Issuu on Google+

EL DÍA DIARIO INDEPENDIENTE DE LA MAÑANA

Calamares y acaparamiento

Empresa: «Herederos de Leoncio Rodríguez» Editor: JOSÉ RODRÍGUEZ RAMÍREZ ~~ Director: JOSÉ MANUEL DE PABLOS COELLO Dirección, Redacción, Relaciones Públicas, Administración, Talleres e Impresión Avenida Buenos Aires, 71, Santa Cruz de Tenerife.

Número 13.715 v Año XLIV Teléfonos: (922)21.10.00 (8 líneas) Apartado de Correos, 97. Télex: 92.184. Diao-E. Depósito legal Tf 32-1958. Franqueo Concertado: 38-2. Delegación en el Puerto de la Cruz, Edificio Victoria Ventoso-C, 501, Polígono El Tejar. Teléfono: (922)38.03.25. Delegación en La Palma; Santa Cruz, Calle Real, 44-l°-7 a . Teléfono: (922)41.26.00. Redacción en Las Palmas: Paseo Tomás Morales, 3-4°. P. 11, Edificio Cristal. Teléfono: (928)36.65.29. Télex: 95.456 Diao-E (Las Palmas) Servicios informativos: Efe, Fiel, Europa Press, Recopress, Mencheta, Sen (Servicio Empresarial de Noticias).

C

ON música de tango y silencio en la noche, el músculo duerme y la ambición descansa. Gamberros, maricas y prostitutas, emprenden la zafra nocturna en estas claras y.serenas noches primaverales y'sub-tropicales. Hasta los calamares marinos -pues los hay terrestres— hacfen de las suyas. Recuerdo que en mi niñez, se armó el gran alboroto en nuestra bahía con la aparición de un calamar gigante, y la lucha que sostuvo para salvar el pellejo, atacado por una embarcación con bandera francesa. No he podido leer el sabroso, salobre e instructivo artículo del «atlántico» y ágil pluma de mi excelente amigo don Juan A. Padrón Albornoz publicado en EL DÍA el pasado domingo 12 del actual titulado

Temas isleños

Tres barcos santanderinos —todos con historia— en la Dársena Sur

A

todos los niveles, el tema del Alraigo y «su» avión Harrier ha sido el tema dominante durante los últimos días, y, desde luego, desde diferentes puntos de vista, todos plenos de interés. Casi a la sombra del Cabildo Insular, el carguero santanderino sesteó unos días con el caza-bombardero sobre su carga de contenedores. Fue punto de obligada cita para cuantos pasaban por la zona portuaria y, desde luego, para los miles y miles de personas que a dicho punto se desplazaban expresamente. En la misma dársena estrenada por el Alraigo —en el mismo muelle de Ribera donde el citado carguero estuvo unos días con «su» avión Harrier— hace unos meses fueron desguazados dos pesqueros, que, como el barco de la naviera García Miñaur, lueian matrícula santanderiña y, también como él, hace años participaron en un salvamento que posteriormente se frustró. Durante años los Puente Viesgo y Puente Nansa —ambos con base en Santa Cruz de Tenerife— faenaron en los caladeros tradicionales para los pesqueros isleños. En una ocasión, el pri mero de ellos fue utilizado por Carmelo García Cabrera para, cedido por sus armadores, llevar a cabo unas jornadas de pesca experimental entre Santa Cruz de Tenerife y San Sebastián de La Gomera. Hace unos meses, los dos pesqueros que nacieron a la

mar en Santander murieron en el desguace cerca del punto donde su hermano de matrícula —el Alraigo- acaparó la atención durante días. Construidos en 1947 para la empresa Imsa, eran barcos de casco de acero, 152 toneladas, 32 metros de eslora por 6 de manga y, con motores Atlas que desarrollaban 370 Cv., alcanzaban media de 11 nudos a régimen normal. Los cascos/escualos y cuchillos/ eran una alegría para los que gustan de estampas marineras gallardas y finas. En su obra «Tres remolques», Rafael González Echegaray —el buen santanderino tan ligado a Santa Cruz, a la Isla toda— nos lo identifica con los Uro y Aril que Ignacio de Aldecoa plasma en su obra sobre los pescadores del Cantábrico que faenaban en el Gran

