Page 1

JULIO -SEPTIEMBRE 2017

Solidaridad PENSAR EN EL OTRO

HEMISFERIO IZQUIERDO

Todos somos matemáticos

TECNOLOGÍA

El blog no está muerto

ORÍGENES

Forjado a hielo y fuego


¡YO NO SÉ CÓMO PUEDE HABER GENTE TAN INCAPAZ DE AYUDAR A LOS DEMÁS!

V iñetas

Hugo Primucci

Y, SI USTED LO DICE...

AR OTROS A LLEV A S O N U E S AYÚDEN CUMPLIRÁN Í S A Y , S A G R SUS CA ISTO. GÁL. 6:2 LA LEY DE CR

El undécimo mandamiento Dwight K. Nelson [10037]

El amor como nunca lo vimos. Uno que transforma, perdona y restaura. Pídalos al Servicio Educacional Hogar y Salud más cercano a su domicilio o a su coordinador de Publicaciones. ventas@aces.com.ar | Síguenos en:


Spo rtearia ml Ed ito

Pablo Ale | Director de Conexión 2.0

La maestra que dio vida

H

CUANDO

“LLEVADERA ES LA LABOR O). MUCHOS COMPARTEN LA FATIGA” (HOMER

ay historias que conmueven. La de Irene es una de ellas. En noviembre de 2004, Irene Romero estaba dando clases en la escuela de Paraje Zapallo, a 130 kilómetros al sur de la capital de la provincia de Corrientes, República Argentina. Repentinamente, se desplomó frente a sus alumnos. Llamaron a una ambulancia, pero pocas horas después sus seis hermanos y su madre recibían en el Hospital Escuela la peor noticia: “Tiene muerte cerebral”. Y entonces, su mamá supo que había llegado la hora de formular un anuncio: Irene era donante de órganos. Los beneficiados por esta dura decisión fueron Delicia Escobar, de 54 años, y Jorge Florentín, de 43. Ellos llevan en su cuerpo los riñones de Irene. Al ser solidaria y al pensar en los demás, Irene murió, pero dio vida. Hoy, su familia y la de los donantes se contactaron y se mantienen unidas por aquel acto de amor. Irene vivió solo 44 años, pero su conmovedor acto solidario de amor aseguró la vida de otras personas. La entrega sin límites de sus órganos hizo posible la supervivencia de aquellos que, supuestamente, estaban condenados por la enfermedad.

Jesús vivió solamente 33 años, pero su maravilloso acto de amor aseguró la vida de todo el planeta. La entrega completa de su ser en la Cruz hizo posible la salvación de aquellos que estaban condenados con seguridad por el pecado. Cuando el ángel dio la noticia del nacimiento de Juan el Bautista a Zacarías, este no lo creyó. Le parecía demasiado bueno para ser verdad. Pero era cierto. Él y su esposa, Elisabet, tendrían un hijo, cuya misión en la vida sería preparar el camino y dar la buena noticia de la llegada del Mesías. Seis meses más tarde, el ángel Gabriel le comunicó a la bienaventurada virgen María que sería la madre de Jesús. María y Elizabet tuvieron concepciones milagrosas porque Dios tenía un propósito especial para ellas y para sus hijos. No obstante, la vida de ambos hijos se vería truncada. La de uno, porque moriría como mártir en prisión. La del otro, porque acabaría su vida pendiendo de una cruz entre dos malhechores. Dos nacimientos, dos vidas, dos niños. Y dos historias de dádivas y de entrega. Dios se complace en DAR. No había nada más infinitamente valioso en el cielo

que el Hijo divino. Y el Dios eterno lo envió a la Tierra para morir. Pero su muerte dio vida. Su sangre nos libra del pecado y la culpa. Gracias a su victoria y a su resurrección, podemos acceder a la vida eterna. Jesús ilustró esto con una metáfora agraria: “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto” (Juan 12:24). Somos salvos por solidaridad, por donación, por amor. Jesús es el gran Dador. Su muerte nos dio la vida. Y esa donación tiene como fundamento y base el amor. Es algo casi incomprensible con palabras. Dios se complace en dar. Su amor no es una mera y fría teoría. Su amor es real, práctico, palpable y eficiente. Su amor se traduce en dádivas. El versículo más repetido y, tal vez, más conocido de la Biblia así lo afirma: “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado...” (Juan 3:16). Hay historias que conmueven. La de Jesús es una de ellas.

3


Playlist

1

¿Para qué estás aquí?

