; cesó en marzo de 1839. Fue su redactor don Pedro Mariano Ramírez, a quien tanto deben el periodismo y la imprenta de Canarias, y colaboraron en él don Ricardo Murphy y Meade, y otros. A éste siguieron: «El Tribuno», 1837, que escribía don Claudio Grandi Giraud; el «Diario Mercantil de Canarias», 1838; «El Conservador», 1839; «El Isleño», 1840; «El Dague-

rreotipo», 1841; que redactaron José J. Monteverde; «El Folletín de Noticias Políticas», 1841; «El Teide», 1841; la «Revista Isleña», 1342, notable publicación de legislación, política y literaria, la que entre otros redactaron don Rafael Calzadilla y don José P. Sansón; «El Propagador de Conocimientos Útiles», 1844, interesante revista semanal muy curiosa en indagaciones históricas sobre Canarias, que cesó en su publicación por la muerte de su redactor don Manuel Ossuna y Saviñón; «La Aurora», 1847, semanario de literatura y artes que realizó la mejora de reunir en

Tafuriastes, atabales y tambores (V) L tambor ha tenido que jugar un papel primordial en nuestras manifestaciones musicales, desde los tiempos de la conquista y tal vez con los primeros y rudimentarios tafuriastes de los aborígenes, como ya hemos visto. De ahí el respetable inventario de memranófonos que sigue contando para la interpretación de diversos géneros folklóricos musicales en Canarias, en los que el bombo, la caja, el tambor, la tambora y el tamborcillo desempeñan un papel fundamental.

E

Bombo de los Valles Calchaquíes, de Argentina, muy similar al tambor herreño

El bombo.- De estructura cilindrica, y tabular y no aplastado como los de las bandas de música, es uno de los instrumentos más característicos del folklore musical herreño, donde recibe el nombre de tambor. Su caja de resonancia está formada por un cilindro de madera o latón, con dos aros que sirven para sujetar los parches de cuero, elaborados con piel de cabra u oveja, y fijos a la caja por unos cordones o correajes que se cruzan y entrecruzan a lo largo del cilindro para servir de afinadores. Se toca con uno o dos palos. Valentina, por ejemplo, utilizaba sólo un mazo, mientras que con la otra mano golpeaba en el borde de madera hasta obtener un sonido de contrapunto.

gías: Bombo nortino (Chile), bombo legüero (Argentina) tambor guajiro o Kaasha (Venezuela) y tambor marismeño (Sevilla), entre otros. Tambores.— Entre los tipos de tambor que tenemos en Canarias destaca sobremanera el gomero, claramente emparentado con las cajas latinoamericanas, especialmente las que existen en Chile y Argentina, que provienen por línea directa de los instrumentos indígenas quechuas e incas. De ahí sus actuales nombres: caja chayera, en Argentina (chaya significa carnaval en quechua), y huancar (Perú) o naneara (norte argentino), palabra inca que significa tambor. El prototipo gomero conserva la misma estructura que las cajas del altiplano andino. Es decir: entre 25 y 30 cms. de diámetro, y con un grosor de 15 a 20 cms. Los parches van fijados con dos aros a la pequeña caja de resonancia, que cruza en zig-zag un

Géneros de canto y baile que se acompañan con el tambor herreño: Vivo, Tango, todos los toques del Baile de la Virgen, La Meda, El Santo y diversos romances (Serrana de la Vera, El Conde de Cabra, etc.). Analo-

sus columnas las manifestaciones del genio canario, que antes de él tenemos que buscar en periódicos de bien diversa índole, y que redactaban entre otros don Carlos Guigou, don José P. Sansón, don José D. Dugour y don Ignacio Negrín. «El Eco de la Juventud», 1847; «El Mencey», 1848; «El Avisador de Canarias», 1850; «El Noticioso de Canarias», 1851, en cuya colección se encuentran en medio de notables artículos de intereses generales, bellísimos trabajos poéticos de Manuel Marrero y Victorina Bridoux. «El Eco del Comercio», 1852, periódico que más larga vida tuvo en Canarias y del que fueron directores D. José D. Du-

gour, D. Rafael Calzadilla. D. José B. Lentini y D. Juan de la Puerta Canseco. «El Guanche», 1858; «El Teide», 1862; «El Amigo del País» 1866; «El Museo de Canarias», 1867»; «El Progreso de Canarias», 1868, periódico político que dirigía el Marqués de la Florida (Don Luis Francisco Benítez de Lugo (1837-1876). En la actualidad (nos referimos a 1898) la capital de la provincia Santa Cruz de Tenerife tiene ocho periódicos, que son: «Las Noticias», «El Memorándum», «La Lealtad Canaria», «El Constitucional», «El Ensayo», «El Insular», «Los Sucesos» y la «Revista Marítima». •

