Issuu on Google+

Universidad Central del Ecuador

Edición 65 •Diciembre 2011

ARTE Y PASIÓN “EL CORAZÓN DEL BAILARÍN”

EDITORIAL Pág. | 2 |

Rambo, el guardián del cementerio Pág. | 4 |

Gastronomía: Catzo Blanco Pág. | 5 |

Festival del Pasacalle Pág. | 6 |

¿Eutanasia Animal? Pág. | 7 |

Salud y ciudadanía GLBTI Pág. | 8 | Jefferson Herrera compagina sus estudios de Comunicación con su pasión por la danza.

Un corazòn antiguo y cálido Pág. | 9 |

Miguel en la calle urbana Pág. | 10 |

El ballet clásico es un gènero dancísticoal que muchos hombres tienen reticencia por los prejuicios. n el Ecuador la existencia de bailarines profesionales tiene màs de tres décadas. Jorge Gancino y Jefferson Herrera son dos jóvenes que, lejos de imbuirse en complejos o poseer alter egos,

E

han tomado con seriedad aquello de ser multifacéticos al desarrollar otros talentos y capacidades que desafían los convencionalismos. Ambos fusionan sus actividades como estudiantes de la Facultad de Comunicación y una gran pasión por el ballet clásico.


2

Un iversidad Cent ral del Ecuador

EDITORIAL UN SEMESTRE MÁS…

E

l semestre 2011-2012 en la FACSO resultó uno de los más cortos de los últimos años, a esto se suman todas las festividades pertinentes a fiestas de Quito, navidad, año viejo, año nuevo, etc. El deseo de terminar un nuevo período académico es notorio en los rostros de los estudiantes, que con tareas por montones van de arriba para abajo por los pasillos de la facultad. Sin embargo, es claro mencionar que la duración de uno u otro semestre no deter-

minan la calidad del mismo.

exigencia académica que se da.

No significa que un semestre sea provechoso para todos porque dure estrictamente los seis meses, tampoco habría que concluir que debido a lo efímero del mismo sea un período poco satisfactorio.

De nada serviría estar seis meses exactos sentados en una banca si quien está adelante no está a la altura, en ninguno de los aspectos posibles, de las expectativas de los alumnos.

Es entonces necesario comprender que la calidad y el aprovechamiento de un semestre, sin importar su calendario, están determinados por el nivel tanto de alumnos como de maestros y de los resultados que se consigan como prueba de la

Lo mismo sería aplicable cuando de un profesor se habla; para qué venir a impartir clases si quienes lo escuchan no piensan ni analizan más que los muebles del curso.

CRÉDITOS Mass Comunicación: Es un proyecto de la Cátedra de Comunicación en Impresos II de la Facultad de Comunicación Social de la Univesidad Central del Ecuador. Dirección General: Marco Villaroel. Redacción : Cristian Basantes, Cindy Collantes, Oscar Flores, Alexandra Neto, Jaqueline Ruiz, Paúl Sánchez, María Belén Verdesoto, Karen Zambrano. Diseño Gráfico: Ángel Atiencia, Mayra Caiza, Jennifer Carrera, Fredy Escobar, Pablo García, Jefferson Herrera, Santiago Jácome, Laura Villacís Luna, Wladimir Tocaín.

La brevedad del semestre obliga a todos a dejar muchas cosas de lado

Distribución: Alba Mayorga, Rosario Morales, Sofía Pazmiño, Diana Pupiales, Cyntia Roblez, Diego Sánchez, Milagros Villarreal, Lorena Yépez.


Diciembre 2011

3

No importa el género cuando se estremece “EL CORAZÓN DEL BAILARÍN”

Por: Milagros Villarreal

S

i usted pertenece a este planeta no le resultarán ajenos aquellos estereotipos que aún legan una malsana asignación de espacios y roles al hombre y la mujer. Seguro considerará que éste es un discurso ya manido. Lo es porque constituye una construcción que evidencia la absoluta vigencia de aquella circunstancia donde prima la lógica del falocentrismo. Sin embargo, qué sucede cuando la presencia del hombre incursiona en esferas culturalmente ajustadas a lo femenino. Sin duda, un desmoronamiento del arquetipo masculino que para muchos resulta incómodo. Jorge Gancino y Jefferson Herrera son dos jóvenes que, lejos de imbuirse en complejos o poseer alter egos, han tomado con seriedad aquello de ser multifacéticos al desarrollar otros talentos y capacidades que desafían los convencionalismos. Ambos fusionan sus actividades como estudiantes de la Facultad de Comunicación y una gran pasión por el ballet clásico. Sus antecedentes comunes en baile folclórico y contemporáneo los han direccionado, desde hace algunos meses, a la práctica dancística que siempre evoca la sublimación de la mujer grácil entre movimientos exquisitos y tules flotantes. Por ello, tras cada jornada universitaria concurren a sus clases en la Escuela Metropolitana de Danza, Metrodanza. Al finalizar el día, uno de los salones del Palacio de los Espejos de la CCE se convierte en el escenario de trece bailarines que fluctúan entre los 14 y 24 años. A las19:00 ya han asistido todos puntualmente a la clase que se extiende hasta las 21:00,de lunes a viernes. En los camerinos se transforman las indumentarias que ahora pasan a ceñir los cuerpos con licras,

