Page 1


La Ni単a que Arrastraba un Globo Roto Adriana Ba単ares Camacho


Maquetación por Óscar R. Cardeñosa Pérez 2010


Prólogo Hay ocasiones en que las palabras de otro describen y descubren mejor que las propias. Eso mismo me ha ocurrido a mí y creo que también a Adriana Bañares con una de las referencias que emplea en esta singular compilación de perversos cuentos naif que llevan por título La niña que arrastraba un globo roto. La cita en cuestión es de Belén Gopegui (El lado frío de la almohada): “Casi siempre en los cuentos las transformaciones se producen sin dolor, son instantáneas y completas”. En esta delicia venenosa que es La niña que arrastraba un globo roto, esas “transformaciones” acaban por ser dolorosos e hirientes, nada “instantáneas y completas” y, por supuesto, muy alejadas de todos esos happy endings y buenos sentimientos de los cuentos para niños. La muerte, la soledad, el sexo están entre sus páginas para evidenciarse y no para quedar abandonados en un rincón oscuro de engaño y falsa autocomplacencia. Adriana Bañares se centra en el universo Disney y aledaños 5


(Phineas y Ferb, Power Rangers…) para convertirlos en modelos a transmutar y pervertir. Mentiras agradables con las que jugar. La falsa pedagogía de los dibujos animados acaba por ser vista desde un espejo deformado a través de una mirada rebelde y transgresora, donde el cruce entre lo infantil-adolescente-adulto se difumina (las ilustraciones están ahí para remarcar y hacer visible esa misma transformación progresiva de toda una nueva hornada de creadores gráficos), pero donde en ningún momento se duda de que el verdadero paraíso perdido fue la infancia. Añorado y querido. Aunque claro, la nostalgia de esa misma infancia es insalvable y toda su poesía (porque la srta. Bañares es sobre todo poeta, no lo duden) viene a ser una reacción a ello, con una nueva vía de cuento adulto donde las heridas cicatrizan poco a poco y Las Supernenas o Penélope Glamour se mueven con agilidad y pericia para recordarnos (lo solemos olvidar) que “todos los juguetes nacemos muertos”. Y eso no lo podrá cambiar ni Clan TV ni Disney Channel. Muchas veces, en La niña que arrastraba un globo roto sobrevuela el miedo a crecer, a entrar en un mundo insano y “maduro” presidido por el miedo infinito a no ser queridos, aceptados, deseados… en una ruleta de casino donde la apuesta, en su caso, siempre está del lado de la poesía. Una y otra vez aparece una lírica narrativa e ingeniosa, carnal y tímida, siempre transparente, donde la música pop cobra sentido y el cuerpo es un juguete más con el que probar límites. Los propios y los ajenos. Porque Adriana Bañares gusta de la provocación, y por ello el juego siempre es a todo o nada, a perder o ganar, pero donde nunca vale el empate técnico o una digna participación. Escribe con la pasión ciega 6


de los que se enfrentan a la verdad del mundo. Y eso no es poco. Puede que a veces todo tenga algo de nihilismo anticipado, de extraña búsqueda personal y organización del presente y el pasado, pero de lo que estoy seguro es de que Adriana Bañares posee una de las voces más originales de su generación, una nueva forma de mirar la realidad que ella consigue con pasmosa facilidad de un modo vibrante y único. Uno reacciona a todo lo que ella escribe. No les robo más tiempo. Lean y relean La niña que arrastraba un globo roto. No se arrepentirán. Julio César Álvarez http://juliocesaralvarez.blogspot.com/

7


La Princesa Prometida descubre una versión hentai de Las Supernenas Llueve como si nada. Parece vapor de agua la estática y en la calle hay una niña que arrastra un globo roto. Las grietas dibujan sed a pesar de la humedad y sobre la acera impasible a rastras muere el troquel desinflado de una infancia que se acaba. La Bella Durmiente no se volverá a despertar y desde la torre más alta observa impasible Buttercup la última batalla. Llueve como si nada. La niña que le ha robado el nombre pasea preparada, lista, curvilínea, adolescente, en el imaginario de quien antes le decía como desees.