Sentido de vivir Quizá mi corazón esté dolido; Letra y música: Compaz Compuesto (Romina Gómez y Luis Viveros). Quizá no tenga ganas de pelear. Quizás esta batalla esté perdida, Quizá no tenga fuerza ni valor para enfrentar Aquellas cosas que me impone esta vida. Se vuelve imposible desatar el nudo que en mi mente hay. Hace cuánto estoy parada en esta Tierra, sin saber de dónde vengo, a dónde voy y para qué. A nada le encuentro sentido, solo vivo por vivir. Quiero entender cómo termina esta cuestión. ¿Quién le da sentido a mi existencia? ¿Puede darme alguien una explicación? Que en mi condición de indiferencia, no encontré la solución.

2

CORO

Quiero aprender a vivir con un sentido en mi mente. Sabiendo por qué nací y por qué existe la gente. Solo sé que si la Tierra gira todavía, Y el aire aun esta para aquel que lo respire, Y si hoy el corazón sigue aún marcando el tiempo, Debe haber una intención.

4

Hoy cambió mi rumbo en un instante, Cuando al caminar te conocí. Me explicó la ciencia tan sencilla de vivir, Le dio sentido a la razón de mi existir. Y en unas pocas palabritas resumió toda la explicación. Deja de dar vueltas, porque Dios es la respuesta a tu Cuestión. Quizá tu corazón esté dolido; quizá no tengas ganas de pelear. Quizás hoy tu batalla esté perdida, y ya no ves ninguna solución. Solo tengo unas palabras para hablarte al corazón: Dios es La respuesta a tu cuestión. Puedes ver el video aquí: https://www.youtube.com/watch?v=MFBbBTdQgcA


n.

ar. u-

En este número.. es

11

Sport Team

AMO APREND E RT O P EL DEtbol.

14 E S SOBR

24 Orígen Noticias de Dio s CAMBIO D

¿Cómo está tu

E LOOK

imagen person al?

HIELO Y FORJADO A FUEGO la apasionante historia

Desde Islandia, allajökull. lcán Eyjafj de Birgir y el vo

LA MAESTRA QUE DIO VIDA

Una historia que conmueve.

La

4 Playlist

¿PARA QUÉ ESTÁS AQUÍ? “Sentido de vivir”.

6

Nota de tapa

SOLIDARIDAD: PENSAR EN EL OTRO

Reflexiones necesarias en un mundo egoísta.

12 Semillas al viento

EN LAS MANOS TE LLEVARÁN

Un milagro en Alemania.

Conexión 2.0 Año 12 - Nº 44 Julio-Septiembre de 2017 Director: Pablo Ale. Diseño: Ivonne Leichner / Giannina Osorio Ilustración: Hugo Primucci, Shutterstock. Pruebas: Jael Jerez / Pablo M. Claverie.

Globósfera

DE TODO U N POCO, Y ALGO MÁS ...

y además..

Hoy: Fú

2 Viñetas 3 Editorial

28

13 Pictorias

20 Aire fresco

16 Hemisferio izquierdo

22 Aire fresco - 2

LOS FALSOS AMIGOS

¡Cuídate de ellos!

TODOS SOMOS MATEMÁTICOS

Tú también, y usas las matemáticas más de lo que crees.

17 Súperhéroes 18 Tecnología

LA MAQUINARIA DE LA FE

EL CÓDIGO DE LA FELICIDAD

23 En primera persona

EL VERSÍCULO QUE CAMBIÓ MI PERSPECTIVA

JOHN GUZMÁN

EL BLOG NO ESTÁ MUERTO

La moraleja del librito.

19 Turismo aventura

DIVERSIDAD TOTAL A LOS PIES DEL TUNGURAHUA

El Ecuador y su bellísimo paisaje natural.

Gerente general: Gabriel Cesano. Gerente financiero: Marcelo Nestares. Director editorial: Marcos G. Blanco. Gerente de Tecnología y Procesos: Sixto Minetto. Gerente de Producción: Julio Ciuffardi. Gerente de Logística: Leroy Jourdán. Gerente de Educación: Isaac Goncalvez. Gerente comercial: Benjamín Contreras.

Lee la Biblia. Te puede pasar a ti también.

26 Charlemos de noviazgo LA PERSPECTIVA CORRECTA

Una relación de éxito se basa en ella.

30 Actor principal

RODRIGO DÍAZ DE VIVAR

El caballero de la Edad Media.

