Issuu on Google+

Libro del Amor y la Amistad 2 Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora: Marisa Arag贸n Willner 2011


Libro del Amor y la Amistad 2 En homenaje al Amor y la Amistad Febrero 2011

Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora y Selecci贸n de Textos: Marisa Arag贸n Willner Ilustraciones: Pino Daeri Y otros.


Armando Cano – México


Armando Cano – México

Debajo de tus Ojos No quiero vivir al pie de una montaña, donde haya una cascada o un manso río que corra. Quiero vivir debajo de tus ojos, pegado a tus lunares; colgado de tus labios, cerquita de tu cuello. Sí, quiero vivir en el aroma de tu pelo, en lo suave de tu piel, y en la curva de tu seno. Y quiero también estar viviendo en tus almohadas, soñando con tus sueños, bebiendo tu café.


Armando Cano – México

Y quiero también estar viviendo en tus almohadas, soñando con tus sueños, bebiendo tu café. Sólo he querido vivir anidando entre tus manos, navegando en tus caderas, anclado entre tus muslos. Quiero tener para mí tus ojos, tus pezones, lo blanco de tus dientes, tu talle, tus rodillas y el tono de tu piel. Quiero vivir en tu angustia. En tu llanto, tus insomnios, en el timbre de tu voz. Y no he querido vivir nunca más en la montaña, ni en la selva o en la playa. Sólo contigo, entre tus brazos, amor.


Belkys Sorbellini– Argentina


Belkys Sorbellini – Argentina

Más allá… Mas allá de las palabras y del tiempo Mas allá del silencio y del espacio Más allá de mi y mi geografía llego a un punto de materialidad inexistente Donde la paradoja se hace cargo del cuerpo yacente y su significado se cruza y entrecruza con las parábolas y las metáforas. La palabra vuelve a ser significante más allá de mí, del tiempo y del espacio. Y no sé cómo materializar tu cuerpo, tus palabras, tu geografía. El lugar que ocupabas ha quedado vacío y la nada se hace cargo de un cuerpo inexistente e imperceptible Porque más allá de las palabras, aquí huele a silencio.


Sandra Fontecilla Aravena – Chile


Sandra Fontecilla Aravena – Chile

Cada Vez, Cada Tanto Tú cada vez cada tanto me conquistas de renovadas maneras cada vez cada tanto porque suelo perderme hoy por hoy en los caminitos del desamparo y cuando ya voy en caída libre allí aparecen tus brazos firmes que me contienen caigo en ellos convertido el peso de mis pesares en pluma y plumaje para hacer más blandito el suelo en el que me recuestas pones tu cuerpo encima del mío para darme calor y poco a poco el ardor nos envuelve a ambos tus labios gruesos de sangre india y mezcla atrapan con dulzura los de mi propio mestizaje en conjunción de tierras de esta América tan nuestra hacemos lo que hemos hecho por milenios unir nuestros pies caminantes y dejarlos reposar mientras el anhelo que ya nos convoca se hace partícipe y parte


Anaray Lorenzo Collazo – Cuba


Anaray Lorenzo Collazo – Cuba

Paisaje con Mariposas Sobre las ocho, mimadas por la brisa temprana las mariposas suelen desperdigar su olor por la calle 16. yo lo presiento y me lanzo -calle arribaInvariablemente sobre las ocho con estos pasos sordos inalterables que se esfuerzan por no doler por trasladar este amasijo de quejumbres y venas. esta mañana como tantas otras en que no asisto a la rutina de la vendedora Supongo me gusta improvisar los escenarios Figurarme cómo coloca su tablilla y los demás bártulos junto a ellas, tan cándidas y sutiles pero apelotonadas en lo que alguna vez fue una lata de conservas.


Anaray Lorenzo Collazo – Cuba

También están los girasoles, más holgados e inodoros, y las margaritas y la hierbabuena… en la misma clase de vasijas. ah, pero las mariposas… a veces he decidido llevarlas húmedas a mi único jarrón garabateado de girasoles calle abajo, con la vista clavada en el mar y la ilusión de limpiar mi aire y mi tristeza. pero hoy no me sobran los billetes llevo lo justo para las vísceras con que alimento a mis perros y transpiro, invariablemente, mi debilidad por las mariposas así es que me detengo justo enfrente de la vendedora con la intención de que me adivine el pensamiento pero mis perros no tienen la culpa y su hambre no va a ser menos hambre si las mariposas… y ella (la vendedora) que no intuye porque tiene el arte de tragar o regurgitar palabras con los que se detienen o contienen Quizás por la misma urgencia de la nariz… no digo nada, respiro los segundos… la brisa puede cambiar dejando tras de sí el agobio, el sol y un paisaje con mariposas y latas de conservas.