9


Te prepararé un brebaje con el cual te dirigirás a tierra antes de que amanezca. Una vez allí, te sentarás en la orilla y lo tomarás, y en seguida te desaparecerá la cola, encogiéndose y transformándose en lo que los humanos llaman piernas; pero te va a doler, como si te rajasen con una cortante espada. Cuantos te vean dirán que eres la criatura humana más hermosa que han contemplado. Conservarás tu modo de andar oscilante; ninguna bailarina será capaz de balancearse como tú, pero a cada paso que des te parecerá que pisas un afilado cuchillo y que te estás desangrando. Si estás dispuesta a pasar por todo esto, te ayudaré. La Sirenita Hans Christian Andersen

Morir o Matar. Air Doll y la Sirenita han dejado de ser lo que son Cada vez que Nozomi enjuaga con jabón de manos su vagina de plástico, hay una sirena confundida cepillando su cabello con un tenedor. Nozomi está vacía. Lo sabe y lo reza. Hueca. “Soy una muñeca hinchable, un sustitutivo para aliviar el apetito sexual”. Cada vez que Nozomi sale a pasear, hay una sirena sin lengua buscando la inmortalidad por un camino de cuchillas que sesgan sus pies a cada paso. Nozomi, belleza plástica incorrupta, no sabe qué es envejecer. Vagan niñas sus cuerpos de mujer recién nacidos. Vagan niñas solas sus cuerpos de mujer mutilados e imperfectos. Vagan niñas solas sustituibles pieza por pieza sin hablar. Y bailan. Bailan sobre el vidrio de cientos de botellas vacías rotas. Bailan en la oquedad del amor perdido. Entre el vacío, el amor, la muerte y la soledad sólo puede mediar la hoja afilada, el pinchazo por el que escape el aire, por el que escape la sangre, por el que escape la vida. Por cada Nozomi desinflada entre manzanas —hermosa—, hay una sirena concluyendo que al final, de lo que se trata es de morir o de matar. 10


Hernán Yaniquini Casi siempre en los cuentos las transformaciones se producen sin dolor, son instantáneas y completas. Pero esa cola de sirena que se resiste a dejar de serlo... Imagino que habrá habido multitud de interpretaciones sexuales para esta imagen, aunque creo que de niña no pensé en el sexo cuando escuchaba el cuento, y tampoco ahora. Pienso en el dolor de dejar de ser lo que se es, en cuánto puede durar. El lado frío de la almohada Belén Gopegui

11


12 Óscar R. Cardeñosa


Bad Romance en el Compact Pussycat Penélope ahora escucha a Lady Gaga. Se ha aclarado aún más el pelo y va cantando Alejandro desde su Compact Pussycat por las carreteras secundarias del estado de Louisiana. Cristal en la guantera, barra de labios en lugar de encendedor. Todo lo que necesita al alcance de un botón. Ya no grita “¡socorro, socorro!” ni compite por ser la primera en llegar. Penélope Glamour se larga con Pierre Nodoyuna a vivir un bad romance.

13


Carmen Sandiego ya ha sido puesta en libertad o el pánico a encontrarse sola y con un piso sin amueblar Como Mallory, Lee Geum-ja o Bonnie Parker, se ha convertido en una criminal mediática y camina ajena a las preguntas de los periodistas. Sólo repite “tengo que re-decorar el piso”, mientras camina rápida y torpemente, desentrenada, por las inmediaciones de la Prison du Pied du Courant de Montreal. La tela del vestido baila sobre la poca carne que le queda. Bajo la sombra que se ha dibujado en su rostro vemos caer gotas de agua. Desde aquí no podemos determinar si se trata de sudor… o lágrimas.

14


15

El Cable Azul y Darko


Everlasting ill reproach Is It Just a State of Mind? Just a State of Mind, Jeremy Enigk.

Laughter is a state of mind. Alsatia Zevo después del entierro de su padre La muerte debería ser divertida. Just a state of mind. No se me puede obligar a querer. No se me puede programar para querer. No se me puede arreglar. No se me puede ajustar hasta el amor. No se me puede arreglar. Soy insalvable y, aun así, porque me creaste para ello, y sólo por él, permaneceré como nueva hasta el día en que se muera.

16


“Ya no soy la mujer que conocisteis, X-Men, soy pasión y fuego encarnado ahora y siempre. Soy Fénix” Jean Grey

Phoenix Endsong Pude haber borrado las huellas antes de saber a dónde estaba yendo. Pero no: opté por no cerrar la vereda ni poner callejones sin salida en retroceso, ni siquiera una escalera de incendios por si me terminara de quemar el infierno que me llamaba. Los infiernos de sesenta y cuatro horas y unas pocas de placer que no llena y lágrimas purgadoras de mi cuerpo en carne viva. Pude haberme —simplemente— quedado quieta esperando. Pude haberme conformado contigo, él, vosotros y el miedo a dejar de ser por no poder dejar de estar en ti, en él, en vosotros y en el miedo que os provoca tenerme que matar cada vez que me despierto. Quién soy, a dónde voy, de dónde vengo. No volveré esta vez. No regresaré del fuego. Pero sé sólo tú quien me mate esta vez. Déjame ver tus ojos. Déjame borrar las huellas antes de bajar al infierno. Déjame ver tus ojos. Déjame ser yo. Quiero ver tus ojos. Adiós.

