Page 1

ejemplar gratuito

4

revista literaria


Revista

www.facebook.com/RevistaZoque

Espacio publicitario disponible Tlf. 610 038 406 mail: zoque@mitaddoble.com


Sumario

4 Portada

Narrativa

4 Divorcio taichi y otros electrodomésticos. 7 Entre silencios. 13 Puede.

Poesía

6 Si juntas las palabras que no llegan con las que llegan. 10 17 de septiembre de 1980. 12 Amores.

Columnas

14 Spoiler.

Contraportada Vos sos poesía. Autor: Alexandre Ríos Martín Título: Flying fish, dive books Sitios web: http://arekusan.deviantart.com/ http://areku-desingblog.blogspot.com.es/ http://www.brushartdesigns.es/ http://alexandre-areku.daportfolio.com/

Revista Zoque

ISSN 2174-565x

Mitad doble ediciones

Deposito legal:

Málaga, España.

MA 1370-2011

©De los autores

colaboraciones a:

www.mitaddoble.com

zoque@mitaddoble.com

Dirección: Gabriel Vargas Zapata Ayudante de dirección: Augusto López Dirección de arte: Daniel Garralón Correcciones: Pilar Arijo

zoque 3


Divorcio Taichi y Otros Electrodomésticos

Por Celia Bautista Fotografías de Nacho Mayorga

Siempre he sido una cobarde incapaz de asumir mis errores. Equivoqué la elección de marido, mi suegra me lo preguntó hasta cuatro veces: ¿Seguro que te quieres casar con mi hija? Que ilusa fui, me llevaba al más guapo, pero también al que mejor imitaba a Raffaella Carrá. No me conformé con un solo hijo, Rafalito, me empeciné en ser una buena esposa y no descansé hasta que Carola me reventó el útero. ¿Seguro que son de él? Hasta el día de su muerte me apremió con sus dudas. Pobre mujer, la echaré de menos, era la única que compartía mi secreto. El día que Serafín me contó lo que su madre siete años antes me había vaticinado, fingí estar muy atareada con la aspiradora. —Apenas te oigo cariño, luego me cuentas. —Le alcancé su chaqueta y lo animé a que se fuera a tomar unas cervezas con su amigo Enrique. Durante la cena, el alboroto de los niños aplazó retomar lo que yo aparentaba no haber oído. Desde aquel día uso escoba y recogedor.

4 zoque

La separación fue amistosa, me lo cedió todo, no hizo falta que mi abogada sacara a relucir los trapos sucios de nuestra ruptura. El bufete se encontraba en la calle Beso. Nos despedimos con un apretón de manos. Qué hacer con mi nueva vida fue el tema preferido de familiares y amigos. Me hice adicta al regaliz, el chocolate lo tenía reservado para cuando mi libido se subiera por las paredes. Con treinta y siete años, mi madre me visualizaba con la cruz de Cristo sobre mis hombros. ¿Dónde iba yo con dos críos y un matrimonio roto? Mis amigas fueron más delicadas, no se cansaban de ensalzar las sorpresas que la vida me tenía


reservada. Cuando nos despedíamos echaba mano al bolsillo de mi chaqueta y me llenaba la boca de regaliz, ellas corrían apresuradas a sus hogares, buscaban con la mirada a sus maridos y con la tranquilidad de tener la casa como Dios manda cerraban la puerta con llave. Dejé que el tiempo colocara los muebles de mi cabeza en su sitio; me inicié en el mundo del yoga, budismo y taichí, todo a la vez. Guardé mi alianza de casada y empecé a coleccionar piedras esotéricas que dieran un nuevo rumbo a mi vida. Llené mi casa de velas aromáticas y cambié potajes por comida vegetariana. Sufrí las iras de mi

madre cada vez que le devolvía los táper que con tanta grasa y cariño preparaba —Al menos, dáselo a mis nietos, ¿qué culpa tienen los pobres de que a su madre se le haya atrofiado el sentido común? Lo último acabo de hacerlo esta mañana, cogí toda mi ropa de casada, la metí en una maleta y me dirigí a la estación de autobuses. Saqué billete para la otra punta del planeta, entregué al chofer el ticket y deposité mis cosas en el portaequipajes. —Por favor, —le dije al conductor, — cuando llegue a su destino, tirela a la basura. De vuelta a casa entré en unos grandes almacenes, con la tarjeta pagué el artículo que tan amablemente me había despachado el dependiente. Ahora estoy junto a él, sentada en el sofá de casa planificando qué hacer. Pienso que el tiempo pasa rápido, los niños pronto se harán mayores y volarán del nido, para entonces, mi nueva aspiradora y yo tendremos un largo pasado que limpiar.