bodyes y fajas negras, medias y zapatillas de ballet. Listos todos, inicia el calentamiento con una serie de movimientos que generan envidia. Cualquier joven terminaría sintiéndose senil frente a la elasticidad de un danzante de su misma edad. Se conducen a un amplio salón cetrino en cuyo rededor se ubican desafiantes barras para cada estudiante. Seguido, se desplazan al centro y realizan las rutinas solicitadas por el profesor. Durante las dos próximas dos horas todos se sumergen en los acordes armoniosos de una compilación de piano. Resulta evidente que los escasos años del estudiante más joven son inversamente proporcionales a los resultados. Se ubica en la vanguardia del grupo con gran destreza.

Foto: Internet

Y una a una desfilan las posiciones o desplazamientos. Mientras, entre las indicaciones se escucha el argot: second, cambré, relevé, plié, soté neu. Dimitri Herrera confiesa que el ejercicio que más le ha costado es el split (descuartizamiento). “La danza clásica trabaja con puntos clave del cuerpo, de manera rigurosa. Decirle a tu cuerpo que lo haga cuando el dolor está ahí es en extremo difícil. Sobre todo por el nivel de exigencia y de las críticas que pueden resultar hirientes, pero que en realidad te ayudan

a crecer como bailarín”, asegura ante la más difundida exhortación cuando el éste no está a la altura de las expectativas: “Si te crees tan machito para hacer ballet clásico, vete a jugar fútbol”. En cada clase se toma lista, existen exámenes, poseen uniformes y se asignan lugares personales en las barras y en el centro. Sin dudar, es cosa de valientes y de apasionados que asumen ese arte con el mismo tesón que usted le colocaría a su carrera o a su deporte predilecto, sin ser por esto un simple entretenimiento. Pues, como lo afirma Jorge Gancino, “la danza es una forma de expresarme, cada movimiento no solo es estético, sino lleva detrás una significación.Es una manera de comunicar, de sentir y de vivir también. Porque siento que si no hago danza no soy yo”. Y aunque “el hecho de que un varón haga ballet clásico es bastante difícil, en muchos casos porque se les llega a considerar gays, independientemente de que lo sea o no, porque cambia la percepción que se tiene de un bailarín cuando le ves bailando con suspensor o porque la técnica y la estética que se maneja es bastante sutil y delicada”, no constituye un impedimento. Los comentarios, como vienen, también se van. No así la pasión que debe educarse, en este caso, durante siete años. Día tras día, el cansancio o el dolor, más allá de ser un malestar constituye una satisfacción. “Todo el esfuerzo que haces –declara Dimitri– vuelve a ti; y lo que falta lo ganamos luego al ver las sonrisas en el rostro de la gente por el arte que aprecia. Eso es algo inigualable”. Los dos no abren la posibilidad de dejar esta carrera, y siempre enar bolan con orgullo, junto a una esti lizada venia, la insignia de entrega: “El corazón del bailarín”.


4

Un iversidad Cent ral del Ecuador

Rambo, el guardián del cementerio Varias historias se tejen alrededor de lugares que a la mayoría de personas les parecen vacíos y comunes. Una de ellas es la de Rambo. Por: Karen Zambrano

P

or rato tranquilo y en otro agresivo, el personaje portovejense, a quien la filosofía popular lo rebautizó como “Rambo” por su lejano parecido al famoso héroe del cine norteamericano, vive desde hace años en el cementerio general “Santa Marianita” de Portoviejo. Su habitación es cualquiera de las decenas de bóvedas abiertas que encuentra, se alimenta de lo que encuentra en la calle o de lo que las personas le brindan. Deambula con la mirada perdida con sus largas greñas, pantalones flojos y generalmente sin camisa. Se caracteriza por utilizar un pañuelo que cubre la mitad de su rostro en el día, es por ello que lo llaman Rambo. Hay quienes le dicen “El Justiciero”, pero él se autodenomina el “Rey del fútbol”. En el día deambula en las afueras del hospital Verdi Cevallos de Portoviejo y por las noches duerme en el cementerio general. Su nombre verdadero es Nelson Andrade León. Tiene 48 años de edad. Aseguró tener dos hijos y ser el ma-

