Issuu on Google+

INGENIOS

HIDRÁULICOS

Ya en la Antigüedad el gran Leonardo Da Vinci consideró el agua como el motor de la naturaleza. Ideó numerosos aparatos como zapatos para caminar sobre el agua o una máscara para poder respirar bajo ella.

Andando el tiempo, el gran don Quijote de la Mancha tuvo un ligero percance con los batanes como demuestra la siguiente cita: “En esto comenzó a llover un poco, y quisiera Sancho que entraran en el molino de los batanes; mas habíales cobrado tal aborrecimiento Don Quijote por la pasada burla, que en ninguna manera quiso entrar dentro, y así, torciendo el camino a la derecha mano, dieron en otro como el que habían llevado el día antes” El batán es una máquina destinada a transformar unos tejidos abiertos en otros más tupidos. Funcionaban por la fuerza de una corriente de agua que hacía mover una rueda hidráulica, que activaba los mazos que posteriormente golpeaban los tejidos hasta compactarlos. Estas máquinas, que se empleaban mucho en España, estuvieron en funcionamiento hasta finales del siglo XIX

Dibujos de Leonardo de un sistema de irrigación basado en el “tornillo de Arquímedes”

Llevó a la práctica el principio de Arquímedes para crear sistemas de irrigación parecidos a los de la actualidad, tomando para ello la base teórica del "tornillo sin fin". Haciendo girar esta pieza, el agua podía ser trasladada a un nivel superior resistiendo la gravedad, mediante una serie de giros helicoidales.

Un batán Enrique Torres del Cid, 2º F


Ya en la antigüedad el gran leonardo da vinci designó el agua como