Nieves Maria Merino Guerra – España


Nieves Maria Merino Guerra – España

Canta tú al Amor Canta tú al amor, corazón herido. Yo también le canto con el alma en cueros. Canto a la tristeza del amor perdido. Sin despecho alguno. Con dolor inmenso. Canto a la desdicha, a la desesperanza. Canto a la añoranza. A mi amor vencido.


Mario Alejandro Vergara Leiva – Colombia


Mario Alejandro Vergara Leiva – Colombia

Héroes Cuando éramos héroes escribíamos poemas desafiantes, pensábamos inocentemente que nuestro amor al arte era suficiente, pero ya sabes... la vida pasó... la cárcel y las balas mermaron nuestro espíritu dionisiaco, los años se encargaron de aminorar nuestra energía, el cuerpo gastado de tanto alcohol y cocaína, los bolsillos vacíos… mi pesimismo hastiante, terminaron por alejar tu cuerpo hermoso de mis sabanas malolientes.

Ahora sin ti pienso como estúpido melancólico si algún día volverás y en los poemas desafiantes que algún día escribí cuando éramos héroes.


Alfred Asis – Chile


Alfred Asis – Chile

Me gusta cuando hablas Me gustas cuando hablas pues tu voz llena mi alma del placer de sentirte en expresión de la alegría de sentirte toda mía. No eres como todo eres simple y encantadora sonido celestial de tu boca que se entrega a mi con palabras que al amor evocan. Me gustas cuando hablas por que te siento cerca, por que tus susurros a mi oído me hacen extasiarme de ti.

Mis palabras te devuelven el sabor de mis labios y tus labios llegan a mi con palabras tuyas que he escuchado. Me gustas cuando hablas por que tu voz es melodía, tus palabras tienen sabor a ti; sólo eso me basta para ser feliz y me alegra saberlo ya que estás cerca y en mi no te has muerto.


Sergio Garza – Estados Unidos


Sergio Garza – Estados Unidos

Te Extraño Que palabra tan mas rara una grieta parece del corazón tantas cosas que se van con el tiempo de la mano del olvido... sin dolor. Hoy... te extraño asi como... también el río extraña cuando en verano se desliza parco; a las colinas pobladas que parecen araña de menudas espigas por el sol tostadas; o los gritos alegres de la muchachada cuando te desbordas fluyendo alegre; como a una bella serpiente y truena como ruidos de fantasma e incoherentes.

Te extraño... sí, cuánto te extraño como la proa de un barco... el espacio vacío de su muelle, y su lazo de cáñamo enigmático que lo libra de partir sin rastro.

Si amor mío, te extraño cuando se juntan las tardes y mañanas; cuando también la luna en el pasto se esgrime añil en su sábana de escarcha y tu mi amor, no estas allí. Ni en las colinas de espigas pobladas, ni en los gritos de la muchachada; tampoco estás en mi sábana de escarcha. Te volviste el fantasma de mi ópera; que huiste de la mano del olvido: por la grieta enorme de mi corazón por ese callejón... poblado hoy de suspiros. Te extraño mi amor... sí, mucho te extraño.


Eloisa Echeverria – Chile


Eloisa Echeverria – Chile

Viviendo en tus suspiros diarios Quiero escribir un te amo en la orilla de tu espalda, que mi letra sea firme en sus trazos para grabar sin recato lo que siento en ti. Incrustar, en la curvatura de tus brazos, el movimiento sensual de mi cintura para que repose, mi te amo traslĂşcido, procurando, que sea piedra preciosa para tu paralelo.

Mira mi te amo, quiere acariciar tu epidermis aventurera, quiere equilibrar tus colores, alojarse en la comisura de tus labios rebeldes,


Eloisa Echeverria – Chile

y hacer, un santuario en ellos, para mantener el te amo, que elevo a tu figura, en un altar que lo corone la luz de tus ojos incinerando todo lo que no pertenece al te amo que abro para ti. Permite que grabe, en la inmensidad del ramaje de tus piernas, el te amo festivo que te entrego. Se desliza por el entalle de mi pecho y con ligereza extrema sube hasta tu corazĂłn en donde se queda a vivir robando tus suspiros diarios.


