Issuu on Google+

Maracaibo, viernes, 23 de abril de 2010  ECONOMÍA  VERSIÓN FINAL  7

Desde el punto de vista del Psicoanálisis, la homosexualidad es una conducta aprendida. Expertos califican de “atrasadas” las afirmaciones del mandatario boliviano. Ángel Armando González (Urbe 2007) agonzalez@versionfinal.com.ve

C

on todo el peso de la razón, la ciencia parece acabar con la particular teoría del presidente de Bolivia, Evo Morales, en la que el consumo de alimentos transgénicos provoca la homosexualidad masculina. A lo largo de los años estudios en diversas áreas han demostrado que la superstición sólo genera más duda y confusión en las personas. Este parece ser el caso del mandatario boliviano. Teóricos y científicos han descartado casi al unísono, la posibilidad de que un ser humano sea inducido a una tendencia sexual en particular por el consumo de aves criadas en granjas. La psicoanalista Carolina Hernández, asegura que los trastornos sexuales de los seres humanos, son inherentes a las experiencias que forman parte de su día a día desde los primeros años de vida. “Pensar que a través de los alimentos se puede alterar el patrón de la conducta sexual de una persona es una idea bastante atrasada”, dijo la especialista. Hernández aclara que también existen casos de patologías sexuales relacionadas con la biología, pero son mínimos en comparación con los conductuales. “Existe un porcentaje mínimo de trastornos sexuales causados por efectos biológicos. El mayor número de casos de dichos trastornos, tienen que ver con la historia de la persona, las experiencias

Los alimentos alterados genéticamente no modifican la conducta humana

La ciencia desmorona la teoría de Evo Morales que haya tenido y el desarrollo del núcleo familiar. De esa combinación de elementos surge la elección de la tendencia sexual de las personas, bien sea heterosexual, homosexual, bisexual o casos inclasificables”, explica Hernández. La psicoanalista agrega que el papel del individuo es fundamental en su definición sexual, aunque es una situación netamente involuntaria. “Es muy importante la decisión del sujeto, y no se trata de que la persona elige ser homosexual o heterosexual, sino que muchas circunstancias de la vida te hacen sentir interesado por un sexo o por otro. Esto va más allá del individuo, no es algo que se elige a voluntad como lo explica (Sigmun)

Freud en sus teorías”. “Existen casos en donde uno de los hermanos es homosexual y el otro heterosexual porque cada uno interpretó sus experiencias y el entorno a su manera, formando parte de un mismo núcleo”, acota la experta. Asimismo, afirma que hoy en día son muchos los casos de personas que acuden a profesionales para aclarar sus dudas, pero ninguno se presenta para tratar temas relacionados con el temor a la homosexualidad por consumo de presuntas sustancias que modifican el comportamiento. “Con ayuda profesional se pueden tratar algunos de estos casos en los que el sujeto sospecha que le atraen personas del mismo sexo,

aunque últimamente lo que más llega a consulta son personas que piden ayuda para afianzar dicha preferencia y buscan orientación sobre cómo pueden llevar sus relaciones interpersonales”, detalla Hernández. Problemas endocrinos Otras teorías explican que factores hormonales son los que podrían causar la homosexualidad, aunque no son los alimentos transgénicos propiamente los que alteran el sistema endocrino humano. Los causas genéticas o neuroendocrinas no son las más frecuente y representan del 1% al 2% de los casos de patologías relacionadas con la homosexualidad. Por ejemplo, uno de los eventos que

se pueden suscitar contempla que la madre reciba tratamiento hormonal durante la gestación y esto altere al feto. Los científicos han estudiado por años el tema de la homosexualidad, aunque aún no hay conclusiones cien por ciento valederas sobre qué factor determina o no la orientación sexual de una persona. Esta ha existido a lo largo de la historia y durante diversos períodos pareció que los estilos de vida homosexuales desaparecieron, pero queda claro que no fue así. En toda época y condición social o psicológica, existieron los homosexuales, mucho antes de la apareciera la tecnología transgénica que critican algunos con algún interés particular.

Varios sectores protestan en Uruguay

P

roductores avícolas y colectivos de homosexuales de Uruguay afirmaron que ninguna persona “que piense un poco” puede creer las palabras del Presidente boliviano. Portavoces de la Sociedad de Avicultores Cabañeros y del colectivo Ovejas Negras, que reúne a homosexuales, lesbianas y transexuales de Uruguay, consideraron que las opiniones del mandatario boliviano “no tienen lógica” y “carecen de toda validez científica”. El portavoz del grupo Ovejas Negras Álvaro Queiruga, manifestó que opiniones de Morales “reflejan la ignorancia que existe sobre los asuntos de la diversidad y las opciones sexuales hasta en los círculos políticos más encumbrados”.

AP

“Lo que sí habría que ver es si los transgénicos no nublan el razonamiento, ya que, de ser así, habría que sospechar que Evo Morales es un gran consumidor de estos alimentos”, apuntó Queiruga. También consideró “para bien de los bolivianos y bolivianas” que las palabras de Morales hayan sido “en broma”, porque si no lo son “su credibilidad como estadista va a caer a un nivel muy bajo”. Para el productor avícola Gregorio Rosas “ninguna comida puede producir homosexuales”, y afirmó que sugerir algo parecido “no tiene fundamento lógico”. “Eso es un mito, que siempre se dijo y con el que nos hemos enfrentado ya en varias ocasiones, y nunca los criadores lo hemos visto como algo serio”, afirmó Rosas. Además de ser causa de la homosexualidad, Morales culpó a los alimentos transgénicos y criados con hormonas de causar el aumento prematuro del busto en las niñas, además de causar la calvicie, que es una enfermedad en Europa “por las cosas que comen”. El Presidente boliviano también atacó a las patatas holandesas, que según dijo llevan “veneno”, y a la Coca Cola, que consideró un producto químico ideal para destapar inodoros.


Diario Versión Final