17


18 Valle Camacho


Lagartas. Cuando Diana encontró a Jezmine Diana busca lanzador de cuchillos. Funambulista circense vende estrellas de metal estelar. Diana espera en puente. Fácil de convencer. Lanzadora bárbara cabalga sola buscando algo por lo que vivir. Fácil de romper. El público es capaz de aplaudir por cualquier cosa. Jezmine gata callejera equilibra sus pasos sobre cuerda. Diana escapa de la dieta de las ratas. Regresan obedientes voladoras letales al resguardo de su ama todas las hazañas vividas contra su propia sangre en las últimas temporadas. Tras la derrota contra el pasado. Tras la vergüenza de su origen. Aplausos. Jezmine sonríe complaciente y orgullosa. Por sus venas corre fría la sangre que repudia. Diana busca lanzador de cuchillos. En la platea hay quien observa entre las sombras el trayecto de las estrellas. Diana es la diana perfecta. Entre sus grietas brilla y reclama su alma el roce del metal estelar.

19


Free —is all that she could bleed That’s why she’ll never stay White —bare naked in the night Molly’s Chambers. Kings Of Leon

Molly’s Chambers Debajo de la cama, diseñadas para ser perfectas, casi una veintena de barbies acaparan la atención de todos los muñecos que, negándose a admitir el abandono, se aferran con fuerza a la última copa en el Karaoke Café. Las miro con desdén mientras reparo, por cuarta vez en lo que va de día, mi brazo derecho. Observo con detenimiento cada pespunte. Los hilos que se escapan a lo largo de mis piernas. Las pelotillas que no dejan de brotar por mi cabello de lana naranja. Ellas: plástico impoluto. Suave, turgente y escandalosamente sexy. Su pelo: fino, largo, insultantemente rubio. Pero aquí debajo, al fin y al cabo, todos estamos al mismo nivel. Como despojos. Usados. Abandonados por el primer monopatín a los diez años. Lo único que queda es el eterno temor a no estar solo. Me pregunto qué sentido tiene continuar en vela por un niño que ya no juega con nosotros. Harta de seguir en esta farsa, descoso entre lágrimas de guata todos los remiendos. No es tan difícil de asumir. Todos los juguetes nacemos muertos. 20


21

Óscar R. Cardeñosa


You can touch me if you want but you can’t stop Queer. Garbage

Su majestad Midas Hoy sólo quiero sentir. Me importa una mierda convertirme en oro o contraer el sida. Me importa una mierda robarte la vida o un poco de energía. Dejarte en estado de larva o convertirme en piedra. Hoy sólo quiero sentir. Satisface tu deseo de tocar y conviérteme en trofeo. Quítame la ropa y acabemos pronto. Con suerte podré acabar con la avaricia que te condenó a la soledad perpetua. Si lo hacemos bien podremos ser abrazo eterno, oro frío. Suicidio absurdo o muerte digna. Te ofrezco mi piel y su veneno. Te ofrezco un todo o nada. Me va a dar lo mismo cambiar mi poder por el tuyo. Te ofrezco mi vida y todo lo que quieras pero, por favor, tócame. Pícara.

22


23

Pejo


Te doy mis ojos No me queda más por ver y siento miedo. La soledad es un precipicio y no sé cuánto más soportaré el vértigo. Otra Madre, vuelvo a ti arrepentida. Perdóname por no entenderte. Ahora sé lo que es querer y no poder dar cariño. Te necesito. Ya no me atrae el riesgo. Papá se fue de casa. Mamá, deprimida, dejó morir todas las plantas. La universidad no resultó como esperaba. Estoy dentro de una espiral interminable, atrapada. Ni siquiera me invitan a las fiestas: la primera borrachera no terminó bien. Ni las sucesivas. Aún me da miedo la oscuridad. Duermo siempre con una luz encendida. Mi carácter se ha vuelto retraído con los años. Razón principal, supongo, para que no me cojan en ningún trabajo. Soy incapaz de querer. Mi cuerpo está vacío. Lo tendrás muy fácil. Necesito volver a sonreír. ¿Puedes ayudarme? ¿Puedes arreglarme? Quiero dejar de sentirme inútil. Quererte y necesitarte tanto como se quiere y necesita a una madre. Necesito pertenecer a alguien. Si éste es el precio a pagar no hay problema. Ruego tenga en cuenta mi solicitud. Coraline. 24