Edgardo Palacios – Argentina


Edgardo Palacios – Argentina

Amor o Lástima Amor y desencanto o lastima y amor Es la gran diferencia Del amor equivocado y el amor bueno En la vida pasamos, la mayor parte Sin saber cuál es la diferencia Amar o tener lastima El amor edifica y la lastima daña La confusión es que no sabemos diferenciar Amar lastimosamente y amor del bueno

Lo que es gratis no se valora Lo que cuesta no se disfruta Amar es intentar ser feliz Por más, que en ese intento, pierda la vida


Edgardo Palacios – Argentina

En este mundo materialista ,egoísta Les diré qué es amar Amar ,es hacer sentir feliz a otro, entregando amor Por más, que no te devuelvan, el amor que reciben Tú has amado y diste amor

Para que entiendan Lo maravilloso y grande es el significado de amar Ver feliz e intentar todo para lograrlo Sentir amor por las personas, que nos rodean La gente ,seria distinta Amar la mujer, respetarla Como el último romántico


Julia del Prado Morales – Perú


Julia del Prado Morales – Perú

Casita de Hoy Frascos de luz verde mate que acompaña nuestros días de gozosa sintonía en casita de hoy dos guerreros departen de sus sueños / sus quimeras todavía hay mecha encendida en esos cuerpos / sus espíritus que llegan a la noche con la luz del candil compartida en maestría.


Lucila Soria – Argentina


Lucila Soria – Argentina

Cobija de Amor Si alguna noche de estas no estoy a tu lado bebe de mis labios la miel que libaste. Yo no estoy contigo por las circunstancias pero soy el ángel que llena de mimos tus noches insomnes. Y al amanecer soy aquella estrella que demora en irse para iluminarte. Aquí me tienes para sostenerte soy quebracho manso para resguardarte

Te quiero y me quieres que hermoso es sentirte Estás en mis sueños aunque yo esté lejos estamos unidos por este cariño. Mi epidermis, arena hasta que regrese y tus manos flores olor a jazmines; transformen mi piel en blanca amapola. Con sabias caricias llenas de ternura pobladas, ardientes… cobija de amor.


Patricia Pacheco Sånchez – Colombia


Patricia Pacheco Sánchez – Colombia

Llena de tí Acaricio el infinito Se hace sonoro el silencio Los esquemas se derriban Reposo complacida en tu costado.


Francisco Álvarez – Estados Unidos


Francisco Álvarez – Estados Unidos

Día de los Amantes He enviado mis ojos en tu busca, y han regresado de colores llenos: Verdes de bosques, pardos de mesetas, rojos de ocasos, con azul de cielos, blancos de nieves, y de nubes grises... mas sin tu imagen hacia mí volvieron. Envié mis oídos a buscarte, reapareciendo con sonidos nuevos: rumor de brisas en los olivares, rugidos de leones y de truenos, murmullos de las aguas en los ríos, fragor del mar, contestación del eco... mas llegaron sin ti, y esos sonidos fueron sólo otra forma de silencio. Mis pies de peregrino te buscaron, dejando huella en campos y senderos, y me trajeron polvo de países extendidos por ambos hemisferios...


Francisco Álvarez – Estados Unidos

pero no te encontraron, y su rastro hojas fueron perdidas en el viento.

Y salieron mis labios, indagando las incógnitas de tu paradero, y trajeron exóticas canciones, palabras misteriosas de otros pueblos, voces alegres, gritos penetrantes, eruditos monólogos, lamentos... pero tu voz no vino entre esas voces, quedé sin ti, con sólo tu recuerdo. Y mis manos, en ávida odisea, rastreándote trémulas partieron, y regresaron por igual vacías, con un temblor amargo entre los dedos... Y por eso en la noche silenciosa te busco en los recodos de mi cuerpo.


Galvarino Orellana – Chile


Galvarino Orellana – Chile

Yo te llamo Yo te llamo amor mío cuando en las noches frías el lento tic-tac del reloj acorrala el silencio hipócrita que cercena de raíz mi corazón. Yo te llamo amor mío cuando la noche abre su manto trayendo en su pergamino tu risa que se refleja en la luna y el rocío de las estrellas en tus ojos.