EN TALLERES PROPIOS DE GRAL. JOSÉ DE SAN MARTÍN 4555, B1604CDG FLORIDA OESTE, BUENOS AIRES, REP. ARGENTINA. DOMICILIO LEGAL: URIARTE 2429, C1425FNI CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES. REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5339348 Suc. Florida (B) y Central (B) IMPRESO EN LA ARGENTINA

Prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación (texto, imágenes y diseño), su manipulación informática y transmisión ya sea electrónica, mecánica, por fotocopia u otros medios, sin permiso previo del editor. CONEXIÓN 2.0 ES UNA PUBLICACIÓN DEL DEPARTAMENTO DEL MINISTERIO JOVEN DE LA DIVISIÓN SUDAMERICANA DE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA. EDITADA E IMPRESA TRIMESTRALMENTE PARA LA DIVISIÓN SUDAMERICANA POR SU PROPIETARIA, LA ASOCIACIÓN CASA EDITORA SUDAMERICANA,

CORREO ARGENTINO FRANQUEO A PAGAR CUENTA Nº 10272 Correo electrónico: revistaconexion20@aces.com.ar http://conexion20.editorialaces.com -108998 -

5


Nota de tapa le Pablo A

Solidaridad:

pensar en el otro O VALE ONISTA, EN QUE UN ED H Y TA ÍS O EG O D EN UN MUN POR LO QUE TIENE, Y TRATA DE BUSCAR SUS PROPIOS INTERESES Y SACAR VENTAJA DE TODAS LAS

SITUACIONES, BIEN VALE VOLVER NUESTRA MIRADA HACIA EL OTRO, OBSERVAR SUS NE CESIDADES Y BRINDARLE

NUESTRA MANO SOLIDARIA.

L

a historia podría haberse desarrollado en cualquier capital latinoamericana. Un hombre fue asaltado violetamente, y dejado tirado en medio de la calle, casi muerto. Con el paso del tiempo, sus heridas dolían más, y su pena aumentaba. Además de ser despo-

6

jado de sus bienes materiales, su vida corría peligro. ¿Te has visto involucrado alguna vez en una situación similar? Imagina que sí. Es de noche, y el lugar donde yace el desafortunado ser asaltado es peligroso y poco transitado. ¿Detendrías tu marcha para

ayudarlo? ¿Frenarías tu auto, y te bajarías de él para socorrerlo? “Si lo hago”, piensas instantáneamente, “quedo a merced de otros asaltantes, que seguramente están en combinación con el supuesto ‘malherido’ ”. Y puede ser cierto. Es una treta tan antigua como el mundo. Se


LA BIBLIA

ha usado y, lamentablemente, se seguirá usando. ¿Qué hacer, entonces? ¿Hasta qué punto debo arriesgar mi seguridad en pos del otro? ¿Dónde está el límite que marca la línea entre ayudar o no al prójimo? PASAR DE LARGO

Este no es un debate nuevo. Lo planteó Jesús en la parábola, a partir de un hecho real, del Buen Samaritano, registrada en Lucas 10:25 al 37. Un hombre, extranjero, que se dirigía a Jericó, cayó en manos de ladrones y quedó tendido, medio muerto. Por ese camino pasó un sacerdote. Esta persona no era cualquier persona; era alguien que se dedicaba a ministrar en las cosas de Dios, a formar parte del plan de intercesión por los pecados del pueblo. Es decir, era una persona amable, bondadosa, altruista, sumamente preocupada por el bienestar del otro... Sin embargo, el relato bíblico menciona que pasó de largo. Luego, se hizo presente en la escena un levita. Como el sacerdote, él también estaba relacionado con los servicios del Templo. No era una persona fría o distante. Al contrario, era alguien que trabajaba en favor de la salvación de las personas. Pero él también pasó de largo... Finalmente, la historia relata que en ese camino apareció un personaje despreciado y discriminado por los judíos. Razones históricas y religiosas volvían a los samaritanos personas “non gratas”. Y fue él, justamente él, quien se detuvo para ayudar y curar al

herido. Y no solo eso; fue más allá: lo llevó a una posada y cuidó de él toda la noche. Al día siguiente, dejó dinero al dueño del lugar, para los gastos extra que surgieran. ¿Cuántos de nosotros haríamos eso por un desconocido? Qué rápidos somos para alejarnos de los demás, para juzgarlos, para evitarlos, para esquivarlos, para pasar de largo... Con el paso del tiempo, esto se ha convertido en lo común, en lo habitual, en algo de todos los días. El edificio de excusas que construimos, racionalizando, para no ayudar, puede ser tan alto como el Empire State. ESA PALABRA OLVIDADA