Aseguran tiene un problema mental. No hace daño a nadie. Foto: Karen Zambrano

yor de siete hermanos. Rambo indicó que vivía en el barrio Fátima con su mamá, y que sus hijos residen en la ciudadela San Gregorio, conocida como La Piñonada.Hace un año fue llevado por personal del Instituto Nacional de la Familia (INFA) al centro de terapia para tratar la enfermedad de esquizofrenia, pero se escapó a la semana. En ese lapso de tiempo se le dio una cédula de identidad que aún la lleva consigo en uno de sus bolsillos. Sentado en una de las bancas del hospital de Portoviejo, con un libro de matemáticas y varios recortes de periódicos bajo su brazo, “Rambo” afirma que es un deportista profesional, que trabaja por la salud de los pobres y que es guardia del cementerio de Portoviejo. - “Yo me dedico a toda clase de deportes, es por eso que me llaman el ‘Rey del fútbol’. De inmediato sacó varios periódicos y mostró con orgullo sus “logros” alcanzados en una competencia internacional, pero en realidad era una fotografía de Rafael Nadal, tenista

profesional. Se queda en el hospital hasta las cuatro de la tarde aproxi madamente y luego se dirige a los alrededores del cementerio hasta que sea las nueve de la noche, hora a la que ingresa a dormir dentro del cementerio. Rambo antes de presentar su problema de esquizofrenia y ser indigente trabajaba como guardia de seguridad en la ciudadela Los Tamarindos. Es por ello que cuida el cementerio por las noches. “Sabe, yo debo cuidar el cementerio para que no se roben a los finaditos”, menciona Rambo. Los moradores del sector donde se encuentra ubicado el cementerio mencionan que Rambo es un buen cuidador, ya que gracias a él no se han robado los huesos de los muertos y no se han metido personas a beber alcohol ni a consumir drogas. -“Cuando alguien malo se mete al cementerio yo lo persigo con un palo hasta que se vaya”, dijo Rambo. Rambo se ha convertido en uno de los personajes más queridos y famosos de la ciudad de Portoviejo.


Diciembre 2011

5

Catzo blanco, tradición andina

.

Por: Jaqueline Ruiz

S

abor indescriptible, ritual andino. En ca como ésta, los jos blancos salen a la

tradición, una époescarabasuperficie.

Los escarabajos blancos, conocidos como “catzos”, viven enterrados la mayor parte del año, pero en los meses de septiembre a diciembre salen a la superficie para aparearse. Es entonces cuando los pueblos serranos en el Ecuador disfrutan de ese inigualable manjar. Al “catzo” blanco se lo conoce desde hace siglos. Según cronistas, los escarabajos eran considerados por nuestros indígenas, incluso antes de la llegada de los incas, como una comida sagrada. Sus alas se utilizaban como láminas de adornos o para aretes de las mujeres, pero también su presencia anunciaba la temporada de siembra y su abundancia o escasez se relacionaba con la producción agrícola del año venidero. Hoy, en la Serranía ecuatoriana el comer “catzos” se mantiene como una tradición. Pero, ¿qué diferencia a los catzos colorados de los blancos apetecidos? Entre el colorado y el blanco físicamente aparte del color, no existen diferencias pues los dos tienen el mismo proceso de conformación, viven y comparten los mismos territorios. Sin embargo, a la hora de elegir, el blanco tiene la preferencia con la particularidad que para acceder al colorado es muy fácil porque sale

Los catzos blancos se recogen en época de lluvia.

En la serranía el catzo se come con maíz tostado. Foto: Jacqueline Ruiz durante la lluvia del día y la noche, siguen por sí solos la luz y fácilmente se meten hasta nuestros patios. Esto no sucede con el blanco.

y otras en que definitivamente hay que lamentarse por la madrugada en vano y confortarse con la esperanza de que el siguiente día será mejor.

Y ¿cómo atraparlos?.....................

En todo caso, si la “cacería” ha sido exitosa, lo que espera es un verdadero banquete: sabor inigualable y gran cantidad de proteínas, tantas como si se tratara de un pedazo de carne.

La condición indispensable para hacerlo es que haya llovido la noche anterior. Luego, que sean entre las 05:15 y 05:20, un potrero con hierba baja y, sobre todo, vencer toda pereza y sueño. Aunque el “catzo” blanco es tan poderoso que a pesar de que el sueño más profundo y placentero para el ser humano es de 4 a 6 am, este insecto hace que familias enteras despierten, se equipen y vayan en medio de la oscuridad a buscarlos. Es entonces cuando la gente en la Serranía se reúne, medio dormida a las 05:00- con botas de caucho, poncho, bufanda y un recipiente en mano, esperando el mínimo sonido que dé señales que el catzo ha salido de la tierra y ha comenzado a volar. Luego corretea lo húmedos potreros durante 15 o 20 minutos tras los escurridizos insectos. Resulta que hay madrugadas en que la gente tiene buena suerte y llena grandes baldes o fundas con esos animales

Como parte de la preparación viene la pelada de los catzos, se saca las alas, las patas y a esperar al menos dos días. En este tiempo, los insectos se remojan en agua con sal y harina para eliminar parásitos y así estén salados y listos para freír. Luego viene la cebolla, manteca y sal al gusto que acompañado de un delicioso tostado es un plato digno de saborear, disfrutar y repetir. En la cosmovisión andina hay una complementariedad entre cereal y leguminosa en cuanto a la alimentación. Como tradición, el catzo es un complemento al cereal – maíz tostado- y siempre será una comida sagrada pues es lo que la lluvia y la Pacha Mama nos proporcionan. Si no ha comido “catzos” blancos aún está a tiempo, pruébelos. Buen proveho.