Yo te llamo amor mío cuando mis labios trémulos recorren tus montes, tus laderas y susurran tu nombre que se pierde en el vacío de la habitación. Yo te llamo y te nombro dueña de mis sueños porque eres amor, pasión y alegría, manantial que riega mi universo hasta que la muerte llegando algún día, de mi lado, amor, te llevará.


Any Carmona – Argentina


Any Carmona – Argentina

Dedos de Pan Quiero abrir mi costado dormido a los dedos gigantes de tu alimento. Ser humedal que cobija la semilla de tu otredad blanda y tibia Marca con tus vocablos amados, los caminos. A tus dedos de pan, irĂŠ. Quiero, en ti, encontrar mi yo en fuga.


Carmen Amaralis Vega O.– ELA Puerto Rico


Carmen Amaralis O. Vega – ELA Puerto Rico

Sin Deseos Resbalo abierta, cascada fría agua de flor por tu espalda. Me sumerjo en los bordes de tus vértices, furia de brisa sin deseos. Retorcido, escondes la boca delirante. Ya no hay sorpresas que me confundan ni alegrías ajenas que me envuelvan. En la lejanía de mis noches el calor de tus venas lacera mi carne.

Mi sombra se burla de los deseos.


Guillermo Tovar Torres – Colombia


Guillermo Tovar Torres – Colombia

Sigo esperando un mañana Sigo esperando un mañana, En que la vida agite sus palomas blancas, Que el pan sea del tamaño del esfuerzo, Que la indiferencia deponga sus herramientas suicidas. Que llegue por fin el verdadero día Sin cortinas oscuras ocultando las miradas, Que nos impiden ver en los hombres, Los hermosos campos de la tierra prometida. Sigo esperando un mañana, Sin niños alimentándose de piedras, Mordiendo el agua en los tugurios mentales, Donde se planea la próxima mentira.


Guillermo Tovar Torres – Colombia

Madre, Tú me prometiste que mañana sería otro día, No me sigas arrullando, No me sigas cantando nanas, No prendas más lámparas para ocultar las sombras De la noche perpetua de América latina. Bolívar, ¿En dónde está la libertad? No contribuyó tu muerte para que cesaran los partidos Y se consolidara la unión, Se permutó tu espada y tu ideal Por títulos nobiliarios y puestos de gobierno.


Guillermo Tovar Torres – Colombia

Jesús, El pueblo sube por sus propios pasos al Gólgota, Coloca las manos y los pies, Martilla, atraviesa la carne, Hunde los clavos en su propia cruz, Agoniza eternamente, En las huellas de tu sangre.


Rafael Benavente Saavedra – Nicaragua


Rafael Benavente Saavedra – Nicaragua

Tardes que se pierden Solo un beso necesitaba al salir. Pero no llegué a tiempo ni a tu boca ni a tu pálpito. No pude ver el brillo de tus ojos en la despedida, ni en la acera recorrí tu sombra, nunca supe decir tu nombre bajo la luna, y aun creo que eras vos, distraída pasaste, y mire al otro lado de la calle vacía; y pensé, si llega, que sea con un perrito, si viene que sea de noche, luciérnaga encendida, si duermo, lléveme el rastro pálido de sus uñas, y ya ves, me perdí en el olvido de un poema, en el labio agonizante de las tardes que se pierden, en el tiempo viejo que transita desde la mirada, en la imagen vacía de una puerta sin sombra.


Elma do Nascimento – Brasil


Elma do Nascimento – Brasil

Amor Eterno Romance de amor que nasceu ao se encontrarem junto ao rio, em uma enluarada noite de estio, viveram um belo sonho que não morreu... Juraram, ambos, o seu eterno amor, a prolongar-se até o fim de seus dias, na tristeza e nas doces alegrias, na doença, na saúde e na dor... O amor cresceu, multiplicou-se mais e seus rebentos vieram fortes ao mundo enlaçados pelo carinho e amor profundo na vigilância constante de seus amados pais!


Elma do Nascimento – Brasil

Bodas se fizeram de prata e ouro netos vieram enriquecer o seu lar, porque a vida tem uma história para contar sobre esse amor que foi tão duradouro! O verdadeiro amor nasce do respeito, do carinho,da atenção, da amizade e do sentimento de fraternidade, respeitando um ao outro, o seu direito! E assim, o amor nasceu à beira de um rio e à beira de um rio, juntos envelheceram. Desses momentos jamais esqueceram o céu enluarado numa noite de estio.... Homenagem aos casais constantes


Sara Rojas – Perú


Sara Rojas – Perú

Amistad Hoy han venido amigos así lo sintió mi ser, que lindos momentos juntos ojalá nos volvamos a ver. Que palabra más sublime es la palabra amistad me da fuerza suficiente para poderme brindar. Es como prender una chispa vital, que enciende la vida, que útil fue mi vivir si conservé una amiga. Que lindo que empiece con “A” con “A” la primera letra un sentimiento tan lindo ¡Que yo siento, es la AMISTAD!


