Page 1

#42

EDICIÓN ESPECIAL

CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y DOCENCIA

In memoriam

A

l finalizar el año pasado perdimos a una amiga y compañera que por quince años enriqueció la existencia de muchas y muchos de nosotros en la institución. Llevamos luto en nuestros corazones porque esa persona que valoramos tanto ya no nos acompaña físicamente. Cuando se han compartido grandes emociones y sueños y en nuestra mente no aparecía la palabra “adios”, tuvimos que pronunciarla para despedir a nuestra querida Oly.

50 ]

cid

● abril 2009

LA PALABRA Y SU CONTEXTO


IN MEMORIAM

◄► Martha Olivia Cano Medrano, cuya esencia nos acompañará siempre, amaba la vida, su trabajo y su familia; consideraba la amistad como una sabia inversión porque creía firmemente que los tesoros de la vida son las personas cuando están juntas, por ello, nunca lastimaba la confianza de un amigo o amiga que le había brindado su familia y su casa. Hablar era fácil para ella, callar requería de su prudencia y dominio, pero hablar oportunamente era su gran acierto; cuando expresaba su calidez se convertía en un imán que atraía y contagiaba porque sembraba la concordia en un mundo por lo general duro. A la docencia, profunda vocación que la acompañó desde pequeña y que ejerció con gran orgullo, profesionalismo y dedicación, primero como educadora en preescolar y posteriormente como catedrática en el nivel superior, se le agrega una segunda gran pasión: la investigación educativa. Para Oly el campo de la investigación educativa tuvo un carácter revelador, fue un descubrimiento que le permitió enfrentar nuevos retos y la exploración de caminos que la llevaron no solo a la construcción de conocimientos sino al conocimiento de sí misma y de sus potencialidades como ser humana. Esta unión entre docencia e investigación avivó el fuego creador, le dio las herramientas para canalizar la inquietud y el entusiasmo, que fueron siempre su sello característico, hacia la búsqueda constante e inacabada por dar lo mejor de sí misma en beneficio de sus alumnos y alumnas, de sus compañeros y compañeras y de la educación. Para concluir, se cita un fragmento de la promesa que hizo y que cumplió a lo largo de su vida profesional, escrita un 21 de abril, Día de la Educadora, después de iniciar su práctica docente en preescolar: Velaré con entusiasmo creador, para que las potencias del ser del individuo afloren para producir simiente de grandeza… Oly, 1989.

cid

● abril 2009 [ 51


#42

EDICIÓN ESPECIAL

◄►

IN MEMORIAM

Un desempeño profesional eficiente se nutre también de algo que es fundamental y que parece habérsenos olvidado : ética, moral y mística, traducidas a una concepción filosófica trascendente hacia el reconocimiento de nuestro valor personal y el reconocimiento del valor del otro, de los otros, de todos los demás. Quien desempeña su labor, por modesta que sea, guiado por esta riqueza espiritual hará camino al andar. Buscará superarse permanente y concienzudamente para mejorar su trabajo y no solamente porque en cada credencial que conquiste vea el signo de pesos. Exigirá que la paguen bien su trabajo, desechará la idea de los apostolados y sin claudicaciones defenderá su materia de trabajo, valorándola en su justa dimensión y siendo incansable en su lucha por hacerla respetable y respetada”. Manuel Martínez Martínez (†)

52 ]

cid

● abril 2009

/Pag50-52x  

http://www.cid.edu.mx/images/pdfmaster/PDFweb/Pag50-52x.pdf

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you