6

Un iversidad Cent ral del Ecuador

Hnos. Yépez en el Festival del Pasacalle. Foto: Lorena Yépez

Festival del Pasacalle una tradición que perdura con el tiempo Por: Lorena Yépez

L

as celebraciones por Fiestas de Quito, se realizan en toda la ciudad; plazas, parques y calles son los escenarios perfectos en donde se conjuga arte, música y tradición. El Festival del Pasacalle es uno de ellos, ya son 30 años que se lleva a cabo este importante evento que reúne a grandes músicos del país. En Quito los finales del mes de noviembre y todo diciembre están lleno de fiestas, ya que la capital celebra su fundación, la navidad y año nuevo. Es un mes “perdido” para algunos cuyos trabajos dependen del tiempo, y “ganado” para otros quienes lucran en esta temporada. Uno de los eventos importantes que dio inicio a las esperadas fiestas de Quito 2011 fue

el Festival del Pasacalle efectuado el sábado 26 de noviembre, evento que contó con artistas de renombre quienes lograron convocar y llenar todo el Coliseo Rumiñahui, lugar donde fue el encuentro. Y es que el pasacalle está en nuestra sangre, es un ritmo tradicional, alegre que tiene similitud musical con el paso doble de España, sus composiciones dedicadas a enaltecer las ciudades y rincones del país las identifican. Casi todas las ciudades del Ecuador tienen un pasacalle escrito en su nombre. Entre ellos se pueden destacar a: “Riobambeñita; Ambato Tierra de Flores, Guayaquileño, Ambateñita Primorosa, El Chulla Quiteño, Romántico Quito mío, Mi Chola Cuencana, Soy del Carchi, entre otros.

En esta ocasión los artistas invi tados fueron: las Hermanas Na ranjo Vargas, el trío Pambil, los Hermanos. Yépez, Sangre Ecua toriana, Anita Trujillo en representación de Esmeraldas, María Tejada, Eduardo “Chocolate” Morales y su trío, quienes a lo largo de la velada hicieron bailar y cantar al público espectador. Los Hnos. Yépez por ejemplo crearon el ambiente propicio en relación a las fiestas deleitando a su público de principio a fin con música alegre, donde no podía faltar el conocido “Chullita Quiteño”, que recibió muchas ovaciones. Al lugar acudieron jóvenes y adultos, el evento fue gratuito organizado por el Municipio de Quito y tuvo una duración de aproximadamente 4 horas.


Diciembre 2011

7

‘En el fondo el animal me agradecía’

Por: Oscar Flores

Jorge Mosquera, médico veterinario. Foto: Oscar Flores

D

octor en Medicina Veterinaria. 62 años de edad, de los cuales lleva más de veinte como profesional. Es catedrático en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Central del Ecuador. La mayor parte de su experiencia radica en ganado, especialmente bovino. Una de sus más importantes publicaciones es: ‘Principios básicos de mejoramiento genético animal’. Todos los seres vivos necesitamos un respeto a la vida... Igual en los humanos, para vivir en un estado vegetal, es preferible la eutanasia. La eutanasia animal es un tema que se empieza a tratar desde el lado médico y ambientalista con más fuerza en el 2011, desde una visión de protección animal pero también como una solución a los problemas de los animales. Ante ésto, ¿en qué casos es necesaria? Primero, eutanasia etimológicamente significa: “ayudar a bien morir”. Es necesaria cuando no hay un tratamiento adecuado, con eso

se evita gastos y el sufrimiento de los niños que tienen perros o gatos, como animales de compañía. Cuando estos animales presentan tumores, linfomas (bajas defensas en el organismo animal que causan hematomas y una posible leucemia), o inflamaciones de los ganglios por bacterias, virus u hongos. Además está la rabia. En estos casos cuando el pronóstico es desfavorable y no hay cura es necesario la eutanasia. En el Ecuador esta práctica no es un delito y es común en los veterinarios. Pero ¿es también una medida que se mantiene por el atraso tecnológico y medicinal o es el metabolismo animal con respecto a la curación, lo que le lleva al médico a tomar esa decisión? Depende como se considere la enfermedad, cuando el mecanismo ya no puede reaccionar mediante signos clínicos: fiebres, diarrea, con los cuales se hace el diagnóstico. Pero en el caso de un cáncer que es el proceso evolutivo de un estado patológico crónico ya no hay tratamiento: una radioterapia o quimioterapia sería un gasto excesivamente caro. Todos los seres vivos necesitamos un respeto a la vida pero en este caso, es ayudarle a que ni el perro ni el dueño sufran. Igual en los humanos, para vivir en un estado vegetal es preferible la eutanasia. ¿En sus años de experiencia ha jugado un duro papel la presión de los dueños y el rol que llega a cumplir una mascota como miembro de la familia?