Lara Gor – Argentina


Lara Gor – Argentina

Demasiado Humano Cuando haga frío, abrigaré mi cuerpo y saldré a buscar los caminos, allí mojaré las palabras que fueron la sombra imaginaria de tu nombre y te encontraré, hombre infinito. …aquél que no acaba en sí mismo, porque camina entre la multitud, sabiéndose él en otros y otros igual a él. …el hombre infinito nace cada día, para no dejarse morir por la multiplicidad de las miniaturas que envejecen la vida en cada instante, destruyendo la profundidad de su esencia humana. …el hombre infinito se siente solo, es un andante solitario, un pensante acérrimo sin connotaciones previas que limiten su existencia, sabe que es él, pero que en realidad es universo.


Lara Gor – Argentina

…se siente perpetuamente autista, pero un autista que emerge del pensamiento que guarda en su memoria, porque él, es un hombre de memoria. Y tú!/ Poeta, pensador y amante!/ Eres como él!/

Porque buscas en los caminos del hombre, un sendero que principie en la vida, al mismo tiempo que endilgas tu congoja a los pájaros sin nido, para echar a vuelo tus jinetes, sobre el abismo púrpura del día siguiente. Y en la existencia, que colapsa tu ternura: Te veo!/ Te encuentro!/ Te siento!/ Demasiado humano.


Sandra Daniela Taragán – Uruguay


Sandra Daniela Taragán – Uruguay

Néctar de Vientres Acércate a mis montes, vive en mi mirada, alójate más allá de mi vientre sediento de tu embrujo. Bucea en mi boca, mientras los hipocampos cavan un túnel de placer, hipnotizados por nuestras aureolas salvajes.

Desvísteme con tu aliento, mis labios aguardan hilos de hielo para fundirlos en tu pira.


Sandra Daniela Taragán – Uruguay

Siente mis rojos en tu selva mi sangre, mi savia germina en tu jungla, tus gotas cincelan las orillas de mis ansias. La piel es pretexto para deleitar la noche temblorosa, ella…toma un cayado para no desfallecer ante tanto amor…


Javier López García de Vinuesa – España


Javier López García de Vinuesa – España

Déjame Déjame asirme a tus alas Ahora que me enamoras Déjame volar en tu pluma Ahora …¡que me exortizas!


Teresa del Valle Drube Laumann – Argentina


Teresa del Valle Drube Laumann – Argentina

¿Por qué las Rosas? 7---- No creo que te amo tampoco creo que te amaré algún día mas tu rostro cubre toda la geografía tus ojos iluminan mis horas tu risa es la música que me sigue que no me abandona cada gesto tuyo cada mirada mi piel lleva guardada. No creo que te amo tampoco creo que te amaré algún día, mi corazón ya no cree en las rosas de las rosas sólo cree en las espinas.


Teresa del Valle Drube Laumann – Argentina

5 ---- Tantas historias de amor que cruzan por nuestras vidas. Historias de amor propias ajenas desconocidas pero todas con igual huella inolvidable lluvia de otoño 8.---- Si el cielo es el final taladrando el alma y la tierra el principio; hasta destruirla. si el día es el final y la noche el principio; si tu amor es el principio ¿por qué también tu amor es el final?


Luis Alberto Gontade Orsini - Uruguay


Luis Alberto Gontade Orsini - Uruguay

Ilusión Aliento viene del mar, brea y algas, cascos viejos… Brillante de mil guirnaldas, apareja sueños nuevos: Orquídeas, tizas de luna, campanillas de oro viejo… Pero no te trae a ti, mi alma, pero no a ti… flor de heno. La brisa, traza del viento, ahonda mis ilusiones. Céfiro de sauces… tu talle, colibrí de estaño y bronce. ondas que al barquero inspiran melodía de acordeones.