zoque 5


Si juntas las palabras que llegan con las que no llegan Por Bernardino Contreras Ilustración de Alexandre Ríos Matín

Detrás del último no va nadie. Que me quedé esperando. Ven palabra, ven a mí cuando miro por encima de mi hombro el vacío sonríe. Ven palabra, que nos vamos a entender sé que estás ahí, no seas orgullosa Hoy no quiero ganar, no quiero perder ven tonta, juguemos no tengo todo el tiempo o sí. Tengo cosas que hacer. Me están llamando y no vienes cuando me canse de esperarte cuando me haya ido vendrás y no habrá nadie te encontrarás con el sitio. Ya me dirás una palabra sola con los tiempos que corren. Voy a contar hasta tres. Uno, Dos... es broma te espero lo que haga falta tómate tu tiempo. Aquí estoy al borde de la nada agarrado a la barandilla de todo.

6 zoque


Entre silencios Por Pilar Arijo Fotgrafia de Martín Rojas Hoy he borrado todos tus mensajes, toditos todos, así, de golpe, sin arrepentimientos. Se han ido al cementerio de las palabras vacías, donde descansan eternamente las frases que nada dicen, que nada sienten. Le he dado a una tecla, solo un gesto, y se han marchado sin dejar el menor rastro, como si fueran sueños caídos sobre la almohada. He tirado mis cigarrillos, toditos todos, así, por la ventana, y pienso en no pensar. Para esquivar mis actos, me entretengo mirando el irregular vuelo de una mosca. Los dedos se crispan sobre la mesa sin tener nada que hacer, tamborilean en la madera con un sonido desacompasado y oigo mi voz que habla y dice: “Conmigo no juegas”. Algo se rompe, no sé qué, muy adentro. Me levanto y miro al suelo, quiero encontrar el camino de baldosas amarillas, alejarme de tanta realidad. Todas, toditas mis palabras, las guardé en un cajón, están dobladas como esa ropa que jamás usarás, así, entre espliego y membrillo, como hacían las abuelas para espantar las polillas. Siento ganas de fumar y ganas de leerte, repasar de nuevo frases grabadas en la memoria, aprieto los dientes y repito: “Conmigo no juegas”. Desgrano los días, toditos todos, flotando entre mares de silencio, quisiera nadar hasta

la orilla y contarte una de mis historias. Empezar: Repartía migajas de cariño como quien da de comer a los pájaros, restos de ternura que le sobraron en la madrugada. Entonces, tú me mirarás y pensarás que, todas, toditas las palabras hablan de ti. Y dirás: “Conmigo no juegas”. Echo de menos un cigarrillo entre los dedos, echo de menos tu voz. Entre silencios pasa la tarde. ¿Quién será capaz de tensar más el arco? No consigo encontrar el camino de baldosas amarillas. Escribo algunas letras y las borro. Pienso en no pensar. Saldré a la calle y compraré cigarrillos. Luego, rescataré tus mensajes del cementerio de las palabras vacías, donde descansan las frases que nada dicen, que nada sienten. Así, de golpe, toditos todos, sin arrepentimientos.

zoque 7


8 zoque


zoque 9


17 de septiembre de 1980 Por Gustavo Zapata

¿He llegado tarde? ¿O mi alma no estuvo para cristalizar la llama de su desesperanza? Tenaz, codicioso, me haya envuelto en la más loca de mis razones. Mientras exista, mientras existo, existirá mi posibilidad de amarle. Allí viene a mecerse con la noche su sonrisa. Y la recuerdo, trémula, hiriente, escapada de sus dientes. Despiértame de enredaderas noches en las que ansío amarte. Tenme a tu lado, como esperanza abierta a mis esfuerzos fallidos. ¿De qué estamos hechos? ¿Para qué estamos hechos? ¿De amor? ¿para sobrevivir ilusiones? No me cobijo entre durmientes estrellas para soñar, lo hago, para contemplar y animar mi triunfo tardío. Soy transmutante. Conocedor de sentimientos. Por eso aspiro y te convido a que nos amemos.