Siempre, sobre todo la presión de los que más se encariñan con los animales: los niños, que son tan inteligentes y entienden. En estos casos, se les explica. ¿Cómo? Se les indica que el animal sufre y que pueden adoptar otra mascota. No hay otra manera. Y en su experiencia como veterinario de ganado, ¿hay algún hecho anecdótico vivido? Sí, mi actividad ha sido más con animales grandes que con mascotas. Está el caso de una yegua que se rompió las cuatro patas y además quedó con muchas astillas, parecía imposible su recuperación. Me dolió mucho porque tengo un concepto distinto de la vida pero siento que en el fondo el animal me agradecía. No sólo la yegua sino también el dueño a pesar de haberse encariñado mucho.

Muchas mascotas sufren de graves enfermedades. Foto: Oscar Flores


8

Un iversidad Cent ral del Ecuador

“Es muy importante que las personas que tengan una vida sexual activa, acudan a un centro médico para hacerse la prueba del VIH, cuidar y sobre todo reflexionar sobre su salud; si no tengo VIH, perfecto, mantenerme negativo toda la vida, y si lo tengo acudir inmediatamente a una clínica para que mi vida no se vea en peligro”, recomienda Soria. Fundación Equidad se encuentra ubicada en las calles Baquerizo Moreno E786 y Diego de Almagro (Tercer piso). La Foto: Santiago Jácome

Equidad al servicio de la comunidad GLBTI Por: Santiago Jácome.

F

undación Ecuatoriana Equidad es una organización sin fines de lu-

Equidad, cuenta que “Ecuador tiene una epidemia en términos de VIH/

cro que aparece el 10 de octubre del año 2000. El Ministerio de Inclusión Económica y social (MIES), en ese entonces denominado Ministerio de Bienestar social, a través del acuerdo 1404 aprueba la formación de esta organización.

SIDA concentrada, esto significa que es un grupo de la población el que está más afectado; y en este caso son los hombres que tienen sexo con hombres”

Impulsar la movilización de la comunidad GLBTI (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales), prevención e investigación en VIH / SIDA en hombres gay y bisexuales, así como promover servicios culturales, sociales y promoción de la salud, son los objetivos que se planteó Equidad desde sus inicios, y que hasta ahora los mantiene. Este año, la Fundación ha venido realizando pruebas de VIH/SIDA (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida) totalmente gratuitas y confidenciales para los miembros de la comunidad GLBTI que estén dispuestos a llevar un control sobre su salud. Efraín Soria, Presidente de Fundación

Desde algunos años atrás la fundación tiene un espacio abierto para cuidar la salud sexual de hombres gay y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH), esto implica tener acceso a pruebas de VIH, servicios médicos y psicológicos.

organización hace grandes aportes a la comunidad GLBTI, su función es ayudar a las personas que de una u otra manera se han sentido discriminadas por una sociedad que no acepta lo diferente y que teme lo que no comprende. Para el próximo año la Fundación seguirá con su campaña gratuita de pruebas de VIH e ITS (Infecciones de Transmisión Sexual), así como también con sus varios talleres que buscan informar a la comunidad sobre sus derechos, ya que “ser gay o lesbiana no es solamente tener sexo con personas del mismo sexo, sino es ser ciudadano y ejercer esos derechos”.

La campaña emprendida por Equidad ha obtenido gran acogida por parte de la comunidad GLBTI, ya que han sido muy conscientes sobre el cuidado de su bienestar sexual. Antes y después del examen se brinda un servicio de consejeria , con el cual se busca orientar a la persona para que en caso de ser negativo, este se mantenga asi, y de ser positivo, adopte un estilo de vida que incluya una buena alimentación y algo de actividad física.

Efraín Soria, Presidente de Fundación Ecuatoriana Equidad.


Diciembre 2011

9

Miguel camina por las calles de su infancia

Por: Jefferson Herrera

L

o veo desde lejos, me voy acercando cada vez más a medida que el bus en el que viajo avanza por la avenida Mariscal Sucre hasta llegar a la intersección con la avenida Alonso de Angulo. Ahí es donde todas las tardes a partir de las 14:00 Miguel Arcos, de 10 años de edad, trabaja como malabarista y como vendedor de limpiones para vidrios. Lleva un traje negro ceñido al cuerpo, en ese momento está jugando con tres pelotas, tengo que esperar que el semáforo de la esquina en la que lo hallo se pinte de verde para que me atienda y podamos conversar, tal como me lo había prometido el día anterior. Una vez que logra verme se me acerca con una leve sonrisa, se nota su cansancio, quién sabe si ya almorzó, yo no me atrevo a preguntárselo. Su piel quemada por los fuertes rayos del sol vespertino, muchos más peligroso y dañino que el matutino, se arruga un poco cuando me dice: “Vecino buenas tardes”. Sus labios lucen resecos, es obvio que está un poco deshidratado. Me extiende su pequeña mano, las uñas largas y sucias no tienen miedo de saludar. La nariz llena de chicas gotas de sudor se asemeja al rocío de la mañana, me recuerda la inocencia y frescura de todo niño. “Vamos a la sombra porque el sol ahorita está feo”, me arguye. Bajo el amparo de la sombra de un árbol me comenta que esta jornada le tocó hacer malabares con las pelotas de espuma. Vender limpiones es más