Las lágrimas ya no lloran. Sólo duelen de añoranza. ¡Quién alcanzara tu lecho¡ ¡Quién¡… descalzo por la arena un día collar de almejas tejiese para tu cuello de cisne, y para tu cabellera altiva… tiara de plata y jazmines. Don calamar y salitre hilos de nácar, corales, nenúfares blancos, bordan… Mago y oriente… las perlas para tu manto encantado que en noches de estrellas brilla, sobre fuentes de conchillas y aquél camino olvidado.


Luis Alberto Gontade Orsini - Uruguay

Presa de melancolía, abrazada al sol poniente, entre jirones de lumbre baja la tarde su frente. Breve la falda de arena, oro, lila, carmesí lapislázuli… sangre de muerte. Pelícanos y gaviotas aletean su estridencia.

Ecos de escarpa susurran: No abandones la esperanza, sumérgete en blanda niebla. Esponjas de camelias rojas guiarán su paso breve… hacia ti, cuando amanezca. Se escucharán guitarrones, arpas, timbales y violas. El silencio se hará fiesta. Para que bailen las almas Sumidas en la tristeza.


Dina Luz Pardo Olaya – Perú


Dina Luz Pardo Olaya – Perú

Antojos ¡Se me antoja mucho de ti!

Se me antoja saltearte y saltearte hasta dorarte; luego glasearte y servirle a mi apetito vorazmente encantado, mi antojo en remojo, madurado y sellado al calor. Se me antoja lloverte a cántaros, relampaguearte y estremecer hasta tu último vello confundido y remotamente apartado de mi vista.


Dina Luz Pardo Olaya – Perú

Se me antoja encontrarte al “dente” en un coctel de camarones, en unos calamares al ajillo o tal vez en el dulce estallido de una ola reventándose entre mi boca y la tuya. ¡Antojos! Dicen que el verdadero antojo no se debe comer, Igual, no me resistí, mi piel, mis labios, mi cerviz y mi corazón, se antojaron, degustaron y se saciaron. Se rompió el dicho, hoy hicimos historia.


César Tellería Oliva – Argentina


César Tellería Oliva – Argentina

Cuando nace un Amor En cada corazón y en cada pecho, grita un pequeño amor si está naciendo; pero en mi corazón deshecho de dolor, llora una triste flor que está muriendo. Cuando alguien se enamora, - el mundo entero, se llena de esperanza y se llena de armonía; dos corazones gritan, dos corazones cantan: un canto de promesa y de felicidad. Cuando nace un amor la vida entera, de aquellos que se aman seguro se transforma; porque el amor es fuerza y es poder infinito, y es la fe necesaria, - para mover montañas. No quieras descuidarte cuando pase a tu lado, porque el amor verdadero, pasa una sola vez; trata de detenerlo o de colgarte a su cuello, porque otra oportunidad nunca mas la tendrás.


César Tellería Oliva – Argentina

Pero si no te quiere de la forma que tú la amas, no trates de obligarla a que se quede a tu lado; porque si te desprecia no podrá ella hacerte feliz, y hará solo que sufras si llegas a darle lástima. Yo que puedo decir que sólo una vez amé, y la dejé pasar, sabiendo que me amaba; y no pude ser feliz teniéndola a mi lado, todo por no saber lo mucho que la amaba. Déjame a mí consumir por mi dolor mis penas, y morir eternamente si no la puedo olvidar; porque perdí el amor y era un amor muy bueno, y otro amor como ese es difícil de encontrar. Ve tú querido amigo si sientes el llamado, al encuentro dichoso de tu primer amor; que la felicidad que buscas sólo la encontrarás, cuándo otro corazón palpite como el tuyo.


Hilda Marina Interiano – Honduras


Hilda Marina Interiano – Honduras

Amar con el Alma Te amĂŠ con el alma Vibrando en mil arpegios, Llena de suaves luces Atrapadas en espejos HabĂ­a temblor de alas Formando marejadas, Desdoblando sus besos Sobre arenas mojadas.


Hilda Marina Interiano – Honduras

El tiempo se detuvo. Sólo el rumor de olas Hizo eco del romance Sin recuento de las horas. Entregamos instantes Plenos de fantasía, Luz de luna brillaba. ¡Completa la armonía!


Zoila Luisa García Rodriguez – Perú


Zoila Luisa García Rodriguez – Perú

Inspiración Pasaste por mi vida cual ráfaga de brisa marina nunca me puse a pensar lo mucho que te podía amar. Yo siempre te admiraba mucha valía en ti vislumbraba día, día… tras día eras el modelo que seguía. La vida se encargó de separarnos cada uno por su lado pero siempre cumpliendo lo que otrora anhelamos.