Miguel Borges Salas

Temas isleños

Un rincón con pequeña y gran historia

E

AmeriCan arias

Una organología de membranófonos (instrumentos cuyo sonido se produce por la vibración de una membrana, piel o cuero) que presenta numerosas analogías con la de muchos pueblos de América Latiría, especialmente Chile, Argentina, Uruguay y Venezuela, como vamos a comprobar seguidamente:

EL DÍA, Tenerife, domingo, 30 de junio de 1985

cordón, que vale para tensar los parches, porque la afinación, al igual qué sucede con la caja chayera argentina, depende de un alambre o cuerda que va adherida al parche no percutido, y que se estira o afloja a conveniencia con una especie de torniquete o clavija. Este artilugio se llama en Argentina chirlera. Pero a diferencia de las cajas andinas, el tambor gomero no lleva un ojal o manija de cuero para poder colgar el instrumento del dedo pulgar de una mano y golpear con la otra. Nuestro instrumento descansa en la palma de la mano, mientras que con la otra se percute el tambor, colocado vertical mente a la altura del hombro. Tanto en La Gomera como en los países citados de América Latina se emplea un palo o mazo de madera. Esta forma de coger el tambor en La Gomera se asemeja a la que emplean los actuales fol-

N ocasiones, en los escritos de los entrañables don Antonio Marti y don Miguel Borges Salas, encontramos bien pías mada la estampa del desembarcadero de «los platillos», aquel que, desde 1913, se cubrió con la gracia sencilla de la marquesina.

Allí, en «los platillos», comenzó a nacer el actual Muelle Sur, el puerto de Tenerife que a todos nos llena de orgullo. En aquel corto trozo de muelle —que a fuerza de voluntad y años se hizo nave de piedra— se alzó luego la farola, la misma que, como buen símbolo, nos llega con su carga de recuerdos. En «los platillos» —luego marquesina— aún se guardan los recuerdos, los ecos de las salvas de ordenanza que, desde la calle del Saludo, los dos cañones de campaña del fuerte de Almeida hacían a los buques de guerra que a Santa Cruz llegaban empenachados de humo y con buena carga de singladuras en la estela. Ahora, el buen recuerdo de aquellas bogas arrancadas, limpias, de blancas balleneras que, con patrón en e! timón, a proa llevaban al marino'. que, firme/con el bichero estaba enTocador de «caja» chayera, em-, cargado del atraque al pie de la escala real o, también en uno parentada con el tambor godé los tangones zallados a banmero da y banda. En tales embarca cion.es. —bien arrufadas y con el kloristas marroquíes, como/tu- pabellón nacional a popa— en vimos oportunidad de ver re- años y poco muelle y muchos cientemente en el programa barcos, desde buques fondea«Tatuaje», de TVE, durante la dos a la gira, por aquella senciactuación de ese extraordina- lla zona portuaria desembarcario grupo que se llama 'Mlük-El ron personajes que, regios Hawa (Los poseídos del ritmo). unos; otros del mundo de la LiEn efecto: el pandero o adufe, teratura y las Artes, dejaron con un diámetro muy similar al sus nombres en la buena histodel tambor gomero, era cogido ria de Santa Cruz de Tenerife, de la misma forma. También de la isla toda. nos pareció ver que uno de los En la buena historia de Sanparches llevaba cuerda metáli- ta Cruz, ciudad nacida al filo ca o calacimbre, para poder de la ola, figuran nombres afinar el sonido. La forma de —Jorge V como Príncipe de Gatocar, con un solo palo, tam- les, Leopoldo II de Bélgica, Albién era idéntica. En cambio, la fonso XIII, Alberto I de Monacaja de resonancia del adufe co, el célebre Ja Ja de Gpobo, marroquí era más aplastada y etc.— cuyo primer contacto con no tenía tensores, la isla de Tenerife fue, precisamente, en el sencillo desembarGéneros de canto y baile que cadero, en el mismo donde en se acompañan con el tambor fecha memorable Horacio Nelgomero: Romances y responde- son perdió un brazo. res, Baile del tambor y tajarasTambién por allí, y ya en la te. Analogías: tambores y cajas época de la marquesina otros de los países andinos, panderos personajes —Vicente Blasco y adufes árabes • Ibáñez; Miguel de Unamuno; Amado Ñervo, el buen poeta Elfidio Alonso mejicano; Rusiñol, etc.— llega-

