Page 1

OPINIÓN lillllilllllillllllllllllllllllllllllll

IIIIIII'IIIIIIIUIIIIIIIIIIIIII

Illlllllllllllllllllllll

"i

EL DÍA IIIIIIIIIIIIIIIIIIIHIIIIIÜIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

ESA DE

llllllllllll!lll!!ll!lllllllllllllll!lll!llll!llllllllll!

Illllllillllllllllllllllllllllllllllllll!

lllllllllll!illlllllllllllill!l|||||||||||||||t||||!|||||||

llllllil!!llllllllll|!llllllll!ll||||||||||||Í

EDACCION Fuie a jugar al Casino. Ganó de entrada una línea, primero, y «un Bingo, después; pero, como el juego tiene fe-sas cosas, seguidamente comenzó a perder. Cuando se iba, le dijo a ¿os amigos: —[Mañana no «bíngo»!

TEMAS ISLEÑOS

El trimotor EC-RRA, avión histórico para Canarias

— o O o —

Bl Bingo se parece a :Sas «siete y media» en que te puedes pasar... Vamos, que te puedes pasar 4a noche sm dar una. — 00o-— Como para ganar hay que completar el «cartón», y todos están, como es 'lógico, con su cartón en 'Ja mano, alguien me dijo: —'¿Es que aquí todos son viejos?

—-No lo entiendo.

El trimotor EC4RA que, cuando era el M-TíKKA,.Inauguró en mayo de 1930 Ja'línea aérea regularc o n ' - ' Hoy, cuando en poco más de dos horas los reactores de «hería unen a las Islas con Madrid, la evocación de los tiempos heroicos de las compañías CLAS&A y LAPE, tiempos que, cuando se concedió a «Transaérea Colón» aqjnlla utópica línea de dirigibles a Buenos Aires, ya exigían en el contrato otra —con aerona-

ves más pequeñas—- a Canarias. En la obra de Gómez Lucía, así se dice de aquel viaje inaugural de CLASSA a estas Islas: «inauguró la ííne-a a Canarias e! 27 de mayo de 1930. Ei avión Ford —único que tenía radio a bordo— despegó de Getafe a las dos de la mañana pilotado por Ansal-

do, llevando a bordo al director gerente y otros pilotos y mecánicos de la Compañía. El avión aterrizó en Casablanca después de avisar por radio su llegada, repostó gasolina, fue admirado por los técni^ eos del aeropuerto que n$ conocían el Ford y despegó muy de mañana para aterrizar en Cabo Juby.

Leoneses en Canarias La obra de Educación y Descanso ha contribuido en gran manera al auge del turismo, constituyendo una actividad humana que da lugar a Interesantes intercambios y quQ abre muchas posibilidades pa ra el conocimiento. Los viajes y vacaciones que organiza hacen cambiar d$ ambiente, vivir diferente clima, conocer regiones y pro vineles y aumentar los círcu los naturales de convivencia Todo ello produce notables beneficios, y tiene gran importancia política y humana orlen' tada al conocimiento de Id propia nación. Por turismo social han visi tado Tenerife 6 leoneses recientemente con alicientes tal como subir al Teíde, de 3.700 metros, después de supera» un mar de nieblas y encontrai nieve con brillante sol. Han recorrido el valle de La Orotava de singular perspectiva y hermosas plantaciones de pía taños, han visitado la Basílica de la Candelaria, donde reza ron piadosamente ante la ima« gen morena contemplando !ue> go las 12 estatuas de los menceyes o reyezuelos que gobernaban la isla antes de su conquista. Este turismo es humanista en su concepción, diverso en su aplicación y científico en su planteamiento. A estas ideas se ajusta en su programación social pana que sea de todos. Y su promoción pue-

de vincularse al desarrollo da la comunidad. El norte de Tenerife tiene cierto parecido con Asturias por el verdor de sus colinasAllí se dan todos los cultivos, la tierra es feraz, hay flores por doquier y lindos jardines en ¡os poblados; sus gentes, de amable trato, cuidan e] campo, labrando las plantaciones; hay vino en El Sauzal y Tacoronte. En Icod de los Vi nos está el famoso y milenario Drago, rollizo vegetal de la época, 'terciaria con jugo color de sangre legendario y milagroso. Es admirable el jardín botánico de aclimatación, con 11.000 plantas de variadas especies, muchas de ellas exó ticas. En La Laguna —centro universitario del Archipiélago— después de oír misa en la Catedral, acompañado de don Bonifacio Mancebo, leonés, de Taran! Ha, que .nos sorprendió con atenciones, nos mostraba viejos y señeros edificios, y nos llevó al Pico del Inglés, con miradores desde los cuales se contemplan bellos parajes adornados de hermosos bosques para conducirnos luego ¡hasta Punta del Hidalgo, viendo al paso las piscinas naturales. Al pasar por los pueblos d@ La Matanza, La Victoria de Acentejo, Valle de Guerra, comprendemos que respon-

den a históricos sucesos de la Conquista. Las Cañadas, lámina geológica, tiene perfume guanche. ya que en épocas remotas fue lugar de pastoreo de rebaños. La capital, Santa Cruz de Tenerife, de -blancos edificios y bella artpitecHira, cuida el Monumento dedicado a Franco y a 'los Caídos, como perenne y ejemplar 'lección pa tr i ótica. Afirmaría que es &\ más grandioso de cuantos he visto de esta condición y na* turalez-a. Hay algo que asombra ai visitante, es Ja playa artificial de las Teres ¡tas, hecha con 250.000 Tm. de arena traída del Aavú-n, con 1.900 metros de largo por 80 metros día- ancho. Este íogro es un rotundo éxito y de ello se preciaba mi amigo don Félix Alvaro Acuña primer teniente de alcalde y delegado provincial de Deportes que amabbrn-ente me llevó a contemplar tan maravillosa obra. •Esta excursión de leoneses, señores Hurtado, González y Rodríguez, gracias al turismo social, disfrutaron' del clima de eterna primavera y desde •e] Puisrto de la Cnuz, ayer pueblo de pescadores y hoy meca del turismo mundial, conocié ron el colosal ambiente, de impere doro recuerdo, que a«rmoniza y -labra amistad entre los pueblos. Olegario R, CASCOS

