Issuu on Google+


Éxito

enrique Morales

editorial

FUGA!


Éxito

Enrique Morales editorial FUGA! 2010 Fotografía de portada: Camerinos, de Hugo Martínez Hornero Primera edición equipo editorial Ar.-L + AB + CGO Impreso en Chile


Es un error empezar creyendo que el mundo puede ser un jardĂ­n de crisantemos, pero es un comienzo.

-5-


ParĂĄlisis

Inserto en las palabras el vacĂ­o. Toda explosiĂłn parece atenuarse a la vista de unos objetos sentados al costado del amor, incapaces de poner en marcha el tiempo.

-6-


Dando Bordadas

Al margen de esta carretera alguien desapareció y parece haber bordado un lenguaje de urgencia. También puso en la mitad del camino un conjunto de plástico para que los niños que no están jueguen a jugar de lejos, asomando la lengua, a veces un rostro deformado por sus manos o golpeando un vidrio que no escuchamos. ¿Cuándo tomaremos lo que no es por lo que es? Me balanceo dentro del túnel, es una demencia tiene el tamaño devastador del deseo. A un costado, la salida de emergencia. Pero las flores al borde del camino ¿quién cuidará las flores?

-7-


La Novia

A vuelo de pájaro observo la playa, los gritos de los niños, una voltereta hace reír a los mayores, la arena se desliza cabeza abajo y las amigas toman mate. El gesto de un brazo me indica el horizonte: sentada una gorda disfruta el paisaje. El viento esparce su brillante pelo negro. Un niño se acerca, le sonríe su rostro se alegra, pero, al llamado, él corre a unos brazos más atrás. Ella, estoica, sonríe varias veces, tontamente sacude la arena de sus pies sin querer, como un reflejo. Tiene la edad de toda madre.

-8-


Lo recuerda en el frío del atardecer al levantarse en este día de playa. Se ha marchado y aquí estoy junto a mi mujer, que llora.

-9-


Embalse

La sentencia de muerte que pesa sobre la cordillera no impide a la luz rozarla hacerla crepitar a mediodĂ­a. Las hojas aguardan el atardecer junto a una fuente la luz desciende el paisaje toma forma todo muestra su peso al declinar. Al fondo del valle las montaĂąas sombreadas se abren el cielo no cambia en las piedras. La ventana deja entrar el aire denso un damasco revienta en mi boca como el sol cuando desciende con ruido de agua clara.

- 10 -


La Siesta Junto al Río

El parque rodea las vistas del río, hago la siesta en el césped. Cierto, aún es territorio de la ciudad y esa terrible heroína se sienta en medio sin temor. Los adolescentes se acercan al llamado, ya no es necesario decir: “dejad que vengan a mí”, lo entregan todo: zapatos y un par de guantes a regañadientes aceptados. Los ojos negros, la sangre en el labio agitada espera su explosión. Una aguja se pasea nerviosa como si hubiese que matar a alguien: “¡Ah! mi vena, por fin llega aquello a lo que el mundo ha venido, la siesta junto al río”.

- 11 -


Políticos

“Entre esto y aquello hay un paso a la revolución, ¡el pueblo se cansa!”, decían en la mesa del lado. El ruido de los buses me ensordece, pero aún queda este pedazo de sol repartido entre mi mesa y las demás frente a un espejo. Separamos el cansancio y los discursos, y el fervor de encararnos día a día cayó.

- 12 -


- 13 -


Unas Fotos de Valparaíso

Tres fotografías de la ventana: Una muestra al fondo un reflejo un rayo de sol chocando una casa que llega hasta aquí. En otra, un poco de pintura en el vidrio se interpone al lente. La última, deja ver impecable el paisaje del que tanto hablas allá lejos y aquí desaparece.

- 14 -


Un Año más

La discotheque vibra y los viejos amigos ahora beben whisky. Ebrios camino al baño señalan a sus mujeres y las llaman “suertes”. Este año somos menos; recibo los gorros, las cornetas y el papel picado, para que tomados, formando un tren, giremos en círculos eternos.

- 15 -


De Ida Y Vuelta

Ahí estábamos tu y yo sentados en la noche sin poder explicarnos. Tú en tu automóvil blanco, y yo esperando arrancar lo que siempre se estropeó. Parecíamos exhaustos y perdidos de vuelta por una ruta para la que ya no necesitábamos piedrecitas, miguitas y todas esas cosas. De ida éramos impetuosos Apolo y Dafne, de vuelta Sísifo y su roca.

- 16 -


Lecturas Bilingües

En la radio, detrás de una mesa, una chica extranjera murmuraba versos en su lengua. Dábamos la orden y ella comenzaba; con los ojos cerrados seguíamos sus cesuras. Semana a semana traducíamos cada nota, las pronunciábamos pensando en una aparición, sin adivinar que muy cerca, alegre o taciturna, una mujer dilataba en ondas la realidad.