Oh, mi adorado Ignacio o Don Gato (des) enamorado La Gata Loca recibe cordialmente en toda su cara un pedazo de ladrillo. Y unas fresas con nata. Te deseo lo mejor, le dice. Y ríe con sorna. Qué cabrón. El señor Don Gato baja del tejado de su casa en ruinas. El adorado Ignacio ha pasado bastante tiempo arrancando los ladrillos. Qué triángulo amoroso tan loco. Pobre, pobre, pobre Don Gato –enamorado– descifra la hora tras un cristal roto. El último delirio de Gata Loca es un chichón, del que brotan corazones con la insignia “je t’aime, mon amour”, firmada por un ratón. Hay reservada sin invitación una mesa en el restaurante de moda. Don Gato espera. La próxima vez, piensa, seré yo quien lance la primera piedra.

25


Carta de Candace a su madre después de que ésta leyera la entrada que han escrito sobre su hija en la Wikipedia Mamá: Yo no decidí ser una adolescente repelente. En Disney Channel las niñas son tontas: belleza adulta e ingenuidad preescolar. Yo no decidí ser aguafiestas pero era esto… o ser scout. Qué mejor que ser el tópico manido de la adolescente con pavazo. Mejor en Disney que en Antena 3, claro. Quién sabe qué me hubiera deparado el sino de haber compartido clase con Gorka, Ruth, Paula y un tal Cabano. Mamá: ¿Dónde estuviste todas esas tardes de verano, mientras tus hijos creaban playas en el jardín y transformers destructores con su casa del árbol? Ni siquiera sabes qué es el invierano, ni qué hicieron con tu coche para participar en una carrera. Se infiltraron en el interior de mi cuerpo, arruinaron mi oportunidad de ser pop star en el Super Pop Teen American Idol y armaron la de Dios es Cristo con una máquina del 26


tiempo. ¡Y tú ni siquiera estabas! Cómo eres capaz, tú: Madre desentendida, irresponsable y egoísta, de acusarme de esquizofrénica y desheredarme sólo por un bulo (ver también: difamación, calumnia, chisme, rumor) que a saber quién extendió. No fui yo quien decidió hacerse cargo de dos niños aburridos en este verano terrible que ni tras tres temporadas acaba. No fue mi decisión soportar a las Chicas Exploradoras, ni ver cómo ante cada invento de tus hijos ellas mojaban sus bragas. Pero mejor esto, después de todo, que haber desempeñado el papel de Hannah Montana o habérmelas tenido que ver con esa perra altera-pederastas de Los Magos de Waverly Place. No, mamá, no voy a pedirte perdón por algo que aún no ha ocurrido y ni por asomo esperes que me quede aquí, con este cuerpo y esta rutina del “Ferb, ya sé lo que vamos a hacer hoy” de todos los días. Me voy. Sí mamá, me voy. Me voy a crecer fuera del Disney Channel. Puede que me aloje una temporada en Clan TV, en el instituto de Lola y Virginia o en la piña de Bob Esponja. Me han dicho que por las noches hay vampiros, brujas, demonios y una rubia pija que suelta hostias como panes, pero no me da miedo: peor fue convivir todo este tiempo con El Club de la Herradura. También me han ofrecido asilo Mario Conde en Intereconomía y Santi Millán en Uau! pero no me fío: no creo que 27


les quede mucho tiempo en televisión. Podría escaparme con Jeremy y cobrar un par de millones contando nuestra historia en Sálvame Deluxe, antes de que tú intentes internarme con Cassie en el círculo interminable de reposiciones de Skins cada madrugada en Neox con Cassie en el círculo interminable de reposiciones de Skins cada madrugada en Neox con Cassie en el círculo interminable de reposiciones de Skins cada madrugada en Neox, con Cassie en el círculo intermi... Sí, mamá, ahí te quedas: con Patito Feo, Los Padrinos Mágicos, los Jonas Brothers y los capullos de tus hijos y el idiota de Johnny Test. Sí mamá, puedes estar tranquila: me iré virgen antes de que empiece la cuarta temporada. Pero que no te extrañe si vuelvo para ese capítulo que tanto temes y sorprenda a todos esos niños a los que trata de catequizar Disney Channel, aprovechando, como todo adolescente que se precie, que sus padres no están en casa, para acostarme con Jeremy mientras Phineas y Ferb destruyen tu jardín de American Way Of Life con tecnología made in china o les dé por montarse un Columbine en la sede de las Chicas Exploradoras. Sólo por puro aburrimiento.