La solidaridad es la adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros. Sin embargo, el concepto abarca mucho más: es la acción dadivosa o bienintencionada que implica un compromiso con aquel a quien se intenta ayudar. Incluso hasta etimológicamente, la palabra conlleva este significado. “Solidaridad” viene del latín solidus, que significa algo sólido, firme, compacto, y que implica ser parte de una causa común, de todos. Otras palabras relacionadas con esta son “soldado”, “consolidar”, “sólido”. Así, la verdadera solidaridad es ayudar a alguien sin recibir nada a cambio, y sin que nadie se entere. Ser solidario es, en su esencia, ser desinteresado y brindar socorro a alguien que esté pasando por alguna necesidad. ¿Quién realiza acciones desinteresadas en estos tiempos? ¿Quién piensa en el otro antes que en sí mismo? ¿Quién se atrevería a detenerse para ayudar corriendo riesgos, en medio de tanta vorágine y egoísmo? ¿Cómo aprender a ser más solidarios? La Biblia nos brinda algunos consejos. LA ESCUELA DE LA SOLIDARIDAD

y l a s o l id a r

id a d

-SOSTENER LAS MANOS: “Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol” (Éxo. 17:12). -AYUDAR AL QUE MENOS TIENE: “Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra” (Deut. 15:11). -DAR: “Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses” (Mat. 5:42). -LLEVAR LAS CARGAS DE LOS DEMÁS: “Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo” (Gál. 6:2). -INTERESARSE POR LOS DEMÁS: “No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Fil. 2:4).

En el siglo I, luego de la ascensión de Jesús al cielo, los cristianos vivieron una

7


época de plenitud y de fe. Eran tiempos de predicación del evangelio, de comunión con Dios y de compartir todas las cosas. Si había algo que caracterizaba a los cristianos en ese entonces, era su solidaridad y su preocupación por los demás. Esto dice Hechos 2:44 al 46: “Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón”. ¡Qué cuadro maravilloso el que aquí se describe! ¡Qué lindo sería vivir así! ¿Crees que es posible restaurar esa experiencia? Piensa un poco en lo que estás haciendo, en cómo tratas a los demás, en las veces que ayudas, y en las que dejas de hacer algo que te gusta por realizar algo que sea útil para todos.

¿Pensaste? ¿Verdad que es complicado? Sin duda, nuestra naturaleza egoísta hace que nuestros intereses personales estén por encima de los de los demás, y que pensemos en nosotros mismos de manera mezquina. ¿Qué hacer, entonces? La única respuesta es Jesús. Cuando él cambie tu corazón, el “síndrome del egoísmo” irá desapareciendo, y te convertirás en una persona altruista y solidaria. Después de todo, el cristianismo se trata de eso. Dijo Jesús, en Juan 15:12: “Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado”. Y sus mandatos son habilitaciones. Él nos dará la fuerza para realizarlo, por más que a nosotros nos parezca difícil de, siquiera, imaginar. Cuando Cristo entra en nuestra vida, nuestras perspectivas cambian. Ahora nos alegramos en dar, y no tanto en recibir. Ahora nos ponemos felices sirviendo, y nos sen-

Lectores en acción

última ente: ¿Cuándo fue la ui sig lo en sa en pi , ta ó el momento de Luego de leer esta no por los demás? ¡Lleg do sa re te sin de o alg vez que hiciste ad de reaactuar! ela sobre la posibilid cu es tu de n llá pe mbién, -Consulta con el ca l establecimiento. Ta de ías an rc ce las en itarios cuela, sobre cómo lizar trabajos comun mo curso o como es co , gia te tra es a un r pueden elabora r. ra organizar y dónde ayudar mejo nes de tu iglesia pa ve Jó de or ct re di -Consulta con el entra tu templo, o en barrio donde se encu el en rio ita un m co por los proyectos un impacto d. Pregunta también da ciu la de o gic té algún lugar estra n año en misión”. “Misión Caleb” y “U

8

timos más satisfechos en dar que en recibir. Tal como lo dijo Pablo en sus palabras registradas en Hechos 20:35: “En todo os he enseñado que trabajando de esta manera tenemos que ayudar a los débiles y recordar las palabras del Señor Jesús, como él mismo dijo: ‘Más bienaventurado es dar que recibir’ ”. LA VERDADERA RELIGIÓN

Debemos admitirlo: muchas veces, nuestras creencias son una mera teoría. Y una religión que se basa solo en eso no tiene sentido, ni tampoco influye sobre los demás. Es más, podríamos decir que una religión así no sirve. El apóstol Santiago lo define de manera categórica: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente

p c


oidores, engañándoos a vosotros mismos [...]. Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana. La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo” (Sant. 1:22, 26, 27). ¡Sí! ¡Leíste bien! Si no practicas lo que crees, si no te preocupas por los demás, si solo crees teóricamente pero no haces nada, estás experimentando un cristianismo falso. La verdadera religión es otra cosa. El mismo autor reafirma esta idea en Santiago 2:14 al 17: “Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un

hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma”. Hoy, tú puedes elegir no ser un mero oidor de cosas buenas, para transformarte en un hacedor y practicante de la verdadera religión. Hoy puedes ayudar y dar, y ser, así, un colaborador en el plan divino. Cuenta la historia que durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad de Londres estaba devastada por la guerra. Una fría mañana, un grupo de soldados estadounidenses detuvo su camioneta delan-

