Issuu on Google+

38

Coordenadas

DVD

Delicatessen Director: Jean-Pierre Jeunet POR: DANIEL ZUBILLAGA d.zubillaga@siithinktank.org

O comes o te comen, quien la haya visto ya, sabrá de lo que hablo, quien no, delicatessen es definitivamente un must seen para todos aquellos a los que nos gusta el cine con tintes surrealistas y un tanto absurdo, aunque no necesariamente incomprensible; vamos, no se trata de Ereserhaed de Lynch, pero sí tiene ese “no sé qué” que sólo algunas pocas películas logran Protagonizada por “Dominique Pinon” interpretando a un payaso retirado en busca de empleo llamado Louison, y dirigida por “Jean-Pierre Jeunet” (director de Amélie), esta comedia negra es en realidad un tanto difícil de describir y no porque tenga una trama complicada. Sólo imaginen plano-secuencias que recorren cañerías de un edificio antiguo y derruido, estos planos, acompañados de armonías musicales generadas por los

Director: Vincent Gallo

oculto, 2005)

POR: ALAN ESTEFAN TORRES a.estefan@siithinktank.org

The Brown Bunny es un filme que explora la soledad, la pérdida y la búsqueda por llenar el vacío existente después de una experiencia traumática. Vincent Gallo genera una analogía entre la monotonía y el plano secuencia, entre la transgresión y el sexo. Bud Clay (Vincent Gallo) es un motociclista profesional que emprende un viaje de New Hampshire a California para volver a competir, su viaje, lo lleva

Director: Michael Haneke a encontrarse con mujeres que pueden ayudarlo a olvidar su soledad, pero se da cuenta que solo existe una mujer de su pasado que puede llenar ese vacío: “Daisy” (Chloë Sevigny). Además de escribir, dirigir, producir, fotografiar y editar, Gallo nos entrega una de las mejores actuaciones en su carrera. Su interpretación se convierte en un reflejo desgarrador del desencanto, la desesperanza, la desilusión y la soledad. Aunque haya sido un filme mal recibido por la crítica y satanizado en muchos aspectos (gracias a una escena con alto contenido sexual), The Brown Bunny logra que reflexionemos acerca de nuestro lugar en este mundo lleno de dolor, tristeza y desencanto.

POR: LUIS FEREGRINO twitter: @luisferegrino

Georges, un presentador de un programa literario en televisión, y su esposa Anne viven en París. La pareja comienza a recibir videos anónimos que muestran grabaciones de su hogar y de sus actividades cotidianas. Reciben también dibujos violentos que parecen haber sido hechos por un niño. El terror de la pareja se intensifica por esa amenazante vigilancia conforme avanza la historia, y salen a flote los secretos del pasado de Georges. Michael Haneke, de quien se estrenó este año la desgarradora Amour, crea con Caché un ambiente desasosegante

Coordenadas

sonidos del mismo inmueble, van poco a poco descubriendo a los personajes excéntricos que habitan en él; de golpe, sin darte cuenta, te encuentras frente a un universo surrealista generado también por la sugestiva y bien realizada fotografía de Darius Khondji (Seven, Midnight in Paris) que generando un entorno postapocalíptico con tonos fotográficos saturados complementa perfectamente la actitud de la cinta. Y ¿de qué se trata?, bueno, siguiendo con la línea sugestiva de la película, les daré algunas pistas. Aparentemente fuera del edificio existe una guerra vegetarianos vs carnívoros, con algunas guerrillas viviendo en el alcantarillado. Esto, entre otras cosas, ha hecho que la gente de la edificación tenga que adaptar (insospechadas para algunos de los que ahí viven) nuevas formas de vivir. El héroe, un artista circense que en el mundo real sería el único loco, es aquí el único cuerdo; el antagonista, un carnicero que alimenta a sus inquilinos a cambio de granos que se han convertido en la moneda de cambio, terminará invariablemente confrontándose con Louison.

Caché (El observador

The Brown Bunny (2003) Muchas veces no sabemos cómo lidiar con situaciones que se encuentran fuera de nuestro alcance. El duelo se convierte en el némesis de muchas personas al ser un parte aguas en nuestra existencia. Una muerte, una separación, un cambio; todos estamos condenados a una vida llena de barreras que atacan nuestra estabilidad emocional.

39

para el espectador. Dos escenas en particular: una que te dejará en shock durante varios minutos, y el final que es perturbadoramente abierto y te dejará en shock durante días. Caché se trata sobre todo de una importante reflexión sobre la condición social contemporánea, del lugar de Occidente y ‘el otro’. Recomiendo un poco de conocimiento previo de la historia moderna de Francia y de la masacre de París en 1961.


Delicatessen Reseña