“fresco” y no tan cansado como estar cuatro horas seguidas moviendo brazos y cabeza. “Al principio era bien feo porque no estaba acostumbrado a hacer esto. Todos los días amanecía con dolores de cuello, mi mamá me daba masajes y me hacía compresas de agua caliente, pero no me pasaba. Luego uno ya se va haciendo al dolor”, acota mientras ve los carros pasar. Me sorprende que a su corta edad ya esté acostumbrado al dolor, siento una extraña sensación recorrer mi cabeza, tal vez porque en mi memoria aparece mi sobrina que tiene la misma edad que Miguel e imaginármela así me aterra.

Miles de niños trabajan en las calles

‘Miguelo’, como he oído que su madre lo llama, es el segundo de cuatro hermanos. Él, su hermano mayor y su madre se encargan de todos los gastos que hay que realizar. Su padre viajó a España hace ya mucho tiempo, no han vuelto a saber de él. Hace un año que aprendió las piruetas que hoy sabe, explica que unos amigos del barrio de su primo le propusieron trabajar en las calles como malabarista. Sin embargo, no se decidió hasta que su mamá le indicó con lágrimas en los ojos que el siguiente año no lo podría en la escuela. “Eso ya no me gustó porque todos mis amigos van a la escuela, hacen los deberes y juegan”. Con lo que recibe en las calles le alcanza para sus estudios y de vez en cuando algo para su madre o “cosas extras” de sus hermanas menores, ropa o uno que otro juguete. Yo me pregunto si los juguetes son cosas extras en la vida de un niño. Sé que la respuesta es no, mas no le discuto. Sus compañeros le hacen señas para que regrese. Me atrevo, al fin, a preguntarle si ya almorzó, me cuenta que sí. El sol sigue intenso, el asfalto parece derretirse ante él. Yo lo miro un rato más, saber que comió me tranquiliza un poco. Pero el hecho de verlo ahí, pequeño e inocente en medio de las vías me desconcierta aún. Y me desconcierta más admirar el brillo de sus ojos marrones, un brillo que espera algo mejor que una niñez vivida en las calles de la bulliciosa ciudad.


10

Un iversidad Cent ral del Ecuador

Realidad impalpable de un corazón antiguo y cálido Por: Paúl Sánchez

Placer Alto, uno de los barrios más populosos de Quito

M

añana fría, como ninguna en los anteriores días, debido al clima tan diverso que posee la capital; camino lentamente por una empinada calle pensando en toda la historia que se esconde detrás de estas veredas de uno de los barrios más antiguos de la ciudad. Mientras pido un aventón al carro de la policía comunitaria, voy imaginando qué tipo de preguntas puedo formular a la máxima autoridad del lugar. Llego a su hogar nervioso, asustado y poco ubicado; y me topo con una realidad totalmente diferente a la que esperaba hallar ahí. Timbro ala puerta de ese humilde hogar cuando un hombre mayor de aspecto amable y triste(a la vez)me abre la puerta siendo el nexo primordial para lo que nunca imaginaba. Es ahí que mientras descubrimos que por quien fuimos no se encontraba, que me parece muy atractivo lo que sin necesidad de decírselo nos comienza a contar. Entre lagrimas, risas y un poco de recelo, nos comenta de su vida y sale a colación su madre; una viejecita de 98 años de edad que vive y cuida aún de él. Marìa Calderón Va-

Cald llejo es su nombre, oriunda de Riobamba, habita por más de sesenta años en el sector del Placer Alto; convirtiéndole esto en la persona más antigua de dicho sector. Ama de casa, madre abnegada, pero ante todo lo demás, velasquista radical; nos comenta, con bastante dificultad, el cómo preparaba el engrudo con harina para las campañas del cinco veces presidente de la república. Lúcida, a pesar de su edad, muestra con una sonrisa en sus labios la felicidad que embarga su corazón al hablar de su héroe; quien la formó en lo social, le enseño a luchar tanto por lo justo como por sus sueños y lo que es más, amar a sus hijos ante todo. Brotan lágrimas de sus ojos mientras comenta la muerte de su “señor presidente”, recordando to-