10 zoque


teatro | c贸mic | poes铆a | ilustraci贸n | narrativa | fotograf铆a | ensayo

Haz tu pedido en: revista@mitaddoble.com www.mitaddoble.com zoque 11


Amores Por Rosa Ortega

Hay amores de azufre que adormecen con su olor al resto de los sentidos. Y amores de vidrio, aparentemente transparentes e Ă­ntimamente deformes. Hay amores de piedra que golpean lo que besan. Y amores de escarcha que, pegados a las alas, las vuelven tremendamente pesadas. Hay amores de bruma que se esconden en lo que buscan. Y amores sin nombre que se nos cuelan en los espejos. Hay amores de esquina y camuflaje con los pies en la tierra y las manos distantes. Amores de ciudad con ruidos de fondo y silencio en las paredes. Todos ellos con las mismas limitaciones, con los mismos retos que cualquier amor. Todos ellos compartiendo la certeza de su innata decadencia.

12 zoque


Puede

Por Mary Iribarren Ilustración de Natalia Buscaglia

Me pregunto cuántas horas de mi pensamiento te pertenecen. A ti que transitas en tus días de calma y orden. A ti que no lo mereces. A veces, con poco conseguimos mucho. Como esa espuma blanca de mar que se entrega en cada ola. Manos llenas y en un instante vacías de nuevo. Puede que te pida en las tormentas, cuando el calor me desvela o en los vagones de tren. Puede que pida una calle con tu presencia aleatoria, espontánea y llena. Puede... pero ahora, simplemente respiro y continúo.

zoque 13


Spoiler Querido FANCINE He estado disfrutando como loco del último Festival de cine fantástico que organiza la Universidad de Málaga. Oportunidad esta única para acceder a películas de las que de otro modo, nunca hubiéramos sabido nada. Y reivindicación, como no, del movimiento friki. Este año se llevó a cabo durante ocho días, del 22 al 29 de noviembre, con el cine Albéniz como sede principal. Comencé con Deranged, un filme surcoreano que mezcla horror, sensacionalismo e incluso un poco de humor. Junkie, extremadamente metafísica y excitante, y Citadel fueron con diferencia de lo mejor del encuentro. Ambas a concurso. Continué con películas como Midnight son, una interesante revisión del género de vampiros, y The wild blue yonder, un falso documental de tono poético con el que no pude parar de reírme. Vi películas como The day, una realización impecable que mezcla canibalismo, sectas, zombies, gore e incluso algo de western, Lovely Molly, una sangrienta y patética historia de amor y violencia domestica, y películas harto cómicas como la irlandesa Grabbers, que se presentó en la sección “Informativa”, y la mejicana Pastorela que iba a concurso, mi gran favorita de hecho, para

14 zoque

Por Gabriel Vargas Zapata

el máximo galardón, que finalmente fue a parar en manos de la sobrevalorada Excisión. Finalmente, en el último día de programación, FANCINE 2012 nos deleitó con una copia en 35 mm., traída de no sé dónde, de Faraón de Kawalerowicz, maestrísima obra que lució en la sección “El ocaso de las culturas”. Estos pases, debo añadir, estuvieron intercalados de café y bufanda, porque también fueron noches casualmente frías en esta Málaga más acostumbrada al sol. Como siempre, fueron días inolvidables llenos de sangre y bichos raros, seres que llevaremos por siempre en nuestros abiertos corazones. ¡Hasta el próximo otoño querido FANCINE!


zoque 15


Vos sos poesía. Silueta y verso. Poesía al fín. Sos la fígura de mis palabras, el cuerpo que exclama y llama. La piel que visto, que exuda frases profanas. Vos sos poesía, y punto fínal. Marcos Mendoza Saavedra

Revista Zoque Nº 4  

Revista literaria de distribución gratuita, editada en Málaga por la editorial Mitad doble

Revista Zoque Nº 4  

Revista literaria de distribución gratuita, editada en Málaga por la editorial Mitad doble

Advertisement