Page 1

GLOSARIO GENERALIDADES DE HEMOSTASIS Y SISTEMAS MUSCULAR Y OSEO Hemostasia primaria: se inicia a los pocos segundos de producirse la lesión al interaccionar las plaquetas y la pared vascular para detener la salida de sangre en los capilares, arteriolas pequeñas y vénulas. Se produce una vasoconstricción derivando la sangre fuera del área lesionada. Hemostasia secundaria: es en esta fase donde se produce la interacción entre sí de las proteínas plasmáticas o factores que se activan en una serie compleja de reacciones (antes llamada en cascada) que culminarán con la formación del coágulo de fibrina. Fibrinólisis: consiste en la conversión de una proenzima, el plasminógeno, en su forma activa, la plasmina, la cual es capaz de degradar la fi brina y, así, eliminar el coágulo. Esto depende de la acción proteolítica de dos enzimas: activador tisular del plasminógeno (tPA) y activador del plasminógeno tipo urocinasa (uPA). La inhibición de la fibrinólisis se produce a diferentes niveles. Están los inhibidores de los activadores del plasminógeno: el principal inhibidor de la fibrinólisis in vivo es el inhibidor del activador del plasminógeno tipo 1 o PAI1, que se sintetiza en el endotelio vascular y también en el hígado. sistema muscular es el conjunto de los más de 650 músculos del cuerpo, cuya función primordial es generar movimiento, ya sea voluntario o involuntario músculos esqueléticos y viscerales, respectivamente. Algunos de los músculos pueden enhebrarse de ambas formas, por lo que se los suele categorizar como mixtos. El sistema muscular permite que el esqueleto se mueva, mantenga su estabilidad y la forma del cuerpo. Fusiformes: son los músculos alargados en los que la parte central es más ancha que los extremos en donde se encuentran los tendones. Por ejemplo, el bíceps, el tríceps, los cuádriceps. Planos y anchos: son los músculos donde predominan ambas dimensiones, como el músculo frontal y el abdomen.


Cortos: se ubican sobre huesos cortos y generan movimientos potentes, como los de la palma de la mano, las plantas de los pies, la mandíbula, etc. Circulares: son los músculos que tienen forma de anillo, sirven para cerrar conductos y se encuentran en el ano y la vejiga, reciben el nombre de esfínteres. Orbiculares: en forma de ojal, como los de los párpados y los labios. Clases de músculos según la organización de sus fibras Músculos estriados o esqueléticos: son de color rojo y de contracción rápida y voluntaria. Son los músculos más fuertes pero sensibles a la fatiga. Se insertan en los huesos del esqueleto y son los responsables de su movimiento. Músculos lisos: son de color blanco y presentan una contracción lenta, sostenida e involuntaria. Forman las paredes internas de las vísceras y de los vasos sanguíneos. La constricción de las arterias para elevar la presión arterial o los movimientos peristálticos que mueven el alimento a lo largo del tracto digestivo, son ejemplos de movimientos que realizan este tipo de músculos. Músculo cardiaco: se encuentra en el corazón y muestra un patrón estriado similar al del músculo esquelético. Se activa de manera espontánea, iniciando sus propias contracciones, unas 75 veces por minuto, aunque la frecuencia de las mismas puede modificarse por vía nerviosa u hormonal. Es un músculo muy potente que late sin parar durante toda la vida. El sistema óseo es una complicada y perfecta estructura que está formada básicamente por 206 huesos. Junto al sistema articular y el sistema muscular forman el aparato locomotor. Los huesos y otras estructuras rígidas están conectadas por ligamentos y unidas al sistema muscular a través de tendones. Otro componente del sistema óseo son los cartílagos, que complementan su estructura. Cartílago: Tejido conjuntivo blanquecino, sólido, resistente y elástico que forma el esqueleto de algunos vertebrados inferiores y, en los superiores, se añade a ciertos huesos para prolongarlos, o bien contribuye a la forma de ciertos órganos, como laringe, oreja, nariz, etc. El tejido conjuntivo denso es un tipo de tejido conectivo, que se encuentra dentro de los tejidos conjuntivos propiamente dichos. Las funciones generales son la protección, apoyo y sostén de las estructuras del cuerpo.