das las peripecias que tuvo que pasar para por lo menos, tener el consuelo, de tocar su ataúd antes de ser enterrado en el cementerio de San Diego. María recuerda con tanto agrado al presidente Velasco que hasta lo nombra “Mi viejito”, recalcando que él murió de amor y eso lo hizo más sensible ante todos sus fieles seguidores. Camina suavemente y atraviesa todos los obstáculos que se le presentan a su paso, llega a la puerta de su cocina, ingresa en la misma y mientras da un respiro para recobrar el aliento; su hijo nos ofrece y alivia el hambre de la mañana con una dulce, jugosa y fresca manzana. Me despido de ella mientras no percibo en su totalidad la realidad palpada en ese momento y la información brindada. María Teresa reposa en su endeble, pero habitual, silla de descanso y desde allí con su mano, afectada por la vejez y la artritis, nos despide muy cariñosamente. Muestra incertidumbre de lo sucedido, del porqué de la visita y, más que todo, del extraño que irrumpió en su hogar esa mañana; pero que se lleva el mejor recuerdo de ella y el mayor conocimiento posible que no se encuentra en los libros, sino en la vivencia de personas como esta viejecita de corazón abierto y cálido.


Diciembre 2011

11

Pensamientos que.... perduran impresos Por: María Belén Verdesoto

Y

o no soy un hombre, soy dinamita” dijo Friedich Nietzsche, filósofo de cincuenta y cinco años de edad, quien ha sido la inspiración de grandes pensadores, teólogos y escritores del siglo XX y XXI. Sobre la cama de almohadones azules. Un hombre de aspecto fruncido. Con los hombros tensos y una predominante sensibilidad estética en sus ojos. A la derecha el crepúsculo matutino de verano que levanta las cortinas y los ambientes ruidosos de este rincón de la casa. Y las rampas de la izquierda protegen bajo su sombra violeta, algunas huellas del húmedo recuerdo. Sus ojos se cierran para no ver tras el cristal a la humanidad idiotizada.

perspectiva humana escribe usted la Zaratustra? (Con la mirada desorbitada responde) Ese libro, dotado de una voz que atraviesa milenios, no es sólo el libro más elevado que existe. Es el autentico libro del aire de alturas. Es también el libro más profundo, nacido de la riqueza más íntima de la verdad. Un pozo inagotable al que ningún cubo desciende sin subir lleno de oro y de bondad. Según Andrés Quintero, otro de sus lectores, comenta que la arrogancia le pesa. Tanto que ha creado la Zaratustra como el antagónico de la Biblia.

Muchos de sus escritos han sido controversiales a lo largo del tiempo. Unos están en contra, otros a favor, sin embargo en sí mismos se crean antagonismos. ¿Para quién va dirigido su pensamiento? Quien sabe respirar el aire de mis escritos sabe que es un aire de alturas, un aire fuerte (se vuelve a sentar). Es preciso estar hecho para este aire, de lo contrario se corre el no pequeño peligro de resfriarse con él. Un sacerdote predica la religión que ha aprendido en la Iglesia cristiana, en un mundo cristiano. Aunque lo haga de corazón, está haciendo un mal porque difunde hechos no comprobados. Pero el hombre vive en un contexto supremamente religioso. ¿Debería ese sacerdote enseñar la realidad?

Daniel Roche, uno de sus lectores y críticos, comenta que para que usted desarrolle su filosofía, tenía que convertirla en doctrina. ¿Para hacerlo, crearía una especie de nuevos dioses o ídolos? Yo no establezco ídolos nuevos. Derri bar ídolos (ídolos es mi palabra para decir ideales, comenta) eso si forma ya parte de mi oficio. Ya que a la realidad se le ha despojado de su valor, y de su veracidad en al medida en que se ha fingido mentirosamente un mundo ideal. Según usted en su libro Ecce homo, la exigencia y la dureza consigo mismo es la limpieza que se tiene para toda conquista y progreso. ¿Qué significaría el error para usted? El error es creer en el ideal. No es ceguera, el error es cobardía (sonríe). Yo no refuto los ideales, ante ellos me pongo los guantes. Nos lanzamos hacia lo prohibido (vuelve a sonreír) Bajo ese signo vencerá un día mi filosofía, pues hasta ahora lo único que se ha prohibido, por principio, ha sido la verdad. Usted ha publicado que entre sus escritos, Zaratustra ocupa un lugar aparte. Que es el regalo más grande que ha recibido la humanidad. ¿Desde qué

Foto Internet Nietzsche

La culpa del sacerdote al no hacerlo equivale a una culpa entendida como responsabilidad moral. El punto es que, la divulgación de la religión equivale a una deuda material con la humanidad.

¿Se puede leer Zaratustra desde ese matiz bíblico? Al contrario (se incorpora, se levanta de la cama y empieza a caminar en círculo) Zaratustra, entra en diálogo, según los va conduciendo por el camino a la gente. Todos admiten que han vivido dentro de una religión y una creencia que no los conduce a nada. La religión es una farsa. El Estado es un monstruo que miente con frialdad al pueblo. De lo cual se llega a que la moral es la hipocresía de la gente. La verdad cada vez se ha alejado de la realidad constituyéndose en una gran farsa. La vida en total resulta una total equivocación.