- 17 -


El CianĂłmetro

El muro que rodea la casa forma un territorio milagroso que deja en paz al niĂąo y su espacio familiar. Unos ĂĄrboles al centro y un caballo de madera, los vidrios impolutos sacudidos por un jet que cruza el cielo. En el horizonte, omnipotentes, las bombas y la neblina costera.

- 18 -


La Vida, La Guerra

Se esconde el sol, un viento afilado recorre el campo de batalla, la oscuridad reclama errores, esqueletos que los muertos guardan. Sobre el muro un niño observa: “Ojalá sepa contar mi historia”.

- 19 -


La Carta Robada

Cuando la razón se hace todas las razones, los hombres entran en sopor o dicen qué importa, y todo da igual: las grandes miradas, una cabeza balanceándose o un par de guantes al revés.

- 20 -


Chacal

Nos bañamos en la euforia, apuramos la fiesta hasta las heces, comimos pensando que alejábamos tu reino. Expiábamos silencios y miradas oblicuas reviviendo a los que mataste y perseguiste. Creíamos hacer las paces estrechando las manos de esos matones de colegio, dictadores de lo mismo, vergüenza del pantalón corto; en definitiva, la carnicería se acabó, dijimos. Sin embargo, la mirada errabunda descubrió que la usura y el espectáculo se compraban el bikini nuevo de las rebajas, los combos, y la farsa de tu muerte, allá lejos, el colmo de Brueghel. Entonces raptamos el canto fúnebre, lo subimos en andas y memorizamos fotocopias, rieles bajo el mar, a los que mandaste a volar con la lengua rota, - 21 -


a los que en el trayecto a casa perdían las señales. Bailamos hoy la fiesta de locos sobre tu ataúd ¡oh chacal! Pues aún nos quedan el champagne y buenas sátiras, para eclipsar un poco cada día tu potente circo de látigos y balas.

- 22 -


Esbozo De Una Certeza

Los platos de la cena están dispuestos. El viejo Descartes mira sus papeles, vacila al escribir. En el bolsillo de la bata encuentra un eslabón, el sueño de una poética. El geniecillo hizo su trabajo: los futuros hemos dudado, incorporando a la lengua juegos bárbaros, ritmados números de la conciencia por venir.

- 23 -


Convocatoria

Junto a la autopista aparecen casas chatas, el viento es implacable y los vidrios tiemblan, ningĂşn hombre sale a trabajar. Un incendio sin control desborda el bosque, brilla en la noche. Los carros se internan por senderos de tierra, la ceniza da en la nariz. Detenemos el auto silencio de estrellas y faroles. El humo de la noche nos sofoca.

- 24 -


Extravíos

Ella es joven aún y piensa: “el cielo tiene un tiempo”. Mira su mano y lee la palabra deseo; a ratos sigue una aparición trivial. Ella es mi sed, el pasadizo a un mundo extraviado entre líneas.

- 25 -


Inquilinos

En poco tiempo, un lugar lleno de entusiasmos era vaciado por la mudanza. Los focos alumbraban desde la calle, cada habitaciĂłn exhibĂ­a los ausentes aun en mi cabeza. AsĂ­ sucede al abandonar lo que amamos, la resistencia se suspende y se desgrana en el silencio en la sombra.

- 26 -


¿Por qué pasar y olvidar que hablas? Ningún objeto quiere callar, nada voluntariamente lo hace cuando escuchas.

- 27 -


El humo en la cara del hombre trabajo o guerra pura catรกstrofe.

- 28 -


Pagar la vida visitando librerĂ­as y escribir unas travesuras para que el tiempo te arroje a los sentidos su escupitajo.

- 29 -


La belleza sigue estando en otra parte.

- 30 -


¿Qué éxito nos hace tan tristes?

- 31 -


INDICE [es un error empezar creyendo...].................................5 Parálisis .................................................................6 Dando bordadas ...................................................7 La Novia ................................................................8 Embalse .................................................................10 La siesta junto al río ...........................................11 Políticos.............................................................12 Ucronía............................................................13 Unas fotos de Valparaíso ....................................14 Un año más ...........................................................15 De ida y vuelta ......................................................16 Lecturas bilingues ..............................................17 El cianómetro ......................................................18 La vida, la guerra..................................................19 La carta robada.....................................................20 Chacal....................................................................21 Esbozo de una certeza..........................................23 Convocatoria.........................................................24 Extravíos................................................................25 Inquilinos..............................................................26 [¿Por qué pasar y olvidar...]........................................27 [el humo de la cara del hombre...]...............................28 [Pagar la vida visitando librerías...]...........................29 [La belleza sigue estando...]........................................30 [¿Qué éxito nos hace tan tristes?].................................31


EXITO