28


29

MartĂ­n C. Pisera


R.I.P. Thuy Trang, you was the best Sabertooth ranger ever! I missed her so much in my soul. I was her big fan of Power Rangers. SuperCrushman (Comentario al vídeo “Goodbye Trini (Tribute)” en YouTube)

Trini. Otra muñeca rota En 2001 quemé todas mis muñecas en la chimenea del patio de mi abuela. Entre ellas, una reproducción del Power Ranger amarillo, Trini, interpretado en la serie de televisión por Thuy Trang, que murió ese mismo año a causa de un accidente de coche. Arde la muñeca al tiempo que Trini se une al club 27 en una carretera. ¿Desagradable? Hablo de pinchar el globo antes de tiempo. Tick Tick Tick Boom! Por la calle paseo a rastras el último reducto de una infancia que se acaba.

30


Reparto


Buttercup: Es la princesa protagonista de la película La

Princesa Prometida (Rob Reiner, 1987). También es el nombre original de una de las protagonistas de la serie de dibujos animados Las Supernenas (Craig McCracken, 1998).

Penélope Glamour: Personaje de la serie de animación

Los Autos Locos, de la productora Hanna-Barbera, que se emitió originalmente en la CBS entre 1968 y 1970. Su coche era el Compact Pussycat, un automóvil rosa equipado con multitud de productos de belleza. El villano de la serie era Pierre Nodoyuna, cuyo objetivo era ganar las carreras a base de tender trampas de todo tipo al resto de participantes.

Carmen Sandiego: Villana de la serie de animación (y

de videojuegos) Where Is Carmen Sandiego? Su delito era robar monumentos y edificios históricos de todo el mundo. El objetivo, tanto de los videojuegos como de la posterior serie de animación, era enseñar geografía a los niños. En España, TVE estrenó el 13 de enero de 1995 un concurso basado en la serie original titulado ¿Dónde se esconde Carmen Sandiego? 32


Jean Grey/Fénix:

Jean Grey es una superheroína perteneciente al Universo Marvel, creada por Stan Lee y Jack Kirby. Es miembro fundador de los X-Men. Apareció por primera vez en Uncanny X-Men Nº1 (1963). Jean Grey vive conectada a la entidad cósmica “Fénix”. Su pareja sentimental es Scott Summers, “Cíclope”, cuyo poder consistía en lanzar rayos a través de los ojos. Por esta razón siempre oculta su mirada tras unas gafas de sol. En el último episodio de “La última canción del Fénix” Jean le pide a Scott que le deje ver sus ojos antes de decir adiós.

Nozomi: Es la protagonista del film Air Doll (Hirokazu Koreeda, 2009). Es una muñeca hinchable que cobra vida.

La Sirenita: Protagonista del cuento homónimo de Hans

Christian Andersen (1805-1875) que relataba la historia de una joven sirena que hacía un trato con la bruja del mar para convertirse en humana y conseguir así un alma inmortal, posesión que sólo tienen los hombres. El 17 de noviembre de 1989, Walt Disney Pictures estrenó la primera película de animación de La Sirenita (The Little Mermaid) basada en el cuento de Andersen. En esta película, la sirenita peina su cabello con un tenedor ignorando cuál es su utilidad en realidad. Sobre este hecho se hace referencia en Air Doll, evidenciando un paralelismo entre ambas protagonistas.

Diana:

Protagonista de la serie de ciencia ficción V (Kenneth Johnson, 1984). Bajo una apariencia humana, Diana era realmente una malvada extraterrestre de aspecto reptiliano.

33


Jezmine: Personaje de la serie de animación de principios

de los noventa Conan el Aventurero. Jezmine acompaña a Conan en su lucha contra la Secta de la Serpiente (hombres serpiente disfrazados bajo apariencia humana). Estos hombres serpiente son vulnerables al “metal estelar”, material del que están forjadas las estrellas ninja que Jezmine lleva en una de sus muñequeras. Con el tiempo Jezmine descubre que es hija del hombre Astivus Serpiente. A partir de ese momento empieza a temer que su herencia serpiente se reafirme obligándola a inclinarse hacia el mal. En España esta serie fue emitida en Tele Cinco y más adelante en Locomotion.

