Page 8

Dos enfermeras del Hospital Reina Sofía han enseñado a 120 pacientes cómo aplicarse maquillaje terapéutico Aumentar la autoestima del paciente, objetivo de la actividad de Mª Carmen Martín de Aguilera y Mª Pilar Hernández, de la consulta de Enfermería Dermatológica Cerca de 120 pacientes se han beneficiado del maquillaje terapéutico que enseñan desde 2009 dos enfermeras de la consulta de Enfermería Dermatológica del Hospital Reina Sofía de Tudela. Este tipo de maquillaje está indicado para personas que sufren afectación psicológica como consecuencia del deterioro de la integridad cutánea. Son casos en los que la alteración de la imagen corporal y de la autoestima se manifiestan en preocupación por su aspecto físico, miedo al rechazo e incapacidad para relacionarse con los demás. Estas situaciones se dan en patologías como psoriasis, rosácea, lupus sistémico, pioderma gangrenoso, vitíligo, urticarias, esclerodermias y poiquilodermia de Civatte. Más en concreto, las lesiones en las que se aplica el maquillaje corrector son melasma o cloasma; nevusmelanocítico; lentigos; lesiones residuales por quemaduras; traumatismos, etc.; cicatrices postquirúrgicas; y cicatrices de acné. CAMUFLAR LESIONES El objetivo de este tipo de maquillaje es aumentar la autoestima y la seguridad

Tenemos que afinar mucho en la selección de pacientes porque nuestros recursos, sobre todo en tiempo, son muy limitados”. Desde que empezaron a prestar este servicio en 2009 hasta finales de 2014, han enseñado a maquillarse con fines terapéuticos a 118 personas, “mujeres en su gran mayoría. Tan solo hemos tenido a dos hombres: uno con psoriasis en las manos y otro con vitíligo”, recuerdan.

Mª Carmen Martín de Aguilera maquillando a Jan Millastre

del paciente en sí mismo. El primer paso, explican las enfermeras Mª Carmen Martín de Aguilera Moro y Mª Pilar Hernández Orta, consiste en “v a l o r a r l a a f e c t a c i ó n c o r p o r a l y psicológica del paciente. Se estima cuál puede ser el resultado y se le hace la propuesta, a veces de manera conjunta con el dermatólogo”. Tal como matizan ambas enfermeras, su papel consiste en “enseñar al paciente a camuflar sus lesiones. Después él decide cuándo se aplica el maquillaje.

TALLER EN UN MASTER DE DETERIORO DE LA INTEGRIDAD CUTÁNEA

Precisamente, Mª Carmen Martín de Aguilera impartió recientemente un taller en el Máster de Deterioro de la Integridad Cutánea que imparte la Universidad Católica de Valencia. Para llevar a cabo la demostración, la enfermera navarra contó con la participación de Jan Millastre, presidente de la Asociación de Afectados por Quemaduras de Cataluña (Kreamics). La actividad estuvo patrocinada por laboratorios Avène, que también colaboró con la aportación de productos para el taller.

Más de un centenar de personas acudió el 8 de mayo a los actos organizados por la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA) para celebrar el Día de la Matrona. La jornada, celebrada en la librería Katakrak de Pamplona, giró en torno al vínculo afectivo entre el recién nacido con su madre y padre. Además de una conferencia impartida por Ibone Olza, psiquiatra infantil y perinatal, se proyectaron las 121 imágenes participantes en el I Concurso de Fotografía de ANAMA y entregaron los premios a las tres ganadoras.

pulso 82 junio 2015

8

Pulso 82  

Revista del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra (junio 2015)

Pulso 82  

Revista del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra (junio 2015)

Advertisement