Sol. Antes de baj ar a Tenerife, estos dos buenos pesqueros santanderinos —hermanos por matrícula de Alraigovivieron también su aventu-

ra en la mar. Fue el 30 de diciembre de 1951 cuando, a unas sesenta millas de Cabo Mayor, por sus proas apareció medio petrolero. Sí, medio petrolero, concretamente la sección popel del noruego Osthav que, el día antes, se había partido en dos en medio de un fuerte temporal. t Cuando los dos pesqueros santanderinos —y luego tinerfeños— llegaron a la altura del pació, ya habían sido rescatados los tripulantes y, así, los patrones se pusieron

«Calamares gigantes en aguas tinerfeñas», pues yo me hallaba tumbado en mi lecho post-nupcial, cara al techo, por prescripción médica. Es preferible a estar «cara al sol». El lector comprenderá —si alguno lo lee— que todos los isleños estamos saturados de calamar, ese bicho más falso que Judas; y ahora recuerdo vagamente lo que escribió el inolvidable cónsul de Francia e Hijo Adoptivo de Santa Cruz de Tenerife, M. Sabino Berthelot, publicado en un folleto que conservo entre mis papeles, Mme. V. Bouchard, París, 1845. El calamar y su tinta me atrae. Molusco cefalópodo, de cuerpo oval a manera de bolsa. En la cabeza tiene ocho tentáculos y dos más largos/todos provistos de ventosas para sostenerse. Segrega un líquido negro con que enturbia el agua para ocultarse cuando le persiguen. Procede su nombre del latín caña o pluma de escribir. La segunda parte de estos «Episodios» es la más bochorno-

Morir por amor en las coplas

hav.

Lo mismo ocurrió con la sección proel que, tras un par de intentos de remolcarla a puerto, varó en las peñas y fue objeto del asalto de las olas. Aquellos dos pesqueros santanderinos, que incluso hicieron alguna campaña por aguas y bancos de Tefranova, pasaron luego a propiedad de la firma Freirá, de La Cortina, y rnás tarde bajaron a Santa Cruz de Tenerife. Ac|üí pasaron sus últimos años --buenos años— de vida en la mar, de vida en la siempre dura navegación de la pesca. Y, hace unos meses, a no mucha distancia de donde el Alr$igo, su hermano por matrícula, vivió la aventura del Harrier, ellos —los casi salvadores de medio petrolero— tuvieron la muerte triste del desguace. Hasta ahora, tres barcos en la nueva dársena; hasta ahora, tres barcos santanderinos y con historia.— Juan A. Padrón Albornoz.

Las Palmas, y el resto, tres de la provincia de Tenerife. Repito, no se ha protestado oficialmente. Es una vergüenza soportar como borregos semejante atropello. Mal negocio fue para Tenerife aquel 25 de Julio de 1797. Los hijos ilustres de Tenerife, cuyos restos mortales duermen el sueño eterno en él Panteón levantado en terreno cedido por los herederos del olvidado patriota que murió pobre don Patricio Estévanez Murphy, sus almas desde el más allá, avergonzadas, no pronunciarán una sola palabra de conmiseración... Y como no estamos para lamentos, pues bastante tenemos con el despojo efectuado en Las Palmas, a los acordes de unas folias cantadas por el insigne folklórico Elfidio Alonso,, con letra de un servidor, y que dice así: Todas las canarias son, como el ígneo volcán, la candela está por dentro, y por fuera lo demás... Miguel Borges Salas

AmeriCan arias

de acuerdo para llevar a tierra lo que quedaba del OstDadas las estachas con muchas dificultades, los Puentes Viesgo y Puente Nansa dieron avante y comenzaron a remolcar lo que quedaba del petrolero noruego. Sin embargo, ya cerca del Cabo Mayor se vieron obligados a picar las estachas y recoger a los cuatro hombres destacados en el medio petrolero que, más tarde, varó en la costa, donde terminó su vida marinera a manos de los desguazadores.

sa para los isleños occidentales. No ha habido una voz, una advertencia y un clamor de protesta ciudadana. Tantos delegados, consejeros, diputados, senadores y «cenadores» de postín por cuenta del Estado o de los Municipios. En qué país vivimos, Tenerife ha perdido la justa fama de isla acogedora, liberal sin recelos para nadie. Los más famosos sabios, naturalistas, hombres de ciencia, exploradores, músicos, poetas, militares, políticos y aventureros, todos sin excepción hacían escala en Tenerife. Todo el prestigio de Tenerife se ha desvanecido a partir de un 18 de julio y nos hemos quedado navegando al garete —que diría el gran Padrón Albornoz. El martes, ni te cases ni te embarques, tomó posesión el primer Gobierno Autónomo de Canarias, en acto celebrado en Las Palmas y por si las moscas duró en total unos quince minutos. Ocho de los 11 consejeros, contando el presidente, son naturales de la provincia de