El tejido óseo es un tejido especializado del tejido conjuntivo, constituyente principal de los huesos en los vertebrados. Está compuesto por células y componentes extracelulares calcificados que forman la matriz ósea. Se caracteriza por su rigidez y su gran resistencia a la tracción, compresión y a las lesiones. La célula osteoprogenitoras o células madre ósea son células indeferenciadas con carácter de fibroblastos. Durante la formación de los huesos estas células sufren división y diferenciación a células formadoras de hueso (osteoblastos) mientras que los preosteoclastos darán origen a los osteoclastos. Osteoblasto Es una célula diferenciada formadora de hueso que secreta la matriz ósea. Se asemeja al fibroblasto y condroblasto con respecto a la capacidad de dividirse. Estas secretan el colágeno y la sustancia fundamental que constituyen el hueso inicial no mineralizado u osteoide. También es responsable de la calcificación de la matriz mediante de la secreción de pequeñas vesículas matriciales las cuales tienen gran cantidad de fosfatasa alcalina. El osteocito es la célula ósea madura, es de forma aplanada como semilla de calabaza, está rodeado por la matriz ósea que secretó antes como osteoblasto. El osteocito es un osteoblasto diferenciado. Los osteocitos son responsables del mantenimiento de la matriz ósea. Poseen la capacidad de sintetizar y resorber la matriz, al menos en forma limitada. Estas actividades contribuyen al homeostasis de la calcemia. Osteoclasto es una célula multinucleada de gran tamaño, cuya función es de resorción ósea. Cuando el osteoclasto está en actividad, descansa directamente sobre la superficie ósea donde se producirá la resorción. Como consecuencia de su actividad, inmediatamente por debajo del osteoclasto se forma una excavación poco profunda llamada laguna de resorción. El esqueleto axial, integrado por el cráneo, la columna vertebral, las costillas y el esternón, constituye el eje central del cuerpo. Este robusto pilar central es la parte más primitiva de sistema esquelético de los vertebrados. El esqueleto apendicular conforma las extremidades del cuerpo (brazos, manos piernas y pies) y es la parte del esqueleto más movible.


El cráneo es el esqueleto compuesto de la cabeza y está formado por 29 huesos. Los huesos del cráneo varían desde simples láminas óseas sin peculiaridades destacables hasta otros huesos más intrincados del esqueleto. Contraerse: contrae sus fibras para producir fuerza. Extenderse: puede relajarse según la necesidad. Ser elástico: puede volver a su forma original o de inicio luego de contraerse o extenderse Movimiento Voluntario Según el distinguido neurofisiólogo Rodolfo Llinás, en respuesta a las condiciones del medio ambiente un organismo como el nuestro sólo puede hacer dos cosas: salivar y moverse. Un movimiento incontrolable es involuntario. son un conjunto de reacciones musculares que se efectúan sin que la persona los realice de manera consciente. Por lo general, estos movimientos se manifiestan en la forma de temblores, tics, espasmos, entre otros. Por esta razón, también se lo denomina movimiento corporal involuntario. Este tipo de movimientos puede presentarse prácticamente en cualquier parte del cuerpo, incluidos el cuello, el rostro y las extremidades. Falange Hueso pequeño y largo de los varios que forman el esqueleto de los dedos de la mano o del pie.

CIBERFRAFIA.

http://aprende.colombiaaprende.edu.co/sites/default/files/naspublic/g08-cieb2-s5-doc.pdf http://www.medigraphic.com/pdfs/rma/cma-2017/cmas172b.pdf https://www.lifeder.com/movimientos-involuntarios-ser-humano/

GLOSARIO  
GLOSARIO  
Advertisement