ron a la isla del Teide y desembarcaron por aquella sencilla zona portuaria que, en años anteriores y posteriores tuvo momentos de euforia, de salvas alegres y músicas marciales. Pero allí se centraba —eran los años del carbón— el basto bregar y el basto ganar, la descarga de las mercancías sencillas y de la pesca que, con rebrillar de escamas, llegaba con todo el latir de la mar en sus entrañas. Así, poco a poco —con lentitud pero mucha voluntad— el viejo desembarcadero fue haciendo pequeña historia que, por paradoja, siempre fue grande. Todo ello, a la sombra de la farola que, noche tras noche, lanzaba a la mar las puñaladas de luz de sus rítmicos destellos mientras, con leve chapoteo, el agua lamía los sillares del dormido malecón. Entre un ayer y un mañana que se traslada con nosotros, «los platillos» —luego la marquesina— añoraba la mar abierta y libre cuando el muelle crecía y crecía. El antiguo desembarcadero, adormecido, parecía soñar tiempos en que los chinchorros, balleneras y recios caleteros, tenían que desfilar bajo la guardia de honor de engallados baupreses que los veleros de cabotaje —también los del «vivero» y el «salpreso— presentaban con gallardía al paso de las embarcaciones que, erizadas de remos, mantenían boga acompasada y marinera. Ahora, sólo evocar la playa cercana, donde las olas se abrían y cerraban con acompañado rumor y, frente, con el ca ñonero de apostadero, gabarras y remolcadores, los barcos de fondeo. Mientras, la ciudad tenía y bien mantenía tranquilidad de años idos, la alegre policromía de todas las banderas y, como ahora —como siempre— todo el ritmo del mundo por su mar, cinta azul de infinito. *

Juan A. Padrón Albornoz

GRANDES REBAJAS DE VERANO

GALERÍAS JAPÓN

SEÑORAS Y SEÑOR/TAS

Conjunto Rebeca y Suéter A silla Chanda/de Moda Juego de Camisón y Bata Rebeca de Verano M/C Bata de Verano Conjunto Falda y Blusa Camisón de Sra Pantalón de Sra Mono de Sra. Estamp Combinación Nylon Vestido de Sra Pijama Corto Media Combinación Sujetadores Mini Medias Braga Nylon Estamp.

, , ,

2.395 1.995 1.895 1.495

,

1.250 795 695 695 695 495 495 275 175 165 60 70

Chandal de Moda Pantalón Vaquero Pinza Pantalón Verano Pantalón Vaquero Cazadora Polo de Raya Acrílico Pijama Corto de Punto Pijama Tergal Estampado Pantalón Corto Deporte Punto Camisa de Terlenka M¡Corta Bañador Estampado SlipFerry Camiseta de Manga Corta Calcetín Deporte Calcetín Blanco Pañuelo Blanco

HOGAR

NIÑOS Y NIÑAS

CABALLEROS

1.995 1.595 1295 995 875 695 595 495 495 4 75 195 195 150 85 65 40

Chandal Colegial

795

Pantalón Raya para Niño Pantalón Vaquero Vestido para Niña

595 495 495

Pantalón Pana

450

Pijama para Niño y Niña Conjunto de Bebé Verano PoloparaNiño BañadorNiño Camisa Colegial M/Corta Bikini para Niña Pantalón Corto Deporte PoloparaBebé Pañales ................... Braga Plástico Calcetines Nylon

395 325 250 295 225 795 150 150 68 $5 55

Edredón Estampado un Cuerpo — Juego de Sábana Matrimonio , Juego de Sábana Cuerpo Manta de un Cuerpo .. Mantel Plástico Estampado Juego de Sábana Cuna Bordado Juego de Sábana Estamo. Capazo

2.195 1.195 995 695 595 495 495

Colcha A crítico Matrimonio

495

Forro de Colchón Cuerpo Sábana de Cuna Bajera — Forro de Plancha Toalla de Playa MantadeCuna Toalla de Lavabo BofsadePan Paño de Cocina

395 375 325 275 245 795 725 65

Y CIENTOS DE ARTÍCULOS MAS.VISITE HOY MISMO

—.....


UN RINCON CON PEQUEÑA Y GRAN HISTORIA  

Artículo de Juan Antonio Padrón Albornoz, periódico El Día, sección "Temas isleños", 1985/06/30

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you