M

ORIR DE AMOR es un tema en la lírica de tipo popular que viene de lejos, como ha señalado la profesora Frenk Alatorre. El repertorio canario es bastante completo, con los apartados que derivan de la desesperación amorosa (frustración, llanto, dolor, resentimiento), hasta llegar a ciertas derivaciones del mito de Fausto, que Don Leocadio Machado plasmó en esta cuarteta, una de las preferidas del gran cantador Sebastián Ramos: Tuve una novia canaria que al morir se condenó, porque me entregó su alma en un beso que me dio. Quizás la nota peculiar, y más digna de ser resaltada, sea la falta de temor ante un hecho tan trascendente como es la muerte, a la que el canario se enfrenta desde la copla sin el menor sentido religioso, de tú a tú, como un hecho natural, sin cargas tremendistas ni fatalismos. No sólo se pone de mani fiesto esta peculiaridad en la

copla de tema amoroso, sino en otras muchas de contenido existencial que tienen a la muerte como protagonista («le doy un susto a la muerte/ cantándole unas folias»). Reírse de la muerte, darle un susto, vencerla, no ser impedimento para continuar amando desde la tumba, son algunas de las constantes que se pueden palpar en este apartado de la copla canaria, muy influido por el romanticismo. Hay, por supuesto, numerosas analogías con otros repertorios peninsulares y de Latinoamérica. Ahí tenemos, por ejemplo, esa cuarteta que comienza Ni contigo ni sin ti/ tienen mis penas remedio, que fecha Margit Frenk Alatorre en el siglo XVI, nada menos. Pero hay más coincidencias: Canarias: Me han dicho que tú te casas según lo publica el pueblo: dos cosas habrá ese día., tu casamiento y mi entierro. Santander: £1 día que tú te cases

se harán dos cosas a un tiempo: primero se hará tu boda, sí, sí, y luego se hará mi entierro. Lo mismo ocurre con las tiranas, que tienen en la lírica canaria algunos ejemplos muy jugosos. Se trata de un baile que estuvo en boga en el siglo XVIII, conocido precisamente con el nombre de Tirana, como el del Zarandillo o la tonadilla a dúo de El desvalido, que también cita Felipe Pedrell. El género saltó a América, como nos dice el argentino Berruti en su «Manual de danzas nativas»: «En tiempos de la colonia hubo una danza llamada «Tirana». Quedan algunos vestiqios de las tiranas en el repertorio canario, aunque la mejor cuarteta es la que recogió Juan Millares Garlo en Las Palmas, con ese inconfundible sello canarioandaluz: Tirana, tírame un tiro y llévame al «hespital» y dile al «hespitalero» que me acabe de matar. Elfídio Alonso

OFERTAS DE VERANO/83 PARA GRUPOS DESTINO

GAT 947

DOMINGO GARCÍA DIAZ-JULIO DÍAZ IZQUIERDO Comunican la apertura de Viajes VTP, en la calle 18 de Julio, núm. 26, ofreciendo: —La calidad de servicios que siempre les ha caracterizado. —Un equipo de auténticos profesionales. —25 Plazas de garaje propio, lo mismo para resolver su problema de aparcamiento durante la gestión o custodia de su automóvil durante sus vacaciones. Viajes VIP - C/. 18 de Julio, núm. 26 - Tfnos: 289650 y 289654

DURACIÓN

PRECIO

5 días

30.900

9 días 5 días 9 días 8 días 9 días 12 días 11 días 11 días

52.300 35.600 56.500 34.600 94.850 53.000 59.850 90.500

—Andalucía —Andalucía Portugal —Galicia —Galicia-Portugal —Mallorca —Cuba -Italia —París-Londres —Inglaterra-Escocia ¡Otros destinos a precios muy interesantes! Consulte fechas de salidas. Consulte Nuestras Facilidades de Pago. Consúltenos sus vacaciones de este Verano...


TRES BARCOS SANTANDERINOS TODOS CON HISTORIA EN LA DARSENA SUR