Zaratustra es una figura simbólica que usted desarrolla en un contexto parecido al de la actualidad. La ceguera cotidiana del hombre. ¿Cuál es el aporte más grande que le hace a la humanidad desde ese libro? El hombre es algo que debe ser superado, ya que es un puente, no un fin. Con un poco de afán Nietzsche rompe el diálogo. Entre la sombra de su cortina se pierde en la niebla tibia, y aún en su ausencia, perdura suspendido en el tiempo. Bibliografía: ECCE HOMO


“COLORES Y TEXTURAS”

La obra plástica del maestro Miguel Betancourt se mueve entre acuarelas, colores fulgurantes, múltiples texturas y la magnificencia de sus trazos. Ventanas traslúcidas, árboles, arquitecturas, personas y postales son los elementos artísticos, que se conjugan en el trabajo de los últimos 25 años. Betancourt recrea mundos, realidades, devuelve vida a objetos eximidos de ella. Cáñamos, periódicos, madera, azulejos… vívidos y vivificantes. Sus argumentos hallan en el soporte el tono justo y la proporción adecuada. Este maestro expresa en sus lienzos su ser andino: alegorías, paisajes, vegetación, atmósferas, ambientes, símbolos derivados de un presente y de un pasado que se encuentran en esas telas a las que no es extraño el barroco propio de nuestras culturas. “Colores y texturas” se exhibió hasta finales de noviembre en las salas Miguel de Santiago, Eduardo Kingman y Oswaldo Guayasamín de la Casa de la Cultura ecuatoriana. Jaqueline Ruiz

DIFUSIÓN DEL ARTE Y LA CULTURA “Sin danza y sin música un pueblo muerto está” El amplio mundo del arte y la cultura ha sido y es uno de los sectores más despreciados de la sociedad, esto debido a una concepción que se maneja en torno a que las diversas disciplinas artísticas no son carreras que “den de comer”. Se olvida así el papel fundamental que cumplen tanto el arte como la cultura en la dinámica de los seres humanos. Dentro de este marco, el rol que un comunicador debe cumplir es menester para la conservacion y difusión del arte. Debe tener claros conceptos básicos relacionados a este vasto ámbito. Además, tendrá que manejar su actividad de comunicador y difusor cultural a la par con categorías enfocadas a la educación y de cómo ésta se concatena con el heterogéneo campo del arte y la cultura.

Nuevos y más artículos:

Jefferson Herrera

REALIDAD VIRTUAL Y VIDA REAL

Los videojuegos en la actualidad son muy comunes. La mayoría de niños, niñas, jóvenes y adultos son muy hábiles para jugarlo. No importa en realidad de que se trate la trama ya que pueden tratar de una historia de misterio, un partido de futbol o puede contar la historia de un soldado americano enviado a Irak, en fin existe un sin número de historias que pueden contarse a través de los videojuegos.

videojuegos: desde el atari hasta el Xbox 360. En su casa, la cual comparte con su esposa, existe una decoración extrema: muñecos, revistas, discos, camisetas adornan el dormitorio, sala, cocina y hasta el baño. Gabriel se declara un adicto a la realidad virtual, aludiendo que este es el único mundo donde se relaja. Confiesa en una ocasión haber jugado 12 horas seguidas, sin descanso alguno.

Una de las diferencias que existe entre juego y videojuego es que en el primero cada individuo tiene la capacidad de ocupar un espacio físico determinado, mientras que el segundo te transporta a un mundo imaginario donde reina la estética y la fantasía. Uno de los discursos por los cuales los videojuegos han producido una aceptación a nivel mundial es el de la insistencia en la simulación tanto de la vida como de sus aspectos inherentes como: lo social, cultural y político. Como por ejemplo es el caso del videojuego “Sims City”, el cual tiene por finalidad la construcción de una ciudad completa. Este juego nos demuestra cómo esta tecnología sobre pasa los límites entre ganar o perder. Gabriel Carrera tiene 26 años y ha pasado la mitad de ella en

En los videojuegos lo que impera es el simulacro llevado a un extremo: el hiperrealismo. Tales entornos son cautivantes, fantásticos, fantasmagóricos que muestran una complejidad social como una vida simulada donde los jugadores, como Gabriel, se siente en la capacidad de penetrar el ciberespacio y encarnar las figuras inscritas en ellas. Los videojuegos al ser producto de la industria del ocio y no de la ciencia sirven al jugador para especular, para hacer hipótesis de una realidad del mundo no producen teoría sino acercamiento a determinadas situaciones alejándolo de la realidad. Jennifer Carrera

www.alterfacso.blogspot.com


Mass Comunicación