Candace: Hermana mayor de los protagonistas de la serie

de animación Phineas y Ferb. La serie es original de Disney Channel y comenzó a emitirse en 2008 en los Disney Channel internacionales. En la entrada de Wikipedia sobre Candace se dice que en una temporada futura ella perderá la virginidad con su novio Jeremy.

Molly: Junto al Sr. Bumpy y Squishington se encarga de

defender al niño de la casa donde viven contra los monstruos. Molly es una muñeca de trapo y, junto a sus dos amigos y el resto de juguetes a los que en tan poca estima tiene su dueño, habita debajo de la cama. Bumpy el travieso, realizada con la técnica stop motion, fue creada por Ken Pontac y David Bleiman y se empezó a emitir en 1994. En España se emitía a mediodía en La 2 de Televisión Española.

34


Pícara: Miembro de los X-Men. Consideraba a su poder

una maldición, ya que le impedía mantener contacto físico con los demás. Al tocar a alguien absorbía su energía (y los poderes, si se trataba de un mutante). En los años noventa nació una adaptación de los X-Men en dibujos animados. Se emitieron en Fox entre 1992 y 1997, y cuentan con 76 capítulos repartidos en 6 temporadas. En España fueron emitidos por Tele Cinco.

Coraline: Coraline es una novela del escritor británico Neil

Gaiman que fue publicada en 2002 por Bloomsbury y Harper Collins. Con la ayuda del estudio de animación Laika, el director Henry Selick produjo en 2009 una película de animación stop motion. De noche Coraline entra en un mundo paralelo, más feliz que el que ella vive en la realidad, dominado por la Otra Madre. La particularidad de este otro mundo es que todos los que en él habitan tienen botones en lugar de ojos (como las muñecas de trapo).

Alsatia Zevo: En la película Toys (Barry Levinson, 1992),

Joan Cusack interpreta a Alsatia Zevo, un robot creado por el fabricante de juguetes Kenneth Zevo (Donald O’Connor) tras la muerte de su mujer para acompañar a su hijo Leslie (Robin Williams).

Trini: El Power Ranger amarillo, interpretado en la serie

de televisión por Thuy Trang, que murió a los 27 años a causa de un accidente de coche. La serie de televisión se emitía en los años 90 en Tele Cinco.

35


La Gata Loca: Creada por George Herriman en 1910. En

1916 comenzó a producirse como dibujo animado. En Krazy Kat (la gata loca) está loca por el ratón Ignatz (Ignacio) que la aborrece. Ignatz responde a sus piropos y declaraciones de amor con un ladrillazo que siempre impacta en la cabeza de la gata. Cuantos más ladrillos le tira, más se enamora La Gata Loca.

Don Gato: Top Cat, conocido en español como Don Gato y

su pandilla o simplemente Don Gato, fue una serie animada para la televisión de apenas 30 episodios, producida por Hanna-Barbera en 1961 y emitida en el horario estelar en la cadena ABC de los Estados Unidos a partir del 27 de septiembre de 1961 hasta el 8 de abril de 1962.

36


Adriana Bañares Camacho Ha publicado los libros La Soledad del Café y La Niña de las Naranjas. Palabra de Awixumayita. Participa en las antologías Microrrelatos /09 Bardeblás, Des-amor (antología literaria groenlandesa), Vinalia Trippers. Plan 9 del Espacio Exterior, Viscerales y Nocturnos (Antología de los poetas y sus noches) (de próxima publicación). Desde 2007 forma parte del colectivo literario COLMO y edita, junto a Patricia Maestro, la publicación independiente La Fanzine. Ha publicado poemas y relatos en diversas revistas, de papel y digitales: “Phoenia Lux”, “The children's book of american birds”, “Degeneración Espontánea”, “El Elefante Rosa”, “Fábula”… "Son muchas las adolescentes que abren un blog, se hacen fotos con un toque gótico y empiezan a escribir sus desventuras… Pero pocas tienen lo que le sobra a Adriana: talento, constancia y un discurso volcánico. Que nosotros sepamos, lleva escribiendo en la red desde el 2006. Nuevas publicaciones e inclusión en diversas antologías la avalan." José Ángel Barrueco.

Blog: http://awixumayita.blogspot.com/

37


La niña que arrastraba un globo roto  

Poemario de adriana bañares con ilustraciones de Óscar R. Cardeñosa, Valle Camacho, El Cable azul, Pejo, Martín C. Pisera y Hernan Yaniquini...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you