Page 11

introducción

»» Son los Nuevos Héroes de la Sociedad. Tienen una Visión Global e Innovar es su Consigna. Conozca cómo se está gestando el nuevo ecosistema emprendedor.

El

escenario: un hotel en pleno centro financiero de Bogotá. Poco a poco la sala se va llenando de personas de todas edades que antes de empezar el evento comparten un café y conversan animadamente. Hablan de proyectos, de la consecución de recursos y del tráfico en sus sitios Web. Antes de lanzarse al mundo de la creación de empresas de raíz digital, algunos eran exitosos empleados en agencias de publicidad, firmas de ingeniería o conocidas multinacionales, acá o en el exterior. El evento descrito es real y se trató de un “demoDay Colombia”, organizado por una de las aceleradoras que están promoviendo y apoyando la cultura del emprendimiento y la toma de riesgos en el país. Además de los proyectos ‘acelerados’, que los emprendedores muestran mediante un “pitch” o discurso, a este tipo de reuniones suelen asistir inversionistas locales y extranjero para eventualmente poner su dinero en ellos, a cambio de una participación accionaria. Hoy, cada vez es más frecuente encontrar iniciativas similares y eventos de relacionamiento dirigidos a la formación y capacitación técnica de jóvenes emprendedores. En un país en el que tradicionalmente las universidades han formado empleados, lo que está sucediendo es promisorio, aunque Colombia todavía está muy rezagada frente a Argentina o Chile, los pioneros en la materia en la región. Hasta hace algunos años, el insumo fundamental estaba: el espíritu emprendedor de los colombianos. A ello hay que agregar el surgimiento de una nueva generación de profesionales egresados de las principales universidades, que no quieren limitarse a ser empleados, o a pasar hojas de vida cuando concluyen sus estudios. Jóvenes algunos, veteranos de mil batallas otros, están ayudando a la creación de un ecosistema que puede contribuir a la generación de riqueza y bienestar en un país rebosante de talento y que tiene más que hidrocarburos y materias primas para exportar.

Así, desarrollar software, piel para injertos, construir pequeños satélites o asociarse con un inversionista extranjero para producir tabletas, se ha convertido en una alternativa profesional más que interesante para muchos emprendedores acá y en el exterior. Y aunque algunos escépticos sostienen que se trata de una moda pasajera, lo cierto es que casos

Alex Torrenegra, uno de los

emprendedores colombianos más exitosos, explica que Colombia parece haber encontrado su propio camino para empezar a consolidar un ecosistema de emprendimiento, al haber renunciado a copiar el modelo de Silicon Valley.

Catalina Ortiz, directora de iNNpulsa, una especie de aceleradora y filial de Bancóldex. “Este 2014 es un año para consolidar lo que estamos haciendo, pues la innovación es un proceso de constancia y mucho trabajo”,

GERENTE 2014

11

como el de Tappsi y los que recogemos en esta edición, demuestran que hay razones para ser optimistas, aunque todavía queda mucho camino por recorrer. “Necesitamos crear la base de una nueva cultura empresarial, que la gente se arriesgue a crear nuevas empresas que sean referentes en materia de innovación, es decir, casi que un cambio de chip”, explica Francisco Manrique, presidente del Consejo Directivo de Connect Bogotá, una iniciativa surgida hace tres años desde la alianza Empresa-Universidad-Estado con el fin de promover esa nueva cultura del riesgo y hacer de la ciencia y la tecnología los motores de la economía. ¿Se nace emprendedor o por el contrario, es necesario profundizar en la formación para el emprendimiento? Como siempre, aunque la educación sigue siendo clave, algunos autores como el economista Xavier Sala I Martín, de la Universidad de Columbia, explican que las grandes ideas empresariales no necesariamente están asociadas a sectores de punta sino a actividades milenarias como el circo (Circo del Sol), el vestido (Zara), los muebles (Ikea), el vino (todo el sector en Australia) o el café (Nespresso o Starbucks). “Eso no quiere decir que la investigación y el desarrollo en sectores de punta no sea importante, pero sólo el 8% de las ideas empresariales proviene de científicos. El 92% proviene de los trabajadores (Amancio Ortega, fundador de Zara, era un vendedor de camisas), estudiantes (Mark Zuckerberg creó Facebook siendo estudiante) o incluso de artistas callejeros (como Guy Laliberté, creador del Circo del Sol)”, subraya Martín al explicar que todos los países y todos los sectores pueden y deben innovar para poder progresar.

De Silicon Valley a ‘Arepa Valley’

En un artículo publicado en abril en el Wall Street Journal, Alex Torrenegra, uno de los emprendedores

Profile for Zulay Rodríguez

Revista Gerente Colombia 193  

Emprendedores 2014

Revista Gerente Colombia 193  

Emprendedores 2014

Advertisement