Issuu on Google+

20

ESPECIAL

DOMINGO 05 0

EL ESTADIO FINANCIADO CON LA VENTA DE RIFAS

Monumental Una historia

Christiaan Lecarnaqué. Arequipa

El 2 de febrero de 1985, el Papa Juan Pablo II coronó a la virgen de Chapi en un canchón vacío del área de Sociales de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa). Seis años después, en ese mismo sitio, comenzó a cimentarse otro milagro. El estadio más moderno del país, hoy bautizado con el nombre de la patrona mistiana y construido a punta de rifas e ingenio. En la década del noventa, el estadio de la Unsa se convirtió en el mejor del país. Luego lo desplazó el Monumental de la “U”. Y estadios de Cusco, Chiclayo y Piura alcanzaron casi la misma importancia, tras las mejoras ejecutadas en el 2004. Ese año, al Perú se le encargó la organización de la Copa América y renovó toda su infraestructura deportiva. Actualmente el recinto está incompleto. No tiene pista atlética, tampoco tablero electrónico. En los

• Tiene la edad de un adolescente, 16 años. Pero en el estadio de la Unsa se ha vivido en forma intensa. La final de la Sudamericana, la rechifla a Fujimori, conciertos, el terremoto de 2001. El Monumental fue mudo testigo de estos acontecimientos.

tres últimos años, tuvo actividad intermitente. Melgar prefirió jugar sus partidos en el viejo estadio de IV Centenario y el Atlético Universidad, perdió la categoría. Aquí nació el “Sí se puede”. El grito de guerra lanzado por 40 mil hinchas el 19 de diciembre del 2003. En esa fecha, Cienciano se coronó campeón de la Copa Sudamericana. Le ganó 1-0 a River Plate de Argentina. Una noche imborrable para un país, habituado a la humillación en el fútbol. En la antesala, nadie quería perderse el encuentro. Llegaron hinchas de todo el país, sobre todo de Cusco. Desde temprano, las colas congestionaron la avenida Venezuela. Se prolongaron

hasta la Urb. Aurora.

RIFAS E INAUGURACIONES El estadio fue construido con el bolsillo de todos los arequipeños. La inversión alcanzó los siete millones de dólares aproximadamente, recuerda Miguel Ocharán Picchu, uno de los constructores de la obra. Según el rector agustino de ese entonces, Juan Manuel Guillén, 70% del finaciamiento se consiguió con las rifas que vendían estudiantes, docentes y trabajadores. El ex presidente, Alberto Fujimori Fujimori, prometió US$ 2.5 millones para concluirlo. Sin embargo cuando trajo el cheque, el monto se convirtió en S/. 2.5 millones. Guillén se sintió estafado. No recibió el dinero en rebeldía y le dijo: “con su plata o sin su plata el estadio se construirá” En 1997, hubo un ajuste de cuentas. En octubre de ese año, se desarrollaron los Juegos Bolivarianos. Llegó Fujimori para la fecha inaugural, 17

A

de octubre. El ex d una sonora rechifl nunciar ni media pa hicieron dar la vue noticia. Fujimori re quipa por su gobiern de apoyo al estadio y sacar a Guillén del ju se perfilaba como lí El estadio tiene más de 40 mil afic mera etapa se inau horas del 11 de nov Sus padrinos fuero Caridad y San Agu la Unsa. La bendici go del arzobispo em pa, Fernando Varga curcio, amigo pers acompañado de m Romaña Osnayo. A ya fallecidos. Ruiz de Somocu do por la obra, dijo e corazón se sale por l campo para la sob


La_República