Respecto a los aterrizajes en Gran Canaria y Tenerife, donde hasta el día no había volado ningún avión, o lo ha bía hecho sólo alguna avioneta, respectivamente se contaba con el auxilio de amigos «prácticos» que habían preparado un campo en unos sem brados de Gando y señalado una pradera en las inmediaciones de La Laguna, a unos 700 metros de altitud. En Gando no esperaba el público al avión y se aterrizó y despegó estilo CLASSA en un campo abierto. En Tenerife había una muchedumbre expectante, pero muy disciplinada, obedeciendo a alguien que había trazado una línea con pintur ra que no rebasó nadie». Sobre estas líneas, el trimotor Ford 4-AT que, en mayo de 1930, realizó el histórico viaje. Este avión, diseñado por W.B. «Bill» Stout, revolucionó el transporte aéreo estadounidense en los anos de la déca' da de los 20. Lo construyó Henry Ford a partir de 1926, año en que el magnate de la industria automovilística asu< mió el control de la Stout Me* tal Airplane Company, empresa que pasó a la Ford Motor Ce>. £>! mismo año. La CLASSA —Compañía de Líneas Aéreas Subvencionadas S.A.— fue fundada el 31 de diciembre de 1928 y, como empresa auténticamente na' cional, partió de las hispano* alemanas U.A.E. e Iberia, las cuales sólo utilizaban aparatos de construcción germana. La nueva compañía decidió emplear el Ford 4-AT, conocido popularmente en los Estados Unidos por «Tin Goose». Este era un avión totalmente metálico que, con tres motores, tenía una velocidad de crucero de 172 kilómetros por hora, capacidad para doce pasajeros, techo de 5 670 metros y un radio de acción de 920 kilómetros. El primer Ford 4-AT de la CLASSA fue rechazado, ya que, al ser transportado en la cubierta de un carguero, llegó con una ligera corrosión y» vendido a una empresa ingle^ sa, la Ford suministró otro — ' sin gastos suplementarios—que se aceptó posteriormente Este, con la matrícula M-CKKA fue el que hizo el viaje inaugural a Canarias y, cuando la empresa se convirtió en LAPE —líneas Aéreas Postales Españolas— cambió dichas siglas por las EC-RRA, con las cuales aparece en la fotografía que ¡lustra estas líneas. En julio de 1936, este avión aún se encontraba en perfec tas condiciones de vuelo y como transporte, quedó encuadrado en el Grupo 42 dg fas fuerzas aéreas del Gobierno de Burgos. Su historia posterior no es conocida, perq sí la del primero —aquel re chazado por ligera corrosión— que, vendido a una empresa, británica, pasó luego a Nueva Guinea, donde fue destruido durante un ataque aéreo de los japoneses. Ahora, cuando los modernos «jets» nos unen con la Península —cuando ¡os aeropuertos no son simples sembrados rápidamente habilitados para los aterrizajes y despegues— la estampa del «ECnR'RA» que, en mayo de 1930, inició "una etapa histórica en las comunicaciones entre ¡a Península y estas Islas. J. A. Padrón Albornoz

—Claro, ¿no ves que todos están «acartonados»? — o O o

Cuando se comienza a jugar, los «tanguistas» se panscen mucho a Gibraltar. Porque están todos «detrás de ía Línea»... — o O o — Con unos pía ti I los, sería una auténtica fiesta. Porque es que el «bombo» ya lo tienen. — o Oo —

Me lo decía ayer un amigo: —Es un juego dondie no hay trampa, pero hay «carton »... — o O o— -—Exacto, comentaba otro posterior mente; no puede haber duda de especie alguna, porque «los números cantan», O cantan 'los 'números, que es lo mismo. ALTOBER

Por José I I) T)

CA

RR

Morales Clavijo El vino de los pobres es agua mezclada con lágrimas.

Los hipócritas son capaces de todo, hasta de tirar la primera piedra. : - ,

La voz del sentido común es la más difícil de escuchar.

Las mujeres no odian, ignoran. - oOo-

Las algas son el bosque de las sirenas.

La vida del usurero es llanto. - aOo—— Saberlo todo no es comprenderlo todo.

Los que no son útiles al prójimo recuerdan a los árboles que no dan sombra. —oOo La usura es la lepra de la sociedad. - oOo—-

Hay quienes viven en Utopia. -—-oOo-

Todo es útil, incluso hasta lo inútil.

Hay países en los que la democracia es una persuasiva combinación de utopias.

EL TRIMOTOR ECRRA AVION HISTORICO PARA CANARIAS  

Artículo de Juan Antonio Padrón Albornoz, periódico El Día, sección "Temas isleños",1976/07/23

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you