1: A C A S O M P E N SA D la O C RE bol en oso ár RIDAD em r A r f D e I n h L o SO itan c ne un is ie t v r y la r ba er tos sola osible us nie , vive p s a i v im n e u e s c ha hijo illan Sra. V ecer, ni sus , a ella se le n la r ina, la s a c o p e ñ l v sas co a A u T henta ela, pa era efucasa. c u u o c s s e e e d d la s an as de puerta Con sus má de e de m . do lleg te agradec omo gesto n ia a c u n c e a , c lla s cu v , e e e s d u e lo r n s ta da. Villa rame es qu a lc c u s d o la vere ue, todas la da. La Sra. un los ala alg rabajo por vere Así q t te reg pias la ecino. n la puerta e y v s m , li e e n v y e s e a n bu u r ncia e escob a vez que te , tú no hac e ida, s n de d ambula llevan, sin v go a ió r a c c a n c b a u a r f iv m e s e is se lv d. Sin r la sat ado, a los médicos gratitu arte, sino po s sobresalt o m cación ó c a d s rt a notifi pero, n u puede ía, te despie za, observa n o c , sobre triste Un d n poco a. Con Villanueva. a tu casa un e asustas u uando ese in c e v T . C ado. de tu res la Sra tarde, llega icias. n abog familia as not rpo de el cue semana más tarse ante u es de buen va no tenía al joven ero arta Una resen lanue su din . para p nido de la c e la Sra. Vil o s d E o t l. a r u ga nte aq cir, tú feder r, el co o te inform to decidió le eda... es de e c e r a en ver al p letrad testam rría su ga, el en su cada día ba día lle e u q s, y que acción directo o y amable sa de la ena n e ic t p á m p p co sim vale la ae la re ario tr é crees que : d E li D o s N r u RESPO o siempre se oria, ¿por q laa? n mpens ue la Sra. Vil ist n o h c ie a e b t r i s r S e q jo o e e o d m m id l l es la encito jarte a es sab del jov otros? ¿Cuá o, si hubies ero para de ra de din pasad ra? ayuda habría an cantidad mejor mane é u Q ¿ r a g n a u n tenía u ado de nueva abrías ayud h a rir? ¿L

te de una panadería, y un oficial compró una bolsa de un riquísimo pan caliente. Al darse vuelta para regresar al vehículo, notó con asombro que un niño de ropas rotas y aspecto sucio lo miraba con tristeza. Sin duda, el menor había pasado frío, y tal vez hacía varios días que no comía. Enseguida, el oficial le regaló la bolsa de pan. Cuando se dio media vuelta para seguir su camino, sintió que alguien le tiraba desde debajo de su abrigo. Era el niño. Cuando se dio vuelta, la suave brisa helada de la ciudad se vio cortada por las palabras que el pequeño pronunció: “Señor, ¿usted es Dios?” Cuando damos, formamos parte del plan divino. Dios es todo amor, misericordia y solidaridad para con nosotros. “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado” (Juan 3:16, énfasis añadido).

C AS SOLID ARIDA O 2: D INT Desd E R E SA DA se mu e que todo s se e dó a u n n t una he er a nuev rm a casa aron de qu e Ge popula osa piscin con un a r de la , se ha gran p rmán escue v dado arq u elto la la. An que person ue y tes, él ne alg no es muy a más sufr apto p uno ara los ía de bullyin más p s kilos de g, dep más opu tos so lar de la es . Lejos esta ortes y tielo y sin cuela, ba de y solía s am cambia pasar er el do aho igos. Pero, lo a s ra. l parec er, tod rao ha RESP ON ¿Cómo DE: puedo do alg darme uie cuen tener n está inter una re esado ta de cuanlación realme o simp de a nte lem guir alg ente está t mistad conm en ratand o que o de c igo yo pue ¿Qué d a darle? onsele d esta s ituació irías tú a G n? ermán , en

9

Conexión 2.0 - 3T 2017  
Conexión 2.0 - 3T 2017  

La revista de los Jóvenes Adventistas de Sudamérica, con artículos sobre actualidad, relaciones sociales, psicología y religión.

Advertisement