Zoila Luisa García Rodriguez – Perú

Siempre albergaré un lugar en lo recóndito de mi alma para un ser que me dio inspiración al alba. Sólo quedará en mi corazón una ligera desazón de lo que puedo ser…, quien sabe… en otro amanecer.


HĂŠctor Cediel - Colombia


Héctor Cediel - Colombia

A la riqueza de algunos corazones Cuando te beso, me devoro tu lengua alucinadora. La que despierta en mí: ¡las más exóticas fantasías! Quizás por eso te digo: ¡bebe! ¡bebe! cuando me sumerges en ese erótico ensueño mariguano. Te recreas en mí y te engolosinas, como si devoraras hongos con leche condensada. Una orgásmica sensación carmín, parece reventar mi cerebral central eléctrica, con su excesiva radiación atómica. ¡A veces las neuronas necesitan de un refrigerante! Me encantan tus besos. Ésos besos deberían ser a la carta. Me gusta besuquear tus labios y escuchar tus sandeces cuando te como a besos.


Héctor Cediel - Colombia

Pensé que te había conquistado, cuando tomé hasta lo más profundo de ti. Creí ser el más afortunado al encontrarte. Profesé que eras una mina de piedras preciosas, hasta que un día sin imaginarlo, extraje la última piedra sagrada de tus venas y mi demencial locura de minero enamorado, me sumió en esa funesta soledad y en esa sombría tristeza bipolar, tan mía. Sé que existe un tesoro en ti, estoy seguro... lo sé. Pierdo mi vida pensando en un camino: ¡Para llegar a la veta de tu corazón!


Ma. Alicia Gómez de Balbuena– Argentina


Ma. Alicia Gómez de Balbuena– Argentina

Cómplice Con guiños de complicidad me gustaría saludarte Y ser estrella para tu oscuridad Cómplice de tus guiños y de mis sombras Para encontrar que -juntos- hallamos más. Tal vez más sombras para proyectar Quizás más luces con las que divagar Y entre ambos un puente Eterno puente para el "nunca más" Cómplice de tus sombras Testigo de tus luces Mi mano sobre la tuya y tal vez nada más.


María del Pilar Casas Luque– EEUU


María del Pilar Casas Luque – EEUU

A ti…. Gracias por tu amistad envuelta en sueños por tu risa desprevenida, por tus grandes deseos y dulces esperanzas. Gracias por ese brindis oportuno y por esas palabras de aliento que llegan en su clave momento. Gracias por tu amistad forjada en el tiempo por tu presencia que ha sido luz en momentos de tinieblas y silencio. .


María del Pilar Casas Luque– EEUU

Gracias por tu fe, por ese espacio que siempre has llenado por las lágrimas compartidas y por tantos bellos pensamientos que me envías con el viento. Gracias por estar aquí, allá, en la tempestad y en la apacible calma. Gracias por tu amistad sin tiempo y por seguir tejiendo la complicidad que se mantiene firme a pesar de los fuertes vientos.


Antonio Escobar Mendivéz – Perú


Antonio Escobar Mendivéz – Perú

Como el agua quiero ser Como el agua quiero ser en el cuenco de tu mano para que bebas lo sano que te guarda mi querer

Quiero que bebas de mí hasta que ya no pudieras y te nazcan primaveras coloreadas de alhelí. El travieso colibrí se asomará para ver tu corazón de mujer con su belleza infinita; para amarte de cerquita

como el agua quiero ser.


Antonio Escobar Mendivéz – Perú

Quiero que tu silencio abras como las puertas del cielo y me quites el desvelo con una sola palabra. Ven, y con tu mano labra la pradera de lo humano. Descifrarás el arcano con el agua del amor para dejar una flor en el cuenco de tu mano.


Libro de Amor y la Amistad 2 Febrero 2011 Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora y Selecci贸n de Textos: Marisa Arag贸n Willner Ilustraciones: Pino Daeri Y otros.


Libro del Amor y la Amistad Safe Creative C贸digo: 1103228783027 Fecha 2222-mar mar--2011 9:18 UTC

Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora y Selecci贸n de Textos: Marisa Arag贸n Willner Ilustraciones: Pino Daeni Y otros.


Libro del amor y la Amistad Parte II